ALOE

 

Nombre científico: Aloe vera     otros nombres zabira (del árabe çabira), zabila, zabida, zadiba, pita zabila
Hábitat: Originaria de la India, se encuentra también el norte de África y más raramente en el sur de Europa. Es citada ya por Plinio el viejo 27-5 Aloe Vera como una planta maravillosa para cicatrización, así mismo la cita que ya entonces se cultivaba por ello en macetas

Recolectar: Las hojas cada 6 meses. Solamente 2 o tres hojas por planta.  El acíbar se obtiene a partir de la savia de las hojas, se las hace un corte de modo que la secreción pueda recogerse en un recipiente, dejándolas exudar un líquido acuoso de sabor muy amargo, el jugo fluye con facilidad. Se condensa el líquido poniéndolo al fuego o al baño María. quitándoles  la espuma se le vierte en otro recipiente en el que se solidificará. Así es como llega al mercado en forma de preparados galénicos (gotas, píldoras, supositorios, etc). Es raro Y NO ES ACONSEJABLE el empleo del áloe puro.



Las especies del género de los áloes son casi siempre leñosas, pero con las hojas grandes y carnosas, dispuestas en grandes rosetones y con una espina recia en su extremo, armadas de otras espinas marginales más pequeñas. Echan uno o diversos bohordos axilares que rematan en hermosos ramilletes. Las flores son tubulosas,  las seis piezas que forman la cubierta floral se sueldan todas entre sí en un tubo generalmente recto o encorvado algunas veces. Estas flores suelen tener color rojizo, anaranjado o amarillento. Los estambres son también seis, con largos filamentos que arrancan del fondo de la flor, debajo del pistilo. El fruto es una cápsula de paredes inconsistentes.


Principios activos:

Ácidos: ,ascórbico, aspártico, aloético, fórmico, glutamínico, esteárico y palmítico.
Aceites esenciales: Cineol, cariofileno, pineno,
Minerales: aluminio, calcio, fósforo, magnesio, potasio, zinc.
Aminoácidos : Aloína, aloesina, arginina, barbaloina, glicina, glutamina, histidina,
serina, Tiamina


Para gastritis y úlceras gástricas Laxante y purgante: 0,03 gramos laxante, 0,1 gramos purgante, no tomar mas de 0,5 al dia como las medidas, son muy pequeñas NO se RECOMIENDa TOMARLO INTERNAMENTE SIN PRESCRIPCIÓN MÉDICA y mejor que sea de un laboratorio


antisépticas, bactericidas, anti-inflamatorias , hidratantes y regeneradoras. El acíbar Aplicado sobre la piel, resulta ser uno de los mejores remedios contra la curación de las heridas, llagas, úlceras, quemaduras, picaduras de insectos etc. de ahí que entra en la composición de muchas cremas para el cuidado de la piel, habiéndose demostrado su poder de curación en la soriasis, acné juvenil. se ha demostrado el poder de curación del jugo del aloe vera en la curación de la quemaduras producidas por radiaciones. Se utiliza como protector solar y regenerador de las quemaduras por exposición al sol. ( Se puede utilizar directamente sobre la piel, una vez removida la epidermis, en forma de emplastos. También existe la posibilidad de machacarla, convirtiéndola en pasta, una vez removida la fibra) ( Otra posibilidad consiste en utilizar el gel de las hojas frescas que se obtiene cortando una hoja con un cuchillo bien afilado y , por la parte que no tiene corte, ir apretándola hasta obtener el líquido que puede aplicarse sobre la piel. )

Crema natural de aloe vera

Ingredientes: dos partes de pulpa de Aloe, otra parte de cera, otra de Manteca de cacao, también puedes sustituirla por por manteca natural de cerdo, unas cuatro de Aceite de almendras dulces dicen que es el mejor, contra mas ligero y transparente sea el aceite mejor para una crema pero si usas de oliva virgen también funciona solo que queda mas turbia y unas gotas al gusto por ejemplo una de cada de Aceite esencial de lavanda, romero, salvia y tomillo. Preparación: la pulpa del aloe vera bien triturada, la cera de abeja una vez esté rayada y la manteca de cacao también rayada. Se añade el aceite de almendras dulces y se pone en un bote al baño maría hasta que se mezclen bien con el aceite la cera y la manteca de cacao, agitarlos si es preciso para que se deshagan bien los componentes sólidos, luego, añadir de 2 a 4 gotas esenciales de cualquiera de los aceites esenciales mencionados y en caliente verter el contenido en botes mas pequeños de crema, moverlos con un palito mientras enfría para que la pulpa del aloe no se suba arriba y quede una crema homogénea. Enfriar y guardar al abrigo del calor y la luz


Amigdalitis: Igualmente podemos realizar gargarismos con la preparación anterior para combatir las anginas.

MANTENIMIENTO Y CULTIVO

El Aloe Vera, tiene dos enemigos naturales: el exceso de agua y el frío por debajo de lo 0ºC. Es muy resistente a la plagas y a la falta de agua. Para su cultivo, es mejor hacerlo en maceta de barro en vez de plástico. Este lo llenaremos con tierra normal de jardín con un 50% de turba, a partes iguales. En el fondo pondremos un drenaje de dos dedos de grava. Se cubrirá la planta hasta el nacimiento de las hojas, esperando un par de semanas, para empezar su riego, así dará tiempo a cicatrizar sus heridas durante el trasplante. Situar la planta en lugar soleado y cálido, donde tenga mucha luz de sol. En el invierno, la protegeremos del frío. Su reproducción mediante hijos que le nacen alrededor. Cuando estos tengan una altura de cuatro dedos, se han de separar de la planta adulta. Lo podemos hacer de dos maneras: Hurgando con los dedos, hasta encontrar su unión de madre e hijo, y la otra, sacándola totalmente de la maceta, separándola de la madre con más precisión y con todas sus raíces, aprovechando así, para recortar las raíces de la planta madre, si es que las tiene demasiado largas, y añadiendo abono vegetal orgánico en la tierra al plantarlo de nuevo. Hay que recordar, que no se puede regar durante las dos primeras semanas después de su transplante. Los hijos se dejan secar las heridas, durante un par de semanas, sin exponerlos al sol directamente, pudiendo plantarlos individualmente en maceta. Hay muchos tipos de Aloe. Para evitar, que la planta se pueda polinizar por otra clase de Aloe y las semillas se vuelvan híbridas, hay que asegurarse que no hay otros aloes cerca (recordar, que el viento es un agente polinizador muy activo). Si no se tiene la seguridad que esto pueda suceder, hemos de cortar la vara de la flor a media altura, por debajo de donde están las flores, antes de que se abran. El resto de la vara, lo sacaremos fácilmente, cuando esta quede seca. Todas las plantas de Aloe tienen propiedades curativas, sobre todo las adultas de tres años aproximadamente desde que han hecho la flor.

EN BELLEZA

El Aloe es un ingrediente importante en muchos productos de belleza Penetra en las tres capas de la piel: epidermis, la dermis, la hipodermis, y expulsa las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las enzimas, estimulan la reproducción de nuevas células. También es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel. Cuando se usa con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la medida de los poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje. Como el Aloe es astringente, se ha de combinar su uso con una crema hidratante, preferentemente que lleve Aloe entre sus componentes. Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol, si se usa por un periodo largo de tiempo. El aloe, utilizado después del afeitado, da buenos resultados, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Así usando una loción después del afeitado, dará una sensación de gran alivio. Igualmente, en este sentido, es muy eficaz utilizado después de la depilación: evita erupciones, granitos y rojeces, cerrando rápidamente los poros dilatados. También es muy efectivo en la prevención o eliminación de pequeñas estrías. Es importante, la hidratación de la piel con aceite o crema después que el aloe haya penetrado en la piel. Recomiendo la tienda del Jabón el jabón de Aloe Vera y Té

Cura del cuero cabelludo y cabello
El jugo del Aloe Vera, se puede utilizar como champú, fijador y acondicionador, con notables resultados tanto para el cabello, como para el cuero cabelludo. Cogiendo un trozo de hoja, se le sacan los bordes espinosos, y lo cortamos por la mitad. Nos lo pasaremos, bien por toda la cabeza. Este, una vez seco, lo podemos dejar un rato, o bien toda la noche. Al día siguiente, lo aclaramos con agua, y el Aloe dará brillo, fuerza y protección a los cabellos. Las enfermedades del cuero cabelludo, la grasa y la caspa, se tratan directamente, con jugo de Aloe.

Higiene bucal. Afta. Herpes labial
Chupando un trozo de pulpa de Aloe Vera con constancia, es un buen remedio para los dientes que sangran y que estén hinchados. Aligera el dolor de muelas y rebaja los flemones. También es preventivo de las caries y protege de los elementos agresivos que desgastan, a lo largo del tiempo, el esmalte de los dientes. El afta, es una inflamación que afecta a las membranas de la boca, especialmente en los niños y en jóvenes; es tan doloroso que interfiere en la alimentación. Se recomienda que después de tener la pulpa de Aloe en la boca, se mastique y que se lo traguen, para que beneficie el paladar, el esófago y el estómago. Se ha de hacer más de una vez al día. Para el herpes labial, hemos de aplicar el aloe, sin el sérver, ya que este es cáustico. Para eliminarlo, hay que lavarlo con agua, frotándolo con los dedos. Dentífrico: El jugo de la planta posee un valor tonificante y astringente, resultando muy útil en casos de gengintivitis, aftas u otras afecciones de la boca ( enjuagues con el zumo de la planta diluido al 50 % en agua ) para fijar el calcio en afecciones dentarias y óseas,
 

Home << + plantas