Tractatus lógico filosófico sobre los principios básicos del

cocktail o refresco

En un buen vaso, grande de tubo, a mi me gusta filosóficamente de tubo, dos cucharadas de azúcar (glucosa pura) que sacian y reducen inmediatamente el cansancio,.. las revolvemos con un buen chorro de limón o sea  el jugo de un limón que no se por que lógica será pero el limón da la sensación de frescor... (Cuando un líquido se enfría y tiene limón parece aún mas fresco vamos re-fresco), fresquísimo, Ea le añadimos un otro tanto de algún concentrado de licor, no he dicho tipo ni marca, Que le suena con Ron pues póngale lógicamente Ron yo lo tomo con Brandy y está de miedo... Le damos una buena batida con una cuchara, ... con un batidor,... con una coctelera, y.... ¡tachán!  lo rellenamos hasta el borde de agua limpia y fresquita,  que ya  refresca sola de por sí,.. en otros tiempos agua de azahar para dar aroma...

- ¿Bueno verdad?, ala, ahora te tomas otro e intentas leer  " LUDWIG WITTGENSTEIN "

nota: Los cubanos dicen que es "mojito",  aunque en vez de tratarse de un combinado puro se trata de una variante del "guarapo", combinado in situ,.. se estruja la caña de azucar  el liquido se precipita sobre una barra de hielo que lo refresca, (prácticamente un desayuno o merienda), pero nos faltan dos ingredientes por los que se  cobraba aparte  si los pedía el señorito en la lógia, un chorrito de limón  para realzar el frescor y un chorrito de ron par reconfortar, si el señorito dejaba propina, o, ahora, si el cubano es anticastrista igual le pone unas hojitas de hierbabuena. Con posterioridad derivó en el "puro mojito" con el que engañaban al heminguay, a falta de caña que estrujar le atizaban la cucharada de azucar y restregaban las hojas de hierbabuena contra el azucar con la cuchara rompiendo mas profundamente el olor...  Por la huerta murciana se hacia con agua de azahar y aguardiente, y dicen las malas lenguas que la receta es árabe, aunque yo la he leído como variente del hidromiel en los textos griegos, Alejandro gustaba de tomar la hidromiel con zumos y licor de dátiles... pero eso son otras historias que habrá que contar...

home