HISTORIA DEL ARTE ANTIGUO,
WINCKELMANN

. Traducción 1º edición, lectura parcial de 28 a pagina 164 son del traductor en francés, pdf. 1,4 Gigas bajar  luego venía el índice, como en los libros modernos va al principio ahí lo pongo, y el libro empieza en 202 hasta 1047, luego la localización de obras, y desde la 1157 está la lista de suscriptores
 

La localización actual de las obras, encontradas, la pueden hacen en la

Guía del arte
 


A su alteza
Prólogo del autor

ÍNDICE de ARTÍCULOS DE LA HISTORIA DEL ARTE DE LA ANTIGÜEDAD.


LIBRO PRIMERO.
El arte considerado en su esencia.
Capítulo I. Del origen del Arte, y de las causas de la diversidad en los pueblos que lo han cultivado.
I Idea General de esta historia.
II. Idea general del arte entre los egipcios, etruscos y griegos.
III. Origen, el progreso y la decadencia del arte entre los griegos.
IV. El comienzo de la escultura del arte.
V. El origen del arte en diferentes naciones.
VI. El Arte en el Antiguo Egipto, y debido a esto la antigüedad.
VII. Tras el descubrimiento, del arte original,
Grecia, donde las piedras y columnas compuestas, Primeros simulacros.
VIII. formación progresiva de las figuras.
En la cabeza.
B. La indicación de género .
C. La formación de las piernas.
IX. Semejanza de las figuras primeras entre los egipcios, etruscos y griegos.
X. La duda en contra de la opinión establecida de que los griegos sacaron los elementos del arte entre los egipcios.
A. mitología que se reclama que los griegos han aprendido de los egipcios.
B. Diversas prácticas colocando las inscripciones en las estatuas.
XI. Progreso de Arte de cómo hacer las acciones de las figuras. Capítulo II. Los diferentes materiales utilizados en las obras de escultura.
Introducción.
I. La arcilla, materia prima utilizada por los artistas.
A. Estatuas de terracota.
B. Modelos de estatuas de terracota y relieves.
C. jarrones de la terracota.
II. Figuras de madera.
III. Artículos Yvoire.
IV. Figuras de piedra: en el principio no se emplean que los del país.
V. Mármol, y sus diversas especies.
A. Mármol figuras: al principio lo usan para los extremos.
B. mármol estatuas pintadas.
VI. Figuras de Bronce.
VII. El arte de labrar las piedras preciosas.
VIII. Cristalería.
A. Vidrio ordinario, de los distintos vasos.
B. Teselas de vidrio para pavimentos.
C. obras realizadas con compuestos vasos Y colorido.
D. pasta de vidrio, moldeado como piedras grabado.
E. Jarrones de vidrio decorados con figuras en relieve.
Capítulo III. Influencia climática, una causa importante en la diversidad del Arte de las Naciones.
Introducción.
I. La influencia del clima en la configuración de los hombres.
A. La influencia del clima en general.
B. La influencia del clima en los órganos del idioma.
C. Conformación de los egipcios.
D. Conformación de los griegos y los italianos.
E. Desarrollo de la belleza en el clima caliente.
F. Singular belleza de los griegos.
G. Prueba belleza especial de los griegos.
II. La influencia del clima en la forma de pensar de los pueblos.
A. Manera de pensar en la gente de Oriente Medio.
B. Manera de pensar de los griegos en general.
a. Los jonios.
b. Los Atenienses.
C. Diferencia en la educación y en la constitución política de los pueblos naciones.
D. diferencia en los Griegos.
E. diferencia en los Romanos .
F. De la disposición de la gente del norte para el arte.
G. Aplicación Particular de estas reflexiones.
LIBRO SEGUNDO.
DEL ARTE EN LOS EGIPCIOS LOS FENICIOS Y LOS PERSAS
Capítulo I.
Del Arte entre los Egipcios.
I. Características de los egipcios en el arte, las diferentes causas.
A. De la forma y el color de su cara, y la estructura de su cuerpo.
B. El estado de ánimo de su pensamiento.
C. Leyes, costumbres y religión de los Egipcios.
D. A partir de la poca consideración del juicio de sus Artistas.
E. La falta de conocimiento de sus artistas.
II. Estilos de arte de los egipcios.
A. estilo antiguo.
a. Dibujo del desnudo, y el carácter de este dibujo en general.
b. Personajes partes del cuerpo, y sobre todo de la cabeza.
c. Manos y pies.
d. La forma en que debe tener en cuenta las figuras egipcias.
e. La configuración particular de las Deidades Egipcias y sus atributos,
aa. Deidades con una cabeza de animal,
bb. Forma humana de la Divinidad,
cc. Deidades subidas en barcas,
dd. Esfinge.
f. Formas de las figuras vestidas.
aa. El vestido.
bb. El peinado,
cc. El zapato.
B. El posterior estilo del Arte Egipcio.
a. Dibujo del desnudo, y el carácter de este dibujo.
b. Notas especiales y generales como este dibujo.
c. Dibujo de figuras vestidas,
aa. La túnica y el vestido,
bb. El abrigo.
cc. El manto de Isis.
C. Imitaciones de los egipcios en general.
a. Sentencia por relativamente pocas obras dibujo,
aa. Estatuas,
bb. Bajorrelieves.
cc. Canopos y grabadas piedras.
b. juicio sobre el ropaje. II.
De la parte mecánica y de la técnica en los egipcios.
I. De la Escultura de los egipcios.
A, De la manera de trabajar de los escultores egipcios.
B, De la ejecución de las estatuas por los escultores egipcios.
C. Las figuras talladas en piedra y tratadas como bajorrelieves.
D. Los diferentes materiales utilizados por Egipcios.
a. Obras de terracota.
b. Los productos de madera.
c. Manufacturas de piedra,
aa. Granito.
bb. Basalto,
cc. Alabastro.
dd. Pórfido. Dos especies
1. Buscando en el país la generación de pórfido.
2. Estatuas de pórfido,
ee. La breche de Egipto.
ff El Mármol.
gg. El plasma esmeralda.
d. Obras en Bronce;
II. Pintura de las Momias egipcias y su pintado.
A. La práctica de la pintura entre los egipcios.
B. Pinturas y dibujos de los edificios.
III. Conclusión de este Capítulo.
Del Arte entre los fenicios y los persas.
I. Del arte de los fenicios.
A. Desde el clima, la configuración, la Ciencia, el lujo y el comercio fenicios.
B. En la forma de sus deidades.
C. En sus obras de arte.
d. A partir de sus prendas.
E. Del arte entre los Judíos.
II.El Arte de los persas.
A. Monumentos Persas en el Arte.
B. Configuración de los persas.
C. Causas de varios del poco de progreso en el Arte de los persas.
a. Su aversión a ver el desnudo.
b. De sus prendas.
c. Prácticas religiosas.
D. Del Arte de los partos.
III. Observación general sobre el Arte de los persas.

LIBRO TERCERO.
Arte de los pueblos etruscos
Capítulo I.
Historia Antigua de los etruscos, en relación con el arte, reflexión sobre el carácter de este pueblo.

Introducción.
Relación I. Historia Antigua etrusca con el arte.
A. Arte traído por las colonias a la Etruria Griega.
B. La mitología y la historia griega, representados como los monumentos etruscos.
C. Circunstancias de Etruria, en comparación con Grecia después de la guerra de Troya.
II. El carácter de las revoluciones etruscos, y salidas de Etruria.
Arte de los etruscos en particular, y sus obras aún existentes.
Introducción.
I. Observaciones sobre las todavía existentes obras de arte Etrusco.
A. Desde los etruscos propia forma de calcular los dioses y héroes.
a. Dioses en general.
b. Dioses con alas.
c. Dioses armados con rayos.
d. Representación especial de algunos dioses.
e. Representación especial de algunas diosas.
B. Indicación de las principales obras etruscas.
a. Las pequeñas figuras de bronce, y los animales.
b. Estatuas de bronce.
c. Estatuas de mármol.
d. Bajorrelieves.
e. Piedras grabadas.
C. Las figuras talladas en bronce.
g. Pinturas encontradas en las tumbas
Urnas etruscas y pintadas.
C. Para los aficionados el pergamino falso, que refiere Urnas etruscas de pórfido.
II. Reflexión sobre el estilo de los Artistas etruscos.
A. Observación General sobre el estilo etrusco.
B. Grados y etapas diferentes del estilo etrusco.
a. El antiguo estilo y sus personajes.
b. La transición del antiguo al estilo al posterior.
C. A partir del segunda estilo y su carácter en general.
a. Carácter de este estilo, demostrado por los monumentos.
b. Paralelismo de este estilo con el diseño de los Maestros de la escuela Toscana.
D. Desde el estilo de los artistas posteriores etruscos. Capítulo III
Arte de las Naciones vecinas de los etruscos,
Introducción.
I. Samnitas.
II. Los volscos.
III. Campanos, en quien los griegos introdujeron el sabor de las Artes.
Medallas
A. Campania.
B. jarrones de terracota de tierra, tanto como campanos
Griegos.
a. Estos jarrones etruscos no son, como algunos han argumentado Antigüedades.
b. Jarrones campanos en particular.
c. Vasos griegos en general, con inscripciones en griego.
C. colección de jarrones de Campania y griegos, cuya mayoría se encuentra en Nápoles.
a. cerámicas de la Biblioteca Vaticana.
b. cerámicas Conde Maslrilli.
c. cerámicas Sr. Porcinari.
d. cerámicas del duque de Noia.
e. cerámicas Sr. Hamilton.
C. cerámicas de Mengs.
g. Singular Jarrón Príncipe de Anhalt-Dessau.
D. jarrones que se encuentran en Sicilia.
a. jarrones que están en Girgenti.
b. jarrones que están en Catania.
c. Aclaración sobre este tema.
E. Uso de jarrones.
a. Jarrones depositados en las tumbas.
b. jarrones utilizados en los juegos públicos.
c. Jarrones empleados para decoración.
F. Pintura y Dibujos de estos vasos.
G. Descripción de un jarrón de la colección de M.Hamilton.
IV. Indicación de algunas figuras de la isla de Cerdeña.
Sección Conclusión de los etruscos.

LIBRO CUARTO.
El Arte en los griegos.
Capítulo I.
Razones y causas del progreso y superioridad de los griegos respecto a otras naciones en el arte.
Introducción.
De la influencia del clima en general.
A. De la influencia del clima sobre la configuración ventajosa de los griegos.
B. La influencia del clima como el carácter moral griegos. De la Constitución Política de los griegos, favorable con el Arte.
A. libertad.
B. ejercicios, y méritos recompensados con estatuas.
C. El pensamiento de los griegos, formado por el espíritu de la libertad.
III. La estimación de los griegos por los Artistas.
IV. Empleo del Arte.
V. Escultura y Pintura en la avanzada
antes que la Arquitectura de Grecia.
Capítulo II.
De la esencia del arte.
Introducción.
I. A partir de la elaboración del desnudo sondeando en la belleza.
A. belleza en general, o una idea negativa de esta calidad.
B. idea positiva de la belleza.
C. Capacitación en la belleza de las obras de Arte, o la belleza individual.
D. La belleza individual de la juventud.
E. La belleza ideal, que consta de las zonas más hermosas.
F. Belleza y eunucos los hermafroditas ideales.
G. La belleza caracterizada por las formas de animales.
II. Deidades juveniles de configuración.
A. dioses masculinos y sus diferentes grados de la juventud.
a. Sátiros, faunos o jóvenes.
b. Antiguos sátiros, Sileno y el Dios Pan.
c.
Juventud y Configuración de Apolo.
d. Descripción Genio de Villa Borghese.
e. El joven Mercurio.
f. El joven Marte.
g. El joven Hércules.
h. El joven Baco, combinado con los eunucos, en un Baco barbudo
III.La configuración de los Dioses de la virilidad.
A diferencia de un Hércules y Hércules -Hombre-Dios.
a. Júpiter.
b. En Esculapio.
c. Serapis, o Plutón.
d. Centauros.
e. Neptuno.
f. Otros dioses marinos.
B. Idea de la belleza en las figuras de los héroes.
C. Idea de la belleza como debe ser en las figuras de los héroes,
a. Idea de la belleza de las figuras del Salvador.
IV. La configuración de las diosas.
A. De la belleza de las diosas superiores.
a. Venus.
aa. Descripción de la Venus de Médici.
bb. La Venus celestial.
cc. Desde la mirada de Venus,
dd. Venus cubierta.
b. Juno.
c. Palas.
d. Diana.
e. Ceres.
f. Proserpina.
g. Hebe.
B. Continuación, Diosas menores de la belleza.
a. Las Gracias.
b.
Las Horas.
c.
Las Ninfas.
d.
Las Musas.
e.
Las Parcas.
f.
Las Furias.
g.
Las Gorgonas.
C.
La belleza de las Amazonas.
D.
La belleza de las máscaras femeninas.
V. Conclusión de la revisión general de la hermosa forma.
Capítulo III.
Expresión y proporciones.
Introducción
Expresión y facción en las figuras.
A. Máxime Artistas en la expresión.
a. El silencio y la calma.
b. La expresión de calma, combinado con que pasiones.
c. Decencia en general.
d. Decencia en las figuras de bailarines.
B.
Decencia en la expresión de las figuras divinas, relativamente tranquilas y de descanso.
a. Júpiter.
b. En Apolo.
C. A partir de la expresión de la decencia.
a. En Apolo y Baco.
b. Deidades del sexo.
c. Personas afectadas.
d. Sátiros, faunos o jóvenes.
D. A partir de la expresión en figuras humanas
tiempos heroicos.
a. Niobe y las hijas.
b. El Laocoonte.
c. De Filoctetes.
d. En el Ajax.
E. De la expresión en las figuras de las mujeres
tiempos heroicos.
a. Medea.
b. En Hécuba.
F. expresión en las figuras personas
dignidades incorporadas.
a. De emperatrices.
b. Emperadores.
Observaciones generales
G. La expresión de las pasiones violentas.
H. expresión en la mayoría de los libros
Artistas Modernos.
II. Proporciones en general.
A. Juicio de Vitruvio en las proporciones de las columnas.
B. Determinación positiva de hombre.
C. Errores de réplica de algunos autores, con respecto a la medición del pie.
III. De la composición.
Capítulo IV.
De ahí la belleza de partes del cuerpo humano,
Introducción.
I. De la cabeza.
A. A partir de perfil.
B. Desde la parte delantera.
C. el pelo en general,
a. La frente y el pelo.
aa. El pelo de la cabeza de Hércules,
bb. El pelo de la parte frontal de Alejandro.
D. Del falso nombre de una cabeza en una piedra grabada.
a. Que esta cabeza representa Hércules en Omphale.
b. La evidencia de la moda de los lidios.
c. Explicación de una pintura similar en un jarrón de terracota.
Cabezas E. Hilo.
F. Los ojos y la belleza de su forma en General.
a. Ojo de la belleza en las cabezas ideales.
b. Belleza de ojos Divinidad,
aa. Los párpados.
bb. Ceja y personajes de su belleza,
cc. Refutación de las cejas que se unen.
G. La boca,
H. La barbilla.
I. Orejas en general.
a. Orejas de luchadores, o Pancratiasles.
K. El cabello.
a. Comparación de cómo modelan el pelo los artistas antiguos y modernos.
b. El pelo de sátiros y faunos.
c. Apolo y Baco.
d. Pelo de la juventud.
e. El color de pelo.
II.La belleza de las extremidades de las figuras.
A. De la belleza de las manos.
B. rodillas y las piernas de belleza.
C. De la belleza de los pies,
III. La belleza de las superficies del cuerpo.
A. pecho masculino.
B. Los senos en las mujeres.
C. Dentro de la parte inferior del cuerpo.
IV. Consejos generales con los objetos analizados en estos Capítulos.
V. El diseño de animales de los maestros griegos.

Capítulo V. Del dibujo de figuras vestidas.
Introducción.
I. Ropa de las mujeres.
A. Las prendas de tela.
a. Otras telas ligeras.
b. Algodón.
c. La seda.
d. Tela.
e. Hojas de oro.
B. Las diferentes formas y tipos de ropa en las mujeres.
a. La túnica.
b. Del vestido, y en particular del vestido cuadrado.
aa. Desde el vestido con mangas estrechas y alargadas.
bb. Cómo enrollar el manto y poner el cinturón,
cc. Del cinturón o la Cintura de Venus,
dd. Figuras con el cinturón.
C. El Mantón de las mujeres, su forma  circular.
a. Del mantón cubierto con borlas
b. Como ponerse el abrigo.
CL XVIII TABLES
c. Doble mantón de los cínicos.
d. Otra forma de tirar la capa de las mujeres.
e. Abrigo corto de la Mujer griegos.
C. El supuesto velo de las vírgenes vestales.
D. La manera de doblar la ropa de las mujeres.
E. El color de la ropa.
a. Color de ropa de las Divinidades.
b. Ropa de color Reyes, Héroes y Sacerdotes.
c. El color de la ropa de luto.
F. Vestidos en otras partes del cuerpo, y
Primero, en lugar de la cabeza.
a. El velo.
b. El gorro de las mujeres mayores.
c. El sombreo.
G. Los zapatos
a. El coturno.
H. La elegancia y el adorno del vestido
a. De la ropa ornamentales.
b. La elegancia y la gracia del ajuste.
I. El pelo y otras partes del ornamento de la cabeza
a. Pendientes.
b. Observaciones de orejas perforadas.
c. Adorno encima de la frente.
d. Adornos en los brazos.
e. Adornos en las piernas.
II. Ropa de las figuras humanas.
A. La prenda inferior, o túnica,
a. De la forma de la túnica.
b. Pantalones de.
B. Du
página 182
B. La capa corta.
a. El manto.
b. El chlaina.
c. Paludamentum.
d. De mantón largo.
e. La toga romana.
C. Del ajuste de los extremos,
de la cabeza.
a. El sombrero
b. Cabeza cubierta con la toga.
c. Del zapato.
d. sandalias.
e. los sombreros.
III. observación general del diseño en las figuras vestidas

Capítulo VI.
El progreso y la decadencia del arte entre los griegos, produciendo cuatro tiempos y cuatro estilos diferentes.
Introducción,
I. El viejo estilo.
Monumentos del viejo estilo.
a. Medallas.
b. Mármol.
B. Naturaleza del viejo estilo.
C. Observaciones como imitaciones del viejo estilo.
D. en el estilo de preparación superior.
II. El alto estilo.
A. superior estilo de caracteres.
Estilo superior
B. Monumentos conservados en Roma.
III El estilo hermoso.
A. estilo de caracteres de la belleza.
B. La flexibilidad del diseño.
C. Gracia.
a. La primera gracia, o la gracia sublime.
b. La segunda gracia o gracia atractiva.
c. El tercero a través o con el niño y dibujo.
d. Indicación de dos estatuas, en forma de la alta gracia y la gracia atractiva.
D. Las figuras de los niños.
IV. Decadencia y Caída del Arte, causada por diferentes causas.
A. El espíritu de imitación.
B. El extremo acabado en accesorios.
C. La introducción del estilo egipcio.
D. estilo de caracteres en la decadencia del arte.
E. De la cantidad de bustos en comparación algunas estatuas.
Idea
F. Base de la belleza en los últimos tiempos
Art. Urnas
G. funerarios que datan casi todos momento posterior.
H. obras ejecutadas en las provincias de el Imperio Romano.
I. En el buen gusto que permanece en la decadencia del arte.
De un extraordinario monumento y deforme, a cargo de artistas griegos.
L. Resumen de los contenidos de este Capítulo.
La parte mecánica del arte de los griegos,
Introducción.
I. La forma de operar en diferentes escultores
materiales.
A. Clay.
B. yeso.
C. Marfil, plata y bronce.
ción de inot Toreutice.
D. Piedra.
explicación
E. mármol. Estatuas de mármol hacen generalmente de un solo bloque.
a. Primer borrador de las estatuas.
b. El apoyo a las ubicaciones remotas.
c. Última mano dada a las estatuas, en iBit
el pulido, rediseñando con iBit
P herramienta.
d. Maniobra del Laocoonte.
e. Mármol negro.
f. Alabastro.
g. Basalto.
h. Pórfido y jarroness hechos de la vuelta.
F. Restauración de objetos antiguos, especialmente los de mármol.
a. Reparación de las piezas defectuosas de una figura.
b. Observaciones en los tiempos de estas restauraciones.
página 185
G. El ouvtages bronce.
a. En preparación para la fundición de bronce.
b. Los moldes en los que nos echan jettoit.
c. Cómo derretir y conectar de fusión.
d. De la soldadura.
e. Bronce con incrustaciones funciona.
f. El bronce verdoso.
H. dorado en general.
a. De las dos formas de marrón.
b. Como el dorado mármol.
I. incrustaciones de ojos.
K. Observe las mejores figuras y estatuas de bronce.
a. Bronces gabinete Herculano.
b. Bronces palacios y gabinetes de Roma,
Los Bronces de la Villa Albani.
d. Bronces de Florencia.
e. Bronces de Venecia.

f. Bronces de Nápoles.
g. Bronces que se encuentran en España.
h. Bronces que están en Alemania.
i. Bronces en Inglaterra.
II. Medallas Laborales.
A. medallas totales.
B. forrado medallas.
III. Piedras preciosas grabadas.
A. El trabajo de las piedras preciosas.
B. Observación especial sobre piedras finas.
página 186
C. Indicación de algunos de los más bellos piedras grabadas.
a. Jefe incisión.
b. Las figuras incisas.
c. Cabezas en relieve.
d. Las figuras grabadas en relieve.
IV. Relieves en general.
Capítulo VIII.
Desde la Pintura del Ancestros. Introducción.
I. Descubrimiento de pinturas antiguas en la pared.
A. Las pinturas que se han encontrado en Roma que él y sigue siendo sólo destinos.
B. Pinturas conservadas en Roma.
C. Las pinturas de Herculano Gabinete.
a. Descripción general de algunos grandes cuadros.
b. Particular descripción de cuatro mesas pequeñas.
c. Observe otras pinturas de la misma clase.
d. Descripción de dos hermosas pinturas del templo de Isis en Pompeya.
II. Si estas pinturas fueron hechas por griegos maestros o los romanos?
III. La pintura real y especialmente los colores.
A. pintura monocromática llama.
a. Pintura monocromática en blanco.
b. Pintura monocromática Ae en rojo.
c. Pintura monocromática como jarrones terracota.
B. A partir de su capital en los colores.
C. pinturas ejecutadas sobre las paredes en General.
a. Figuras de colores de contorno.
b. Luces y sombras.
c. Nota especial como la forma de operar.
D. pintado estatuas.
IV. El carácter de algunos antiguos pintores.
V. De la decadencia de la pintura entre los antiguos.
VI. Pintura mosaica.
A. De los dos tipos de mosaico.
B. el uso del mosaico.
Conclusión.
LIBRO QUINTO.
Arte entre los romanos.
Capítulo del Revisión de la supuesta estilo romano de Arte,
I. Las obras de la escultura romana.
A. Los artículos con inscripciones romanas.
B. Los artículos con el nombre del artista.
II. A imitación de los Etruscos Artistas y griegos.
A. La evidencia proporcionada por un jarrón de bronce que los Romanos imitaron los etruscos.
III. Esa idea errónea acerca de un estilo romano
Arte proviene de dos causas:
A. De la falsa explicación de los temas de arte.
B. Desde el respeto mal entendido para producciones Griegos.
página 188
Capítulo II.
Historia del arte Romano
La Historia del Arte en Roma bajo los reyes.
II. Arte en Primeros tiempos de la República.
III. Arte hasta la decimonovena cien Olimpiada.
IV. Arte después de la Segunda Guerra Púnica.
V. arte después de la guerra contra el rey Antíoco.
VI. Arte después de la conquista de Macedonia.
Conclusión del segundo volumen.
página 189
TERCERA. - LIBRO SEXTO.
Revoluciones P Arte
Capítulo del Arte considerada de acuerdo a las circunstancias externas de la época.
Introducción.
I. Notificación de los artistas más famosos de Primeros
arte hasta el momento de Fidias.
II. Escuelas de Arte.
A. Escuela de Sición.
B. Escuela de Corinto.
C. Escuela de Egina.
III. Estado político de Grecia, poco antes de Fidias.
IV. Atenas libre de sus tiranos, prepara el siglo hermoso
Cartas y Artes.
A. El éxito de los atenienses contra los persas.
B. Progreso del poder y el coraje de los atenienses y otros griegos.
C. Araña Artes y Letras en Grecia.
página 190
D. Progreso P Arquitectura y Escultura, causado por la recuperación de Atenas.
E. Artistas y arte de la época ..
Capítulo
T Att desde siglo II.
Fidias hasta la de Alejandro.
Introducción.
I. arte antes de la guerra del Peloponeso.
A. Observación General sobre el Arte y los Artistas de ese tiempo.
a. Fidias.
b. Alcamenes.
c. Agoracritus.
II. Arte durante la Guerra del Peloponeso.
A. araña de Poesía y Arte durante este guerra.
B. Obras de Arte y Artistas en esta guerra.
a. Policleto.
b. Scopas.
aa. Niobe: ¿Se se trata de una obra de Scopas o Praxíteles?
c. Pitágoras.
d. Ctésilaiis, y especialmente la supuesta Gladiador morir.
e. Myron. Duda sobre su antigüedad.
f. Alta Myron.
g. Eso apoteosis de Homero puede no salir de ese tiempo. Hìst.de f Arte. T.I.
página191
III. Ordenar del Arte por la desgracia de Atenea.
A. La restauración de la libertad de Atenea.
B .. Los artistas de la época.
a. Canachus. El examen de la edad y estilo de este artista.
aa. Desde el Apolo Canachus, con un halo como la cabeza.
b. Naucidès.
c. Dinomene.
d. Patroclo.
IV. Arte después de la guerra del Peloponeso.
A. Desde el Arte y Artistas tras la batalla de Mantinea. Escultura,
a. Praxíteles.
B. Pintura.
a. Pánfilo.
b. Eufranor.
c. Parrasio.
d. Zeuxis.
e. Nicias.
Capítulo III.
Arte bajo el reinado de Alejandro.
Introducción.
Circunstancias I. Exteriores de Grecia.
A. Estatuas y Drives en piedras preciosas.
a. Lisipo.
b. Agéíàndre, Polidoro Atedesnudoro y Autores Laocoonte.
aa. Descripción del Laocoonte.
c. Pyrgoteles.
B. pintores
página 192
B. Pintores.
a. Apeles.
b. Aristide.
c. Protogenes.
d. Nicómaco.
C. retratos de Alexander en general.
a. Jefes de Alexander.
b. Estatuas de Alexander.
c. Historia de Alejandro como relieves.
D. retratos de Demóstenes.
Capítulo IV.
Tarta de la muerte amarga de Alejandro hasta el final de la libertad Grecia.
Introducción.
I, De Arte Primeros locos sucesores de Alejandro.
A. Revoluciones de Grecia en general y Atenas y en especial en relación con el art.
a. Arte loco Cassandra.
b. Arte loco Demetrio Poliorcetes.
B. Obra de arte de la época.
a. Medalla del rey Antígono Sotero.
b. El toro farnese.
c. Retratos Presuntas del rey Pirro.
II. Trasplante de Arte de Grecia a otros países.
A. Del arte en Egipto loco Ptolomeos.
a. Obras griegas realizadas en Egipto
aa. Basalto,
bb. Pórfido,
CC. Medallas.
página 193
b. Consideración sobre el Arte y la Poesía ese momento.
B. A partir de las Obras maestras asiáticas locos seléucidas.
III. Suites événeraens de Grecia hasta la restauración de las Artes.
A. Bases de aqueo confederación.
B. Nueva Constitución de Grecia por la asociación aqueo.
C. Guerra aqueos contra los Etolios, y la furia de ambas partes contra las obras de Arte.
IV. Floreciente Estado del Arte en Sicilia durante las Guerras y La devastación de Grecia.
V. Estado florecimiento de las artes reyes locos de Pérgamo.
VI. La restauración de arte de la paz concluido enire Etolios y aqueos.
A. Los artistas de la época, y especialmente de Apolonio, el Maestro del torso,
a. Descripción torso, o la Hercules Belvedere,
aa. Falso juicio sobre esta estatua.
VII. Nueva decadencia del arte, y la pérdida de la libertad Griegos.
A. Jack y bolsa de Corinto.
B. Presunta estatuas de la época.
C. pillaje de obras de arte de los romanos.
VIII. Decadencia del Arte de los extranjeros. trasplantado en los países Una Caída
página 194
A. Caída de arte bajo los reyes griegos de Siria.
B. fin del arte griego en Egipto refutación Vaillant y otros.
Capítulo V.
Arte en jusqu1 romana Auguto griego del siglo.
Introducción. La Restauración de Arte de Syracuse en Grecia y los romanos.
A. Tabla de Grecia después de las guerras de Mitrídates.
B. Tabla de Gran - Grecia.
C. Tabla de Sicilia.
II. El arte griego fue sede en Roma en la época de la República.
A. Presunta retrato de Escipión.
B. Presunta escudo de Escipión.
III. Del arte griego durante la dictadura de Sila.
A. Artes protegido por Sylla.
a. Templo Fortuna y mosaico de Prénesle.
b. Dudas contra las explicaciones que se han hecho del mosaico de Palestrina.
c. Nueva explicación de este mosaico.
B. De los romanos de lujo considerado el principio de progreso de Arte en Roma.
página 195
IV. Arte griego bajo Julio César.
A. Los artistas griegos en Roma y Artistas libertos.
a. Otros grandes artistas griegos.
b. Critón y de Nicolas, estatuas atenienses.
c. Artistas permanecieron en Grecia.
B. Obras de ese tiempo, y sobre todo los dos Reyes cautivos del Capitolio.
a. Estatua de Pompeyo.
b. Retrato de Sexto Pompeyo como una piedra grabado.
c. Retratos Presuntas de Marius.
d. Busto de Cicerón en Mattei palacio.
e. Publio Clodio fingió estatua.
f. Retratos Presuntas de César.
Capítulo VI.
Parte del siglo de Augusto a la de Trajano.
Introducción
I. De la locura griega Arte Augusto.
A. obras públicas de Augusto en general.
a. Explicación de la estatua llamada erróneamente Quinto Cincinato.
b. Estatuas e imágenes de Augusto.
c. Estatuas -llamado de Cleopatra.
d. Piedras grabadas.
e. Retrato de Marco Agripa.
f. Conjetura como una cariátide Diógenes de Athenc.
g. Las obras de Augusto Arquitectura loco.
página 196
h. Tumba de M. Plautio cerca de Tivoli.
io. Nafons Tabla del Sepulcro.
k. obras de arte recopiladas por Asiuius Pollio.
l. Desde Vedio Polión casa de campo como Pausiìipe.
II. Arte en el reinado de Tiberio.
A. El sabor de Tiberio.
B. Monumentos Arte loco Tiberio.
a. Básica Pozzuoli, o Pouzol.
b. Presunta estatua de Germánico.
III. Arte en el reinado de Calígula.
A. Calígula sigue siendo Grecia
a. Retratos de Calígula. Sus estatuas,
IV. Arte en el reinado de Claudio.
A. Busto de Claudio.
B. De grupo falsamente llamado Arie y Peto.
a. Explicaciones falsas de este grupo.
b. Lo más probable explicación para esto.
C. De grupo falsamente el nombre del joven Papirio y íà madre.
a. Razones que impiden que pueda grupo de Papirio y representar a su madre.
b. Razones que me hacen dudar de que grupo Representatividad y Fedra Hipólito y Pensé avois.
c. Razones que me hacen creen que grupo Electra y Orestes representa.
p. Indicación de una Pamfili
Otra Electra desde la Villa V.
página 197
V. Del arte en el reinado de Nerón, y su sabor en general.
A. retratos de Nero y personajes ese momento.
a. Las presuntas cabezas de Séneca.
b. La supuesta estatua de Séneca Villa Borghese.
c. En la cabeza de la Villa Albani, falsamente llamado el retrato del poeta persa.
B. Estado del Arte bajo Nerón.
C. Estado del Arte en Grecia, despojado de su estatuas.
a. Descripción del Apolo de Belvedere.
aa. Esta falsa noción de Apolo, dado por el escritor Inglés.
b. Descripción de la estatua de un guerrero llamado falsamente Gladiador Borghese.
aa. Sentimientos sobre esta estatua.
VI. Arte bajo Galba, Otón y Vitelio.
VII. Arte Tito loco.
IX. Arte loco Domiciano.
A. Desde el templo como Palas Palladium Foro.
B. Trofeos Capitolio.
C. Retratos de Domiciano.
D. Del arte de Grecia.
página 198
X. Arte loco Nerva.
A. Desde el Foro de Nerva.
B. Retratos de Nerva.
C. Estatua de Epafrodito.
Capítulo VII.
arte bajo Trajano años hasta su decadencia loco Septimo Severo.
Las causas de la restauración de arte IBus Trajano.
A. Los artistas que parecen haber florecido en ese momento.
B. Monumentos criado por Trajano.
C. obras realizadas en la época de Trajano.
D. Desde el arco triunfal Ancona.
E. Situación en Grecia.
II. Arte Adriano loco.
A. Desde el sabor del amor y Adriano a las Letras y las Artes.
B. Artes en Grecia alentados por la construcción de grandes edificios decorados con estatuas.
a. Adriano predilección por Atenea.
b. Las Artes alentado por Herodes Atticus.
C. monumentos erigidos por Adriano en las ciudades de Italia.
a. Teatro de Capua.
b. El magnífico mausoleo de Adriano en Roma.
página 199
D. Desde la casa de Adriano en Tívoli.
a. Estatuas de la Villa Adriana.
b. Tabla de mosaico que representa a las palomas.
c. Descripción de otros dos mosaicos descubiertos en Pompeya.
E. comentario sobre el dibujo en el arte Adriano General.
a. Egipcios trabaja imitaciones hechas Adriano loco.
b. Funciona en sabor especial Greek &
Centauros del Capitolio.
C. retratos de Antinoo.
aa. Busto de Antinoo de la Villa Albani.
bb. Colosal Cabeza de Antinoo Mondragone.
cc. Otros retratos de Antinoo.
F. Descripción de Meleagro Belvedere, falsamente llamado Antinoo.
G. Retratos de Adrian.
Adrian G. medallón.
Arte locos Antoninos.
A. Generalidades Comenta este artículo
B. edificios planteados por Antonino.
C. En una estatua de Tetis.
a. Descripción de Tetis Albani.
D. y Medalla bajorrelieve Faustina.
E. unos bustos de estos emperadores.
F. bronce estatua ecuestre de Marco Aurelio.
G. De la estatua de Aristide el retórico.
página 200
H. monumentos de Herodes -Atticus.
I. estatuas erigidas Abuso a las personas los entusiastas se merecen.
K. Desde el sabor de Marco Aurelio.
IV. Mad Arte Cómodo.
A. Estado del Arte en el reinado de Cómodo.
B. A partir de la estatua Belvedere, llamado falsa Hercules - Cómodo.
C. A partir de la estatua del palacio Farnese, llama falsos gladiador Cómodo.
Capítulo VIII.
Parte desde Septimio Severo, hasta su último hechizo en Roma Y En Constantinopla
Introducción.
La decadencia del arte bajo Septimio Severo,
monumentos públicos de IES. probado
II. Arte en el reinado de Caracalla.
III. Arte en el reinado de Heliogábalo.
IV. Arte en el reinado de Alejandro Severo.
Desde la urna sepulcral, la urna falsamente llamado
Alejandro Severo.
B. A partir de la estatua de San Hypolite.
V. estatua del emperador Pupieno.
A. idea falsa sobre el arte en general, del siglo tercero.
VL Decadencia Arte y Gallien y los treinta tiranos.
página 201
VII. Consideración de Arte bajo Constantino.
A. pinturas que acompañan a Virgilio y Terence Vaticano.
B. El mausoleo de Constantino, el sarcófago pórfido y mosaico en el mismo.
C. Observación de la arquitectura de la época.
VIII. Estado del Arte en el Este y en Roma.
IX. Atenas y la decadencia, la ruina de Roma.
X. las pretendidas estatuas de Justiniano y Bélisairc.
XI. Última destino de obras de arte en Roma.
XII. Última suerte de las obras de arte en Constantinopla.
Conclusión de la historia del arte
página 12

A su alteza Leopold-Frederic François príncipe de Anhalt-Dessau

MI SEÑOR Queriendo hacer homenaje a su alteza con la Historia del arte, en esta nueva forma, sólo quiero cumplir como Autor, siguiendo las inclinaciones desde mi corazón. Los principios contenidos en este libro son conocidos. ya que estos están sirviendo como una guía en Roma obras maestras de inspección  Antigüedades, Winckelmann ha desarrollado y conducido a la perfección. Sensible a las marcas de estima y confianza que usted le tiene y que le ha demostrado y lleno de admiración de tantas raras cualidades que aún no le ha visto alumbrar, que dibuja en sus cartas a sus amigos los sentimientos de veneración que le Inteligencia le inspira. Penetrado en los mismos sentimientos para su Alteza, se rinde Winckelmann a su talento. La amabilidad que siempre me ha hecho el honor y ha sido para mi una fuente de estímulo para llevar a cabo este trabajo. Independientemente de su buen e iluminado gusto,
página 13
que brilla en todos los monumentos de arte que usted tiene, y que existen, gracias a que usted los posee, monseñor. Esta valiosa propiedad, que revela los más preciado de los hombres, y que da mérito de príncipe, de ser amado por aquellos que le son cercanos, y ser querido de sus súbditos. Una vez más, es testigo y espectador, sin que yo pueda estar en su presencia. Es Waerlitz, un lugar placentero creado por usted, de quien admiramos su buen gusto, independiente de la moda, y que encanta por sus virtudes sociales, que ganan los corazones: es allí que están su Alteza Real, la señora princesa, que es simplemente la señora del castillo, lleno de bondad para los que van que estarían encantados de quedarse. - Pero aquí el miedo me aprieta mi corazón: Yo se que ese corazón odia la adulación cortesana, siendo que la mayoría sólo alaban, yo corro el riesgo de ser más breve, y no quedar como ampuloso.
Quedo con el más profundo respeto, a mi señor, su muy humilde servidor.
página 14

 

PREFACIO DEL AUTOR

La Historia del Arte Antiguo, que publico, no es una simple narración cronológica de evoluciones encontradas, sino con el sentido histórico en el más amplio significado que tiene en la lengua Griega. Mi propósito es, dar una precisa disertación de teoría del Arte.
En los dos primeros volúmenes de esta obra, he tratado del arte de los pueblos antiguos. En el primer volumen, después de hablar de origen del Arte entre las diferentes naciones que lo cultivaban, discuto en particular de los egipcios y los etruscos. En el segundo, me ocupo específicamente del arte de los Griegos, siendo el objeto principal de toda la publicación.
El tercer volumen contiene la Historia Arte con más sentido, pues se dice de la historia de la fortaleza que experimentado en relación a las circunstancias externas, sobre todo entre los griegos y los romanos.
Pero, me siento especialmente predispuesto en toda esta obra, para discutir de la esencia del arte.
página 15 sin el objetivo de la historia de los artífices buscaré lo suficiente las noticias históricas compiladas por otros en cuanto a los monumentos artísticos, capaces de responder sobre lo preciso, sobre todo en el tercer volumen.
El objeto de esta Historia del Arte razonada es justo volver a su origen, para descubrir el progreso y los cambios en el camino a la perfección, y cuales son los motivos del declive y caída hasta su extinción.
Una historia del arte que busque estos principios debe reconocer los diferentes estilos y diversas características de los pueblos, del tiempo y Artistas: ellos deben contarnos los hechos, en la medida de lo posible, desde los tiempos de la antigüedad hasta que llegaron los primeros nombres.
aparecieron algunas obras bajo el título de Historia del Arte, pero sobre arte ha habido poca cosa. La Los autores de estas obras, que no tuviesen suficiente estudió sobre la materia, solo pueden ofrecernos repeticiones. Son pocos los escritores que nos hacen conocer de la esencia del arte. La mayoría de los que tratan sobre la Antigüedad, se ocupan solamente de discutir sobre las cosas que se prestan para hacer brillar su erudición. Cuando hablan de arte, siempre lo hacen así, se prolongan en la alabanza general,
página 16 o fundan sus juicios en falsos principios. Como la Historia del arte de Monnier, o las traducciones de libros de Plinio, conocidos bajo el título de la Historia de la Pintura antigua de Durand. Nosotros encontramos en el mismo rango, el Tratado ingles de La pintura antigua de George Turnbull.
De Cicerón aprendemos que Arato había hecho un famoso poema sobre la Astronomía, sin conocer los elementos de esta ciencia, pero yo dudo que el mismo griego fuera capaz de escribir dignamente del arte, sin tener unos conocimientos razonables.
En vano buscarán nociones de arte en los libros lujosos con títulos ampulosos y que se han publicado hasta ahora, y que contienen las descripciones de estatuas antiguas.
La descripción de una estatua deberá exponer las razones de porqué ella es hermosa e indicar la característica de su estilo. Por lo tanto debe conocer partes del arte para apreciar su producción. Pero, ¿En qué obra se encuentra indicado en que consiste la belleza de una estatua? ¿Qué sabios juicios lo han examinado con los ojos de un artista iluminado? La mayor parte de las descripciones de este tipo difícilmente son mejores que las de Calístrato: un sofista superficial que ha descrito diez o más estatuas que el no ha hecho, los seguidores nunca han visto una sola figura. Nuestras ideas se estrechan
página 17

a la lectura de la mayoría de estas descripciones, donde lo grande se hace pequeño.
Nos informa si es producción griega o una presunta obra romana, que deciden comúnmente luego de ver la ropa, o antes de la bondad de trabajo.
Un manto sobre el hombro izquierdo de la figura, debe demostrar que el trabajo es de la mano de un griego, E Incluso hecho en Grecia
(1). ¿Acaso no aconsejaron buscar la patria del Maestro de la estatua de Marco Aurelio en la crin de la cabeza del caballo? porque se ha encontrado cierto parecido con un búho, y se imaginó que la estatuaria se utiliza para indicar el signo de Atenas con nobleza (2). Una buena Figura si no se viste como senador, se dirá que es griega, pero hay estatuas todavía senatoriales hechas por maestros griegos de renombre. Hay un grupo en la Villa Borguese llamado Coriolano con su madre. De esto podemos concluir que esta obra se ha hecho en la época de la República (3), Por esta idea se le da menos valor. Y porque se ha llamado una estatua la egipcia
(1)Fabretti, Inscript, p. 400.)
(2)Pinaroli, Rom. Ant. mod. N. 293 + P. I. p. ioâ. Spectut. v. 3.)
(3) Ficoroni, Rom. Ant,),


página 18 de mármol de la misma Villa, se quiere ver una obra egipcia en la cabeza, que es de bronce y que en nada indica este estilo, ni la cabeza, ni las manos ni los pies, también de bronce, que es una obra de Bernini.
Esto es lo que se llama ponerle la arquitectura a la construcción. Tal carece de Fundamento que se le diera el nombre del joven Papirio con su madre, al famosa grupo de la Villa Ludovisi (2). Esta designación libre, recibió de los eruditos contradicciones por no decir muchas más tonterías: Abbé Dubos, encuentra en el rostro del joven una sonrisa socarrona (3), Verdaderamente el original no indica ningún rastro de ello.
No es suficiente, para asignar el rango a una estatua, imitar el tono agudo que dijo Bernini con la figura mutilada Pasquin como la más hermosa figura antigua
(Baldinucci, vita del Caval. Bernini p. 13.). Cuando avanzamos estas cosas, hay que motivar el juicio. Podríamos poner por igual ya puestos la Meta Sudante frente al coliseo (Eliminada por Musssolini 1936) por el modelo como ejemplo de Arquitectura antigua.
(0 Maffá, stat. ant. n. 79.
(2) Ibid.n. 63.
(3) Résl. sur la Poës. y la Peint,T. 1. p. 399.

página 19

Otras personas han necesitado una sola letra para nombrarnos al Maestro audazmente (1) Uno de estos que se dicen conocedores luego después de haber pasado por alto los nombres de los artistas e varias estatuas, y especialmente de Papirio y de su madre, o más bien de Orestes y Electra que afirmó Germánico Versalles, nos da el Marte de Jean de Boulogne de la Villa Médici como una estatua antigua En otro lugar no hace conocer una buena figura describiendo bastante mal una estatua antigua, es decir, el pretendido Narciso del Palazzo Barberini, y nos dice fábula de este desafortunado hombre, enamorado de sí mismo (4). Tal autor nos da una descripción de tres estatuas en el Capitolio, la Diosa de Roma, y dos Reyes Cautivos de Tracia (5): este hombre nos cuenta una historia sobre numidia. Los griegos le dirían aquí: "Leucon dice llevar una cosa pero su burro porta otra".
Las descripciones de otras Antigüedades repartidas por las galerías de Roma y en las casas de campo de los alrededores, casi única para hacernos
(1) Capae. Antiq.. Campan. p. 10.
(2) Maffei, stat. ant. n. 30.
(3) Monts. Diar. Ital. p. 222.
(4) Tetii Aedes Barber. p. 185,
(5) Braschius, de Trib Stattues c, 13. p, 125 página

20 aumentar nuestros conocimientos de arte. Pero luego de hacer reflexión, son más capaces de engañarnos que de instruirnos.
Richardson, que nos dio una descripción de edificios en Roma cercanos, como los adornos y estatuas que contienen, hablando de todas estas cosas como un hombre que las hubiera visto en sueños. Hizo pocas estancia en esta capital, pues hay muchos palacios que el no ha visto en absoluto, y otros que vió una vez, como él mismo admite. Sin embargo, su libro a pesar sus defectos, sigue siendo lo mejor que tenemos en este género. A pesar de que nos de una pintura antigua al fresco como antigua que es de Guido.
Los viajes de Keysler, para ver los trabajos de Arte en Roma y otras ciudades italianas, ni siquiera merecen ser mencionados: porque ha copiado los peores libros de este género, especialmente la de Pinaroli.
Manilli compuso con un montón de cosas, un libro especialmente en el que dice de la antigua Villa Borghese, y Sin embargo, pasó sin mencionar tres piezas muy notables.
(1)Traité de Peint. T2.p.275
página 21
Una es Pentesilea, reina de las Amazonas en Troya con el rey Príamo a quien ofrece su ayuda, otra es Hebe, que privada de la función de presentar la ambrosía de los dioses, postrada a los pies de las Diosas pide perdón, mientras que Júpiter le da su trabajo a Ganímedes. La tercera es un hermoso altar triangular donde se muestra a Júpiter montando en un Centauro que nadie antes que yo había reparado, ya que está colocado en las bóvedas subterráneas del palacio. Yo he publicado estas tres piezas en mis Monumentos de la antigüedad (').
Montsaucon, lejos de los tesoros de la antigüedad, compuso su libro de reminiscencia. Obligado a ver a través de los ojos de los demás, los dibujos, y gravados que que le hicieron cometer grandes errores. Hércules y Anteo el Palacio Pitti en Florencia, obra de segunda fila, con más de la mitad restaurado, no es nada mejor para su vista (2), y para la de Maffei (3), que una obra de Policleto. Él nos da por antiguo, el sueño de mármol negro de la Villa Borguese
(0 Monumenti Ant. Ined. NºII.16-137
(2) Antiqu. expl. T. i. p. 361. Suppl. T. I. p.215
(3) Stat. ant. N. 43.

página 22
pieza que es de
(Alexandro) Algarde; uno de los grandes jarrones también de mármol negro de Silvio de Veletri que coloca junto a la figura del sueño, Al lado de él está como un recipiente para contener un licor soporífero (s), porque debió encontrarlo en un grabado en la misma hoja. Y de las cosas importantes, ¿cuántas olvidó y silenció? Dice que nunca ha visto un mármol de un Hércules con un cuerno de la abundancia; Y sin embargo la Villa Ludovist nos ofrece a este Dios con forma de media Herma, de tamaño natural, y el cuerno es realmente antiguo. Vemos a Hércules de nuevo con el mismo atributo en una urna funeraria rota (3), el fragmento encontrado entre las ruinas de Antigüedades de la casa Barberini, quien lo vendió hace unos años.
(Suprimido de la 1ª edición a esta "traducción" francesa, el siguiente párrafo en cursiva)
Recuerdo que Martin, otro francés se atrevió a decirnos que Grotius no entendió a los setenta intérpretes, y dice con audacia y arrojo que los 2 genios al lado de las urnas antiguas, no significan el sueño y la muerte, en el altar donde aparece así, y con el epígrafe de "Sueño" y "Muerte" que está a la vista en el palacio Albani, y otro, también francés, acusa a Plinio el joven de mentir en la descripción de su villa, cuando los restos le dan la razón"

Hay algún error en los arqueólogos con aprobación pública, que perdura en el tiempo parece haberlos hecho inmunes a cualquier refutación. El Palacio Giustiniani nos ofrece un monumento de mármol redonda, al que se le ha dado la forma de un recipiente por medio de varias adiciones, y que ha sido decorado con una bacanal en relieve. Este libro, publicado por Spon, a menudo fue reproducida y se inserta en varios Libros que se utiliza para explicar arte antiguo.
(i) Antiq. expl. T, i. p.365
(2) Ibi Hist. de l'Art. T.I.
(3) Deser. des Pierr. gr. du Cab. de Stosch. p. 273.b


página 23
Y un lagarto que sube a un árbol lo tiene por conjetura ser de mano de Sauro, que, junto con Batrachus, construyeron el pórtico de Metello, y sin embargo, el trabajo es innegablemente moderno. II es el mismo Spon describe un jarrón en un ensayo especial (') conocedor como ningún hombre de lo antiguo cuando a primera vista se trata de una producción moderna.
La mayoría de los errores de Savans sobre Antigüedades, vienen de la falta de atención que aportan al no ver las reparaciones modernas, por no distinguirlas de las verdaderamente antiguas al reemplazar las partes que faltaban.
Fabretti quería demostrar por un bajorrelieve en el Palacio Mattei, que representa una caza del Emperador Galieno (2) que discutía que las herraduras ya estaban en uso en los caballos a la manera de hoy (5); él no se dio cuenta de que el pie del caballo proporciona la prueba de una restauración hecha por un Escultor ignorante.
Montsaucon, viendo un rollo o un palo que es moderno en la mano de un Pollux y Castor de Villa Borghese, dice que

(1) Discours sur une piece antique du cab. de Jacques Spon.
(2) Bartoli, Admiranda Ant. Tab. 24.
(;) Fabretti de column. Traj. C. 7. p. 225. Cons. Montfauc. Antiq. expl. T.IV. p 79.

página 24
es una alusión a las reglas de los juegos en las carreras de caballos ('). Según el mismo escritor, como moderno es el rollo en la mano del Mercurio de la Villa Ludovisi, ofrece una alegoría difícil de explicar.
Tristán, disertando en la famosa Agatha de San Denis, toma la cinta que sujeta el escudo, supuestamente Germánico con un tratado de paz (f). Whrìght (3) cree un verdadero violín antiguo, en la mano de un Apolo de Villa Negroni, (
No es la villa romana de Lugano, sino, la antigua Villa Peretti, o villa Montalto, en Roma) y también menciona otro violín como tal que se ejecuta en una pequeña figura de bronce conservada en Florencia y también citada por Addison (4). (Posiblemente el Orfeo de Bertoldo di Giovanni, en el Museo del Barguello) Cree Whrigt, que defiende la reputación de Raphael, argumentando que este gran pintor ha tomado la forma del violín que pone a Apolo en su famoso cuadro el Parnaso del Vaticano de la estatua en cuestión que tiene Bernin ("Le Bernin", Gian Lorenzo BERNINI) restaurada ciento cincuenta años después de Raphael. Tendríamos razón de citar un Orfeo con un violín en una piedra (5) grabada. Aunque eso creyó ver en el viejo templo de Baco, cerca de Roma, en la bóveda pintada, con una figura pequeña teniendo también un violín Pietre Sante Bartoli quien había dicho
(1)Montfauc. Antiq. expl. T. I. pag 297
(2)commenf. hist. T. 1. p. 106.
(3)Observ. made in travels throug France &c. p, 265,
(4) Remarks, p. 241.
(5) Maffei Gemme T- 4- P. 96.
(6 ) Ciampini, vet. Monum. T. 2 Tab. 1, p. 2

página 25 esta figura, luego que reconoció su error, se desvaneció el violinista en la placa del grabado, como yo lo he visto para las pruebas, junto a sus dibujos coloreados de las pinturas antiguas, que se encuentran en la colección de el cardenal Alessandro Albani.
Por un globo del mundo en la mano de la figura de César en el Capitolio (1), el anciano Maestro de la estatua, según interpretación de un poeta romano de hoy en día (2), quería decir de las ansias del dictador en alcanzar la autoridad suprema; pero no ha visto que los dos brazos son restauraciones modernas. Spence no se hubiera divertido exponiendo del cetro de Júpiter (3), si hubiera notado que eran modernos los brazos luego consecuentemente el cetro.
Aquellos que publican sobre lo antiguo deberían poner atención para indicar las restauraciones en las planchas grabadas o en las explicaciones de los sujetos.
La cabeza del Ganímedes (
Posiblemente la restaurada por Cellini) de la galería de Florencia es bastante malo en la placa grabada (4) pero es aún peor en el original. Esta galería contiene cabezas modernas sobre estatuas antiguas, que no se han molestado en mirar. Tales son, entre otras, las cabezas:
(1) Maffei, Stat. Ant. Tab. IJ.
(2) Concorso dell' Acad. di St.Luca. an. 1738
(3) Polymetis, Dialog. 6. p.46 not-3
(4) Mus. Flor T. Tab 5.
página 26
Gori, cita en la cabeza de Apolo, la corona de laurel como algo notable. Narciso, el sacerdote frigio, la Matrona sentada, la Venus genitrix, tienen cabezas modernas. Las figuras de una Diana, y Baco con un sátiro a sus pies, y otro Baco celebrando (¿108?, ¿258?) con un racimo en alto, tienen cabezas muy malas (1).
La mayoría de las estatuas de la reina Cristina de Suecia, que hoy en día están en san Ildefonso en España, tienen cabezas igualmente modernas, y las ocho musas
(Polimnia, Urania, Terpsicore, Talia, Euterpe, Erato, Clio, Caliope) que están en el mismo lugar, tienen los brazos restaurados.
La mayoría de los errores de los escritores, vienen por falta de Ilustraciones. La explicación de la apoteosis de Homero, de Cuper, es un ejemplo. El dibujante tomó la trágica musa por una figura de un hombre, y él no indicó en el dibujo el contorno que es muy notable en el mármol. En cuanto a la musa que está en la entrada de la cueva, le ha puesto un pergamino escrito, en lugar del plectrum
(la lira). El comentarista de este monumento, ha hecho de un trípode sagrado una TAU egipcia (encima de la figura de la derecha, en la segunda fila): según él, para ver tres extremos en el manto de la figura puesta delante del trípode, que no se encuentra en el original.
(i) Mus. Flor. Tab. 10, 71. 88.
página 27
Es muy difícil, si no imposible, de escribir un libro sólido sobre arte antiguo poco conocido fuera de Roma. Pero es aún más difícil de entender y conocer el en las obras antiguas después de haber visto cientos de veces, no obstante aun hacemos nuevos descubrimientos.
Pero la mayoría de los que se dicen conocedores del arte antiguo tienen pendiente adquirir nociones de antigüedad, caminando con mirada incierta sobre los monumentos, casi tan justo como algunos poetas amateurs se creen poniendo los principios de la literatura, con la lectura de los periódicos.
Se los oye razonar de un trozo roto en el Laocoonte, como si estos fueran Homero, y esto delante de la gente que ha pasado en gran parte años estudiando a uno y a otro.
También hablan del mayor de los poetas como Mothe, y de la estatua más perfectas como Aretino.
Generalmente la mayoría de las veces que escribieron sobre estas materias son como riachuelos que se hinchan cuando no se necesitan sus aguas, y que luego siguen estando secos, cuando serían más necesarias.

En 1764 En la primera edición, continua un largo texto, donde como cosa interesante nos da razón de obras desaparecidas en su tiempo, (..,  un tronco de una estatua de Apolonio de Atenas, el hijo de Nestor, que se encontraba en el palacio Massimi, una pintura de la diosa Roma, no es la del palacio Barberini, El ninfeo está deteriorado, de pintura de Varron de Ciampini ha desaparecido, una herma de Espeusio, una cabeza de Jenócrates y otras del mismo, , ,de un Júpiter hallado en Veleta hacen 2, uno en la academia de Parma, y los torsos en el jardín ducal, la cabeza la han destrozado,.. muchas obras han caminado a Inglaterra a casas de campo,.. ) cosa que añado, y, cita (al señor Frank de Bünau, a Fuesli de Zurich, y Will de París,) como acreedores por su ayuda prestada en temas de arte, para esta que podríamos llamar 2º edición traducida, (hay una segunda edición de 1776) o la afrancesada de 1781, Wilckelmann murió en 1768, y el traductor y editores parecen querer eliminar toda relación con Giovanni Casanova, (dibujante de sus grabados y hermano del archi-conocido burlador), y, de Anton Raphael Mengs, el motivo parece ser, que se vanagloriaban de haberle burlado como a un vulgar turista y "colado" una falsa obra al fresco el beso de Júpiter a Ganímedes" suya, que Wilckelmanm dio por autentica, y que alabó y colocó en el Palazzo Corsini, Galleria Nazionale d'Arte Antica, de Roma, actualmente traspasada a lienzo en la galería Barberini. ... grabados realizados por el mejor dibujante de Roma Giovanni Casanova, ...Dedico esta Historia del arte al propio Arte y al tiempo que viene, pero especialmente a mi amigo Anton Raphael Mengs. Roma Julio de 1763, (prometo si el tiempo no me lo impide, transcribir completo el prólogo así como estudiar las diferencias entre 1ª y 2ª)


HISTORIA DEL ARTE EN LA ANTIGÜEDAD
LIBRO PRIMERO.
EL ARTE CONSIDERADO EN SU ESENCIA.
Capítulo I.
Del origen del Arte y la causa de la diversidad entre los pueblos que lo han cultivado.

Las Artes que dependen del dibujo y en todo, como invención humana que eran, comienzan con lo más necesario, a continuación, se fue buscado la belleza, y finalmente nos dimos a lo superfluo: estos son los tres principales gradaciones del Arte.
página 203

LIBRO I.
Capítulo I.

El arte de las obras eran, en principio, al igual que los hombres no son hermosos al nacer, sin forma y con contornos parecidos el uno al otro, como se ve que se asemejan las semillas de varias plantas.
En su origen, y en su decadencia, es similar a los grandes ríos, donde van a ir a parar al más ancho, es decir, divididos en pequeños arroyos, se van perdiendo en las fábulas.

Entre los egipcios, el arte del dibujo se podría decir de manera general, que era un árbol con buenas raíces, cuyo crecimiento fue interrumpido por alguna plaga, o por cualquier otro accidente: los entusiastas no experimentan ningún cambio, y por lo tanto, ningún perfeccionamiento. Ha conservado el mismo estado en Egipto hasta el tiempo de los reyes griegos, también parece haber pasado esto con los Persas.
El arte de los etruscos, puede ser comparado con el nacimiento de un torrente, que se precipita con impetuosidad de roca en roca. El carácter de su dibujo es duro e intenso. En los griegos, el arte parece un río cuyas aguas claras, después de muchos rodeos, riega fértiles valles y crece en su curso, causando inundaciones.

El objeto principal que el Arte se ha propuesto es el hombre. Así que podemos decir aquí del hombre, (como no lograremos hacerlo tan justamente como Protagoras) que es la regla de medir mejor para todas las cosas del arte (1) De la memoria de los más antiguos, aprendemos que las primeras figuras dibujadas de los hombres los representan como estaban Y tal parece que intentaron realizar el contorno de la sombra y no la apariencia del cuerpo. De esta forma de simplicidad se pasó al estudio de las proporciones
(1) Sext. Emp.Hip.L.I.c.32 p.44-
página 204
donde fueron corrigiendo. Y hubo una mayor audacia y atrevimiento durante un gran proceso por el cual el arte llegó a ser sublime, y alcanzó el punto más alto de los griegos en belleza.
Después de que habían combinado todas las partes empezaron a buscar los adornos, y caímos en lo superfluo, a partir de entonces la grandeza del Arte con la vista perdida finalmente, vino en toda su decadencia.
Esto es sumariamente el fin de la Historia del Arte. En este libro será la cuestión, en primer lugar del arte en general, en segundo lugar los diferentes materiales utilizados para composición de obras de arte, en tercer lugar, la influencia del clima en relación con el arte.

El arte comenzó con la configuración más simple, modelando la tierra, y en consecuencia por una especie de escultura como un niño puede dar algunas forman a una masa blanda, pero no logra hace una superficie lisa
Es suficiente para modelar tener la simple idea de una cosa, y para dibujarlo debe tener una infinidad de otros conocimientos. Esto no impidió que la pintura se convirtiera en la decoración de la escultura.
Es probable que el arte naciese con los mismos procedimientos por todos los pueblos que lo lo cultivan, no hay fundamentos razonables suficientes para asignar un país en particular como la patria del arte.
Cada nación ha encontrado en el primer germen necesario, entre la escultura la pintura y la poesía pueden considerarse más bien como las hijas del placer deseable, y no se puede negar que el placer es tan necesaria al hombre como las cosas que le son necesarias para subsistir.
Las primeras figuras parecen haber representado las imágenes de deidades, se deduce que la invención del arte
página 205
es diferente en función de la antigüedad de las Naciones, y de acuerdo a cuando se remonta la introducción del Culto resulta más avanzado por lo que es muy probable, que los caldeos o los egipcios, comenzaron antes de los griegos a representar la fe por cosas susceptibles de altas Inteligencias, como objetos de su veneración.
En las Artes de imitación como otros descubrimientos, la práctica de teñir con la púrpura, se dio a conocer en los países orientales, largo tiempo antes de que llegara a otras partes.
Los conceptos de la Escritura en las imágenes talladas y los fondos, son muy anteriores (1) en todo Como nosotros sabemos los griegos se oponen. Las figuras talladas originalmente de madera, y las estatuas recubiertas, tienen su nombre en particular en el lenguaje Hebreo (2) por las primeras veces que fueron recubiertas de oro o láminas de oro (3). Quienes discuten el origen de la comunicación de las practicas de una nación, suele equivocarse en que toman las cosas separadas es decir las que tienen parecido entre ellas, y sacan conclusiones generales.
Así Dionisio de Halicarnaso, En términos de la cinta que se ciñen los luchadores, Griegos y romanos, argumenta que le prestaron este uso aquellos(+).
El arte floreció entre los egipcios en la más alta Antigüedad, y si bien es cierto que Sesotris vivió unos 3 siglos antes de la Guerra de Troya, se deduce, que no existían en Egipto los grandes obeliscos que

(1) Cons. Gerh. Vos. Inst. poet. L.I.p.31
(2) rooro ho3 —
(3) Elia. 30. 22
(4) Antiquit. Rom. L. 7. p. 457.
(5) V.Nor. ad Tacit. An. L.2 c.50.p.251 edic. Gronov Valef. Not ad. Ammian L 17 c4d Warburth Essai fur les hieroglo
. p. 608
página 206
están situados en Roma. Las famosas obras de este rey, como los grandes edificios de Tebas ya existían, mientras que la oscuridad cubría todavía las Artes en Grecia.
La población de este reino y el poder de sus monarcas, parecen contener el principio de este brillo anterior, en el arte entre los egipcios: La autoridad podía ejecutar descubrimientos de la industria, excitados por necesidad.
La situación y la naturaleza de este país, contribuyen a favor de esta gran población, con la autoridad plena.
Siempre una temperatura igual y un clima constante leve, facilitan a los habitantes la vida y de mantenimiento, y con ello favorecen la propagación de la especie, los niños van desnudos allí hasta la edad de la pubertad.
La situación de Egipto aparentemente casi nos permiten creer que la naturaleza tenía la intención de formar un Estado monárquico, inseparable y de gran tamaño, que es regada por un río grande, Y habiéndolo delimitado por un lado con el mar y por el otro de altas montañas.
El Nilo y la tierra de la llanura separan compartiendo, y si hubo en un tiempo cuando el reino fue gobernado por más un rey más a la vez, era una constitución de corta duración.
También Egipto que sabía más que cualquier otro país de las bendiciones de la paz, se propuso impulsar las artes
Grecia, por el contrario, naturalmente dividida por montañas interminables, ríos, islas y penínsulas, anteriormente contaban con tantos Reyes como ciudades, forma de gobierno, que eleva las disensiones y las frecuentes guerras, perturbadoras de la paz pública, se fija la población impidiendo hacer descubrimientos en Artes de imitación.
Es, por tanto, fácil de entender que el arte floreció más tarde, en los griegos que entre los egipcios.
En Grecia y en los países de Oriente el arte comenzó con una extrema sencillez, donde resulta más tarde,
página 207

fueron los griegos, en lugar de pedir prestado, a las otras naciones sus avances, pudieron así sean los inventores y que luego ha crecido como una planta natural del país.
Estos pueblos ya habían venerado 30 deidades, obviamente, no las representan en el momento con formas humanas, sino que se contentaron con designar ya sea un bloque informe, o por una piedra cúbica, como hacen los árabes (1) y Amazonas (2): estas treinta piedras todavía se veía en la ciudad de Arcadia, en Ferea en tiempos de Pausanias
(Pausanias Libro VII 22-4).
Tal era la forma de la Juno Thespis, la de Diana e Ícaro (4). Del mismo modo la Diana Patroa
(Pausanias Libro II 9-6), y el Júpiter Milichius Sición (6), y la antigua Venus de Pafos (7), sólo eran especies de columnas.
Baco era reverenciado en forma de una columna
(Pausanias Libro IX 38-1); El amor mismo (9), Y las Gracias (a) estuvieron representados solamente por piedras. Es por eso que que la palabra, KION, columna, todavía significaba, estatua en los más bellos siglos de Grecia (11). Los Castor y Pollux espartanos, tenían la forma de dos piezas paralelas de madera unidas por dos varillas a (12), y esta antigua figura se mantiene hasta

(1) Maxim. Tyr. Diss. R. §. S- p.97. Clem. Alex. Cohort. ad Gent, 4. p. 40
(2) Apollon. Argon. L.2. v. 1376.
(3) Pausanias. L. 7. p. 579. 1. 32.
(4) Id. L. 8. p. 665. 1.28 666, 1.27 p. 671 l24
(5) Id. L.2 p. 132 l.39
(6) Max. Tyr Ciem. Alex II cc.
(7) Cons. Schwarz. Miscel. polit. humanir. p. 67.
(8) Pausanias. L. 9. p. 761. L31.
(9) Id. L. 9. p. 786. 1. 16.
(10) Epigr. ap. Codin. Orig. Constant. p. 19.
(11) Plutarch. de amore fraterno, init. p. 849. edit. Stcph.
(12) Cons. Palmer. Exercit. iu Auct. Graec. p. 223.

página 208
DEL ORIGEN DEL ARTE.

a nosotros por el signo "II" indicando que estos son los Géminis del Zodiaco (1).
Con el paso del tiempo fueron colocadas como cabezas de estos sobre las piedras.
Entre varias estatuas de este tipo, que vio como; un Neptuno y un Júpiter, la primera de Tricolini
(Pausanias libro VIII 35-6) la segunda en Tegea (3), ciudades de la Arcadia: donde los griegos de esta región más que los otros retuvieron las ancianas formas del arte.
En el tiempo de Pausanias fueron vistas Atenea siendo una Venus Urania, por la manera representada en cuestión
(Pausanias libro III 23-1). Por tanto, es evidente una invención primitiva, original hecha en las primeras figuras de los Griegos.
Las escrituras hablan también de algunos dioses paganos, que tenían figura humana en las cabezas
(Bibl. R.Valera Salmos 135-14). Es un hecho que los griegos llamaban a las piedras cúbicas formando cabezas, de Hermes, es decir, de grandes piedras (6), nombre constantemente conservado por sus artistas.
Incluso se afirma que estos monumentos groseros, también conocidos como los Termes, llevaban el nombre de Hermes, porque fue Mercurio quien erigió los Primeros.
Después de ver este primer proyecto, vamos a seguir para examinar la formación gradual de la figura, mediante el testimonio de los monumentos y Escritores de la antigüedad. Estas piedras sobre cabezas no tienen nada especial que nos ofrezcan para ver el medio de diferenciar de sexo, Aparentemente la deformidad facial habría que darla por incierta. Al leer a los antiguos dicen que Eumarus
(1) Pausanias. L. 8. p. 671. 1. 22.
(2) Ibid. p. 698. I. 2.
(3) Ibid. c.c.
(4) Pausanias. L. 1. p. 44, 1. 20.
(5) Ps 135. v.16
(6) Scylnc. Peripl. p.52 l.19 Juid v. Egux

página 209
de Atenas, fue el primer artista que había mostrado la diferencia de sexo en la pintura
(Plinio el Viejo libro35-56),
Esto debe entenderse sin duda, por la conformación del rostro en las figuras jóvenes, donde el pintor, habría caracterizado a los personajes de uno y otro sexo por las características y gracias similares en cada uno.
Eumarus vivió antes de Rómulo y poco tiempo después de la renovación de los Juegos Olímpicos de Ifito.
Por último, la parte superior de la figura recibió la forma que convenía, mientras que la parte inferior, siempre conservó la primera configuración, la de Hermas, de todas clases, hasta que la separación la indican los muslos a través de una incisión, y vemos una estatua de Mujer en la Villa Albani.
Cito esta estatua, no como un trabajo de los primeros tiempos del arte, sabiendo que se hizo mucho más tarde, como una prueba del conocimiento de los antiguos artistas conociendo sus figuras, que querían representar de tal forma así.
No sabemos si Hermes, que se caracteriza por la naturaleza femenina, y erigido por Sesostris en el país que había conquistado su resistencia, se habían hecho figuras de la misma manera, y para indicar el sexo hacían un triángulo, ya que estaban acostumbrados los egipcios para designarlo ().
Por último, según la opinión más general, Dédalo empezó a separar totalmente la parte inferior de éstas Hermas para darle la forma de las piernas; pero como no tenía la industria de producir una figura entera de una sola piedra, este artífice trabajó la madera, y fue con él, se dice, que las primeras estatuas fueron llamadas a Dédalos.
Sócrates, al informar del juicio de los escultores en su tiempo, nos da una idea
(1) Plin. L. 35. c. 34. p. 690.
(2) Euseb. Prab. evang. L. 3. p. 40.1. 22.

página 210
de como era este antiguo artista.
Si Dédalo, dice, hubiera regresado al mundo, y hubiera hecho estatuas similares a las a las que hacía él, haría el ridículo en nuestra estatuaria.
Los Primeros rasgos en las figuras entre los griegos estaban compuestas de líneas simples y para la mayoría de las líneas derechas.
Los antiguos escritores refieren (Estrabón Libro 17, 806 ) que al nacer el arte, de los egipcios, etruscos y los griegos no tenían punto de diferencia en la composición de las figuras.
En cuanto a Grecia, se evidencia por el hecho de una de las mas antiguas figuras de bronce griegas, que se conservan en la colección de Nani en Venecia.
En su base tiene la siguiente inscripción: tokykpatem aneoeke.
Esto es para decir, dedicado por Polícrates, y presumiblemente, Polícrates no es el autor monumento.
Esta forma de encuadrar plana los dibujos es semejante a los ojos en las cabezas de medallas antiguas griegas y figuras egipcias, en uno y otro se aplanan y alargan, como veremos más extensamente en su lugar.
Diodoro quería sin duda designar los ojos de esta naturaleza.
Cuando habla de las figuras de Dédalo, dijo que estaban representados, OMMASI MEMYKOTA, los Traductores lo han dado por Luninìbus clausis, ojos cerrados.
Esto de ninguna manera es probable, ya que si el artista ha querido hacer los ojos, él los habría hecho abiertos. La traducción es totalmente contraria al sentido literal MEMYKOS la palabra, es decir, abrir y cerrar, en latín uictare, y en italiano, sbircìare expresión que debe ser hecha por conniventibus oculis de MEMYKOTA CHEILEA(2) que significa labios entreabiertos. Con respecto a
(1) Diodoro. Siculo. L. i. p. 87.1.35 + Strabon. Geografi. L. 17. p. 806. Hist. de l´ Art. T.I.
(2) Non. Dionys. L, 4. p. 75. v. 8.

página 211
las pinturas, eran los primeros monogramas, Epicuro puso nombre a los dioses, es decir ellos obtienen con una sencilla delimitación la sombra de la figura humana.
Estas líneas y estas formas iba a dar lugar a la figura normalmente llamada egipcia. Las figuras con este estilo están rectas y sin acción con los brazos colgando al lado, y se estuvieron ejecutando así hasta la 54ª olimpiada
(564 adc.) en que la estatua de un arcadio llamado Arachion, el ganador Olímpico de ellos. (Pausanias libro VIII 40-1)
Los griegos, por otra parte no habían tenido oportunidad de aprender algo de los egipcios, porque antes del reinado de Pansamético, uno de sus últimos reyes, el acceso a Egipto estaba prohibido a todos los extranjeros, y ya mucho antes del tiempo en que los griegos cultivasen Artes.
También los viajes que los filósofos griegos hicieron en este país lo hicieron después de la conquista de este reino por los persas) siendo singularmente esta su forma de gobierno
(Plutarco - Solón-26)
Y el descubrimiento de la sabiduría mística de los sacerdotes egipcios, pero no el arte. Todos los descubrimientos Orientales, tienen la probabilidad de su origen, así como la atribución de la primera cosecha de las artes a los Fenicios, y que los griegos por el comercio luego de mucho tiempo tomaron las primeras letras de su alfabeto, introducidas por Cadmo.
Los fenicios aliados de los etruscos, fueron por sus fuerzas navales de gran alcance en los tiempos más remotos, y mucho tiempo antes del reinado de Ciro (3): la historia nos enseña que
(1) Pausanias. L. 8.. p. 682.
(2) Strabon. L. 10. p. 482. C. Plutarco. Solon. p, 146. 1 .28
(3) Pausanias. L. 10. p.836. 1. 2.

página 212
estas dos naciones comparten una flota equipada en contra de los foceos
(Herodoto 1-166).
Pero estos hechos no convencen a los que tienen el favor de algunos autores griegos, entre otros Diodoro Sicilia, en que convienen que han recibido la mitología de los egipcios y de los sacerdotes sus ritos.
Los dioses griegos con los de su país tienen diferentes nombres, y bajo una forma simbólica especial.
Admito que con esas pruebas hay una contradicción hacia la supuesta comunicación de la mitología desde los egipcios a los griegos, ya que proporcionaría un fuerte argumento en contra en mi opinión.
Para convertir este argumento en evidencia, tendríamos que sacar la conclusión de que los griegos, recibieron la doctrina de los dioses egipcios, ya que recibieron también de estas personas la forma de los Dioses.
Está lejos de mí llegar a ese razonamiento, yo más bien creo que después de la conquista de Egipto por Alejandro, los Ptolomeos, y bajo sus sucesores, los sacerdotes egipcios, para cumplir con las costumbres de los griegos tenían que tolerar sus antiguos ritos, imaginado esta afinidad entre los Dioses de las dos naciones.
Tal vez tenían miedo de que las extrañas formas de sus deidades parecieran ridículas a los ojos de sus conquistadores espirituales: tal vez con miedo también comparten un tratamiento similar al que los forzó el rey Cambises.
Macrobe nos da esta conjetura posible, dice expresamente, que la adoración dada a Saturno y Serapis, no se habían establecido en Egipto sino por los Ptolomeos, después de la muerte de Alejandro, de acuerdo con el uso de griegos es
(
1) Herodoto, L. i. p. 43. 1. 3,
página 213
Alejandría (')
Los sacerdotes, debieron verse obligados a reconocer y reverenciar a los dioses griegos, no tenían mejor curso a tomar sino para apoyar la figura de sus dioses juntarla con las de sus conquistadores: y además sería necesario, que los griegos, al aceptar esto, también estarían de acuerdo en que han recibido su culto de los egipcios más viejo que ellos.
Además de eso todo el mundo está de acuerdo en que los Griegos estaban muy mal educados en la religión de otras naciones, lo que se demostró en otro tiempo por la multiplicidad de dioses persas que no son capaces de numerar mientras que resultó que los persas no adoran el sol resultándoles la estrella como símbolo del fuego.
Este no es el lugar para refutar yo mismo las objeciones difíciles. Sin embargo tengo razones para imaginar, que las mismas ideas nacerán en el espíritu y tendrán en cuenta muchos de mis lectores.
Cuando, por ejemplo, se ve en los obeliscos como representan un escarabajo como una imagen del sol (2) y que este insecto se encuentra figurando en la parte posterior o lateral de piedras grabadas, tanto Etruscos como egipcios, inferimos que podría ser que los Etruscos hubieran recibido este símbolo de los egipcios, lo que acredita una fuerte conjetura de que estos también hubieran recibido las mismas artes de ellos.
Señalar aquí, que yo llamo piedras egipcias, no las de sus antiguos Artistas, pero las de épocas posteriores, sobre todo las grabadas en basalto verdoso, tal vez en el tercer o cuarto siglo después de Cristo, y se caracterizan por signos simbólicos de Deidades de Egipto .
(1) Macrob. Saturn.L. i. c. 7. pag.179
(2) Eus. Prap. Bvang. L. 3. p. 58. l9

página 214
Ciertamente debe parecer extraño que un insecto tan vil, se convirtiese en un símbolo sagrado para un pueblo y al parecer, para el otro.
Se conjetura que los griegos por su lado tienen representadas algunas cosas en particular en forma de escarabajo.
Pampho, uno de sus poetas más antiguos, que describió a Júpiter cubierto con estiércol de caballo (1), parece ofrecer en esta imagen, la presencia de la Divinidad en todos los objetos, incluso en las cosas más despreciables.
Yo diría de buen grado que se han proporcionado una idea de desagradable de la representación del escarabajo que vive y que excava en estiércol de caballo.
Pero no para diseccionar esta imagen desagradable, admitiré que los etruscos tomaron prestado de los egipcios.
Añadiré solamente que podrían recibir a través de alguna vía especial no siendo necesario hacer un viaje a Egipto, que, como hemos dicho, no era permitido extranjeros, sobre todo en los tiempos de los que hablamos.
Sin embargo, es muy diferente en el Arte donde los etruscos no tomaron el camino de extraer la manera de los egipcios habiendo definido luego sus obras.
Esta opinión en cuanto a la supuesta comunicación de las Artes, no es específico para un pequeño número de autores griegos. Pero cuando todas las artes han estado pasado de los egipcios a los griegos, hace falta aún una verdad demostrativa para la manía de los hombres de saber de todos los orígenes,
Costumbre en los griegos no más que otros pueblos.
Pausanias nos dice que los habitantes de Delos fingieron que el
(1) Philoft. Heroic. p. 693. I,II
página 215
río que riega su país, es el Nilo escapando y pasando bajo el mar, formando la fuente del Inope, nombre de este río
(Pausanias Libro 2, 5-3 ).
Una opinión común que se opone son las diferentes prácticas de los tres pueblos de los que hablamos.
Los etruscos y los griegos en los primeros tiempos, hacen las inscripciones sobre la misma figura, mientras que los egipcios colocan los jeroglíficos en la base y en las estelas que sirven de apoyo a las figuras.
Needham afirma demostrar lo contrario, en una cabeza de un negro de piedra, que se encuentra en la colección del rey de Cerdeña, en Turín, y que ofrece caracteres desconocidos, trazados por todas las partes de la cara, y que dijo eran de letras egipcias, bastante similares a los de los chinos.
Nuestro sabio presentó al público una explicación de estos caracteres desconocidos.
Fueron hechos con la ayuda de un chino de Roma, que no estaba instruido de su lenguaje de otros jóvenes chinos, instruido en Nápoles en una escuela fundada por ellos, tan poco conscientes de las costumbres de su país de que no hay nadie capaz de explicar los caracteres como los utensilios, los instrumentos, telas y, porque se escriben, dicen, en la lengua de los eruditos.
A medida que estos niños se encuentran sin sus padres, los Misioneros compadecidos a la muerte, para levantar la religión cristiana los envían fuera de sus países tan pronto como tienen la edad suficiente, así que no se sorprenda si sólo tienen un conocimiento muy limitado de su lengua.
La cabeza de Turín no tiene en realidad ninguna

(1) Pausanias, L. 2. p. 122. I 22.
página 216
semejanza con las cabezas egipcias. Creo así, que esta cabeza, hecha de un tipo de piedra blanda pizarrosa, llamado Bardiglio, debe considerarse como un fraude.
Los artistas griegos y etruscos, después de ganar las reglas de conocimiento profundo, dejaron la configuración inmóvil y rígida de los primeros tiempo y fueron dando varias acciones a sus figuras, mientras que los Egipcios se limitaron, y se vieron obligados a seguir con su primera forma.
Pero a medida que la ciencia del arte, basado en normas estrictas, con la belleza, comienza la instrucción por una determinación exacta de las partes, el dibujo se convierta en correcto y afinado menos duro y anguloso, pero difícil y muchas veces exagerado, tal que el que ofrecen los etruscos, y como vemos en el la escultura moderna, perfeccionada por Miguel Ángel.
Yo citaré en su lugar varios relieves y piedras grabadas, ejecutado en el estilo pronunciado, los antiguos comparaban con el estilo de los etruscos (1).
Al parecer, la escuela Egina se apropió de este estilo; Por lo menos los Artistas esta isla habitada por dorios (2), lo retuvieron durante un largo tiempo.
Estrabón parece indicar la exageración de la facción en las caras, que se apartan de la forma primitiva por la palabra SKOLIOS, que salva.
Cuando este autor dice del Efebo en numerosos templos construidos, unos en los primeros siglos y los otros en tiempos posteriores;
Las figuras primeras muy viejas que rememoran, son de madera ARCHAIA XOANA, y que usa en las últimas estatuas, SKOLIA ERGA ((Estrabón Libro 14, 640 ) que no tiene
(1) Diodoro. Sic. y Strab. II. cc.
(2) Herodoto. L. 8. p. 301, l. 30.
(3) Strabon. L. 14. p. 640.

página 217
No pretendemos decir que las estatuas en los últimos templos eran malos, como Casaubon entendió de la expresión griega, traduciendo skolios por pobre, es que Estrabón, habría tenido que decir en lugar de figuras colocadas en los templos antiguos.
Lo contrario de skolios, parece ser expresado por ORTHOS.
Cuando se trata de estatuas, como cuando Pausanias habla de la figura de Júpiter de la mano de Lisipo
(Pausanias Libro 2,20-3) los intérpretes hacen de esta última palabra por posición correcta, al tiempo que indica una figura que está en esta posición tranquila sin acción
(1)Pausanias. L. 2. p. 155, l22. Cons. ib. p. 168. I. 32.


página 218
Capítulo II.
Los diferentes materiales utilizados en sus obras por los escultores.
el Capítulo II, dice de los diferentes materiales utilizados en la escultura, indica el origen y la evolución del arte de la escultura, y es el resultado de la búsquedas de las materias primas, y las primeras producciones de arte que fueron ejecutadas en la arcilla.
Luego procuramos tallar madera y marfil, finalmente empezamos a dar forma a la piedra y al metal.
Todo, incluso las lenguas antiguas, indicam la arcilla o la tierra, como la materia prima del arte. El libro de los hebreos define al alfarero y el escultor por la misma palabra (1).
En los tiempos de Pausanias se veían
(1) v. Gusset. Comment. L. Hebr, v. 7877 Hist.de l´arte T.I.
página 219
sin embargo, deidades de arcilla en varios templos, en el de Ceres y Proserpina en Tritia en Acaya
(Pausanias Libro VII 22-9).
El templo de Baco, a Atenea como una obra de terracota, en representación del Rey Amphyction que trató en su mesa a Baco y los otros dioses (2).
En los pórticos de la misma ciudad, llamado Cerámico debido a la cantidad de arcilla que decoraba las obras, conservó dos piezas del mismo Teseo que precipita al ladrón Escirón en el mar, La Aurora que secuestra a Céfalo
(Pausanias Libro I 3-1)
También se han encontrado en Las excavaciones de la ciudad de Pompeya cuatro estatuas de terracota sitas en la colección de Herculano.
Dos de estas estatuas, un poco por debajo del tamaño natural, son figuras cómicas de uno y otro sexo, con máscaras con la cabeza: los otros dos, un poco más grande que del natural, son Esculapio e Hygeia.
Sin embargo, se ha descubierto el busto de Palas de tamaño natural, con un pequeño escudo redondo al lado izquierdo del pecho.
Con respecto a las figuras de tierra, a veces se pintaban rojo (4) como he visto en la cabeza de un hombre, y una pequeña figura, vestido como un senador, encontradas en Velletri en el mes de Junio de 1767. Detrás de la postura, en la cama está escrito CRUSCUS nombre de la figura. Soy el propietario de estas dos piezas, la última de las cuales está hecha de una sola pieza con su base.
La práctica de pintar en rojo el rostro era singularmente usado para las figuras de Júpiter
(Plinio el Viejo Libro35 -157)
, que se ve una estatua llevada de este color en la ciudad Phigalie en la Arcadia (6)
Era costumbre, de tener cubierto de rojo al dios Pan (7).
Los indios todavía practican la misma cosa
:(1) Pausanias. L. 7. p. 580. I 30.
(2) Id. L. 1. P. 7. I. 15.
(3) Ibid. p. 8. l. 10.
(4) Plinio L. 35. c. 45.
(5) Plinio L. 35. c. 45.
(6) Plinio L. 23 c. 3
(7) Pausaunias. L. 8 p.688 lin.ult

página 220
Y lo hacen a sus ídolos (1).
Hay quienes vieron a Ceres con el apodo PHOINIKOPEZA (2), de los pies rojos
En los bellos siglos de Arte y aun en los de su decadencia, la arcilla era siempre la principal materia de los Artistas ya fuera para las obras en relieve o para los jarrones pintados.
Los bajorrelieves de terracota no sólo eran empleados en los frisos de los templos, porque siguen siendo modelados y sirviendo a los Artistas.
Para multiplicar estos modelados, emplean moldes para moldear con los huecos preparados, la cantidad de monumentos que nos presentan siendo de un solo y mismo sujeto, son una prueba de ello que yo avanzo.
El trabajador se encargó luego de retocar estas huellas con el cincel, como es evidente.
Así que parece que también tenía la costumbre en los talleres de colgar estos modelados en ganchos porque se encontraron con con un agujero en el medio para pasar una cuerda.
Los antiguos artistas formados no sólo modelaban sus obras para su taller; pues también se esforzaron, en el momento más floreciente del Arte, en mostrar tanto sus producciones de arcilla, como de mármol y bronce para los monumentos.
Algunos años después de la muerte de Alejandro,
en el reinado de Demetrio Poliorcetes, todavía exponen estos continuaban tipos de modelados en los ojos de los curiosos.
Estas exposiciones se hacían a veces en Beocia, a veces en las ciudades del área de Atenas, y en concreto en Platea, con festivales celebrados en memoria del famoso Dédalo (3).
Estos modelado tenían la doble ventaja, de excitar la emulación de los artistas en este tipo de trabajo, y para rectificar el juicio
(1) Della Valle Viag. T. I. p. 28.
(2) Pind. Olymp. 6. v. 126.
(3) Diexarch. Geogr. p. 168. 1.15. cons. Meurs, de Fest, Grec.

página 221
Los conocimientos se fortalecen con estos trabajos.
Hace falta la práctica de modelado de arcilla, que es para la estatuaria, como la facilidad de dibujar en el papel para el Pintor.
Así como se necesita el jugo de uva primero de la prensa, que nos da el vino más exquisito,
La misma materia blanda el Modelador y esboza en en el papel el dibujante, para ofrecemos el verdadero espíritu de del artista: mientras que en una cuadro se termina o una estatua, se remata con los ornamentos lentos que nacen del fuego del genio.
Sabemos que Julio Cesar, había enviado una colonia a Corinto para sacar de las cenizas a la desafortunada ciudad, ordenó a las búsquedas entre los escombros de los edificios y dibujar primero todo el bronce, y luego toda la terracota: lo que demuestra la alta estima de las Antigüedades en todas las épocas para este tipo de producciones.
Esta historia relacionada es transmitida por Estrabón (Estrabón Libro 8, 381 ), que parece por supuesto, no ha sido hasta ahora bien entendida.
Ciertamente, si Casaubon su intérprete, se hubiera hecho una idea justa de la narración de su Autor, no habría dicho que Estrabón llamó TOREVMATA OSRAKINA por "testatea opera", y él no hubiera llevado al error.
Con más atención hubiera traducido el término Griego anagljpha figulina: TOREVMATA, como demostraré en el séptimo Capítulo Volumen después de las obras trabajadas en relieve.
Esta estimacion para la producción de arcilla, aún no está confirmada hoy, por la experiencia se puede establecer como regla general, cosa que no encuentro movimientos o noticias entre la gente, respecto al mármol y bajorrelieves. Le

(I) Strabón. Geogr. L. 8. p. 381. D.

página 222
El cardenal Alexandro Albani, reunió en un gabinete algunas de las piezas más hermosas de esta naturaleza en la magnífica casa de campo en las afueras de Roma.
Estas piezas hay una que se distingue la cabeza de este Capítulo que representa a Argo, trabajando la nave de los argonautas,
otra figura de un hombre, Quizás Tifis, conductor de la Argo con Minerva quien le enseñó a colocar las velas a un poste.
Este bajo-relieve junto con otros dos parecen del mismo molde.
fue encontrado, incrustado en el muro de una viña delante de la puerta Latina, junto con otros fragmentos tal vez ladrillos.
El tamaño promedio de estos relieves, es similar al de las grandes baldosas de terracota que hacemos llamar ladrillos. con un poco más de unos 3 palmos por cada lado.
Este tipo de azulejos, generalmente es empleado en la construcción de arcadas, así como los relieves en cuestión tienen por las caras probado el fuego, que dan más claridad y resistencia a la humedad. al frío y al calor.
Yo ignoro porqué Plinio no describe de los antiguos artistas que trabajaban en bronce, tenían el hábito de usar arcilla y harina de trigo de la más pura para la masa des sus moldes(1).
En cuanto a los otros monumentos antiguos en terracota, como jarrones pintados, que se conservan algunos miles de los cuales me reservo aún de hablar con más en detalle.
El uso de vasijas de barro, que se remonta a los tiempos más tempranos, se conserva en las prácticas
(1)Plin. I. 18. c,2. §. 2.
página 223
religiosas (1) después de que el lujo fuese desterrado de la vida ordinaria, ya que se encuentra, cantidad de estos jarrones. En el fondo, se puede concluir que los Antiguos se servían, y la usaban, como nosotros la porcelana, para decorar dentro de sus casas.
Estatuas de madera se hacían antes de que se hicieran de piedra o de mármol.
Usaron lo mismo que para las naves de los antiguos griegos, y Polibio nos dice que el palacio del rey de los medos eran de madera (2).
En Egipto, se encuentran aún hoy, antiguas figuras egipcias, hechos de madera de sicómoro.
Varias colecciones en Europa ofrecen a los curiosos este tipo de antigüedades.
Pausanias informa los nombres de las diferentes maderas, con las que los antiguos Artistas tallaban sus obras
(Pausanias Libro 8, 17-2).
La higuera, según Plinio, fue preferida a otras especies de madera por su suavidad
(Plinio el Viejo Libro16 -208 ¿?).
En el siglo de Pausanias fueron vistas estatuas de madera incluso en los lugares más famosos de Grecia. Tales eran, entre otras figuras que se encontraban Megalópolis, en Arcadia, una Juno, Apolo y las Musas
(Pausanias Libro 8, 31-5) y más, una Venus y Mercurio de mano de Damophon, uno de los más antiguos Artistas (Pausanias Libro 8, 31-6)
La misma estatua de Apolo de Delfos, que enviaron como regalo los cretenses (7),
era de Madera, del tronco cortado de un solo árbol.
En Muchas de estas estatuas cabe señalar en Tebas, a Hilary y Phoebe, las mujeres de Castor y Pólux en dos caballos y sus dos hermanos en ébano y marfil, de la Mano y Dipoene y Scyllis discípulos Dédalo
(Pausanias Libro 2, 22-5)
(1) Cons. Brodsei miscel. L.5. c. 19.
(2) Polyb. L. 10. p. Schol.Apolo v170
(3) Pausanias,, L.8. p.633 l.32
(4) Plin. L. 16. c.77
(5) Pausanias. L.8.p.665
(6) Ibid..C7)
(7) Pindar. Pyth.5 v.53.
(8) Pausanias.L2.p.161.l.34

página 224


Tegea en Arcadia, una Diana de ébano de los primeros tiempos del arte
(Pausanias Libro 8, 53-11):
En Salamina una estatua Ajax de la misma madera (2).
Pausanias creía que había ya estatuas, Dédalos de madera, antes de los tiempos suyos del artista (3).
En Sais en Tebas en Egipto había también colosales estatuas talladas en madera
(Herodoto 2-130).
Nos encontramos con que todavía erigían estatuas similares a los ganadores de los juegos públicos de Grecia en la sexagésimo primera Olimpiada (536 a. de J.C.) del siglo de Pisistrato
(Pausanias Libro 6, 18-7),
y que incluso Myron, hizo una famosa madera de Hécate para los eginetas
(Pausanias Libro 2, 32-2)
El filósofo Diágoras, famoso entre los áticos de la antigüedad, faltándole de un día la madera, preparó en su casa fuego con una figura de Hércules (7).
En seguida se introdujo el uso de dorar este tipo de estatuas, tal como lo hicieron los egipcios, así hicieron los griegos (8)
Gori poseía dos figuras que los egipcios habrían cubierto de oro (9).
Sin embargo, la madera, después de estar casi proscrita por la escultura, fue siempre un asunto en el que los hábiles obreros trataron de mostrar su talento.
Nos encontramos, por ejemplo, que Quinto, el hermano de Cicerón, se había pedido hacer un Lychnuchum o candelabros (10), en Samos, a un artista experto en este tipo de trabajo.
Los griegos trabajaron el marfil en lo mas alto de la Antigüedad.
Homero habla de asas y vainas de espada, camas y una infinidad de otras cosas, que hacían del mismo material
(Pausanias Libro I, 12-4). Las sillas curules de los
(1) Pausanias. L. 8. p- 708. ad fiji.
(2) Idem L. 1. p. 85 I. 24.
(3) Idem L. 9. p. 616.
(4) Herodot. L. 2. p. 95. 1. 35,
(5) Pausanias. L. 6. p. 497. L 15.
(6) Idem L. 2. p. 497. l. 30.
(7) Schol. ad Aristoph. Nub. v. 828,
(8) Herodot. L. 2. p. 71. 1. 28.
(9) v. Mus. Etr. T. 1. p. 51.
(10) Cie. ad Quint. Fr. L. 3. ep.7.
(11) Pausanias. L. 1 p. 30. Casaub. ad Spartian. p. 20. E.

página 225
primeros reyes y luego de Primeros Magistrados en Roma de manera similar estaban hechas de marfil (1)
Los romanos, elevados en la dignidad, tenían adjuntó el honor de la silla, que era especialmente de marfil (Tito LivioLibro 5, 41)..
En sillas similares del Senado sentaban su cuerpo, cuando un orador superior pronunciaba su discurso en la tribuna de la antigua Roma, o en el funeral de oración de cualquier ilustre romano (3).
Las liras de los Antiguos eran de Marfil.
Era la fama de varias casas, Séneca, en su casa de Roma, tenía quinientas mesas de madera de cedro, montadas con los pies de marfil (5).
En Grecia hubo más de cien estatuas de marfil y oro, la mayor parte producida en los tiempos más remotos Arte y de tamaño mayor que el natural.
Una pequeña ciudad de la Arcadia poseía un hermoso marfil de Esculapio (6),
y un templo, construido en el camino a Pelene, Acaya, encerrada tenía un Palas del mismo material
(Pausanias Libro 7, 27-2).
En Cícico en el Ponto, había un templo, que las uniones las piedras estaban decoradas con molduras de oro, y cuyo interior estaba decorado con un Júpiter de marfil, coronado por un Apolo de mármol
(Plinio el Viejo libro 36 ,98).
Había un Hércules igual en Tivoli (9).
En la isla de Malta, debemos preservar algunas estatuas que representan las Victorias de los primeros tiempos del arte, pero muy artísticamente hechas (10).
Herodes Ático famoso por su elocuencia Y por su gran riqueza durante los reinados de Trajano y los Antonino, hizo colocar en el templo de Neptuno en Corinto, un carro tirado por cuatro caballos, todo dorado excepto los cascos
(1) Dionys. Halic. Ant.Rom. L.3 p. 187. I. 25- L. 4. p. 257.L 29>.
(2) Liv. L. 5. c. 41.
(3) Polyb. L. 6. p. 495. lin. ult
(4) Dionys. Halic' L. c. L. P- 458. L. 39-
(5) Xiphìl. Ner. p. 152. L 9.
(6) Strabon. Geogr. L. 8. p. 337. D.
(7) Pausanias. L. 7. p. 594. L. 29.
(8) Plinio. L. 36. c. 22.
(9) Propert. L. 4. El. 7. v. 82.
(10>) Cic. Verr. 4. c. 46.

página 226
que los tenían de marfil
(Pausanias Libro 2, 1-7).
Entre los muchos descubrimientos que se han hecho, no se encuentra ningún vestigio de estatuas de marfil, con la excepción de algunas pequeñas figuras,
ya que que los dientes de los elefantes, así como los de otros animales, se calcinan enterrados. Sin embargo, un particular, en Roma mantiene un diente de lobo, en el que están realizados los doce dioses, que el diente de este animal es el único que no se ha calcinado en la tierra.
Hubo en Tyrinthe, en la Arcadia, una Cibeles de oro, cuyo rostro estaba hecho de dientes de hipopótamo
(Pausanias Libro 8, 46-4).
En cuanto a la ejecución de estatuas, hechas de diferentes materiales, parece que empezó y terminó por la cabeza, y que no se pasa a las otras partes.
Lo podemos inferir de la historia que relata Pausanias de la estatua de Júpiter de Megara, cuyo rostro era de oro y marfil.
Esta estatua no se completó debido a las guerras en el Peloponeso, que interrumpieron la ejecución; que tuvieron que terminar la cara, y el resto del cuerpo fue modelado en yeso terracota
(Pausanias Libro 1, 40-4).
Nada es más curiosa en ese tipo caras de marfil que la de un niño pequeño, de una palma de altura, y una vez totalmente de oro, que está en la colección del señor Hamilton, Ministro Plenipotenciario del Rey de Inglaterra en Nápoles.
Las primeras grandes estatuas de piedra que se hicieron, pudieron haber sido utilizadas para construir los edificios más antiguos de Grecia, como el Templo de Júpiter en Elis (4),
es decir, una piedra de especie de travertino, tirando al blanco.
Plutarco menciona un Sileno, hecho con esta piedra fuerte (5). En Roma se emplearon también travertino para tallar obras,

(1) Pausanias. L.2. p. 113. 1. c.
(2) Pausanias. L. 8. p. 694. 1. 32.
(3) Pausanias. L. 1. p. 97. I. 9,
(4) Id. L.5 p. 397. Iin. ult.
(5) Vit. Rhet. Andocid. p. 1535.

página 227
lo vemos hoy en día en numerosos monumentos hechos de esa piedra: una estatua consular en la Villa Albani,
Una figura sentada, sosteniendo en sus rodillas dos tablillas, en el palacio Altieri,
donde el Capitolio, una figura femenina que lleva un anillo en el índice, de tamaño natural,
como la anterior en la Villa Belloni.
Las figuras con esta piedra es común verlas normalmente alrededor de las tumbas.
Artistas de todas las naciones, que han cultivado Artes, tienen en común trabajar el mármol.
La especie más conocida entre los griegos eran los de la Isla de Paros y Monte Pentélico en el Ática.
Las estatuas antiguas todavía nos ofrecen hoy estas especies capitales de mármol griego, es decir, un mármol de grano pequeño, que se parece a un blanco lechoso
Hay otro de grano grande que se mezcla con partículas brillantes como granos de sal, y que se le llama Mármol Salino.
Es muy posible que esta última piedra fuerte es la que ellos llaman mármol Pentélico.
Este mármol es muy fuerte, e infinitamente más difícil que otras especies como el de Paros; debido a esta propiedad y la desigualdad de sus granos, no es tan útil. como el Primero, que por esta razón de limpieza se usa para adornos y estructuras delicadas.
De este mármol Pentélico esta entre otras la hermosa estatua de Palas de la Villa Albani de la que tendré ocasión de hablar a menudo.
El mármol de Paros, tiene renombre entre los antiguos por su blancura que más se aproxima a la blancura de la piel, se encuentra con diferentes durezas y varias calidades; pero en general, por la homogeneidad de sus partes y su limpieza resulta útil para componer todo tipo de obras de escultura.
En los últimos años se encuentra en las canteras de mármol de Carrara, vetas y capas, que no son segundos con el mármol de Paros por la fineza del grano, ni por la belleza del color.
página 228
La mejor especie de este mármol, es tan dura como el pórfido.
Entre las estatuas ejecutadas con mármol de Paros, vemos los dos viejos héroes griegos de la Farnesina, el frigio muriendo y la Amazona muerta, Figuras la mitad de grandes que del natural.
En Villa Borghese se encontró un joven héroe herido del mismo tamaño, y, tal como parece, de la misma mano.
Al principio se empleo el mármol de color blanco para la cabeza, manos y pies de las figuras de madera, así era las estatuas de Juno al comienzo
(Pausanias Libro 7, 23-5) y de Venus de la mano Damophon (2).
De esta manera se hacían aún en tiempo de Fidias: la Palas de Platea es un trabajo de con este gusto
(Pausanias Libro 9, 4-1).
Las estatuas, que tenían solo sus extremidades de piedra, fueron llamadas Acrólito: este es el verdadero significado de esta palabra que ni Saumaise (4), ni los otros comentaristas nunca lo explicaron bien (5).
Plinio observa que habíamos empezado a trabajar en mármol en la Olimpiada quincuagésima
(564 adc.)(6),
eso debe significar, que realizan figuras enteras.
También tuvimos estatuas de mármol, vestido con un paño real: estas fueron las figuras de Ceres en Bura, en Acaya (7) y una muy antigua de Esculapio en Sición (8).
De esta manera dio a luz la idea del vestido en las estatuas de mármol pintando la ropa,
como la Estatua de Diana encontrada en Herculano en 1750. Esta figura tiene de alta cuatro palmos y medio, y parece que se remontan a la época Primera del arte.
Los cabellos son rubios, la túnica es de color blanco, y el vestido en la parte inferior

(1) Pausanias. L. 7. p. 382. I. 33.
(2) Id. L. 8. p. 665. l. 16
(3) Id. ibid.
(4) Viíruv. L. 2. c. 8. p, 59. l.19.
(5) Not. ad Script. Hist. Aug. p. 322. E.
(6) Cons. Triller. Observ. Crit. L. 4- c- 6. Paciaud. Monum. Pelop. Vol. 2. p. 44.
(7) Plinio. L.36. c. 4. p. 724. 1.15.
(8) Pausanias. L. 7. p. 590. I.13

página 229 LIBRO I. Capítulo II.
tiene tres bandas que la envuelven: la banda desde abajo es de color carne color del oro, el segundo es un color laca, decorado con redes y flores blanquecinas, la tercera también es de color laca.
En el quinto Capítulo del volumen siguiente me detendré más en esta pieza.
La estatua que Corydon
(personaje en la obra) de Virgilio deseaba erigir a Diana, debía ser de mármol con los botines rojos (1).
Cuentan de estatuas de mármol de diferentes especies, además, cuentan con mármol de varios colores; pero hasta ahora no se ha encontrado el verde antiguo, mármol que se sacó de las laderas del promontorio del Tenaro en Laconia (2).
Cuando Pausanias habla de dos estatuas del emperador Adriano que se veían a Atenea, uno de mármol de la isla de Tasos, y el otra de mármol de Egipto
(Pausanias Libro 1, 18-6),
quiere decir sin lugar a dudas, que se trataba de pórfido, y que uno es de mármol moteado, (4) del que tal vez llamamos Paonazzo.
Se deduce del autor de esta historia, que la cabeza, manos y pies de estas estatuas eran de mármol blanco.
Si creemos a Pausanias, Italia tenía estatuas de Bronce mucho tiempo antes que Grecia.
Este escritor cita como los primeros griegos haciendo estatuaria en este tipo de escultura, algunas de Rhécus y Teodoro de Samos
(Pausanias Libro 3, 12-10).
Este ultimo artista, había grabado la famosa piedra de Polícrates, tirano de la isla de Samos, y fue él quien cinceló la gran copa de plata, que contenía seiscientas medidas, y que fue enviada como regalo a Delfos por Cresus, Rey de Lydia
(Herodoto 1-51).
Casi al mismo tiempo los espartanos hacían un jarrón que contenía trescientas medidas y que estaba adornado por todo tipo de figuras de animales, como un presente a este.

(1) Eclog. VII. v.31
(2) Sext. Empyr. Pyrrh. Hypot. L. I. p. 26 E
(3) Pausanias. L. i. p. 42. 1. 34.
(4) Plinio. L. 36. c. 5
(5) Pausanias. L. 8. p. 529 .l2, L9. p796 i. L.10 p.896 .I19
(6) Herodot. L. 1. p. 12. 1. 27

página 230
Rey
(Herodoto 1-70)
Pero más antiguo, antes de la fundación de la ciudad de Cirene en África, había tres figuras de bronce, cada una de una altura de nueve pies que estaban arrodillados sujetando un gran cuenco.
Los Samios, para erigir este monumento, habían empleado la décima parte de las ganancias que obtuvieron su en Tartesos con el comercio marítimo
(Herodoto 4-152).
Los atenienses tras la muerte de Pisístrato, es decir, después de la sesenta y tres Olimpiada
(528 adc.), comenzaron la construcción delante del templo de Palas la primera cuadriga de bronce, o el primer carro de cuatro caballos (3).
Sin embargo, de los historiadores romanos aprendemos, que Rómulo había puesto ya su estatua, coronado por la Victoria con un carro tirado por cuatro caballos, todos de bronce: los caballos y el carro fue un botín tomado de la ciudad de Cameria (4).
Los historiadores fijan el tiempo, después del triunfo de  Rey sobre los fidenenses, en el séptimo año de su reinado y en la octava Olimpiada (748 adc.).
Plutarco nos dice que la inscripción de este monumento está en letras griegas
(Plutarco - Rómulo-24)
Tal como Dionisio de Halicarnaso nos dice, que los caracteres Romanos entonces, se asemejan a los antiguos caracteres Griegos (5),
Se deduce, que la obra en cuestión podía ser producción de algún artista etrusco.
Este Escritor último, todavía hace mención de una figura de bronce que representa a Horacio Cocles (7), y otra estatua ecuestre erigida en honor de la famosa Clelia
(Plutarco - Publícola-19) al inicio de la república.
En el tercer siglo, Roma, en el Senado, después de haber condenado a muerte a Spurius

(1) Id.p.18.l.9
(2) Id.L.4p.171 l26 conf. p.174. l. 35.
(3) Id. L. 5. p. 199. 1. 6.
(4) Dionys.Halic. Ant.Rom. L.2.p.122
(5) Plutarch in Romulo. p. 33.1. 8-
(6) Dionys. Halic. Ant. Rom. L. 4. p. 221. i. 45.
(7) Dionys. Halic. Ant. Roi». L.4. p.221 i. 46
(8) Id.L.5. p.284.l.45. ; Plutarch. in Public, p. 195. p. 6.

página 231
Camus, convencidos de que aspiraba a la realeza, emplearon los bienes confiscados del culpable, para realizar a Ceres en estatua de bronce de (1)
Las pequeñas figuras de deidades en bronce que se encuentran comúnmente, sirven para diferentes usos.
Los más pequeño eran los Dioses de viaje, que llevaba en el bolsillo y, a veces sobre su cuerpo.
Así, Sila tenía una pequeña imagen de oro de Apolo Pitio, que llevaba encima en en todas las expediciones que a menudo hacía
(Plutarco - Sila-29).
El arte de tallar sobre las piedras preciosas en la se conoce desde la más alta antigüedad, en diferentes naciones, lejos unos de otros.
Los griegos, dicen, se servían al comienzo de piezas atadas de madera para sellar (3).
En la colección de Stosch hay una piedra que imita el grabado de una madera comida por los gusanos (4).
Los Egipcios llevaron a esta rama de la técnica, así como los griegos y etruscos, a un punto alto de perfección, y lo demostraré en los siguientes libros.
Una línea es suficiente para juzgar la multiplicidad de obras de esta naturaleza con los antiguos, que hacen tanto los dos mil vasos de beber con piedras preciosas, encontrados por Pompeyo en los tesoros de Mitrídates.
Por otra parte, el increíble número de antiguas piedras talladas que se han preservado, y que todavía se encuentran todos los días, puede darnos una idea de la cantidad de artistas ocupados en este tipo de trabajo.
Hago notar aquí, que una piedra montada en un anillo es llamada por Eurípides y Platón SPHENDONI, una honda (5). Yo se de persona que ha notado aún

(1) Dionys Halic. L. 8. p. 524. l.38
(2) Plutarch. Sylla. p. 861.
(3) Hefych.v...... Conf. Seldeu. ad Maraor. Arund. II. 177.
(4) Defer. des Pier. Gr. du Cab. de stosch. p. 513.
(5) Eurip. Hippol. v.862. Plat.republ.I.w p. 382 l 43 ed.Bafil

página 232
que el principio del nombre y la imagen que hay entre un anillo y una honda.
Esto es, como el círculo del anillo que se asemeja como el cuero conteniendo la piedra de la honda, y las dos cuerdas que la sujetan como ávido de tirar la piedra.
De ahí que los romanos a su vez llamaran a las piedras montadas en un anillo, fronda de cabestrillo
(Plinio el viejo libro 37 , 111).
Después se indicara las producciones de arte, ejecutado en diferentes materiales,
es justo mencionar las obras de cristal antiguas, que trajeron el arte de la fabricación de vidrio al punto más alto de perfección que nosotros,
esto les parecerá una paradoja a quienes no han visto sus obras en de este género.
Voy a observar que los antiguos hacían en general un uso más frecuente del vidrio que los modernos. por los vasos, de que se servían para uso regular
Existe una gran cantidad en la colección de Herculano, donde todavía se conservan las cenizas de los muertos, en unas especies de urnas depositadas en las tumbas.
M. Hamilton tiene los dos mayores jarrones de cristal que se conservan enteros, uno pasa en altura de dos palmos y un medio, se encontró en una tumba cerca Pozzuoli, y el otro, más pequeño, fue descubierto en Cume, en octubre de 1767.
Se encontró el último, lleno de ceniza depositada en una cajita de plomo, la cajita: rota y el plomo se vendió por quien había hecho el descubrimiento.
De unos pocos cientos de quintales de fragmentos de vidrio ordinarios quintales, que fueron descubiertos en la isla Farnese a nueve millas de Roma, sobre la Carretera de Viterbo, y que se vendió a los vidrieros de esta ciudad, he revisado algunas copas rotas, y puedo juzgar

(1) Plin. L. 37, c. 37.42.
 
página 233
después de inspeccionarlos, que habían pasado por el torno.
Debido a que estos ornamentos están muy prominentes, proporcionados en los vasos por medio de soldadura y que llevan las marcas de la muela del lapidario en sus caras.
Aparte de estos vasos de vidrio común, Los antiguos empleaban este material para pavimentar las habitaciones de sus hogares.
Para tal fin, no se sirven de cristales de un solo color, que toman también de color compuesto de especie de mosaicos.
En cuanto a la primera especie de tesela, hay restos encontrados en la isla Farnese: hay tablas de vidrio de color verde de espesor de los azulejos del tamaño medio de un ladrillo .
Respecto al vidrio compuesto y colorido, la industria de los Antiguos era sorprendente.
Dos pequeñas piezas de vidrio compuesto que han aparecido en los últimos años en Roma,
y con no más de un tercio de una pulgada de ancho, como una tira alargada.
Una de estas piezas de color, con fondo oscuro, con pájaros parecidos a un pato, y con colores muy brillantes, y muy variados, que representa una pintura china, como una obra hecha del natural.
El contorno está resuelto y nítido, y los colores son agradables y limpios, con un efecto muy dulce, ya que el artista ha practicado allí, giro a giro, siguiendo el requisito del caso, vidrio opaco y transparente.
El más delicado pincel de un pintor de miniaturas, hace claramente el círculo de la ciruela y las aparentes plumas erizadas de la garganta y las alas, originalmente esta pieza estaba rota.
Pero lo que particularmente sorprende, es que la parte posterior de esta pintura ofrece el mismo pájaro, que los estudiosos no pueden notar ninguna diferencia en los puntos o en
página 234
otros detalles.
Uno puede concluir de esto, que la figura del ave se continuó durante todo el espesor de la pieza.
Esta pintura parece granulada en ambos lados, e hizo y se hicieron las piezas, como las obras de mosaico;
pero está compuesto artísticamente, que no se pueden percibir las uniones con la mejor lupa.
Según el estado de la habitación, es difícil formarse una idea de la realización de dicha obra.
Si la maniobra habría sido ejecutada en mucho tiempo es un enigma, nosotros no encontramos en el lugar de su fractura, que se había practicado de los mismos colores que aparecen en el área que prevalece en todo el diámetro.
A través de este descubrimiento, se concluyó que la pintura de esta pieza se compone de diferentes tramos de vidrio de color, unidos y fusionados.
No está en la presunción de que hubieran tomado por no continuar con este grueso de la pintura un sexto de pulgada, mientras que en el uso de porciones más largas para reducir el tiempo, tendrían que haberlas producido en tiras con un grueso de varias pulgadas.
De ello se desprende que esta pintura fue cortada de una pieza un poco más largo, y que se continuó a lo largo de su longitud,
Y esto podría multiplicar la figura tantas veces como el espesor en cuestión posibilitara toda la longitud del trozo.
La segunda pieza, también rota, casi del mismo tamaño, se ejecutó de la misma manera.
Se muestra en adornos de color verde, amarillo y blanco, puestos sobre un fondo azul.
Estos adornos consistían en molduras, cuentas y cordones de flores, y que terminan en puntos piramidales.
Todos estos detalles se representan claramente y se distinguen sin confusión, y son de tanta finura que el ojo lo percibe Hipocresía
página 235
pero no puede seguir los filamentos delicados en este trabajo se pierden.
Sin embargo todos estos adornos continúan sin interrupción en todo el espesor de la pieza.
Una varilla de vidrio, larga de un palmo está conservada en la colección del señor Hamilton en Nápoles, muestra, la mecánica de estas duras obras.
El exterior de esta pieza es azul, y el interior es de un especie de rosa de varios colores, y esos colores continúan en la misma dirección en todo lo largo de la varilla.
A medida que el cristal líquido se estira en una infinidad de largos y delgados hilos a voluntad,
podemos hacer la misma operación con lascas de vidrio compuestas y fundidas, que conservan su capa en todo lo largo:
es así como la plata de un hilo de plata, conserva su dorado en toda su longitud.
Esta consideración hace probable, que los antiguos para componer las piezas de cristal, redujesen sus grandes rebanadas de cristal por esta extensión en una infinidad de pequeñas teselas.
Las cosas más útiles que conocemos de los antiguos de cristal son las huellas y los moldes de piedras grabadas, tanto en relieve como en hueco, con obras de medio realce de la forma más grande, que se ha conservado un vaso entero.
La pastas de vidrio de piedras grabadas en hueco, a menudo imitan las venas en varias bandas de colores que se han encontraban en el original; y Más pasta moldeada, como las piedras grabadas en relieve muestran los mismos colores que se ven en el camafeo original como se evidencia en Plinio (1).
Dos piezas muy raras en su género nos ofrecen las figuras rotas, recubiertas por pan de oro: una de estas piezas es la cabeza del emperador Tiberio y propiedad del Mister Byres, arquitecto en Roma.

 (1) Plin. L. 35. c. 30,
página 236
Es a estos que debemos la conservación de múltiples bellas Antigüedades en piedras grabadas, ya no existen los originales.
Por que se ven bajo relieves de vidrio de un gran volumen, no se encuentra comúnmente nada más piezas rotas que nos indican la intención.
Los fragmentos en cuestión nos muestran la industria singular de los antiguos en este tipo de trabajo, y su volumen revela que es inútil dudar de su uso.
Estas piezas incrustadas en mármol, o practicadas en los paneles, pintados con arabescos y festones de colores sirven para decorar en los muros del palacio
(Plinio el Viejo libro36-189)
la obra más significativo en este género, es un camafeo, descrito por Buonarrotti Y guardado en la colección de la Biblioteca Vaticana; que consiste en una mesa de cristal, de un cuadrado alargado, de poco más de una palmo y dos tercios de una palmo.
Este camafeo representa a Baco, descansando sobre el pecho de Ariadna, con dos sátiros; Las figuras que son blancas, están ejecutas en un fondo de color marrón oscuro, y no tienen salientes pronunciados.
Pero las cosas más bellas de este género, fueron los jarrones, decorados con figuras en relieve, en ocasiones claras,
otros, en varios colores, con un fondo de color marrón, y en práctica. con perfecta ejecución, apenas sean inferiores a los "vasos sardónicos".
Se sabe solo de unos de estos vasos que se conserve entero (
vaso Portland # # # ), pieza rara que se encontró en la urna del falsamente llamada de Alejandro Severo,
Y que contenía las cenizas de la persona muerta: es de la altura de un palmo y medio, y está hoy en día, entre las curiosidades del Palazzo Barberini en Roma.
Uno puede juzgar la belleza de este vaso de cristal por un error de los

 (1) Plin. L. 36. c. 64. Vopisc. in Firm c.3. (2) Osserv. Sopra alcuni Medagl. Ant. p. 437.
página 237
escribanos, que lo han descrito como un verdadero vaso sardónico(1).
Cuando los verdaderos apreciadores del gusto no deben hacer más caso por estos jarrones de cristal, ya que tienen producción de porcelana, con la belleza del material que no está, ennoblecido por ninguna etiqueta en la esquina de genial.
Hasta ahora, los artistas de este género no nos han dejado un monumento digno de la consideración del reconocimiento.
Así que se puede decir que la mayoría de las obras de porcelana son sólo baratijas preciosas, que no tienen casi ningún otro mérito que difundir por todas partes el gusto por la frivolidad.

(1) Baríol. Sepolcr. tav. 85. La Chausse Mus. Rom. p. 28.
página 238


Capítulo III.
La influencia del clima, como las principales causas de la diversidad del Arte entre las naciones.
Después que indicamos el nacimiento del arte y los diferentes materiales utilizados por los artistas, la reflexión nos conduce a la influencia climática.
A medida que las producciones del genio, nos hacen pensar del porqué de la diversidad de las artes entre las naciones que las cultivaron, y que todavía las cultivan, que será el tema de la tercer Capítulo, del Primer Libro.

Por la influencia del clima nos referimos a los efectos de la situación en diversos de países.
La variación de temperatura del aire, produce diferentes alimentos que los hombres producen comúnmente y configura los habitantes, y los hace pensar como pueblos
El clima, dice Polibio,
página 239
afecta a la moral de las naciones y su figura y color (1).
Con respecto a la configuración de distribución de los hombres, la experiencia nos hace ver que muestra el alma y el carácter de las naciones
La mayoría del tiempo la fisonomía de los individuos.
Como siempre varía la naturaleza en su operaciones separando los principales países y los poderosos imperios por montañas, ríos y mares, ella misma imprime las características a los habitantes de las diversas regiones.
Así vemos que, en los países muy lejanos ella marca las partes del cuerpo del hombre y cualquier estatura con diferencias sensibles.
Los animales en sus especies, bajo diferentes climas, no son más diferente entre ellos que los hombres.
Es necesario que los observadores que afirman haber notado que las bestias toman el carácter de los habitantes del país donde viven.
La configuración de la cara es diferente, como los idiomas de los dialectos de los idiomas.
Como esta diferencia del lenguaje proviene de los órganos del habla, resultando que los nervios de la lengua deben ser más gruesos en zonas frías que en los países cálidos.
Así se da en los chinos, japoneses los groenlandeses y varias naciones de América, la falta de letras es el principio al que hay que buscar la causa (2).
Por lo tanto las lenguas del norte se componen de monosílabos y erizados de tantas consonantes que la combinación y la pronunciación de estas lenguas se convierte, si no imposible, al menos muy difícil a otras naciones.
(1) Polyb. L. 4. p. 290. E.
(2) Waldicke, de ling, Groenl. P- 144.

página 240
Un famoso escritor de principios de este siglo, busca diferencia de dialectos de la lengua italiana en los tejidos de la conformación de los cuerpos del habla (1)
Sobre la base de este principio, dijo, que los Lombardos, nacidos en las regiones más frías de Italia, tiene una pronunciación más áspera y sincopada; que los toscanos y romanos, que viven en un clima más templado,
que hablan con un tono más completo y más mesurado;
Los napolitanos, disfrutando de un cielo aún más caliente, articulan las palabras con una boca muy abierta y hacen que suene más las vocales que los romanos.
Habría que ver el caso de los hombres de diferentes naciones,
También se distingue perfectamente por las características de la cara y de los sonidos del habla:
sus características se observan aún en los niños, aunque sean trasplantados los jóvenes de otros países por sus padres.
Suponiendo la pubertad precoz de los jóvenes en los países cálidos, observamos muy bien que la naturaleza debe desplegar un desarrollo de la actividad singular para todas nuestra especie en total.
Los que no tienen fe en hacer estas observaciones forman una idea de la configuración ventajosa de los habitantes de climas templados por el fuego crepitante en sus ojos, el color más vivo que es comúnmente marrón o negro.
Esta variedad es evidente incluso en el pelo y la barba, de los individuos de los países cálidos, que es mucho más bella creciendo en su juventud.
También la mayoría de los niños en Italia que nacen con el pelo rizado, lo conservan hasta edad avanzada.
Las barbas de los hombres están onduladas, bien proporcionada y caída.
No son las mismas que los ultramontanos de Pélerin
(Monte Pélerin, Suiza)
(1) Gravina, Ragion, poet. L. 2. p. 148.
página 241
cuya barba y cabello, están erizados, rígidos y puntiagudos, de suerte que será bastante difícil encontrar entre estos una sana y piadosas una barba como nosotros observamos en las cabezas de los filósofos griegos.
En consonancia con esta observación, los maestros antiguos representan a los celtas y galos con el pelo liso, y vemos varios monumentos, entre ellos dos figuras sentadas de guerreros cautivos, que se conservan en la Villa Albani.
Con motivo de estas puntualizaciones, yo observo que cabello rubio no se encuentra tan frecuentemente en climas cálidos como en las regiones frías.
Es cierto que a pesar de que no son muy raros, y que cumplen con la belleza, muy a menudo se caracteriza este color lánguido, con la diferencia de que el pelo rubio nunca se tira demasiado hacia el blanco, lo que da un aire al rostro de frío y pálido.
Como el hombre siempre ha sido el objeto principal del arte, los artistas de todos los países dieron a sus, figuras la fisonomía de su nación.
Y esto demuestra especialmente como el Arte Antiguo había tomado una variedad de formas, de acuerdo a la configuración de los hombres, con las mismas proporciones que se encuentran entre nuestras naciones modernas y que fueron realizados hasta por nuestros artistas.
Este es el gusto por el sabor local, como se dice hoy, los maestros más hábiles todavía lo conservan.
Ciertamente, los alemanes, Holandeses y los franceses, son también diferentes los chinos, los tártaros y japoneses.
Los artistas también de esos países, cuando están fuera de su patria no toman el carácter extranjero se reconoce siempre en sus cuadros.
Rubens, después de una larga estancia en Italia, y haber estado dibujando constantemente sus figuras como si no hubiera dejado los hechos en Flandes lo podríamos probar con varios ejemplos.
página 242
La conformación de los egipcios de hoy, sería incluso tal como aparece en las obras de su conformación de antiguos artistas;
pero el parecido que se encuentra preferentemente entre la naturaleza de su tipo, es el mismo que era antes.
Aunque la mayoría de egipcios tenían sobrepeso, por los viajeros, los habitantes del Gran Cairo (1), tendríamos que concluir por sus figuras de la antigüedad a la naturaleza su cuerpo de otros tiempos, la naturaleza parece estar en lo contrario de lo que es hoy.
Es necesario sin embargo, observar que los antiguos ya representaban a los egipcios como gente con excesiva grasa (2).
El clima de Egipto es siempre la verdad el mismo, pero el país y los habitantes tuvieron que tomar una forma diferente.
Se puede ver que los Egipcios de hoy, son una raza diferente de los hombres que introdujeron su lengua y su su religión en el país.
Su gobierno y su forma de vida, son diametralmente opuestos a la antigua constitución, es fácil sentirse diferente debido a la complexión de cuerpo.
La increíble población del antiguo Egipto, sobria y laboriosa; con su bienestar en la agricultura el objeto principal de su industria, que se alimentan más de la fruta que de la carne.(3)
Y Por lo que hacían, sus cuerpos no estaban sobrecargados de carne.
En su lugar, los egipcios actuales languidecen en la ociosidad, y buscan sólo vivir sin trabajar, que es la causa de su excesivo tamaño.
Lo mismo ocurre con los griegos de nuestros días, que además de su sangre mezclada
(1) Dapper. Afriq. p. 94.
(2) Achil.Tat.Erot. L.3. p. 177.1g.
(3) Lucian. Icaromenip. p. 771.

página 243
durante siglos con la sangre de tantas naciones que se establecieron en su país, que es fácil de entender que su constitución actual, su educación, y en cómo piensan, que debe tener también influencia en su configuración.
A pesar de estas circunstancias en desventaja la sangre griega es aún hoy en día por su belleza digna de elogio, que es atestiguado por toda la atención de los viajeros.
Es un hecho que donde la naturaleza más se acerca al cielo de Grecia, más hermosa, majestuosa y activa ofrece la conformación humana.
La razón climática hace, en las hermosas provincias de Italia, rara vez son vistos en los rostros de los habitantes de estas características indecisión, e incertidumbre, cosa que con frecuencia se reúnen en los ultramontanos.
Los rasgos que caracterizan a los italianos, son su nobleza y espiritualidad, la forma de su cara es generalmente grande y decidida, y las partes se encuentran en un buena proporción con el todo.
La belleza de la forma llama la atención incluso en la la última clase de los habitantes, a menudo en la cabeza de un hombre del pueblo tenemos la gracia incluida como en el cuadro más sublime de la historia.
Nada más pintoresco en especial las cabezas de los hombres de edad.
No sería más difícil de encontrar entre las mujeres la base necesaria para el modelado de una Juno. La parte citerior de Italia, que cuenta con más de otras provincias influidas de un cielo suave, produce hombres caracterizados por el orgullo y la grandeza de la forma.
Alta estatura de los habitantes de estos países con los ojos hundidos. Especialmente los que ofrecen el mayor tamaño y la fuerza corporal, son los pecadores y los marineros, las personas que trabajan en el borde del mar.
Tal vez esto elevara la fábula de los Titanes, de estos hombres poderosos que combaten
página 244
contra los dioses en los campos Phlegriens antes de Pozzuoli, cerca de Nápoles.
Con respecto a Sicilia se asegura que en el viejo Eryx
(Monte), donde está el famoso templo de Venus, donde todavía hoy están las mujeres más bellas.
Los que nunca han visto estas provincias pueden formarse una idea de la fisonomía y espiritualidad de sus habitantes, llegando a la conclusión de que la mayoría de la belleza o mayor delicadeza de los hombres, es por la razón del clima más o menos caliente que habitan.
Los napolitanos son aún más finos y más astutos que los romanos,
Los sicilianos más de los napolitanos; pero los griegos superan a los sicilianos en la astucia y sutileza.
Entre Roma y Atenas hay alrededor de un mes de diferencia en el calor y la vegetación, y que se ve especialmente en el cuidado de las abejas.
En Ática extraen las colmenas de miel en los meses del solsticio en junio, y en Roma, en la fiesta de Vulcano en agosto
(Plinio el viejo libro 11-40).
;Finalmente lo que digo en este artículo, nos lleva a la máxima de Cicerón: cuanto más puro es el aire o enrarecido las cabezas se vuelven más finas o prestas.
Parece ser que los hombres como las flores: a mayor sequedad de la tierra y el clima más cálido, más exhala el perfume
(Plinio el viejo libro21-36)
;Por lo tanto, la alta belleza no consiste sólo en una piel delicada, en un color brillante, en unos ojos malignos o que languidecen, ni en un porte majestuoso y en una cara interesante, y esto se encuentra con mayor frecuencia en los países que gozan de un cielo templado.
Si bien es cierto, como dice un autor Inglés, hombres de calidad, no los hay como los italianos
(1) Plin. L.II c.15
(2) Cic. de Nat. Deor. L.a. 2. c16.
(3) Plinio. L. 21, c. 18.

página 245
que sabe bien, que la belleza está la hermosura de la configuraciones de un mismo país, y que es necesario para buscar partir del principio de esta aptitud.
Siempre es más fácil adquirirla en Italia por una contemplación diaria e intuitiva. Sin embargo la belleza no es un don universal extendido sobre los griegos.
Cota, uno de los interlocutores de Cicerón, dijo, durante su estancia en Atenas, que solo había encontrado entre los jóvenes atenienses, unos pocos que fueran verdaderamente hermosos (1).
La más bella sangre de los griegos, sobre todo en el color, se encuentra bajo el cielo de Jonia en el Asia Menor, como así nos lo remarca Hipócrates (2) y Lucano (3).
El orador Dión Crisóstomo, para expresar la belleza masculina en una palabra, nombra a una persona hermosa en una figura Jónica (4).
Este país sigue siendo fértil en bellas formas: un viajero cuidadoso del siglo XVI no se cansa de cumplir con la belleza del sexo en esa provincia, la delicadeza y la blancura de la piel, su vivacidad y frescura de su piel (5).
Para el cielo de Asia Menor, las islas del Archipiélago tiene la mayor serenidad respecto a su posición.
La temperatura del aire, equilibrado entre el frío y el calor, es más constante, incluso que en Grecia, y especialmente en las provincias marítimas, expuestas a las inclemencias de los vientos de África, lo mismo que a lo largo de la costa del sur de Italia, y otros países situados opuestos a la zona tórrida.
Este viento llamado Lips, por los griegos, Africano por los romanos, y Scirocco por los Italianos de ahora, que oscurece el cielo de vapores calientes, infectados

(1) Cic. de Nat. Deor. L. i. c. H,
(2) mega rowy. p.288.
(3) Imag. p. 472.
(4) Dio Chrysost. Or. 36. p. 439- B.
(5) Belon Observat. L. 2. ch. 34p. 350- b.

página 246
y el aire seco altera cualquier naturaleza. A los hombres y animales los pone nerviosos y a las plantas.
Cuando sopla, la digestión se interrumpe, la mente y el cuerpo se abaten y se reducen en un estado de reposo. Se sabe que el viento afecta a la belleza de la piel y el color.
Da a la gente de la costa una tez cetrina y lívida, tez particular de los Napolitanos, especialmente los de la capital, debido a las estrechas calles y casas altas, que no tienen la gente del campo.
Vemos la misma complexión que los pueblos de las costas mediterránea, el estado eclesiástico de Terracine, Neptuno, Ostia.
Pero parece que los pantanos que se cargan aire de vapores malignos en Italia, no tenían influencias nocivas en Grecia.
Ambraccie, por ejemplo, ciudad bien construida, muy celebrada, estaba en medio de un pantano, y tenía solo una avenida (1).
Una prueba importante de la forma ventajosa de los griegos modernos y levantinos es que no se han encontrado ninguno entre ellos con narices chatas, que es una de las mayores deformidades del rostro.
Scaliger incluso reclama que no ve Judíos con la nariz plana, y que en Portugal tienen sobre todo la nariz aguileña, llaman a este tipo de nariz en Lisboa, nariz a la judía (2).
Vesalio observó que las cabezas de los griegos y los turcos tienen un oval más bello que los alemanes y flamencos (3).
Hay que tener en cuenta en este momento que la viruela es menos peligrosa en climas cálidos que en los países fríos, donde este mal, es una terrible epidemia y causa estragos como la peste.
Sobre miles de personas

(1) Polyb. L. 4. p. 326 B.
(2) In Scaligeran.
(3) De corp. hum. sabr.I,i. c.5.p.23

página 247
no encontramos en Italia, diez marcados con la viruela de una manera sensible.
Para los antiguos, parece que este mal era absolutamente desconocido, por el silencio de los antiguos médicos griegos como Hipócrates y Galeno, este argumento no tiene réplica, ni la mencionan ni prescriben ni dan alguna reglas para el tratamiento de esta enfermedad.
En las descripciones de tantos personajes de la antigüedad, no se encuentra uno que se caracterice por las marcas de la viruela en la cara.
Es cierto que si este vicio del cuerpo hubiera existido, Aristófanes, o Plauto no habría dejado de decir e incluso recargar el retrato.
Pero lo que proporciona la evidencia más fuerte, de que este destructivo veneno, entonces no se agitaba contra la naturaleza humana, es la lengua griega, donde no tiene significado la palabra viruela.
Y más en general se extiende los beneficios de un buena conformación de los habitantes de los climas cálidos.
Yo no pretendo negar la belleza en esos países fríos.
Conozco a un lado y otro de la Alpes gente incluso humilde, en los que la naturaleza ha querido tener a bien difundir sus dones y perfeccionar su obra.
Estas personas pueden ser comparadas tanto por la fisonomía como por el talle, con las mejores figuras de los climas templados; ellos incluso hubieran servido a los artistas griegos para modelar ya sea en la gracia ya sea en la majestuosidad, ya sea en partes o en el conjunto.
Nosotros acabamos de ver el punto de la influencia del clima como se siente en la configuración humana
Vamos a mostrar ahora, hasta qué punto la misma tiene relevancia en la forma de pensar de los pueblos
página 248
siempre alterada por las circunstancias externas, sobre todo la educación y la constitución política.
La forma de pensar, de las naciones de Oriente y el Sur en general, y el pueblo de Grecia en particular especialmente rompedor en obras de arte.
La expresión figurada en los orientales tan caliente en la región que habitan; que a menudo dan al Sur,
Sus pensamientos en auge cruzan las fronteras de lo posible.
Es en estas mentes ardientes nacieron las figuras monstruosas de los egipcios y persas, que reúnen la misma forma naturalezas y cosas de seres opuestos.
Los artistas de estas naciones tienden a lo extraordinario más que lo hermoso.
A diferencia de los griegos que vivían un cielo y un y un gobierno más suave, los griegos que vivían habitaban un país que Palas, como dice la fábula, griegos entregada y asignado para su residencia con preferencia a todos los otros países a causa de agradable temperatura. (1)
Los griegos hablan una lengua rica en imágenes, y tenían las cabezas saludables con ideas pintorescas.
Sus poetas, empezando por Homero, hablar no sólo de imágenes, logrando así la trama, pintan cuadros, a menudo contenidos en una sola palabra,
A veces definen con palabras la sola consonancia de modos y realizado prácticamente con colores naturales.
Su imaginación fue desarrollada exageradamente, como la de los orientales, y su significado que con artimañas ágiles como los delicados nervios de los tejidos del cerebro, van dándonos golpe a golpe las diferentes propiedades de un objeto y singularmente de la contemplación de lo bello encerrado en un sujeto.

(1) Plat. Tim. p. 475. 43.

página 249
Fue entre los griegos de Asia Menor, los pueblos cuya lengua, después de salir de Grecia, era más rica en vocales, y por lo tanto más fresca y más musical, porque disfrutan de la dulzura de un delicioso clima, fue que entre los griegos vimos nacer y florecer los primeros poetas.
Fue en este suelo que brotó la filosofía griega. Fue en este país que aparecieron los primeros historiadores, El pintor apeles pintó las gracias en un día loco sobre este cielo voluptuoso.
Pero los griegos, incapaces de defender su libertad contra las fuerzas de los persas vecinos, no supieron nunca formar una República poderosa como los atenienses. Por tanto, es que las Artes y las Ciencias nunca podría fijar su sede en el Asia Jónica.
Los atenienses se encontraron en las circunstancias más favorables.
Después de la expulsión de los tiranos, que cambiaron la forma de gobierno y presentaron la democracia.
Una vez cuando todo el pueblo participó en los asuntos públicos, la mente de cada habitante creció, e incluso Atenas se elevó por encima de todas las ciudades de Grecia.
El buen gusto se ha convertido en universal, y los ciudadanos opulentos son atraídos por la consideración de sus conciudadanos erigiendo magníficos monumentos públicos, y fueron vistos acudir a esta poderosa ciudad como los ríos que desembocan en el mar, todos los talentos a la vez.
Las Artes se asentaron con las ciencias, este era su centro, y fue desde allí se extendieron en otros países.
La Prosperidad del Estado era el principio de gusto por el progreso
Florencia, en los tiempos modernos, da fe de la verdad de nuestra propuesta, esta ciudad se hizo rica, pronto el disparate y las tinieblas de la ignorancia dejaron florecer las artes y las ciencias.
página 250
De Cualquiera manera, debemos ser cautelosos en nuestros juicios sobre los talentos naturales de los pueblos en general, y de los griegos, en particular.
Y lejos de limitarnos a la influencia del clima, debemos considerar la diferencia de Educación y forma gobernar,
Las causas físicas o morales de su parte cooperan.
Las circunstancias externas no actúan sobre nosotros más que las que nos rodean.
El hábito tiene mucho ya que nos da restricciones a nuestro cuerpo y que impone sus leyes hasta los órganos que la naturaleza ha distribuido en nosotros.
Es así que un oído acostumbrado a la música francesa, no logrará afectarse por la composición de la más bella música italiana.
Es lo mismo que surge y viene con los griegos A diferencia de que Polibio lo remarca, afectando su rabia y su forma de hacer la guerra.
Los tesalios eran buenos guerreros cuando podían cargar los pelotones enemigos, pero no se mantenían en un batalla.
los Etolios eran lo contrario de los Tesalios.
Los cretenses eran excelentes elaborando emboscadas, o para dar golpes de mano con alguna estratagema, pero eran malos soldados cuando la bravura tenía que decir una acción.
Los Aqueos y los macedonios se opusieron a los cretenses.
Los arcadios fueron obligados por una vieja ley a aprender música y ejercerla hasta la edad treinta años para suavizar y humanizar a sus carácter Ya que sus modales por el duro clima, y la aspereza de las montañas los vuelven intratables y salvajes.
También los Arcadios fueron los más honestos y los más afables de todos los griegos.
Los Cineteos fueron los únicos separados de esta institución y que no querían
página 251
aprender música; lo que hizo que cayeran luego en su ferocidad natural y que eran odiados por sus vecinos,
En los países donde, junto con la influencia climática, todavía existe una sombra de la antigua libertad,
Encontramos que la corriente de pensamiento es muy parecida con la del pasado.
Esto todavía se ve en Roma, donde el pueblo, del gobierno eclesiástico, goza de una libertad que se acercan licencia.
Incluso hoy en día, uno podría encontrar en el pueblo de Roma, guerreros intrépidos, capaces, como sus antepasados, de hacer frente a la muerte.
Todavía hoy, encontramos entre las mujeres en la última clase, que por su moral, son menos corruptas que las mujeres de las primeras clases, heroínas que muestran coraje y resolución como las antiguas romanas.
Yo lo podría probar por los rasgos más llamativos, si el plan de mi trabajo permitiera detenerme en estos detalles.
La disposición singular de los griegos para las Artes se manifiesta hoy por los talentos universales de los hombres que habitan en las hermosas provincias de Italia.
En las ardientes italias la imaginación predomina sobre la razón.
Como con los ingleses, donde el pensamiento y la razón predomina sobre la imaginación.
Se ha dicho, no sin fundamento, que los poetas más allá de los Alpes hablan a través de imágenes, pero proporcionan pocas imágenes.
Y debemos admitir que las terribles imágenes del paraíso perdido, que constituyen la grandeza de Milton, lejos de estar sujeto con un noble pincel, no lograrían progresar a convertirse en pintura.
Las imágenes de numerosos otros poetas son grandes al oído y pequeñas para la mente.
En Homero toda imagen, todas sus ficciones son pinturas.
Las provincias de Italia, que tienen el clima más suave,
página 252
producen los talentos más raros, y la imaginación más viva.
Los poetas sicilianos están llenos de nuevas y sorprendentes imágenes.
Pero la vívida imaginación de los poetas italianos no se importa, no se rebusca, ella es igual que el temperamento de los hombres y como la temperatura del aire, más igualda que en los climas fríos.
Y la naturaleza produce con más frecuencia felicidad y hermosura.
Estoy hablando de la disposición natural de las naciones para el arte en general, y yo no pretendo referirme a que solo se da el talento en los países del sur, ni digo que las personas con talento no se den en las regiones del norte, porque sería desmentido por la experiencia en todos los tiempos.
Holbein y Durero, estos padres del arte en Alemania sin duda han trabajado como genios; y sus obras nos muestran que así es.
El ejemplo de Rafael, Tiziano y le Correge, que habían podido estudiar a los antiguo y los imitan, y los vuelven tan grandes que puede ser mayor que aquellos hombres asombrosos.
Los cuales no lo hubieran conseguido sin el conocimiento del los Antiguos, pues no se avanza gratuitamente, es decir le Correge no hubiera alcanzado esta altura, sin que su Maestro Andrea Mantegna no los conociera.
De la gran colección de dibujos, dla colección del Cardenal Alexandre Albani que pasó al rey de Inglaterra, se encontraban numerosos estudios de las estatuas antiguas de Mantegna.
Con esta consideración de antiguo conocimiento Felicianus daba una epístola con una colección de inscripciones antiguas (1) que el viejo Burmann ha ignorado por completo con respecto a este antiguo Maestro (2).
El resto lo dejo a la apreciación del arte de decidir la escasez de grandes pintores en

(1) Felician, Pignor. Símbolo, p. 19.
(2) Przf. ad Infer. Grut. p. 3

página 253
algunas naciones ultramontanas de dónde viene de vacío en cuestión.
Es cierto que en tiempos pasados, los Ingleses, a pesar de su amor por las artes, no tienen un solo artista de fama universal,
También es cierto que los franceses, con la excepción de unos pocos genios raros les pasa lo lo mismo, a pesar de un gasto considerable que el gobierno está haciendo para fomentar los talentos.
Por estas nociones generales del Arte y por las causas alegadas sobre la diversidad entre los pueblos que la han cultivado en el pasado, y que todavía cultivan hoy, confío haber preparado lo suficiente para que juzguen sucesivamente y que en particular, discutan del arte en las tres naciones que lo hicieron más famoso, los egipcios, los etruscos y los griegos.

página 254


Capítulo segundo
El arte de los Egipcios, Los Fenicios y Los Persas

El Arte entre los egipcios.



Los egipcios apenas se han desviado de su primero estilo; por lo que nunca han llegado a alcanzar un alto grado de perfección en el arte como los griegos.
Las causas de estos obstáculos son varias: la forma de sus cuerpos, la manera de pensar, sus costumbres, las leyes civiles y religiosas, su baja opinión de los Artistas, junto con una
página 255

falta de talento y la elevación de los mismos.
La discusión de estos objetos será la materia de este capítulo.
La primera causa del carácter del arte en los Egipcios, se encuentra en su configuración, que no tenía por objetivo exaltar el alma de sus artistas y elevar su imaginación y belleza ideal.
La naturaleza que tenía tan favorecida a las mujeres egipcias del lado de la fecundidad
(Plinio el viejo libro 7 , 33)
Las había descuidado singularmente con respecto a la figura.
Mísera con sus dones para las mujeres de Egipto, las prodigó con las de Etruria y Grecia.
Esta observación se confirma por una Forma achinada que caracteriza a los egipcios, y que está situada también en sus estatuas como en las figuras de sus obeliscos y sus piedras grabadas (2):
no obstante de la observación es necesario escapar de aquellos que han escrito tanto sobre la semejanza de los chinos con los antiguos egipcios.
En cuanto a los egipcios, Esquilo dice positivamente que los griegos difieren por la configuración (3).
Por tanto, sus artistas no podían buscar variedad, ya que no se encuentra en la naturaleza los ojos extraños.
La temperatura constantemente igual en el país hacia que la naturaleza siempre repitiera en sus operaciones y siempre más uniforme en los extremos que en el centro, difícilmente se apartara de sus formas exageradas.
La misma conformación impresa en las estatuas egipcias, se encuentra también en las cabezas de las personas pintadas sobre las momias.
Y sin duda los egipcios, mismos

(1) Plinio. L, 7. c. 30. Seneca nat. qu. 1. 3. c. 25.
(2) Sobre la base de planchas grabadas no se puede formar una idea clara de la forma de las cabezas egipcias que consultando una momia en la obra de Beger. Thes Brand. T.3.p 402 una y otra descrita por Gordon. Essay towars explaning the hierolyphical figures on the Cossin of anantient Mummy, Londres, 1-737. sol
(3) Aesch Suppl. v.506

página 256
incluso los etíopes (Herodoto 3-20) han tratado de atrapar la semejanza perfecta del muerto,
ya que sabemos la atención que ponían en la práctica de embalsamar su cuerpo para preservarlo todo lo que fuera posible, haciendo reconocibles, hasta las pestañas del párpado (2).
Es probable que los etíopes adoptaran de los egipcios utilizar para pintar la figura de los muertos como sus cuerpos.
De hecho, la historia nos dice que con el rey loco Psamético, 240.000 egipcios se fueron a Etiopía, y se llevaron sus usos y sus costumbres (Herodoto 2-30).
Además, como luego Egipto fue gobernado sucesivamente por dieciocho Reyes etíopes cuyos reinados se remontan a los tiempos más tempranos (Herodoto 2-100) Es creíble por los usos en cuestión que eran familiares para ambas naciones. Y está el hecho de que los egipcios tenían la tez tostada (Herodoto 2-22),
el color que dan a las cabezas mostradas como momias pintadas (6): - De donde viene la palabra, AEGYPTIASI , que significa bronceada, quemada por el sol (7).
Como se puede ver por las momias que las caras tienen el mismo color, es por lo tanto, erróneo lo que Alexander Gordon avanza de que son diferente según cada provincias.
Cuando habla Marcial del hermoso niño de Egipto (8), quiere decir, un joven nacido de padres Griegos, que conoce el extremo de licencia de la juventud de este país, sobre todo la de Alejandría (9). Este griego era, Apolaustus de Menfis en Egipto, en la famosa Pantomima, que Lucius

(1) Herodot. L. 3, p. 108. I. 20.
(2) Diod. Sic. L. 1. p. 82. 1. 26.
(3) Herodot. L. 2. p. 63. L, 25.
(4) Ibid. p. 79. I. 19. Cons. Diod. Sic. L. 1 p. 41. l.36
(5) Herodot. L. 2. p. 80. l.14, .Propert. L.2. El. 24, v. 15. Fuseis Aegypty alumnis,
(6) Problem. Sect. 14. p. 114. L1. ed. Sylbourg.
(7) Eustath. ad. Odyss. A P- 1484. L26
(8) Martial. L. 4. Ep. 42.
(9) Juvenal. Sat. 15. v. 45. Quint, Inst. L.1.c.3.p.19

página 257

Verus había traído a Roma, y cuya memoria tiene numerosas inscripciones conservadas.
Con la autoridad de una nota de Aristóteles (1) para argumentar que los egipcios tenían el hueso de la pierna vuelto hacia el exterior (2).
De todos modos, tendríamos que los que eran vecinos de los etíopes estaban bien formados, y tenían como éstos (3) la nariz aplastada.
Sus figuras femeninas, tienen el tamaño lo suficientemente deseado, tienen los senos con un tamaño extremo.
Artistas como los egipcios, de acuerdo con el testimonio de un padre de la iglesia, imitaban la naturaleza como se la encontraban (4)
Podemos juzgar la conformación del sexo, por el tratamiento de las estatuas.
Sin embargo esta forma externa, no tenía nada que impedía a los egipcios de disfrutar de una salud perfecta, especialmente alta Egipto, en que Herodoto (¿Podría ser 2-84?) atribuye esta ventaja por encima de todos los demás pueblos.
Esta afirmación se ve apoyada por la observación de gran cantidad de cabezas de momias egipcias revisado por el Príncipe de Radzivil, que no ha encontrado un figura a la que le faltara un diente, o incluso que estuvieran arruinados (6).
La momia conservada en el Instituto de Bolonia, todavía sirve para demostrar la observación de Pausanias que dijo que se veían en Egipto hombres de extraordinario tamaño (Pausanias Libro 1, 35-5):
El cuerpo de esta momia tiene once palmos romanos de longitud. (4 metros)
(1) Problem. Sect. 14. p. 113. Ed. Sylbourgii.
(2) Pignor. Tab. If. p. 53.
(3) Cons. Bochart. Hieroz. P. I. p. 969.
(4) Theodorer. Sermones. 3.
(5) Herodot. L. 3. p.74. l.87
(6) Radzivil Peregrin. p. 190.
(7) Pausanias. L. I. p. 86. I. 21.

página 258
En cuanto a la segunda causa del carácter y eI estado de ánimo del pueblo,
se puede decir que no están por la alegría y el placer.
Los egipcios no cultivan apenas música, este arte que los primeros griegos trataron de difundir y aprobaron sus leyes (1)
Y que habían instituido juegos mucho antes del siglo Homero (2).
Incluso se asegura que la música había sido declarada ilegal en Egipto,
y que la poesía había tenido la misma suerte (3).
Nos lo informa Estrabón (Estrabón Libro 17, 814 ),
En los templos no suenan los instrumentos y los sacrificios se hacen en silencio.
Sin embargo esto no excluye la música en general entre los egipcios, o debe entenderse en los tiempos más remotos, porque sabemos que las mujeres tocaban música en la procesión del Dios Apis por el Nilo.
Los egipcios son vistos tocando varios instrumentos como el mosaico del templo de la Fortuna en Palestrina
(Se le pasa la nota en Plnio libro 36-189), la antigua Preneste, así como dos tablas de las excavaciones de Herculano (5).
La naturaleza oscura de los egipcios les hacía recurrir a medios violentos para calentar la imaginación y para animar el espíritu (6):
Sus pensamientos, pasan al lado del natural, y no se ocupan mas que de los seres fantásticos.
Esta melancolía de la nación los llevó ver a los primeros Heremitas.
Un autor moderno dijo que encontró anotado en algún lugar, que hacia el final del siglo IV los monjes en el Bajo Egipto eran más de sesenta mil (7).
Esta melancolía es la causa que hizo
(1) Ammian. Marcel. L. 22. c. 16. P. 346.
(2) Thucyd. L. 3. c. 104. Cons. Taylor. ad Marm. Sandr. p. 13.
(3) Dio Chrysost. Orat. Il. p. 162.
(4) Strab. L. 17. p. 814. C.
(5) Pitt.Erc. T. 2. Tav. 59.60
(6) Bont. de Medic. Aegypt. p. 6.
(7) Fleury Hiít. Eccl. T. 5. i. 2.

página 259
que los egipcios fueron esclavizados por las leyes estrictas: ellos no podían vivir sin rey
(Herodoto libro2-147)
Esta puede ser la razón por la que Homero llama a este país, el amargo Egipto
(Odisea 17-446). Los egipcios fueron en todas las edades rígidos observadores de las antiguos leyes, afectando a las costumbres y los cultos.
Ellos estuvieron muy quietos incluso con los alocados Emperadores romanos (3),
y no solamente el Alto Egipto, sino también Alejandría, durante el loco reinado de Adriano, se levantó un motín en la ciudad, porque no se encontró entre los vacunos uno para representar al Dios Apis (4).
Esta enemistad sagrada de una ciudad contra otra acerca de sus dioses subsistía todavía entonces (5)
Algunos Modernos han argumentado, con el testimonio de Herodoto y Diodoro que dicen que Cambises había abolido totalmente su cultura de embalsamar a los muertos.
Nada es más falso que esta alegación, ya que después de ese tiempo, los propios griegos mandaban embalsamar a sus muertos como los egipcios, como he demostrado en mis Reflexiones sobre la imitación de las obras griegos,
donde hablando de una momia sobre el pecho llevaba la inscripción €Y + YXF.
Con las letras de esta inscripción, debemos saber que la Tau era entre los griegos de Egipto una cruz,
como se puede ver en un antiguo y precioso manuscrito, del Nuevo Testamento siríaco, escrito sobre vitela (
pergamino), y guardado en la biblioteca de los Agustinos en Roma.
Este manuscrito del año 616 y las notas al pie en

(1) Herodot. L. 2. p. 93;. l. 15.
(2) Odyff. p.448. Cons Blackwall´s Enquiry of the Life of Homer, p245.
(3) Conf. Walton ad Polyg'ot. Proleg. 2. §. 18.
(4) Spartian. Hadr. p. 6.
(5) Plutarch. de If. y Ofir. p. 677.
(6) Gedankm ìiber die Nachalimung der Griechifchen Werke, p.90

página 260
Griego da en lecturas otra palabra, I+dlq€ para HTAIPE.
Con respecto a la momia que dio lugar a esta digresión, ésta se vio una vez en Roma
en la casa del Valle, y se encuentran ahora entre las Antigüedades reales en Dresden.
Los egipcios se rebelaron más de una vez locamente para suceder a Cambises por reyes de su país, quienes fueron capaces de permanecer durante algún tiempo, con el apoyo de los griegos, y aparentemente, reanudaron a partir de entonces sus antiguos usos (1).
La prueba de que los egipcios estaban siguiendo todavía su antiguo culto bajo los emperadores, son las estatuas de Antinoo, que vemos dos (
los telamones) en Tivoli, y una en el Capitolio (#) (2).
Estas estatuas están ejecutadas con el modelado de los egipcios, y en línea con la figura de Antinoo en Egipto,
ya que fue venerado en ese país, y particularmente en la ciudad que conserva su tumba (3) Y que tomó su nombre Antinoa (Pausanias Libro VII8 9-7).
En los jardines del Palacio Barberini todavía vemos una estatua de mármol, similar en la manera (
#) a la del Capitolio y ligeramente más grande que natural, pero sin la cabeza original.
En la Villa Borghese se encuentra en una tercera de alrededor de tres palmas.
Todas estas estatuas están en posición rígida, el brazo colgando hacia abajo verticalmente, al estilo de las antiguas figuras egipcias.
Vemos que el emperador Adriano, por amistad con los egipcios se comprometen a hacer una figura de culto divino de su favorito, y fue obligado a darle la forma adoptada exclusivamente por otro pueblo.
(1) Herodot. L. 6. p. 243- l.2. 5.
(2) Mus. Capitol. T. III. Tab. 75.
(3) Euseb. prap. ev. L. 2. p. 45. l. 30.
(4) Pausanias. L. 8. p. 617. 1. 16. Cons. Pococke's Deser. of the East,T. I. p. 73.

página 261
Este hecho demuestra, que los egipcios no dejaron innovar en sus viejas costumbres religiosas, y para admitir los usos griegos tuvieron que tomar forma de figuras, ni en los objetos de veneración ((Herodoto libro 2-41?).
Nada igual al resto, en la aversión de las personas para todas costumbres extranjeras y principalmente las de los griegos, y especialmente antes de haber sufrido el yugo.
Esta aversión tenía que inspirar en sus grandes artistas una indiferencia por los éxitos de otras naciones en el arte, y que por lo tanto, detenían el progreso de la Ciencia y las Artes.
Como se ordenó a sus médicos hacer, de no dar otras recetas que las prescritas en los libros sagrados,
así que no permitieron que sus artistas se alejaran del estilo antiguo.
Es así como las leyes limitan a cada generación imitando servilmente estas a las generaciones anteriores el camino, y proscribiendo toda innovación.
Platón nos dice (2) que las estatuas ejecutadas en su tiempo en Egipto, no difieren en la forma de cualquier otro punto de las que habían sido hechas hace mil años: que sólo necesita ver las obras de los artistas originarios de Egipto antes de que el país debería pasar a estar dominado por los griegos.
La observación de esta ley era inviolable, porque tenía su principio en la religión, así como la constitución de su gobierno.
Excepto simulaciones practicadas sobre los Edificios (3),
se desprende que los egipcios restringen el arte de trabajar las figuras, a locas formas humanas, sus dioses, sus reyes y las personas reales, y sus sacerdotes (4) por lo que han
(1) Herodot. L.2. c. 78. 91.
(2) Leg. L. 2 p. 522. 1. 9.
(3) Herodot. 1. c. p. 93. 1. 19. Diod. Sic. í. c. p. 44. L 36.
(4) Ibid. L. 2. p. 88. t I. Dio.Sic. L. 1. p. 45. l.10

página 262
reducido a un solo tipo de figura.
Para los Dioses y Reyes de Egipto que alguna vez los habían gobernado en este reino, o al menos se observaba estos dioses como a los viejos monarcas (1), y los ancianos reyes fueron sacerdotes(2).
Esto es al menos lo que podemos creer más razonable, ya que ninguno de nosotros escribimos si no aprendemos, que ellos hacían estatuas erigidas a otros.
Huyendo entonces de la prohibición de esta ley, concerniente al mismo tiempo a la religión.
La baja estima que tenían para los Artistas, es una nueva razón del estado de mediocridad donde ha permanecido enterrado en Egipto.
Tenidos en la última clase entre la gente, los artistas eran solamente obreros, que no disfrutan cultivando las Bellas Artes por el impulso en el arte del genio.
En esto, como en todo lo demás, continua el hijo la ocupación del padre: todo el mundo tenía el deber de seguir los pasos de su predecesor, y no hay para dar un paso para ti mismo.
Con estos principios, no se pueden formar diferentes escuelas de arte en Egipto, como se formaron en Grecia.
En esta posición, los artistas, privados de una educación adecuada, nunca conocieron estas circunstancias felices capaces de elevar el alma y dejar que ellos traten de emprender grandes empresas.
No podían esperar premio u honor, cuando habían hecho un trabajo extraordinario.
Los griegos conservaron el nombre de un solo escultor egipcio conocido, que es Memnon (3).
Realizó (tres estatuas)
que fueron colocadas en la entrada de un templo en Tebas, una de las tres, era la más grande que se pudo ver en Egipto.
(1) Diod. Sic. I. c. p. 13- 1. S- p- 4«. 1. 21.
(2) Plat. Polit, p.129 l.39
(3) Diod. Sic. L. 1. p44. l.24

página 263
En cuanto a la ciencia de los artistas egipcios, parece que el esencial, el conocimiento de anatomía, ciencia, que no era cultivada ni mas conocido en Egipto que en China.
El respeto que tenían por los muertos, nunca les habría permitido una disección de un cuerpo.
Nos informa Diodoro, que había visto como un muerto con una simple incisión hecha sobre un cadáver.
Por lo tanto, el Paraschistes,
(embalsamador) llamado así por los griegos, o el que hizo una incisión en el lado del muerto para embalsamarlo, se ve obligado a huir después de la primera operación, con el fin de evitar el maltrato de familiares y asistentes los cuales le persiguen y cargan de maldiciones y le arrojan piedras.
En Egipto la anatomía no conoce las partes interiores, o el intestino.
Incluso este conocimiento está limitado, a ser ejercido por una comunidad, que lo transmiten como Artesanos de padre a hijo, era, a todas luces, un misterio para los demás.
Nadie más que esta gente preparaban y asistían a la persona muerta.
La segunda sección en el estilo de arte, que contiene el dibujo del desnudo, y luego los ropajes de las figuras dividido en tres puntos.
En los dos primeros trataremos el viejo estilo y el posterior estilo post egipcio de los escultores.
En el tercero diremos de la imitación de las obras egipcias, hasta la la aparición de todos los artistas griegos.
Voy a tratar de demostrar deprisa, que los antiguos egipcios y las antiguas obras egipcias se descubren de dos maneras, a las que debemos asignar dos momentos diferentes.
La primera manera probablemente duró hasta la conquista de Egipto por Cambises.
Mientras que se continuará la segunda todo el tiempo que los naturales cultivaron el arte de la escultura, bajo el dominio de los persas, y luego página 264

bajo la de los griegos. Es probable que las imitaciones de obras egipcias se hicieron en gran en gran parte por el emperador Adriano.
En cada uno de estos tres artículos, hace falta considerar primero el diseño del desnudo, en segundo lugar, el dibujo de las figuras vestidas.
En el viejo estilo del desnudo de dibujo tiene cualidades y rasgos delicados que lo distinguen, no solamente de otras naciones, sino también del estilo posterior de los egipcios.
Los caracteres de su diseño se encuentra tanto en esquema como en el contorno de la totalidad de la figura, como en la delimitación de cada parte, considerada por separado.
El carácter general principal de este estilo es el dibujo desnudo y la circunscripción de la figura en líneas rectas que destacan poco carácter que es más propio de la Arquitectura, con los ornamentos del pueblo,
De ahí que Strabón (1), nos deja su juicio sobre un templo de Menfis, acusando dos defectos importantes en las figuras egipcias:
El primero, la falta de acción de gracias, a aquellas divinidades que los egipcios nunca sacrifican (Herodoto ¿2-52?)
El segundo el estar desprovisto de estos pintorescos giros que encantan.
La posición de las figuras es rígida e incómoda.
Algunos autores antiguos han sugerido que una de las características generales de las figuras egipcias era tener los pies puestos paralelos, como se ve en las antiguas estatuas de bronce Etruscas.
pero es un error, y esta posición de los pies solo se da en las figuras sentadas.
En las figuras de pie no se posicionan en una línea paralela, uno avanza siempre más que el otro.
Se ve en la
(1) Geog. L. 17. p. 806. A.
(2) Herodot. L. 2, p. 69 . I.12.

página 265
Figura de Villa Albani
# de un hombre de catorce palmos de alto, con un pie a tres palmos de distancia el uno del otro.
En las figuras de hombre, en general, los brazos están colgando hacia abajo a lo largo de los lados, que parecen pegados, por lo que estos tipos de figuras denotan cualquier acción que se expresa por el movimiento de los brazos y las manos.
Esta inmovilidad es una prueba, no de la ignorancia de los artistas, sino una regla invariable, adoptada para servir como modelo en la ejecución de todas las estatuas.
Además de la acción que los egipcios dieron a sus figuras, que se muestra en los obeliscos, y en otras otras obras,
Tal vez han hecho estatuas con las manos libres, como hacen creer en la representación de un rey, que sostiene un ratón en una de las manos (Herodoto 2-141), esta estatua puede estar sentada.
Las figuras de mujeres solo tienen el brazo derecho pegado al lado; y el brazo izquierdo está doblado bajo el seno.
Para las figuras, situada al inicio en pie, de frente a la sentada estatua de Memnon, tienen ambos brazos colgando.
También vemos que varias están en cuclillas o sentados sobre sus piernas, otros arrodillados figuras que nosotros podríamos llamar ENGONASES (2)
Esta es la actitud de las tres deidades llamados Dii nixi (3) y se colocaron delante de las tres Capillas de Júpiter Olímpico en Roma.
Con esta unidad de dibujo, los huesos y los músculos están débilmente indicado.
Los nervios y las venas no los indican en absoluto.
Las rodillas, los tobillos de los pies y alrededor del codo aparecen con los salientes naturales.
La parte trasera no es visible, si la estatua está apoyada contra
(1) Herodot. L. 2. p. 91. L. uIt.
(2) Cicer. de Nat.Deor.L.2. c.52.
(3) V. Fest. Dii Nixi

página 266
contra una columna, hecha del mismo bloque.
Sin embargo, el Antinoo del que hemos hablado anteriormente, tiene la espalda libre.
Los contornos poco ondulantes de estas figuras son las causas de su forma estrecha y alzados forma por la cual Petronio, buscando caracterizar el estilo de esta nación (1).
Las figuras egipcias se distinguen por su esbelto cuerpo por encima de las caderas.
Estas características distintivas del estilo egipcio, para circunscribir y formar líneas casi rectas, ya sea por la débil indicación de los huesos y músculos, son la excepción en la forma de los animales que son tratados.
Entre las obras ejecutadas notables en ese género citaré entre otras una gran Esfinge de Basalto en la Villa Borghese (2), otro granito, que se veía en el palacio Chigi, en Roma, y encuentra hoy entre Antigüedades de Dresde, dos leones en la subida del Capitolio, y otros dos en la fuente llamada Fontana Felice (3).
Estos animales están tratados con gran inteligencia, con un trabajo muy variado, y los contornos y traídos de una buena manera.
Muy pegados los hombros y los flancos, que no hacen como se indica en las figuras humanas, son Muy bonitos en los animales; estas partes, junto con las venas de las piernas y los otros miembros, hacen una ejecución vigorosa y elegante.
Nadie puede dudar de que son obras egipcios son libros, como los leones de la fuente en cuestión que se caracterizan por los jeroglíficos que se encuentran sobre los animales de fabricación posterior.
Es lo mismo en la
(0) Satyr. c, 2. p. 13. edit. Burmann.
(2) Kircher. Oedip. Aeg. T.3. pag. 469
(3) Kircher. l. cit. p. 463.

página 267
Esfinge de Dresde, cuya base también soporta caracteres jeroglíficos.
La Esfinge del obelisco del sol en el Campo de Marte
(de donde procedía la Esfinge tratada como Villa Borghese, y la Esfinge del museo Barraco y la Esfinge de los Capitolinos), tiene el mismo estilo, y las cabezas son de avanzada ejecución. Esta diversidad de estilo, que se encuentra entre esas figuras y animales humanos, sirve como prueba de lo que he dicho anteriormente.
Las primeras, para representar deidades o personajes dedicados a los dioses, por su rango o o por los Reyes, había determinado su posición y sus actitudes.
El artista está esclavizado a las reglas generales fijas, por la religión misma, sin desviarse en la representación de figuras humanas, donde solo en el tratamiento de los animales tenía la libertad de mostrar su habilidad.
Representamos el sistema de la vieja manera de los egipcios, con respecto a las figuras humanas, como el sistema de gobierno en Creta y Esparta, donde no se le permitió salir por las viejas máximas de sus legisladores.
Los animales no se circunscriben dentro de este círculo razonado.
Nos ajustaremos por el bien hacer de las características del estilo en el diseño del desnudo. y hace falta examinar las extremidades, especialmente la cabeza, las manos, los pies.
Las cabezas egipcias tienen los ojos planos, de forma oblicua, no están hundidos como vemos en las estatuas griegas, en la cabeza, está resaltada el el hueso de las cejas, como se indica con una fuerte quiebra, donde todo aparece aplanado.
En las figuras egipcias, las formas tienen algunas cosas de algo ideal, pero hechas con belleza ideal, no vemos que los artistas hayan logrado dar grandeza a esta parte de la cara.
Mientras que los griegos fueron capaces de imprimir esta cualidad en los aires de las cabezas
página 268

buscar y conseguir dar al mundo un globo del ojo con una situación muy enfocada en la que el artificio produce oposición de color, y por los efectos consecuentes de claroscuro, como mostraré con más detalle en el volumen siguiente.
Las cejas, los párpados y el borde de los labios, por lo general se indican con líneas incisas.
Una cabeza de mujer muy antigua un poco más grande que de natural, de basalto verdoso guardado en la Villa Albani, tiene sus ojos huecos, y las cejas marcadas con una línea convexa aplanada, la anchura de la uña de un dedo pequeño.
Esta línea hasta los pómulos, donde termina con un ángulo saliente; hasta el hueso inferior del ojo de donde parte una línea similar y finalizará en los pómulos con una parecida sección.
Los Egipcios ni siquiera había pensado en los perfiles de dulces cabezas griegas, el contorno de la nariz de sus figuras es como en la común naturaleza.
El hueso de la mejilla sobresale fuertemente indicado; y el mentón siempre se repite preeminente, todo esto nos da un rostro ovalado, con un aire de imperfección y poca gracia.
La sección de la boca, o el cierre de los labios naturales, pero menos que los griegos y europeos, desciende un poco hacia las esquinas de la boca, y se dibuja hacia arriba a la manera egipcia.
Las bocas de sus figuras todavía está cerrada, los labios no se separan solo por una simple incisión, mientras que la mayoría deidades entre los griegos, como observo en el cuarto libro tienen los labios abiertos.
Lo que tendría más extraordinario en la configuración de los egipcios, serían los oídos, como si se hubieran colocado en realidad algo más alto que en lo natural como los vemos en la mayor parte de sus caras, y entre otras en dos cabezas de las que soy propietario yo mismo. Figuras, donde los oídos, están colocados singularmente altos, de la misma manera
página 269

la punta de la oreja se encuentra en línea paralela con los ojos, es como una cabeza con los ojos, que se informa, conservada en la viña Altieri, luego una figura colocada sentada bajo la punta del obelisco Barberini.
La forma de las manos de los egipcios no es de un hombre que esté hecho muy naturalmente, pero no son descuidadas.
Los pies de estas personas son diferentes de las figuras griegas, donde son más planos y más largos que los dedos que están aplanados.
no cuentan con una articulación en los dedos ni tienen una sensible disminución en su longitud.
El dedo pequeño del pie no está curvado, o recogido hacia dentro, como los pies Griegos.
Así que supongo que los pies de Memnon no están hechos como Pococke los ha dibujado (#).
Es cierto que los niños en Egipto iban con los pies desnudos (2) Y que desde allí sus dedos no estaban molestos por los zapatos; pero esto, no es la única causa para informar sobre la forma de sus pies, que es también la forma recibida por las figuras principales.
Las uñas están indicadas por incisiones angulares, sin redondeo.
Las estatuas egipcias en el Capitolio, cuyas extremidades se conservan, tienen los pies de longitud desigual, conforme a las estatuas griegas, incluso el Apolo Belvedere y el Laocoonte. La primera de estas figuras tiene el pie derecho que sujeta el
(1)Descripr. Of the East,p. 104.
(2) Diod. Sic. L. 1. p. 72. 1. 40

página 270
cuerpo, de tres pulgadas de palmo romano más que el otro.
Esta desigualdad tiene su razón en la perspectiva.
Quieren dar a los pies colocados en la parte trasera, la misma vista que delante haciendo perder por perspectiva.
El ombligo en las figuras de los hombres y las mujeres, es un trabajo que singularmente es un hueco, profundo.
Repito lo que dije en mi prefacio, que no debemos juzgar las obras de los egipcios por las planchas grabadas que nos ofrecen.
Las figuras que se encuentran en Boissard, Kircher y Montsaucon, no recogen los caracteres de estilo egipcio como yo las represento.
Por otra parte hay que señalar con atención en estas estatuas, lo que es realmente antiguo, y lo que es moderno.
La parte inferior del rostro de la supuesta Isis del Capitolio (#), de las cuatro grandes estatuas de granito negro, es decir, no es antigua, pero está restaurada. Los brazos y las piernas de esta misma estatua, así como otras dos de granito rojo, han sido reparadas, y le digo estas reparaciones porque no se descubre fácilmente a la vista.
Paso en silencio por otras restauraciones, muy fáciles de notar: digo que la cabeza  es moderna de una figura femenina
(en la 1ª edic.dice sentada) del palacio Barberini, y frente a ella en un cofrecito un pequeño Anubis, que aparece como una figura de cualquier hombre en Kircher.
Con las mismas piernas de una pequeña figura en pie de la Villa Borghese.
Después de discutir el diseño del desnudo, debemos hablar de la configuración particular de las Deidades egipcias, sus características y sus
(1) Montsaucon Ant.expl. Suppl. i. pl. 36. Mus. Capit. T. 3.tav. 75.

página 271 LIBRO II. Capítulo I.
atributos para la instrucción de los que estudian el arte
En esta parte antes había sido suficientemente abordado por autores
Yo me limitaré a algunas observaciones particulares.
El tiempo nos ha conservado sólo un número pequeño de deidades con la cabeza de uno de estos animales egipcios, venerado como emblema de los dioses.
En Roma se encontró creo, las que voy a mencionar.
La primera en el Palazzo Barberini, representa la cabeza de un halcón y Osiris (#). Se afirma que la cabeza de esta ave en la Figura de Osiris, denota el Apolo griego.
El halcón, según Homero (Odisea XV-525), está consagrado a este Dios; el es mensajero, porque él puede mirar al sol con los ojos abiertos (3).
la segunda, igualmente de grande, está en la Villa Albani; tiene una cabeza que sostiene el león, el gato Y del perro, y Anubis está en la forma que se ha confundido el león, también venerado en Egipto, (4).
La tercera, conservada en la misma Villa es una pequeña figura sentada rematada con la cabeza de un perro.
La cuarta en la misma conformación está en el Palazzo Barberini;
La quinta con la cabeza de un gato, se ve en la Villa Borghese.
Las primeras cuatro estatuas de granito como tirando al negro.
La cabeza de la segunda de estas figuras está cubierta con un tocado Egipcio que tiene una infinidad de pliegues y flotando sobre el Hombros con una longitud de dos palmos, detrás de la cabeza se levanta una especie disco que, si no parece el sol o la luna, se puede considerar como uno de estos halos o aureolas, dadas por los griegos
(1) Kirch. Oed. T. 3.p 501 Donati Roma, p. 60.
(2) Odyss. O. v. 525.
(3) Aelian.de Animal. L. 10. c. 14.
(4) Euseb. Prxb. Evan. L. 3. P.57.l.32

página 272
los romanos y las imágenes de los dioses (1) y los emperadores.
Las pinturas de Herculano nos ofrecen cosa muy extraordinaria, se pinta un Osiris negro, cuyo rostro, los brazos y los pies en azul (2): Contiene todas las apariencias significado simbólico, ya que sabemos que los Egipcios dieron más de un color a la imagen de sol, o la de Osiris, que sabemos que el azul significa el sol, cuando se muestra en nuestro hemisferio
Los dos Anubis (4), uno de mármol negro, y otro en mármol blanco, conservados en el Capitolio, no son producciones del arte de los egipcios, las piezas se hicieron en la época del emperador Adriano.
Estrabón, y no Diodoro como anticipa Pococke, nos habla de un templo de Tebas, en el que no tenían ninguna figura humana, solamente figuras de animales (5);
Y este autor afirma haber observado lo mismo, en contra, en otros templos que se conservan (6).
Parece que Warburton autoriza la narrativa de Estrabón, para avanzar que las deidades egipcias con cabezas de animales, eran más antiguas que las figuras con forma humana.
Sin embargo, en la actualidad hay más formas humana en las figuras egipcias con signos jeroglíficos y que no se reconocen a las Divinidades, con cabezas de animales: lo que se ha comprobado entre otros por la famosa Tabla de Isis guardado en Turín en la colección
(1) Euseb. Ibid.
(2) Pitt. Ercol. T. 2. tav. 10.
(3) Macrob. Satur. L. i. c. 19.p. 241.
(4) Mus. Capit. Tom. 3. tav. 85.
(5) L. 17. p. 1158. 1159. ed. Amst.
(6) Deser. oftheiEast, T. 1. p. 95.

página 273


de curiosidades del rey de Cerdeña. Junto a las estatuas en la que la forma humana no está travestida, parecen tener la misma antigüedad que las otras piezas.
No se puede asignar una menor antigüedad hasta las dos grandes estatuas de mujeres guardadas en la colección del Capitolio.
Estas estatuas son aparentemente simulacros de Isis, aunque tienen cuernos en la cabeza.
Los cuernos de esta diosa indican las fases de la luna, como podemos ver por una de sus figuras de bronce ejecutado en el estilo egipcio más antiguo, y se informa en mis Monumentos de la antigüedad (1).
Él es apenas posible que estas figuras sean Sacerdotisas de la Divinidad, no hay mujeres que hayan ejercido este ministerio en Egipto ((Herodoto 2-35).
Estatuas de los hombres de la misma empresa, que no portan ningún carácter de Divinidad, podrán incluirse Reyes y sacerdotes: hay hechas en Tebas estatuas de los mismos. Hablaremos más adelante de deidades egipcias.
Observamos de pasada que el sistro no se ve en la mano de ninguna figura del antiguo Egipto, conservada en Roma;
Y aunque este instrumento no está mostrado en ningún otro monumento que en el borde de la tabla Tabla de Isis.
Estando equivocado, como Bianchini (3), afirmó que se han encontrado en más de un obelisco: despectivamente ya se ha señalado en otro lugar (4).
Los palos en la mano de figuras de hombres, se superan ordinariamente con la cabeza de un pájaro, en lugar de una empuñadura de un bastón: es lo que vemos con claridad

(1) Monum. Ant. ined. N. 73.74.
(2) Herodot. L. 2. p.64 . 1.40.
(3) De Sistr. p. 17.
(4) Descr. des Pier. gr. du Cab, de Stosch, Préf. p. XVII.


página 274
las figuras sentadas que están a los lados de una gran mesa de granito rojo en el jardín del palacio Barbeberini (1).
Se trata de las mismas figuras talladas puestas en las puntas de los obeliscos; todos ellos tienen bastones similares.
Permítanme aventurar una conjetura sobre estos palos, Diodoro los toma por arados, diciendo que las figuras de los Reyes de Egipto, celebraban con un arado en su mano.
Él se equivoca, estos bastones tienen rematan con la cabeza de un ave.
Con respeto al pájaro, ofrecido en estos palos, parece que es el mismo que los egipcios de hoy llaman Abukerdan; es quizás el Epops de los Griegos, y el Upupa de los Romanos
(La abubilla). Pero, cabe preguntarse qué similitud hay entre este palo y un arado, y ¿Cómo Diodoro fue capaz de tomar el uno por el otro?
Para resolver esta pregunta debemos asumir que nuestro historiador ha tomado la idea de explicar estos palos sin inspeccionarlos con la vista, sino que ha revisado las figuras de la parte superior de los obeliscos, como las que podemos ver hoy en Roma, equivocándose.
Eso al menos es lo que sucedió íàyant Bianchini en el que, de acuerdo con el manual de Diodoro dice que es el mismo palo en la mano de la figura, tallada en la punta del obelisco como en la plaza de la puerta del pueblo (2).
Los antiguos tenían dos tipos de arados.
Uno de ellos era como los nuestros, que consta de varias partes y se llamaba AGOTRON PIKTON - El otro está hecho de una sola pieza, llamado AUTOGYON (3), es decir, que el tramo desde
(1) Pocock's Deser. of the East. Vol. 2. pl. XCI.
(2) Ist. Univ. p. 239.
(3) Hesiod. Epi. v. 433. Cons. Hom. IL K. v. 353. v. 703.


página 275
de atrás, que forma el ángulo designado por GYIî por unos, ECHETLI por otros (1), y que contiene la reja, forma con el timón de la pieza que se pone a los bueyes.
Así es como figura el arado con el mango de los cuales el héroe muerto Echetlus por los persas en la batalla de Maratón (2);
Al menos es así cómo se representa este rasgo en cinco o seis urnas Etruscas funerarias que todavía nadie había explicado.
Buonarroti publicó un par de estas urnas, para ponerlo en conocimiento.
Por tanto, se encuentra las dos copias, una en la biblioteca del Vaticano, y la otra, de alabastro en Volterra, en la Villa Albani.
El bastón rematado con la cabeza de un pájaro, y usado por los Reyes en vez del cetro en los monumentos egipcios, es muy parecido con un arado del último tipo, especialmente al ser visto desde lejos.
Lo más probable es que Diodoro hubiera tomado uno por el otro.
Porfirio, y apoyándose luego su sentido Numenio, nos dice de las deidades egipcias, que no posan el pie en tierra firme, sino sobre barcas, y de acuerdo a la doctrina de los egipcios, el padre del día, el sol y todas las almas, nadan sobre el fluido.
Es a partir de este sistema que el mismo Autor quiso explicar el famoso pasaje de Moisés sobre la creación:
El Espíritu de Dios fue llevado sobre las aguas.
Tal fue también la doctrina del filósofo Tales, quien sostiene que la Tierra flota sobre el agua como un barco, una doctrina que está representado en algunos monumentos.
En la Villa Ludovisi hay una pequeña Isis de mármol, cuyo pie izquierdo descansa sobre un barco y dos bases redondeadas;
en la Villa Mattei, vemos

(1) Erymol. magn. v. ìx"Xi.
(2) l ausan. L. i.


página 276
una representación del culto egipcio adoptado por los Romanos, donde hay una figura cuyos dos pies están sobre una barca.
Pero nada nos da una idea más completa de esta doctrina de los egipcios, que el Sol que, acompañado por personificación de la Luna, está montado en carro tirado por cuatro caballos, mientras que el carro corre sobre una barca.
La representación del sol, pintado en una terracota, se ve en la biblioteca de Vaticano, y se discute en mis Monumentos de Antigüedad (1).
La Esfinge de Egipto tiene ambos sexos: Es decir que de frente, tiene la cabeza de mujer, varón por atrás en donde los testículos lo hacen aparentemente.
Esta es una observación que nadie tenía sin embargo la hice: me aventuré después de ver una piedra grabada Gabinete de Stosch (2)
Por que yo expliqué un pasaje hasta ahora ininteligible, el poeta Filemón (3) que habla de sexo masculino en la Esfinge.
El resultado de la inspección de algunos monumentos que los artistas griegos dieron también, componiendo la naturalezas de estos seres mixtos y que hacen incluso la Esfinge barbuda, como lo demuestra un bajorrelieve en terracota, conservado en la Farnesina.
Cuando Herodoto llamó la esfinge de ANDROSPHINGES, quería designar por esta expresión de duplicidad sexo (Herodoto II-175).
Las Esfinges que están en las cuatro caras de la punta del obelisco del sol, son notables por sus manos de hombres armados con garras torcidas, como las garras de las fieras.

Después de discutir el diseño del desnudo en el antiguo Estilo egipcio, paso a examinar el diseño de las figuras
(1) Monum. ant. ined. p. 104. seq.
(2) Dcser, des pier. gr. du cab. de Stosch, Préface, p. XVII.
(3) Monum. ant.inde.N.79
(4) L.2.p 102.L.17.


página 277
vestidas en el mismo estilo.
Yo Observo en primer lugar las prendas de los egipcios ordinarias de lino, producto muy cultivado en el país.
Es cierto que Saumaise (1) afirma desde un pasaje del Poeta Gratius que la ropa de lino de Egipto apenas fuera suficientes para vestir a los sacerdotes, pero no parece que fue un poeta dispuesto a saber sobre la cantidad de sacerdotes, y no si faltaba lino.
Plinio (Plinio XIX-14)nos dice que los egipcios cultivaban cuatro clases.
Los egipcios llaman Calasiris, la ropa rematada en parte inferior con un amplio borde con pliegues (Herodoto 2-81)) que desciende hasta los pies (3),
Y los hombres todavía tenían sobre ella un abrigo de paño blanco.
Los Sacerdotes se representan vestidos con algodón blanco (4).
Las figuras ordinarias de hombres están representados desnudos, en la mayor parte de las obras de arte, con la excepción de una delantal con pequeños pliegues y atado alrededor de las caderas para cubrir la parte inferior del cuerpo.
Cuando estas figuras son Divinidad, podemos creer que la costumbre de representar el desnudo era una costumbre recibida, como se encuentra entre los griegos.
Por lo que tenemos, que esta manera de ajustar las figuras, era una imitación de una antigua costumbre de los egipcios.
Lo que hay de cierto, es que esta costumbre aún se conservó largo tiempo antes de los árabes, que llevaron sobre su cuerpo un delantal a la cintura y zapatillas en sus pies (5).
Pero cuando estas figuras son sacerdotes, podemos verlos representados como victimarios de los romanos, que siguieron estando de manera similar desnudos
(1) Exercit. in Sol. p. 998. B.
(2) Herodot. L. 2. 1. ii.
(3) Bochart. p. 75. phal. y Can.p. 416. 1. 24.
(4) Plin. L. 19. c. 2.& 3.
(5) Monum. ant. ined. N.183


página 278
cinturón y que llevaba a la cintura un delantal llamado Limus, Ajustado de esta manera, para degollar la víctima, así los vemos en numerosos relieves (1)
Como los reyes de Egipto, cuando la raza se encuentra apagada, que tomaron de la clase de los sacerdotes, y todos los reyes se introdujeron al Sacerdocio.
Es muy probable que por esto se han mostrado vestidos como sacerdotes.

En cuanto a las figuras femeninas, las prendas se indica mediante un borde saliente que rodea las piernas y cuello, como puede verse en la presunta Isis y otras dos estatuas conservadas en el Capitolio.
En una de estas estatuas que percibimos el centro mama hasta el pezón un pequeño redondel, que parten múltiples varios rasgos apretados unos contra otros, como radios de un círculo, y se extienden sobre los senos.
Este círculo y estos rasgos, de ancho de casi dos dedos, pudieran considerarse como adornos de mal gusto; pero me imagino que el artista ha querido mostrar los pliegues de un velo con la luz y el efecto de este velo relanza en los pezones.
De hecho en la Villa Albani, Isis muestra más características, de un estilo posterior, que percibimos como pliega una península que sobresale imperceptible entendida sobre los senos que aparecen descubiertos en apariencia en Primero aspecto, y que, en un examen más atento, ofrece varios de estos rasgos en la misma dirección.
Es cierto que el tejido de estas figuras es, por así decirlo solo el pensamiento.
Podrían ser así, lo que Herodoto describe como desnudos, veinte estatuas colosales femeninas
(1) Strab. Ceogr. L. 16. p. 784. A. Cons. Valef. ad Ainmian. L. 14.C. 4- P- 14.


página 279
que el vió en la ciudad de Sais (Herodoto 2-130), es probable de que estuvieran cubiertas de esta manera ligera.
Esta conjetura se vuelve aún más probable, Francois Maratti Escultor de Padua Y Restaurador de las estatuas del Capitolio, se dio cuenta, que sólo son diferentes en los ropajes las figuras, como yo lo veo en los dibujos que este artista ha presentado al Papa Clemente XI.
Pococke hizo la misma observación, acerca de la ropa de una Isis sentada, enteramente tendríamos que creer desnuda, en la que hicieron un borde sobresaliente por encima del tobillo del pie.
Por esta razón, podemos imaginar esta prenda como una muy fina muselina, Los pueblos de Oriente todavía usan hoy camisas, debido al calor.
La figura sentada que se ve en el Palazzo Barberini,  tiene bien ajustado, y de una manera singular, su vestido a las arrugas
Ensancha de arriba hacia abajo en forma de campana: pueden formarse una idea por una figura deL grabado de un libro de Pococke (#).
En la colección de Rolandi en Roma hay una figura femenina, de granito negruzca, de tres palmos de alta, con el vestido hecho de la misma manera; Y como el vestido se extiende por la parte inferior de esta figura como un cilindro, hasta los pies que no son visibles.
Ella tiene delante de su pecho un Babuino sentado en una caja rodeada por cuatro jeroglíficos en filas y columnas.
Las figuras en relieve coloreadas, conservadas en Tebas y otras ciudades egipcias están pintadas, Por ellas nos enteramos de como vestía Osiris (3), sin degradación en
(1) Herodot. L. 2. p. 88. 1. 36
(2) L. cit. p.284
(3) Plut, de Is. y Osir. p. 680.


página 280
claroscuro (1). Pero esta característica no nos debe sorprender tanto como el que la relaciona.
Todas las obras de relieve o relieve redondeado reciben la luz y la sombra por sí mismos, ya sean de mármol blanco o cualquier otro material de un solo color.
Y todo sería una confusión, si se pintaran las obras de Escultura, deseando observar las convexidades y las depresiones como en la pintura.
Así, el ropaje de las figuras de este Primer estilo egipcio, en que no nos proporciona la menor oportunidad de hacer observaciones.
El cuidado de la cabeza o el cabello, es generalmente un trabajo más variado y más ordenado.
Según Herodoto, los hombres por lo general tenía la cabeza desnuda, y en esto hacían lo contrario a la costumbre de los Persas.
Este historiador señala que después de mucho tiempo luego de una Batalla se distinguían los cráneos de los egipcios de los Persas por su extrema dureza.
Sin embargo, las figuras de los hombres que nos han llegado tienen la cabeza cubierta por un pañuelo o un gorro, y estas figuras son Dioses, reyes y sacerdotes.
En algunos el pañuelo desciende en dos largas bandas, a veces plana, a veces redondeadas, y flotan sobre los hombros, y el pecho y sobre la espalda.
El gorro a veces se asemeja a una mitra, y otras veces es aplanado en la parte superior, en el estilo del tocado que llevaban hace doscientos años, por ejemplo en el gusto del sombrero usado por Alde-Manuce le Pere, a raíz de los retratos que tenemos por impresión.
Se ven animadas pelucas y también mitras.
La esfinge y el halcón de los que hablamos, dan fe, la primera con un pañuelo y el segundo con una mitra.
En la colección
(1) Norden's Travels ia Egypt. Pref. p. XX. XXII. T. 2. p. 51.


página 281
de Rolandi en Roma se ve una gran halcón de basalto, que llevaba una mitra, de unas tres palmas de alto.
El bonete plano por arriba, tiene adjuntos a la barbilla dos bandas, como puede verse en la misma colección a una figura sedente de granito negro y alto de cuatro palmos.
Esta tapa se alarga hacia arriba, casi como un almud que cubre la cabeza de Serapis.
Es esta forma que dio origen a los árabes para llamar los bonetes de los antiguos reyes de Persia, Kankal, es decir bushel (1).
Estos gorros son similares a los usados por las figuras sedentes colocados en la punta de los obeliscos tomados de las ruinas y Persépolis.
En la parte delantera del gorro se levanta una serpiente: que en las medallas de Malta se ve el reptil en la frente de las deidades fenicias (2).
En esta ocasión Jacques Gronovius con su mente singular representa las figuras de estas medallas con la cabeza cubierta por un perro pequeño maltés, cuya cola levanta sobre la frente.
Como consecuencia de esto, cree haber encontrado en este peinado la verdadera derivación de la palabra griega KYNÎ, lo que significa un casco, antiguamente hecho de la piel de una cabeza de perro (3).
La imaginación desordenada de sabio, se muestra aun más cuando se examinan los dos Hermes de Juventud, conservados en la Villa Albani, y el uso de la piel de la cabeza de un perro, como Hércules que posa cubierto con una piel de león, las dos patas están unidas a la piel debajo del cuello.
Estas figuras aparentemente representan los Lares o Dioses Penates romanos domésticos de los que nos informa, Plutarco, que
(1) Hyde de relig. Pers. c. 23.p.305.ed.recent.
(2) Cons. Deser. des pier. gr. Ju. Cab.de Stosch Prés p.XVIII
(3) Praef. ad Tom. 6. Thes. Ant. Gr. p. S>.


página 282
se hicieron para la suerte. Esto se muestra además más claramente la antigua forma de los cascos, en una hermosa Palas en la misma Villa.
Usan para en el ajuste de la cabeza, en lugar del casco regular, la piel de una cabeza de perro, de modo que el hocico superior con los dientes hacia abajo están sobre la frente de la diosa.
Además de esto, vemos en los obeliscos figuras de Palas, así como aquellos de la colección Rolandi y en la mesa del Jardín Barberini que superan los gorros en altura a los ornamentos que Warburton cree ser el arbolito de Diodoro, que era un tocado de los Reyes en Egipto.
Sin embargo, estos accesorios de los gorros tiene más semejanza con adornos de plumas, y el Dios Cneph de los Egipcios, Dios Creador de todas las cosas, y por tanto con las alas reales, y que los reyes acostumbraban a usar,
hay una gran probabilidad de que se trata de un vestido de plumas; como el Dios Cneph que apenas se conoce, las figuras así conocidas está repetidas en todos los obeliscos, pero naturalmente representan a los Reyes.
Algunas figuras de mujeres, mejor dicho, algunas imágenes de Isis, visten pieles en la cabeza como adorno que se parece a una torre de pelo falso.
Pero la mayor parte de estas figuras, y sobre todo la gran Isis Capitolina, parece compuesta de plumas.
Lo más probable de esta conjetura es una Isis sobre la que digo en mis Monumentos de la antigüedad; visto como una peluca Numidia, cuyas alas se cierran a los lados y de las cuales la cola hacia abajo desde atrás.
Otra moda singular de los egipcios, era un único rizado del pelo, que se ve sobre la cabeza rasurada
página 283
en una estatua de mármol negro del Capitolio (1) y que se coloca por encima de la oreja derecha.
En cuanto a la estatua hablaré más adelante como una imitación de obra de los Egipcios;
Además de la colección del Capitolio no nos lo hace conocer en los rizos del cabello ni en la plancha grabada ni en la descripción de la figura.
Habló en mi descripción de las piedras grabadas de la colección Stofch, de un Harpócrates cuya cabeza rapada y también con una sola coleta; Y he recordado esta misma singularidad, acerca de una figura de la misma deidad, publicado por M. Comte de Caylus (2)
Para la piedra grabada de la colección de Stosch, la deduje de mis Monumentos de la Antigüedad (3).
Puede explicarse por la que Macrobio dice, la forma en que los egipcios representan el Sol: que nosotros sabemos que lo hacen con una cabeza afeitada, a excepción de una coleta colocada sobre el lado derecho (4).
Cuper (5), sus seguidores han prestado atención a este comentario de Macrobio, sin embargo, lo cierto es que los egipcios adoran el sol con este Harpocrate; y Este error de un autor moderno (6) le acusa de malentendidos acerca de esto.
En la colección del Colegio de San Ignacio en Roma, vemos un Harpocrates pequeño, con otras dos figuras pequeñas de bronce verdaderamente egipcias, las tres decoradas con la coleta de cabello.
Alguna figura egipcia no lleva ni calzado ni sandalias y Plutarco dice de las mujeres en este país que iban descalzas; debe, sin embargo exceptuando la estatua de Pococke que habla; ya que se ve desde el tobillo del pie un anillo angular que desciende en una especie de corte
(1) Mus. Capitol. T. 3. tav. 87
(2) Recueil d'Ant. T.2. pl.4.n. r.
(3) Monum. Ant. ined. N. 77.
(4) Saturn. L, 1. c. 21. p. 248.
(5) Harpocr. p. 32.
(6) Pluche Histoire du Ciel. T.I.p.95.


página 284
de cinta que pasa entre el dedo del pie y el siguiente, como para la fijación de la sandalia que no es visible.
Las Mujeres egipcias tenían sus joyas como las de otras naciones. En su mayoría llevaban pendiente de aretes, collares y brazaletes.
Que yo sepa no se ven los zarcillos. solamente una figura, publicada por Pococke (1). La pretendida Isis de granito negro, que está el Capitolio, está decorada con brazaletes, pero ella no los porta, como las mujeres griegas, que los tienen por lo general en la parte superior del brazo, pero ella usa la muñeca.
Según todas las apariencias, los egipcios no usaban anillos en los dedos, lo que se puede concluir de la historia de Moisés y el Faraón, cuando dijo de este rey, que él tomó su anillo que tenía en su mano y que lo puso en la de José (Bibl. R.Valera Génesis 41-42).
Esto es lo que he encontrado y visto en el antiguo estilo de los escultores egipcios.

El segundo artículo de esta sección, trata del estilo posterior de los artistas egipcios. Y tiene por objeto, como el artículo anterior, abordar el dibujo del desnudo, y luego el ajuste de las figuras.

La colección del Capitolio nos ofrece dos estatuas de basalto, y en la Villa Albani una figura hecha de la misma piedra, que puede servir como un punto de comparación, y nos dan una idea de las dos maneras.
Observaré sin embargo, que la cabeza de esta última figura está restaurada.
La cara de una de las dos primeras estatuas (3) parece apartarse un poco de la forma egipcia ordinaria, aunque la boca todavía se elabora ascendente y el mentón es demasiado corto, dos caracteres que distinguen las antiguas
(1) Pococke Defer. of the East,T.L. Tabl. 61
(2) Gen. c. 41. v. 42.
(3) Mus. Capit. l. c. Tav. 79.


página 285
cabezas egipcias.
Los ojos son huecos allí, y aparentemente en el origen se componían de otro material.
La cara de la segunda estatua (1) se aproxima aun más a la forma griega, pero en conjunto la figura está mal dibujado, y está demasiado corta en la proporción.
Las manos tienen un diseño más elegante que las figuras de estilo del antiguo, y los pies son como de costumbre, con la excepción de que el artista los ha mantenido un poco más separados.
La actitud y la posición de la primera, y la tercera figura, se asemejan perfectamente a las figuras de los antiguos egipcios.
Tienen los brazos colgantes y perpendiculares, con la excepción de una abertura hecha con la herramienta en la primera figura, tienen totalmente los lados pegados.
y además, ambas están recostadas contra una columna angular a la manera egipcia.
La segunda figura tiene los brazos más libres, estando separados. Ella sostiene en una mano un cuerno de la abundancia
(¿#?) lleno de frutas.
Contra el uso ordinario, esta estatua no tiene ninguna columna para el apoyo.
Estas figuras son hechas por los maestros egipcios, pero bajo dominio de los griegos quienes introdujeron en Egipto sus dioses y su forma de operar, y de los cuáles fueron adoptando las costumbres de este pueblo.
Como los Egipcios en la época de Platón, es decir, cuando se esforzaban para sacudirse el yugo de los Persas, continuaban haciendo estatuas y vimos más arriba que contaba el discípulo de Sócrates, que es muy probable que la Escultura de los Ptolomeos fuese practicada por los maestros de su nación, lo que da un nuevo grado de probabilidad a la conjetura, de la observación constante de su culto.
Una cosa de destacar
(1) Mus. Capit. l. c. Tav. 80.


página 286
distinguiendo todavía las figuras de este último estilo, es que no tienen jeroglíficos, mientras esrtán recargados la mayoría de las estatuas antiguas, y estos caracteres están grabados tanto en su base, como en la columna en la que están respaldados.
En general, la marca característica de este estilo, no son los jeroglíficos.
Pues aunque no los encontrará en ninguna de las imitaciones de figuras egipcias, que se discute en el artículo siguiente, y lo hacían en las estatuas de tiempos remotos, por lo tanto desde siempre, al contrario también se encuentra una infinidad que no tienen ningún rastro de estos signos simbólicos. Tal son dos obeliscos de Roma, uno, frente a San Pedro, y el que está cerca de Santa María la Mayor.
Plinio hizo la misma observación de otros dos obeliscos (Plinio el viejo libro36-67)
El león
de la subida del Capitolio no tiene jeroglíficos,
El Osiris
(entiendo Antinoo como Osiris) del Palazzo Barberini tampoco los tiene.
Yo podría también mencionar un sin número de libros y figuras que se encuentran en la misma situación.
En cuanto a los vestidos de los egipcios, se ha remarcado tres figuras femeninas, de las que hemos hecho mención.
Una túnica, un vestido y abrigo.
Esto no contradice el sentimiento de Herodoto, que asegura que las mujeres egipcias tenían un hábito (2):
este hace dudar a los aficionados si un vestido o prenda túnica.
La túnica o el vestido de las dos estatuas del Capitolio está dispuesta en pequeños pliegues dispuestos; y cae hasta los dedos de los pies, y baja por ambos lados hasta la base.
Esta prenda no se ve en la tercera estatua, la de la Villa Albani, porque las piernas antiguas se pierden.
Esta parte de la ropa, que parece haber sido de Lino, a juzgar por los muchos pequeños pliegues, se remonta hasta el cuello y cubre no solamente
(1) L.36.p.293 ed. Hard. in 4.
(2) Herodot. I.2.p. 65. l.22.


página 287
el seno, y todo el cuerpo hasta los pies.
Por lo demás sigue siendo una túnica con las mangas cortas que no van más allá de la parte superior del brazo.
Esta prenda, extendida sobre el pecho de la tercera estatua, lanza pequeños pliegues suaves y casi imperceptible: y estos pliegues dejan los pezones que se extienden ligeramente desde el seno en todas las direcciones, como así se observó anteriormente.
En la primera y la tercera estatua, los vestidos están hechos enteramente similares; se adhiere a la carne, con la excepción de algunos muy pegados pliegues hacia atrás.
Además, en las tres estatuas el vestido sólo llega hasta encima del seno donde se cierra y sujeta por el manto.
El manto está resaltado por ambos extremos sobre los hombros, y es en ambos extremos donde el vestido en cuestión está unido al seno con esta prenda.
Los restos de estos bordes descienden a lo largo del desnudo del pecho.
Así, la hermosa Isis Griega, del capitolio y la del palacio Barberini, tienen su vestido anudado con los extremos del manto.
Por esta industria del vestido se sujeta en alto, y los pliegues suaves caen sobre los muslos y las piernas, y todo remonta a la vez.
Un solo pliegue recto desciende hacia abajo desde e1 pecho entre las piernas a los pies.
Se encuentra una pequeña diferencia con la tercera estatua de la Villa Albani: un extremo del manto pasa sobre el hombro, y el otro por debajo del pecho izquierdo, mientras que los dos extremos se atan con con el vestido sobre el seno.
Es todo lo que ver del manto; el resto que debe descender por detrás, está cubierto por la columna contra la cual está la estatua, así como la primera que está adosada.
La segunda figura sin columna, tiene la espalda libre, el mantón la envuelve el cuerpo hasta su parte inferior.
La ropa de ambas Isis griegas se recorta en flecos, como los mantones que los Reyes que están cautivos; por
página 288
y allí, que parece, que quiere designar una deidad cuyo culto había venido de países extranjeros.
Esta fuerte prenda llamado Gaufapum, estaba formada de redes: una vez que se introdujo en Roma, las mujeres la llevaban en invierno.
Después observé que todas las figuras de Isis, en relación a la ropa, y descubrí que todas, sin excepción, portan la capa de esta manera, y que el nudo es una marca distintiva de esta diosa.
Es a través de este nudo, que me di cuenta de un torso de Isis en una estatua colosal, colocado junto al palacio de Venecia en Roma, y llamada por el pueblo Donna Lucretia.
Esto es ajustado A un hermoso bronce de Isis, de la altura de un palmo, conservado en la colección de Herculano.
Es lo mismo para dos o tres figuras más, pequeñas de esta diosa, en el mismo gabinete
Todas estas figuras tienen los atributos de la Fortuna.

Es en este tercer punto de la segunda sección
Las figuras que tienen más parecido con las anteriores antiguas figuras egipcias, que son de posterior estilo y que por tanto puede que no se hayan hecho en Egipto, ni por los Maestros egipcios, siendo imitaciones de sus obras antiguas, adoptada por los romanos cuando introdujeron entre ellos el culto de esta nación.
La producción mayor hecha de esta manera son, Que yo sepa, dos figuras de Isis en dos bajorrelieves de yeso, una muy suave que sobresalen piezas de una pequeña capilla del templo de Isis, recientemente descubierto en las excavaciones de Pompeya.
El Desastre de esta ciudad fue durante el reinado de Tito, y es evidente, que estas figuras son más antiguas que las que fueron desenterradas en la Villa Adriana, cerca de Tivoli.
Con este último emperador, que era singularmente
página 289
supersticioso a pesar de todas sus conocimientos.
La veneración a las deidades egipcias parece estar más extendida que nunca.
Seducido por el ejemplo, el pueblo sin duda, sigue las prácticas supersticiosas de su Maestro.
Este príncipe había construido en su casa de campo de Tibur, un templo que él llamó Canopus, y que decoró de deidades egipcias.
De hecho la mayor parte de estas obras imitadas, se han encontrado en las excavaciones de los edificios de Adriano.
En unas copió exactamente las figuras, en otras combinó el arte de los egipcios con el arte de los griegos.
De un y de otra manera, se trata de estatuas, que ya sea por la posición, o la dirección, se asemejan perfectamente a las antiguas figuras egipcias, es decir, tiene una acción recta, los brazos colgando hacia abajo perpendicularmente y fijados a los lados, con los pies colocados paralelos y la parte posterior apoyada contra una columna angular.
En otros, se mantienen en la misma posición, pero tienen los brazos libres con los que se refieren o muestran algo,
Es lamentable que estas figuras no tienen toda la cabeza antigua, por ello es siempre la cabeza la que proporciona los principales índices de estilo.
Aunque es esencial a tener en cuenta, porque parece que los que han escrito de las estatuas egipcias, no han sido instruidos y Bottari lleva mucho tiempo con la cabeza de Isis cuya cabeza se acaba de mencionar. (1).
Para mi las estatuas de este género, nos remarcan en particular dos granitos rojizos (
los telamones), colocados contra el palacio Episcopal de Tivoli, y el Antinoo egipcio (#), guardado en la colección del Capitolio. Esta última figura es
(1) Mus.Capit. T. 3- fig.81.pag.132
(2) Massei Raccolta di statues Fol. I48.


página 290
un poco más grande que del natural, mientras que los dos primeros son casi una veces más grande, tienen no solamente la posición de las figuras egipcias más antiguas, sino que también están respaldados contra una columna angular, y además caracterizadas con jeroglíficos.
Ellos en las caderas y la parte inferior del cuerpo cubierto con un delantal, y la cabeza con un pañuelo con dos rayas unidas que descienden hacia adelante.
Además, estas figuras llevan sobre la cabeza una cesta como las Cariátides, la cesta y la figura están hechas de la misma pieza.
Ya que estas estatuas generalmente se asemejan perfectamente a las obras egipcias del Primer estilo sea por la actitud, o la forma así que no se sorprenda si casi todos los que trataron del arte les han asignado gran antigüedad.
Estos se atienen a la forma aparente, si los aficionados consideran cuidadosamente las partes solas serán capaces de demostrar lo contrario.
El pecho, que vemos aplanado en las figuras antiguas de hombres, se encuentran altos e imponente en los mismos.
Las costillas por debajo del pecho que no están en absoluto expuestos como las primeras, se indica firmemente en las primeras.
Allí, el cuerpo encima de las caderas es extremadamente delgado, que aparece aquí en su totalidad.
Las articulaciones de la rodilla son muy distintas en éstos, los músculos de los brazos y otras partes allí primero golpean el ojo.
Los omóplatos que apenas se ven en las primeras figuras, aumentando en las últimas están marcadas muy fuerte, y los pies acercándose mucho a la forma griega.
Pero la mayor diferencia está en la cara, incluyendo que las hacen con ningún gusto en Egipto, y cuyos aires de cabeza no se parecen a los de esa nación.
Los ojos no están a la altura en la cabeza como en la naturaleza y en las cabezas egipcias más antiguas. ellos las hacen
página 291

muy hundidos, de acuerdo con el sistema griego para realzar el hueso del ojo y para organizar un efecto de luz y sombra.
Además de estas formas griegas, vemos que la configuración se asemeja totalmente a la fisonomía de Antinoo, del estilo griego: lo que me lleva a creer, que estas estatuas realmente me ofrecen una imagen egipcia de este joven famoso.
En el Antinoo egipcio de la colección del Capitolio, se detecta mejor el estilo mezclado de Egipto y Grecia, siendo la estatua libre en todos los lados, sin tener respaldo en una columna.
Las estatuas de este tipo, pueden tener añadidas diferentes Esfinges. En Villa Albani se ven cuatro de granito negro, y las cabezas tienen una forma que no podría ser concebidas o ejecutadas por los maestros egipcios.
Las estatuas de Isis en mármol, no deben clasificarse en esta clase. Están realizadas en su totalidad en estilo griego.
Fueron ejecutados cuando los emperadores, porque en la época de Cicerón la adoración de la Deidad aún no se había instaurado en Roma (1).
Entre los bajorrelieves conocidos como imitaciones, debemos especialmente distinguir un trozo de basalto verde, exhibida en el patio del palacio Mattei, representando la procesión de un sacrificio (2).
Isis figura en esta obra con  alas, y sus alas unido por encima de las caderas hacia abajo de manera que cubren casi toda la parte inferior del cuerpo.
Lo mismo que la tabla de Isis, donde la Diosa igualmente cuenta con grandes alas que se adjuntan como la figura anterior y dirigidas de manera que cubran sus piernas.
Así es, en la medalla de la isla de Malta (3), que nos ofreces dos figuras con la forma de
(1) De Nat. Deor. L. 3. c. 19.
(2) P. S. Bartholi Admir.
(3) Motraye Voy. T. 1. pl. 14.n.13. Gronov.Pares.ad T.6. Antiq. Graec. p. 8. Num. Pembrock.P.2.Tab.96


página 292
Querubines con alas similares, y lo que es más, con los pies de buey.
Estas figuras, colocadas una frente a otra, tienen también grandes alas que extienden adelante, como para dar sombra.
Es así como una figura pintada sobre una momia (1)
Tiene dos alas que dirige en dirección contraria, una abajo, y la otra en alto.
No puedo dejar de informar aquí de un error de Warburton (2), que sugiere que la famosa Tabla de Isis es un trabajo realizado en Roma.
Este punto de vista está enteramente desprovisto de fundamento, y parece no saber que es debido a que lo encuadró con su sistema.
En fin, todo en este monumento tiene los caracteres del viejo estilo.
Los jeroglíficos que se encuentran allí y que no están en las obras imitadas por los romanos, proveen de razones para apoyar su antigüedad, y para refutar la opinión de Warburton.
Además de las estatuas y los relieves, considerados como imitaciones, todavía podemos incluir en esta clase los Canopes, normalmente ejecutados en basalto,
Y las piedras grabadas, trabajadas en la época de los emperadores, que se caracteriza por figuras y símbolos en el gusto egipcio.
Con respecto al canopo que se encuentra en la oficina del Capitolio de basalto verde; y los dos muy hermosos, también en basalto verde, que están en la colección de Curiosidades de Borioni entre los más interesantes de los que se encontró en el promontorio de Circée entre Neptuno y Terracina, y que ya ha sido publicado (3).
(1) Gordon L c Tab. XI.
(2) Essay sur les Hiérogl. p. 2^4.
(3) Ant. Borioni Colectanea Antiquit. Rom. de. N. 3.


página 293
En el Capitolio hay otra Canopo muy similar y de la misma piedra: se encontraba en la famosa Villa Adriana en Tívoli (¿#?).
En cuanto a la antigüedad de estas formas podemos juzgar por diferentes caracteres, por el dibujo, por el trabajo, o también por la falta jeroglíficos.
El dibujo canopo, y especialmente la cabeza, esta completamente en estilo griego, pero las figuras en bajo relieve trabajadas como el cuerpo de Dios en vaso, imitando los egipcios.
El trabajo de estas figuras se proyectan, y por lo tanto no está hecho de ninguna mano de artista egipcio, cuyas figuras en relieve son muy suaves por la piedra en la que ellos trabajan.
Entre las piedras grabadas, todos los escarabajos, es decir, todas las piedras con la parte convexa en relieve representa un escarabajo está al lado en ofrenda a una divinidad egipcia, trabajado en hueco, son de tiempos después.
Los escribas que sostienen estas mismas piedras antiguas (1) no tienen otros signos para darnos su antigüedad que la mediocridad de los trabajos.
No se saben los caracteres que indican las maniobras de los egipcios.
Además todas las piedras grabadas ordinarias, representan figuras o cabezas de Serapis y Anubis, y son del tiempo de los romanos.
En estas obras, Serapis nada egipcio; y Plutón que es de los griegos, como voy a hacer ver en el siguiente volumen.
También dicen, que la adoración de la Deidad viene de Tracia, y que sólo fue introducido en Egipto bajo los Ptolomeos (2).
en la colección Stosch
(1) Natter Pier. gr. Fig. 3.
(2) Macrob. Saturn. L. 1. c. 7.p. 179. Cons. Huet. Dem. Evang. Prop. 4. c. 7. p. 100.


página 294
reserva quince piedras grabadas con la imagen de Anubis, y todas son de tiempos posteriores.
Las Piedras llamadas Abraxas son generalmente aceptadas hoy para personajes místicos como los Gnosticos y Basilidios, herejes en los primeros siglos del cristianismo, y el trabajo es tal que no merece ninguna consideración.
Por lo general, son figuras vestidas, imitaciones del estilo egipcio antiguo, como el diseño y la forma del desnudo.
Algunas figuras de hombres, hechas sobre modelos verdaderos egipcios, no tienen ajustado el delantal: del que ya he hablado antes, y cuya cabeza rapada está adornado con un moño de cabello, que se hace totalmente desnuda, que da fe de que jamás se encuentra en las antiguas figuras de ese pueblo.
Las figuras de las mujeres de ese estilo son, como las primera, completamente vestidas. A imitación de la vieja manera, en cuyos ropajes está indicado por un pequeño reborde que sobresale en las piernas, y un borde alrededor del cuello y los brazos.
En algunas de estas figuras vemos un solo pliegue caer desde la parte media del cuerpo entre las piernas, y en otras esta prenda es usada sobre una capa que se une en el pecho, de la misma manera que yo he indicado anteriormente.
En la Villa Albani se ofrece una singularidad que merece ser dicho, se muestra una figura de hombre vestido de mujer, de mármol negro, cuyo sexo está indicado por un aumento en la ropa que no deja a equívocos.
La cabeza de esta figura está perdida.
La galería Barberini conserva un mármol de Isis (1),
(1) Maffei Raccolt. di Stat. n. 95.


página 295
con una serpiente que se retuerce y que lleva un sombrero al estilo de las figuras egipcias.
El ornamento que lleva al rededor del cuello y descendiendo por la garganta, es un manto compuesto especie red con varias filas de perlas (1), esto es ajustado, y vimos varios canopos, entre otros los del cardenal Albani.
(1) Description des Pier. gr. du cab. de Stoscha. p. 10.


página 296
Capítulo II.
De la parte mecánica del Arte en los egipcios
Nosotros hablaremos en este segundo Capítulo de la parte mecánica del arte en los egipcios dividido en dos artículos en dos artículos, Escultura y Pintura.
En uno y el otro arte vamos a discutir, de la manera de trabajar de los artistas, y del material utilizado en las fabricación de las obras.
En cuanto a la forma de operar, veremos que Diodoro de Sicilia nos dice, que para hacer las estatuas los egipcios seguían un método particular,(Diodoro Sic.libro1,98-6).
Después de reducir la piedra ellos le imprimen la regla de la mesura fija, que hacen en dos partes
(1) L.I ad fin


página 297
y luego se repartían la obra, por lo que había dos maestros que trabajaban en una misma figura figura.
Por lo tanto, se alega, que Telecles y Teodoro de Samos ejecutaron en madera una estatua de Apolo, erigido en Samos en Grecia.
Telecles hizo una mitad en Éfeso y Theodore la otra mitad en Samos.
Esta estatua fue separada por mitad del cuerpo por debajo de las caderas justo en partes naturales, Y luego se unieron en un mismo lugar, aunque las dos mitades encajaban perfectamente.
Así que cuando Aristóteles dijo: KATA TÌN OROPHIN, debemos leer, KATA TIN OSPHYN (1), Pensando que no debería usarse KAIA nunca, para referirse al principio de un movimiento, pero para remarcar lo que nos dice de los sucesos.
Rhodomannus conjetura con Wesseling, sobre kORYPHÌN sabiendo que no ocurre absolutamente; la vieja lección OROPHÌN enfoca infinitamente más la corrección aparente.
De todos modos, no creo que pueda darse una explicación razonable para los pasajes en los autores que mencionan esta manera para operar.
Para que pueda alguien creer, al igual que todos los traductores hacen de estos pasajes, que la estatua se dividió en dos, de arriba de la cabeza en partes naturales, de la misma manera que Júpiter, según la fábula, dividiéndolos en dos a la primera raza de los hombres componiéndolos de dos cuerpos, uno masculino y otro femenino (2)
Los egipcios habrían hecho tan poco caso de una obra tal, con este hombre medio medio blanco y medio negro que les mostró Ptolomeo I (3). Para apoyar mi opinión yo cito
(1) Aristot. Hist.Anim. L.i.p.19.i.4.Ed.Sylburg."texto en griego"--Cons. Herodot. L.2. p. 66. L 14.
(2) Plato. Conviv. p. 19. D.
(3) Lucian. Prometh. c. 4.$28.


página 298
una parte conocida, que es el famoso Antinoo de Capitolio, compuesto de dos mitades que se unen en las caderas, por debajo de la cintura: Estatua que podemos mirar en comparación con este objeto como una imitación.
Sin embargo, hay razones para creer que han estado utilizando este recurso para las estatuas colosales; porque todas las demás estatuas egipcias están hechas de una sola pieza.
Diodoro mismo habla de más colosos ejecutado de un solo trozo su figura (1),
Algunos se han conservado (Diodoro Sic.libro1,47-3): entre las figuras colosales algunas se han conservado (2), El historiador mencionó esto, midiendo la estatua del rey Oximandias, cuyos pies tenían catorce palmos de longitud.

Todas las estatuas egipcias están conseguidas con una terminación y pulido hasta el infinito.
No hay una sola que no esté rematada, tanto como alguna de las mejores estatuas Griegas.
Al no utilizar herramientas que no tenían, realizan el pulido del granito y basalto con fuertes piedras compuestas de partes heterogéneas.
Las figuras colocadas en la punta de los obeliscos en la parte superior, se ejecutan de manera cuidadosa y están hechas para ser muy consideradas, esto es lo que podemos ver en el obelisco Barberini, y en especial en el del sol, ambos en el suelo. En ese último, es especialmente notable los oídos de la esfinge, trabajados con tanta delicadeza y la inteligencia, que los griegos en los bajorrelieves no ofrecen mejores obras con respecto a esa parte.
Nos encontramos con el mismo acabado en una piedra grabada verdadera del Egipto antiguo en la colección
(1) L. 1. p.44.45.
(2) Pocock's Deser. of the East,T. 1. p. 106.


página 299
Stosch (1); la ejecución es tan perfecta, que en nada cede a las piedras griegas mejor grabadas.
Esta es una ónix-ágata de gran belleza que representa una Isis sentada y que está trabajando en el el arte de los obeliscos.
Como se trata de una pequeña hoja blanca, debajo de una capa muy fina de color marrón de la piedra, el grabador, para dibujar a roto este blanco, y ha trabajado el rostro más marcado, los brazos y las manos y el asiento de la Diosa.
Los Artistas egipcios a veces ahuecan los ojos para ponerlos de un material diferente, y eso se ve en una cabeza de la Villa Albani y en una Isis del segundo estilo egipcio del Capitolio.
En otra cabeza de la Villa Albani, elaborada con los mejores granitos de grano pequeño, vemos que los alumnos la han terminado con una herramienta afilada, y no está tan pulida como la cabeza.
Las otras obras de escultura egipcia, consisten en figuras talladas en la piedra, trabajos de relieve, es decir, las figuras son de relieve aunque no lo sea toda la obra, estando niveladas con la superficie de la mesa.
Los artistas de esta nación no realizan lo que nosotros llamamos relieve en bronce: lo forman dando el bajorrelieve requerido a los objetos.
En lo que se refiere a los últimos altorrelieves, el tiempo ha conservado un jarrón de bronce, con un asa, con el que los Antiguos se servían en los sacrificios, y que los escritores de Roma, han dicho sobre costumbres egipcias llamándola Situla. Sin embargo, el que la dio a conocer el primero, se equivocó al darle
(1) Deser. des Pier. gr. du Cab. de Stosch. p.13.


página 300
el nombre al vaso, de un Vannus tachi (1)
El poseedor de esta curiosa pieza, el famoso Conde Caylus, tiene hecha la descripción (#); Yo tendré ocasión de hablar luego. Cuando sostengo que los bajorrelieves no fueron ejecutados en bronce, yo hago muy bien diciendo que hay piedras en Egipto que ofrecen bajorrelieve de las obras en relieve, como el canopo de basalto verde.
Pero recordemos que puse este tipo de figuras entre las imitaciones posteriores, realizadas en la época de los romanos.
Una cabeza de mármol blanco de una mujer, hecha en el antiguo estilo egipcio, y encerrada en la pared del Capitolio, cerca de la casa del senador, semejante al depositado aquí en mi contra, porque no se ejecuta en el gusto de Egipto, sino en el gusto griego, como más prominente.
Sin embargo si examinamos esta cabeza con una buena lupa, se descubre que es el resto de una obra mayor, y que se ajustó en los tiempos modernos sobre una mesa de mármol.
Vemos muy bien que una vez que esta cabeza fue grabada en relieve en mármol, sobre la cual se había trabajado.

En cuanto al material utilizado por los egipcios, para hacer sus obras de escultura, se trata de figuras de arcilla, de madera, de piedra y de bronce.
El conde de Caylus nos informa, de que en la isla de Chipre hay una gran cantidad de pequeñas figuras de terracota.
Esto no nos debe sorprender, esta isla ha estado bajo el dominio de los Ptolomeos, y fue habitada por los egipcios.
En Pompeya, en el templo de Isis, fueron encontradas varias de estas figuras,
(1) Martin, Explic. des Monum. singul. p. 144.
(2) Caylus, Recueil d'Antiquités',T. 6. p. 40.


página 301
trabajadas en el gusto antiguo de Egipto caracterizados por jeroglíficos.
Yo mismo tengo en propiedad de cinco representación de sacerdotes de Isis, y M. Hamilton todavía conserva numerosas en su oficina en Nápoles.
Estas pequeñas figuras, todas por igual; se recubren con una capa de esmalte o barniz. cruzadas las manos sobre el pecho, portan en la izquierda una varita, y en la derecho, además del látigo ordinario, una banda a la que se une una tablita detrás del hombro izquierdo.
La colección de Herculano muestra dos figuras algo mayores de esta especie donde la tablita lleva jeroglíficos.
Numerosas colecciones de curiosidades conservan figuras de madera. terminadas en momias al gusto.
En el colegio romano tienen tres, realzadas de colores.
Egipto produce, como es normal, varias clases de piedras es decir, granito, basalto, alabastro y pórfido.
El granito es dos especies, blanco mezclado con negro, y rojo mezclado con un fuerte blanco, el Primero se encuentra en varios países, pero no tan perfecto de color y dureza que la de Egipto; la segunda solo se encuentra en ese país.
Es el granito en el que cortan todos los obeliscos, y se encuentran numerosas estatuas de esta piedra tallada, incluyendo las tres más grandes figuras dla colección del Capitolio.
La gran Isis en la misma ubicación, está hecha de un granito negruzco.
Después de esta Isis, una de las más grandes figuras que se conoce de Anubis de la Villa Albani, sin citar otras.
Hago notar aquí que un gran erudito, Joseph Scaliger (1) un viajero moderno, la Motraye (2), han imaginado
(1) Scaliger. in Scaligeran.
(2) Motraye Voy. T. 2. p. 224.


página 302
que el granito es una piedra artificial.
Pero sabemos que España está llena de todo tipo de granitos y es la piedra más común del país;
Sabemos que también se encuentra en Alemania y en muchos otros lugares.
El hermoso granito rojo es sobre todo única de Egipto.
Así que usted puede poner las fábulas de las que informa en varios Libros, que el Papa Alejandro VII había traído desde la isla de Elba una de las columnas de la esquina del portal Panteón.
Es un hecho que esta columna es de granito rojo, y la isla en cuestión, sólo produce un granito negro mezclado con blanco, que se encuentra en muchos otros países.
El obelisco del Circo de Gayo, delante la iglesia de San Pedro y una vez erigido por un hijo de Sesostris, no lleva, sin duda, jeroglíficos, porque este príncipe no informó de cualquier acción gloriosa, y ni que Herodoto o Diodoro informan de la erección de estos monumentos, que se caracteriza por figuras jeroglíficas, que era una prerrogativa de los reyes donde habían inmortalizado sus nombres.
El basalto ordinario es una piedra que se encuentra con la lava del Vesubio, y con el que la ciudad de Nápoles está pavimentada y se hizo con las piedras las viejas calzadas romanas.
Estrictamente hablando, El basalto es una especie de lava de un tono igual, y como tal es más frecuente.
Hay dos tipos de basalto, el negro, que es el más común, y el verde, que es el más raro.
Encontramos en su mayoría animales de primera especie: estos son los leones al subir el Capitolio y la esfinge de Villa Borghese.
Las dos principales esfinges, la del Vaticano y la de la Villa Giulia, ambas de diez palmos de alto, son de un granito rojizo.
Las dos grandes estatuas
página 303
egipcias del Capitolio, hechas en el estilo posterior, y algunas más pequeñas, están hechas en basalto negro.
El basalto verde se encuentra de diferente tonalidad, así como de diferente dureza: egipcios y Artistas griegos, han tratado de trabajar con esta piedra.
En figuras, vemos un pequeño Anubis egipcio sentado en la colección del Capitolio; con los muslos y piernas entrelazadas en Villa Altieri.
También vemos una hermosa base, con jeroglíficos en los pies de una figura femenina en el Tesoro del Colegio Romano.
Cabezas con este tipo de basalto, se encuentran numerosas en Villa Albani y la Altieri:
Yo mismo fui dueño de una que era un mitrado.
En tiempos más tardíos, se sirvieron incluso de esta piedra fuerte para hacer imitaciones de obras egipcias trabajadas como canopo.
De hecho, yo conozco una cabeza de Júpiter Serapis obra griega en la Villa Albani: rota la barbilla, no podía ser restaurado debido a la dificultad de encontrar una piedra del mismo color.
El actual Ministro de la Orden de Malta en Roma, poseía una cabeza de luchador de este basalto con las orejas de pankratiastes.
Yo mismo tengo una hermosa cabeza de basalto negro, pero está mutilada.
En el tercer volumen de esta historia, me atrevo con una conjetura sobre estas dos cabezas.
Es de basalto, el tipo más común la estatua de Pescennio Níger, que dijo Espartiano que se había hecho de una piedra negra y enviada al emperador por un rey de Tebas. En el momento del escritor que acabamos de citar, todavía se veía la estatua, colocada a la altura de la casa del príncipe de Roma, y acompañada de una inscripción griega.
El color de la piedra era una alusión simbólica al nombre de Níger. Por entonces en Egipto no tenían rey;
página 304

no podemos entender el pasaje de un gobernador romano que vivió en Tebas como virrey, como he explicado antes (1).
Además de las figuras de piedras comunes, también se hicieron en alabastro, pórfido, brecha, Mármol y plasma de Esmeralda.
El Alabastro se extrae en bloques en grandes canteras de Tebas (2).
El tiempo nos ha preservado un pequeño número de obras arte ejecutadas en Alabastro: En el colegio romano se ve una Isis sentada, sosteniendo a Horus en las rodillas, de dos palmas de la altura, con otra figura sentada más pequeña.
En las estatuas de alabastro egipcio, que fue preservada la Isis de Villa Albani, de la que ya he hablado, en ella, la parte superior fue restaurada con alabastro de Italia. Se encontró la estatua, hace cerca de cincuenta años, cuando escarbaron la tierra para sentar los cimientos del Seminario Romano de los jesuitas, donde una vez estuvo el templo de Isis, en el Campo de Marte.
Y fue en el mismo lugar, que  encontraron, solo que como perteneciente a un tierra de los Dominicanos, el Osiris coronado con una cabeza de Gavilán, que he mencionado anteriormente, y que se encuentra en el Palazzo Barberini (3).
La estatua de alabastro en cuestión tiene una luz más blanca, que la que tiene por lo general el alabastro oriental, como Plinio (Plinio el Viejo libro36-60) señala en Egipto.
El autor, (5) disertando de las piedras preciosas
(1) Boze, Résl. sur les Méd, de Pecen. dans les Mém. de l'Acad. des.Inser. T. 24. p. 117.
(2) Theophrast. Eres, de Lapid.p.392.l.24.
(3) Donati Roma, p.60.
(4) L. 36. c. 12.
(5) Joan. de S.Laurent. Diss. sopra le pietre pref. Diglant. P.2.c.2.p.29.


página 305
LIBRO II. Capítulo II.
por tanto, no fue de buena educación, argumentar que en el punto que no han existido estatuas de alabastro egipcio.
Esta estatua todavía modifica otra afirmación de nuestra Autor, cuando afirma que si los egipcios habían hecho estatuas de alabastro, habrían sido muy pocas, y tendrían forma de momias.
La base de esta Isis de cuatro palmos y medio de longitud, la altura del asiento hasta las caderas de la figura. Sin embargo, incluyendo la base.
Los que saben que el principio de alabastro es un sedimento petrificado, y que el conocimiento de los principales vasos de alabastro diez palmos diámetro conservados en Villa Albani, puede representar vasos aún mayores.
El Alabastro también se forma en acueductos antiguos de Roma.
Como al reparar, hace unos años, uno de estos acueductos, un Papa había hecho anteriormente conducir en el distrito de San Pedro, y encontraron pegado a la de mampostería, un tartar que era de verdadero alabastro.
El Cardenal Girolamo Colonna hizo aserrar tablas para una mesa.
Esta generación de alabastro es también evidente en las bóvedas de los baños de Tito.
En cuanto a la estatua de Isis en Albani, la parte inferior de las caderas, tiene unas venas blanquecinas, tirando incluso como blanco.
No hay que confundir este alabastro, con otro también despedido en canteras de Tebas en Egipto y los y en Damasco, en Siria. Es el alabastro que Plinio llama ónix (Plinio el Viejo libro36-59) y que difiere de la piedra preciosa de este nombre,  que se emplean inicialmente en jarrones ornamentales, como para producir columnas. Este alabastro parece ser, el que tiene capas
(1) Plin. L.36. c.12, L.37. c.54. p. 405.


página 306
de alguna manera como el ónice-ágata, por lo tanto, de ahí tal vez su nombre.
Villa Albani mantiene diferentes objetos preciosos de esta especie, que algunos son del tamaño de un ánfora, recipiente, que Plinio llama Vaso Anforal, que Cornelio Nepote consideraba como los mayores en su especie, y que no había visto antes.
El príncipe Altieri tiene uno de los hermosos jarrones de este tipo; que había encontrado excavando en su villa cerca de Albano.
El Mayor vaso de alabastro, que no tiene la forma de un Ánfora, sino de una pera, que no es alabastro-ónice, sino del tipo que tira más al blanco, se encuentra en la Villa Borghese.
Se trata de una urna que contenía las cenizas de los muertos, como se indica en la siguiente inscripción en el jarrón:

P. CLADIVS. P. F.
AP. N. AP.PRON.
PVLCHER. Q. QAESITOR.
 PR. AVGVR.

Esta inscripción no figura en el volumen de Gruter.
En esta hermosa urna cerrada están las cenizas, del que sería el hijo del famosa Publio Clodio, o Claudio, que puede verse en las mesas de la familia de los Claudios ((Suetonio, Tiberio Nerón II)).

Hay dos especies de pórfido, el rojo, llamado por Plinio Pyropoecilon (Plinio el Viejo libro36-57) y verdoso, que es el más raro, y que a veces está salpicado con puntos de oro, calidad que el naturalista romano da a la piedra de
(1) Suet. Tiber. c. 2.
(2) Plin. L.37. c. 10.


página 307
Tebas (Plinio el Viejo libro36-63)
No nos quedan figuras puntuales de este tipo de piedra, sólo las columnas que son las más raras de todas.
Vemos dos grandes en la iglesia de las tres fuentes (alle tre fontane) por debajo de St. Paul; Y otras dos en la iglesia de San Lorenzo, en las afueras de Roma, pero pero están encajadas en la pared, que solo aparece una muy pequeña porción.
Todavía hay dos más pequeñas que M. de Fuentes, Ministro de Lisboa en Roma se llevó a Portugal al principio de este siglo.
En el palacio Verospi, antes se veían dos grandes jarrones de pórfido, de fábrica moderna más pobres, hechos de fragmentos de columnas.
No podemos dudar que Egipto es la tierra de producción de esta piedra, sobre todo porque no viaja
Se encuentran montañas de granito en numerosas partes de Europa, y hay ciudades en Francia, donde las casas están construidas de esta piedra; y más en la carretera de Alicante a Madrid, no se ve nada más que granito.
O como lo está en la lava del Vesubio piezas de granito blanco que pueden reducirse a grava estas piezas frotándolas, parecido a los fragmentos de la gran columna de Antonino,
(Encontrada en el XVII la basa, y el resto totalmente fragmentado) con trozos degradados por el fuego, se huye de este granito del Vesubio, que no ha llegado a su plena madurez, o lo que
(1) Plin. L. 36. c. 12.


página 308
es más creíble, que fue disuelto por una nueva conflagración de la montaña.
La historia nos enseña que en los tiempos más remotos se abrasaron los Pirineos y en la conflagración la plata salió en torrentes por sus flancos.
La comparación del recinto del fuego expuestos a esta experiencia, y teniendo en cuenta estas flameantes montañas y sus erupciones, encontramos muy probablemente granito de España y los demás países, y debe su existencia a los Volcanes.
Luego de la digresión volvemos a nuestro tema, la generación de pórfido.
Obviamente informan de que esta piedra se ha formado de la misma manera como el granito.
M. Desmarest, Físico famoso e inspector de manufacturas de Francia, descubrió el pórfido rojo en algunas montañas de este reino, especialmente en una montaña cerca de Aix, en Provenza, pero está de acuerdo en que se ha encontrado solo pequeñas piezas que están encerradas en granito como en la matriz.
Por lo tanto se encuentran numerosos trozos entre la lava del Vesubio, grandes manchas de color verde más hermosa de pórfido oscuro.
Incluso se afirma que se encuentra pórfido rojo en Suecia en las montañas de Dalecarlie (1).
Se acepta que el granito se formó con la misma lava, se deduce a partir del descubrimiento de pórfido y granito en las piedras de lava, que se formó de la misma manera, y que en consecuencia en lugares que producen hermoso granito debería producirse
(1) Waller, Mineralog. T.1.p.190


página 309
también hermoso pórfido.
Como el pórfido rojo presenta manchas verdosas interminables, parece que la una y las otras especies tienen el mismo origen y se sacan de la misma carrera.
Pero hemos conjeturamos que el pórfido es una piedra de Egipto, no sólo a causa de la la escasez de figuras egipcias hechas de pórfido.
Durante una estancia de más de doce años en Roma, sólo he encontrado una pieza de una pequeña figura pórfido rojo que se caracterizada por los jeroglíficos, esta pieza se encuentra todavía en el taller de un escultor.
Esto refuerza mi duda por una carta del señor Wortley Montagu, quien me escribió que nada más raro para encontrar que un pedazo de pórfido en el bajo Egipto (El bandolerismo árabe no permite viajar para ampliar sus curiosidad en el Alto Egipto) y que en los escombros de un número infinito de ciudades, solo había encontrado algunos fragmentos.
También me llama la atención que en su viaje desde Gran Cairo al Monte Sinaí, no había encontrado ningún rastro de pórfido; pero que el Monte Sta. Catalina, más arriba del camino del Sinaí estaba todo lleno de esta piedra que se convierte en siempre más hermosa según toma forma.
Agregó, que no se encuentran en las antiguas canteras ningún rastro.
Por último tenemos el testimonio de Aristide que expresamente dice que el pórfido venía de la Arabia(1) en la que sería necesaria para la conclusión de que los egipcios y los romanos usaban el de las montañas de Arabia.
(1) Aristîd. Orat Aeg. Opp. T.3. p. 587. C.


página 310
Las estatuas de pórfido rojo que en este momento se ha conservado, deben ser consideradas, o como obras ejecutadas por los artistas griegos cuando los Ptolomeos, y lo voy a demostrar en su lugar apropiado, o hechas por los emperadores.
La mayor parte de estas estatuas son de Reyes cautivos, que los romanos hicieron decorando sus carros de triunfo y sus edificios públicos.
La dureza extrema del pórfido es tal que no se puede trabajar como el mármol con el cincel, o con el borde de instrumento largo.
La herramienta empleada para dar la forma es la punta, que es muy muy acerada y que se utiliza para describir el trabajo.
El escultor, a cada golpe contra la masa, saca repentinamente chispas; Y A pesar de su asiduidad al trabajo, le lleva más de un año, para resolver las partes de una estatua y terminar los vestidos.
Hecha esta operación, se busca dar la última mano a sus salientes, lo que hace con el hervidor y Esmeril, y todavía emplea un año para darle el pulido, como él,
Sólo un operario puede trabajar cómodamente la misma estatua.
Como un obrero del pórfido requiere tiempo y perseverancia infinita, tenemos razones para sorprendernos de que se encuentre entre los artistas griegos paciencia suficiente para someterse a un trabajo tan duro, donde está encadenado el espíritu, y donde la mano se cansa, sin el placer de ver en el ojo que tiene un progreso significativo.
Para dar una idea más clara del maniobrar de esta piedra, voy a indicar la forma en que se practica.
Cuando llega la piedra a tallar, como dicen en Arte, se emplea el puntal y la gradina como útiles con el bloque, ya que estas herramientas, hacen una infinidad
página 311
de trozos pequeños.
El desbaste de la figura, se comienza a hacer con un pequeño martillo, y con martillo de punta pon un lado y de dientes por el otro Lado.
Finalmente se repasa la obra con gradinas y otras herramientas afiladas y duras, luego se utiliza la lima, y la lima curva para Limpiar la cara.
El mismo proceso se precisa para tallar las columnas.
En general, los Artistas en este trabajo, usan fuertes gafas especiales para proteger los ojos del fino polvo, y las esquirlas que la herramienta produce al golpear.
Se trabaja de la misma manera la piedra llamada brecha de Egipto, pero todas las partes, no tienen ni la misma dureza ni son iguales de compactas
La brecha, en italiano Breccia, se observa que muy dura y nos queda de esta piedra tan solo el tronco de una estatua
Está compuesta de una infinidad de otras especies, incluyendo el pórfido de dos colores y se cree que Egipto es su patria natal.
Esta piedra está comprendida en Italia con el término genérico de breche, Breccia es el término dado a la Crusca, que ni el compilador florentino Baldinucci, nos dice su orígen.
Vamos a decir que la piedra llamada brecha está compuesta de varias porciones rotas de otras piedras,
Y este es, de acuerdo con la juiciosa observación de Ménage.
La raíz deriva según sabio de la palabra alemana Brechen, rompe.
Las piedras de Egipto destacan especialmente en la formación de la brecha, yo creo que yerran al llamar a esta piedra de Egipto.
El color principal de esta piedra es el color verde, es el color en que hacen los grabados, con infinitos matices.
página 312
Estoy convencido de que jamás pintaron ni tintaron, sino que producían tallas
la mezcla de colores debía parecerles maravilloso a los los ojos de los observadores conscientes de las producción de naturaleza.
El tronco de la estatua en cuestión representa un rey cautivo sentado, vestido a la manera de los Bárbaros.
Carece esta estatua de las extremidades, la cabeza y las manos, probablemente eran de mármol blanco.
El Cardenal Sr. Albani la tiene expuesta en su Antigua Villa en un pequeño pabellón decorado con otras obras hechas de esta piedra.
A cada lado de la estatua, está colocada una columna, Y antes vemos un gran jarrón de diez palmos de diámetro, y todo él de brechia.
Independientemente de estas piezas En la Iglesia Catedral de Capua conservan una vieja bañera de la misma piedra utilizada hoy como fuente bautismal.
Es evidente que, además, del granito, Pórfido y Alabastro, Egipto tiene también canteras de mármol, documentados por los viajeros
que hacen la descripción de un infinito número de obras todavía subsistiendo mármol amarillento blanco y negro.
Es de mármol blanco que recubren las largas galerías en la gran Pirámide (1), y de Acuerdo con todas las apariencias, no es mármol de Paros, como insinuó Plinio (Plinio el Viejo libro36-86). En la colección del Colegio Romano se conserva una tabla del mismo mármol trabajado en relieve y en el gusto egipcio. Yo me propongo dar una conocer esta obra, que es, sin duda contradice,
(1) Norder Voy. d'Egypte, P. I.P-79.
(2) Plin. L.36. c. 19.§ 2.P- 340.


página 313
la más alta antigüedad, en la continuación de mis Monumentos de la antigüedad. Pero estoy indeciso sobre una obra extremadamente acabada, conservada en la colección de Herculano.
Es un pequeño busto de un hombre de alrededor de medio palmo de alto, con barba, y hecho en rico mármol blanco llamado Palombino.
Mi indecisión es, por la barba de esta figura, que está tirada a la manera de los Hermes griegos, mientras que todos los egipcios tienen estatuas humanas con un mentón liso.

Obras hechas en plasma de esmeralda, se conoce una sola pequeña figura sentada cuya base, y la columna que sirve de soporte, se caracteriza por jeroglíficos Se ve un trozo de un palmo y medio de altura en la Villa Albani.
Los naturalistas comúnmente ven esta rara piedra como la matriz de la esmeralda, es decir, como su envoltura; pero el plasma es mucho más duro que todas las esmeraldas dicho así de esta manera, porque se conoce que se encuentra así en el reino mineral, donde hay gruesas piedras que envuelven conchas petrificadas, y en consecuencia una materia más blanda.
Independientemente de las obras de arte egipcias en madera y piedras, el tiempo nos ha conservado algunos bronces
Los más significativos son la Mesa de Isis del Real Gabinete de Turín,
El vaso de sacrifico que he mencionado antes, y una pequeña base en un cuadrado oblongo de longitud alrededor de un palmo y medio con figuras y emblemas
página 314

incrustados, base que se ve en la colección de Herculano.
Las pequeñas figuras que se encuentra en cantidad en el templo de Isis descubierto en Pompeya.
Otra producción similar, en la colección del Sr. Hamilton nos muestra que, para mejor comenzar a hacer las pequeñas figuras, rellenan las cavidades con plomo.
La mayor de estas figuras es una Isis con Horus encima de sus rodillas; perteneció al Sr. Conde de Caylus (1), que nos la ha dado a conocer, y que también nos dice, de las redondez prominente de figuras en bronce, a las que a veces le fue pegado oro, como se ve por un pequeño Osiris, del que él, nos da la descripción.
La base de la que hemos hablado, tiene la verdadera forma de ese simple rebaje que distingue las bases y los edificios egipcios.
La fachada principal hacia el centro representa un barco entrelazado de junco de Egipto, sobre el medio está pájaro grande, en la parte frontal muestra una figura sedente plana, y en la parte posterior está un Anubis rematado con cabeza de perro que conduce el barco.
A ambos lados se sientan las figuras de las mujeres con las alas extendidas delante, que se juntan en las caderas y doblando hacia abajo los pies, como las medallas de Malta, y como los de la mesa isíaca.
Después de haber discutido de la mecánica de la escultura vamos a dar cuenta de lo que sabemos de la mecánica en los Egipcios en comparación con la pintura.
Es necesario hacer mención de este arte, lo primero que diremos hablando de las momias pintadas.
En mi discusión
(1) Caylus. Rec. d'Antiq. T. I. p. 17.


página 315
sobre la pintura, me inclino por la del inmortal conde Caylus, que ha realizado una gran investigación sobre este tema, especialmente en el empleo de los colores (1).
Respecto a las momias que yo he visto, y lo que encontré en las observaciones de anticuarios juiciosos con gran precisión.
Los colores los hacían a tempera, más o menos, diluidos en agua con cola. cargados de goma
En todos ellos los utilizan aplicados sin mezcla.
He contado seis: blanco, negro, azul, el rojo el amarillo y el verde, que
El rojo y el azul dominan el fondo parecen molidos groseramente. el blanco, compuesta por blanco de plomo ordinario, envuelve la lona de las momias, y forma de lo que nuestros pintores llaman la impresión sobre la que se aplican los colores.
Representan todos los contornos de las figuras sobre esta preparación de blanco, con un color negro, por lo que este fondo blanco estaba reservado con esta intención.
Pero esta especie de pintura es muy poco considerable en comparación con lo que se ve en el alto en comparación con las que se hacen, en el alto Egipto,
Siguiendo la relación de Norden, se encuentran palacios y sus columnas de treinta y dos pies de circunferencia, totalmente decoradas y cubiertas con pinturas, y las murallas pintadas de ochenta pies de altura con figuras colosales.
Los colores de estas pinturas están como sobre las momias, enteros sin mezclar, los colores colocados uno al lado del otro, también están puestos sobre un fondo preparado,
(1) Caylus, Rec. d'Antiq. T. 5. p. 25.


página 316
su duración se vuelve eterna por medio de un revestimiento.
Es por esta industria, así como los colores dorados, se han mantenido frescos por el espacio de miles de años y no pueden ser separadas de la pared o columnas por ningún artificio.
Termino esta investigación en el arte de los egipcios observando que nunca se han descubierto medallas o monedas que sean capaces de ampliar nuestros conocimiento, sobre esta materia.
Las monedas conocidas de Egipto no comenzaron de esa manera hasta después del reinado de Alejandro.
Podemos incluso dudar de que los egipcios habrían usado la moneda triunfal, si no hay mención en entre los escritores de la antigüedad, que hablan uno de otros del óbolo que introducen en la boca de los muertos.
Es también por esta razón que se estropeó la boca de algunas momias y sobretodo las momias pintadas, como las de Bolonia, porque les han buscado las piezas de moneda.
Esto es lo que le sucedió con respecto a la Momia del Instituto de Bolonia, en presencia del Cardenal Albani. Un Misionero que le había hecho un regalo al Cardenal, la extendió delante de él y vio que ella estaba en buen estado.
Podemos considerar después de algún tiempo, que tiró de repente, su mano sobre la boca, y la abrió violentamente antes de que sus asistentes pudieran prevenirse, pero sin encontrar lo que buscaba allí.
Poccocke (1) habla de tres monedas egipcias, pero no indica la antigüedad, la moneda no aparece de antes de la conquista de Egipto por los persas.
Para completar la sección de los egipcios, he de decir que la Historia del Arte de este pueblo, así como el aspecto actual
(1) Descript. os the East, T. I. p. 92.


página 317
del país, es algo así como una gran llanura desértica, que se puede navegar, lo que a los ojos se puede percibir en dos o tres vueltas.
Toda la antigua cadena del arte de los egipcios tiene dos períodos: y nos quedan del uno y otro los monumentos que nos ponen en estado de decidir sobre las producciones de estos diferentes momentos.
Al contrario que el arte de los griegos y etruscos como su país: no pueden caminar lejos en la tierra estando cortada de montañas interminables. Yo no quiero presumir, pero estaría halagado por haber arrojado algo de luz en aclarar el Arte antiguo de los Egipcio.


página 318


Capítulo II

Arte de los fenicios y los Persas.


A excepción de algunas notas históricas y de algunas indicaciones generales, no queda nada del arte y persa y fenicio, por lo tanto, no podemos decir nada positivo de las partes separadas de su diseño y de sus figuras.
También tenemos apenas esperanza de hacer descubrimientos significativos en las obras escultura, o propias producciones de arte para difundir más luz sobre el genio de estos pueblos.
Sin embargo, tenemos medallas de los fenicios y bajorrelieves de los persas, que sin tener algo para esta historia que pasaríamos enteramente en silencio estas dos naciones.
página 319

Los fenicios habitaron las costas más bellas de Asia y África a lo largo del Mediterráneo,
Como país conquistado, Cartago fue su colonia principal.
Esta última ciudad, construida, según unos pocos autores (1) más de cincuenta años antes de la toma de Troya,
Está localizada en un clima templado según cuentan los viajeros modernos, el termómetro alcanza los veintinueve o treinta en Túnez, que está a sólo que tres leguas de esta ex rival de Roma (2).
El resultado de estas observaciones de los fenicios, que según informa Herodoto, eran hombres de una constitución robusta, aunque estaban muy bien y que en consecuencia el resultado de sus figuras debería ser similar a esta configuración (3).
Tito Livio habla de "un joven númida de extraordinaria belleza, que fue capturado por Escipión en la batalla luchando con Asdrúbal cerca Boecula en España (
Tito Livio 27-19).
La famosa Sophonisbe bella cartaginesa, hija de Asdrúbal, primero se casó Syphax, y luego Massnissa, es conocida en todas las historias.
Los fenicios dice Pomponio Mela (5), eran muy laboriosos. Educados en los casos que afectan a la guerra y la paz, que por lo general disfrutan reputación de sabiduría.
La ciencia ya florecía en su casa, cuando los griegos eran bárbaros aún
afirman que Moschus (Estrabón Libro 16, 757 ) de Sidón, enseñaba el sistema de átomos, antes de la guerra de Troya.
Si no fueron los inventores de la astronomía y de la aritmética, la han llevado al menos a estas Ciencias a un punto muy alto
(1) Appian. Libye p- 13. L3
(2) Shaw. Voyage. T. 1.
(3) L, 4. p. 178, 1, 30.
(4) L. 27. c. 19.
(5) L,.c12
(6) Estrabón. Geografía. L.16. p.757- D.


página 320
de perfección que ninguna otra nación.
Pero es principalmente por los descubrimientos en las Artes que los fenicios se hicieron famosos (1), y eso es por lo qué Homero llama a los Sidonios grandes artífices (Iliada 23-740 ).
Sabemos que Salomón hizo venir a los maestros Fenicios para construir el templo del Señor y la casa del rey.
Sabemos que los romanos pedían hacer sus muebles de madera fina por trabajadores cartagineses; y los escritores antiguos a veces hablan de sus camas, ventanas, prensas y de Ranuras púnicas (3).
La abundancia es la madre de las Artes: Las personas no ignoran que los profetas dijeron acerca de la opulencia y de la magnificencia de Tiro.
Estrabón relata que en su tiempo tenían en Tiro casas más altas que en Roma.
Apiano expresamente dice, que en la parte interior de la ciudad de Cartago, llamada Byrsa, tenían casas hasta de seis alturas (4).
Se observaron estatuas doradas en los templos: tal era el Apolo de Cartago (5).
Se habla incluso de columnas de oro y estatuas esmeralda.
Tito Livio menciona un escudo de plata con el peso de ciento treinta libras, donde estaba el retrato de Asdrúbal, hermano de Aníbal
(Tito Livio Libro 25, 39).
Este escudo fue colgado entonces en el Capitolio.
(mismo pasaje en Tito)
Los fenicios extendieron su comercio por toda la tierra, y es probable que el trabajo de sus artistas hubiera sido transportado desde todos los lados.
Construyeron incluso
(1) Cons. Bochart. Phal. y Can.L. 4. c 35.
(2) Ili. 743 
(3) Cons.Scal. in Varron, de rerust p.261. 262,
(4) Libye, p. 58. L.2.
(5) Ibid. p. 57. l. 40,
(6) L. 25. c. 30.


página 321
templos en las islas de Grecia, que poseían desde los tiempos más remotos, tal era en la isla de Tasos el Templo de Hércules, mucho más antiguo que el Hércules griego (Herodoto 2-44)
A partir de estas observaciones es bastante evidente que los fenicios, que habían introducido las ciencias en Grecia, también trasplantaron las artes en este país, si estamos de acuerdo con los datos que hemos dado anteriormente (Herodoto 5-58).
Cabe señalar que Apiano (3) habla de columnas de orden jónico que describen el puerto Arsenal de Cartago.
Los fenicios tenían mayores vínculos con los etruscos (4), que eran aliados de los cartagineses, cuando perdieron una batalla naval contra el Rey Hieron antes de Siracusa.
Las deidades aladas son comunes a ambas naciones. Pero las deidades fenicias tienen las alas a la manera Egipcia, es decir, que sus alas están pegadas a las caderas y que, descienden desde allí hasta pies, cubriendo toda la parte inferior de la figura.
Es lo que vemos en las medallas en la isla de Malta (5), y pareciera que los cartagineses eran poseedores en algún aspecto del conocimiento de los egipcios.
Pero los artistas cartagineses bien podría haberse formado el gusto inspeccionando obras de los griegos, tomados de Sicilia, y llevados a Cartago, donde Escipión los envió de vuelta a Sicilia después de tomar esta ciudad (6). Como
(1) Herodot. L.2.p.67.l
(2) Ibid. L.5. p.194 l.22
(3) Libye, p. 45.
(4) Herodot. L.6.p.214.l.22.
(5) Descript. des Pier. Grav. du. Cab.de Stosch,Prés,p.XVIII.
(6) Appian. Libye, p.59.l.38


página 322
En cuanto a las obras de arte fenicio, que no es nuevo, según las medallas cartaginesas acuñadas en España, Malta y Sicilia.
Medallas del Arte. la primera especie se encuentran diez de la ciudad de Valencia en la colección del Gran Duque de Florencia, en todas las partes que se pueden comparar con las más bellas de la Magna Grecia (1)
Las que fueron acuñadas en Sicilia, son trabajos Fí exquisita podemos distinguir las mejores medallas griegas quee por la inscripción púnica.
El obispo de Girgenti M. Lucchefi, tiene algunas medallas de oro de gran rareza.
Algunas piezas de plata tienen cabeza de Proserpina y en el reverso de una cabeza de caballo con una palmera (2).
Hay otras en que está en toda la figura, un caballo con la palma.
Del resto no informa Golzius puntos de estas últimas especie de medallas pero vemos en la colección Imperial de Florencia y la Colección Real de Nápoles.
La antigüedad cita un artista cartagineses llamado Boetos (Pausanias Libro-V 17-4) que había tallado figuras de marfil para el templo de Hera en Elis.
Hechas grabadas en piedras, conozco solo dos cabezas con el nombre de la persona en caracteres fenicios, hablé en la descripción de las Piedras grabada de la colección de Stosch (4).
Las medallas de los fenicios nos dan también poca luz de las figuras de los escritores.
No creo que sepamos mucho más de las prendas que tenían los fenicios, que tenían mangas muy largas (5), lo que da una apariencia
(1) Norris Lett. 68. p. 213.
(2) Golz. Magn. Grec. tab. 12.n.35.
(3) Pausanias. L.5. 419. 1.29.
(4) Deser. des pier. gr. du cab. de Stosch. Prés. p. XXVI.
(5) Ennius ap. Geil. Noct. Att.L. 7. c. 12.


página 323
con los manguitos de la ropa que llevaban los personajes africanos en las comedias de los teatros de Roma (1).
Se cree que los cartagineses no portaban prendas de abrigo (2).
Ellos, sin duda, se vestían preferentemente de telas a rayas, como los galos, a si se ve en el comerciante fenicio, entre las figuras pintadas de Terence que están en la Biblioteca Vaticana.
El epíteto diseinctus, es con seguridad los que los Poetas dicen de africanos y libios, y parece también aceptado a los cartagineses, desde donde resultaría que llevan cinturón (3).
No sabemos más del arte de los judíos que de sus vecinos los fenicios.
Todo lo que sabemos es que en la mayor parte de su tiempo cuando florecía su monarquía, venían los Artistas de Tiro y Sidón para realizar sus grandes obras de lo que tendríamos que inducir que consideraban a las Bellas Artes, superfluas a la vida humana, y no fueron ejercidas por el pueblo.
Además la ley Mosaica prohíbe la escultura a los Judíos, al menos por lo que se refiere a la representación de la divinidad en forma humana.
Sin embargo, la configuración de los hebreos, así como de los Fenicios, habría sido probablemente de hermosos diseños. A pesar de la idea de que este pueblo tenía desventaja en el arte, sin embargo, deben de haber llegado a un cierto grado de perfección, no lo digo por la escultura, pero al menos por el dibujo debido a la obra terminada
Entre los artistas y lapidarios que Nabucodonosor captura de Jerusalén, hay más de mil, que habían trabajado en las obras de tallado (Bibl. R.Valera Reyes II 24-16). :
(1) Cons. Scalig. Poet. L. i. c. 13.P-21.g
(2) Salmas, a.i Tertull. de Pallio.p.53
(3) Virg. Aen. L. 8. v. discinctos-Afros. Juvénal. Sat. 8- Sil. L 2
(4) Reg, c. 24. v. 16.


página 324
deberíamos preocuparnos de encontrarlos hoy en las grandes ciudades. Los signos hebreos que designan a los Artistas en cuestión han estado generalmente mal comprendidos, mal traducidos, mal explicado y, a veces incluso eliminados por Parafrastes y lexicógrafos.

El Arte Persa merece cierta consideración, ya que nos quedan los monumentos de mármol, piedra tallada y bronce.
Los monumentos de mármol, consisten en figuras trabajadas en relieve, y nos llegan a nosotros de las ruinas de la ciudad de Persépolis.
Las piedras grabadas, son imanes cilíndricos y de calcedonia, perforados en el eje.
Además de las piedras grabadas, que vi en las diferentes colecciones, había dos en la colección del conde Caylus que los inserta en Persa en sus Informes (1): una porta cinco figuras, y la otra dos, tiene una inscripción en persa antiguo, grabado en columnas.
El duque Caraffa Noia, en Nápoles tiene tres piedras parecidas, en una de las cuales también vemos una inscripción de los antiguos persas grabadas en columnas: éstas tres piedras provienen de la colección del barón Stosch.
Los caracteres grabados sobre estas piedras se asemejan perfectamente a los que están en las ruinas de Persépolis.
En cuanto a otras piedras persas se mencionan en la descripción de la colección Stosch, que yo especialmente he citado de la publicación de Bianchini (2)
Por la Ausencia de conocimiento en el estilo de los persas, toman algunas de sus inscripciones en las piedras los aficionados, por griego antiguo.
Así Gronovius ha creído
(1) Caylus, Rec. d'Antiq. T. 3.; pl. 12. N. a. pl. 35. N. 4.
(2) Ist. Univ. p. 537.

página 325
ver en una piedra persa la fábula de Aristeo, y sobre otra la figura de un rey de Tracia (1).
Con la excepción de algunas viejas medallas persas, solo conozco una figura de su producción en el arte de bronce: es un punzón que tiene un cuadrado oblongo con la longitud de un pulgar, y que está en la colección Hamilton. Representa una figura de un hombre, cuya cabeza y la cara, aparece cubierto con un casco, y que atraviesa con una espada el cuerpo de un León que se levanta contra de ella, representación ordinaria en las piedras grabadas de esta nación.
También podemos mencionar una medalla de plata, en la que representa una cuadriga, en la que dos figuras y se ve en la primera con una barba que llevaba un gorro un persa, las segunda sostienen las riendas de los caballos: las parte de atrás recipiente forrado con remos y rodeado de algunos caracteres desconocidos.
Se cree que esta medalla era la moneda de los Reyes persas antes de los días de Alejandro Magno (2).
Los antiguos escritores griegos dan fe de que los Persas eran hombres de una figura ventajosa, y varias producciones de arte confirman la misma, entre otras, una pasta de vidrio de la colección Stosch (3): es la cabeza de un guerrero que lleva un camafeo como casco, y está rodeado de personajes de la antigua Persia.
Esta cabeza tiene una conformación regular con características y parecidos a las occidentales, al igual que las cabezas que Corneille de Bruyn a definido de las figuras de Persépolis (4)
Y hace mayor media mas grandes que del Natural (5). Se desprende de esta observación que el Arte tenido
(1) Gem. Ant. n. 66. 67.
(2) Recueil de Méd. des Rois du Cab. de Pellerin. p. 1.
(3) P. 28.
(4) Voyages.
(5) Greave Deser. des Ant. de Persepolis.


página 326
tenía todas las ventajas del aspecto de la naturaleza.
Los partos que habitaban un país grande del Imperio Antiguo de los Persas, con una belleza singular que va acompañando en la elección de las personas que se dedican a dar órdenes a otras.
Surena, general del Rey Herodes, era conocido (1) independientemente de sus otras cualidades, por bella figura, y a pesar de esto todavía se maquillaba para embellecerse (2).

Parece que los persas creían contra las reglas propias de dibujar las figuras desnudas, que veían en la apariencia de la desnudez como algo ominosa (3);
No vemos generales persas o en Persia, sin estar vestidos (Herodoto 1-10),
lo que se puede decir igualmente de los árabes (5).
Esta austeridad de costumbres impide a sus artistas estudiar el objeto más sublime del arte, el diseño del desnudo.
Contentos de ofrecer una figura vestida, ellos ponen bien ajustados los pliegues; pero su diseños no están logrados, como entre los griegos, hasta indicar la forma del desnudo con los vestidos.
Se presume que la ropa de los persas no difería mucho de la de otros pueblos orientales.
Llevaban una fuerte camisa de lino, sobre la que ponían un vestido de lana, y sobre este vestido una capa blanca (Herodoto 1-195).
Generalmente amaban la ropa hecha de tela y flores (7).
El vestido Persa, cortado en cuadrados (8) parecido al vestido cuadrado de las mujeres griegas, tenían bastante parecido
(1) Appian. Parth. p. 96. 1. 9.
(2) Ibid. p. 97. 1. 39.
(3) Achmet Oneier. L. 1. c. 117.
(4) Herodot. L. 1. p. 3. 1. 33. L. 9., p.329.L.30. Xenoph.Agefil. p.655.D
(5) La Roque, Moeurs des Arabes p. 177
(6) Herodot. L. I. p. 50.l.41
(7) Sent.Empyr. Pyrrb. byp. L.i.p.30.B
(8) Dionys. Halic. Ant. Rom.L.1.p.187.l.28.


página 327
según Estrabón, de largas mangas (Estrabón Libro 15, 3-19 ) que descendían hasta los dedos, y que les servía de alguna manera de manga (2).
Al igual que las figuras persas la capa podía variarse a voluntad, tal vez porque no era una prenda de mucho uso en Persia, parecen formadas de un solo y único modelo.
Las figuras vistas sobre las piedras grabadas son perfectamente similares a las que se encuentran en los edificios.
Aun no se han encontrado señales de mujeres en los monumentos de los persas.
Por costumbre realizan figuras de hombres, por lo general están plisadas por pisos,
Y Los pliegues son muy pequeños.
En una de las piedras ya citadas de la colección del duque de Noia, notamos ocho etapas similares plegadas desde los hombros hasta los pies.
Sobre otra piedra de la misma colección que se ve una silla cuyo asiento tiene de esos pliegues que descienden por grados hasta la base.
Parece que los antiguos persas consideraban un abrigo con grandes pliegues como afeminado (3).
Los persas se dejaban crecer el pelo (Herodoto 6-19).
A algunas figuras de hombres se les ve caer delante de los hombros como trenzas o coletas (5), como se ve en las figuras etruscas.
Comúnmente portan un paño delgado alrededor de la cabeza (Estrabón = ), el uso que se perpetúa en los turbantes orientales en la actualidad.
En la guerra por lo general llevaban un sombrero hecho en forma cilíndrica como una torre (Estrabón = ).
Se puede ver también sobre las piedras grabadas sombreros con el borde vuelto hacia arriba como los gorros de piel.
(1) L. 15. p. 534- C.
(2) Xenoph. Hist. Graec. L.2. c. 6.
(3) Plutarco Apophth p.301. L.24. edit. H. Steph.
(4) Herodot. L.6. p. 214. L. 37.;Cons. Id. L. 9. p. 309. l23; 2;. Appian. Parth. P97.L 40.
(5) Greav. Deser. des Antiq. de Persépolis
(6) Strabo L. 15. p-734- C
(7) Ibid.


página 328
Entre las supuestas causas de la falta de progreso en el arte entre los persas, no hay que pasar en silencio que proviene de sus practicas religiosas, que no son favorables al arte.
Ellos creían que no deberían representar a los dioses con forma humana (Herodoto 1-131).
El fuego y el cielo visible eran los principales objetos de su veneración, e incluso los antiguos escritores griegos, sostienen que no tenían ni templos ni altares.
Es cierto que vemos a Mitra, el dios persa en diferentes lugares en Roma, en la Villa Borghese, Albani y Negroni, pero no tenemos ninguna certeza de que los persas antiguos así lo representasen.
Es muy probable que estas representaciones de Mitra fueron hechas por artistas griegos o romanos, ya que datan de la época de los emperadores, que está suficientemente demostrado por la propia figura y por su ejecución.
Cualquier conocedor puede ver que que los artistas de ambas naciones han dado la figura de Mitra mangas largas y un gorro frigio, como marca simbólica de una divinidad extranjera, esta suerte de ajuste se tomó para caracterizar a los pueblos lejanos, tanto los que están en el Norte como en el Sur.
Los persas llevaban de verdad mangas, pero no llevaban gorro Frigio.
Plutarco informa que la adoración de Mitra fue introducida en Italia por los Piratas, que a los que Pompeyo hizo la guerra, y que finalmente exterminó (Plutarco, Pompeyo 24 ).
Ampliar la explicación de los personajes emblemáticos de esta figura no entra en mis planes, lo dejo para otros escritores que ya han ejercido en este material.
Sin embargo, visto a través de las obras de los persas las ficciones bizarras con fantásticas formas, habían introducido en el arte entre un pueblo a quien su religión quemaba poca comida para alimentar su imaginación. On
(1) Herodot. L. 1. c. 131.
(2) Plutach, Pomp. p. 1153. 1. 17.


página 329
Se encuentra en algunas de las piedras grabadas persas animales con alas con cabezas humanas, a veces cubiertos con coronas dentadas y otras figuras, fruto de una imaginación desordenada.
En cuanto a la arquitectura de los persas, vemos por que amaban allí el prodigarse en los ornamentos, de modo que las partes hermosas de sus edificios pierden gran parte de su grandeza.
Las grandes columnas de Persépolis tienen cuarenta molduras en hueco decoradas,
Pero estas molduras tienen sólo tres pulgadas de ancho; mientras que las columnas griegas no pasan de veinticuatro, pero a veces las molduras tienen más de un palmo por intervalo.
Las ruinas de un templo de Júpiter en Agrigento, pueden ofrecernos las columnas de tal magnitud, donde las molduras tienen espacio suficiente para contener a un hombre alto.
Parece que los persas, no contentos con adornar sus columnas con molduras, deseos sin embargo de darles otras decoraciones, las labrasen en relieve la parte superior con figuras.
Lo que acabamos de citar en el Arte de los Persas, es suficiente para llegar a la conclusión de que todavía no nos llegan más del renombre de sus monumentos, que habría sido muy instructivo para nosotros en relación con el arte.
Incluso igualmente parece que este pueblo no fue cegado como la incapacidad de sus artistas, ya que los extranjeros suelen llamarse, y esto es probablemente debido a que Teléfanes, escultor de Focis de Grecia, trabajó sucesivamente para dos reyes de Persia, Jerjes y Darío
(Plinio el Viejo libro34-68). En épocas posteriores, cuando Partia, era provincia del antiguo Reino de Persia, habían compuesto sus Reyes y
(1) Plin L. 34. c. 19, b. 9.


página 330
puesto un poder particular también vio el arte tomar otra forma entre los partos.
Los griegos, que desde la época de Alejandro habitaban ciudades en Capadocia (1) y que en tiempos aún más remotos fueran a establecerse en la Cólquide, donde los llaman aqueos Escitas (2), también se extendieron igualmente en Partia y introdujeron su lengua.
Así vemos los Reyes Partos representados en sus tribunales y espectáculos griegos (3).
Artabazes, rey de Armenia, padre de Pacoro, hijo de Orodes, que incluso habían compuesto tragedias griegas, historias y arengas.
Esta inclinación de los Reyes Partos con los griegos por su lenguaje, se entiende también a los artistas griegos, Y Es probable que estas medallas de los Reyes con inscripciones griegas fueran acuñadas por los artistas griegos, estudiantes instruidos, sin duda por esas naciones.
lo cierto es que la esquina de estas medallas es algo ajeno se podría decir incluso bárbara.
Se puede agregar algunas observaciones generales sobre el arte y los pueblos meridionales y orientales,
Si tenemos en cuenta la constitución monárquica, como esta se estableció en Egipto, Fenicia y Persia, donde el soberano absoluto participó de los máximos honores en cualquier estado miembro, es fácil concebir que tenía un particular buen mérito de su país, pero ellos nunca han visto recompensados sus servicios con una estatua, como sucede en las antiguas repúblicas y modernas.
También hallamos indicios de que no han sido adjudicado jamás parecidos honores a algunos sujetos de estos estados despóticos.
Es cierto que Cartago fue fundada por
(1) Appian.Mithridat. p. 116. l.16.
(2) Ibïd, p. 139.1.25. p.153.l.26.
(3) Id. Parth. p.194. 1. 17. seq.


página 331
los fenicios, formando una república que se gobernaba por sus propias leyes; pero se dividió en dos facciones poderosas y los celos de uno u otro, se han disputado el honor de la inmortalidad a cualquier ciudadano que fuera digno.
Un general corre el riesgo de pagar con su cabeza el más mínimo error, y la historia no hace mención de que nunca se rindiese grandes honras a cualquiera de sus ciudadanos ilustres.
Quedó restringido ese arte a los objetos de religión en estos pueblos extrayendo pocos recursos de la vida civil para crecer y perfeccionarse.
Las ideas de los artistas de allí, estaban muy ceñidas, a las referencias los griegos; Y la superstición prescribe a su espíritu las formas recibidas.
No hay posibilidad aparente de que las tres naciones tuvieran importantes conexiones entre ellas en sus florecientes tiempos de su historia.
Sabemos compararlo a los egipcios.
Para los persas, mientras se acomodaban muy tarde en las costas del Mediterráneo, podemos creer que antes de ese momento no podían hacer grandes intercambios con los fenicios; además, los idiomas de estos dos pueblos difieren en cuanto a sus caracteres totalmente.
El resultado a partir de estas observaciones sobre el arte, es que se cultiva en cada país relativamente con el genio del pueblo.
Los persas parece haber hecho el menor progreso; mientras los egipcios, parecen haberse empeñado en dar tamaño a los objetos y las formas; mientras los fenicios han buscado la elegancia de la obra, que se puede deducir de sus medallas.
Probablemente los fenicios han considerado las obras de arte, objetos de comercio y las han transportados a países extranjeros, eso no pasa con los egipcios.
Y es de creer que los Artistas fenicios se han centrado sobre todo en el trabajo de los metales y trabajos de fabricación que podrían llevar a todas partes: por lo que tal vez nos parecen
página 332

Producciones griegas pequeñas figuras que son fenicias.
De todas las estatuas de la antigüedad, las que más se han consumido son las de los egipcios, hechas de piedras negras.
Con respecto a las estatuas griegas, la furia de los hombres se contentaba simplemente abatiendo su cabeza y los brazos, y al derribarlas, algunas otras partes habrían sufrido cayendo desde la parte superior de sus pedestales.
Pero las estatuas egipcias y las que fueron ejecutadas en piedra de Egipto por los artistas griegos, fueron destrozadas con fuertes golpes de instrumentos, después de resistir su caída, y las cabezas no sólo habría sufrido la caída, lanzándolas, pues están rotos en varios pedazos.
Al parecer, es su color negro el que causó esta determinación, y que se ha planteado la idea en la mente de que estas figuras fueran destruidas de las producidas del príncipe por su oscuridad. Creyendo que eran las imágenes de secuaces de Satanás.
A veces ocurrió, sobre todo en lo que respecta a los edificios, que las obras, que según todas las apariencias, habría sido respetadas por el tiempo, fueron derribadas por los hombres, y los que habrían sido sacudidos por un millar de ataques, se mantuvieron en pie, y como Scamozzi ha observado hacia el templo de Nerva (1).
Voy a terminar este Capítulo indicando como una singularidad, de pequeñas figuras hechas en el estilo egipcio y cargadas de caracteres árabes.
Yo conozco tres de este género; un juego pertenecía al Sr. Assmani, y están en la Biblioteca Vaticana, el otro está en la galería Colegio Romano, todas representadas sentadas, con la altura de un palmo, y la portan caracteres árabes en ambos muslos, y en la parte posterior y sobre la parte superior de su
(1) Antich. di Rom. alla. Tav. 7.


página 333
gorro aplanado; el tercero que se encuentra en el colección del conde de Caylus (1) y es en el pie donde lleva una inscripción en árabe, y en sus espaldas. Las dos primeras figuras fueron encontrados entre los drusos, nación que habita en Monte Líbano, y es probable que la tercera figura viniese del mismo lugar.
Los drusos creen que son descendientes de los Francos y que se refugiaron en este país en tiempos de las cruzadas, dicen que son cristianos, pero obstaculizados en sus creencias por los turcos, adoran con algún secreto ídolos, de entre los cuales están las figuras en cuestión. Como ellos lo tienen muy oculto, no es sorprendente que esto sea una gran rareza de ver en Europa. (1) Caylus Colección de la antigüedad del y c, T. 4. pl. 51.


página 334

 


LIBRO TERCERO.

Arte etrusco y de los pueblos circundantes.

Capítulo I Historia de la antigüedad etrusca con respecto al arte, reflexiones sobre el carácter de este Pueblo.

Los etruscos hicieron arte después de los egipcios, el pueblo más antiguo que ha cultivado las Artes,
Y parece que incluso lo llevaron antes que los griegos a cierto punto de perfección.
Considerado desde este punto de vista, el arte etrusco merece entre las antigüedades una atención particular sobre todo en sus primeras que escaparon a la destrucción
página 335

del tiempo, que nos dan una idea de las más antiguas obras griegas, que se asemejan a las de los etruscos, y que no han subsistido muchas.
El examen atento del arte etrusco primeramente requiere una breve presentación de la historia antigua de este pueblo, una forma específica de su constitución política y su carácter moral, las piezas que contienen el principio de su éxito, y su aptitud para las artes de imitación. Esta son las características que de los etruscos me propongo elevar aquí, y luego considerar algunas de sus obras más notables que nos han llegado.
Como el Arte de pueblos vecinos es semejante al de los etruscos, se deduce del conocimiento de la manera de algunos, y la difusión gradual de la manera a los otros.
En este Capítulo Primero, me ocupo en primer lugar de la historia antigua de los etruscos, a continuación voy a mostrar el carácter de esta nación y las revoluciones que eliminaban. hasta la trasmigración de los pelasgos Italia, Me detengo a comparar la situación de Etruria con la de Grecia en los primeros tiempo y para mostrar que la posición de los etruscos era más favorable a continuación al artes que los griegos.
En especial busco demostrar, que el arte no fue trasplantado a Etruria por los griegos, que era el mas favorecido de estos pueblos.
Las pruebas que aporto provienen de las colonias griegas establecidas en Etruria, e incluso la mitología griega y la historia, está representada por los Artistas Etruscos como la mayoría de sus obras.
En cuanto a las colonias griegas que han pasado en Etruria, los historiadores antiguos hablan de dos migraciones, incluida la primera llegada de seiscientos
página 336
años antes de la segunda (1): Esta fue la primera expedición de los pelasgos, pueblos venidos unos de la Arcadia, los otros de Ática (Herodoto 1-57). Tucídides (Tucídides libro 4 109), Plutarco (4) y otros escritores, que después de habernos dado a conocer estos pueblos con el nombre de pelasgos, los llaman también Tirrenos.
De lo cual podemos conjeturar que los tirrenos era una nación compuesta bajo el nombre general de pelasgos.
Esta nación, estaría demasiado estrecha en su país, que se divide en dos ramas: una pasó a las costas de Asia, y la otra se extendió en Etruria, especialmente en la región de Pisa, donde dieron a las tierras que conquistaron el nombre de Tyrrene.
Estos recién llegados, que se incorpora con los ancianos habitantes traficando por el mar con los griegos.
Celosos de los argonautas en la Cólquide, Cruzaron sus negocios para formar una poderosa flota, y atacaron cerca del Helesponto peleando en una sangrienta batalla en la que todos los capitanes griegos fueron heridos, excepto Glauco.
Fue allí la primera aparición de la colonia griega establecida en Etruria que fue reforzada por dos colonias posteriores, hablando de los lidios del Asia Menor, que después de la guerra de Troya, también enviaron colonias.
La trasmigración fértil de griegos llegados a Etruria unos trescientos años después del siglo de Homero y otros tantos años antes de Herodoto: esto es lo que vemos por la línea de tiempo que diferencia a este historiador, Y que refiere al filósofo en su siglo Thales, y
(1) Bianchin. Ist. Univ. p. 556.
(2) Herodot. L. I. p. 28. t. ult.
(3) Thucyd. L. 4. p. 109.
(4) Plutarch. De Virr. Mulier.p. 440. 1. 4. 30.


página 337
luego Licurgo, legislador de Esparta. Fortalecidas por estas nuevas colonias, los etruscos se extendieron en en toda Italia y penetrado hasta los últimos promontorios del país.
Esta parte de Italia entonces se llamaba la Magna Grecia, que esta no resultó sólo por el testimonio de los historiadores, sino también por las medallas de la época.
Entre otras medallas de esta especie, puedo citar una colección de plata del Duque Caraffa Noia, que lleva sobre uno de los lados un toro en gran relieve con el nombre de la ciudad de Buxentium, pv+OEM, y sobre el otro lado el nombre de la ciudad de Syrinos, MOMHZM, ubicada en el Golfo de Heraclea.
Potente por la posesión de las Provincias, los etruscos extendieron su comercio en todas partes y los empujó hasta el punto de una alianza con los fenicios.
A partir de entonces comenzaron a aparecen la escena de los hechos los cartagineses, aliados de los etruscos, que atacaron Sicilia conducidos por Amilcar, fueron derrotados por Gelon, rey de Siracusa.
Luego estos mismos cartagineses sorprendieron a los griegos de Italia, después de combinar sus flotas con las de los etruscos; pero Hierón sucesor de Gelon, les dio la batalla y los rechazó con grandes pérdidas.
Yo soy de la opinión que las obras de arte etrusco son la prueba manifiesta de que estas nuevas colonias introdujeron en Etruria su método de escritura con caracteres griegos; que no se contentaron de haber civilizado a lo etruscos todavía bárbaros, que les enseñaron su mitología y su historia, y luego les inspiraron su amor a las artes, haciéndolas florecer en el país.
Es cierto que la mayoría de estas obras nos ofrecen la misma Mitología y los viejos acontecimientos
página 338

dados en Grecia. Si los etruscos hubieran conocido el arte de la escritura, nosotros la veríamos representada en sus monumentos, en lugar de los hechos históricos de los griegos, pondrían los de su propio país.
La aparición de la escritura, es es decir, la falta de registros, les hacen ignorantes de las hazañas de sus antepasados, y las revoluciones de su patria.
Tendríamos que citar en contra de mi opinión algunas obras etruscas, donde el artista, después de haber tomado prestada la historia heroica de Grecia, difiere recitando a Homero en las circunstancias: se trata por ejemplo, para Héctor y Aquiles, representado en un patera etrusca de bronce. En esta pieza no está Júpiter, como dice el poeta, sino Mercurio, quien sostiene la balanza en equilibrio.
Esto mismo se aplica a varias otras historias que yo he mencionado en mis Monumentos de la antigüedad. Pero no es raro, y sólo confirma lo que he avanzado, que las tradiciones han pasado de de un país a otro, experimentando cambios, que podría venir de los etruscos, estos hechos de alguno de sus poetas.
Uno de los acontecimientos más notables de la antigüedad, evento en el que vimos participar a las ciudades más poderosas en Grecia, es la confederación de los Argivos contra los tebanos antes de la guerra de Troya, o el envío de los siete capitanes contra Tebas.
Los monumentos griegos no nos han conservado el recuerdo de esta guerra, tanto como los de Etruscos.
Cinco de los siete héroes están grabados con sus nombres en lenguaje etrusco sobre una ¿cornalina? en la colección Stosch: tema grabado en madera y cobre. Tideo, uno de los siete héroes que marcharon con Polinices contra Tebas, se ve igualmente grabado con su
página 339

nombre en caracteres etruscos de una ¿cornalina? en el mismo gabinete.
Capaneo, otro héroe de la expedición, se muestra en el momento de la escalada de los muros de Tebas cuando se precipita desde la parte superior de la escalera por un rayo de Júpiter, este tema grabado en algo más de una piedra, que parece ser de fabricación etrusca.
Otros Héroes griegos, grabados con sus nombres en piedras etruscas, son Teseo cautivo de Aidone, rey de Epiro, escarabeo, perteneciente al Sr. Barón de Riedesel (1), Peleo el padre de Aquiles, y el propio Aquiles, a continuación, Aquiles y Ulises, que con los nombres grabados en las piedras de estos héroes están escritos en caracteres etruscos, y que se encuentra en la colección del duque Noia Caraffa en Nápoles.
Conforme a estos hechos, se puede argumentar que la mayoría de los libros Griegos en este género, debieron ceder el paso a los Etruscos, sobre la antigüedad.
Con la adopción de las opiniones de los griegos en la representación de los Héroes, los Artistas etruscos se apropiaron no solamente de los sujetos de los tiempos heroicos, sino que todavía ejecutan los siguientes sujetos de las edades siguientes como he demostrado en mis Monumentos de la antigüedad, con una explicación de algunas urnas sepulcrales de los etruscos de tiempo más tarde.
Vemos representados en estos Monumentos Echetlus, héroes desconocidos que, después de haber aparecido con los atenienses en la batalla de Maratón y colocándose a la cabeza, mató a un gran número de persas con el mango de un arado en lugar de las armas: es por lo que le llamaron
Echetlus, de una parte del arado llamado ECHTLOS, y que fue entonces venerado como otros héroes. De este sujeto, no se ha conservado ningún Monumento griego, y muestra las conexiones a la vez con
(1) Caylus, Recueil d'Antiqu. T. 6. p. 114.


página 340
las Artes de Etruria que constantemente mantuvieron con los de Grecia.
En las muy viejas piedras de estilo grabado que acabo de mencionar, se puede suponer que las artes han florecido en etrusco y no en los mismos griegos.
Esto es lo que podemos fácilmente inferir, comparando las circunstancias en las que se encontraban entonces los griegos, con las de los los etruscos en los tiempos en que hicieron la segunda migración.
Aunque la oscuridad no da respuesta sobre la historia Antigua de los etruscos, nosotros sabemos por los testigos de algunos pocos escritores de después de la guerra de Troya disfrutaron de una larga paz, mientras que los griegos estaban constantemente preocupados por disensiones y guerras civiles.
Los rasgos dispersos entre los autores sobre el gobierno nos hacen conocer que era uniforme.
Etruria estaba dividida en doce partes (1), que tenía cada uno un jefe (2), llamado Lucumón, y estos Lucumones eran los jefes superiores, eran como un rey, como parece haber sido Porfenna.
Las dignidades de estos doce líderes, así como el máximo líder, eran electivas. Con la constitución política de Etruria es fácil de concebir la aversión al que tenían los Etruscos a los reyes de otras naciones.
Estas personas fueron tan lejos en su prevención en contra de las regalías, renunciaban a la alianza de los vegentes, y eso que eran amigos que se convirtieron en sus enemigos, por cuanto habían cambiado la constitución republicana, y ellos mismos dieron un rey.
La forma de gobierno de los Etruscos parece haber sido muy democrática
(1) Flor. L.I.c.5.
(2) Dyonys. Halic. Ant. R, L. 3.p.187.L 34


página 341
y Aristocrática, para los casos de la guerra y la paz es que se trataban de las reuniones públicas de las doce personas que formaban el cuerpo de la nación.
Estas asambleas nacionales se tenían en Bolsena, en el templo de la Diosa Vulturna. Un gobierno en el que todas las personas tenían participación, como era de influir en la mente de la nación y elevar su alma en circunstancias debían excitar la industria y promover la práctica de las Artes.
Pero la causa principal del estado floreciente de las Artes, es la paz que parece haber sido conservado en Etruria por la unión y la fuerza de un pueblo, que reinó en toda Italia.
No fue así en Grecia, en el momento de la segunda transmigración de los pelasgos a Etruria, si exceptuamos la Arcadia (1) que se encontraba en la más triste situación.
Los tratados eran constantemente rotos por las facciones, y vieron el derrocamiento de la antigua constitución. Estos trastornos se iniciaron en el Peloponeso, donde los jonios y aqueos componían las personas más significativas.
Hércules que se vio perseguido en Grecia. Los Heráclidas, sus descendientes perseguidos por el odio, habían sido obligados a abandonar su país. A la cabeza de un ejército de Dorios, gente que habitaban Tesalia, regresaron a su tierra desolada, y una parte de los aqueos se dirigieron a su vez a al apoderarse de la tierra de los jónicos.
Los otros aqueos, que habitaban Laconia, más conocidos por el nombre de eolios, siendo descendientes de Eolo, se refugiaron en Tracia, y luego pasaron la costa de Asia Menor y le dieron el nombre de Eolia
(1)Paus. L.2.p.140.l.2


página 342
país que llegaron a conquistar. En cuanto algunos jonios huyeron a Ática y la otra parte pasó al Asia menor, fue dirigida por Nileo, hijo de Codro, el último rey de Atenas, y le dio el nombre de Jonia a este hermoso país de Asia.
Los dorios que se rindieron a los maestros del Peloponeso, pues no cultivan ni las Artes ni las ciencias, solo el uso de la Agricultura AUTOURGOI GAR EISI OI PELOPON (1).
Con respeto a otras partes de Grecia, que eran rústicas y devastadas, las regiones marítimas previamente florecientes por el comercio y la navegación, se infestaron de Piratas, y los habitantes de estos países se vieron obligados a abandonar los alrededores de la mar y de retirarse al interior.
Sin embargo tierras remotas de las costeras no disfrutan de fuerzas favorables: la gente se le arroja día a día de sus establecimientos y siempre armados en. un estado de guerra, los habitantes de estos desafortunados países, lejos de tener el descanso necesario para libros y las Artes, no tenían tiempo suficiente incluso para cultivar la tierra.
Tal era la situación en Grecia, mientras Etruria, tranquila y laboriosa, disfrutaba de la consideración de todos los pueblos de Italia.
Los etruscos hacían solos todo el comercio del Mar Tirreno y en la costa de Asia Menor; incluso aumentaron sus colonias en las islas fértiles del archipiélago y especial en la isla de Lemnos.
En este estado de prosperidad, los Tirrenos se confundieron con las naciones antiguas de Etruria, las Artes se cultivaron allí con éxito, mientras que el desgarro de Grecia, veía la destrucción de sus principales
(1) Thucyd. L.1. p. 46. I, 19.


página 343
Monumentos, una infinidad de obras etruscas dan fe, de que estaban hechas antes de que los mismos griegos tuviesen ningún producto formal en el arte.
Este corto espacio de Historia Antigua de Etruria, contiene la cuna del desarrollo del Arte de este pueblo.
Los etruscos, desde la ventajosa situación que acabamos de describir, habría tenido que llevar Artes al punto más alto de la perfección. Pero la cosa no llegó aún, el diseño y el dibujo de sus Artistas denota una cierta dureza, una cierta exageración,
Creo que hay que buscar la causa en el carácter, y en el estado de ánimo de la nación. Junto a las circunstancias externas de que el país no hayan cambiado, en bien pensar sobre las Artes y que se hayan resentido y suspendido su progreso.
El temperamento etrusco parece haber sido más melancólico que el de los griegos, a juzgar por el culto y sus usos.
Un temperamento propio de meditaciones profundas; pero da lugar a sensaciones demasiado fuertes, atorando los sentidos no quedando más afectados de las dulces emociones que elevan la mente y el sentido de la belleza.
Esta conjetura sobre el carácter de estos pueblos se basa en primer lugar sobre la adivinación, que de Occidente nació en esa nación.
Por esto Etruria es llamada la madre de la superstición (1). Cicerón nos dice que los escritos nos refieren el espíritu de esta adivinación, que llena de terror a quienes los consultan (Cicerón Adivinación ): Como los cuadros y las expresiones eran terribles. Con respeto a sus sacerdotes podemos tener una idea
(1) Arnob.contr.gent.L.7.p.232
(2) Cicer. de Divinat. L. 1. c.12 p25. ed. Davis.


página 344
al recordarnos que, en el año 399 de Roma, aparecieron a la cabeza de Tarquino, y que armados con antorchas y serpientes, cayeron sobre los Romanos (Tito Livio Libro 7, 17)..
Todavía podemos juzgar su carácter por los combates sangrantes, funerales y espectáculos, por los usos y practicas de los etruscos (2), y luego introducidos por los romanos.
En el artículos sobre los griegos voy a mostrar que tenían los combates en el horror (3).
En los tiempos modernos las flagelaciones voluntarias fueron inventados en la Toscana (4).
Y hay urnas sepulcrales de los etruscos que suelen ofrecernos lucha sangrantes en honor a sus muertos.
No son ni siquiera urnas funerarias como las Romanas probablemente hechas por los trabajadores griegos, que nos ofrecen imágenes más agradables.
Gran parte de estas representaciones son fábulas que aluden a la vida humana, imágenes graciosas de la muerte, y de Endymion dormido.
A menudo nos encontramos con escenas en las urnas como Hylas secuestrado por las Náyades (5) sobre una que se ve representado en el palacio Albani en una suerte del mosaico, llamado Conmesso (6) compuesto con piedras de colores.
Se trata de una tabla que lleva una inscripción discontinua que se ve en la cara de una columna aserrada en casa de Caponi en Roma; Voy a mencionar sólo el que se relaciona con el tema: HPITACAN IVC TEPIINHN NAIAA€C OT OANATOC Dulcem hanc rapuerum Nympha non mors.
(1) Liv. L. 7, c- 17
(2) Dempst. Etrur. T. I. L. 3.c.42. p. 340.
(3) Plato Politic. p. 315. B.
(4) Minuc. Not. al. Mulmant.riacquist (ex Sigonio) p. 497.
(5) Fabret. Inscript, c. 6. p. 432.
(6) Ciampini Vet. Monum. T.I.Tab.24


página 345
Otras veces se observan bailar Bacantes en fiestas de bodas: tal es la hermosa boda de Thétis y Peleo, como en un sarcófago de Villa Albani (1). Montfaucon, que publicó esta pieza, no sabía lo que en él se representa (2).
Parece, en general, que el primero trató de disminuir el horror que le produce la destrucción de los cuerpos por las ideas homosexuales en la vida humana.
Plutarco nos dice en la Vida de Escipión el Africano que deseaba que lo metieran en una tumba (3).
De esto también se hizo uso en los funerales romanos bailando ante el cuerpo de la persona muerta (4).
Y también encontramos representados en estos monumentos las cosas más comunes de la vida ordinaria.
En un bajo relieve de una urna sepulcral aserrada y guardada en Villa Albani se ve representada una despensa, donde hay una mujer, asientos y una niña de pie con los animales destripados y colgados, y varios otros comestibles, similar a ese tema el grabado en la galería Giustiniani (#).
., y la parte superior de la que leemos estos versos de Virgilio:
In freta dum fiuvii, current,dum montibus umbrae Lustrabunt convexa, polus dum fidera pascet: Semper honos, nomenque tuum, laudesque manebunt.
“Mientras el río corra, los montes hagan sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido”


Anteriormente fue vista en Roma como una urna sepulcral en que había representado un tema obsceno, con la Inscripción en las palabras siguientes que se han conservado: OT MEAEI MOI, que me importa. En casa de M. Cavaceppi,
(1) Monum. Ant. ined. N.111.
(2) Montfauc. Antiq. expl. T. 5. Pl- 51 P-123.
(3) Plutarch. Apopht. p. 346
(4) Dionys. Halic. Ant. Rom. L.7. p.460. I. 14.


página 346
Escultor romano, donde se muestra una obra algo parecida, con el nombre del difunto.
Sin embargo los etruscos no gozan de una prosperidad tan constante para superar la naturaleza del suelo y su influencia en relación con las artes de imitación.
Poco después del establecimiento de la República de Roma, entraron en guerras sangrientas sostenidas contra los romanos.
El desafortunado final de estas guerras, un año después de la muerte de Alejandro Magno toda la nación fue subyugada por los romanos, y la misma lengua etrusca, después poco a poco fue transformado en su idioma, el latín, perdiéndose del todo.
Después de la muerte de su último rey, Elio Volturrinus, muerto en la batalla cerca del lago Lucumo, Etruria se convirtió en una provincia romana, sucedió el año 474 de la fundación de Roma, y en el de ciento veinte - cuarta Olimpiada. Poco después, es decir, el año 459 Roma, en la ciento veinticuatro olimpiada, el propio Marco Flavio Flaco, maestro de Volsinium hoy Bolsena, la ciudad de los artistas, de acuerdo con el significado de su nombre, pero unos pocos son procedentes de Fenicia (l).
El vencedor se llevó solo de esta ciudad dos mil estatuas a Roma (Plinio libro34, 34):
Aparentemente las otras ciudades también fueron despojadas igual.
A partir de estos hechos, es fácil concebir que Roma, se enriqueció con una cantidad increíble de estatuas griegas y se llenó de una multitud de obras etruscas, que se ofrecen aún incluso a diario
(1) Hist. univers, des Anglois. T. 14. p. 218.
(2) Plin. L.34.p.646. 1. 3,


página 347
monumentos antiguos que quedan a corto plazo.
Que, en cualquier caso, los etruscos y los griegos, cuya suerte respectiva fue similar, cultivaron el Arte todavía con el yugo romano, como yo remarco después.
Respecto a mirar particularmente a los Artistas etruscos, sabemos el nombre de algún maestro, Mnesarco, padre de Pitágoras, grabador de piedras preciosas; se le cree nacido de Tuscie o Etruria.


página 348



Capítulo II. El Arte en particular de los etruscos, y sus obras existentes.

Antes de esta introducción a la historia Y de los etruscos, persigo en mi carrera y me comprometo a determinar el carácter de arte. Este segundo Capítulo dividido en dos secciones, en primer lugar la forma original de sus rostros, y en especial la de sus dioses, con su indicación de las obras más notable, en segundo lugar, el estilo de sus artistas que denota las maniobras en tres épocas.
En cuanto a la configuración y las formas, junto con los atributos simbólicos de los dioses de esta nación, no nos haría decir mal del gran parecido de los Etruscos con los griegos.
Esta conformidad sirve como prueba de que los griegos se establecieron entre los etruscos,
página 349

Y que estos pueblos han vivido siempre con una determinada unión, que se confirma con el testimonio de los autores antiguos y modernos que les dan origen común, haciéndolos descender pelasgos (1).
Sin embargo, los etruscos también tenían una forma de figurar sus dioses que era particular
La Configuración de las numerosas deidades etruscas parece extraño para nosotros; pero los griegos también tenían formas singulares, como lo fueron, entre otras, las figuras representadas como el famoso cofre de Cypselus, del que Pausanias nos da la descripción (Pausanias Libro V, 7-5).
Los Poetas de entonces con la imaginación exaltada y sin límites, crearon imágenes extraordinarias, o para ganarse la admiración, o para excitar las pasiones, y estas imágenes hacen que los hombres se sienten tan bárbaros como la más hermosa de las imágenes más conmovedoras. Con el nacimiento del arte, nacía la fama de sus Artistas, sus pensamientos eran bizarros y sus formas exageradas.
La idea de un Júpiter cubierto de estiércol de Caballo y otros animales, como hecha por el Poeta Pampho (3), muy anterior a Homero no es más extraño que la de Júpiter APOMYOS, o muscarius, producción del arte griego.
La cabeza de este Dios, tiene la forma de representada de mosca. Las dos alas de la mosca dan forma a la barba, el cuerpo cara y también en la parte delantera en lugar de pelo, es la cabeza del insecto.
Por lo tanto, esta cabeza se encuentra grabada en una piedra del gabinete de M. Stosch
, piedra que publiqué en mis Monumentos de Antigüedad (4). La
(1) Cons. Scalig. Not. in Varr.de Re rust. p. n8.
(2) Pausanias. L. 5.
(3) ap. Philost. Heroic. p. 693.
(4) Deser des Pier gr. du cab.de Stosch. p. 45;. Monuni. ant. ined. N.12


página 350
Los etruscos siempre han representado con dignidad a los dioses mayores les dan los atributos análogos.
En cuanto a los atributos que primero hablamos en general, vamos a ir entonces a lo particular.
Las alas son los atributos dados a casi todas las deidades etruscas.
Júpiter se ve en una piedra Etrusca de la colección del Stosch; seguimos viendo este Dios que apareció en una pasta de vidrio en una cornalina en el mismo gabinete, el se presenta a Semele en toda su Majestad (1).
Los etruscos así como los antiguos Griegos (Pausanias Libro V, 19-5) le dieron alas a Diana. Las Ninfas compañeras aladas de esta Diosa, que vemos en una urna sepulcral del Capitolio, así como en un bajorrelieve de la Villa Borghese, las figuras están probablemente tomadas de invenciones antiguas de estos pueblos.
La Minerva etrusca lleva alas no solo en el hombro (3); todavía las tiene en los pies (4).
Un escritor ingles se equivoca, cuando avanza que se encuentran cosas de Minerva alada, y que los autores no lo han dicho nunca (5). Vemos a Venus figurando con dos alas.(6)
Los etruscos aún tenían a la cabeza muchas otras deidades, como el Amor, Proserpina y las Furias. Es en esta misma dirección que los Artistas representan carros con alas (7); era una práctica que tenían en común con los griegos. De hecho Eurípides (Eurípides - Orestes 982) nos da el Sol en un carro alado, y sobre las medallas de Eleusis (9) Ceres se muestra sentada en un carro tirado por dos serpientes.
(1) Descripí. des Pier. gr. du cab.de Stosch. p. 54. Monum. Ant. ined.N.I.2
(2) Pausan. L.5.p.424.l.27
(3) Dempst. Etrur. Tab.6.
(4) Cie.de Nat. Deor.L.3.n.33.p.219
(5) Horsley Brit Rom. p. 353,
(6) Gori Mus. Etruf. Tab. 83.
(7) Dempst. Etrur. Tab. 6.83
(8) Eurip. Orest. v. 1001.
(9) Haym Tes.Brit.T.a.


página 351
La Fábula hace mención de un carro alado de Neptuno que Apolo dio a Idas para raptar la Ninfa Marpessa (1).
si el pasaje en cuestión de Eurípides, PTEROPHORON a OCHÎMATÔN fue traducido por pennigerorurm currum, esto no es un fallo, como alguno críticos afirmó que creyeron mejor hacer significado del Autor por volucrium equorum (2):
Este escritor está, sin duda equivocado, porque las alas no se dan aquí para los caballos, sino en el carro.
Además el mismo poeta usa la palabra PTEROPHOROS (Eurípides - Ifigenia 250) como un epíteto dado al carro del hijo de Teseo, para designarlo como veloz.
Los etruscos se escudan del relámpago de nueve deidades, como Plinio nos dice (Plinio el viejo libro 2, 138); pero ni Plinio ni otro autor nos dice cuáles eran estas deidades.
Sin embargo, cuando nosotros realizamos búsquedas como dioses de Grecia y sus figuras, nos encontramos con el mismo número.
Entre los dioses, los aficionados puedan entender Júpiter, pero este atributo se lo dio a Apolo, adorado en Heliópolis en Siria (5); Y este Dios es representado de la misma manera en una medalla de la ciudad de Thyrria en Arcadia (6). Marte lucha contra los Titanes y está armado de la misma manera en una pasta de vidrio (7) así como Baco en piedra grabada (8), las dos Antigüedades en el gabinete de Stosch. donde también vemos a Baco armado con el rayo en una patera Etrusca, Vulcano (10) y Pan y dos pequeñas figuras de
(1) Apolîod. bibl. L. I p. 16.
(2) Rutger. var. leet. L. 1. c. 10.p.48
(3) Eurip. Iphig. Aul. v.251.
(4) H. N. L. 2. c. 53.
(5) Macrob. Saturn. L, 1. c. 24- p254.
(6) Golz. Grae. Tab. 61.
(7) Defer. des Pier. gr. du cab.de Stosch. p. 51. No.116
(8) Ibìd. p. 234. No1459.
(9) Demst. Etrur. Tab. 3.
(10) Serv. ad Aen.1P-.177.H.


página 352
bronce conservado en la colección del Colegio Romano, Hércules en una medalla de la ciudad de Naxos, se representa con el mismo atributo.
Entre las diosas armadas de un rayo, se sabe a Cibeles (1) y Palas (2) como nosotros las vemos en las medallas de Pirro y otras (3).
Todavía podría citar a amor portando el relámpago, representado sobre el escudo de Alcibíades (4).
Con respecto a la configuración particular de algunos dioses, notaremos entre otros a Apolo llevando un sombrero que cae sobre los hombros (5) y Zeto, hermano de Anfión, representado en y dos relieves en Roma
Sin duda, esta representación de Apolo alude al estado del Dios pastor del Rey suponemos, para los pastores de los campos que portasen sombreros (7).
Así, los griegos han representado Aristeo, hijo de Apolo y Cirene, que tenía su aprendido el arte de apiculltura de las abejas (8): para el que Hesíodo da el nombre de Apolo campestre (9).
Algunas obras etruscas nos ofrecen a Mercurio con barba afilada curvada hacia adelante. Esta era la forma de las barbas que llevaban los más antiguos pueblos como demostraré a continuación.
Pero una cosa es extraordinaria, se trata de un pequeño bronce de Mercurio, del tamaño de una palma, conservado en la colección de M. Hamilton en Nápoles: esta figura está armada con una coraza,
(1) Bellori Imag. y du Choul della relig. de Rom. p.92.
(2) Apollon. Argon. L. 4. v. 671. Servius 1. c.
(3) Golz. Graec. Tab.36. N. 5.Çonf. Span, de praest. Num. T. 1.p.432
(4) Athen. Deipn. L. 12. p. 51.
(5) Dempft. Etr. Tab. 32. Cons, Buonar. expl. p. 12. §. 6.
(6) Descript. des Pier. gr. du cab.de Stosch. p. 97.
(7) Dionys. Halic. Ant. Rom. L.IOp.615. l.14
(8) Justin I.13.c.7
(9) Cons. Serv. in Virg. Georg. L. 1.v.i4.& Schol.Apoll.Rhod,L.2.v.Soo.


página 353
guarnecida con correas y hebillas de ordinario, pero lleva los muslos y las piernas al descubierto. Esta configuración de Mercurio, así como un casco en la cabeza de una estatua de este dios en Elis (Pausanias libro 5, 27-8), se refiere a su batalla contra los Titanes, en que la relación de Apolodoro,  aparece armado (2).
También una cornalina del Gabinete de Stosch, presenta la Divinidad que lleva una tortuga entera, en lugar de Pétaso
(sombrero redondo)(3). Publiqué esta figura en mis Monumentos de la antigüedad, donde hago mención de una cabeza de mármol de la misma Divinidad, del mismo modo que llevaba una tortuga, y cito otra figura que se encontró en Tebas en Egipto, y que lleva un peinado similar (4).
Entre las diosas diremos de una Juno, representada como un altar triangular en la Villa Borghese, y tiene en sus manos grandes pinzas (5): los griegos también la figuraron de la misma manera (6). Esta Juno lleva las pinzas de una manera marcial Probablemente para designar forcerps, un cierto orden de batalla un orden de ataque que llamarían tenazas: (7) forcipe ferra proeliari, cuando una armada en combate se forma para que el enemigo quede atrapado entre sus filas y cuando se logre hacer la misma abertura, los enemigos que van delante, tienen miedo de ser atacado por el flanco.
Venus está representada sosteniendo una paloma en la mano (8); esta es la forma en que vemos y que decimos que esta diosa, está vestida,
(1) Paus. L. 5. p. 449. l.22.
(2) Biblr. L. 1. p. 10. b.
(3) Stosch. Ibid.p.97. Monument.Ant. ined. N. 15.
(4) Pococks Deser. of the East,Tom. 1. p.108.
(5) Monum. Ant. ined. N. 15,
(6) Codin. de Orig. Constantinop.p. 44. Cons. Descrip. des Pier. gr.Pref. p. XIV.
(7) Pest. v. Serra proliari. Vales. Not.in Anmiian. L. 16. c.12. p.135-a
(8) Gori Muf. Etr. Tab. 15.


página 354
sobre el mismo altar triangular.
El altar en cuestión nos ofrece otra diosa vestida que tiene una flor en la mano y que podría bien ser Venus; en un trabajo de forma redonda, conservado el Capitolio, esta diosa se representa sosteniendo una flor (1). Todavía se representa de la misma manera sobre la base se uno de los dos hermosos candelabros triangulares que se ven en el Palazzo Barberini (1, 2): pero estos candelabros son de fábrica griega.
Con respecto a una estatua con una paloma que Spence dice haber visto en Roma (3) poco tiempo antes de mi llegada, tenemos que creer que a él aunque no se encuentra hoy en día.
Este escritor se inclina probablemente a tomarlo por algún genio de Nápoles, y nos informa de algunos pasajes de un poeta que considera oportunas para apoyar su conjetura.
También cita una pequeña Venus, pretendida etrusca, de la galería de Florencia, con una manzana en la mano. podría bien ser que la manzana, como el violín de uno de los pequeños de Apolos de bronce de la misma galería, como Addison sobre la antigüedad que tendría que estar pendiente desde ya que Claramente, este instrumento es una adición moderna.
Las Tres Gracias, sobre el altar de la Villa Borghese, están vestidas, así se encontraban entre los antiguos griegos; se representan tomadas de la mano y formando una danza.
Gori creyó verlas desnudas sobre una patera (4).
Después de estas observaciones sobre las figuras de los dioses en Etruria, voy a indicar las principales obras de arte de esta nación, para aplicarlos al diseño y al estilo de los etrusco y dibujar la inducción de
(1) Monun. Ant. ined. N.5.
(2) Ibid. No. 30.
(3) Polymet. p. 244,
(4) Mus. Flor.92


página 355
del talento de sus artistas.
Pero tal es la imperfección de nuestros conocimientos, que no podemos siempre distinguir lo Etrusco del griego antiguo.
La inspección de los monumentos de estos dos pueblos confunde a los seguidores y nuestro juicio. Por un lado, la semejanza de los Etruscos con el trabajo de los griegos, nos lanza a la incertidumbre; por otra parte, algunos monumentos descubiertos en la Toscana y con gran semejanza a los ofrecidos en los buenos siglos de Grecia, aumentan aún más nuestra indecisión.
Nosotros observamos anteriormente que los artistas etruscos se distinguen de los griegos en esto, que sobre numerosas producciones, singularmente sus obras con incrustaciones y talladas en bronce y piedra, en que marcan las figuras de dioses y héroes, con sus nombres, este uso nos se practicaban en Grecia en los siglos florecientes de Arte.
Es cierto, que lo contrario se encuentra sobre algunas piedras grabadas, de las cuales yo vi una en la colección del duque Carassa Noia, donde al lado de una Palas se encuentra en un recuadro AOH OEA, es decir, la Diosa Palas de pie.
Pero la forma de los caracteres, y la maniobra de las figuras indican los últimos tiempos del arte tiempo, donde empezamos a poner alrededor de La figura más de una fila de letras.

Las obras que yo me propongo indicar consisten en estatuas, bajorrelieves, tallados en piedra, cincelado en bronces y en tablas.
Bajo el nombre de figuras, yo entiendo pequeñas figuras de bronce, con animales.
En cuanto a estas figuras, que se ven con bastante frecuencia en los gabinetes de curiosidades y Yo mismo tengo varias; se encuentra en piezas de las épocas más remotas del arte, como yo deberé mostrar por sus formas en la siguiente sección. Para los animales, la pieza más significativa que se
página 356
conoce que es una quimera de bronce
, conservada en la galería de Florencia (1) es un ser compuesto de un león y de una cabra, a tamaño natural. La inscripción etrusca en la obra, anuncia un artista de esta nación.
Las estatuas, es decir, figuras de magnitud natural o por debajo de este tamaño, son en parte de bronce, y en parte, de mármol.
Se sabe de dos estatuas de bronce de fabricación etrusca, y una tercera que pretende pasar por estas.
Las dos primeros tienen caracteres inequívocos. Una conservada aparece Palacio Barberini y de alta cerca de cuatro palmos, y parece representar un genio; el hecho de que se le puso para representar una cornucopia, que es un trabajo moderno.
Otra, que está en la galería de Florencia, se pretende un Arúspice vestido de Senador Romano
(2) y ajustado con un abrigo, en el borde se ve grabado con caracteres etruscos,(#)
La primera de estas figuras, para los aficionados, contradice los primeros tiempos del Arte en Etruria.
La segunda es de tiempos posteriores, que se puede hacer conjeturas y entender por la barbilla unica en la naturaleza de su trabajo. La estatua que se basa en el Natural y que representa una figura retratada, estaría con barba si fuera anterior, ya que la costumbre de llevar la barba era general en boga en los Primeros timpos etruscos y en los primeros tiempos Romanos.
La tercera estatua, dicen representar un genio, y nos ofrece un joven de tamaño natural
, fue encontrada en 1530 en Pesaro sobre la costa del mar Adriático, donde debemos encontrar los monumentos más bien griegos que Etruscos, esta ciudad fue colonia Jonia Griega.
(1) Gori Mus.Etr. Tab. H.155.
(2) Demst. Etr. Tab.40,


página 357
Aquí Gori cree reconocer un artista etrusco, por la manera de tratar el cabello, donde el compara muy inadecuadamente la disposición como las escamas de pescado.
Se puede objetar que lo vemos igualmente en obras algunas cabezas en piedra dura y bronce en Roma, y así como en algunos bustos en Herculano. Del resto de esta estatua de bronce es una de las cosas más bellas que se han hecho venidas de la antigüedad.
No es fácil decir en las estatuas de mármol que parecen de ejecución etrusca, porque estas pueden ser de la Primera época de los griegos; Y todos los días verdaderamente se cambia la última por la primera opinión.
Por lo tanto, aunque podríamos bien decir de un Apolo,
(<¿? procede de la col. Albani pero no lo encuentro relacionado por W. en ésta) expuesto en la colección de los capitolinos, y otra estatua de este Dios, que se encontraba en un pequeño templo en el Cabo de Circe, conservada en el palacio Conti, parecen más griegos que Etruscos.
Del mismo modo no será un atrevimiento sostener que la pretendida Vestal del palacio Giustiniani
, tal vez sea la más antigua estatua que se encuentra en Roma, y una Diana de la colección de Herculano, que tiene todos los caracteres del estilo Etrusco, era de un artista de esta nación, en vez de ser de la mano de un griego.
La presunción más fuerte en estilo de un trabajo de los Etruscos, lo tendríamos en una pieza que se conserva en la Villa Albani, que es, la estatua de un presunto Sacerdote, más grande de lo natural y bien conservada en todas las partes, excepto el brazo que es restaurado.
La actitud de esta figura está parcialmente a la derecha, y sus pies no están separados. Los pliegues del vestido, y las mangas están dispuestas en paralelo y puestas unas sobre otras como si estuviera planchada. Las mangas de la túnica están tiradas en amplios pliegues, pero aplanados.
Al final de este capítulo, y en el punto de los vestidos de las mujeres griegas del próximo volumen, yo me detendré
página 358
sobre este tipo de ajuste.
Los cabello por encima de la frente están dispuestas en pequeños rizos y revueltos como conchas de caracol, como ordinariamente se trata con las cabezas de Hermes; sobre la en frente y cada hombro caen cuatro largos flecos sinuosos, y van por detrás de la espalda recta, estando sujetos a cierta distancia de la cabeza por una banda por debajo de la cual un grupo de cinco bucles se juntan entre sí, formando una bolsa de pelo de longitud de un palmo y medio.
La Diana del gabinete de Herculano, que ya tengo mencionada en el primer libro de esta historia, está representada en la acción de caminar, como en la mayoría de las figuras de esta diosa. Las comisuras de la boca están hacia arriba, y el mentón tiene una forma estrecha; se ve fácilmente que esta figura no es un retrato, pero está dirigido por una idea imperfecta de la belleza.
De todos modos, ella tiene hermosas partes, y sus pies son tan finos, que no se pueden hacer más elegantes sino en figuras verdaderamente griegas. En cuanto a los detalles de esta estatua, ella tiene el pelo que descienden desde la parte superior sobre la parte delantera pequeños bucles, y en la cara, que caen en largos flecos sobre los hombros; pero están atadas lo suficientemente lejos de la cabeza. Además de la cabeza rodeada por una la tiara, que está trabajada de relieve con ocho rosas rojas. Su ropaje se eleva en blanco, la túnica tiene mangas anchas, dispuestas en gruesos pliegues, el vestido y la clámide
(manto) están plisadas paralelas. El borde del vestido está guarnecido al final con pequeñas bandas de color amarillo dorado, y inmediatamente cubierto con una banda más amplia de colores de laca, con flores blancas, lo que indica
página 359

el bordado: así es como está pintado el borde del vestido. El cinturón la aljaba , pasa por el hombro derecho y el seno y es de color rojo, así como las sandalias. Esta estatua estaba colocada en un pequeño templo, que pertenecía a una casa de campo cerca de la ciudad de Pompeya.
Con respecto a los bajorrelieves - Voy a elegir simplemente para describir cuatro piezas que siguen por gradación en cuanto a su antigüedad.
El Primero y más antiguo, no solamente de los relieves etruscos, sino de todas las obras de bajo-relieve que están en Roma, se ve en la Villa Albani, y está el grabado en mis Monumentos de la antigüedad (1).
Esta obra consta de cinco figuras que representan a la Diosa Leucotea, llamado Ino, antes de su deificación, ella era una de las tres hijas de Cadmo y Armonía, y esposa del Athamas Rey de Tebas. Sus dos hermanas eran Agape y Sémele; esta última, fue amada por Júpiter y y tuvo a Baco. Ino después de la muerte fatal de Semele, se hizo cargo del pequeño Baco, siendo su tía materna. En nuestro monumento Ino tiene a Baco obre sus rodillas. Como ella está sentada en un sillón, le cabría el epíteto, EUTHERONOS, o bien sentada que Píndaro da a las hijas de Cadmo, aludiendo a esta silla. Por encima de la frente lleva una especie de Tiara, que tiene la forma de una honda  y en la frente una cinta ancha, de unos tres dedos, atada alrededor del pelo en ambos lados por medio de dos tiras en dos bandas menos largas como Aristófanes explica con la palabra por SPHENDONÎ por una especie de corona u ornamento de cabeza. Su cabello
(1) Monum. Ant. ined.N.56.

página 360
está dispuesto en anillos engarzados por encima de la frente Y sobre las sienes, y hacia abajo directamente sobre los hombros y sobre su espalda.
Enfrente de Ino se colocan tres Ninfas, que juegan con el pequeño Baco, y que son de diferentes tamaños; La que está delante es la más grande y tiene al niño por el borde. Las cabezas de las cinco figuras en esta pieza tienen mucho parecido con las formas egipcias, tanto en los ojos, tirando hacia arriba y aplanados y por una boca cuya dirección es similar a la de los ojos. Su ropaje está dispuesto en pliegues derechos y paralelos, indicados sólo por las incisiones, de modo que dos líneas siempre se aproximan entre sí.
El segundo bajorrelieve de fabrica Etrusca, También se puede ver el grabado en mis Monumentos de la antigüedad (1), y se conserva en el gabinete del Capitolio, es un altar de forma redonda, acompañado en la representación de Mercurio de Apolo y Diana. Con respecto a esta pieza, el dibujo de las figuras en general y la conformación de Mercurio, en particular, parece no dejar dudas del estilo etrusco. Debido a que Mercurio no es barbudo en las figuras que son de los etruscos. Además de la barba de este Dios, en la forma que nosotros llamamos la barba de Pantalon, porque el personaje de ese nombre en nuestras comedias,  la lleva hacia adelante,
Sin embargo, es necesario decir que en la literatura griega antigua, Mercurio se ha mostrado no sólo con la barba, también con una similar que se ve en nuestros monumentos: donde podemos inferir el calificativo que le da Jule Pollux (2), y que no significa
(1) Monum. Ant. N. 38.
(2) Poll. Ononi. L4.Segm. 134- 135

página 361
una barba trenzada (Barba intorta) como lo entienden los Intérpretes, sino una figura de barba cónico. Es a partir de esta antigua forma de griego Mercurio las cabezas, que llevaba una barba como, parecen haber sido nombrado ERMENEIOI ('). Por lo tanto, incluso si él hubiera llegado a una crítica por la maniobra de este altar haría formar dudas entre el estilo etrusco y la manera griega, yo no voy a reformar el principio de que he establecido, y no voy a apoyar aun menos a través de este personaje se puede dibujar el conocimiento del estilo etrusco: Sólo voy a observar que ya he demostrado en más de una ubicación, que es el parecido entre el diseño antiguo griego y el Diseño etrusco.
Observamos la forma del arco, que casi en línea recta, ya que no está curvado en los extremos, forma que también funciona con los griegos.
Es así que figuran varios monumentos antiguos, sobre todo dos bajorrelieves de la Villa Albani, donde en uno se ve Apolo y Hércules, cada uno armado con un arco, y donde se ve delante el famoso trípode  Primero de Delfos (2): el de Apolo es casi correcto, y el de Hércules se dobla en varios lugares y va serpenteando.
Este es un arco escita que tiene la forma de la antigua Sigma griega (3).
(1) Poll.Onom. L.4. Scgm. 145.
(2) Paciaudi Monum. Pelopon. Vol. 1. p. 114.
(3) Conf. Defcript. des Pierres gr. du cab. de Stofch. p.276

Tal vez este arco se llame en latín Palulus. Inposita patulus calamoo sinuaverat arcus. Ovidio. L. Metam. v. 30. L´ autre efpecies, fimnofus Lunavitque genu finuosum fortiter Arcum. Ídem. I. i. Amor. Eleg. 1.


página 362
El tercer bajorrelieve es un altar cuadrado, colocado una vez en el mercado Albano, y conservado hoy en la colección del Capitolio. Representa varios trabajos de Hércules.
En una inspección de esta pieza tendríamos que objetar que con Hércules las partes no son más sensibles, ni con más experiencia que quienes hacen el Hércules Farnese, y que por lo tanto no podemos estar seguros de que sea una obra etrusca. Estoy de acuerdo,
Y no hay otros caracteres para dar, que esa barba afilada y sus rizos, de modo que el pelo de la barba están dispuestos en etapas en círculos o en pequeños anillos, lo que indica la forma más temprana, y las barbas de ser trabajo de los más antiguo.
La cuarta obra de medio-relieve, de estilo Posterior y parecer etrusco, se encuentra en el Gabinete del Capitolio
(en el campidoglio dice en la 1ª edic.); es redondo y comúnmente pasa por un altar coronado hoy por un gran jarrón de mármol al que sirve de base. Pero este bajorrelieve es verdaderamente un redondo, o la boca de un pozo (Bocca di bozzo) según lo indican las ranuras que la cuerda ha quemado y ha formado en el borde interior.
Este monumento lo publiqué en otro lugar (1) representa los doce dioses superiores.
Independientemente del dibujo, que tiene todas las características del arte de los etruscos, Pensé que todavía seré capaz de confirmar esta idea por la figura de un joven Vulcano barbudo que levantó a Júpiter su hacha para abrir su cerebro y dejar salir a Minerva.
colgadores (2) y piedras grabadas (3), sin duda, etruscos, Vulcano se nos ofrece en la misma forma y en la misma acción.
(1) Monum. Ant. ined. N.5.
(2) Dempst. Etrur. T.2. Montfaucon Ant. expl. T. 3. pl. 62. N. 1.
(3) Defcr. des Pier. gr. du cab. de Stosch. p.123


página 363
Pero la conclusión que saco no es en general, esta divinidad se ha mostrado sin barba (1) Por los artistas antiguos de Grecia.
Vulcano se ofrece aún en las medallas de las islas de Lemnos y Lipari (2), y en acuñación romana (3) Y sobre lámparas (4), así como un hermoso bajorrelieve Griego propiedad del Marqués Rondinini, donde este Dios viene de dar con el hacha a Júpiter sentado, para promover el nacimiento de Minerva. Hice gravar esta pieza que sirve de frontispicio para la segunda parte de mis Monumentos de la antigüedad.
Relativamente al dibujo, tendríamos que hacer varias objeciones contra este punto de vista.
Uno, que Cicerón hizo traer de Atenas estos brocales para sus casas de campo (5) y el monumento del que hablamos bien puede ser una imitación de algún trabajo del viejo estilo griego.
Es cierto que los antiguos decoraban los revestimientos de estos bajorrelieves, como podemos juzgar por el pozo cerca de Megara, el autor Pamphos, uno de los más antiguos escultores
(¡¿?!), había representado la aflicción de Ceres después del rapto de Proserpina (Pausanias Libro I 39-1)
Creemos que no se puede responder a estas objeciones. Pero repito aquí lo que dije sobre el segundo bajorrelieve, que de una u otra manera puede servir como modelo para el estilo etrusco.

Entre las piedras grabadas yo he elegido, las más antiguas y las más bellas, para dar más peso al juicio que prongo. Cuando el lector esté aura
(1) Paus. L. 8. p.658. I.20,
(2) Rec. de Med. du cab. de Pelkrin. T. 3. pl. 102.
(3) Vail. num, famil. T. 1. Tab. 25. N. 8.
(4) Mus. Pembrock. P. i. Tab.j.
(5) Cic. ad Attic. L.i u ep.10.putealia. sigillata.
(6) Pausanias. L.1 p, 94. L.2

página 364
bajo los ojos de la obra primera en méritos de arte etrusco sin dar cuenta de las imperfecciones, a pesar de su belleza, se debe recordar lo que hemos dicho, Y más adelante todavía diremos, de la incertidumbre de nuestros conocimientos sobre estos objetos
Sin embargo, me jacto de las observaciones incluso del estado y entraremos a proponer sobre las producciones de menor valor.
Las tres piedras que pongo como base de las siguientes pruebas, tienen forma de escarabajo, como la mayor parte de las piedras grabadas etruscos, es decir, por el lado convexo la obra es un escarabajo. Ellos las perforan por la mitad de su longitud; pero ignoramos si los antiguos las llevaban colgada del cuello, como los amuletos o si las hacían montar de una manera móvil en un anillo, que parece lo más probable, por un semental de oro que se encuentra en la cavidad de una piedra sin igual, conservado en la colección de Piombino.
Una de la más antiguas piedras grabadas, no solamente de las piedras etruscas, sino en general todas aquellas conocidas, es sin contradicción la famosa cornalina de la colección de Stosch.
Este monumento representa una deliberación entre cinco de los siete capitanes de la primera expedición contra Tebas.
Tal y como aparece aquí en cinco, creemos que el artista etrusco, al tratar el tema de esta manera, siguió memorias particulares; al menos los que quieren hacer de este punto, la falta de espacio como una razón para decidir partirlos.
Además tenemos de Pausanias cuenta el número de jefes que ordenaron al ejército que entonces pasaban de siete
(Pausanias Libro2 22-5); aunque Esquilo da menor número y otros escritores que han experimentado menos de siete

(1) Pausanias. L.2. p. 156. L, 1


página 365
Los nombres añadido a las figuras designan a Polinices, Partenope, Adrasle, Tideo y Amfiaro.
Todo en este monumento prueba la más alta antigüedad, en el dibujo y en el registro.
Un extremado esmero y gran delicadeza en las maniobra, combinada con una forma elegante de algunas partes, como los pies, anuncia un maestro hábil para la mecánica.
Por otra parte las figuras indicadas sin gracia en un momento en que aún no se conocían las reglas de las proporciones; debido a esto en su interior las cabezas son hasta apenas la sexta parte del cuerpo.
Por otro lado, la inscripción se acerca más a su origen pelasgo y a la antigua forma de las letras griegas, más que otras ubicadas sobre otras obras etruscas.
Esta piedra sirve incluso para refutar el juicio infundado de un escritor, que sugiere que los monumentos etruscos son posteriores a la época de estos pueblos.
Las otras dos piedras son quizás las más hermosas de todas las Piedras etruscas: una es una cornalina, de manera similar a la del gabinete de Stosch (1), la otra es una ágata, perteneciente al Sr. Dehn, con sede en Roma.
La primera piedra representa a Tideo, que tira de una punta de la jabalina de la pierna derecha, y cuyo nombre está escrito en etrusco.
Este héroe, volviendo de Tebas a Argos, cayó en una emboscada que le hizo reposar con Eteocles.
Atacado por cincuenta tebanos peleó tan valientemente que los derrotó a todos, excepto uno, pero recibió varios heridas en la batalla.
Esta figura da fe de la gran inteligencia del artista en la anatomía por la indicación exacta de hueso y músculo, pero resulta al mismo tiempo tener la rigidez de la estilo etrusco.
Tendríamos casi creer que Stace había visto la piedra, o todas las figuras de Tideo que se habían elaborado con
página 366
el mismo carácter, es decir, con huesos fuertes y evidentes, con los músculos grandes y nudosos, porque el poeta parece explicar la pintura y piedra, como la piedra puede servir como un comentario al Poeta
(Publio Papinio Estacio) (1).
En la segunda piedra figura Peleo, padre Aquiles, también con su nombre.
El grabador nos ofrece a este príncipe en el momento en que se lava el pelo en una fuente, que debe designar el río Sperchion en Tesalia, donde se comprometieron a dedicar el cabello de su hijo, si él regresaba feliz a su país después del sitio de Troya
(Pausanias Libro1 37-3).
Es así que los chicos jóvenes de Figalia, en Arcadia, dejaban crecer su cabello para ofrecerlos al río de su sitio (
(Pausanias Libro8 41-3)). Leucipo se lo dejar crecer por su propia perdición de manera similar el río Alfeo ( (Pausanias Libro8 20-3)). Cabe señalar aquí, en comparación con los héroes griegos que están representados en los monumentos etruscos, que Píndaro dijo de Peleo en en particular, de que no había ningún país tan distante ni en las maneras ni en el lenguaje, ni en la gloria de sus héroes, el yerno de los dioses, no lo tenía descubierto (5).
Independientemente del arte del grabado de las piedras finas, los artistas etruscos mostraron su destreza en la talla del bronce, lo que se evidencia por numerosas pateras. Se servian de las copas, que llamábamos también jarrones de sacrificio, para las libaciones de agua y vino, o para verter la miel, ya sea en el altar o sobre la víctima. Los cuencos
(1) — quamquam ipsc videri Exiguus, gravia ossa tamen, nodisque lacerti dissíciles; numquam hune animum natura minori Corpore, nec tanas ausa est includere vives. <<<<<<< Exigtnis, huesos fuertes, sin embargo, se encuentran en nudos difícil; mmiqttam la naturaleza de menor importancia de esta aitimum Cuerpo, y no se atreven encierran Tarifas has de vivir. Theb. L.6 v. 840.
(2) Il.H.. 144. Pausanias.L1.p.90.l.8
(3) Id. L. 8. p. 683. l.32.
(4) Pausanias L. 8. p. 638. 1. 24. Cons. Victor. Var. Lect. L. 6. c.22.
(5) Nem. 6. v. 34. seq.


página 367
con figuras cinceladas en bronce son de diferentes formas; la mayor parte de aquellos que nos encontramos con bajorrelieves romanos representan sacrificios, como tazas redondas sin asas.
Sin embargo, sobre un bajorrelieve de Villa Albani, que vemos en una patera en el gusto de los Etruscos, en forma como un plato guarnecido y con un mango. Pero el gabinete de Herculano ofrece numerosas patereas, que son tazas circulares rebajadas en el contorno y con dos asas completadas con la cabeza de un carnero.
Sin embargo, cuando se hacen las pateras etruscas, al menos las que llevan figuras talladas, que son como un plato rodeado por una pequeña repisa y tienen su manguito de manera aún la mayoría de estos mangos tienen una empuñadura en uno u otro material, y parece que les gustaba hacerlo demasiado corto.
Las pateras que llevan ornamentos de la planta llamada filix en latín, y felce en italiano, se denominan Paterae Silicatae; pero no son muy conocidas, que yo sepa, y las que tenían adornos de hiedra, las que portaban la mayoría de las pateras, fueron nombradas hederatae, como una especie de vasija que tengo una yo mismo. Los griegos llaman este tipo de Tallas KATAGLYPHA,
Si quisiéramos examinar, relativamente el arte y la Antigüedad, las obras etruscas que acabamos de indicar por sus diferentes tipos, aquí doy el orden en que sería necesario para poder clasificarlas.
Producciones que parecen ser los tiempos más remotos y del Primero y estilo son las medallas que acabamos de señalar, el bajorrelieve de Leucotea, y quizás también la estatua de mármol de Villa Albani, de manera similar el genio de Bronce Palacio Barberini. Las obras del tiempo del segundo estilo subsiguiente, son en mi opinión, las tres deidades que figuran sobre el altar redondo, con base cuadrada
página 368

que representa los trabajos de Hércules y el gran altar triangular de Villa Borghese.
Estoy convencido también, de que las descripciones de las piedras grabadas que he hecho son en gran medida obras del segundo estilo, más que del primero estilo, sobre todo en comparación con el bajorrelieve de Leucotea.
Yo sitúo de manera similar en esta clase el brocal del pozo de la colección del Capitolio, si es que le damos origen etrusco a esta obra.
En cuanto a los monumentos de los últimos tiempos del arte, en comparación con los que acabamos de mencionar, yo colocaría en la misma clase el pretendido agorero de bronce de la galería de Florencia, así como la mayoría de las urnas sepulcrales, por no decir todas, de las cuales el mayor número que conocemos se han descubierto en Volterra.
Antes de terminar este artículo me resta todavía dar una corta noticia de la pintura.
El tiempo no ha dejado trasmitir otras tablas que las que se han encontrado en las tumbas de la antigua Tarquínia, una de las doce villas capitales de Etruria, no nos desviará de nuestro plan, entrar en algunos detalles sobre las tumbas descubiertas recientemente.
Estas tumbas están talladas de una piedra llamada travertino, y se encuentran en una llanura cerca de Corneto a dos millas del mar y a doce Millas Más allá de CivitaVecchia.
La entrada de estas tumbas está practicada arriba y abajo a través de un canal redondo y perpendicular que disminuye de manera cónica subiendo desde el fondo hasta la abertura.
En este canal se encuentra pequeños agujeros en la piedra y distan unos de otros la mitad de un hombre; estos agujeros, en número de cinco, sirven de peldaños que se utilizan para descender al subterráneo.
Una de estas tumbas contiene
página 369

una urna para contener a los muertos, y esta urna está tallada en la misma piedra.
La bóveda se hace en el estilo de cornisas que prevalecen en las habitaciones y por debajo de los techos; a veces ofrece depresiones cuadradas llamadas lacunaria, donde se les ve con ornamentos en los bordes.
En algunas de estas tumbas hay techos en estilo de pavés de los antiguos, que se compone de pequeños azulejos dados cuadrados en superficies iguales que se disponen en el lateral delgado en forma de escamas de pescado, las cuales dan a este tipo de obras en llamarlas a Espina de pescado.
Estos techos, de acuerdo con la proporción del tamaño de las tumbas, están sostenidas por más o menos pilastras cuadradas, talladas en piedra.
Cuando son subterráneas no tienen iluminación por alguna abertura, la entrada debe estar cerrada, y no deja que encontrar allí una cantidad de adornos, no sólo en los techos, sino también en los muros y pilastras.
La hay que tienen grandes bordes pintados, en lugar de frisos, que prevalece en toda la circunferencia y pasa a las pilastras.
También vemos algunas pilastras con grandes figuras desde la base, hasta la cornisa.
Estas pinturas se ejecutan sobre un revestimiento de mortero grueso; hay suficientes reconocibles, pero hay otras, aquellas en los que encontraron el aire y la humedad en acceso, que están en gran parte extinguidas.
Buonarroti realizó pinturas conocidas de una de estas subterráneas tierras por las planchas de una ejecución muy mediocre.
Pero ya hablo de las tumbas que contienen los temas más interesantes.
La mayoría de los frisos representan batallas o violencia contra la vida de cualquier persona.
Encontramos que representan la doctrina de los etruscos así como el estado del alma antes de la muerte.
página 370

Sobre estos últimos frisos se ven cualquiera de los Genios Negros y alados, sosteniendo un martillo en sus manos y una serpiente en la otra, y arrastrando un timón del carro, sobre el que se coloca la figura o el alma de la persona muerta.
A veces vemos que los otros dos genios golpean con martillos largos una figura desnuda caída del carro está tendida en el suelo.
Entre las pinturas que acabamos de mencionar, vemos que representan luchas ordinarias de guerreros.
En uno de los combates vemos otras seis figuras desnudas que están de pie, y se cubren los unos a los otros con sus escudos redondos y luchan en esta actitud contra otros guerreros, en su mayoría desnudos, usan escudos cuadrados.
Algunos de los combatientes sumergen sus cortas espadas y dagas con bastante semejanza en el pecho de varias figuras que están a punto de caer.
En medio de tanto derramamiento de sangre está el Rey que quiere acelerar el retorno a la antigüedad, con la cabeza cubierta con una corona dentada, que es quizás la más antigua corona real de esta forma que se muestra en el arte Antiguo.
En dos urnas sepulcrales figuran un hombre, que aparece también representan un rey, vestido con una corona similar (1);
Y en un tablero de Herculano se nota una figura de hombre joven desnudo y sostenido en el aire, llevando en la mano como una corona dentada (2).
Otro friso que no tiene nada en común con las representaciones anteriores, ofrece, entre otras figuras, una mujer envuelta, la cabeza cubierta con una gran gorro alargado en la parte superior, estando el vestido revelado hasta la mitad de su cabello. El gorro fue llamado PYLEÓN por los griegos, y se reporta desde
(1) Dempst. Etr. Tab. 21. N, I.Tab. 71: N.2.
(2) Pitt. Erc. T. 4. Tav. 24


página 371
Pollux un ajuste normal de las mujeres (1).
En las medallas Juno de Esparta, y la de Samos y Sardis, llevaban un peinado parecido (2).
En un bajorrelieve de Villa Albani también nos ofrece Ceres con una gorra similar.
Hago notar, de paso, para proporcionar material para una reflexión más profunda, que estas bóvedas pintadas nos ofrecen algunas figuras femeninas que bailan, dispuestas en una actitud absolutamente rígida y totalmente hecho en el gusto egipcio.
Estos aparentemente hacen Deidades de las que habían recibido su forma y no se le permitió representar en otra posición: yo digo aparentemente, porque estas tablas tienen sufrido mucho daño con el tiempo y no se puede hacerlas por por lo tanto reconocibles en todas las partes.
Yo pongo el nombre a pinturas de las estatuas pintadas, como las del gabinete de Herculano de las que he hecho la descripción; Y que puse en la misma clase que los relieves pintados en las urnas sepulcrales, que publicó algunos Buonarroti, y cuyas figuras fueron de un color blanco, sobre lo que se puso a continuación, los otros colores.
Voy a dar un complemento a este artículo del examen de una noticia de doce urnas de pórfido, que afirman haber visto en Chiusi en la Toscana, y que ya no se encuentran ni en este lugar ni en ningún otro lugar Italia. Si estas urnas han existido, habrían estado hechas de una piedra que tendría la semejanza del pórfido, especialmente, lo que llama Léanclre Alberti piedra pórfido que se encuentra en Volterra (3). Gori, que relata la historia de las doce urnas
(1) Onom. L15. Segm. 96.
(2) Tristan. T.1 p. 737.
(3) Defer. d´Ital. p. 5.a


página 372
de un manuscrito de la biblioteca de la casa de Strozzi (1) comunique por el mismo tiempo, la descripción de una de estas urnas; pero a partir de este informe el escrito parecía sospechoso, tomé una copia del original.
El mismo hecho de la edad del manuscrito confirma mis sospechas.
No es creíble que los Grandes Duques de la Toscana, todavía atentos a lo que concierne al Arte y Antigüedades, habrían dejado salir de sus estados monumentos tan raros y preciosos, sobre todo porque a raíz de este informe las urnas se habían encontrado a mediados del siglo pasado.
Si Añadimos que las letras escritas sobre el manuscrito de Strozzi, están todas escritas a continuación, desde 1653, hasta 1660, y los que contienen la relación de urnas, son del año 1657, escrito por un monje y otro monje, lo que me hace creer que todo es una leyenda monástica.
Gori incluso hace cambios arbitrarios.
Primero no informa de las dimensiones exactas contenidas en el original: la letra da a estos jarrones dos brazas de altura y tantos de ancho, la braza florentina hace dos palmos y medio romanos, mientras que Gori da sólo tres palmos de dimensiones.
También el registro no es demasiado parecido a los Etruscos en el original, y se le dio la forma para la impresión.
Después de la exposición preliminar de la época más remota de los etruscos, y la indicación de algunas de sus obras de arte, me propongo en esta sección de discutir de las cualidades y los caracteres del arte de este pueblo.
Por lo general, observamos que toman caracteres sin dibujo, pero los accesorios tales como las costumbres
(1) Mus. Etrus. Praef. p.20.


página 373
los vestidos y los ajustes puede fácilmente engañar si queremos distinguir por entonces el Estilo etrusco del estilo griego clásico.
Los atenienses dijo Aristide (1), dieron a las armas del Palas la forma que la misma Diosa habían prescrito;
Un casco griego de la diosa, o en cualquier otra figura, no es suficiente para concluir que obra es griega.
Es seguro que encontrarán cosas griegas como cascos sobre obras que son innegablemente etruscas.
Vemos en el altar triangular en Villa Borghese un casco en la cabeza de Minerva y sobre un cuenco una inscripción etrusca, que se conserva en el gabinete del Colegio de San Ignacio en Roma.
El estilo de los Artistas etruscos no era siempre el mismo, también se ve que fue, como el de los egipcios y los Griegos, en sus diferentes grados y sus diferentes períodos,
Yo he observado desde las formas simples de sus primeros tiempos hasta la brillante edad de su ingenio, que experimentaron varias revoluciones.
Existe una gran probabilidad de que imitasen de los griegos las obras que dieron al arte con una forma muy diferente de la de los primeros tiempos.
Para llegar a un conocimiento sistemático del arte de estos pueblos, es fundamental tener en cuenta el diferenciar estos diversos grados.
Finalmente los etruscos, cuando sufrieron el yugo de los romanos, vieron sus artes degenerar: este hecho que se evidencia en veintinueve copas de bronce conservadas en el Gabinete del Colegio de San Ignacio.
Estas inscripciones se aproximan mucho a la escritura romana, con un dibujo y una ejecución mucho más baja que los que datan de un tiempo anterior.
(1) Panathen. p.107.L.4
(2) Dempst. Etrur. Tab.4.


página 374
Pero con estas pequeñas obras no podemos establecer un sistema, y la decadencia del arte no lo da un estilo, que recoja de los tres tiempos establecidos.
Por tanto, podemos postular que el arte etrusco tenía tres estilos diferentes, el antiguo, los posteriores y y el último que tuvo otra forma imitando las obras griegas.
El estilo antiguo es del tiempo en que este pueblo se extendía por toda Italia hasta las fronteras de Magna Grecia, como ya he observado.
Con el dibujo de este estilo podemos formarnos una idea marcada por las raras medallas de plata acuñadas en las villas de las provincias citeriores de Italia, medallas donde la más rica colección está en la colección del Duque Carassa Noia.
Los caracteres del antiguo estilo de los artistas Etruscos, son en primer lugar, las líneas rectas de su dibujo con la posición rígida de sus figuras.
Y en segundo lugar, su idea imperfecta de la belleza de la cara.
La primera característica en la que los contornos de las figuras se hacen poco remarcados, lo que dió, dió lugar a la expresión de Catulo que dijo que la grasa de los Etruscos, en estas figuras parecen delgadas y tienen el cuerpo al uso, porque los músculos están ligeramente indicados. Por lo tanto, a este primer estilo le falta variedad.
Es este dibujo en parte, la causa de la rigidez de la actitud, y principalmente del poco conocimiento de los artistas de la primera época.
La variedad de posición y acción no parecen ser fabricados o producidos por el conocimiento subsiguiente del cuerpo humano y sin una cierta libertad en el diseño.
El estudio de arte comienza, como la sabiduría mediante el estudio de nosotros mismos.
La segunda característica de este estilo, es decir, la idea imperfecta de la belleza de la cara, se encuentra también en el arte
página 375
antiguo etrusco, como en los griegos de los primeros tiempos.
La forma de la cabeza es un óvalo alargado, que parece estrecharse, a causa de la barbilla que termina en un punto.
Los ojos son planos, que tiran oblicuamente en alto y los huesos paralelos están superados.
Los ángulos de la boca están igualmente tirados en alto.
Este Primer estilo se encuentra no sólo en las medallas que acabamos de mencionar, sino también en una infinidad de pequeñas figuras de bronce.
Con respecto a estas figuras, se asemejan perfectamente a las figuras egipcias, por los brazos colgando hacia abajo y unidos a los lados, y con los pies colocados en paralelo.
El relieve de Leucotea de la Villa Albani tiene todos los caracteres de este estilo.
El diseño de ingeniería conservado en el Palazzo Barberini es muy plano, y las partes que han hecho están muy débiles: los pies están puestos en una línea paralelos, los ojos huecos están abiertas de forma aplanada tirando hacia lo alto.
Un observador, atento a la esencia de la antigüedad, encontrará este estilo en otra obras dispersas en Roma en lugares menos conocidos o menos populares: por ejemplo, la figura de un hombre sentado en una silla, y ejecutado en un pequeño bajorrelieve colocado en el patio de la casa Capponi.
Con ese desplante en los diseños de las figuras, los antiguos Artistas etruscos alcanzaron la Ciencia y la elegancia de la forma respecto de sus vasos, es decir que tenían hecho lo puramente ideal y científico mientras permanecían imperfecta en las cosas que no perfeccionaron por la imitación natural.
Esto que estoy diciendo está demostrado en numerosos jarrones, donde el estilo de la pintura denota el estilo más anciano.
Puedo citar este artículo como un pedazo del primer volumen de la
página 376
colección de Hamilton, donde hay un jarrón que está en la cara frontal con la figura de un hombre montado en un carro de dos caballos y colocado entre dos figuras de pie y que ofrece en el lado opuesto otras dos figuras pintadas a caballo.
Pero ha sobrevivido a estos tiempos remotos un monumento aún más curioso es un vaso de bronce, de un palmo y medio de diámetro, que había estado dorado y que ofrecía sobre el cuerpo de los ornamentos corporales un cincelado de la mayor elegancia.
En lo convexo del vaso en medio está la figura de un hombre desnudo, de  altura de un palmo, que lleva un disco en la mano derecha y sobre los bordes están sujetas tres figuras más pequeñas, uno de los cuales está montado a horcajadas en un caballo, y los otros dos están sentados como lado del caballo: las figuras de los caballos y hombres están ejecutadas en estilo más antiguo.
Este jarrón se encontró hace unos cinco años en los terrenos de la antigua Capua estaba lleno y cenizas de los huesos y que se ve hoy en la del Caballero Negroni, intendente del Rey en Caserta.
Los artistas etruscos, habiendo ganado más conocimientos abandonaron el viejo estilo.
En lugar de proceder como los griegos parecen haber preferido comenzar con las figuras vestidas, etruscos unen sus avances al diseño del desnudo.
Algunas figuras de bronce, desnudas a excepción de las partes naturales encerrados en una bolsa que se ata con las cintas en sus riñones, hace conjeturar que no creían que existiera la decencia por representar figuras hechas completamente desnudas.
Al ver las viejas piedras grabadas de los etruscos, estamos tentados de creer que el primer estilo no era universal, al menos no entre los grabadores 
página 377
de piedras preciosas. Por todo el trabajo en las figuras Y piedras son redondeadas y esféricas, que es lo opuesto a los personajes que acabamos de asignar al primer estilo.
A pesar de que esta contradicción es sólo aparente. Si bien es cierto, que con la inspección vemos el hecho de que los trabajadores grabasen sus piedras al torno al igual que en nuestros días, la forma más fácil era ejecutar las figuras girando las caras.
Es probable que estos antiguos grabadores no comprendiesen el mecanismo para trabajar con punzones agudos: por lo tanto estas formas esféricas no fueron el resultado de los principios del arte, sino un recurso mecánico de trabajo.
Así, las antiguas piedras grabadas etruscas las hacen lo contrario de sus figuras de bronce antiguas y de mármol.
Estas piedras grabadas demuestran que el perfeccionamiento del Arte empieza con un gran fuerza en la Expresión y por una indicación sensible de las partes de sus caras: lo que también se observan en algunos trabajos de mármol.
Esta fuerza de la expresión es la marca características de los mejores tiempos del Arte de los etruscos.
No se puede apenas fijar este segundo estilo con consistencia, pero es probable que se formó en el tiempo del arte y se perfeccionó en Grecia.
Podemos representar la edad de Fidias, como el siglo de la restauración de las Artes y las ciencias de los tiempos modernos: la revolución fue rápida, y corrió por diversas regiones.
Toda la naturaleza parecía revuelva, el genio del hombre alumbra prodigios y maravillas y los grandes inventos se manifestaron en todas partes.
En cuanto a Grecia, lo cierto es que es el dato de los tiempos para la adquisición de los conocimientos de todo tipo.
Se puede decir que luego se extendió el espíritu de su luz por
página 378

numerosas naciones civilizadas, y que este espíritu es agitado singularmente en Arte por la animación y la exaltación.
Así que vamos a este viejo estilo y posteriormente, a las cualidades y caracteres que hacen en parte una indicación sensibles de las articulaciones y los musculos así como los cabellos y personajes puesto por edades, y en parte con actitudes y acciones forzadas que son terribles, y otras en algunas figuras.
En cuanto a las cualidades de este primer estilo, nos encontramos con que los músculos están muy inflados y dispuestos como montículos, los huesos tienen filos y están demasiado evidentes, por lo que la manera es más dura y penosa.
Pero también hay que señalar que estos dos caracteres, es decir, los músculos y huesos demasiado fuertemente pronunciados, no se encuentran juntos en todas las obras de este estilo.
Con respecto a los monumentos de mármol, de la que nada permanece como figuras divinas, las partes no están marcadas con demasiada fuerza; pero la exageración y el caos se encuentra en todas las obras de este estilo, especialmente en el dibujo de los huesos de la pierna, y en la sección austera de los músculos de la pierna de grasa.
Para mirar pelo por pelo y dispuestos en capas, que así se encuentran, sin excepción, en todas las figuras etruscas, tanto en el hombre como en los animales.
Esto es así en este estilo, que vemos en estas piezas procesadas como el famoso bronce de la Loba amamantando a Remo y Rómulo y ubicada en el Capitolio. Aparentemente esta loba es la misma que se colocó en tiempos de Dionisio de Halicarnaso, en un pequeño templo de Rómulo al pie del monte Palatino, templo que ha sobrevivido y se llama hoy San Teodoro, donde esta pieza fue encontrada.
Como el autor de Antigüedades Romanas
página 379

(1) nos dice, que esta loba se consideró una obra del arte antiguo, CHALKEA POIIMATA PALAIS GASIAS, debemos creer que se trata de una producción de artistas etruscos, del que los romanos hicieron uso desde los tiempos más remotos.
Cicerón menciona una aparentemente loba y nos dice que ella fue golpeada por el rayo ((Cicerón Adivinación Libro I, 12).
Dión Casio, que marca la fecha de este hecho, dijo que llegó en el consulado de Julio César y Bíbulo (3).
Pero lo que parece demostrar que nuestro lobo y que el bronce es el mismo lobo designado por Cicerón, es un golpe en una de las patas traseras, en el que se percibe una brecha del ancho de dos dedos.
Dión dijo la verdad en el pasaje que acabamos de citar, que el lobo alcanzado por un rayo se colocó en el Capitolio; pero esta afirmación puede muy bien ser un error, ya que este escritor ha vivido más de doscientos años después.
Yo sin embargo señalo que sólo es antiguo lobo y que los dos niños son una adición moderna.
En cuanto a la segunda cualidad de este estilo, es que no pudieron encerrar en una figura y misma idea con la fuerza y lo terrible que no son lo mismo.
En esta última cualidad no estamos mirando la actitud solamente, la acción, la expresión; y el juego del movimiento de todas las partes: en lugar obligado puede ser no solamente a lo largo de alguna acción, sino también en todas las situaciones, incluso en el estado de reposo.
Forzado es lo contrario de lo natural; terrible es lo contrario de lo ingenuo y agraciado. Son las características generales del primer estilo: y he ahí la característica peculiar del segundo. Lo terrible
(1) Ant. Rom. L. i. p. 64.
(2) De Divinat. L. 2. c. 20.
(3) Dio Cass. L. 36. p. 33. C.


página 380
en la actitud deriva de la primera cualidad. Porque para hacer la fuerza de la expresión, y la indicación sensible de las partes, se tenían las figuras en las posiciones y en las acciones mejores para producir estos efectos violentos.
En este estilo se escogen los contornos experimentando, y se eligen las partes blandas: para que la sensación fuera por así decirlo bronca y exaltada hasta sus últimos límites.
Acabo de remarcar el estilo en general, que puede aclararse por los monumentos y figuras en particular.
Para ello, sólo tengo que llevar al lector al Mercurio barbudo de Villa Borghese: allí verá un dios musculoso como un Hércules, y ya no tengo especialmente de hacerle ver las dos piedras grabadas famosos de las que hemos hablado anteriormente, el Tideo de Stosch y el del Peleo de Dehn.
En estas pequeñas figuras, clavículas, costillas, el cartílago del codo y rodillas, las articulaciones de las manos y pies,
También se llevan aparentemente los salientes, las venas y los músculos de los brazos y piernas: incluso la punta del esternón es muy visible en Tideo.
En la figura de Peleo, la exageración no tiene fundamento, vemos todos los músculos en la más violenta contracción; Y en este Tideo no han olvidado aún los músculos de los brazos.
La actitud forzada se muestra como las figuras del altar redondo del Capitolio, así como en varias otras figuras del altar Borghese.
Allí se colocan a los pies de las deidades paralelas y apretadas, vistas de perfil figuras que están dispuestos en una línea recta uno detrás del otro.
Las manos en todas las figuras en general, están ejecutadas con acciones forzada sin inteligencia: cuando tienen cualquier cosa con los dedos delanteros, los demás dedos
página 381

están en una dirección recta y rígida.
Vemos esta presentación de los artistas etruscos, a pesar de su ciencia e industria en su ejecución, no tenían una idea clara de la belleza: la cabeza de Tideo es tomado de una naturaleza común, y la de Peleo no toma una bella forma, así como las maneras de su cuerpo.
Lo podemos aplicar a cualquier suerte de figuras de este estilo, así como a las del Primero, en que
Píndaro dijo de Vulcano, que no nació con gracias
(Plutarco Opúsculos Morales)
En general este estilo etrusco, en comparación con el de la mejor época de los griegos, es como un joven hombre, privado de los beneficios de una buena educación, abandonado a la furia de sus pasiones y las proyecciones de su mente, que lo lleva a la acción violenta;
Y el estilo griego sería como un hermosos hombre joven, con el fuego de la juventud moderado de sus pasiones por una cultura razonada con una figura avanzada con grandeza, y aire imponente.
Este segundo estilo puede también ser llamado educado, como se dice hoy, en ese mismo tono y manera similar prevalecen en todo tipo de figuras: Apolo, Marte, Hércules y Vulcano, se dibujan en sus obras con los mismos personajes, o con un solo y mismo carácter solo uno, que tendrían que aplicar los artífices etruscos, y que Aristóteles critica en Zeuxis (Aristóteles Poética 3-3)) no haber tenido carácter.
Así criticando un historiador (la historia moderna no nos provee de muchos casos) cuando, necesitamos elogiarlo
(1) Ap. Plutarch. Ept. p.1338 I. 2. edit. H. Steph.
(2) Poet. c. 6. p. 249.


página 382
como un ilustre personaje, le dan las cualidades generales tan poco características, que tendríamos que convenir ser uno con otros cien grandes hombres.
Estas características distintivas de los antiguos artistas etruscos se notan aún hoy en las obras por su diseño.
sus descendientes, se revelan a los ojos de los maestros conocedores imparciales en el dibujo de Miguel Ángel, el más grande entre ellos.
En lo que alguien dijo con razón, que quien había visto una figura de este artista, las había visto todas (1). Esta es también una de las faltas de Daniel de Volterra, o Pietro de Cortona y de algunos otros artistas toscanos.
En esta discusión del primer y segundo estilo nosotros venimos de considerar el arte, propio de los etruscos. antes de que tuvieran las obras de los más conocidos artistas griegos.
Vimos en el Capitulo Primero de este libro las colonias griegas, que se habían incautado Acá en la parte de Italia y otros países a lo largo del mar Adriático, en lo referente a los etruscos en sus límites estrechos.
Los griegos, después de haber tomado posesión de esta hermosa parte de Italia y habiendo fundado poderosas ciudades, también comenzaron a cultivar las artes, que a partir de entonces tomaron un mayor progreso realizado en estos nuevos asentamientos que en la propia Grecia.
Fue a partir de entonces que el sabor del arte repartido en la zona vino a iluminar a los Etruscos que se mantenían en Campania.
Además de éstos, ya acostumbrados por un largo tiempo representando en sus monumentos temas prestados de la Historia de Grecia y reconociendo por consecuencia a los Griegos por sus maestros, encontrando el camino trillado, los llevaron como modelos en el arte. Estas son las conjeturas
(1) Dolce Dial, della Pittur. P. 48. a.


página 383
que se hacen muy probables por las medallas la mayoría de las ciudades de la Campania.
Vemos que estos medallas fueron acuñadas en la época en que estas mismas ciudades todavía estaban habitadas por los etruscos.
Finalmente se considera que las cabezas de las deidades que reproducen perfectamente en esas medallas y estatuas griegas.
De suerte que las medallas etruscas de la ciudad de Capua, nos ofrecen a Júpiter, después de haberse ajustado el pelo sobre la frente, como los griegos estaban acostumbrados a ajustarlos al Dios.
En el siguiente volumen ampliaré más sobre este tema.
En el tercer estilo etrusco, lo que caracteriza a la mayor parte de sus obras, especialmente sus urnas sepulcrales, hechas en alabastro de Volterra, donde fueron encontradas la mayor parte, cuatro de estas urnas he visto en Villa Albani

 


página 384

Capítulo III.
Arte de las naciones vecinas de los etruscos.

 


El Capítulo tercero de esta libro contiene observaciones sobre el arte de los pueblos vecinos de los Etruscos a saber, Samnitas, Volscos y Campanos.
Tengo poco que decir de los primeros; me extenderé más en los campanos, que no han cultivado menos las artes que los etruscos, y voy a terminar Capitulo con una descripción de las figuras descubiertas en la isla de Cerdeña.
Tenemos, creo, no otros monumentos de Arte de samnitas y volscos que unas pocas medallas, pero tenemos un buen número de Campania, especialmente medallas y vasos de barro pintado. Así que puedo dar las primeras nociones
página 385
generales de su constitución, y de su manera de vivir, donde todavía se consigue un poco de inducción sobre el arte.
Fue probablemente el Arte de estas dos naciones, como su idioma, derivado de la lengua osco (T.Livio 10-20) que, si no era un dialecto del etrusco, no tendría mucha diferencia
Ahora, como no sabemos la diferencia de los idiomas de estas personas, echamos de menos los conocimientos para indicar las características distintivas de sus medallas y sus piedras grabadas, que llegaron hasta nosotros.
Los Sammitas amaban el lujo y la belleza, eran muy adictos a los placeres (2). A la guerra llevaban escudos, unos con incrustaciones de oro otros de plata (3), y en tiempos de los romanos no conocían aún el uso de los uniformes de lienzo, ellos veían a los soldados de élite samnitas llevar túnicas de lino, incluso en el ejército (T.Livio 10-38).
De Tito Livio nosotros sabemos que en la guerra de los romanos en el Consulado de Lucio Papirio Curfor que todo el campamento de los Sanmitas que formaba un cuadrado de doscientos pasos en todos los lados había sido rodeado de tiras de lino (5).
Capua, Construida por los etruscos (6), y según el mismo historiador, habitada por los samnitas (T.Livio 4-52) que fue incautada a los primeros (8), era famosa por la blandura y sensualidad de sus habitantes.
Los Volcos así como los etruscos y otros pueblos vecinos, tenían un gobierno aristocrático
(1) Liv. L. IO. c. 20.
(2) Cons. Casaub. in Capitol, p. 105. F.
(3) Liv. L. 9. c. 10.
(4) Ibid. c. 4. y L.10. c. 38.
(5) Ibid. L. 10. e. 38.
(6) Mela, L. 2. c. 4.
(7) Liv. L. 4. c. 52
(8) Ibid. L. 10. c. 38


página 386
como (1) eligen un Rey, o más bien un general del ejército, cuando sobreviene una guerra.
Los Samnitas, tienen una constitución política similar a la de Esparta y Creta (Estrabón L6-254).
Las ruinas acumuladas de los pueblos destruidos en las laderas vecinas, constatan la población extrema de estos pueblos,
Y Los anales de tantas guerras sangrientas con los romanos que no pudieron subyugar después de veinticuatro triunfos, dan fe de su gran poder. Población y lujo excitaron la industria y dio la libertad de espíritu; siempre circunstancias favorables al arte.
En los tiempos más remotos, los romanos hicieron uso de los artistas de los dos pueblos.
Tarquin el viejo trajo a su país natal desde Fregella, villa de los Volscos, un artista llamado Turrianus, que ejecutó en terracota una estatua de Júpiter.
Por la gran semejanza de una medalla de la familia Servillius en Roma, con una medalla samnita, conjeturamos que la primera fue tallada por los artistas de esta nación (3).
Una muy antigua medalla Anxur, ciudad de los volscos, hoy Terracina, porta una muy hermosa cabeza de Palas (4)
Los campanos eran un pueblo a quien la dulzura del clima que disfrutaban y la riqueza de su sol que cultivaban, inspiran placer.
En lo más alto de la antigua Campania, y el país de los samnitas, introdujeron el nombre de Etruria. Pero la nación, subsiste por sí misma, no caminaba separada del poder de los Etruscos, los griegos llegaron, la formaron
(1) Dionys. Halic. Ant Rom. L. 6.P-374.l.45.
(2) Strabo L. 6. p. 254.
(3) Olivier! Diss. sopra alc. Med. Samnit. p. 135.
(4) Begcr Thcs. Brand. T.1.P- 347-


página 387
y se establecieron en el país y introdujeron también sus artes: es fácil de demostrar, no sólo por las medallas griegas de Nápoles, sino también por las de Cume (1), que son aún más antiguas.
No pretendo establecer aquí que esta última ciudad es más antigua que la primera.
Ellas fueron construidas ambas por el mismo tiempo. Cume por Megástenes y Nápoles por Hippocles, ambos originarios de Cume en Eubea, donde se embarcaron con una tropa de habitantes necesarios para buscar fortuna en otra parte:
Es lo que Martorelli nos da en un día muy claro que lo hubieran hecho mejor (2).
Se que favorece la opinión contraria, por las medallas que el tiempo nos ha conservado, y que son más antiguos que las de Nápoles.
El resultado es que ambas ciudades fueron construidas en los tiempos antiguos, y no es posible establecer una fecha específica de su fundación.
Estrabón (Estrabón L5-243) nos dice que Cume fue la ciudad más antigua de todas las que los griegos habían fundado en Sicilia e Italia.
Todavía sabemos que los habitantes de Calcis, la capital de la península de Eubea vinieron a establecerse en la isla de Pithecusa llamada hoy Ischia isla cerca de Nápoles, pero se vieron obligados a salir de este lugar, debido a los terremotos y las erupciones del volcán.
Una parte de estos griegos, se establecieron en la costa cercana, y construyeron la ciudad de Nápoles, otra parte penetró costa más allá del Monte Vesubio y fundaron la ciudad de Nola (4): Sólo las medallas de la ciudad están acompañadas
(1) Beger. Thes. Brand. T.I.p. 188.
(2) Martorel, Euboici. p. 17.
(3) Strab. L.5. p.243- B.
(4) Martorel. L c. p. 64.65


página 388
de caracteres griegos.
Voy a pasar en silencio de otras ciudades griegas, como Dicearchia llamada luego Pozzuoli que se fundó más tarde por los griegos.
Todas las costas de estos países que han sido habitadas por los griegos, es natural creer que ellos han cultivado las Artes de imitación tempranas, y las enseñaron a los campanos sus vecinos, situado en el centro de del país.
Se puede, por tanto, conocer fácilmente qué una nación hiciera algunas vasijas de barro pintadas, que se encuentran con frecuencia en Campania y en especial sobre Nola en las excavaciones de las tumbas.
Tan pronto como se quiere honrar a los campanos con la fabricación de varias producciones de arte de esta especie, que no tendrán sin perjuicio de su reputación que los vean los Discípulos de artistas griegos: no es necesario probarlo.
Si bien es cierto que los campanos no habían comenzado a formar un organismo nacional hasta la noventa y cinco Olimpiada, como sabemos de Diodoro de Sicilia (Diodoro L12-31).
Hay que mirar como las obras de arte contestablemente campanos, medallas de las ciudades situadas en el centro del país, donde las colonias griegas no penetraron jamás como, Capua, Teanum, y otros lugares como hoy en día Tiano; medallas estas ciudades tienen inscripciones en su propio idioma, fuerte sentido contrario a los Etruscos.
Esta semejanza hizo que algunos sabios tomaron las inscripciones de las medallas como caracteres púnicos, como le sucedió a Bianchini sobre un medalla de Capua (2).
Massei, hablando de la misma moneda, admite no saber lo que significa
(1) Diod. Sic. L.12. p.93.
(2) Ist. Univ. p. z68.


página 389
su inscripción.
En la colección de medallas de Pembrock se da el registro de una medalla de Tiano, como una medalla cartaginesa (2).
Si por un lado estos caracteres son pruebas de que los campanos han tomado prestado de los etruscos, desde otro a través de la esquina de las medallas nos muestra detalles de todo el estilo etrusco.
La forma en que se vivía en la antigüedad, parece haber sido utilizado para limpiar a los artistas campanos: dibujo Caracteriza parece confirmar esta
He dicho antes sobre este tema. La cabeza de un joven Hércules en las medallas de estas dos ciudades, y la cabeza Júpiter como las de Capua, se han extraído del más bello ideal.
Esta última ciudad nos ofrece en una medalla una Victoria de pie sobre una cuadriga y una hermosa forma tal que fuera de fabricación griega.
Pero las medallas de las ciudades de Campania en pequeñas cantidades, en comparación con los vasos pintados que se han descubierto en cualquier momento en estos países y que y que inusualmente e impropiamente, los jarrones Etruscos.
Este falso nombre viene del hecho de limitarnos a seguir a Buonarroti y Gori que fueron los Primeros en hacer estos jarrones públicos: de la nación Toscana, en la antigüedad quería dar los bajorrelieves a su país, atribuyendo a los etruscos estas producciones del arte.
Está singularmente acreditada esta opinión y primero están en su lugar descripciones vasos tan buscados fabricados en Etruria (3) y en particular en Arezzo, ciudad etrusca (Plinio el viejo L35-160), según la bibliografía avanzada señala.
(1) Veron. illust. p. 3. p.
(2) Mus. Panbrock. P.2. Tab.88,
(3) Perf Sat. 2. v. 60.
(4) Id. Sat. 1. v. 130. Pli.L.35.c.46. Martial.L.14.ep.98.


página 390
que está tirando entre varias figuras ejecutadas sobre los vasos campanos que son incrustados como cuencos de bronce etruscos, que prestaban servicio en los sacrificios.
Para apoyar este punto de vista se citan sobre todo las figuras de faunos con colas de caballo mientras que los Faunos y Sátiros griegos comúnmente tienen colas de cabra.
Puede ser que tengamos todavía, si me autorizan, una especie desconocida de aves pintadas en los jarrones como Plinio nos dice que los libros de adivinación etrusca refieren representaciones de muchas aves que eran completamente desconocidas para él.
En esta ocasión me gustaría decir que se encuentra un ave grande y desconocida, en un vaso caracterizado por letras griegas de la más alta Antigüedad.
Este jarrón de la colección del Sr. Hamilton en Nápoles, es una escena de Caza y es citado a menudo.
Este Pájaro parece una avutarda, ave que no era desconocida para los antiguos romanos (1), pero es muy rara hoy, al menos en los municipios más cálidos de Italia.
Paso en silencio sobre las observaciones poco esenciales de Buonarrotti sobre las guirnaldas y jarrones en manos de Baco, los juguetes, instrumentos, utensilios y cajas cuadradas que dice tener remarcadas sobre obras griegas trabajadas con formas diferentes (2).
Pero siendo demasiado educado, para avanzar gratuitamente a Gori le hace decir (3), a saber, que las Deidades y Historias mitológicas, como él representa para esta suerte de vasos están todas las obras diferentes a las griegas ofreciendo los mismos temas, con la inspección de todos estos monumentos probarían que estaba equivocado. En la decisión de Gori no está sin autoridad aquí, estando al punto
(1) Pithoei Epípr. p.36.
(2) Buonar. explic. ad Demst.Etrur. §. 9. p, l6.17.
(3) Gori Diffa dell' alfab. Etrusc.p. CCV.


página 391
fuera de Florencia su patria, y nunca han buscado ni tenido conocimiento intuitivo de la mayor parte de Antigüedades y antiguas obras de arte.
Por último, ya que no se puede negar que la mayoría de vasos, publicados por estos dos sabios, se han encontrado en el Reino de Nápoles, y fueron excavados a través de la historia hasta más allá de Etruria y se remonta a los tiempos, de los etruscos que se extendieron en toda Italia por contestar la supuesta patria de estos vasos.
Sin embargo no hemos hecho pensando que el destino de Algunas de los más grandes de estas pinturas, denotan una edad posterior absolutamente, e indican un momento en que el arte había alcanzado, o estaba cerca de llegar a su punto de perfección, de acuerdo con la mayor o menor antigüedad de estas producciones.
El mejor argumento para apoyar la opinión común en favor de los etruscos, había sido una indicación precisa de los jarrones reales que se encuentran en la Toscana: pero hasta el momento nadie ha pensado en ello.
Yo digo de hecho, que no está demostrado nada más que un pequeño número de estos vasos, en la galería Ducal de Florencia, que fueron descubiertos en la Toscana, y en en las Tumbas etruscas que rodean Corneto, se han encontrado fragmentos de cerámica de varias potas de terracota, aunque siempre habrá duda de que todo este tipo de producciones artísticas que forman grandes colecciones de Italia y las que existen aquí y allá, en los Alpes, fueron descubiertos en el Reino de Nápoles y dibujados para la mayor parte de las tumbas cercanas de Nole.
Pero esta certeza aún no constituye aun todo lo necesario para saber Y juzgar definitivamente esta suerte de jarrones, como sabemos, y venimos de remarcar, que Nola había sido una colonia griega, y una gran parte
página 392

de los jarrones que nosotros conocemos, lleva los caracteres del dibujo de esta nación.
Vemos numerosos de estos artículos con inscripciones griegas, por ello todavía lo hago notar.
Pero si negamos a los artistas de Etruria propiamente dichos la fábrica de estos jarrones, que sin embargo portan pintado el estilo etrusco, mientras que otros lo hacen claramente a los maestros griegos, nosotros estamos obligados a suspender nuestro juicio sobre los Campanos y Griegos del resto, pendiente esta discusión aún de muchas aclaraciones.
Hay una gran probabilidad de que entre estos pintores de cerámica se encuentren vasos hechos por Artistas Campanos, atendiendo que este país tenía renombrados vasos de tierra que cita Horacio en sus versos, Campana supellex (1);
Mientras que nuestro poeta menciona al hablar los vasos de poco valor.
Podemos inducir seguramente examinando el estilo de arte de algunos de estos pedazos.
El diseño de estos vasos, como ya he observado, es similar a la de los Etruscos, Y esta similitud puede tener analogía con la suerte de escritura, específica para los Campanos.
Cuando los tirrenos o los antiguos etruscos, estaban establecido en Campania, incluso en el país, entonces se llamaba magna Grecia, y los campanos deberían considerarse, por tanto, como sus descendientes, y es muy probable que su manera de escribir, así como sus diseños, se retuviese entre ellos.
No fue sino hasta que los trabajadores de este país no tenían una manera diferente de trabajar de los griegos y sicilianos, y Plinio
(1) Horat. L. 1, sat.6.v. 117.


página 393

en particular la observación acerca de sus Carpinteros (Plinio el viejo L16-225)
Finalmente esto proporciona la evidencia más fuerte contra la inserción de escritores toscanos hacen de este el más hermoso vasos con sus inscripciones de este tipo descubiertos y conservados en Sicilia.
De acuerdo a las indicaciones de mi amigo, el barón de Riedesel que ha observado este reino y el conjunto de la Magna Grecia conocedor del arte y la antigüedad los jarrones antiguos de éstas tierras parecen perfectamente los mejores jarrones de los gabinetes de Nápoles.
Lo que todavía caracteriza a estos piezas, es que tienen inscripciones en griego encontradas en numerosas cráteras.
La colección del conde Mastrilli ofrece tres jarrones marcados con inscripciones griegas.
Chanoine Mazocchi, lo que ha hecho unos malos dibujo y todavía unos peores grabados, ha publicado en el Primero,; pero el señor M. d´Hancarville los ha dado a conocer a continuación, mas ventajosamente con las antigüedades de la colección del Sr. Hamilton.
La misma colección cuenta con otro vaso que lleva la inscripción KALLIKLEL KALOL el buen Calicles.
Vemos más de un tazón de terracota con letras griegas; pero todas estas piezas designadas por inscripciones en griego, la más antigua de estos vasos en cuestión es el del Sr. Hamilton.
En el siguiente volumen tendré ocasión de nuevo de hablar de los diferentes jarrones, marcados por personajes griegos.
Como todavía no se ha descubierto una pieza de este tipo de personajes con marcas etruscas, El resultado de la inscripción medio borrada que que se encuentra en dos hermosos jarrones de la colección de M.Mengs en Roma, no es etrusca, es griega; Publiqué uno de
(1) Plin. L.16. c.82.


página 394
estos vasos en mis Monumentos de la antigüedad (1)
En la Biblioteca Vaticana vemos un vaso que paralelamente he publicado (2), sobre el cual se encuentra el nombre del Pintor con la mención siguiente: AAEIMOE ETPwE "Alcemos me pintó."
Esto es un error
otros leen: MAZIM0E ETPwE; Y Gori, contra el sistema en que se escribo esto, audazmente dice, que cualquier registro es un fraude, que no es mas que una superchería sin haber visto el vaso en cuestión.(3)
Así, las inscripciones de los jarrones, unidos al estilo del dibujo sobre ellos aportan puntos, y nos autorizan a creer hechos por artistas griegos.
Pero lo que confirma aun mis pruebas es como yo he observado antes, los vasos de la misma fábrica encontrados en Sicilia, que voy a mostrar de las colecciones, una vez que rinda cuentas de ellas que se hicieron en el Reino y la villa de Nápoles, y que se encuentran aún en los mismos lugares
La primera y la más antigua colección formada en Nápoles, creo que es la que hoy decora la biblioteca del Vaticano.
Se la debemos a Joseph Valetta, Jurista napolitano. El Cardenal Gualtieri compra esta colección de los herederos del Consejero Jurídico, y a la muerte del cardenal pasó al Vaticano.
El mismo Valetta legó a los Santos Apóstoles teatinos de Nápoles una veintena de estos vasos para decorar su biblioteca.
La colección del conde Mastrilli en Nápoles, no es inferior a la del Vaticano, al menos en cuanto al número
Se ha incrementado de año en año.
(1) MonUm. Ant. Ined. N. 159.
(2) Ibid. N. 143.
(3) Gori disesa dell' alfob. Etrus.p. CCXV.


página 395
con una considerable colección, formada por un amante de la misma familia en la ciudad de Nola, donde tenía su residencia.
El Conde Palma, en Nápoles, herederos del Conde Mastrilli está ahora en posesión de estas dos colecciones.
Después de la colección Mastrilli resaltamos la que se encuentra en la casa Porcinari y que contiene más de setenta piezas.
Uno de los más hermosos jarrones de esta colección es la que nos ofrece
perseguido por dos figuras, Orestes, y representado descansando la rodilla izquierda en el portico con el trípode de Apolo.
En el tercer volumen de mis Monumentos de la antigüedad, hablaré de los accesorios que adornan la portada, llamado OLMOS.
Este jarrón con otro parejo con la firma apareció en la colección Hamilton.
Desde hace algún tiempo el duque Caraffa Noia, amante de la antigüedad comenzó a formar una colección de los vasos, con otras Antigüedades, que acumula incesantemente en una obra adornada de placas grabadas.
La pieza mejor y más valiosa de esta colección, representa en una composición de veinte figuras, con la lucha de los griegos y troyanos por el cuerpo de Patroclo.
En esta composición los Troyanos se distinguen de los griegos por los cascos que se parecen a los gorros frigios.
Después de todos estos aficionados que comenzó como M. Hamilton, el ministro de la corte de Londres en Nápoles, ya que estamos en el caso a menudo citado.
Mientras que en Italia se formó una colección más grande y mejor que las anteriores.
El Sr. d'Hancarville publicó esta colección y hoy en día
página 396
ha sumado los más bellos jarrones de Mastrilli, y de Porcinari en cuatro volúmenes en folio de gran formato.
Este libro supera en magnificencia todos los monumentos antiguos que han sido grabados en la medida en que independiente de la forma de los vasos y de sus dimensiones, cada uno está representado en diferentes planchas, con los adornos, e incluso las figuras con gran distancia y con verdadera inteligencia y el dibujo de los Antiguos.
Además, cada vaso está impreso con su propio color, por lo que hay un tesoro del Dibujo Griego y una prueba indiscutible del Arte de estas ingeniosas personas.
El digno poseedor de esta colección pueden ver y conocer dos jarrones, no son sólo de los más antiguos monumentos de arte de los griegos, pero que todavía contienen la la maniobra más perfecto, en cuanto al diseño y la belleza, como me jacto de demostrar lo siguiente con respecto a una y otra calidad.
Entre algunas otras colecciones que vienen también del Reino de Nápoles, voy a mencionar la de Raphael Mengs, el Rafael de nuestra era.
Este artista durante su estancia en Nápoles se ha formado una colección de estas Antigüedades, y de las que he publicado cuatro piezas a causa de su singularidad en mis Monumentos de la antigüedad.
Tiene otros vasos que no merecen menos de ser revelados: hay uno que representa una Amazona montada, con un sombrero calado hasta los hombros, y está luchando contra un héroe, aparentemente el Héroe es Aquiles, y la Amazona es Pentesilea, a quien se le atribuye la invención de llevar un sombrero (Plinio el viejo L7-201) .
(1) Plin. L.7. c.56.p.478.


página 397
Supongo que la mayoría de los vasos de este tipo, estaban extendidas en diferentes ciudades italianas indicadas por Gori (1), y provienen de las mismas fuentes.
Yo espero revisar incesantemente estas producciones de arte, y me reservo de decir en el tercer volumen de mis Monumentos de la antigüedad, que voy a tratar de explicar y grabar los que contienen cualquier instrucción.
Por último, para los jarrones encontrados en Nápoles y en la región no debemos olvidar al Príncipe reinante de Anhalt-Dessau adquirida en Roma, y que hoy se ve en su hermosa casa de campo en Woerlitz.
Lo menciono por la singularidad que caracteriza a esta pieza y que aún no se han dado cuenta.
En el vaso está pintada la figura de una mujer vestida, de pie ante un genio alado, y mirándose en un espejo redondo que ella sostiene por un mango.
El espejo refleja el perfil rostro de esta figura, que no está pintada con colores brillantes, pero con el brillo del tinte está dibujada sobre el plomo.
Yo he tenido ocasión examinar todas estas colecciones, y he querido ser capaz de hacer lo mismo con los vasos que se encuentran en Sicilia, donde las artes no han florecido menos que en la Magna Grecia.
Hasta que las circunstancias me permitan poder hacer este viaje algún día, tendrán que conformarse con unas simples indicaciones de los lugares de esta isla donde guardan los mayores de estos monumentos, y estos lugares son Agrigento Y Catania.
De Agrigento numerosos de estos jarrones adornan la colección El señor Lucchesi, obispo de esta ciudad, que tiene incluso
(1) Gori Difesa dell Alfab . Etrusc.p.CDXLIV.SEC.


página 398

al mismo tiempo una buena de medallas.
En el siguiente libro mencionaré dos cuencos de oro viejo en el gabinete de este prelado.
Uno de los mejores vasos está en la Cancillería de la iglesia catedral de la ciudad.
Este monumento, de cinco palmos romanos de altura, está decorado con figuras pintadas con los colores amarillo, como de costumbre, con un fondo negro; Junto al estilo del dibujo, por lo que me dicen, no es del verdadero gusto antiguo.
En Catania se encontró entre los benedictinos una colección compuesta por más de doscientos de estos vasos.
En la misma ciudad el Príncipe Piscari iluminado conocedor y hombre de gran mérito, poseía una colección de vasos no menos considerable.
Estos diversos jarrones ofrecen las más variadas formas, con los eventos más curiosos de los tiempos heroicos.
Siento que la lista que acabo de dar de las famosas colecciones de jarrones, que debería tener. no quiero salir en la fuga de lo que todavía tengo que decir aunque también siento que hubiera tenido que hablar primero del uso que hacían los antiguos así como del carácter y los personajes de su diseño y y su pintura, porque esto último contiene más bien la esencia de estas obras que es lo primero puramente histórico.
Pero la razón que me hizo anticipar una sobre la otra es, que estas colecciones están hechas en países habitados por colonias griegas, y son muy apropiadas para refutar la falsa opinión que desea establecer que todos estos vasos son de fabricación etruscos.
Y con esta anticipación quería establecer el nombre, como algo que debe ser siempre la primera en todas las materias tratadas.
página 399

En primer lugar, en cuanto al aspecto de los vasos, se encuentran en todo tipo de formas Y por lo tanto, desde lo juguetes más pequeños que servían sin duda para los niños, a las mayores que tienen de cuatro o cinco palmos de alto.
vamos a familiarizarnos con las diferentes formas de los mayores en su especie, se puede ver dónde en los libros donde pueden encontrar grabados que aportan las dimensiones.
Estas vasijas tenían varios usos: Aquellos de Tierra servían para los sacrificios, y sobre todo para los Vesta (1).
Algunos eran custodios de las cenizas de los muertos, como la mayoría de los que se han encontrado en las tumbas, especialmente en los alrededores de Nola,
Respecto de algunos vasos de este tipo, los he visto en la Capitanía en el Castillo de Caserta, y me dicen que se encontraban encerradas en piedras comunes.
Es como los que he descubierto en el jarrón publicado en mis Monumentos de la antigüedad (2).
Este vaso tiene como característica, que está pintado en la la misma forma que el vaso, y se colocó sobre una pequeña eminencia, que al parecer representa una tumba, tales serían de las tumbas de los primeros tiempos (Pausanias Libro 6, 21-3) y, (Pausanias Libro 8, 12-5)
En cada lado del jarrón se ve la figura de un hombre joven desnudo, con la excepción de un paño que pasa por el hombro, con una espada en alto y celebrando con el brazo en alto como las figuras heroicas, espada que se llamaba entonces, de acuerdo con la escuela de Píndaro, YPOLENIOS (4).
Para mí, soy de la opinión de que estas dos figuras representan a Pílades y Orestes en la tumba de Agamenón.
(1) Brodaei Missel. L.5.c.19.
(2) Monum. Ant. ined. N. 146".
(3) Pausanias. L.6.p.507.I3; L. 8. p. 624. l. 33. &c.
(4) Schol. Pind. Olymp. 2. v.149


página 400
Encontramos este tipo de vasijas en las tumbas situadas en medio de las montañas de Tiphatins, a diez leguas
(44 km) por encima de la antigua Capua, cerca de un lugar llamado Trebbia, donde uno puede entrar sólo por caminos intransitables y penosos.
M. d´Hamilton, que se llegó a este desierto salvaje, hizo la apertura de algunas de estas tumbas, tanto para examinar la arquitectura, que a ver si estos monumentos tenían incluidos algunos jarrones curiosos.
Este iluminado Amateur, dibujó en el mismo lugar el descubrimiento de una tumba, que vemos grabado en cobre en el segundo volumen de su gran colección publicada por M. d'Hancarville.
El esqueleto del muerto está extendió en la tierra, los pies hacia la entrada de la fila de la tumba y la cabeza contra la pared, sobre la que se adjunta seis barras de hierro cortado y chapas que, sujetas a un clavo, se movían como las ramas de un ventilador de mano.
En el mismo lugar en la parte superior de la cabeza de los muertos, estaban colocado dos grandes candelabros de hierro todos herrumbrosos por el óxido -, y un poco más arriba colgaban de unas uñas algunos vasos de bronce, uno de ellos estaba al lado derecho del candelabro, los otros estaban hacia la izquierda directamente a los pies del esqueleto.
Tenía al lado de la cabeza dos espadas de hierro, y un "Colum vinarium"
(colador de vino) especie de bronce como un tazón profundo con agujeros de tamiz y con un mango.
Este cuenco, adaptado de un cuenco sin agujeros, sirven para tamizar el vino:
Para los vinos de los Antiguos, mantenidos en grandes tinajas de arcilla, preferiblemente a los barriles de madera,
Eran más gruesas que las nuestras, que hacían para poder beber después de la cosecha, y que habían necesitado para usar estos tipos de tamices.
En el mismo lado hacia los pies, allí tenía un cuenco de bronce, donde encontraron una Simpulum,
(cazo de reparto) que es como una copa redonda con un
página 401

largo mango curvado, siendo un instrumento para diferentes usos, ya sea para verter en las copas en la libación, como para probarlo.
Al lado del cuenco de bronce fueron encontrados dos huevos y un rallador como para rallar queso.
Yo no dejaré de hacer algunas observaciones sobre este descubrimiento, aunque algo ajeno a mi plan; pero voy a añadir algunas observaciones generales como que los jarrones se encuentran en tumbas.
Es también que al depositar los Antiguos los pies de los muertos los volvieron hacia la puerta de la tumba; pero ha sido un caso a propósito particular para habitantes de esta región que hacen la cama a sus muertos de la tierra menos costoso que puestos en ataúdes, los cuales podrían tener su fe.
Otras tumbas a menudo ofrecen el cuerpo encerrado en barriles cuadrados.
Con respecto a estos hierros en forma de abanico colocado encima de la cabeza del esqueleto, parece que representasen abanicos reales, para referirse a la costumbre de perseguir las moscas contra el rostro de la muerte (1).
La taza o crátera, el rallador y los huevos deben ser meditados emblemas de la comida que tenían y que acostumbraban a dejar al alma del difunto.
Lo sabemos en las últimas palabras que dejaban a los muertos que los exhortaban a beber a la salud de los amigos y parientes que dejaban en la tierra.
En una urna sepulcral en forma redonda en la Villa Mattei, se lee: HAVE.ARGENTI.TV NOBIS BIBES.
Los vasos suspendidos no pueden ser considerados como vasos funerarios, que son aquellos en que se coloca al lado del esqueleto, tanto para lo que les fuera necesidad así como vemos, para quemar a los muertos, aunque esta práctica no era del gusto
(1) Kirchman, de fun. L.I.c.12.p.100


página 402

del Maestro de esta tumba, debido a que solo se encontró un cuerpo, mientras que todos los vasos cinerarios habían sido usados.
Sin embargo, es singular que los autores antiguos no hacen mención ninguna en cualquier lugar de los vasos que depositan en las tumbas y otros objetos para mantener las cenizas de los muertos: porque no aparece mención de la cuestión excepto los vasos llenos de aceite, según el testimonio de Aristófanes, que estaban acostumbrados a colocar junto a los muertos (1).
En cuanto al uso posterior de estos monumentos sabemos de los juegos públicos de Grecia, donde desde el primer momento un sencillo vaso de barro fue el premio de la victoria
(Homero 23-259):
Un hecho que se evidencia por un jarrón y sobre las medallas de la ciudad de Tralles (3), y por varias piedras grabadas (4).
Estos usos se mantuvieron en los tiempos posteriores a Atenea, donde los premios del ganador en los Juegos panatenaicos era un jarrón parecido, lleno de aceite dibujado con olivas dedicadas a Palas.
Estos jarrones estaban decorados con pintura, como Píndaro nos dice, ON AGGOÔN ERKOSIN PAMPOIKILOIS (5)
como también han explicado escolios de este poeta, sin duda para EZOGRAPSEUTO GAR AI YDRIAI. esta pintura su uso alude a varios de los principales jarrones, tanto de la colección del Vaticano, como en la colección de Hamilton.
A veces se muestra a Castor de pie con un caballo, a veces Polux sentado sosteniendo en su mano un casco en punta y terminado como un bonete que llevan generalmente. De Castor sería la imagen
(1) Aristoph. Eceles. v.535
(2) Hom. II.. v. 259. Athen.Deipn. L. 11. p. 468. C.
(3) Spanh.de praest. num.T.i. p.134.
(4) Descrip. des Pierres gr. du Cab. de Stosch. p. 460.
(5) Pind.Nem.10.v.64


página 403
en las carreras de caballos, y Pólux, conocido por un famoso atleta, diseñando otros juegos.
Es muy probable que los Antiguos se sirvieran de muchos de estos jarrones, como nosotros nos servimos de la Porcelana, sólo para adornar sus edificios.
Esto es lo que podemos concluir por las pinturas que decoran estos jarrones y que están generalmente mejor ejecutadas en un lado que el otro, de manera que la parte inferior se colocó contra la pared.
Pero este uso es la mejor evidencia por la forma misma de algunos jarrones, que no tienen antecedentes y que nunca han tenido uno, como tuve ocasión de observar a menudo, sobre todo en algunas de las piezas más grandes de la colección de Hamilton.
Después de hablar de la forma y del destino de estos vasos, vamos a ver lo esencial, y examinamos el diseño y la pintura que los caracteriza.
En primer lugar, a juzgar por el dibujo, debe atribuirse la mayor parte de estas piezas a artistas griegos, el dibujo y la pintura aquí son objetos dignos para excitar la atención de nuestros artistas.
Es más bien por los dibujos que por las tablas que conocemos y podemos juzgar el espíritu de un artista y sus ideas, de la manera de ejecutarla, y la facilidad con la que su mano hizo sus diseños, uso múltiple que debe un Amateur proponerse en la formación de este tipo de colecciones.
Nada por lo tanto, más limpio para ampliar nuestros conocimientos en Jarrones de arte de los Antiguos, que estudiar los vasos pintados porque estos monumentos son verdaderos diseños, y los únicos con las cuatro mesas de mármol del gabinete de Herculano, que siguen siendo de los Antiguos.
Éstas son sólo figuras contorneadas o esbozado, es decir, son como las figuras deben ser.
Estos diseños nos ofrecen, no solamente los contornos de las figuras, que lo hacen en demasía también
página 404

También la circunscripción de las partes, el chorro y los pliegues de vestidos y otros detalles, todos por las líneas y luces, y sombras.
Llamamos a estas tablas producciones, no en el sentido limpio, sino porque tiene dibujos prestados con colores, una práctica que no es desconocida para nuestros dibujantes modernos.
Así que podemos nombrar los vasos pintados, sin temor a que se entiende mal, como nosotros llamado grabados de cobre, una plancha que se hace con agua fuerte.
En la mayoría de los vasos, las figuras están pintadas con un solo color, o mejor dicho, el color de las figuras está pintado sobre el fondo mismo de los jarrones, o sobre el color natural de la terracota más fina.
Para el campo de la tabla o color que está entre los trabajo, es un negro brillante; Y es con este negro que se dibuja sobre la mismos contornos de las figuras en el fondo de los vasos.
En relación con los vasos pintados en varios colores, se encuentra de diferentes suertes en las principales colecciones.
Uno de estos vasos, y al mismo tiempo uno de los más famosos, está en Roma en la colección de M. Mengs: es una parodia del amor entre Júpiter y Alcmena,(¿
#?) la parodia en la que los sujetos se tratan de la manera más cómica.
Mirando esta composición que había querido pintar el artista como el escenario principal de una comedia, como la Amphytrion de Plauto.
Alcmena mira por la ventana, como las mujeres que ofrecen sus favores(1), o que hacen gestos y preciosa. La ventana es alta, a la manera de los antiguos.
Júpiter, está travestido con una máscara blanca al que le cuelga una larga barba.
Lleva como Serapis un bushel o medidor, de una sola pieza
(1) Heins. Lect. Thcocrit. c.7. p.83.


página 405
con la máscara.
Porta una escalera, con la cabeza pasada entre los escalones, indicando que la va a utilizar para subir la cámara del Ama.
En el otro lado está Mercurio con una gran barriga, vestido como ayuda de cámara imitando a Sosias de Plauto. Él sostiene en su mano izquierda su caduceo bajo, como para esconderlo, para no ser reconocido.
En su mano derecha sostiene una lámpara que levanta hacia la ventana como para iluminar a Júpiter o para intimidar a Alcmena, o para hacer como Delphis en Teócrito, cuando le dijo a su Simatha su Ama, que emplearía hacha y lámpara, hierro y fuego, si no le dejaba entrar (1).
El Lleva en su cintura un largo Príapo con su significado.
En las comedias, los antiguos actores se ataban un gran falo de cuero rojo (Aristófanes Lisístrata)
Ambas figuras tienen los calzones y bajados hasta los tobillos figura blanquecinas hechas de una sola pieza, como se ve en las historietas cómicas y las máscaras, que hay en villa Mattei y Albani:
Porque los Antiguos personajes cómicos no usan al parecer pantalones en el teatro (3).
Las figuras desnudas tienen el color de la carne, excepto los Príapos que son de color rojo oscuro, al igual que los vestidos.
El vestido de Alcmena está salpicado de pequeñas estrellas blancas. La revelación de las estrellas en las ropas ya era conocido por los griegos en tiempos antiguos.
Era habitual que lo llevara como el héroe Sosipolis en un cuadro muy antiguo (Pausanias libro 6 25-4)
Y Demetrio Poliorcetes tenía uno también (Ateneo banq.Sofis 535).
Con este Jarrón que hice grabar, acaba el anterior Capítulo.
El diseño de la mayoría de estos vasos es tal que las figuras pueden ocupar un lugar ventajoso en una
(1) Theocrit. Idyl. 2.v.127.
(2) Aristoph. Nub. v. 539. Cons.Ejusd. Lysist. v.110.
(3) Pitt. Erc. T.1. p.267.N.9
(4) Paus. L. 6. p. 517. l.8
(5) Athen. Deipn. L. 12. p, 535.F


página 406
composición de Rafael.
Es cuando aunque la singularidad no se encuentra en los vasos, la tienen las figuras haciéndolas todas similares: pero entre cientos que he visto, cada una representa un tema en particular.
Cualquiera que quiera apreciar la franqueza y el elegante diseño de estos vasos, juzgará la manera de tratar los colores en los trabajos expuestos a la acción del fuego.
Encontrará aquí la evidencia inequívoca de la facilidad y la corrección de los Maestros en las maniobras.
Para pintar estos jarrones no han hecho otra cosa que en nuestras obras de cerámica, o la de nuestra loza, sobre la cual uno encontrará el color azul cuando ha sido tostado, como se suele decir.
Este género, pintado requiere una ejecución fácil y rápida, porque como la tierra reseca retiene el rocío, la terracota de repente saca la humedad en los colores y en el trazo, de suerte que el artista no traza el contorno de un solo trazo, el lo marca y no retira con el su su pincel las partes terrestres.
Consecuentemente no se encuentran repetidos en los contornos, y nos damos cuenta que no hay líneas añadidas después de los hechos, cada rasgo que forman el contorno está trazado sin interrupción, lo que parece un prodigio en relación con el carácter de estas figuras.
Es necesario considerar además que esta maniobra no admite ningún cambio o corrección, y que el rasgo forma el contorno permanece tal como se señaló en primer lugar.
Estos jarrones son los prodigios de los artistas antiguos, tales como los insectos más pequeños son las maravillas de la naturaleza.
Esto es como los primeros bocetos de Rafael, efectuados con tanto espíritu y dibujados con un solo golpe de la pluma o lápiz, no menos a los ojos revelan la mano hábil del conocimiento del Maestro, con sus dibujos terminados
Y Así es como los antiguos jarrones detectan aun más la facilidad y la audacia de los artistas antiguos, que las otras
página 407

Producciones de arte.
Una colección de estas obras es así un tesoro de dibujo.
Pero hay que tener cuidado de no ser engañados.
Un veneciano llamado Pietro Fondi, al que el mismo Apostolo Zeno
(Crítico literario 1668-1750) menciona en una de sus letras (1) que trataron de imitarlos.
Es en Italia donde bien se encuentran las piezas de este falsificador, pero la mayoría de ellos van más allá de las montañas.
Sin embargo, este truco es fácil de descubrir, incluso por aquellos que no tienen un gran conocimiento del diseño; porque la tierra de los jarrones falsificados es gruesa, haciéndolos pesados, mientras que los vasos antiguos están hechos de una tierra muy fina, que da una gran ligereza,
Algunos de fuerte que una vez que se extendía sobre el dibujo de numerosos vasos, yo creo que no hace falta nada sino unos detalles sobre uno de los más bellos piezas de este género que se encuentra en la colección de M. d´Hamilton.
Me voy a limitar en mi descripción el único tema que se pinta en la curvatura del vaso, por debajo del cuello, y pasaré en silencio sobre el cuerpo mismo de la pieza y que representa el amor de Jasón y Medea.
Me detendré especialmente en esta pintura, porque puede ser considerada como en la más alta idea, en la realización del dibujo, todo lo que ha sobrevivido de los Antiguos.
Siendo uno de esos juegos de la famosa Grecia; pero la explicación del tema no es nada fácil.
Mi primera idea cae sobre esta famosa carrera de carros, que Oenomaus rey de Pisa fuerza hacer a los amantes de su hija Hippodamia, que ganó Pelops llevándose el premio de la princesa.
El dibujo en el centro de la composición, parecía apoyar esta conjetura; porque la carrera iba desde Pisa a Corinto hasta el altar de Neptuno (Didoro Sic.libro 4-73 ). .
Pero tal como lo percibimos Hay algún rasgo
(1) Lettere, volt 3.p.197.
(2) Diod. Sic. L. 4. p. 274.275


página 408
característico de esta deidad, e Hippodamia tenía una hermana llamada Alcippe que resultará que las otras figuras femeninas serán pura ficción.
Siguiendo contaré de los juegos celebrados por Ícaro, Rey de Esparta, que proponía que los Príncipes que compitieran por su hija como Penélope para obtener la posesión en las carreras de carros.
Al igual que Ulises salió victorioso en esta lucha que resultará la figura del joven héroe que se lleva en sus brazos a una bella joven fugitiva siendo el Príncipe de Ithaca.
La simulación de la divinidad que parece caracterizar el lugar de la escena, sería la Juno de Sparta lleva un sombrero parecido, amplio por la parte superior y llamado PYLEON.
Hablé anteriormente y me extendí sobre este tema en mis Monumentos de la antigüedad.
Sin embargo, como Penélope tenía dos hermanas, Erígone y Iphtima que no tuvieron parte en estas carreras, pensé que se reunían simplemente por este tema y que representaría los juegos de Danaus, rey de Argos, que estuvo celebrando para casar a sus hijas.
La fábula nos dice que el príncipe, obligado a dar a sus cuarenta y ocho hijas con, los hijo de su hermano Egyptus, pero les dio dagas, a cada una con la orden de matar a su marido en la noche de su boda.
Todas estas hijas, con la excepción de Hipermnestra, que llevó esta orden bárbara en contra de ellos con la indignación de la totalidad de Grecia.
Su padre, con ganas de volver a casarse, prometió darlas sin recibir la dote, y afirmó que sólo tenían la opción de tomarlas entre los jóvenes
Danaus, propuso dos carreras en las cuales el primero en llegar a la meta podía elegir entre sus hijas, y así uno tras otro.
Nosotros
página 409

ignoramos cuál de estos competidores fue el primero, ni cuáles fueron los siguientes.
La figura de la Diosa podría ser la Juno de Argos por el bonete, que se asemejaba al usado en la figura de nuestro monumento;
Es cierto que lo que sostiene en su mano no es coherente con el símbolo que llevaría esta obra (¿#? ).
El atributo que lleva conviene a Rhea, porque se ve como una piedra envuelta como un niño que presenta a Saturno: al menos así se encuentra en un pedestal representado en las cuatro caras, en el gabinete del Capitolio.
No parece extraño ver dos figuras de mujeres sobre un carro de los que dice Homero hasta de Venus en un carro que tiene a su lado a iris que lleva las riendas.
Lo mismo puede decirse de los que han leído a Calimaco: que recordarán que Palas estaba acostumbrado a tomar en su carro la Ninfa Cariclo, que se convirtió en madre de Tiresias (1).
También lo hace Cinisca, hija de Arquídamo, rey de Esparta, que obtuvo la victoria en la carrera de carros en las Olimpiadas.
Los carros de este monumento se adornan de escultores, como eran, yo no digo en el siglo de Danaus, sino en el momento más remoto de Grecia.
Eurípides da a su hijo Teseo, que marchaba con los griegos contra Troya, un carro decorado con la imagen de Palas (Euríp.Ifig. 250)
Antes de terminar este libro del arte etrusco, haré aun mención sobre algunas figuras de bronce, que se encuentran en la isla de Cerdeña; que merecen un poco de atención de nosotros, a causa de su forma, y a causa de su antigüedad.
El conde Caylus publicó recientemente dos figuras similares, descubiertas en la misma
(1) Callim. Lavac. Pall.v.65.
(2) Eurip. Iphig. Aul.v.250


página 410
Isla (1) estas son como de las que hable que están en la colección del colegio de San Ignacio en Roma, donde fueron enviadas por el cardenal Albani.
Hay cuatro de diferentes tamaños, menos de media palma hasta dos palmas.
La forma y la Figura, están todas hechas por bárbaros, y llevan el carácter mismo de la más alta antigüedad en un país donde las Artes nunca han florecido.
Estas figuras tienen cabezas alargadas, ojos de una grandeza desmesurada, piezas deformes y largos cuellos de cigüeña hechas en el estilo de las pequeñas figuras desagradables de bronce de fabricación etrusco.
Dos de las tres figuras más pequeñas parecen representar soldados con casco, armados con una espada corta, unida a un arnés que pasa por detrás de la cabeza, por el pecho desde la derecha a la izquierda.
En el hombro izquierdo cuelga una capa corta, que puede ser un tejido plegado a rayas y hacia abajo hasta la mitad del muslo.
Esta especie singular de ropa es la que llevaban en la antigüedad los sardos y que se llama Mastrucca (2).
Una de estas figuras tiene en su mano, algo que parece, un plato de fruta.
La más notable de estas figuras, de una altura de casi dos palmos, es la de un soldado con un chaleco corto, esta figura, así como las otras dos, llevan pantalones y armadura que va hacia abajo por debajo del grueso de la pierna, que es lo contrario de otras armaduras de este tipo; porque los griegos cubren el hueso de la pierna, mientras que los de estos pueblos
(1) Recueil d'Ant.T.3.
(2) Plaut. Poen. Act. 5. Sc. 5.v. 34. Isid L.19. c.3. ex Cicerone.


página 411
se aplican sobre el mollete y dejan el frente expuesto.
Entre las piedras grabadas del gabinete de Stosch hay uno en el que vemos a Castor y Pollux, en la explicación de esta piedra he citado la figura en cuestión (1)
El Soldado tiene en su mano izquierda un escudo redondo delante de su cuerpo, pero a cierta distancia, y cerrando tres flechas de las que percibimos en los extremos las plumas que pasan; de su mano derecha que porta el arco.
El pecho cubierto con una blusa corta y hombros con hombreras, armaduras que también se ven en un jarrón de la colección del conde. Mastrilli formada en Nola y con adquisiciones y otros objetos de este tipo como los de la Biblioteca Vaticana (2).
En un monumento que publiqué, vemos incluso un Gladiador con una armadura en los hombros (3).
La almohadilla para el hombro de esta figura, así como de figuras que decimos de los jarrones es cuadrada; pero la figura Sarda en cuestión, tiene hombreras de forma como las que se ven en los uniformes de nuestros tambores.
He encontrado aún que esta práctica para preservar los hombros también había estado en uso entre los griegos de la época remota: Hesíodo entre otras armaduras la da en la hombrera de Hércules (4), y la escuela del poeta lo llama SOSANION de SOZOUN conservan.
La cabeza se tapa con un gorro plano, en cuyos lados sobresalen dos cuernos largos como los dientes, erguidos hacia adelante y hacia arriba.
En estos cuernos se coloca una cesta con dos palos atravesados para que se puede quitar.
La figura porta sobre un carro con dos ruedas pequeñas, que tiene una barra de tiro que pasa por un anillo por la espalda, de suerte que las ruedas están más allá de la cabeza.
(1) Descr. des Pìer. gr. du cab.de Stosch. p.201.
(2) Dempst. Etrur. Tab. 48
(3) Monum. Ant. ined.N.192.
(4) Hefiod. Seut, Herc.v.128.


página 412
El ajuste de esta figura nos dice de los útiles establecidos entre los pueblos antiguos para la guerra.
El soldado Sardo fue obligado a llevarlo junto con su provisión de alimento; pero no lo llevaba sobre los hombros como el soldado romano, llevaba atrás como un carro con el cesto de pan.
La expedición terminaba, tomaba su tren ligero, y lo pasaba por la anilla en la espalda y cargaba la canasta sobre la cabeza sobre los dos cuernos.
hay razones para creer que las tropas, llevaban siempre lo que necesitaban, marchando hacia el enemigo con este atalaje.
El lector deseará aclaraciones más amplias sobre numerosos puntos. pero yo considero que debemos terminar este artículo, con las comparaciones de los antiguos pueblos de Italia con Egipto, y nos encontramos en el caso de algunas personas que saben mejor la lengua extranjera que la lengua materna.
Podemos hablar con más certeza de Arte Egipcio que de otras naciones y etruscos de Italia, la cual habitaron, transversal en en su Tierra.
Tenemos una infinidad de pequeñas figuras etruscas, pero no tienen suficientes estatuas para lograr formar un sistema razonado de su arte.
Después de un naufragio, no es fácil construir un barco sólido de los pocos escombros que escaparon de la la furia de las olas.
La mayor parte de los monumentos que nos quedan, consisten en piedras grabadas, que son como la maleza de un bosque cortado, en el que quedan algunos árboles dispersos, que certifican la destrucción general.
Nos queda lamentablemente pocas esperanzas de descubrir obras en su época de florecimiento de estos pueblos.
Los Etruscos tenían sus canteras de mármol Luna que
página 413
estaban en una de sus doce ciudades capitales y que es hoy Carrara.
Para samnitas volscos y campanos, que no tenían puntos de mármol blanco en su país, para que los aficionados salgan de dudas, hacían la mayor parte de sus obras en terracota o bronce.
Las primeras están rotas, y las segundas fundidas. Esto es lo que provoca la escasez de obras de arte de este pueblo.
Sin embargo, como el estilo etrusco tenía un parecido con el antiguo estilo griego, siguiendo esta discusión puede servir como una introducción al LIBRO al que referimos al lector.

Fin del Tomo I
 

página 414

TOMO SEGUNDO
 

página 415


página 416

LIBRO IV.

EL ARTE DE LOS GRIEGOS

    Razonando sobre las causas del  progreso y superioridad de los griegos sobre otros pueblos en el arte
 

 



El arte de los griegos es el objetivo principal de esta Historia
Este arte conservado en una infinidad de monumentos, exige de nuestra parte una mayor reflexión, y de las búsquedas de imitaciones, lejos adornar y de explicaciones arbitrarias, centrándonos en la esencia de las
página 417
cosas.
Vamos a discutir este objetivo interesante de manera que no sirva solamente de conocimientos para saber, sino también para practicar lo máximo.
La Discusión de arte egipcio, etruscos y la otros pueblos, se extiende en nuestras ideas y rectifica nuestros juicios.
La revisión del arte de los griegos debe traer nuestros conceptos a la verdad, y servirnos de reglas para juzgar y operar.
Esta cuarto libro relativo al arte de los griegos, está dividido en ocho capítulos. El primero, que sirve como una introducción, explica las razones y las causas del progreso y la superioridad del arte griego en otros pueblos que han crecido. El segundo trata de la esencia del arte, de dibujar figuras desnudas. El tercero de la expresión de las pasiones y proporciones. El cuarto de la belleza de las partes del cuerpo humano. El quinto del dibujo de figuras vestidas. El sexto del progreso y la decadencia del arte, así como de los diferentes estilos. Séptimo de la parte mecánica del Arte. El octavo de la pintura antigua.
El principio de la superioridad de los griegos en el Arte debe atribuirse al concurso de diversas causas: la influencia del clima, la política y la constitución de su manera de pensar, así como la contraprestación que los Artistas disfrutan y el empleo que ellos hacen de las Artes.
Por necesidad de la influencia del clima reviven las semillas y debe germinar Arte, y Grecia estaba en el suelo más favorable para este propósito.
Epicuro dijo de la aptitud los griegos en filosofía, que ellos la practican particularmente en verano (1), se puede aplicar mucho
(1) Clement. Alex. Strom. L.1. p.355. 1. 11.


página 418
más adecuadamente a su talento para el arte, en una infinidad de cosas que son ideales para nosotros, y eran naturales para ellos.
La naturaleza, después de pasar por los estados de frío y calor, se fijó en Grecia, como en su centro o una temperatura mixta entre el reinado del invierno y el verano (Platón-Timeo).
Cuanto más cerca del centro, más anuncia más de franquicia y serenidad, y más de sus operaciones que son por lo general las formas elegantes y rasgos espirituales de trazo decidido y característico.
Rodeado constantemente de un aire limpio y sereno, como Eurípides describe el clima de Atenas (Euríp.Medea. 830) que no obstaculiza su trabajo las nieblas y vapores, y más bien lleva al cuerpo a naturaleza, y se eleva con fuerza en tallas ventajosas, y especialmente en la talla de mujeres.
En Grecia no se descuida el hombre, su criatura favorita. Y no hay que creer lo que dicen Escholiastes como la longitud excesiva de la cabeza o rostro de los habitantes de la isla de Eubea (3): estas notas absurdas que se han avanzado nada más que para luego derivar el nombre de estos pueblos, llamados MAKRONES.
Los griegos, nos informa de Polibio, usaban los avances que tenían sobre otras naciones en relación con la talla (4), y por lo general lograban más casos de belleza que ningún otro pueblo.
La estatua de un Júpiter adolescente en Egio (Pausanias Libro 7 24-4) el Apolo en Ismenia (Pausanias Libro 9 10-2), y el que conduce la procesión de Mercurio en Tanagra, (Pausanias Libro 9 22-1) que lleva un cordero al hombro cosa que realizaron siempre hombres jóvenes
(1) Herodot. L. 3. p. 127. 1. 11.;Plat. Tim. p, 475. l. 43. ed. Bas.1534
(2) Med. v. 819-839.
(3) Schol. Apollon. L.i.v.1024.
(4) L-5.P- 431A
(5) Pausanias. L. 7. p. 585. 1. z,
(6) Id. L. 9. p. 730. 1. 25.
(7) íd. L. 9. p. 752. 1. 28.


página 419
que habían ganado el premio de la belleza.
Aquellos de la ciudad de Egesta en Sicilia, hicieron erigir un monumento a un tal Philipo, a pesar de que no era su ciudadano, era de Crotona, sólo a causa de una gran belleza.
Fue venerado, y como un héroe deificado, y a este le hacían sacrificios (Herodoto V-47)
En una muy vieja canción Griega, que scholiaste imprimió atribuidos a Simonides o Epicarmo, había cuatro deseos, aunque Platón nos informa de tres (Platón Gorgias) :
el Primero era gozar de buena salud, el segundo tener una hermosa figura KALON GENESTHAI, o, PHYAN KALON GENESTHAI, como literalmente Scholiaste en cuestión nos da estas palabras, el tercero era poseer adquir mucha riqueza, ADOLOS PLUTEIN, el cuarto, que Platón nos silencia era ser libre de vivir la alegría con los amigos, IBAN META PHILO: Yo comento, de paso, que el significado de este término puede pude servir de aclaración a Hesichius. Siendo la belleza estimada y deseada por griegos, toda bella persona se esforzaba por dar a conocer a toda la nación esta prerrogativa, y sobre todo por ganarse la benevolencia de los artistas.
También fueron los artistas los que miraban la bondad de la belleza, los que tenía más oportunidades de tener la belleza a diaria ante sus ojos.
La belleza era incluso un mérito para alcanzar la fama, y la historia griega no puede evitar señalar esta cualidad en un sinnúmero de personajes que la poseían (Pausanias Libro VI 4-5).
Algunas personas se distinguían por nombres particulares a causa de una hermosa parte de su figura. Así, los hermosos ojos de Demetrio Faliro lo que le dio el apellido
(1) Herodot. L. 5. p.191 ad fin.
(2) Gorg. p. 304.
(3) Cons. Pausanias.L. 6. p. 457.l.27.


página 420
CHARITOBLEPHAROS es decir, como los párpados que tienen las Gracias (Diógenes Laercio -Libro V Demetrio 1 ) , (Ateneo libro XIII 65)
Parece ser que incluso creían que podrían favorecer la generación de hermosura en sus seguidores por los ojos disputando el premio de la belleza.
Estos antiguos juegos ordenados por Cípselo, Rey de Arcadia se celebraron en tiempos de Heracles cerca del Río Alfeo en Elis (2).
En la fiesta de Apolo de Filesia había un premio para los jóvenes que habían logrado dar los besos más sabios. Este uso se practicaba con la inspección de un juez, y se hacia también en Megara (3) cerca de la tumba Diocles. En Esparta (4) y en Lesbos (5) en el Templo de Juno, y entre Parrasios (Ateneo libro XIII 90), Tenía retos de belleza entre las personas de sexo. La estimación de la belleza fue tan lejos que las mujeres de los Lacedemonios custodiaban en sus habitaciones. las estatuas dormidas de Nireus, Narciso, Jacinto, o, Castor y Pollux (7) para tener hermosos niños (8)
Dión Crisóstomo se quejaba en su tiempo y el de Trajano, que no ponían atención a la belleza de los hombres, porque no sabían apreciarla (9)
Si es fundada la queja, se deduce que esta falta de atención contiene una causa de la decadencia del arte entonces.
Es un hecho que la influencia del clima contribuye y concurre en el desarrollo de la figura, que decimos
(1) Diog, Laert.in ejus Vit. p.307.; Athen. Deipn. L. 13. p. 593. F.
(2) Eustat. ad U. T. p. 1185. 1. 16.;Cons. Palmer. Exerc. in Auct. Gr.P- 448.
(3) Lutat.ad Stat.Theb.L.8.v.198.;Cons. Barth. T. 3. p. 828.
(4) Theocrit. Idyl. 12.. v. 29-34.
(5) Mus. de Her. y Leand. amor.v. 75.
(6) Nommée K«Xktrhc& Athen.Deipn. L. 13. p. 610. B.
(7) Athen. 1. c. p. 609. E.
(8) Oppian. Cyneg. L. 1. v. 357.
(9) Orat. 21.p. 269. D.

sobre el clima
página 421
nuestros viajeros, y todavía muy aventajados Griegos de hoy, están influenciados, actuando como el alma de los viejos artistas, y que lograban generar entusiasmo.
No es menor que el mismo efecto que debemos atribuir esta bondad del aire, esta dulzura del carácter y la serenidad del alma de los griegos, todas cualidades que no contribuyen menos al diseño de las bellas imágenes, que la naturaleza en la generación de formas hermosas.
Este fondo del carácter griegos se evidencia por la historia, y la bondad del corazón de los Atenienses que su mérito y su industria.
De allí un poeta toma ocasión para decir que la ciudad de Atenas fue la que conocía la piedad, y la compasión por los males de de otros.
También vemos que desde la época de las primeras guerras Argos y tebanos, la gente infeliz y perseguida, siempre encontraban asilo con seguridad en Atenas.
En los tiempos más remotos esta alegría, y la serenidad de espíritu tenía el espectáculo y otros juegos para pasar la vida como decía Pericles (Tucídides libro II 60),, la pena y la tristeza.
Un paralelo de los griegos y los romanos en relación con sus espectáculos públicos aún más sensible de lo que acabo de decir.
En los juegos inhumanos del Anfiteatro, el pueblo romano, incluso en el momento más civilizado, los ojos exaltados en sangre por el placer de ver un gladiador que expira contra la angustia de la muerte.
Los griegos por el contrario, tenían estos juegos por terroríficos y crueles (2), y en el momento en que quisieron introducir los emperadores tales peleas en Corinto, alguien dijo que antes de resolver para asistir a este tipo de espectáculos inhumanos,
(1) Thucyd. L. 2, p. 6o, I. 16.
(2) Plato Polico, p.315.B


página 422
sería necesario derribar el altar de la misericordia (1).
Sin embargo, estos juegos se introdujeron en todas partes, e incluso en Atenas.
(filostrato Apll. libro 4-c22)
La humanidad de los griegos, y la ferocidad de los romanos revelan su no menos importante forma de hacer la guerra de éstos dos pueblos.
Los romanos hacían prácticamente como una ley tan pronto como ellos estaban entrando a la fuerza en una ciudad pasar a la espada toda criatura humana, sino de exterminar a todo ser viviente: se habría el vientre a los perros y cortaban en trozos todos los demás animales.
No fue sino hasta Escipión el Africano que no permitió esta crueldad a los soldados apresando Cartagena en España. (Polibio libro X-3),
Esto no era así con los atenienses.
La ciudad de Mitilene en Lesbos, luego de haberse rebelado en contra de Atenas y ser reducidos y rendirse, los atenienses, en la fuga ordenaron los generales de su flota de matar a todos los hombres capaces de portar armas. Por este caso fueron enviados arrepentidos ante la asamblea, declararon que su resolución había sido cruel. (Tucidides libro 3-50),
Pero lo que nos revela aún más el carácter de los griegos respecto de los Romanos, son las guerras de los aqueos por una razón de humanidad estaban de acuerdo entre ellos mismos no usando las flechas escondidas, e incluso no disparar a distancia, para finalmente luchar casi espada en mano
(Tucídides libro 3).
En las mismas circunstancias donde los espíritus fueron los más amargados, que suspendieron todos los actos de hostilidad durante el tiempo de los Juegos Olímpicos, donde todos los griegos por unanimidad se reunian
(1) Lucian. Demon, p.293.
(2) Philostr. —
(3) Polyb. L. 10. p.589. A,l,10.
(4) Thucyd.I.3.p.93.fin.p100.I.1o.


página 423
para competir en los juegos.
E incluso en los siglos todavía bárbaros en guerras obstinados de Esparta contra Messene, se hizo por los espartanos una tregua de cuarenta días con los mesenios, porque era el momento cuando se celebraba la fiesta de Hyacinthe (Pausanias libro4 19-4),:
Esto sucedió durante la Segunda Guerra Mesenia, que termina en la vigésimo octava Olimpiada (Pausanias libro4 23-4).

Con respecto a la Constitución y el Gobierno de Grecia la libertad constituye una de las principales causas de preeminencia de los griegos en el arte.
También la libertad parecía que había establecido su cuartel general en Grecia; y se mantiene incluso con el trono de Reyes (Platón Politico). que rigen a sus súbditos como Padres (4) antes con la razón de los griegos ilustrados ellos lograron saborear la dulzura de la libertad completa.
Homero llama a Agamenón un pastor de Pueblos (Aristóteles ética a Nicómaco libro 8, 11).,
nombrado por entonces por su afecto por sus súbditos, y velar por su bienestar.
A pesar de que se levantase entonces como los tiranos, el lo hacía por su patria, y nunca la nación entera reconocía a un solo soberano.
Antes de que los atenienses hubieran conquistado la isla de Naxos, Grecia no tenía ejemplo de un estado libre que fuese sujeto por otro estado libre (Tucídides libro 1, 98).,
Desde entonces nadie tenía el derecho exclusivo de ser grande en medio de sus conciudadanos, y de inmortalizarse con la exclusión de otros.

El Arte se utilizó de muy buena manera para conservar la memoria de una persona reteniéndola en su figura:
(1) Pausanias. L. 4. p. 326. 1. 10.
(2) Ibid. p. 336. 1. 3.
(3) Aristot. Polit.' L. 3. c. 10.p. 87.ed. Sylburg.
(4) Thucyd. L. 1. p. 5, 1. 25.
(5) Aristot. Eth.Nicom. L.8. c.II.p148; Dionys. Halic. Ant. Rom,L.5- p. 322. 1. 45
(6) Thucyd. L. 1. p.32 l.19


página 424
y la carrera está abierta indistintamente, cada griego podía aspirar a este honor.
incluso podían colocar en los templos las estatuas de sus hijos, así lo vemos por la madre del famoso Agatocles que dedicó en un templo la cara de su hijo en la infancia (Diodoro Sículo libro XIX)., .
El honor de una estatua de Atenea, lo que es un título estéril hoy, o como una cruz sobre el pecho, recompensas frívolas, imaginados por nuestros príncipes como pagos económicos de servicios reales.
Es así, que los atenienses reconocieron las alabanzas que Píndaro les dio por así decirlo, sólo de pasada, en una de sus odas que se ha conservado: no sólo hasta el punto de hacerle cumplidos, le hicieron una estatua en un lugar público enfrente del templo de Marte (Pausanias libro I 8-4).
Los antiguos griegos dieron preferencia a las ventajas naturales a las cualidades adquiridas (3),
Los primeros premios se entregaron a los que sobresalían en los ejercicios corporales.
La historia ha conservado registro de una estatua levantada en Elis a un luchador espartano llamado Eutélidas, en la 38ª Olimpiada (Pausanias libro VI 15-8), y, probablemente, esta estatua no era la primera que se levantó.
En los juegos menos famosos como los de Megara, no faltó para elaborar una piedra en que fuese grabado el nombre del ganador (5).
Es por eso que la mayor parte de los hombres de Grecia trataron de señalarse en su juventud por los ejercicios corporales.
Crisipo y Cleantes se habían distinguido en los juegos públicos antes de ser
(1) Diod. Sic. L. 18. p. 651.
(2) Pausanias. L.1. p.20. I. 2t.
(3) Pind. Olymp. 9. v. 152. Eurip.Hippol.v79.;Cons. Thucyd. L. s.p38l.ult.p.45.l.2.
(4) Pausan. L. 6. p. 490. 1.15.
(5) Pind. Olynip. 7, v. 157.


página 425
conocidos por su filosofía.
Platón incluso participó como luchador en los juegos Istmicos, en Corinto, y en los juegos Píticos en Sición.
Pitágoras ganó el premio en Elis, y enseñó tan bien a Eurimene, que fue victorioso en el mismo lugar también.(1)
Igualmente los romanos con los ejercicios corporales preparan el camino para su consideración.
Papirio Cursor, que vengó la infamia que los samnitas hicieron a los romanos en las horcas caudinas, no era más conocido por la victoria que por su apodo de "el corredor" (Tito Libio libro 9 16), nombre que Homero también da a Aquiles.
Se ocuparon no sólo de las estatuas de los ganadores representándolos como el original, pero tienen el mismo cuidado para los caballos que habían ganado en las carreras, que reproducen de natural, como comprendemos de Elien hablando de los caballos del famoso Cimón capitán ateniense (3).
La estatua se semejante de un ganador, es colocada en en lo más sagrado de Grecia, a la vista y venerado por todo el pueblo, era una poderosa razón para aspirar a hacerlo y ganarlo (4).
Jamás los Artistas de ninguna nación había tenido tantas oportunidades para señalarse, por la cantidad de estatuas que Grecia les hacían levantar.
Además de los ganadores, se elevaban en los templos a las deidades o sus sacerdotes y sus sacerdotisas.
Los habitantes de las islas de Lipari hicieron erigir al Apolo de Delfos muchas estatuas que habían comprado con vasos Etruscos (Pausanias libro10 16-7).
La gloria más alta a los ojos de la nación, era ganar los Juegos Olímpicos
(1) Benthley Diff. uipon Phalar.P-53
(2) Liv. L. 9. c. 16.
(3) Aelian. var. Hist. Li.9.c.32.
(4) Lucian. p. ímag. p. 490
(5) Pausanias. L.10.p.836;Ibíd. L. 2. p. 148. l. 4-p.195.;L7.p.589.l.36.


página 426
ello era considerado como la mayor felicidad que podría llegarle a un mortal (1).
Todo el pueblo ganador participaba en este evento como un suceso relevante de la brillantez de su patria; las personas victoriosas de estos juegos no tenían más necesidad de hacer casi nada, ya que se les mantenía toda su vida a costos públicos, y a su muerte, se les hacían magníficos funerales (2).
Los honores se extendían incluso hasta a sus hijos.
Los ganadores no tenían solamente su estatuas en el ámbito de sus triunfos, muchas veces obtenían el mismo número que sus victorias (3);
sino también se levantaba en su patria (Pausanias libro7 17-13).
Porque en sentido estricto, la corona de laurel era todavía más para la ciudad que para el vencedor. (Plinio el viejo Libro 7-97).
Un ciudadano de Locré en Italia llamado Euthymus que siempre había sido victorioso en Elis, con la excepción de una sola vez, recibió los honores de los sacrificios, de acuerdo con la decisión del oráculo, durante su vida, y después de muerto (Plinio el viejo Libro 7-152).
En general, cualquier ciudadano que había logrado el bien de su país podría aspirar al honor de tener una estatua.
Dionisio de Halicarnaso hablando de las estatuas de algunos de los habitantes de Cumas en Italia, que en la 72ª Olimpiada, se tomaron del templo, por por Aristodemo, tirano de la ciudad y amigo de Tarquino el Soberbio, y las hermosas estatuas fueron tiradas en lugares inmundos (Dionisio de Halicarnaso Libro7 2-16). .
Algunos ganadores de los Juegos Olímpicos de los primeros tiempos, cuando las artes aún no estaban florecidas en Grecia, recibieron los honores de las estatuas después de mucho tiempo
(1) Plat. Polit. L. 5. p. 419. ed.Bafil.
(2) Plat. Polit. Ibid. L 132.
(3) Pausanias.L.6. p.159.l.12.
(4) Plutarch. Apophth. p 314.ed. H. Steph. Pausanias. L.7.p.595.I.27.;Plutarch. Aíro^S. 8.p,314. 1. 8.
(5) Plin. L.7.c. 27. Cons.; Polyb.Exc. Légat, p. 787. B.
(6) Plin. L.7.c. 47.
(7) Ant.Rom. L. 7. p. 408.1.24.


página 427
de su muerte.
Es así que Oibotas que habían ganado el premio en la sexta Olimpiada, no recibió este honor hasta la 80ª
(l-tito-8-14).
Nada es más sorprendente que la actitud de un campeón olímpico, que mandó hacer estatua antes de ganar el premio, ya que estaba seguro de la victoria (2).
La ciudad de Egeo en Acaya hizo construir un pórtico o galería cubierta para un atleta, ganador varias veces para que pudiera ejercitarse en la gimnasia (Pausanias Libro7 2-16).
Yo no creo que sea superfluo mencionar aquí una hermosa estatua desnuda, pero mutilada, que representa un hondero, según lo indica por la honda con una piedra, descendiendo a lo largo del lado derecha.
No es fácil decir por qué erigieron una estatua a un personaje similar: Los poetas nunca le pusieron la honda a algún héroe, y los honderos eran muy raros en el ejército griego.
Los escritores raramente los mencionan (Tucídides Libro4 32). son como soldados menores, y portan armas defensivas, así como los arqueros GYMNITES.
Era conocido de los romanos; cuando deseaban castigar a un soldado degradándolo, si servía en la caballería o en las legiones, lo introducían entre los honderos (Valerio Máximo Libro2 7-9).y, (Valerio Máximo Libro2 7-15)
Pero a medida que la estatua junta la figura de un personaje de la antigüedad y no sólo un hondero, podríamos conjeturar que representa al Etolio Pyrechmes cuando regresan los Heraclidas al Peloponeso, y emprendió un duelo para decidir la posesión de Elis.
Toda la información de ese guerrero está en la honda, SPHENDONIN DEDIDAGMENOS (Pausanias Libro5 4-2)
(1) Ant.Rom. L.6.p. 458.l.5.
(2) Ibid. P. 471.l.29.
(3) Pausanias. L. 7. p. 582. 1, ig(3,,N
(4) Thucyd. L. 4.p. 153. I.42. Eurip. Phceniss. v.1149.
(5) val. Max. L 2. c. 2. N. 8 & 13
(6) Pausanias. L. 5. p. 382. l.10


página 428
El pensamiento del pueblo aumentó por la libertad, como un noble descendiente de una fortaleza vigorosa.
Lo mismo que un pensamiento de un hombre se eleva más en el campo, en un callejón abierto, o en la terraza en la parte superior de un gran edificio, que en una habitación baja, reducida y apretada.
De la misma forma el pensamiento de los griegos libres debe haber sido muy diferente de las naciones gobernados por déspotas.
Herodoto demuestra que la libertad era sola la fuente y el fundamento del poder y la grandeza de Atenas, que antes de este momento en el que se vio obligado a reconocer un Maestro, nunca había sido capaz de bajar la cabeza con sus vecinos (Herotodo Libro5 78).
Por la misma razón la elocuencia sólo comenzó a florecer entre los griegos cuando disfrutaron de una completa libertad, y se llega a ver que los sicilianos atribuyen a Gorgias la invención de la Retórica (2).
Se hizo la libertad, la madre de los grandes acontecimientos y la revolución y celos entre los griegos, que se extendió desde entonces entre estas personas la primera semilla de los nobles sentimientos.
A medida que el espectáculo de la gran superficie del mar y las olas enormes que vienen a estrellarse contra las rocas, ampliar nuestras almas y desvían la mente de los pequeños objetos, y la vista se pone en cosas grandes, y tan grandes hombres no podían concebir la mediocridad.
Los griegos en el estado floreciente de su República de seres pensantes que eran ya había dado veinte años de reflexión, y a una edad, donde estamos empezando a pensar en nosotros mismos.
Su espíritu vibrante del fuego de la juventud y apoyado
(1) L.5.p.199.l.13
(2) Cons. Hardion Diss. sur l´orig.de la Rhet. p. 160.


página 429
en un cuerpo vigoroso, había mostrado toda su actividad, cuando en casa se alimentan de cosas inútiles la edad comienza a declinar.
El juicio de la infancia, como una corteza tierna, conserva las primera incisiones, pero no se mantuvo la Inspiración; la Memoria de la Juventud, unida como en una tablilla de cera que no puede contener hasta un cierto número de imágenes no estaba ya llena de quimeras, cuando la verdad deseaba quemar sus sagradas imágenes.
Sin buscar ser eruditos, es decir, lo que los demás ya sabían, durante los buenos siglos de Grecia, era fácil de aprender en el sentido que ahora tiene esta palabra, y cada uno podía adquirir sabiduría.
No había entonces en el mundo tanta vanidad solo de saber de muchos libros.
Se cree que en la 61ª Olimpiada se reunieron los miembros dispersos del más grande de los poetas.
El niño aprendía los versos de Homero (1): los adolescente pensaban como el Poeta.
Tan pronto como el joven había dado a luz a algunas cosas de grandeza, se le clasificaba entre los primeros de la nación.
Es con perjuicio de dicha educación, que los atenienses dieron el mando de su ejército a Ifícrates a los veinticuatro años.
Arato tenía apenas veinte años (Polibio Libro2 11). cuando expulsó a los tiranos de Sición de su país, y poco después fue nombrado jefe de la líga de los aqueos.
Filopemen apenas dejó la infancia tuvo la parte más importante en la victoria de Antígono rey de Macedonia, que junto con
(1) Xenoph. Conviv. c. 3. §. 5.
(2) Polyb. L. 2. p. 130.


página 430
las tropas de la liga aquea, ganaron contra los espartanos (1), victoria que hizo Jefes a los aqueos de Esparta.
También entre los romanos, disfrutaban de una educación semejante, el buen juicio aparece pronto para su madurez, como podemos ver en el ejemplo del joven Escipión y Pompeyo.
Escipión a la edad de veinticuatro años, fue enviado a España a la cabeza de las Legiones, tanto para aumentar el valor de los romanos como para restaurar disciplina en el ejército;.
Y Velleius Patérculo dice que Pompeyo, a la edad de veintitrés años se puso a la cabeza de un ejército, y no tomó consejo sino de sí mismo.
Lleno de confianza en la forma de pensar todo un pueblo, se levanta ante los mismos príncipes animado de la misma ambición, Pericles se presenta y dice luego que no nos merece la pena pensar en nosotros mismos:
"¡Atenienses, vosotros estáis irritados contra mí! "Yo creo, sin embargo, no dar a cualquiera de ustedes los conocimientos que se puede exigir de un hombre, ni, "En el talento para hablar."
Es con esta misma franqueza que los historiadores antiguos dicen bien de ellos mismos, como mal de otros.
Sage fue el más honrado, y él también era conocido en toda ciudad que se encuentra entre nosotros como la más rica: tal era el joven Escipión que trajo la Diosa Cibeles a Roma (Tito libio 29-14).
El artista podía aspirar a misma estima.
Sócrates dijo que los artistas pueden ser tan sabios, como la gente que se contenta de serlo, sin querer parecerlo (Platón Apología de Socrates 57).
También parece que es en esta
(1) Polyb. L. 2. p. 152. 153.
(2) Liv. I. 29. c. 14.
(3) Plat. Apolog. p. 9. ed. Bas.


página 431
persuasión, que Esopo asiduamente frecuentaba los talleres de Escultores y Arquitectos (1).
En los tiempos posteriores, vimos el pintor Diogneto dar lecciones de Filosofía a Marco Aurelio: el emperador aceptó haber aprendido de este artista a distinguir las quimeras de la realidad.
Un artista puede ser legislador, como todos los legisladores, según el testimonio de Aristóteles (Aristóteles Politica 4-7), eran ciudadanos ordinarios, que podían alcanzar el mando de los ejércitos, como Lámaco, uno de los ciudadanos más necesitados de Atenas.
Que podía esperar para ver su estatua junto a las de Milcíades y Temístocles, incluso junto a los Dioses (3).
Así Xenophile y Straton colocaron sus estatuas sentadas al lado de Esculapio y la Diosa Hygiea en Argos (Pausanias Libro 2 23-4).
Chirisophus el Maestro del Apolo de Tegea estaba representado en mármol junto a su obra (Pausanias Libro 8 53-7). ;
Alcámenes se veía en un bajorrelieve para el pináculo del templo de Eleusis (6).
Parrasio y Silanion fueron reverenciados con Teseo en la tabla que hicieron a ese héroe (Putarco Teseo 4).
Otros artistas pusieron su nombre sobre sus obras, y Fidias graba el suyo a los pies de su Júpiter Olímpico (Pausanias libro5 10-2)..
Se veían también varias estatuas de los ganadores de los Juegos Eleos, con los nombres de los artistas que las habían hecho (9).
El carro tirado de cuatro
(1) Plutarch. Conviv. VII. Sap.p. 269. 1. 13.
(2) Polit. L. 4. c. II. p. 115. l.2.ed.1577.4.
(3) Cons. Thucyd. L. 2. p. 60.L 7.
(4) Pausaa. L.2.p.163. l.36
(5) Pausanias. L.8. p.399.l.9
(6) Pausanias. L.5 J. p. 399- L 5?
(7) Plutarch. Thes. p.5.l.22
(8) Pausanias. L.5.p. 397.l.41
(9) Cons. Id. L. 6. p. 456.l.36.


página 432
caballos de bronce que Dinómenes hijo de Hierón, rey de Siracusa, construyó en memoria de su padre, llevaba dos registros de que Onatas había hecho este monumento (Pausanias libro8 42-9).
Sin embargo, este uso no fue lo suficientemente universal para deducirse de la eliminación del nombre del artista de las primeras estatuas de mérito, que los trabajos son de tiempos más tardios.
El abad Gédoyn creyó distinguir en la multitud, el apoyo a este punto de vista (2),
Y un escritor inglés llamado Nixon, quien aún no ha visto Roma, adopta sin restricción el sentimiento de su predecesor (3).
¿Qué más podríamos esperar de la gente que no han visto Roma? que como sucede a menudo, o que tengan una estancia de un mes.
La fama y la fortuna de un artista no dependía del capricho de orgullo o ignorancia.
Las producciones de arte, están lejos del gusto mezquino y los estrechos puntos de vista de un hombre, erigidos en juicio por la adulación y por la esclavitud, ya que fueron recompensados por los más sabios y la mayoría de la nación en las asambleas generales de Grecia.
En los Tiempos de Fidias había en concursos de pintura en Delfos y Corinto, y se establecía jueces asistentes para este objeto (Plinio el viejo libro35 58). .
Los Primeros concursantes fueron Paneus, hermano, o según otros, sobrino de Fidias (Plinio el viejo libro35 58) y Timagoras de Calcis, que ganó el premio.
Fue antes de que tales jueces aparecieran
(1) Pausanias. L. 8. p. 688. l.1.
(2) Hist. de Phidias, p. 199.
(3) Effsay on a Sleping Cupid,p22
(4) Plin. L.35.c35.
(5) Strab. L. 8. p. 354- A.


página 433
Etion, con su pintura de La boda de Alejandro y Roxane. El Presidente de la Asamblea que se nombró era Proxenides que llevó la sentencia y adjudicó el premio y le dio su hija en matrimonio (1).
Vemos también que un gran nombre no impone a los jueces y no dudan en hacer justicia por los méritos: Parrasio había estado en Samos disputando el premio de pintura, cuyo tema fue el juicio por las armas de Aquiles, y vió que la obra de Timantes fue juzgada superior.
Los jueces entonces no eran novatos en arte: Hubo un momento en que los jóvenes de Grecia frecuentaban igualmente las escuelas de los filósofos que los talleres de los Artistas.
Platón se aplicaba al dibujo y a las ciencias superiores al mismo tiempo (2), método que practicaba en la Juventud, según Aristóteles, con el que podría lograr conocer y juzgar la verdadera belleza HOTI POIEI THEÓRITIKON TOU PERI TA FOMATA KALLOUS (3).
Así como los artistas trabajaron para la inmortalidad. los premios que recibieron por su trabajo hacían brillar su talento sin vista de intereses.
En esa Polignoto, había pintado el Poecile, famoso pórtico de Atenas, sin haber recibido ningún pago por su trabajo (Plutarco, Vid.Paral.- Cimón 4)
Y Parece que hizo lo mismo con respecto a un edificio público en Delfos (Plinio el viejo libro35 59), donde representó la toma de Troya (6).
Fue en reconocimiento de este último trabajo que los Amphyctiones o el Consejo General de los griegos, le dieron las gracias solemnes a
(1) Lucian. Herod. c.5.
(2) Diog. Laer.Plat. L.3.Segum.5.
(3) Aristot. Polit. L. 8. c. 3.
(4) Plutarch. Cim. p. 879.l.17.
(5) Plin. L. 35. c.35.
(6) Plutarch. p. 772.I.27.


página 434
este generoso artista, y le asignaron alojamiento a costos públicos en todas las ciudades de Grecia.
Los griegos estimaban en general todas las distinguidas producciones de la industria, y toda obra cada trabajador que destacado en su oficio podría llegar a inmortalizar su nombre, también entre los deseos de los griegos y los más importantes iban a pedir a los dioses preservar su memoria (1).
El nombre del arquitecto que dirigió un acueducto en la isla de Samos a llegado hasta nosotros, así como Charpentier quien construyó el templo más grande en la misma isla (Herodoto L.3 60)
También sabemos el nombre de un famoso cantero que se distinguió en dar forma a las columnas: se llamaba Architeles (3).
En la antigüedad también citan los nombres de dos tejedores, o bordadores, que hicieron el manto de la Palas Polias Atenea (Ateneo Banquete L.2), en
Varios escritores famosos mencionan de un cierto Perón que componía perfumes exquisitos (Ateneo Banquete).
Platón inmortalizó en sus escritos a Tearion, panadero, debido a su habilidad en su negocio y Sarambus, famoso bodeguero (Platón Gorgias-267).
En este punto de vista los griegos parecen haber llamado a varias cosas con el nombre del maestro que las había hecho, con el nombre de esas cosas permanecía constantemente conocidos. Así, vasos, que se asemejan, por la
(1) Posidip. ep. Stob. Serm. 117.p.599
(2) Herodot. L.3.p119.l32.36
(3) Theodor. Prodrom.p.2.p.22
(4) Athen. Deipn. L. 2. c. 9.
(5) Athen. Deipn. L.15.c18.p689.l.ult
(6) Gorg.p.330.l.13


página 435
forma, a esos Tericles hechos de terracota, en tiempo de Pericles, conservó el nombre de este obrero (Ateneo Banquete),
En la isla de Naxos erigieron estatuas a un artesano que había sido el Primero en dar forma a las baldosas de mármol Pentélico para cubrir los Edificios (Pausanias libro5 10-3) .
Le dieron el nombre de divino a algunos Artistas de primer rango, como el nombre que Virgilio da a Alcimedonte (Virgilo Églogas 3).
Entre los espartanos era entonces el mayor elogio que se podría dar (Platon primer Hipias 105)..
El uso de los monumentos hizo que el arte se conservara para su grandeza.
Consagrado sólo a los dioses y los elementos más útiles a la patria, las producciones de arte inspiran un fuerte respeto al pueblo.
La moderación y la sencillez, que habitan las casas de los ciudadanos, el artista no estaba obligado a bajar a las pequeñas cosas para llenar el vacío de un casa, ni bajar su genio para gustar a un pequeño propietario opulento: ejecutaban de manera similar a las altas ideas de toda la nación.
Sabemos que Milcíades, Temístocles, Arístides y Cimón, líderes y salvadores de Grecia, no sólo no estaban mejor alojados que sus vecinos (5).
Las casas de los ricos se distinguían de las casas ordinarias por un patio llamado AVLI, y este patio estaba cerrado por un edificio donde el padre de familia acostumbraba a sacrificar (6).
Pero las tumbas eran consideradas como
(1) Athen. Deipn. L. II. p. 47O.F. 472. B. 486. C Diod. Sicil.L.II. p. 20.
(2) Paufan. L. 5. p. 398. I. 8.
(3) Eclog. 3, v. 37.
(4) Plat. Hipp. maj. p.345.L.12
(5) Demosth. Orat. nií1 p. 71
(6) Plat. Polit. L. I. p 171.l.24.ed. Basil.


página 436
edificios sagrados; y no hay que sorprenderse de que Nicias, pintor famoso, se vio obligado a pintar una tumba fuera de la ciudad de Tritia en Acaya (Pausanias libro7 22-6).
Es necesario considerar que debería excitar la emulación los espíritus el afán de dar testimonio las ciudades de Grecia para tener un hermoso monumento (Plinio el vijo libro35 115), y la impresión era hacer de los artistas que se cree que todo un pueblo suministraba para los frescos o una estatua, de un Dios (3) o un ganador en los juegos públicos (Pausanias libro6 3-14). Hay incluso ciudades de la antigüedad que
Sólo eran conocidos por una hermosa estatua: Aliphera era reconocida sólo por la Palas de bronce obra de Hécatodore y Sóstrato.(Polibio libro4 21).
La escultura y la pintura llegaron a un cierto grado de perfección no como la arquitectura. La razón es que esta última, incapaz de imitar nada real y su fundamento en reglas generales de la proporción, es más perfecta que las otras dos.
La escultura y la pintura, que tiene sus comienzos con la imitación, que encuentran las reglas establecidas en el mismo hombre; mientras que la arquitectura, estuvo obligada a buscar la suya con razonamientos y combinaciones infinitas, no podía arreglar esto sin la aprobación.
La escultura precedió a la pintura como su hermana mayor sirviéndole de guía. Plinio incluso cree, que la pintura no se remonta más allá de la época de la Guerra de Troya.
El Júpiter de
(1) Pausanias. L.7. p. 580.I.ii.
(2) Plin.L.35. c.37.
(3) Dionys. Halic. Ant. Rom.L.4.p.220.l.47.
(4) Paufan. L. 6. p. 465.l.25,P.488- L. 34. P.489.
(5) Polyb, L. 4. p. 340. D.


página 437
Fidias, y la Juno de Policleto, la mayoría de las estatuas jactanciosa de la antigüedad, ya existían en las tablas de los griegos.
Los aficionados sin inteligencia del claroscuro, carecían de la armonía. de Apolodoro, y después de Zeuxis, el maestro y discípulo que florecieron en la 80ª Olimpiada
(460 adc.)
Fueron los primeros en hacer y decir de la ciencia de la luz y las sombras (1).
Esta es probablemente la razón por la que los seguidores de este Apolodoro fueron llamados SCIOGRAPHOS, el pintor de sombras.
Así vemos la causa de esta denominación.
Entonces sería necesario corregir el texto de Hesychius de dónde SCIOGRAPHIOS, que da por SCINOGRAPHOS, pintor de tiendas.
Debemos imaginar las pinturas realizadas antes de ese tiempo, como estatuas colocadas una junto a la otra, que, salvo la acción específica con respecto a cada figura vecina, estaban solas, y no parecían formar un todo, y vemos las pinturas sobre los vasos de terracota llamados comúnmente etruscos.
En la escultura examinaremos la veneración por las estatuas como una causa importante del progreso de este arte, ello sostenido en los más antiguos simulacros de deidades, cuyo nombre se ignora de estos Artistas, ya que cayeron desde el cielo, no sólo las figuras, sino todas las estatuas hechas por artistas célebres, estaban llenos de la divinidad que representaban (2).
La razón del tardío progreso de la pintura se encuentra parcialmente en el mismo arte, y en parte en su uso
(1) Quint, Inst,Orat.L.12.c.10
(2) Jof.- Philopon, contr. Jamblich.


página 438
que ellos hicieron.
La escultura, que amplió al culto de los dioses, y a su vez al entorno de este culto.
La pintura no tenía los mismos avances.
Dedicada a los dioses, y los monumentos públicos, servía como ornamentación en los templos, incluyendo algunos, como el de Juno Samos (1) eran como pinacotecas o galerías de imágenes.
También en Roma se cuelgan en las galerías superiores del templo de la paz pinturas de los mejores maestros.
Pero no parece que las producciones de los Pintores eran objetos de veneración y culto para los griegos; al menos entre todas las tablas mencionadas por Plinio y Pausanias, no hay ninguno que haya obtenido este honor,
A menos que alguien quiera encontrar tales tablas en un pasaje de Philon, publicado en Nota (2).
Pausanias menciona una pintura de Palas que estaba en el templo en Tegea a quién ofrecen un Lectisternio de la diosa (Pausanias libro8 47-2).
Es en la Pintura y la escultura, como en la elocuencia y la Poesía: que sirven a los misterios religiosos, que eran más venerados y más recompensados que los otros, y a la vez logrando más perfección.
Es como dice Cicerón que tenían más bien buenos poetas que buenos oradores (Cicerón Oratoria).
También encontramos varios pintores principales, que eran al mismo tiempo escultores geniales, como era ateniense Micon, que hizo la estatua de Calias (Pausanias libro6 6-1).;
Eufranor, contemporáneo
(1) Strab. L. 14. p. 944.
(2) De Virtut.& Legat ad.caj.p.567
(3) Pausanias. L. 8. p. 695. l. 23.
(4) Cic. de Orat.. L. I. c. 3.
(5) Paus. L. 6. p. 465. l.22. Conf. P.480.l.20


página 439
de Praxíteles; Zeuxis cuyas obras hechas en terracota estaban en Ambracia (Plinio libro35 66).;
Protogenes, que trabajó el bronce (Plinio libro34 91); Finalmente Apeles que ejecutó la estatua de Cynica, hija de Arquídamo, rey de Esparta (Pausanias libro6 1-6).
Policleto había construido un teatro en Epidauro , dedicado a Esculapio, encerrado en el terreno de su templo (Pausanias libro2 27-5). .
Tales eran los avances del arte de los griegos sobre los otros pueblos, tal fue el suelo que pudo producir exquisitos frutos.
(1) Pausanias. L. 6. p. 453. l.26
(2) Pausanias. L. 2. p. 174. l.9


página 440

Capítulo II.
De la esencia del arte


El Capítulo Primero es sólo una introducción al segundo, al que pasa después de estas observaciones preliminares, a la esencia misma del arte.
Es así que la juventud griega, después de los días de preparación para los grandes juegos en el estadio, se presentan al liceo a los ojos de toda la nación, no sin un miedo secreto en relación con el éxito.
Podríamos considerar como ejercicios preliminares para los juegos olímpicos, lo que dije en los dos libros anteriores sobre el arte de los egipcios y los etruscos.
En efecto, yo me transporto en espíritu, al estadio de ¡Olimpia!. Yo veo las estatuas de los héroes de todas las edades, los carros de bronce de dos y cuatro caballos montados
página 441
de la figura del ganador:
Tengo ante mis ojos una multitud de obras maestras.
¿Cuántas veces mi imaginación ha tenido este sueño halagador?. Entonces me comparo con los atletas de estos juegos, mi compañía no es menos azarosa que la de ellos.
Hay una representación que me he hecho a mí mismo cuando me atreví a entrar en las listas, debido a la composición y sublime belleza de tantas obras de arte que tengo ante mí.
Un miedo me agarró cuando, recorriendo mis ojos, cuando yo percibo estas batallas de belleza no uno, sino en una infinidad de jueces iluminados.
Me he permitido dar esta transposición ficticia en Elis, no sólo como una imagen poética, sino como una contemplación real de los objetos.
Efectivamente esta aparición adquiere una fuerte realidad, cuando me represento como existiendo entre las estatuas y las pinturas tablas de las que los ancianos nos han dejado descripciones, cuando yo me figuro enfrente ante mí ojos la inmensa cantidad de obras que el tiempo ha respetado.
Sin esta unión, sin esta combinación de producción de arte reunida como está en un único punto de vista, no hay que jactarse para poder hacer una razonable estimación.
Pero cuando el juicio y el ojo juzgan todas las obras, y las sitúan en un espacio dado, les alinea, como los monumentos más valiosos en el estadio de Elis, y entonces el espíritu parece pasear por en medio.
Sin embargo, me atrevo a afirmar que en los tiempos modernos no hay aun producto mortal que haya penetrado hasta Elis, para usar una expresión que emplea un ilustre anticuario que deseaba animarme a emprender este viaje.
Es cierto que los escritores que han tratado
página 442
del arte no parece haber dado en la verdadera posición; no parecen haber elegido el estadio en un lugar ventajoso que los pusiera al alcance de hacer una consideración juiciosa a los jueces como Proxénides.
Yo digo siempre que será difícil de probar estas críticas a los escritores en cuestión.
Pero ¿cómo es que los principios del Arte y la Belleza estaban a tan poca profundidad, mientras que los elementos de las otras ciencias a menudo se han discutido de una manera muy sólida?
Esto se debe a nuestra pereza natural que nos impedía pensar en nosotros mismos, y es porque nuestra sabiduría escolástica nos puso obstáculos.
Por un lado la antigüedad fue considerado por estudiosos, como una belleza cuyo goce no era del alcance de un hombre, como una belleza, que lejos de penetrar en el alma, no hace falta tocar la imaginación, dicen que los antiguos sólo sirvieron para la mayoría de los sabios para difundir una inmensa erudición, y que fue visto como hablar con poco o nada de razón.
En el otro lado, como la filosofía fue tratada y enseñada a menudo por aquellos que, preocupados por la lectura de su predecesores oscuros, no pueden darnos nada más que un poco de sentimiento, que nos conducen por un laberinto de sutilezas metafísicas que han servido sólo para sentar grandes volúmenes con un repugnante juicio.
Tales son las razones que han impedido a la verdadera filosofía de llevar su antorcha sobre la producción del Arte.
Estas grandes y generales verdades que nos hacen pasar por caminos de rosas nos conducen al examen de lo bello, y de allí a la fuente misma de la belleza universal, se encuentran incrustados en la vana especulación. Cual otro juicio puede llevar tantas producciones científicas, e igualmente de tantas obras que se
página 443

ofrecido para ser la meta más sublime después de Dios, me refiero a ¡la belleza!.
He meditado largamente esta belleza, pero ¡demasiado tarde!. En el calor de mi juventud yo no he visto su esencia sino a través de una profunda oscuridad.
Hoy en día, este fuego arroja no más de una chispa débil y comienza a desaparecer,
Comienzo a entender que no puedo hablar con frases tan enérgicas: feliz si mi esfuerzos excitan a otros a dar principios sólidos, y preceptos animados por las Gracias!
En este segundo Capítulo trataremos el dibujo desnudo
El dibujo del desnudo se basa en las nociones de la belleza, y estas nociones consisten en parte en la dimensión y en la proporción, en parte en la forma y la figura de los artistas griegos obtuvieron sus ideas de la belleza, como ha remarcado Cicerón (Cicerón de lo bueno y lo malo L2 34).
Las formas determinan la figura: Las medidas establecen la proporción.

Nos limitaremos aquí a hablar de la belleza en General para las formas o actitudes.
En una discusión general de la belleza, es propósito de tocar un modo diferente de lo bello, que es la idea negativa de la belleza para de alguna manera dar una idea positiva de esta cualidad.
Se puede decir de la belleza, lo que Cicerón hizo decir a Catón de la Divinidad (Cicerón de lo bueno y lo malo L2 34). , que es más fácil de decir lo que no es, que decir lo que es.
Es en un sentido de la belleza y la fealdad, como la salud y la enfermedad: esto se hace sentir solamente en uno.
(1) De Fin.L2. c34.
(2) Ibid. L. 2. c.34


página 444

La Belleza, como el fin y el centro del arte, requiere en primero lugar una tabla general de esta cualidad
tablero que yo desearía poder hacer de manera satisfactoria para mí y para los lectores. Sabiendo de la dificultad de la empresa.
La belleza es uno de los grandes misterios de la naturaleza, nosotros veremos, y probaremos los efectos; para poder dar luego una idea clara de su esencia,
Es una empresa muy tentadora y que no ha sido aun ejecutada.
De hecho, si esta idea fuera una evidencia geométrica, el juicio de los hombres sobre la belleza no variaría nada, y no sería necesario persuadir acerca de la verdadera belleza.
Entonces no veríamos a la gente falta de organización o lo suficientemente terca como para forjar una falsa belleza, por no tener una idea clara de lo bello.
Nosotros no diremos a las personas lo que decía Ennio: "El sentimiento de mi corazón, contradice la inspección de mis ojos (1)."
Cualquiera que sea, siempre será más difícil convencer a este último, que educar a los primeros.
Las dudas que forman a los unos y los otros, son más para hacer brillar su espíritu que para negar la existencia de la belleza.
También tenían puntos de influencia sobre el arte.
La inspección de tantos miles de obras que el tiempo nos conservó, debería informarnos primeramente, pero no hay remedio contra la insensibilidad.
Nos falta una regla segura de la belleza, de una medida según el cual, como dijo Eurípides (Eurípides Hécuba 600), Nosotros apreciamos la maldad.
Por esta razón, nosotros la diferenciamos tanto en todos nuestros juicios, y también estamos un poco
(1) Sed neutiquam cor consentit cun oculorum adspectu.
(2) Hecub. v. 602. Ap. Cic. LucuK c. 17,


página 445
más de acuerdo sobre el bien real que en la verdadera belleza.
Esta diversidad de opiniones, choca en nuestros juicios sobre la belleza del arte que sobre la belleza en la naturaleza.
Siendo que las primeras afectan menos el significado que las últimas.
Una belleza diseñada en los principios del arte, más sublime que delicada, más grave que seria, pero menos ciegos, que una bonita figura ordinaria capaz de hablar y de actuar.
La causa de este fenómeno en nuestras pasiones, excita a la mayoría de los hombres por el primer aspecto:
El corazón ya está lleno con el objeto cuando la mente busca todavía saborearlo.
Así que esto, ya no es la belleza nosotros buscamos, es el placer el que nos seduce.
De acuerdo con esta experiencia, los jóvenes, en los que sus pasiones están efervescentes, verán como deidades a la gente que en otros lugares fueran sólo moderadamente hermosas, pero los rasgos de la cara respiran languidez y el deseo.
Ellos quedarán poco afectados a la vista de una hermosa mujer que muestra la moderación y decencia en su avituallamiento y en sus acciones, aunque además tuviera el tamaño y la majestuosidad de una Juno.
Las ideas de belleza nacen en la mayoría de los artistas de estas primeras impresiones, que las bellezas de un orden superior, rara vez tienen el poder para debilitar o borrar, especialmente las bellezas alejadas antiguas, no puede rectificar el juicio de sus sentidos.
Estas tienen un dibujo como la escritura de los niños pequeños, cuando aprenden a escribir, están sólidamente educados sobre la naturaleza del movimiento, luz y oscuridad de las letras, la belleza de los personajes; y se les da los ejemplos para copiar, sin ninguna otra información, y la mano se forma a escribir antes de que el niño tenga una noción de hermosa caligrafía.
Así es como la mayoría de los jóvenes y
página 446

personas nacidas aprenden a dibujar.
Y a medida que seguimos, en los años posteriores avanzamos en el método de escritura que contrajimos en la juventud, así como las ideas del dibujo hermoso, se moldean y se pintan en el espíritu de tal manera que el ojo se acostumbra a considerar a la mano para imitarlos.
Los discípulos, no dibujan sino modelos imperfectos, y no pueden formarse sino ideas imperfectas de la belleza.
Hay gran apariencia en los artistas como en todos los hombres, donde la idea de belleza es análoga a la contextura y acción de los nervios ópticos.
A partir de ella, es cuando nosotros vemos unos colores viciosos, o un falso color y podemos sacar la conclusión de que la idea de este color está en el ojo del pintor.
En este argumento a los escépticos no se les puede quitar el fundamento en que infieren una diversidad de colores en los ojos, tanto tanto en animales como en los hombres, existe la incertidumbre de nuestro conocimiento con respecto a la verdadera naturaleza de los colores de un objeto en particular (1).
El color de las partes húmedas del ojo, puede ser considerado como la causa de este fenómeno, y resulta que la idea diverge de las formas que constituyen la belleza para residir en el sistema de nervios.
Esto incluye, a las innumerables especies de frutas, y por la suerte interminables los mismos frutos en las formas, que se extienden y perfeccionan por las diversas ramas en las que se sujetan, y portan y enrollan con la madurez en sus partes.
Como es necesario que exista una causa de éstas impresiones diversas sobre todo para aquellos que se ocupan de hacer imitación, me jacto de que mi conjetura no es absolutamente rechazable.
(1) Sext, Empyr. Pyrrh. hyp. L.I. p.10. E.


página 447

Están en otros que los artistas tienen la influencia de los cielos es decir, no ha muerto el dulce sentimiento de la belleza.
En estos, ese sentimiento se ha endurecido a fuerza de arte, es decir, a fuerza de mostrarles todas las partes, mismas que forman la belleza de la juventud: esto era Miguel Ángel.
En otros esta misma sensación era completamente sofocada por querer complacer los sentidos groseros y hacer que todo sea más palpable por expresiones comunes, tal era Bernini.
Miguel Ángel medita la alta belleza, como se puede convenir por sus poemas de lectura impresa y no impresa, donde utiliza las expresiones más sublimes para anunciar esta calidad.
Este hombre increíble, es admirable en la expresión del cuerpo como indica la fuerza; pero, por la razón dada anteriormente, hizo sus figuras de mujeres y jóvenes, seres de otro mundo, ya sea por la estatura, sea por las actitudes y acciones.
Miguel Ángel comparado con Raphael, o como Tucídides a Jenofonte.
El mismo camino que conducía Miguel Ángel a altos lugares y sobre peñascos salvajes, condujo a Bernini a los pantanos y marismas fangosas.
Este último tratando de ennoblecer por formas triviales, las exageraciones tomado del más bajo natural. Sus figuras alcanzaron a los plebeyos con fortuna, y la expresión que les da, a menudo está en contradicción con la acción. Es así que podíamos ver reír a Aníbal, el alma que no siente dolor.
A pesar de este largo tiempo este artista celebra el cetro de arte, y todavía hay seguidores que lo adoran.
En cuanto a los que dudan contra la justeza de las ideas de belleza, buscan su especial escepticismo con las nociones de belleza entre las naciones a distancia, ya que difieren de nosotros su configuración facial, también debe diferir de nosotros la idea de belleza. Puesto que hay, digamos
página 448

los pueblos que alabando el color de sus maestros, comparan el ébano brillante, cuando nosotros comparamos la piel con una blancura lisa del marfil.
puede ser que estas personas pongan formas paralelas de la cara humana con la partes de la cara de ciertos animales, en la que el mismo nos parecerá partes deformes y horribles, no podemos negar que hay también en Europa formas humanas similares a las de los animales, que Ottovenius
(Otto van Veen), el Maestro de Rubens, demostró en un tratado particular después de que Jean-Baptiste Porta; pero están de acuerdo que el parecido es más fuerte en algunas partes, sobre la forma desviada de las propiedades que constituyen la especie humana.
Por que esta forma se altera o exagera, interrumpiendo la armonía, creando un problema de unidad y de simplicidad, todas las cualidades que conforman la esencia de la belleza como mostraré a continuación.
Más los ojos están colocados oblicuamente, como se ve en los gatos, además de esta dirección se desvía el rostro en el cual la base es la cruz, por medio de la cual todo lo contrario no encaja en su longitud y ancho: como línea de corte perpendicular nariz y la línea horizontal de los ojos.
Cuando el ojo está situado oblicuamente, describe una línea paralela a la línea horizontal, que se supone que pasa por el centro del ojo.
Al menos con esta premisa encontramos la razón por la cual una boca dibujada atravesada nos produce un mal efecto
De hecho, si se desvía en las líneas suaves las otras líneas se mueven por efecto en el ojo.
Por lo tanto los ojos oblicuos, cuando se encuentran entre nosotros, los ojos de los chinos y japoneses, y los de las cabezas egipcias tienen irregularidades que nos chocan
página 449

La nariz aplastada de los mongoles, de los chinos y de otras naciones distantes, es igualmente una desviación de la hermosa naturaleza.
Esta irregularidad interrumpe la unidad de las formas de las otras partes del cuerpo que están moldeadas.
La nariz debe seguir la dirección de la frente, no hay ninguna razón que justifique una depresión.
Del mismo modo una frente y una nariz forman un hueso derecho, como se ha visto con los animales, sería contrario a la variedad que caracteriza a la naturaleza del hombre.
La boca alta e hinchada, que los moros tienen en común con los monos de su país, es una consecuencia, de la hinchazón causada por el calor del clima: esta es la forma nuestros labios cuando se hinchan ya sea por el exceso de calor o en abundancia de humores acres, o, como sucede a algunos hombres, encolerizados.
Pequeños ojos de los habitantes del norte, debe ser colocado en la clase de las imperfecciones por su tamaño corto y recogido.
La naturaleza, en la medida en que se acerca a los extremos, por lo general produce estas formas descritas.
Obligado a luchar vuelta a vuelta contra el frío y el calor, que sólo da sustancias imperfectas.
Sus primeras plantas crecen demasiado rápido, igualmente las plantas tardías nunca alcanzan la madurez.
Las Flores, expuesta al calor del sol, pierden su frescura y privadas de sus rayos, al punto toman colores.
Vemos incluso la misma degeneración en las plantas encerradas en un lugar oscuro.
Pero es más regular en la forma, más vigoroso en sus producciones, se aproxima a su centro, cuando que vive en un clima templado, como decíamos en el libro primero.
Se deduce entonces que nuestras ideas de belleza, así como las de los griegos, están echas con las formas más regulares
página 450

debería tener más precisión las nociones que pueden tener las personas al utilizar la opinión de un poeta moderno, ¿No es mas que el proyecto de la imagen de su Creador?.
Lo que no es bueno, dice Eurípides ((Eurípides Fenicias 810).), no lo será en cualquier otro lugar.
Sin embargo nos diferenciamos nosotros mismos en relación a nuestras ideas de la belleza, y puede diferir sobre este punto como la medida de los sabores y olores del que podemos hacer aún menos razones por la falta de ideas claras.
También les resulta difícil a un centenar de personas que se encuentran ponerse de acuerdo sobre cada parte de la belleza de un rostro.
Hablo aquí solamente de personas que no han pensado firmemente en la belleza; pero creo que los que han considerado tomar a la belleza como un objeto digno de su meditaciones, hacen variaciones en la calidad que es una sin diversidad.
Los Conocedores de la antigüedad, cuando examinaron las figuras perfectas de la antigüedad, que no se encuentra en las mujeres las bellezas algunos beneficiadas de una de nación de sabios y orgullosos como exaltados, porque se dejan deslumbrar por la blancura de la piel.
La Belleza es sentida y probada por el órgano para poder reconocerse por el espíritu:
El cuerpo educado por la mente pierde el lado la sensación, pero él gana el lado la justeza.
En cuanto a la forma general de la belleza, la mayoría de las naciones civilizadas, tanto en Europa en Asia y África, estaban constantemente con el mismo sentimiento.
A partir de allí las ideas de belleza no deben considerarse como arbitrarias, aunque no podemos dar cuenta de todas.
El color contribuye a la belleza, pero no es la belleza: este la realza y hace valer las formas. Esto es así
(1) Phoeniff. V.821


página 451

y el sabor del vino es más grato a nuestro paladar, cuando vemos su color brillar a través de un vidrio transparente, que cuando bebemos en una copa de oro.
Como el blanco es de todos los colores el que más refleja los rayos más, y en consecuencia se ve más significativamente.
Se deduce que la belleza del cuerpo aumenta al ritmo de la blancura vista desnuda
Y parece más grande de lo que son en efecto.
Así parece en las figuras tiradas en yeso que parecen más grandes que las estatuas de las que están moldeadas.
Un negro puede ser hermoso, si lo los rasgos faciales son hermosos.
Un viajero nos garantiza (1), que un comercio diario con los negros es disparatado a nuestros ojos porqué el color es impactante y revela los rasgos de belleza que no habíamos percibido.
Así observamos que el color metálico del basalto negro y verde, no desmerecen a la belleza de las cabezas de antiguas.
La hermosa cabeza de mujer de piedra de esta especie última, conservada en la Villa Albani, no sería más bella en mármol blanco.
La cabeza de Escipión en el Palacio Rospigliosi, ejecutado en basalto de color verde oscuro, supera en belleza otras tres cabezas del mismo carácter en mármol.
Estas cabezas, así como otras piezas de piedra negra, obtienen siempre los votos de los aficionados, y la mismas y personas que no han estudiado la antigüedad, que no las consideran como estatuas.
Está claro, pues, en nosotros una noción de la belleza, incluso que necesita una apariencia inusual y que se opone a un color desagradable en la naturaleza.
Lo bello es diferente de lo agradable y amable.
Para que podamos llamar agradable y amable a una persona sin ser bella nosotros
(1) Charles. Viag. v. 7.


página 452
por sus encantos y modales, por su graciosa manera de hablar y un espíritu encantador y por su aire, juventud y por la delicadeza de su piel.
Aristóteles llama este tipo de personas: ANEU KALLOS ORAIOUS (1),
y Platón dijo ORAIÔN PROSOPOI KALLON DE MI ((Platón Político).)
Y es un juicio diverso sobre una hermosa persona como los diversos gusto por el blanco y castaño;
Y no estábamos a punto de culpar a aquellos que prefieren una belleza morena a quien tiene una belleza blanca.
Lo que sea puede inferir en que los partidarios de lo moreno dejándose encantar más por el tacto que por la vista, por una hermosa morena puede muy bien tener una piel más delicada una bella blanca, sobre todo, porque como ya he dicho, una piel blanca refleja los rayos más ligeros que una piel de color bronceado, y que por tanto, la primera debe ser más compacta y más fuerte que la anterior.
De esto resultará que los que tienen una piel de color moreno debe ser más transparente, porque este color, en cuanto natural es de la transparencia de la sangre.
De esto viene que una piel de color bronceado por mucho sol en la piel blanca: y también sucede que la piel de los negros es más suave al tacto que la nuestra.
Los griegos interpretan como un signo de valor la poco bronceada piel de un hermoso niño, y llamaban Hijos de los dioses a los jóvenes y las personas que fueron favorecidos de una piel blanca (3)
Nosotros venimos de considerar esta idea negativa de la belleza, es decir, dar falsas nociones que están en la forma.
Hemos abstraído la calidad de la belleza de esta propiedad que no la tiene.
Pero la idea de lo positivo de la
(1) Rhet. L. 3. c. 4
(2) Plat, Polit. L. 10. p. 465. I.15
(3) Plat, Polit. L. 5. o. 422. 1. 51.


página 453
Belleza requiere el conocimiento de incluso de la esencia misma de lo bueno.
Y nada más difícil de penetrar que el misterio de este esencia.
A la búsqueda de la belleza, como investigación filosófica, se opone aún más las dificultades de los que no pueden proceder a la manera de los geómetras yendo de lo general a lo específico y concluyendo con la naturaleza de las cosas en sus propiedades.
Nosotros estamos reducidos a razonar inductivamente para dibujar conclusiones probables de un pequeño número de partes separadas.
En cuanto a las malas consecuencias que tendríamos basándonos en las siguientes especulaciones sobre la belleza, declaro que he tomado partido.
Cualquiera que debe instruir no debe desviarse de su trayectoria por estas consideraciones.
Las cosas tienen siempre diferentes caras.
Platón Y Aristóteles, maestro y discípulo, escribieron sobre el fin de la tragedia, y que son plenamente los opuestos:
Aristóteles nos dice que ella tiene la intención y finalidad de purificar nuestras pasiones.
Platón nos dice que está parar inflamar nuestros deseos.
Es así que las opiniones más inocentes pueden ser malinterpretadas por los que piensan incluso con más precisión.
Hago esta nota en ocasión del "Tratado de la capacidad de sentir la belleza en las obras de arte": que algunos saben que ha aportado un juicio enteramente de mi diseño.
Los filósofos que han reflexionado sobre la belleza universal, tratando de descubrir en la fuente de la belleza suprema han hecho consideraciones sobre las cosas creadas para su fin, diciendo la relación armoniosa entre las partes, y el todo con las partes.
Pero a medida que esta definición de la belleza, es sinónimo de la perfección, que es una cualidad de primer orden
página 454
estando bien adaptada a la humanidad, se deduce que nuestra idea de la belleza universal es indeterminada, y que se forma en nosotros de ensamblar un número de citas individuales.
Esta colección de conocimientos, cuando se hace bien, nos da la más alta idea de la belleza humana, que nos eleva la razón de nuestra capacidad de elevarnos por encima de lo material.
Desde lo más que el Creador ha dado a todos esta perfección a todas las criaturas en el grado que conviene a cada uno, y cada idea con una causa que buscar fuera en esta idea, que es la causa de la belleza el estar en todas las cosas creadas, no es necesario buscar fuera de ella.
Finalmente lo que plantea la dificultad de una definición general clara de la belleza,
Es porque nuestros conocimientos no están a la altura de las ideas en comparación, y que la belleza no puede ser comparada con nada más elevado que ella.
La belleza suprema reside en Dios.
La idea de la belleza humana se perfecciona por la razón y la conformidad que están en su armonía con el ser supremo, con el que con la idea de la unidad y la indivisibilidad nosotros podemos distinguir la materia.
Esta noción de la belleza es como una sustancia abstracta del material por la acción de fuego, como un espíritu que busca crear la imagen de la primera criatura razonable formada por la inteligencia de la divinidad.
Las formas de tal imagen son sencillas y sin interrupciones, y por esta razón son variables en su simplicidad, estas se encuentran en una relación armoniosa.
Es así, que tienen una suavidad agradable que es producida por órganos del cuerpo cuyas partes son uniformes.
Toda la belleza es sublime por la unidad y la simplicidad: las impresiones de calidad de la belleza sublime, todo lo que es y se dice. Lo cual es grande
página 455
en sí mismo, todavía adquiere grandeza por la sencillez de la ejecución.
Un objeto, lejos de reducirse, o perder su grandeza, cuando nuestra mente puede alcanzarla y medirla de un solo vistazo, cuando puede abrazarla como una sola idea se presenta a nosotros con toda su grandeza por la facilidad de darse.
Nuestra alma, encantada con toda concepción fácil, se expande y se eleva consigo misma. Todos nosotros estamos obligados a considerar las partes, que nosotros no podemos ver, de repente, debido a la multiplicidad de piezas compuestas, pierde su grandeza: es así, que un largo camino nos parece corto, por la variedad de objetos que deleitan nuestros ojos, o por el nombre de lugares donde nos podemos detener.
La Armonía que deleita nuestra mente no consiste en un infinito de sonidos interrumpidos, encadenados y los hilos, sino en una sucesión de tonos simples de una larga y prolongada atenuación.
De acuerdo con este principio un gran palacio nos parece pequeño cuando está sobrecargado de adornos, y una casa nos parece mas grande, si es un edificio bello y simple.
D la unidad nace otra cualidad de alta belleza, la indeterminación, es decir, las formas de alta calidad que no se describen ni con puntos ni por líneas, porque forman lo único bello.
A partir de ahí se sigue una figura que no se caracteriza ni de una persona u otra, no expresando ninguna situación en mente, no tiene sentimientos del corazón, ni alma afectada pues todos los movimientos rompen la unidad ni que combinen la belleza de rasgos extranjeros.
Conforme a esta idea de la belleza, debe ser como el agua más limpia extraída de una fuente pura, que cuanto menos sabor tiene, más se seguro, estará purificada de todas las partículas extrañas.
La belleza como la dicha, es el estado de felicidad, es decir, la ausencia página 456

del dolor, es lo que cuesta el menor de los problemas adquiridos, y el disfrute de la alegría, que es lo más fácil de obtener en la naturaleza, por lo que la idea de la pura belleza parece ser la misma más simple y más fácil, ya que no hay necesidad de conocimientos filosóficos del hombre, ni investigar pasiones del alma, ni estudiar caracteres externos.
Pero como siguiendo Epicuro, no hay punto de situación mixto en la naturaleza humana entre el dolor y el placer, como las pasiones son los vientos que surcan nuestro barco como el mar de la vida, que nos advierte el poeta como la brisa o el freno de sus velas con que cuentan el artista para dirigir o regular su curso, a él huye la belleza pura que no puede ser el único objeto de nuestra especulación.
Tenemos que poner la acción en un estado de pasión, lo que llamamos en términos de arte, la expresión.
Vamos a tratar en el siguiente capítulo la formación de la belleza, volveremos a la discusión de la expresión en el siguiente Capítulo.
La formación de la belleza es individual es decir, que se inspira en un solo individuo, o es colectiva, es decir, es una selección de hermosas piezas tomadas de varios individuos.
Nosotros decimos que la combinación de partes para formar un todo que se llama ideal, añadimos esta enmienda, que una cosa puede ser perfecta sin ser hermosa.
Así la forma de las figuras egipcias, en la que no se encuentra indicado músculos o nervios o venas, es ideal, sin otra belleza, igualmente que se puede llamar hermoso el ropaje de las figuras femeninas, que, no siendo sino con el pensamiento se puede suplantar su hermosura.
La formación de la belleza comienza por la belleza individual,
página 457
o por la imitación o de la hermosa figura humana, incluso en la representación de las divinidades.
En el siglo floreciente de las artes y los artistas, todavía hacían sus diosas como mujeres hermosas modeladas, incluso aquellas hacían tráfico de sus favores: tal era Teodota, mujer que Jenofonte menciona ((Jenofonte Memorias XI)).
En el camino de este artículo piensan los Antiguos muy diferente de nosotros:
Estrabón nombrará a un cuerpo de mujeres santas que se dedicaron al servicio a Venus, en el monte Eryx, en Sicilia ((Estrabón libro VI-272)). .
Es el mismo Píndaro: este poeta, en una oda en alabanza de Jenofonte de Corinto, tres veces ganador en los Juegos Olímpicos, que dedicó a jóvenes niñas para el servicio público de Venus, y comienza así:
Las chicas jóvenes, dispensadoras de placer y prestas de la persuasión en la rica Corinto ((Ateneo Deipn. L.13-33)).
Los gimnasios y lugares donde los jóvenes se ejercitaban en la lucha desnudos, y otros juegos, donde uno iba a ver a la hermosa naturaleza, fueron las escuelas de belleza.
Allí los artistas contemplaban hermosos desarrollos de la talla.
Con la imaginación caliente por el hábito diario de ver el desnudo, consiguen la belleza familiar, y presentan la hermosura de las formas.
En Esparta las jóvenes chicas desnudas ((Aristófanes La paz))
o casi desnudas, se ejercitaban en la lucha ((Aristófanes Lisístrata )).
La belleza es de todas las edades, pero ella, al igual que las deidades estacionales, tiene diferentes grados.
Sin embargo, se asocia preferentemente a los jóvenes; y más al arte sublime de hacer las formas de la hermosa edad.
Los Artistas encontraban muchos en la edad juvenil para hacer
(1) Memor. L. 3. c. 11.
(2) Strab. L. 6. p. 272. C.
(3) Ateneo Deipn. L. 13, p. 573. F.
(4) Aristoph. Pac. v. 761.
(5) Aristoph. Lysist. v.82:. Pol.luc. Onom. L.4. Sect. 101. Eurip. Audrom.v.598.


página 458
conociendo la causa de la belleza en la unidad, la variedad y la armonía:
Las formas de las hermosas jóvenes se asemejan a la unidad que caracteriza a la superficie del mar, que a un cierta distancia aparece en calma unida como un vidrio aunque todavía esté en agitación y que en ella rueden las olas.
Así como el alma, como un simple ser, produce en un momento ideas diferentes, incluso como el hermoso contorno juvenil, que parece simple, pero nos ofrece una infinidad de matices y contrastes.
Al igual que en la gran unidad de las formas de la juventud, las extremidades se encuentran imperceptiblemente ahogadas las unas en las otras. en el punto de altura así como la línea que circunscribe no puede siempre estar determinada con precisión, se deduce que el diseño de un cuerpo Juventud en el que todas las partes deben estar sin parecerlo, es más difícil de ejecutar que la figura de un hombre hecho o un anciano.
En otra de estas últimas formas, la naturaleza, ha terminado el desarrollo de su trabajo, o ella ha comenzado la demolición del edificio, que por tanto, en los dos grados de esta edad las unión de las piezas golpea más nuestros ojos.
Mientras que en las primeras figuras la conformación de la finalización del crecimiento queda indeterminado.
También en el cuerpo musculoso encarecidamente en una estatua de juventud, donde, como dicen, la más pequeña sombra se convierte en el cuerpo, y la más mínima desviación es un vicio y perjudicial para la armonía del conjunto.
Igualmente por regla general, cuanto más corto o más delgada que la medida solicitada no dejará de tener las propiedades de una regla, pero no puede llevar este nombre, cuando se aparta de la línea recta.
El dibujante que carecen de poca cosa para dar redondez.
página 459

no avanzará si no le hubiera dado todo.
Esta consideración puede rectificar nuestro juicio, y educar mejor a las personas que admiran en general más el arte en una figura donde los músculos y huesos están fuertemente pronunciados, que en una talla de juventud, donde todas las partes se tratan con la blandura de la naturaleza.
Las piedras grabadas sus huellas nos proporcionan evidencia sorprendente de lo que digo.
Es cierto, que los artistas modernos tienen infinitamente mejores y rehúsan copiar hermosas cabezas viejas que las hermosas cabezas de jóvenes.
En una primera inspección un conocedor dudaría en decidir sobre la antigüedad de cabeza vieja grabada en piedra.
Mientras, decidirá con más confianza como copia de una cabeza ideal de joven.
Aunque los mejores artistas modernos se esfuerzan en hacer exactamente la famosa Medusa de la colección de Strozzi, en Roma, que sin embargo no es un figura de suma belleza, sin embargo, una antigüedad de la cual informan siempre de distinguir las copias del original.
Lo mismo remarco sobre la Palas Aspasia que Natter y otros, han esculpido con la misma grandiosidad que el original
Además, debemos observar que yo no hablo del sentimiento y formación y de la belleza en el sentido más estricto, y que no digo nada de la ciencia de dibujo y ejecución.
En comparación con el último punto, es cierto que podemos poner más conocimiento en las figuras más fuertes que en las figuras más delicadas.
El Laocoonte era sin contradecir, un trabajo más académico que el de Apolo.
Agesandro, el maestro de la figura principal del Laocoonte, podría ser un artista más profundo que el autor del Apolo.
Pero este iba a ser dotado de un espíritu más elevado, y un alma tierna.
El Apolo porta la huella sublime que no podía tener lugar en el Laocoonte.
página 460

El natural tiene sus defectos, el cuerpo más hermoso es raramente sin defectos.
A menudo tiene partes que puedes encontrar o asumir más perfectas en otro cuerpo.
De acuerdo con esta experiencia el artista inteligente procede como un jardinero industrioso que toma una varilla y le injerta una de mejor calidad.
La abeja forma su miel con el jugo de varias flores.
La idea de la belleza de los maestros griegos no se limitó exclusivamente a una belleza individual, como ella está a veces en los poetas antiguos y modernos, y en la mayoría de los artistas de hoy en día.
Los griegos trataron de reunir la belleza de los cuerpos más bellos bellos ((Aristóteles Política L3-7 )), ya que nosotros lo sabemos de Sócrates con el famoso pintor Parrasio (Jenofonte Memorias Libro III-X).
No fueron purgados de todas sus figuras los afectos personales que desvían nuestra mente de verdadera hermosura.
Esta elección de hermosas piezas y su relación armoniosa en una figura, producen la belleza ideal, que por lo tanto, no es una idea metafísica.
Nosotros solo observamos que los ideales no se hacen en todas las partes del cuerpo humano por separado, que esto sólo puede significar que todos los elementos estuvieran ensamblados en la figura.
En cuanto a detalles, tenemos que convenir que se encuentra en la naturaleza también alta calidad que el arte es capaz de producir, sino para todos los que confiesan que el arte se toma del natural. Sin embargo, cuando Raphael y el Guide
(¿Agostino Chigi?), éste allí por figuras femeninas y por aquí por figuras de hombres, nos enteramos de que no encontraba el punto de bellezas que fuera dignos de servir de modelo para la Galatea ni para su Arcángel Miguel, como sabemos por las cartas ((Rafael Sanzio a Castiglioni))
(1) Arist. Polit. L. 3. e. 7. p. 77.ed. Wechel.
(2) Xenoph. Anonimus, 3.c.10. §.2,
página 461
de estos artistas, no tengo miedo de adelantar que este juicio viene sólo de la falta de atención en como es la belleza en la naturaleza.
Aunque Raphael quería decir sobre la forma de su Galatea que no es nada raro que las mujeres hermosas le sirvieron para una idea que le había inspirado su imaginación, sin embargo, me atrevo a sostener que la cara de la misma Galatea es muy común, y que apenas hay lugares en los que encuentren a las mujeres más hermosas.
Además de la rodilla, es visible en esta figura que es demasiado complicado para la juventud y la edad y Rango de Belleza de las diosas;
El arcángel parece menos hermoso que algunos jóvenes que he conocido.

Esta atención de los artistas griegos en la elección de las bellas partes, con una infinidad de gente hermosa, no era en la juventud acotado de ambos sexos;
Ellos dirigían todavía, sus reflexiones en estatuas de eunucos que realizaban entre los chicos jóvenes mejor hechos.
Estas bellezas equivocan la virilidad, privadas de las vesículas seminales, se acercaba la suavidad de la carne de sexo por los miembros delicados y por la redondez de las tallas que comenzaban a introducirse de las Naciones Asiáticas para colgar allí, como dice Petronio, el curso rápido de la juventud.
Entre los griegos de Asia Menor, estos jóvenes mutilados estaban consagrados en Éfeso al servicio de Cibeles y Diana.(Estrabón libro XIV 1-23)
Los romanos también buscaron colgar los varones en la aparición de la virilidad, para ciertas decocciones, sobre todo el mentón y otras partes de los niños usaban el jugo de las raíces del jacinto, infundido en el vino dulce (Plinio el viejo libro XXI-170) El arte redoblando la industria buscó combinar la belleza y las propiedades de ambos sexos en las figuras de
(1) Strab. L. 14. p. 641. B,
(2) Plin. I.21.c.97


página 462
Hermafroditas, tales como los representados por los artistas antiguos, vemos como producciones ideales aunque soy consciente de que habría hermafroditas.
El retórico Filostrato nos dice que el sofista Arles era el favorito del emperador Adriano, que era Hermafrodita (1).
Pero si consideramos cuál era la conformación de estas criaturas mixtas, podemos establecer que pocos artistas han tenido ocasión de verlos.
Todas las figuras de esta naturaleza tienen un seno virginal, junto con los miembros de la generación de nuestro sexo; el resto de ellos son mujeres por la talla y las características faciales.
El tiempo ha conservado muchos hermafroditas: además de las dos hermosas estatuas situadas en la Galería de Florencia (#), (¿#?), y la que es aún más hermosa en Villa Borghese (#), uno ve una pequeña de pie en la Villa Albani, que no es menos bella, y cuyo brazo derecho se apoya en la cabeza
(Existe un dibujo #).
Algunas figuras de sacerdotes de Cibeles poco se dieron cuenta hasta ahora, muestran que los artistas antiguos indicaban a los eunucos por el tamaño de las caderas como una mujer.
En una estatua de tamaño natural que ha pasado a Inglaterra, esta magnitud de las caderas es sensible incluso bajo la ropa. Ella representa un joven de cerca de doce años; la chaqueta corta y el gorro frigio se hace creer que esta figura representa al joven Paris, y por una mejor caracterización ponemos una manzana en la mano derecha. Una antorcha al revés apoyado en un árbol al pie de la figura, una antorcha de la especie que estaban en uso en los sacrificios y en las ceremonias religiosas, parece indicar su verdadero significado.
En otro sacerdote de Cibeles sobre un bajorrelieve, vemos tan carnosas caderas será por ser sacerdote
(1) Philost, Vit. ph.los. L.I.c.8t


página 463
era considerado una figura femenina por la estatuaria más inteligente de Roma.
Pero el látigo en la mano, en la posición ante un trípode, revelan un sacerdote de Cibeles: cosa que hacían estos eunucos que estaba en uso flagelarse.
Estas figuras, y un bajorrelieve en Capua representado un archigallo, es decir, un Sumo Sacerdote de estos eunucos, nos pueden dar una idea de la famosa Mesa de Parrasio, llamado Archigallus, porque parece referirnos al personaje.
Nada más por lo que carece de fundamento el juicio de Bernin (1), cuando da por absurdo o una ficción las cosas de Zeuxis que, teniendo que pintar una Juno para los de Crotona, eligió cinco de las bellezas de la ciudad para servirle como modelo, y tomar prestado hermosas piezas de cada una.
Se imaginó que un miembro no puede satisfacer otro cuerpo que el suyo.
Todavía hay quienes no pueden concebir otras bellezas que las individuales, y lo que les parece ser así su máxima: "Las antigüedades son bellas porque se asemejan a la hermosa naturaleza, y la naturaleza será siempre hermosa cuando las hermosas Antigüedades la toman" (2).
En este argumento la primera afirmación es cierta, pero colectivamente la segunda es falsa, porque será difícil, si no imposible, encontrar en la naturaleza una figura como la del Apolo de Belvedere.
Después de la buena elección y la sabia combinación de las partes individuales tomados de la conformación de diferentes personas que quieren crear nuevas bellezas ideales recurrieron a la naturaleza de los animales (1) Baldinuc.Vit.di Bernin.p70. (2) De Piles, Rem. sur l´Art de peind. de du Fresnoy.


página 464

de la especie más noble.
Los artistas griegos, no contentos con poner en paralelo las características de la fisonomía humana y las formas de la cabeza de algunos animales incluso se comprometieron a elevar y embellecer ciertas figuras por las características de algunos animales.
Esta observación que puede parecer absurda falta de un examen reflexivo, sin duda huelga a cualquier observador atento lo sentirá en verdad en la cabeza de Júpiter y Hércules.
Si tan sólo uno mira a la configuración del Rey de Dioses, se descubre en su cabeza toda la forma de un león, el rey de los animales. No solo en sus grandes ojos redondos, su imponente frente y su nariz hinchada, y también por el pelo, que desciende desde la parte superior de la cabeza, y luego la parte de atrás remonta del lado de la frente se parte y retorna en arco, que no es el carácter del cabello humano sino de la crin de un león.
En cuanto a Hércules, las proporciones de la cabeza y el cuello nos parece como un toro indomable.
Para indicar que el héroe tiene una fuerza y un vigor superior a la energía humana, se la dio en la cabeza y cuello de este animal, todas las demás partes están proporcionales con el hombre, que tiene mayor cabeza y cuello más pequeño.
También dicen que el pelo es corto en la frente de Hércules, y designa una imagen alegórica con la crin corta en la frente del toro.
En este extracto de las formas más bellas amalgamadas juntas naciendo, como para una nueva generación, una sustancia más noble, la idea suprema, fruto de la hermosa consideración, ofrecida de una juventud permanente.
El alma de estos pensados, tiene un deseo natural de liberación de la materia para lanzarse en la esfera intelectual de las ideas: su verdadera satisfacción es producir nuevos y delicados diseños. Los grandes artistas

página 465


de Grecia, que podrían ser considerados como nuevos creadores, porque ellos trabajan menos por la comprensión que por el sentimiento, esforzándose por superar la dureza del material, si hubiera sido posible la impresión de su vida.
Desde el nacimiento en el arte de este generoso esfuerzo, los artistas dieron lugar al mito de Pigmalión y de su estatua.
Sus manos laboriosas, dieron vida a objetos de culto religioso, para excitar la veneración, debe ser considerado como tipos de naturaleza superiores.
Los Primeros fundadores de la religión, eran poetas, que suministraron las elevadas ideas para los simulacros de estas inteligencias divinas, estas ideas dieron alas a la imaginación para elevar su obra por encima de ella y aun de la esfera de los sentidos.
El diseño humano, creando deidades sensibles, puede imaginar algo más digno, y nada más atractivo para la imaginación que el estado de la eterna juventud, en la primavera de una vida inalterable, es lo único que aún nos deleita en la vida a la edad más avanzada.
Esta imagen era similar a la idea de la inmutabilidad del ser divino: la hermosa talla de un joven brillante hace nacer el amor y la ternura, las únicas condiciones que puede deleitar el alma en un dulce éxtasis.
Y no es que en el rapto de los sentidos que es bienvenido en la felicidad de los humanos que se buscaba en todas las religiones, ¿bien o mal entendidas?
Entre las deidades de sexo se atribuyó a Diana y a Palas, una virginidad perpetua. Las otras diosas que lo habían perdido lo podían recuperar, y Juno y volvía a ser virgen cuando ella se bañaba en la fuente Canathus.
Es por esta razón por la que la garganta de las Diosas y las amazonas siempre se representa como la de las jóvenes que Lucine no ha aflojado "

página 466


la cintura, que aún no han probado el fruto del amor: es decir, que en estas figuras el pezón no está desarrollado todavía.
Esta regla es bastante constante, al menos, que las diosas no estén representados con niños, como Isis dando el seno a Apis (Plutarco Isis Osiris 16).
Pero la fábula dice que la diosa había puesto el dedo en la boca de Horus, en lugar del pezón así es como ella está representado en la colección de una piedra grabada Stosch (2), según la sabiduría convencional.
Siguiendo todas las apariencias de una estatua del Jardín de la Papa, es la representación de Juno sentada amamantando a Hércules, nosotros ofrecemos los pezones visibles, si esa parte del seno no está cubierto por la cabeza del niño y la mano de la diosa.
Publiqué esta estatua en mis Monumentos de la antigüedad (4).
Sobre una imagen antigua de Palazzo Barberini, una presunta Venus se ven los pezones muy prominentes, una circunstancia que es suficiente para argumentar que no puede ser Venus.

Los griegos figuraban la naturaleza intelectual en su caminar ligero, Y Homero compara la velocidad de Juno caminando, al pensamiento de un hombre que viaja en espíritu a una infinidad de países lejanos que ha visto y como dijo, en un instante: "He estado aquí y ahora yo estaba allí."
Una imagen de esta velocidad es la raza de Atalanta: ella corre tan rápido en la arena, que no deja huella de sus pies.
Así lo vemos representado en una amatista del Gabinete Stosch (5).
El Apolo del Belvedere parece deslizarse sin tocar la tierra con las plantas de los pies.
(1) Descr. des Pier. gr. du cab. de Stosch. p. 17. N. 70.
(2) Plutarch. de If.& Osi.p.636 l.21.
(3) Descr. des Pier. gr. du cab. de Stosch. p. 16. N. 63.
(4) Monum. Ant. No. 14.
(5) Descr. des Pier. gr. du cab.de Stosch. p. 337.


página 467

Es esta forma de caminar insensible y de arrastrar de los Dioses, que Ferecides, uno de los antiguos poetas griegos ha querido expresar por la forma de serpentina, que dio a los dioses, para describir figurativamente una marcha, en la que no se perciben fácilmente la traza (1).
La juventud de las divinidades de uno y otro sexo con sus grados y sus diferentes edades, están representada tratando de hacer todas las bellezas.
Esta juventud es un ideal, prestado en parte de los bellos cuerpos de jóvenes hombres, y en parte de la naturaleza hermosa de los eunucos, e identificados por un tamaño por encima de la estatura humana.
Esto es lo que hace decir a Platón, que nos equivocábamos dando a las imágenes de los dioses verdaderas proporciones, ya que en la imaginación habían encontrado las más bellas (Platón Sofista). .

El Primer ideal masculino tiene diferentes grados, y comienza con sátiros jóvenes o faunos, como ideas inferiores de los Dioses.
La mayoría de estas hermosas estatuas de divinidades nos ofrecen la imagen de un hermoso joven, perfectamente proporcionado.
La juventud de los sátiros se distingue de la de un héroe vulgar, por una nariz un poco chata, que se podría llamar Simi, así como un aire de simplicidad y de inocencia, unido a una gracia especial, de la que hablo en el capítulo sexto.
Tal era la creencia de los griegos en estas deidades.
O, como las hay en Roma más de treinta estatuas de sátiros jóvenes o faunos, que buscan por la posición y de actitud, es probable el original de estas figuras fuera el famoso Sátiro de Praxiteles, colocado en Atenas (Pausanias libro I 20-1) y a juzgar por el mismo artista

(1) Monum. Ant.p.2.
(2) (texto griego) Sophist. p. 103. 1. 26. ed. Bas.
(3) Pausanias. L. 1. p. 46. 1. 11.



página 468
su mejor trabajo.
Después de esta famosa estatuas, los que se distinguieron en este tipo de figuras eran Pratinas y Aristias de Filesia cerca de Sición, y un cierto Esquilo (Pausanias libro II 13-6).
A veces dieron a estos sátiros el rostro riendo con las mamellas colgantes (Plinio el viejo libro VIII-202) como cabras. De esta naturaleza es una de las cabezas (
# << es una copia, el original ¿?). más bellas de la antigüedad por la ejecución; que había pertenecido al famoso conde Marsigli, y ahora está en la Villa Albani. Esta antigüedad, descubierta cerca de la famosa tumba de Cecilia Metella, había pertenecido al Instituto de Bolonia, Bréval y Keysler mencionan haberla visto.
El bello fauno durmiente del Palazzo Barberini no es un ideal: es una imagen de la clase ingenuo abandonado por ella misma.
Un autor moderno no ha retirado del mercado sin duda estas figuras, a medida que avanza, como una cosa conocida, el artista griego eligió la naturaleza de los faunos para caracterizar una proporción pesada.
"Ellos tienen", y añade: "la cabeza grande, el cuello corto, los hombros altos, el estómago pequeños y grandes muslos y rodillas, piernas gruesas" (3).
Los viejos sátiros también conocidos como Silenos, y en particular, el Sileno padre adoptivo de Baco, no tiene la fisonomía tornada a la risa en las composiciones serias se hace hermoso el cuerpo en la madurez de la edad cuando nos enfrentamos a la estatua de un Sileno sosteniendo al joven Baco en sus brazos, de la Villa Borghese, estatua perfectamente unida a otras dos del palacio Ruspoli, que sin embargo sólo hay una con una cabeza antigua
(1) Pausanias. L.2. p. 141.l.31.
(2) Laciniae a cerviee binae dependentés. Plin. L.8.c.76.p.34.
(3) M. Watelet,Réflex.sur la Peint, p. 69.



página 469

En algunas figuras de la cara de Sileno anuncia un aire de alegría, y lleva una barba rizada, como las estatuas que acabamos de mencionar; en otros dioses.
El tutor de Baco, aparece como filósofo, de barba venerable que termina incluso sobre su pecho.
Así vemos representados a Sileno en bajorrelieves a menudo repetida y conocida con el muy falso nombre del banquete de Trimalción (1).
He restringido esta idea de Sileno en las composiciones seriadas, para contrarrestar la objeción que tendríamos contra Sileno representado en numerosos relieves con un cuerpo de tamaño desmesurado y mostrando el culo de un aire vacilante.

El líder de estas deidades de menor rango, es Pan, al que Píndaro llamó el más perfecto de los Dioses (2).
No sabemos al presente el desarrollo de las ideas sujetas de este Dios.
Yo creo que he descubierto la verdadera conformación de su rostro en una hermosa medalla del rey Antígono.
Es una cabeza coronada de hiedra, cuya fisonomía anuncia la gravedad, la barba se ve en sujeta a los pelos de las cabras: allí Pan es llamado PHRIXOKOMIS del pelo erizado.
Sin embargo, voy a hablar de esta medalla en el tercer volumen de este libro donde se encuentra grabado.
En la colección del Capitolio hay otra cabeza de este Dios(¿#?), muy poco conocido y con una gran ejecución.
Se caracteriza por las orejas puntiagudas, pero la barba es menos erizada y la barba recuerda la de algunos filósofos, con el aire de reflexión que está marcado por los ojos hundidos a la manera de Homero.
Voy a hacer grabar esta cabeza en el tercer volumen de mis Monumentos de la antigüedad.

(1) Bartol. Admir. Ant.
(2) Ap. Arist. orat. Bacch. Opp. T.1. t. p.63>


página 470

La idea suprema de la juventud viril ideal, está singularmente bien caracterizada en las figuras de Apolo.
Este dios reune la fuerza del desarrollo de la edad, y la delicadeza de las formas de la hermosa juventud.
Estas formas hacen una gran unidad y se ajustan a un adolescente nacido para realizar dibujos generosos que no son los de una bonita Venus que no conoce la frescura de las sombras, y que esta diosa, como dice el Poeta Ibicus, elevada sobre lechos de rosas.
Apolo fue considerado como el más bello de los dioses. Su juventud es brillante de salud, y la fuerza se anuncia como el amanecer de un día hermoso.
Sin embargo yo no pretendo que todas las estatuas de Apolo lleven la impronta de esta belleza sublime.
Aprovecho esta oportunidad para mencionar un figura de suma belleza: para hablar de la estatua de un genio alado en la Villa Borghese del tamaño de un joven hombre bien hecho.
Deseo describir su belleza que no tiene similar entre los hijos de los hombres.
Si la imaginación llena de la belleza individual de la naturaleza y completamente absorto en la hermosa contemplación de la soberana belleza que emana de Dios, y que retorna a Dios estando representado como la aparición en sueños de un ángel, cuyo rostro resplandece con la luz y cuya conformación parece, como un flujo que surge de la Armonía Suprema, es así el tipo de esta figura increíble.
Esa es también la idea que el lector deben hacer.
Nosotros tendríamos que decir, que el arte ha dado a luz a esta belleza con la aprobación de Dios, después de la belleza de los ángeles.
Flaminio Vacca habla de esta estatua; él cree que es un Apolo con alas (1).

(1) Montsaucon Diar. ItaL p.193.


página 471
Montsaucon le ha hecho gravar luego un dibujo detestable (1)
La más bella cabeza de Apolo, después de la de Belvedere, es sin contradicción la cabeza de una figura sentada de Villa Ludovisi, está poco remarcado de otra parte es mayor que de natural.
La cabeza y el aire de esta figura tiene una perfecta conservación más bien sobre todo un Dios bueno y benéfico como el Apolo de Belvedere.
Esta estatua es la única que merece nota especial sobre atributo que lleva: consiste en una vara curvada apoyada en la piedra sobre la cual la figura está sentada.
Por esta característica señal, queríamos incluirlo como Apolo Pastor, Nomios (2), y designar a la vida pastoral de este Dios en Tesalia con el Rey Admete.
De acuerdo con cuatro cabezas de Apolo con perfecta semejanza y en parte bien conservadas, se puede formar un idea de los adornos del pelo, o del peinado que los griegos llaman KROBYLOS, y que los Escritores nos dan solamente una noción confusa.
De estas cuatro cabezas la primera está en la Villa Belvedere en Frascatí, la segunda en el salón de los Conservadores del Capitolio, la tercera en la colección del Capitolio y la cuarta en el palacio Farnese (¿1?, ¿2 , 3?, 4).
Además del término griego que significa en los hombres jóvenes como el nombre en las chicas jóvenes, KORYMBOS, es decir, el pelo atado detrás de la cabeza.
Para los adolescentes se tiene el pelo alrededor de la cabeza unida en alto, los aficionados parecen querer la cinta que les puede retener.
Una de las más bellas pinturas de Herculano nos ofrece una figura femenina con sus rodillas en tierra, escribiendo sobre dos tabletas,

(1) Antiq.expl. T.I.p.115. N.6
(2) Callim. Hymn. Apoll v-47, Theocrit. Idyl.25.5.21 J. V. «.


página 472

y los cabellos ajustados totalmente al gusto (1)
Este peinado, similar en ambos sexos, por excusarse, los sabios le dieron el nombre de Berenice a un hermoso busto de bronce de la colección de Herculano, representa un Apolo cuyo cabello es tratado de la misma manera que los de las cuatro cabezas en cuestión (2), ya que no estaban dentro del alcance de saber de estas cabezas.
Sin embargo, habrían sido más circunspectos en sus nombres y no para traer de vuelta una medalla enteramente de esta reina de Egipto, cuya impronta, ofrece una cabeza de mujer coronada de un peinado, y marcada con nombre Berenice, se habrían dado cuenta de que todas las cabezas de las Amazonas, que todas las estatuas de Diana, que todas las figuras adolescentes llevan el pelo de este tipo.
Como la cabeza de la medalla de Berenice las trenzas de su de su pelo forman un nudo, el uso constante de este peinado por las vírgenes, lo que demuestra que esta antigua no puede representa una reina casada.
Para mí, creo que la cabeza de esta medalla nos ofrece una Diana, a pesar del nombre Berenice que se encuentra alrededor.
La juventud de Apolo, más masculino en Mercurio y en Marte, luego pasa a otros dioses de una edad más hecha.
El mercurio se distingue por una finura singular en su fisonomía, Aristófanes la ha llamado ATTIKON BLEPOS (Aristófanes Las nuebes 1478) , por otra parte se lleva el pelo corto e Iridiscente.
En el LIBRO anterior mencioné figuras de Mercurio de la barba sobre las obras de los etruscos y sobre las obras de los antiguos griegos. En el jardín del palacio

(1) Pitt. Ere. T. 4. trav. 41.
(2) Bronzi d'Ercel. T. 1. tav. 63.
(3) Aristoph. Nub. v. 1178.



página 473
Farnese, ofrece otro Mercurio de tamaño natural besando a una chica. El artista moderno que ha restaurado la cabeza y parte del pecho, le puso una fuerte barba.
No se de que presume el artista restaurador, todavía hubiera sabido la configuración de los Etruscos, hubiera querido difundir esta antigua erudición en la reparación de los amantes de mercurio.
Más bien creo que la idea de un Mercurio barbudo fue sugerido por un científico que ha imaginado que era necesario para que la expresión de Homero YPÎNÎTÎs, con una barba.
El Poeta dijo, que Mercurio, cuando quiso acompañar a Príamo en la tienda de Aquiles, tomó la forma de un joven hombre PROTON YPINÎTI (Odisea V-28) lo que significa la edad donde el mentón comienza a adornar con una capa ligera, es decir, la edad de un joven en su primavera cuando sus mejillas y barbilla, empieza a terminar con ese juicio de Filóstrato, al hablar de Anfión al que llama IOULAS PARA TOOUS (2).
La joven belleza, acariciada por Mercurio, no parece ser Venus, que habría sido habitual, según informa Plutarco estar junto a este Dios, para indicar que el disfrute de un amor querido, debe ir acompañado de una conversación agradable (3)
Sería más bien Proserpina que había tenido tres hijos de Mercurio (4), o la Ninfa Lara, madre dos Lares (Ovidio fasti 583), o Acacallis, hija de Minos, o Herse, una hija de Cécrope, que también había tenido los hijos de este Dios.
De buen grado decido para esta última opinión, con razones de peso para creer que este grupo, junto con las dos

(1) Odyss.V.34
(2) Philostr. L. 1. icon.p. 779
(3) Lucian. praceptr conjug. p239. 1. 24.
(4) Tzetz. Schol. Lycoph. v. 68o.
(5) Ovid. Fast. L.2. v. 559.



página 474
famosas columnas que decoran la tumba de Regilla, la esposa de Herodes Atticus, en la Vía Apia, fueron encontradas en el mismo lugar.
Lo que sirve para mantener mi conjetura, es el epitafio de Regilla, que se ve en la Villa Borghese; dice que Herodes - Atticus fingió descender de Ceryx, hijo de Mercurio y de Herse (1).
Todo esto me hace creer que el grupo había sido colocado en la tumba en cuestión.
Observo en esta ocasión, que solo la estatua de Mercurio que lleva en la mano izquierda el bolso ordinario, este se ve en el sótano del palacio de Villa Borghese,

Marte se encuentra comúnmente representado como un joven Héroe sin barba, que se confirma por un autor antiguo (2). Pero cuando el señor Watelet dice:
"Mientras que el dios Marte la menor de sus fibras aprieta
y la fuerza, la audacia, y el fuego que lo anima".
que representa a un dios de la guerra como nadie encuentra en toda la antigüedad (3).
Las dos más hermosas figuras de Marte son una estatua de Marte sentado con Amor a sus pies, en la Villa Ludovisi, y una pequeña figura de este Dios sobre una de las bases de dos hermosos candelabros de mármol que vemos en el Palacio Barberini.
Estas dos figuras nos ofrecen a Marte adolescente y en estado de reposo: así lo representan en medallas y sobre piedras grabadas.
Hércules está representado de manera similar como un hermoso joven y con las características que hacen casi dudar de su sexo;
Su belleza se asemeja a la

(1) Salmas. not. in Inícr. Herod. Attic. p. 109.
(2) Justin; Mart. Orat. ad. Grâce.§. 3. A. .
(3) M. Watelet. arte de Peind. chant r.



página 475
complaciente Glicera que exigiría de un joven hombre digno de sus favores (Ateneo XIII-84).
Es así como está grabada sobre una cornalina del gabinete de Stosch (2).
Pero la mayor parte del tiempo su frente se levanta y toma una consistencia carnosa los huesos de sus ojos se hinchan y anuncian caracteres que denotan la fuerza y los trabajos de los héroes. sobre todo en medio de los dolores que, como dice el poeta, hinchan el corazón (3).

La segunda clase de juventud ideal, está tomada de la naturaleza de los eunucos, que se encuentra confundida en Baco, por líneas mixtas, machos y hembra.
Es bajo esta fórmula que aparece este dios en diferentes edades hasta un perfecto desarrollo de su crecimiento.
De las muchas hermosas figuras de Baco, que todavía podemos ver al dios con delicados miembros redondeado, con las caderas anchas y carnosas como las de las mujeres; porque Baco, de acuerdo con la arena, era de hecho alto como una joven (Apolodoro 3-4-3).
Plinio (Plinio libro36 29) habla de una estatua de un sátiro que tiene un Baco, vestido como Venus; que Séneca describe como una virgen travestida (Séneca Edipo 418).
Las formas de sus miembros son tan delicados y fluyen, que dirían que son producidos por una ligera brisa.
Las rodillas son como las de los adolescentes y eunucos para los aficionados sin indicación de los huesos o los músculos.
La imagen de esta Deidad es la de un hermoso hombre joven, que está en la primavera de la vida y la adolescencia, que hacen germinar un movimiento de voluptuosidad, como la punta de una planta, que estuviera enterrada en una ensoñación encantado entre el sueño y ayer, y que pretende reunir las imágenes dispersas y realizarlas.
Las características de este Dios están

(1) Athen. Deipn. L. 13. p.605. D.
(2) Defer.&c.p.268.
(3) Il. E. v. 550. 642.
(4) Apollod. bibl. L. 3. p. 85.B
(5) Plin. L. 36. c. 4 $.8- P.279.
(6) Oedip. v.419.423.



página 476
llenas de dulzura, pero la alegría de su alma única se propaga por completo por su semblante.
En cuanto a esta dulce alegría los artistas viejos se juntan para visitar todas las figuras de Baco, e incluso cuando se representa como un héroe o guerrero, en su expedición a la India, un hecho que se evidencia por una figura armada de este Dios sobre un auiel de la Villa Albani, y un bajo relieve mutilado que yo poseía.
Es entonces cuando sin lugar a dudas que esta Divinidad nunca se encontró en compañía de Marte, y es así como Eurípides dice que Marte es enemigo de las Musas y de las felices fiestas de Baco, BROMION PARAMOUSOS EORTAIS (Eurípides Fenicias 780).
Además de Baco no está entre el número de los doce dioses mayores.
Notaremos en esta ocasión que Apolonio siempre da una Armadura a Apolo, igual que si el Dios figurase como el dios del sol (2).
En algunas estatuas de Apolo, el Dios tiene mucho parecido con Baco.
Tal es en el Apolo Capitolio que aparece despreocupadamente apoyado contra un árbol, con un cisne a sus pies.
Tal son todavía otras tres figuras de gran belleza la Villa Medici que también son confundidas a veces & Una de estas deidades fue a menudo venerada tomada por otra (3)
Yo no puedo contener las lágrimas a la vista de un Baco mutilado ahora restaurado de hasta nueve palmos.
Esta figura se mantiene en la Villa Albani, está vestido desde la cintura hasta los pies, o mejor dicho con un abrigo de paño, hasta las partes naturales;
Esta ropa larga y rica en pliegues, se recoge de manera que la porción caida a tierra está arrojada alrededor de la

(1) Phœnis. v. 792.
(2) Apollon. Argon. L. 4. v. 94.,19.& 21.
(3) Macrob. Saturn. L.1.e.18.



página 477
rama de un árbol contra el que se presiona la figura,
El árbol está envuelto en hiedra y de una serpiente.
Ninguna figura que no den la más alta idea de lo que Anacreonte nombra vientre de Baco.
Pero Baco no sólo fue venerado en la forma de la juventud, también lo fue en la mayoría de edad.
Pero esta edad está indicada solamente por una larga barba, se deduce de su rostro que está compuesto de rasgos de lo más delicados y de la más dulce apariencia, que nos da la alegre imagen que anima la juventud.
Baco está dejándose crecer la barba durante su expedición a la India, y debe ser representado en esta forma, con las características de conquistador.
Esta cara que figura proporcionada da la ocasión para que los antiguos artistas, concibieran el ideal de virilidad combinado con el de juventud, Y mostrar su destreza en la realización de los pelos y cabellos.
Con respecto a las cabezas y bustos de Baco conquistador de las Indias, los más conocidos son coronados de hiedra, especialmente las medallas de plata de la isla de Naxos, cuyo reverso representa a Sileno con una taza en la mano.
En el Palacio Farnese vemos de este Dios una cabeza de mármol conocida muy falsamente con el nombre de Mitrídates.
Pero la más bella de estas cabezas es la que se encuentra en casa de M. Cavaceppi,(Bartolomeo) escultor en Roma: es un Hermes cuyo cabello y la barba están trabajados con arte infinito.
Las figuras enteras de Baco conquistador de las Indias, cuando están de pie, están vestidas hasta los pies, y se encuentran sobre toda suerte de obras.
Lo podemos vemos entre otras sobre dos hermosos jarrones de mármol, trabajado en relieve, el más pequeño de los cuales se encuentra en el palacio Farnese (#)
página 478

y el más hermoso en la colección de Herculano.
Pero más a menudo nos encontramos con este tipo de figuras repetidas en piedras grabadas y sobre jarrones de terracota.
Entre ellas me gustaría mencionar una pieza que se mantiene en la colección Porcinari en Nápoles, de la que informa en el primero volumen de la obra de Hamilton; En el se ve a Baco barbudo, sentado en un triunfo, coronado con el laurel y llevaba un vestido elegantemente bordado.
Tales son en las figuras de deidades masculinas en grados, por edades y formas de su juventud.
Uno ve esta huella de la juventud en un grado adecuado sobre la cara de la divinidades con su edad hecha, lo cual consiste en una composición de la fuerza viril y la alegría de la hermosa juventud.
Esta juventud se manifiesta por la eliminación de los nervios y músculos, que son poco evidentes en la primavera de la vida.
Pero esta contiene al mismo tiempo la expresión de esta alegría divina no necesita piezas de material, para la nutrición de nuestro cuerpo.
Esta declaración explica el sentido de Epicuro sobre la figura de los dioses: el filósofo les da un cuerpo, pero un cuerpo especial, de sangre, pero con una sangre especial, al que por así decirlo Cicerón encuentra oscuro e ininteligible (Cicerón Naturaleza de los dioses 49).
La existencia y la eliminación de los nervios y músculos que distinguen a Hércules obligado a desplegar la fuerza de su brazo contra los monstruos y ladrones, en línea aún con la terminación de sus trabajos, que Hércules purificó por el fuego, las gruesas partes de su cuerpo, alcanzando la felicidad de la inmortalidad, esto está imprimido en el Hércules Farnese y el Dios Hércules del Belvedere o el famoso Torso.
Este trato característico nos autoriza

(1) De Nat. Deor. L. I. c. 18. $ 25.



página 479

a juzgar sus estatuas, hechas reconocibles, por la parte de la cabeza y los atributos, figurando un Dios, o un hombre.
Pleno de estas concepciones sublimes el Artista eleva la naturaleza del material a lo inmaterial, y su mano crea produciendo estos, libre de las necesidades humanas, con figuras representan al hombre en una dignidad superior, y que parecen ser los tipos que envuelven a los espíritus pensantes e inteligencias celestes.

En las conformaciones de los Dioses en edad viril, se ve con mayor claridad que en la juventud, que ellos tienen por lo general mucha semejanza; sobre todo en las cabezas de estas deidades, desde Júpiter a Vulcano, no son nada menos reconocibles que los retratos de los personajes famosos de la antigüedad.
Desde la misma manera que percibimos a Antínoo en la parte inferior del rostro de Marco Aurelio, en sus ojos y su pelo
Con una camiseta mutilado en la oficina del Strozzi en Roma, por lo que uno reconoce Júpiter por el cabello de su frente, o por el chorro de su barba, que ellos se encuentra en las cabezas donde no existen con sus partes.
Júpiter siempre era representado con una mirada serena (1).
Esos están sin duda equivocados, ellos han pretendido encontrar sobre una cabeza de basalto negro en la Villa Mattei, una cabeza con un fuerte parecido al padre de los Dioses pero que se caracteriza por un gesto grave, apodado el Júpiter terrible.
No se dieron cuenta de que esta cabeza y todas los presuntas cabezas de Júpiter no anunciar una mirada de bondad y clemencia portan o han portado el modium.
No hace falta recordar, que Plutón, según informa Séneca, recuerda

(1) Martian. Capel. L. i. p.18.



página 480
a Júpiter, pero a Júpiter fulminante (Séneca Hércules Loco -720 ), y que porta el Modium, y Serapis, esto se puede ver en una estatua sedente decoraba el templo de este Dios en Pozzuoli, y que ahora está en Portici, lo mismo que sobre un bajorrelieve, conservado posteriormente reunido en el palacio episcopal de Ostia.
Desconcertados por el falso nombre de Júpiter terrible, se han equivocado al observar que Plutón y Serapis, ambos estan caracterizados por llevar modium sobre la cabeza, parecen la misma Divinidad.
Por lo tanto este tipo de cabezas no son un Júpiter, sino un Plutón; Y como justamente se conoce esta Divinidad, ni estatuas, ni cabezas de tamaño natural, me jacto de haber multiplicado las similitudes de los dioses por esta observación.
La serenidad de la mirada no es la única característica de Júpiter, él es todavía reconocible por la frente, la barba y su cabello.
Sus cabellos se elevan por la parte superior de la frente formando diferentes plantas, que que caen en bucles sobre los lados, como podemos verlo en la cabeza grabada en cobre, y según una Ágata trabajada en relieve.
Este chorro de pelo es visto como un carácter esencial de Júpiter, que dice de hecho, en sus hijos un parecido sorprendente con su padre.
Esto es lo que nos muestran claramente en las cabezas de Castor y Pollux, en las dos estatuas colosales en el Capitolio, la que es particularmente antigua, porque una de estas cabezas es moderna.
Esto parece ser aproximadamente con el mismo Esculapio: sus cabellos se levantan por encima de la frente de una manera parecida a la de Júpiter.
De suerte que para estas partes no hay mucha diferencia entre el de los

(1) Senec. Herc. Fur. v. 721.



página 481
Dioses y los hijos, lo cual nos es demostrado por la más hermosa cabeza de Esculapio una estatua más grande que de natural en la Villa Albani, y por una infinidad de otras figuras de este Dios, entre otras la terracota de la colección de Herculano (¿#?).
Este gran parecido del nieto y del abuelo podemos remarcar lo hecho por por los antiguos, a menudo el hijo se parece al padre aunque menos ala abuelo es necesaria la naturaleza en la conformación de sus criaturas, y también se prueba por la experiencia respecto a los animales, especialmente con respeto a los cabellos.
Como resultado de esta observación tenemos fundamento para creer, cuando se dice en un epigrama griego, sobre una estatua de Sarpedón, hijo de Júpiter, que la sangre del padre de los Dioses, se manifestaba en el rostro de este héroe, que no tenía los ojos cargados de este personaje, pero llevaba los cabellos elevados sobre su frente que indicaban este origen (1).
Las cabezas de Serapis y Plutón nos ofrecen un cabello arreglado de manera diferente de lo que hacen a Júpiter.
Para hacer la cara y los ojos del Dios, ponen más sombra y más severidad, y el pelo recogido sobre la frente, como lo representan en una hermosa cabeza de basalto verde de Serapis en Villa Albani, una cabeza de mármol colosal de la Villa Pamphili, y una cabeza de basalto negro en el palacio Giustinianí.
Independientemente de su carácter se ve una cabeza de Serapis grabada como un bajorrelieve en una Ágata en la colección Farnese Real de Nápoles (#), y una cabeza de mármol de este Dios, en la colección del Capitolio, con la barba de su barbilla dividida en dos, lo que merece ser notado como una singularidad.

(1) Anthol L.5.p.530.



página 482

La misma observación es válida para los Centauros, sobre su pelo para arriba por encima de la frente, justo como hacen con los de Júpiter, al parecer, para indicar su afinidad con este Dios.
Así está hecho no solo en la tabla de comercio de Ixion donde con una nube que Júpiter había sustituido a Juno.
Yo se bien que el Centauro Quirón, del gabinete de Herculano, en el que caracteriza por estar rendido, está pintado en grande, y no tiene el pelo lanzado a la manera que les indico pero como ya he hecho mis observaciones sobre el Centauro de la Villa Borghese, y más antiguos estos del gabinete del capitolio (# , #), huyo imaginar que su fundamento de pelo tenga alguna afinidad remota con el padre de los dioses.
Jupiter se distingue de los dioses por su pelo, o el cabello descendiendo a lo largo de sus lados cubriéndole todo el oído.
Además, él tiene los pelos más largo que los otros dioses; y forman bucles, que como haciendo ondas de manera similar a como he señalado anteriormente, en la melena del león.
Parece esta, la agitación de la crin del Rey de los animales, y el movimiento de las cejas cuando está en cólera, (1) que el poeta tenía ante sus ojos en su famoso cuadro de Júpiter en el olimpo por la agitación de la cabellera y el ajetreo de su pelo en el movimiento y las cejas.

La configuración de Neptuno, en la figura de la única estatua del Dios que está en Roma y que se encuentra en la Villa Médici, es un poco diferente a la de Júpiter.
Tiene la barba más rizada, y hay una diferencia a considerar

(1) Busson. Histoire natualle du Lion



página 483

en la manera que el cabello se eleva sobre su frente.
A este respecto, yo me apoyo en un pasaje mal entendido de Filóstrato, donde el retórico, haciendo la descripción de una tabla de Neptuno y Amymone, se expresa asi: KYMA GAR IDI. KYRTOUTAI ES TON GAMON, GLAUKON ESTI, KAI TOU CHAROPOU, PORPHYROUN DE AUTON O POSEIDON GRAPHEI (1).
Olearius en su discurso de Filostrato, ha interpretado la última parte de la frase, por un círculo de oro, o por un halo alrededor de la cabeza de Neptuno; se reanuda en esta ocasión el escoliaste de Homero, que le da la palabra, PORPHYREOS por objcurus. Errónea en la una y la otra aserción.
Filóstrato dice: El mar comienza a formar las ondas KYRTOUTAI, y Neptuno el color de un tono púrpura.
Esta descripción se basa en una observación que se hizo, que la primera agitación del mar mediterráneo después de una profunda calma en la distancia se dio una explosión de ondas rojizas, de suerte que las olas elevadas parecían de color púrpura.
En cuanto a la conformación de los dioses marinos de orden inferior, remarco que es totalmente diferente de Neptuno.
En la excepción de un busto en la oficina del Capitolio, me parece que ninguna, para más claridad dos cabezas colosales de Triton, que están en la Villa Albani;
Hice grabar una en mis Monumentos de la antigüedad.
Estas cabezas se caracterizan por unas especies de aletas que forman las cejas y que parecen las cejas de Glauco, Philostrato nos hace la

(1) Philostrat. L.I.Icon.7.p.775



página 484
descripción (1) tales aletas retornan otra vez sobre las mejillas y la nariz, y también le rodean la barbilla.
Es así por lo tanto que están representados los tritones sobre diversas urnas funerarias, una de las cuales se mantiene en la colección del Capitolio.
Al igual que los antiguos tenían elevados grados de la belleza humana, hasta la belleza divina, este último grado se reservó para la belleza por excelencia.
En la representación de sus héroes, es decir, de los hombres que en la antigüedad daban la más alta dignidad de nuestra naturaleza, estos hacían hasta el límite de la Divinidad, pero sin pasar a la otra y sin confundir la delicada diferencia de estas dos naturalezas.
Grabadas, en las medallas de Cirene, no hay necesidad de mirar la lujuria en la figura de Baco, con un golpe de grandeza divina sería Apolo.
Minos, en las medallas de Gnossos, tiene una mirada orgullosa que identifica un personaje real, parece un Júpiter bondadoso y clemente.
Los artistas imprimen sus formas heroicas en los héroes, y realzan ciertas partes peores, por encima de lo natural.
Ellos animan sus músculos dándole una actividad extraordinaria: y en las acciones vehementes ponen en juego todos los recursos de la naturaleza.
El objeto que se proponen por estos métodos es introducir la mayor variedad posible, la calidad en la que Mirón superó a todos sus predecesores.
Esto se ve todavía en el pretendido Gladiador de Agasias de Efeso conservado en la Villa Borghese.
El rostro de esta figura está hecha de una determinada persona en la que nos esforzamos para atraparle la semejanza, y

(1) Philostrato. L.2.Icon.15.P.833



página 485
los músculos laterales apretados como para rompense, con el movimiento y la elasticidad que da la naturaleza.
Hay aún un ejemplo más sorprendente en los mismos músculos del Laocoonte es una naturaleza exaltada por el ideal, cuando comparamos esta estatua en comparación con la misma parte del cuerpo, las figuras deificadas o divinas como Hércules y el Apolo de Belvedere.
En el Laocoonte, el movimiento de estos músculos está del lado de verdad que parece posible, apilados como las olas, que corresponden uno a otro para expresar la mayor concentración de fuerzas de compresión en medio del dolor y la resistencia.
En el torso, o el Hércules deificado, los mismo músculos hacen una forma ideal de la más alta belleza, elevada de manera fluida, ofrecen una cadencia variada como una ondulación del mar en calma.
En la figura de Apolo, de una belleza divina, los músculos son de la más suma delicadeza soplados en ondas casi imperceptible que están más sensibles al tacto que a la vista.
Considerando estos diferentes puntos de vista, la belleza es siempre el principal objeto de los artistas.
La poesía y los poetas los autorizan en la configuración de jóvenes héroes, dejando el espectador inseguro del sexo de sus principales figuras:
Estratagema que podían practicar en la representación de un Aquiles, y el encanto de su cuerpo seguramente, cuando permaneció escondido sin el hábito del sexo entre las hijas de rey Lycomedes.
Así aparece este héroe en un bajorrelieve de la Villa Belvedere en Frascati, tema que he colocado a la cabeza en el prefacio de mis monumentos de la antigüedad.
Este mismo sujeto está aun representado en otro bajorrelieve de la Villa Pamfili.
Un artista podría darnos también esta belleza problemática en Teseo, que habían querido representar

página 486


este héroe disfrazado de una joven cuando fue a Trezen a Atenea. Pausanias nos dice, que él apareció con un vestido largo que descendía hasta sus pies, y que fue tomado por una muchacha hermosa por los obreros que trabajaban en el templo de Apolo y que estaban asombrados de su figura al ver caminando por la ciudad un joven de una belleza tan cumplida (Pausanias Libro I 19-1),
Es necesario reconocer la idea de la belleza, y la consideración de la edad, que ha estado descuidada por los antiguos pintor que trata uno de los héroes de esos Primeros intentos de Héroes en una pintura realizada en Herculano.
El artista ha representado a Teseo en un tamaño gigantesco, vencedor del Minotauro en Creta, mientras que los los niños y niñas de Atenas le besan las manos y le muestran su reconocimiento.
Poussin estuvo aún más retirado de la verdad y la belleza de la juventud, en una tabla, perteneciente al Sr. Vanvitelli, Arquitecto del rey de Nápoles.
El pintor moderno ha representado a Teseo cuando levantó la piedra donde su padre había ocultado su espada con uno de sus zapatos y el encuentra lo uno y lo otro en presencia de su madre Etra.
Este héroe no tenía más que dieciséis años, cuando dió esta primera evidencia de su fuerza y él aparece aquí con la barba, de edad en un hombre hecho, y el cuerpo privado de todos los encantos de la juventud. No diré nada de los edificios o de un arco de triunfo, que no están de acuerdo con el siglo de Teseo.
El juicio de M. Watelet tiene Héroes y semidioses de los antiguos, que no parece ser el resultado de la consideración de las estatuas antiguas. Este escritor parece querer establecer, como se forman los caracteres

(1) Pausanias. L. I. p. 44



página 487 LIBRO
de su conformación, "tienen articulaciones "los miembros bien desnudos, apretados, poco cubiertos "querido, la cabeza pequeña, el cuello nervioso, anchos hombros "y alto, el pecho elevado, las caderas y el vientre "pequeños, muslos musculosos, los principales músculos marcados y sueltos, las piernas secas por abajo, los pies "delgados y la planta de los pies huecos (1)."
Las sublimes concepciones de los Artistas antiguos sobre la belleza de los Héroes, habrían tenido que hacer nacer las idea de los artistas modernos, cuando tuvieron que hacer frente a la figura del Salvador, para tomar semejanza con las profecías, que le anuncian como el más hermoso entre los hijos de los hombres.
Pero en la mayor parte de estas figuras, empezando por las de Miguel Ángel, la idea parece prestada de las producciones bárbaras de la Edad Media: uno lo puede nada más ver, en la más vil fisonomía del aire de la cabeza de Cristo
(Farragoso párrafo, todas las cabezas en general, no una en particular de Miguel Ángel, puesto que no la localiza).
¡Raphael tenía diseños más nobles!. Esto es lo que vemos entre otros en un pequeño dibujo, que está en la Real colección Farnese de Nápoles, y que representa a Jesucristo llevado a enterrar.
Aquí la cabeza del Salvador, ofrece la belleza de un joven héroe sin barba.
Annibale Carracci es el único que ha seguido a Rafael. Esto es lo que vemos en tres pinturas con el mismo tema.
La Primera está en Nápoles (#) en el gabinete del que hemos hablado, la segunda está en Roma en san Francesco a Ripa (#), y la tercera también en Roma, en la capilla del palacio Pamfili.
Sin embargo esta configuración del Salvador era una innovación sorprendente para algunas personas, debido al uso de representarlo con una barba. Yo considero al artista contemplando y tomando por modelo

(1)l´Art.de peindre. Refl.fur les proportions.



página 488
al Cristo de Leonardo da Vinci. Para mí, yo no he visto jamás una cabeza más bella en un Salvador, que la cabeza de la mano del mismo maestro (¿#?), cabeza admirable que se encuentra en la colección del príncipe de Lichtenstein en Viena: la cabeza, a pesar de la barba, lleva la impronta de la más alta belleza varonil, y se podría recomendar como el modelado más perfecto.
Para concluir este artículo, voy a decir que después de haber descendido los grados que conducen a los Dioses y los Héroes, podemos encontrar los mismos grados que conducen los Héroes hasta los dioses.
El proceso de hacer de un Héroe un Dios, se opera más mediante la supresión que de la adición, es decir, que se calcula restando gradualmente los ángulos demasiado cuadrados y pronunciados por la naturaleza, hasta que la forma se lleva a portar una talla fina en ejecución, que parodia que solo el espíritu está allí.
Sin embargo estas diferentes gradaciones en las formas y en tallas no se encuentran en las figuras de bellezas femeninas: ellas no difieren en la talla en relación con su edad.
Vemos en las Diosas y en heroínas de la antigüedad, que los artistas las hacen conformes las unas con las otras, y las representan con los miembros igualmente plenos y redondeados: se ven más fuertemente pronunciadas algunas partes de las heroínas, donde les hacen fuerte su carácter que distingue el sexo.
Como entre los sabios se encuentran menos comentarios hechos sobre la belleza de las mujeres, así los artistas también estudian esta belleza menos complicada y más cómoda.
La naturaleza misma parece funcionar con más facilidad en la conformación de la mujer que en la del hombre, si bien es cierto que nacen menos varones que hembras.
Eso es lo que hizo decir a Aristóteles que la

página 489

naturaleza, en sus operaciones, siempre apunta a la perfección, en la formación del hombre; y añade, cuando el objetivo, es la conformación del sexo masculino. Y no puede ser alcanzado por la resistencia de la materia, cuando ella forma el sexo femenino.
Como esta razón podría no resultar concluyente para muchas personas, informaré mejor de lo que se siente en la contemplación de la imitación de la belleza natural de las estatuas de las mujeres que requieren muchos menos problemas.
Y es que la mayoría de las Diosas y todas las heroínas están cubiertas, como yo lo voy a hacer ver a continuación, en la sección de ropajes.
Al contrario en la inspección de la mayor parte de las estatuas de los hombres, nos muestra que los artistas tenían el uso de representarlos desnudos.
Cabe señalar sin embargo, que cuando hablo de semejanza del nudo en las figuras femeninas, se entiendo que digo de la talla, y que excluyo el carácter de la cabeza, especialmente impresas para cada Diosa, y cada heroína, carácter que nos hace conocer no solamente a las Diosas superiores, sino también a las deidades menores, a pesar de estar privadas de los atributos particulares que se les dan ordinariamente.
Los antiguos artistas, han tratado de combinar la belleza en su más alto grado, con el carácter propio y la fisonomía de cada divinidad.
No se contentan con haberlas dado a la cabeza aires similares a estas personas divinas, que le imprimen estos rasgos característicos a las máscaras de las mujeres.

Entre las deidades, Venus como la diosa de la belleza, con razón ocupa el primer lugar.
Ella sola, con las Gracias y las deidades del hacer o las horas, tiene el privilegio de parecerse en la ropa.
Ella se

página 490

encuentra así representada con más frecuencia que las demás diosas, y con diferentes edades.
Voy a hacer aquí una breve descripción de la estatua de la diosa, conservada en Florencia.
La Venus Medici es similar a una rosa que aparece tras una bella aurora y que florece al amanecer del sol.
Ella entra en esta edad, donde los vasos comienzan a extenderse, donde el seno toma consistencia.
Cuando la contemplo en su actitud, yo me imagino a esta Lais que Apeles instruía en los misterios del amor:
Me la imagino ver, cuando apareció, cuando ella estuvo obligada por primera vez a quitarse la ropa y permanecer desnuda a los ojos del artista extasiado.
Esta es también la actitud de la Venus Capitolina, una de las mejor conservadas de las otras figuras de esta diosa, ya que no le falta más que algunos dedos (1).
Tal es todavía la disposición de otra Venus, colocada en Troas y copiada por un cierto Menophantus (#), como vemos por la inscripción siguiente:
ATTOTHC €NTPWUAAI AfPOAÌTHC MhWOcpÁA TOC EPEIE
Sin embargo, estas dos figuras se representan en una edad más madura, y con mayor estatura que la Venus

(1) Mus.Capit.T.3.tav.19.



página 491

Medici. La Tetis a medio vestir en la Villa Albani, nos ofrece un talla virginal casi como la de Venus en cuestión: parece aquí, en esa edad en la que se casa Peleo.
En el Tomo siguiente se encuentra la descripción de esta figura.

La Venus celeste es decir, aquella que nació de Júpiter y Harmonía, y que es diferente de la otra Venus, hija de Dione, esta se caracteriza por una alta diadema sobre la cabeza en el estilo de la usada por Juno.
La Venus Victoriosa, Victrix, porta una diadema similar.
La más bella estatua de esta diosa, que está sin brazos y que posa con el pie izquierdo sobre un casco, fue descubierta en las excavaciones del teatro de la antigua Capua.
Esta figura decora hoy el Palacio Real de Caserta.
En algunos relieves representando el rapto de Proserpina, vemos a Venus vestida que lleva una coleta como una diadema.
Esto es más notable en particular, en dos sarcófagos del palacio Barberini, donde la diosa está, acompañada de Palas, Diana y Proserpina que disfruta recogiendo flores en los prados de Enna en Sicilia.
Otras diosas no llevan este tocado, excepto Thetis, sobre la cabeza de la cual se ve esta diadema subida en la tabla en un hermoso jarrón de terracota de la biblioteca del Vaticano, que publiqué en mis Monumentos de la antigüedad (1).
Pero la una y otra Venus han llenado los ojos de dulzura, con una mirada lánguida y amorosa que los Griegos llaman UGRON, que yo lo haré ver más adelante
(1) Monumento.Ant. Ined.No.131.



página 492

en mis observaciones sobre la belleza de los ojos.
Esta mirada siempre tiene líneas alejadas de trazos lascivos, pero ciertos escultores modernos han pretendido caracterizar sus Venus en la antigüedad con Amor, que era visto por los artistas, así como por los filósofos sensibles, como colega de la sabiduría, TA SOPHIA PAREDROUS EROTAS (Eurípides Medea 840).
Si he dicho antes entre las diosas a Venus sola, con las Gracias y las Horas, tenía el privilegio de aparecer desnuda. Yo no pretendo decir que esta diosa fuera representada constantemente sin vestidos: la Venus de Cnido de la mano de Praxíteles nos enseña lo contrario (Plinio el Viejo Libro 36 -20).
Todavía se conoce de esta diosa, una hermosa estatua vestida, que una vez se vio en el palacio Spada y que pasó después a Inglaterra.
Así todavía se representa en trabajos de relieve en dos hermosos candelabros (3), que en algún momento se encontraban en el palacio Barberini y que ahora pertenecen al Escultor Cavaceppi.

Juno, independientemente de su alta tiara, en elevada en cresta, es reconocible por sus grandes ojos, y su imperiosa boca, rasgos que caracterizan bien a esta diosa, que se ha reconocido en un perfil simple en la cabeza de una mujer, bajorrelieve fragmentado de la colección Strozzi.
La cabeza más bella de esta diosa, de tamaño colosal, se encuentra en la Villa Ludovisi (#); mismo tiempo la vemos en una cabeza más pequeña de Juno (#), que merece ocupar el segundo lugar.

(1) Eurip. Med. v. 843.
(2) Plin. L-36‹í. c.5, $. 5.
(3) Monum. Ant, ined. No. 30



página 493

la más hermosa estatua que tenemos de esta Deidad está en el del Palacio Barberini (#).
Palas y Diana, ambas armadas, temibles grandes características, y su pelo rubio anudados en la parte superior de la cabeza, tienen siempre un porte grave.
Y Palas de acuerdo con la idea de que nos da Stace (1), es sobre todo la imagen de la modestia virginal.
Libre de todas las tentaciones del sexo, ella venció a amor.
Los ojos de Palas parecen explicar la denominación que los griegos y los romanos dieron a la niña del ojo: que llaman Pupilas, joven niña y la KERAI, que tiene el mismo significado (2)
Esta Diosa tiene los ojos menos centrados y menos abiertos que Juno, y no lleva la cabeza en alto y los ojos están bajos, como una persona centrada en una dulce meditación.
Lo contrario de esta actitud aparece en las cabezas de Roma, como dominante de tantos imperios, anuncia en su confianza real, portando un casco y un Palas.
Hago notar aquí, que la configuración de Palas en las medallas Griegas de plata, de la ciudad de Velia, en Lucania, donde lleva alas (#) a ambos lados de su casco, nos ofrece exactamente lo contrario de lo que dije en las estatuas y bustos de la Diosa, para estos monumentos, tiene grandes ojos, y ella lleva su mirada en alto. Su pelo, por lo general muy pegado por detrás de la cabeza, baja en largos bucles
(1) Palas & asperior PHcebi Soror, utraque telis, Utraquc torva genis, flavoque in vertice nodo. Stat. Theb, L.2.v.237 (2) V. Not. ad Longin, c. 4. p. 92.



página 494

desbaratado por debajo de la cinta que los ata.
En este peinado particular, Palas parece haber recibido el apodo poco conocido de PARAPEPLEGMENA.
Pollux explica esta palabra por ANAPEPLEGMENA ,que nos proporciona una idea más clara.
Presumiblemente este epíteto se refiere a este tipo de cabello, incluyendo la manera de recogerlo según explica el escritor en cuestión.
Como en esta diosa es costumbre de llevar el pelo más largo que otras deidades, es posible que hubieran tenido ocasión de jurar por su pelo.
No es común ver a Palas, con la mano derecha que descansa sobre la cabeza, coronada por un casco, sentada junto a Júpiter, en el pináculo del templo de este dios.
Así está representada en un bajorrelieve del Capitolio, que representa el sacrificio de Marco Aurelio.
Todavía vemos lo mismo en un medallón de Adriano en la Biblioteca del Vaticano (1).

Diana tiene más formas que todas las otras diosas superiores en la forma y el aire de una virgen.
Equipada de todos los atractivos de su sexo, ella parece no darse cuenta de que es hermosa.
Pero sus ojos no están bajos, como los de Palas.
Sus ojos llenos de alegría se dirigen al objeto de su placer, la caza.
Esta diosa, suele ser representada en plena carrera, llevando sus ojos hacia adelante y, arrojando los objetos contiguos, que lanza lejos de ella.
Sus cabellos van hacia todos los lados sobre la cabeza, y forman detrás del cuello como un nudo, como las vírgenes; pero delante no está cenido con una diadema; y en la cabeza no porta algún adorno

(1) Venut. num. Alb. Vetic.T. i.Tab.2.



página 495

de los que le ponen en los tiempos modernos.
Su talla es muy ligera y más esvelta que las de un Juno y las Palas.
A Diana mutilada sería también fácil de reconocer entre otras diosas, como es fácil, en Homero, de distinguir de las hermosas Oréades sin compañeros.
La mayoría de las veces Diana sólo lleva un vestido realzado, que le llega a las rodillas, pero también se muestra con vestidos largos
Y ella es la única Diosa que a veces se encuentra con el seno derecho descubierto.

Ceres no se encuentra representada en ninguna parte con más belleza que sobre una medalla de la ciudad de Metaponto, en la Magna Grecia, Medalla que se encuentra en Nápoles, en la colección del duque de Carassa Noia, y que lleva en el reverso, como de costumbre, una espiga cuya hoja está rematada con un ratón(#,#).
Así la vemos, como en otras simulaciones de la Diosa en las medallas, aun teniendo su velo y vestido tirado sobre la espalda de su manto; en el reverso espigas y hojas, y tiene la cabeza rodeada por una alta diadema al gusto de Juno, y el pelo delantero, que cae sobre la frente con un agradable desorden: de suerte que es probable lo que queríamos indicar por su aflicción por el rapto de su hija Perséfone.
Las ciudades de la Magna Grecia y Sicilia, han tratado de dar la máxima belleza a sus medallas, y en la impresión, sobre todo de belleza a estas cabezas de Ceres y su hija.
También será difícil encontrar las más hermosas medallas para las monedas, y aquellas de Siracusa, que tienden a llevar la cabeza de Proserpina, y en el reverso un ganador subido

página 496

en un carro (#).
Informan de la misma pieza, en la Colección de medallas de Pellerin (1), aunque habría merecido estar mejor grabada.
Proserpina está coronada con largas hojas puntiagudas similares a las que rodean la cabeza de Ceres, su madre; Creo que son hojas de maíz y no son hierba, contra la opinión de algunos anticuarios, que han pretendido encontrar en esta cabeza la imagen de la ninfa Aretusa.
De todas las imágenes de las diosas, las más raras son las de Hebe.
Dos obras trabajadas de relieve nos ofrece la parte superior de su rostro; en uno, está la representación de la Reconciliación de Hércules, en la Villa Albani, donde se ve su nombre al lado de la figura. como en el otro, que es una gran cuenco de mármol en la misma Villa, que es una figura similar a la anterior perfectamente.
Este cuenco aparecerá en el tercer volumen mis Monumentos de la antigüedad.
Pero estas similitudes no nos proporcionan una idea particular de Hebe, para cuando la vemos sin atributos.
La Villa Borghese conserva un tercer bajorrelieve, donde Hebe aparece postrada en el momento que le quitan su trabajo y lo dan a Ganímedes (2), y aunque la representa sin ningún atributo se reconoce fácilmente el tema sobre el mármol.
Pero aquí Hebe destaca de las otras diosas en la forma del vestido, que se plantea a la manera de las jóvenes victimas nombradas por Camilles y los muchachos que servían en la mesa.

(1) Recueil de Méd.du cab. de Peller. T.3. p.III
(2) Monum.Ant.ined.N.16.



página 497

Entre las diosas menores, voy a entrar en particular en las Gracias, las Horas, las ninfas, las Parcas, las Furias y las Gorgonas.

En los tiempos más remotos, las Gracias y Venus, con las ninfas y su personal, estuvieron representadas completamente vestidas.
Pero no se ha mantenido creo, más que sólamente un monumento donde aparecen, y así figuran, en el altar triangular de Villa Borghese (#,#,#), obra etrusca de la que a menudo hablamos.
Respecto de las Gracias desnudas, las del palacio Ruspoli, cuyas figuras tienen la mitad de las proporciones naturales, son las más grandes, más hermosas y mejor conservadas; y las cabezas son originales, mientras que las de la Villa Borghese son modernas y feas, que pueden servir para fijar nuestro juicio.
Estas cabezas están hechas con algún ornamento, y el pelo se atan alrededor de la cabeza con una tira estrecha; pero en dos de estas figuras lo tienen recogido en un nudo con un moño en el cuello.
La fisonomía de estas deidades no expresa ni la alegría ni la gravedad: se anuncia como una dulce satisfacción, de propia de la inocencia de esa edad.

Las Horas, hijas de Temis y Júpiter, son las compañeras de las Gracias, es decir, las que hacen de Diosas de las estaciones y de las bellezas.
Algunos poetas les dan el Sol por padre.
En la más alta antigüedad del arte, las horas estuvieron representadas solamente por dos figuras; luego pasaron a un número de tres, debido a que el año estaba dividido en tres partes: la primavera, el otoño y el invierno.
Sus nombres eran Eunomia, Dice, e Irene.
Los poetas y los artistas comúnmente las representan danzando. En la mayor parte

página 498

de los monumentos parecen de la misma edad.
Sus vestidos son generalmente cortos, como los de las bailarinas, y sólo descienden hasta la rodilla; sus cabezas están coronadas con hojas de palma trenzadas.
Es así como las encontramos peinadas sobre una base triangular de la Villa Albani, informo de la pieza en mis Monumentos de la antigüedad (1).
Al pasar el tiempo quedaron fijadas en cuatro estaciones. El Arte introducido a su vez las cuatro horas, así se las puede ver en una urna funeraria en la misma Villa.
Las horas están representadas en diferentes edades, con largos vestidos, pero sin estar coronadas de hojas de palma;
La hora de la primavera, se caracteriza por los rasgos de una chica ingenua, que ofrece esta talla de la Juventud, en un epigrama de la Antología, llamado el talle de la Hora de la primavera (2).
Las tres hermanas de esta Hora, aumentan en edad gradualmente
Si el famoso bajorrelieve de la Villa Borghese nos ofrece un gran número de figuras danzantes, en que se ve a las horas acompañadas de las Gracias (¿#,#,#?).

Con respecto a las ninfas, podemos decir que cada divinidad Superior de uno y otro sexo, tenía sus Ninfas, entre las que habría que poner también a las Musas, como Apolo y las ninfas.
Las más conocidas son en primer lugar, Diana y las ninfas, o los Oréades, ninfas de los árboles, o las Hamadríades, y segundo lugar las ninfas del mar, o las Nereidas, con las sirenas.

En cuanto a las Musas, las vemos representadas en diferentes monumentos con más variedad

(1) Monum. Ant.ined.N.47.
(2) Anthol.L.7.p.474.L.10.



página 499

en la repetición, así como en la posición y en la acción, que las otras ninfas.
Melpómene, la musa trágica, difiere de Thalia, la Musa cómica, independientemente de los atributos que las caracterizan.
Y Thalia, sin nombrar a la otras Musas se distingue de Erato y Terpsícore, que rigen la danza.
El carácter y repetición de estas dos últimas Musas, habría tenido que dar más ideas, a aquellos que han hecho una diosa de las flores, de la famosa estatua se encuentra en el patio del palacio Farnese, y que levanta la mano derecha desde debajo de la ropa, a la manera de las jóvenes bailarinas.
Engañados por la adición moderna de una guirnalda de flores que ella sostiene en su mano izquierda, la dieron por una Flora, y ella es conocida sólo por los tontos con ese nombre.
Sin otra revisión, esta denominación se ha utilizado para dar el nombre de flora, a todas las figuras de mujer, cuya cabeza está coronada de flores.
Yo se bien que los romanos tenían una diosa Flora, pero esta divinidad era desconocida para los griegos, y nosotros admiramos el arte en este tipo de estatuas.
O como se encuenta en numerosas musas mucho más grandes que de natural, por lo cual la una se convirtió en Urania, también se observa así en el palacio Farnese,
Estoy seguro de que esta supuesta flora representa una Erato o Terpsícore.
Porque si se mira la Flora del Capitolio, cuya cabeza está coronada de flores, yo no le encuentro el carácter de una belleza ideal.
Por lo tanto, creo que esta figura se refiere a la imagen de una hermosa persona, que nos ofrece la corona que las diosas hacen, sin duda, ella es de primavera.
En la descripción de las estatuas de la colección en el Capitolio, no habríamos tenido que decir sobre esta figura, que

página 500

sostiene un ramo en la mano, ya que la mano y ramo, son adiciones modernas.
Las Parcas, Cátulo nos ha representado sobre la figura de tres mujeres agobiadas con la vejez, con las extremidades temblorosas, la cara arrugada, con la espalda curvada y la mirada severa, son lo contrario de esa descripción en más de un monumento.
Comúnmente se encuentran a las Parcas asistiendo en la muerte de Meleagro.
Son hermosas vírgenes con alas, y también tienen alas sobre la cabeza, se distinguen por los atributos que se les da.
Una de ellas está siempre en el acto de escribir sobre un rodillo.
A veces las Parcas se encuentran sólo en número de dos, y así es como las vemos figurar las dos estatuas, colocadas en el peristilo del templo de Apolo en Delfos (Pausanias Libro 10, 24-4).

No es hasta las Furias, que ellas no están representadas como hermosas vírgenes, tanto sin serpientes como con serpientes alrededor de su cabeza, y Sófocles las llama, AEI PARTHENOUS siempre vírgenes.
Sobre un jarrón de terracota, conservado en la colección Porcinari en Nápoles, e informado en el segundo volumen de los jarrones de Hamilton, vemos pintado el brazo desnudo armado de serpientes y antorchas encendidas, ocupado en perseguir a Orestes (#).
Estas deidades vengadoras aparecen con la misma juventud, y la misma belleza, sobre diferentes bajorrelieves romanos, que conmemoraban esta aventura de Orestes.

Es cierto que las Gorgonas, estas diosas subalternas que cito las últimas, no figuran sobre algún monumento

(1) Pausanias. L.10.p.858.1.25.



página 501
antiguo, excepto las cabezas de Medusa
Su forma no tendría casi parecido con la descripción de los antiguos poetas, que les dan enormes dientes como colmillos de jabalí.
Medusa, una de las tres hermanas, era para los Artistas la imagen de la más alta belleza, y también en este aspecto de fábula, nos la representan.
Medusa era, según algunas memorias citadas por Pausanias (Pausanias libro 2, 21-5), la hija del rey Forco, de las regiones marítimas de Libia; que tras la muerte de su padre, tomó las riendas del gobierno, y que ella llevó a los libios a la guerra.
Pero ella perdió su vida en su expedición contra Perseo; el héroe que no podía dejar de admirar su belleza, a pesar de la palidez de la muerte, le cortó la cabeza después de matarla en la lucha para presentarla a los Griegos.
Una estatua restaurada de Perseo, conservada en el palacio Lanti, es la más hermosa cabeza de Medusa en la mano.
Con respecto a estas mismas cabezas grabadas en piedras, la más bella, es ante todo un camafeo en el Gabinete Farnese, en Nápoles, y luego otra cabeza como una cornalina grabada por supuesto, en la colección de Strozzi (
#).
Estas Piedras son a la vez de una belleza superior, como la famosa Medusa del marqués de Solón.
Esta famosa cabeza, grabada sobre una calcedonia, fue encontrada en un viñedo en el Monte Celio, cerca de la iglesia de San Pedro y St. Paul, a través un Vigneron, que vendió esta piedra en la plaza de Montanara cerca del Teatro de Marcelo, a uno de los revendedores que llamaron Anticaglìari.
Este que al parecer no entiende nada, hizo una impresión en cera; y como lo hizo en invierno, y la

(1) Pausanias. L.2.p.159.



página 502
cera no era lo suficientemente suave y la piedra se partió en dos,
Y este hombre no consiguió nada más que dos sequins.
Sabbatini, anticuario con conocimientos suficientes, la compró por tres sequins.
Este la montó en oro y la vendió en cinco sequins al cardenal Alessandro Albani, que aún no había abrazado el estado eclesiástico.
Rápido el cardenal dio esa piedra al mismo Sabbatini por Antigüedades, pero él se la pasó en cincuenta escudos.

A estas diosas subalternas, yo las asocio como figuras ideales, a las Heroínas o amazonas, que siempre tienen la misma conformación, o para la totalidad, o por las partes: la cabeza con el aire de todas estas mujeres guerreras, parecen ser hechas con el mismo modelo.
Ellas muestran una cara seria, de pelea o aflicción o dolor; porque todas sus estatuas nos ofrecen lesiones, y sin duda las que ha sobrevivido en la cabeza figura lo mismo. Las cejas se les da una forma de corte; Como si este proceso fuese particularmente, el uso en el viejo estilo del Arte, como demostraré en el sexto Capítulo.
Donde conjeturamos que la amazona de Cresilas, estatua que ganó el premio sobre las de Policleto y Fidias, había servido de modelo a los artistas que han venido después.
Aquellos que han restaurado dos amazonas (#,#) de tamaño natural, en la colección del Capitolio, han hecho nula atención a las marcas distintivas: ninguna de las cabezas, ni la antigua ni la moderna, cuadran con la estatua.
La sola fisonomía de una amazona, podría educar mejor a un escritor que se atreve a decidir si una cabeza coronada de laurel, como una medalla de Myrina, de la ciudad del Asia Menor, y fundada por las Amazonas, representa a Apolo o una de esas
página 503

heroínas(1)
Yo no voy a repetir aquí lo que ya he dicho en más de un lugar (2), a saber, que no ven a ninguna amazona privada de la mama derecha.

Con motivo de la belleza ideal del sexo, yo no puedo impedirme de decir unas palabras de las Máscaras de las mujeres.
Se encuentran con una forma de la más alta belleza, y todo esto en una obra de ejecución bastante mediocre, como la que representa una marcha de Baco en el palacio Albani: este monumento ofrece dos máscaras de las mujeres que no me cansado de contemplar.
Me he alegrado de reportar este hecho para hacer ver el error de que representaban horribles todas las máscaras de los Ancestros.
Voy a terminar esta discusión general sobre la belleza en las formas, con la consideración de la belleza en las máscaras, cuyo nombre parece darnos la idea de algo simulado.
Procedo ya a la conclusión, tirando de las nociones universales de la belleza entre los antiguos, y dejando las cosas que parecen menos dignas de nuestra atención en los objetos más sublimes del arte.
Esta conclusión será tanto más válida, que la obra sobre la que están estas máscaras y que fueron retiradas de un sarcófago, uno de los monumentos antiguos menos estimados.
También entre todas las observaciones contenidas en esta historia, no es algo que pueda ser de aplicación general más que en esto, porque puede ser examinado y verificado, por remota que es, dentro de los tesoros de la antigüedad.
No es lo mismo

(1) Petit, des Amazon. p.259.
(2) Monum. Ant.ined. Vol.2. P.184



página 504
la búsquedas concernientes a la expresión, la acción, los vestidos y especialmente el estilo; todas tienen que estar hechas antes de la inspección de los monumentos antiguos.
Cualquier persona puede formarse una idea de alta concepción, que caracterizan a las cabezas de las deidades, tomadas de las medallas y piedras grabadas, o por sus impresiones y grabados de cobre, y producciones de Arte se encuentran en todos los países, incluso en aquellos que nunca han visto las obras de un cincel griego.
Un Júpiter en las medallas del rey Filipo de Macedonia, como las de los Ptolomeos primeros y Pirro, no está por debajo de la majestad de las figuras de mármol.
la cabeza de Ceres sobre las medallas de plata de la ciudad de Metaponto en la Magna Grecia, y la cabeza de Proserpina sobre un grupo de medallas de plata de la ciudad de Siracusa, superan toda imaginación.
Yo lo puedo decir, entre una infinidad de piedras y medallas grabadas, que detectan la más alta belleza.
Además, no podían producir nada bajo o mezquino en los tipos de dioses, porque su configuración estaba totalmente determinada y asimilada por Artistas entre los antiguos griegos, que diría que había sido prescrito por el derecho positivo.
Un Júpiter en las medallas de Jonia, fue acuñado por los griegos Dorios, y es perfectamente similar al Júpiter de las Medallas de Sicilia.
Las cabezas de Apolo, Mercurio, Baco, de un Liber Pater, las cabezas de Hércules de todas las edades, están diseñados en los mismos principios, que sobre las medallas y piedras grabadas que sobre las estatuas y los bajorrelieves.
Las leyes del arte exigieron de los Artistas, las más bellas figuras de los dioses, realizadas por grandes maestros de la antigüedad que, como ellos creían, las habían diseñado con una inspiración particular.
Es así que Parrasio, se jactaba de un Hércules que tenía
página 505

que había aparecido, y que él había pintado su forma que le ofreció.
Es en este punto de vista está sin duda Quintiliano, cuando dice, que la estatua de Júpiter de la mano de Fidias, no había contribuido mucho al celo, y aumentar la reverencia por el mismo Dios (1).
Sin embargo la mayor belleza, como Cicerón dijo a Cotta (Cicerón de Natura 47) No se puede dar a los Dioses en el mismo grado; lo mismo que el mayor pintor no puede dar la expresión más alta a todas las figuras de un cuadro.
Esta petición sería tan irracional, como sería exigir a un poeta trágico, poner en el escenario solo los Héroes.



(1) Cujus puîcritudo adjecijse aîiquid etiam receptae religicne vidttur. V. Quint. Inst.L12.c.10.p.894.
(2) De Nat. Deor. T, I. c. 29.



página 506


Capítulo III.

De la Expresión y proporciones.


Independientemente del conocimiento de lo bello, el artista no debería menos buscar y adquirirla expresión y la acción.
Demóstenes, en hablando de un orador, dijo que la acción fue la primera, la segunda y la tercera parte de la elocuencia, porque una figura puede parecer hermosa por la acción, pero nunca va a pasar por hermosa, si es defectuosa en esta parte.
Por lo tanto, la enseñanza de la doctrina de la hermosas formas, es esencial para unirse a la observación y decencia en los gestos y en las actitudes, porque es en lo que consiste una parte de las Gracias.
Es por esta razón que las Gracias son representadas como compañeras de Venus.
Sacrificar a las Gracias, se dice en consecuencia por los artífices

página 507


estando alerta a las actitudes y a la acción en sus figuras.
La expresión del arte, es una imitación de su estado de actividad y pasividad de nuestra alma y nuestro cuerpo, de nuestras pasiones y de nuestros movimientos, contiene el sentido mejor de la acción, y la disposición del cuerpo.
Pero en el sentido más estricto del significado de la palabra, parece restringir estos caracteres, a los que forman el aire de la cabeza, y las características de la cara.
La acción que produce la expresión, refiere más en la obra por la disposición, y el movimiento del cuerpo y extremidades.
Puede ser aplicado el uno y el otro sentido de este término, Aristóteles encuentra y reprende las tablas de Zeuxis, sabiendo que eran aficionados ÎTHOS, aficionados, expresión, como el juicio que voy a explicar en el tercer volumen.
Siendo que la expresión cambia los rasgos de la cara, y la disposición del cuerpo; alterando por consiguiente, las formas que constituyen la belleza.
La mayoría de los cambios van en detrimento de la belleza.
De acuerdo con esta consideración, el silencio o la calma es una de las máximas, que era costumbre observar, en relación a la expresión; porque, según la opinión de Platón, este estado de ánimo fue visto como el estado intermedio entre el placer y la pena (1).
Es por esto, que la calma es el estado más conveniente a la belleza, como lo es al mar. La experiencia demuestra, que la mayoría de los más hermosos hombres, suelen tener modales suaves y atractivos.
Y es por ello que se exige esta disposición, y en la obra y en el trabajador: la idea de

(1) Plat. Rep. L.8.p.459.L.8.



página 508
alta belleza puede nacer sólo dentro de la meditación, cuando el alma replegada sobre ella misma aparta todas las imágenes individuales.
Por otra parte, la calma da al hombre ese estado, que hace que sea capaz de conocer y examinar la naturaleza, y las propiedades de las cosas: porque no se descubre el fondo de los ríos y del mar cuando el agua está tranquila y no agitada.
Se deduce de esta observación, que es sólo en paz, el artista podrá hacer la esencia misma del arte.
Pero este estado de calma y tranquilidad, no puede tener lugar cuando las figuras están en la acción, y las figuras divinas que sólo se pueden representar por figuras humanas, no es posible darles una impresión de carácter constante de alta belleza.
La expresión fue por decirlo asi, calcula y dada por peso y mesura a la belleza; porque en el antiguo arte, la belleza era el justo equilibrio de la expresión.
Por lo tanto la belleza, que era el objetivo principal de Artistas, y predominaba en sus composiciones, como el clavicordio, que lidera a todos los instrumentos, el cual parece llenar dominante en un concierto de música.
Del mismo modo que damos el nombre a todo el licor de vino mezclado con agua, de la misma manera podemos describir como todas las formas hermosas, con la expresión contrarrestada de la belleza.
La gran doctrina de Empédocles como la amistad y la enemistad de los elementos, cuya discordia y la armonía operan en el estado actual de las cosas en este mundo, parece hacer referencia a esta máxima
Arte: sin expresión, la belleza sería insignificante, y sin belleza la expresión sería desagradable.
Esta es la acción y la reacción de estas dos cualidades, y es de la atracción y la unión de estas dos propiedades discordantes, que nació la hermosura conmovedora, la hermosura interesante.
página 509
La calma puede considerarse al mismo tiempo, como una variante de esta modestia que los griegos observan en su mantenimiento, y en sus acciones.
Suerte de esta modestia, que los griegos buscaban observar en sus acciones y que anunciaban mucho, ellos creían que una marcha precipitada, chocaba con las ideas de bienestar y anunciaba una especie de rusticidad de las formas.
Es una manera de caminar que Demóstenes criticaba a Nicóbulo: que contiene la misma idea, hablar con insolencia y caminar con prisa (1).
Como resultado de esta forma de pensar de los antiguos, miraban el movimiento puesto en el cuerpo, como una cualidad que caracterizaba a las almas generosas (Aristóteles etica a Nicómaco 4-3)
Yo no necesito anotar, que cualquier figura cuya postura anuncia una restricción servil, difiere de lo que realmente es mantener la modestia: es con estos gestos forzados, el arte tiene destacadas algunas estatuas de Reyes cautivos, que son representados con las manos cruzadas.
Plutarco nos dice que el rey Tigranes de Armenia, se hacía servir de cuatro reyes vasallos EPÎLLAGMENAIS TAIS CHERSIN, que marcaba la última subyugación, OPER EDOKEI MALISTA TON SCHIMATÔN (Plutarco vida de Lúculo 21)
Los antiguos Artistas observaron en el aire, de la decencia en sus figuras danzantes, con la excepción de las Bacantes.
Hay algunos que son de la opinión, de que en los primeros tiempos del arte, los Artistas mesuraron y reglaron la facción de sus caras, sobre las antiguas danzas, y que en los tiempos siguientes en Grecia, los danzantes, a su vez, no sobrepasan las buenas maneras, siendo tomados para el modelado de las figuras de

(1) Demosth. adv. Pantanet. p. Jo. 1. 15. Cons. Casaub, Tkeophr. Char.c.5.p.54
(2) Aristot. Eth. ad Nicomc.L.4. 3. p. 68.
(3) Plutarch. Lucull. p.923



página 510
Estatuas (1)
Esta aserción es confirmada por varias estatuas de mujeres ligeramente vestidas; sin cinturón, y sin ningún atributos y están representadas ejecutando un baile muy decente (2); de suerte que ellas mismas carecen de brazos, dicen por sus actitudes que una mano suavemente elevan sus ropas sobre sus hombros, y con la otra la sujetan al lado de la cadera.
En este tipo de composiciones, hace falta que la acción haga las figuras expresivas y significativas; y como muchas de estas estatuas tienen una cabeza perfecta, pueden representar una de las musas, especialmente a la danza, Erato y Terpsícore (3).
Se encuentra este tipo de estatuas en las Villas Medici, Albani y otros lugares.
Dos figuras similares de grandes como de natural en la Villa Ludovisi y varias estatuas de Herculano, no tienen cabezas ideales; pero otra, colocada encima de la entrada al palacio Caraffa Colobrano en Nápoles, tiene una cabeza coronada de flores de una belleza sublime.
Estas estatuas de hecho, podrían haber sido erigidas a las bellas bailarinas, ya que sabemos de varios epigramas de la Antología (4) que acordaban los griegos tales honores, a este tipo de personas.
Una marca cierta de que estas figuras no solían representar las dos musas en cuestión, es que tienen un pecho desnudo, y que tal desnudez sería contra la decencia de estas diosas castas.
La idea suprema de estos principios especialmente la tranquilas, y el reposo se hace en las figuras de las divinidades, de suerte que las imágenes del padre de los dioses y figuras, e incluso

(1) Athen. Deipn.L. 14. p.629. B.
(2) Molli diducunt candida gestu brachia. Propert. L. 2. El. 18. v. 5.
(3) Schol. Apollon. Argon. L, 3. v. I. In Hesiod. E^y. «. p. 7. A.
(4) Anthol. L.4. c.35. p. 362. seq.



página 511
de las deidades subordinadas, hechas sin alteración y sin resentimiento.
Es así que el cantor de Aquiles nos ha pintado su Júpiter, haciendo temblar el olimpo por el movimiento de las cejas, y por la agitación de sus cabellos.
Se ve que la serenidad y la calma, se la han dado no solamente a las figuras de inteligencias superiores, sino también a los dioses subalternos del mar.
En este tema, sin embargo, hay menos consultas de poetas que de artistas: que caractericen a los Tritones, y se sirven de epítetos, que nos dan una idea completamente diferente de éstos dioses del Mar, mientras que éstos los han representado como una imagen del mar en calma, con el cielo azul verdoso.
Esto es lo que podemos ver, o admirar dos cabezas de tritones, de forma colosal de la Villa Albani, y de las que ya he mencionado,
Sin embargo, Júpiter mismo no está representado en todas sus simulaciones, con ese aire de serenidad que le caracteriza normalmente.
Un bajorrelieve, perteneciente al Marqués Rondinini nos lo ofrece sobre en un sillón con una mirada sombría. Vulcano detrás de él, armado con un mazo, con el que acaba de golpear en la cabeza, esperando a ver a Palas salir de su cabeza. Júpiter, aturdido por el golpe que acababa de recibir, está como en los dolores de parto.
Este Dios por el nacimiento de Palas nos produce hoy en día toda la sabiduría intelectual sensible.
Hice hacer grabar esa pieza en el título del segundo volumen de mis Monumentos Antigüedad.
El Apolo del Vaticano nos ofrece a este Dios en un movimiento de indignación contra la serpiente Pitón, que fue asesinada con flechas, y un sentimiento de desprecio, como una victoria que estuviera por debajo de una divinidad.
El sabio

página 512

artista que se propuso figurar el más bello de los Dioses, empotra la cólera en la nariz, que es donde se asienta, según los poetas antiguos, y el desprecio con los labios.
Tiene la ira expresada por la inflamación de las fosas nasales y el desdén por la elevación del labio inferior, lo que provoca el mismo movimiento en el mentón.
La posición y la acción del cuerpo, está análoga al efecto de la expresión facial, que está en la sabiduría de los artistas antiguos, para darle las cualidades, de acuerdo a la dignidad de sus dioses en sus rostros, y eso es lo que llamaremos decoro.
No encontramos ninguna divinidad de la antigüedad, con las piernas cruzadas.
Tal posición, se habría considerado indecente también en un orador (Plutarco V.Paralelas Cicerón 17).
Los pitagóricos incluso, consideraban como poco decente, la acción de cruzar la pierna derecha sobre la pierna izquierda cuando estaban sentados (2).
A partir de entonces, no creo que una estatua de bronce de la ciudad de Elis, que apoya ambas manos, sobre una pica, y que tenía una pierna sobre la otra, debería representar un Neptuno, como nos quiere hacer creer Pausanias (Pausanias Libro 6, 25-5).
Los intérpretes no han entendido bien esta forma de expresión: TON ETERON TON PODON EPIPLEKON TO ETERÔ, en latín por, pedem pede premere, poner un pie sobre el otro; habrían tenido que traducir por: decussatis pedibus, o lo que se llama gambe incrocicchiate en italiano.
Apolo y Baco solamente se representan, en sólo unas pocas estatuas para expresar  la vivaz juventud Primera y en la segunda dulce suavidad.
Una estatuad de Apolo

(1) Plutarch. consol. ad Apoll.p.194.1.10.
(2) Id. ttigì T p.78.L 17. isigì iïvateir.
(3) Pausanias. L.6.p. 517. L. 13.



página

el Apolo del Capitolio (1), y algunas figuras similares, de la Villa Medici, y la más hermosa de todas las figuras la del palacio Farnese (#), como también en una mesa del Gabinete Herculano, que nos ofrecen a este Dios con las piernas cruzadas (2).
Entre las figuras de Mercurio yo solo conozco un figura que tiene esta posición, es decir, la estatua de la gran galería del duque de Florencia (
#), estatua de la que que el bronce del Mercurio del palacio Farnese, era moldeado y formado.
Esta actitud se adapta individualmente a un Meleagro y de París, como lo demuestra el estatua de este último el palacio Lancellotti.
En el Palacio Farnese vemos un Mercurio de bronce, de tamaño natural, en la misma posición; pero tenga en cuenta que es una obra moderna.
Entre las diosas no conozco una que tenga esa pose, esta actitud les conviene aun menos que a los dioses.
Desde entonces yo no deseo decidir de la antigüedad de una medalla del emperador Aureliano, que representa a la Providencia de pie con las piernas cruzadas (3).
Con respecto a esta posición, en las ninfas podría aun convenirles, podemos ver así en esta pose a una Ninfa de tamaño natural en la Villa Albani, y una de las tres ninfas de las que secuestraron a Hilas, en el palacio Albani (4).
Bajo estas observaciones, creo que tengo derecho a dudar de la antigüedad de una piedra grabada, que representa una Minerva de pie vulgarmente llamada Médica, sosteniendo una varita de una serpiente retorcida, y que tiene una pierna cruzada con la otra.
Creo que mi duda está mejor fundada, en esta figura que muestra descubierto, el pecho derecho, que

(1) Mus. Cap. T. 3. tav.15
(2) Pitt. Ere, T. 2. tav. 17.
(3) Tristan, com.hist- T. 3- P.183
(4) Ciamp. vet. monum. T.1.tav. 24.



página 514
se encuentra como una Palas, remarco, que dije durante una figura similar en una piedra grabada, que se me mostró a mí como una obra antigua (1), y que reconocí al contrario, por las razones que tengo para alegar (2)
Esta actitud también se considera adecuada juzgar para las personas afligidas.
Tal fue la posición de los Guerreros, formados alrededor del cuerpo de Antíloco, hijo de Néstor, ENALATTOUSI TO PODE, inmersos en el dolor sobre la muerte de su capitán, en una tabla, descrita por Filóstrato (3).
Es en esta misma actitud, que Antiloco anunció la muerte de Patroclo, a Aquiles, sobre un bajorrelieve del palacio Mattei, así como un camafeo, dos antigüedades que he publicado en mis Monumentos (4). Una tabla de Herculano nos ofrece la misma posición (5)
Podemos decir lo mismo de los dioses rurales durante la Juventud.
Dos de los más bellos faunos en palacio Ruspoli (#,#) plantan un pie detrás del otro de una manera ingenua, e incluso rústico, como para indicar su naturaleza.
Es así que nosotros vemos la figura del joven, Apolo Sauróctono dos veces en mármol en la Villa Borghese (#, ¿x?), y en bronce (#) uno en la Villa Albani.
Estas estatuas representan probablemente al Dios pastor del rey Admete,
Es con la misma sagacidad, que proceden los ancianos Artistas, en la representación de las figuras de los tiempos heroicos, así como en las pasiones puramente humanas

(1) La Chausse Mus.
(2) Monts. Diar. p.122.
(3) Philost. L. 2. icon. 7.p- 821.
(4) Monum. Ant. íned. No. 129.130.
(5) Pitt. Erc. T. 4. tav.



página 515
Ellos imprimen los afectos del alma contenida de un hombre, en el rostro, reprimiendo las chipas, que pueden escapar y relumbrar como fuego que devora, y que no se descubre más que aquellos que lo reverencian, o que lo buscan en profundidad.
Los mismos discursos que ponen los Poetas en la boca de los sabios: que siempre llevan el carácter de esta, incluso la presencia en el espíritu.
Es por esto que Homero (Iliada 3-218) compara las palabras de Ulises con los copos de nieve que caen abundantemente, pero despacio.
Además los antiguos artistas, estaban convencidos de que la grandeza de la mente, por lo general se acompaña de una noble sencillez, así como lo expresa Tucídides (Tucídides libro3-45).
Es así que aparece en Aquiles, cuya carácter estalla en medio de la excesiva ira, y de la inflexibilidad de su personaje:
Sus palabras anuncian un alma franca plenamente, incapaz de disimulo.
Como resultado de esta observación usted no verá el punto en la cara de los Héroes de la Antigüedad, con ese aire de astucia, esa mirada inteligente e irónica: usted descubrirá la franqueza y el candor, con la calma y confianza.
Sin embargo el artista tiene menos libertad, que el Poeta en la representación de los Héroes.
El poeta puede pintar como eran, en el momento en que las pasiones no estaban aun alteradas por el freno de las leyes, ni por las encorsetadas conveniencias de la vida social, porque las cualidades faciales del hombre, tienen un buen informe acerca de su exterior, pero no tienen ningún punto tocante a su configuración.
El artista, por el contrario, está obligado de hacer una cosa entre las formas más bellas, y se encuentra reducido a un cierto

(1) Koe/ TO hn,$it, Thucyd. L. 3 p. III. l. 13.



página 516
grado de expresión de las pasiones del alma, para que que esta expresión no sea perjudicial para la configuración.
Uno puede estar convencido de la exactitud de las facciones, por dos de los más bellos monumentos de la antigüedad, en uno de los cuales, nos ofrece la imagen del terror y de la muerte, la otra, la tabla del dolor y el sufrimiento, llevados a su punto máximo.
Las hijas de Niobe, contra las que Diana dispara sus flechas asesinas, están representados en esta ansiedad indecible, paralizada en este sentido, cuando la inevitable presencia de la muerte roba en el alma hasta la facultad de pensar.
La fábula nos da una imagen de este estupor, que la privación de todo sentimiento, de la metamorfosis de Niobe en roca: por Esquilo en su tragedia de Niobe, donde la hace aparecer guardando un profundo silencio
Tal situación, que suspende el sentimiento y la reflexión sintiendo que se ve casi en la indiferencia, no alteró los rasgos de la cara:
Por tanto, el artista aprendió que podría imprimir a sus figuras más alta belleza, como así lo hizo.
También Niobe y sus hijas son y siempre serán modelados en buena realidad.

Laocoonte, es la imagen del dolor más profundo que se puede puede dar con los músculos, nervios y venas.
La sangre está efervescente por las mordeduras que las serpientes están haciendo rápidamente a las vísceras, y todas las partes del cuerpo en contención, expresando el más cruel sufrimiento, artificio por el cual, la estatuaria ha involucrado todos los resortes de la naturaleza, y ha dado a conocer, el alcance total de su conocimiento.
Pero en la representación de los horribles
(1) Schol. ad Aesch. Prom. v. 435.



página 517
tormentos se ve aparecer el alma encerrada de un hombre, que lucha contra sus males, y que quiere reprimir el resplandor del dolor, y que he tratado de mostrar en la descripción de esta estatua, publicada en el tercer volumen.
Y en esto mismo nos informa Filoctetes: los artistas de la Antigüedad han preferido siempre, figurarnos al capitán, siempre desde los principios de la sabiduría, de las imágenes de la Poesía.
Los poetas nos los representan "Si exhalando quejas gritas" y "lágrimas, y lloros (Cicerón, de lo Bueno- L2-29)."Si bien, las figuras de este héroe, ejecutado en mármol y piedras grabadas, nos lo ofrece con un dolor concentrado, como lo demuestran los que publiqué en mis Monumentos de la antigüedad.
En el Ajax, furioso, del famoso pintor Timomachus, no estaba representada matando carneros que tomaba para los líderes de los griegos, pero en el momento que siguió esta acción, en ese momento instantáneo entrado en sí mismo, la aflicción en el corazón, y en el alma la desesperación, él refleja como un error sin sentido (Filostrato el joven descripción de cuadros, filóctetes).
Es así como figura en la denominada comúnmente tabla ilíaca, en la colección del Capitolio, y en diversas piedras grabadas (3).
Se encuentra todavía es una pasta de cristal antiguo, moldeado en una camafeo, que representa los sujetos de la tragedia de Ajax de Sófocles; es decir, representa a Ajax matando un gran carnero, y ella todavía tiene dos pastores con Ulises y Palas, que muestra la furia de su enemigo

(1) Qiiod ejulatu, questu, gemitu, fremitibus
Resonandp multum, flebiles voces resert.
Ennius ap. Cic. de fin. L. 2. c.29
(2) Philost. L. 2. C. 22.
(3) Defer. de Pier. gr. du cab. de Stofth. p.384.



página 518
En la representación de figuras de sexo, son conformes los artistas al principio observado en todas las tragedias conocidas de Antiguos, y enseñadas por Aristóteles, de nunca hacer salir a las mujeres de su carácter, es decir, jamás les hace parecer unas intrépidas, y de una crueldad muy decididas (Aristóteles Poetica III-15).
De acuerdo a esta máxima, el sujeto que representa el asesinato de Agamenón, ofrece el gobierno a Clitenmestra, en lugar del desastre de la entrada de otra raza, donde ella iluminando al asesino, moja sus propias manos en la sangre de su marido.
Es así como están representados los hijos de Medea, en otra tabla de Timomachus, en la que fallecen por la daga y la locura de su madre, de manera que su furia se mezcla con la compasión, sobre la suerte de estas inocentes víctimas.
En algunas representaciones de mármol con el mismo tema, Medea parece todavía indecisa acerca de cómo ejecutar su venganza.
Guiados por las máximas, los más sabios artistas antiguos, habían evitado la deformidad, prefiriendo desviarse de la verdad de la figura, a herir la belleza, como puede verse entre otros, en una Hécuba sobre un bajorrelieve de mis Monumentos de la antigüedad (2).
Sin embargo en la mayor parte de los monumentos de este desafortunado matrimonio en una edad decrépita.
La estatua de Hécuba de la colección del capitolio, y el relieve de la abadía de Grotta Ferrata, nos la ofrece con el rostro arrugado, y otro mármol de Villa Pamphili, que también aparecerá en el tercer volumen de mis

(1) Aristot. Poet. c. 18.
(2) Anthol. L. 4. c.9. p. 317.



página 519
Monumentos, que la representan con la piel marchita, y los pechos colgando: mientras que en el monumento que he informado, vemos a la desafortunada reina apenada, entorno a la madurez.
La figura de la madre de Medea vista en el hermoso jarrón de terracota de la colección Hamilton, del que hablé en el volumen Primero, va a estar juzgada con esta modificación, ya que la madre, no está representada con más edad que la hija.
El arte nos representa a los hombres ilustres, y personas constituidas en dignas, con una noble actitud y gran firmeza, tal como los presentan a los ojos del público.
Las estatuas de emperatrices romanas, se parecen a las Heroínas lejos de todo tipo de favoritismo en la gente, en el gesto, en la actitud, en la acción: y haciendo que nosotros veamos en ellas esta suerte de sabiduría palpable, que Platón no creía un objeto de los sentidos.
Sobre los monumentos públicos los emperadores romanos siempre aparecen sin arrogancia monárquica, como los primeros de sus conciudadanos, y como favorecidos de privilegios legalmente distribuidos, ISONOMOI; ya que las figuras que les acompañan, parecen estar legalizados como su maestro, que no se distingue de los otros, nada más que por la acción principal del artista que le dio.
Nunca, ninguna figura que le presenta algo a un Emperador, no lo hace de rodillas, a excepción de los cautivos, y nunca ningún personaje habla sin tener sus cabezas inclinadas.
Cualquier estatua muy lejos en Roma sobre los emperadores tiranos, ya que sabemos que el Senado se postró a los Pies de Tiberio (Suetonio Tiberio 24), vamos a decir a la gloria de Arte.
Su largo tiempo que mantuvo la cabeza levantada en esta capital del mundo, como lo había hecho Atenas, en los tiempos

(1) Sueton. Tiber. c.24.



página 520
de su esplendor.
Dije que excepto los cautivos, hablando de los monumentos que nos ha llegado a nosotros;
Pero sabemos de muchos que llevaban allí eran los reyes que habían dado voluntariamente esta señal de sumisión a los generales Romanos.
Plutarco nos dice (Plutarco vidas paralelas Pompeyo 33), como Tigranes, Rey de Armenia, había venido voluntariamente a ver a Pompeyo. Este príncipe cuando llegó al campamento romano, bajó de su caballo, tomó su espada de su espalda, y la puso en la mano de los Lictores que habían ido a su encuentro; cuando compareció ante Pompeyo, puso su tiara a sus pies, y Le hizo una reverencia - incluso.
Un número infinito de obras modernas, nos muestran lo poco que nos fijamos en la observación de los vestidos con respecto a esa parte.
Entre varios ejemplos me limitaré a informar de un bajorrelieve que fue ejecutado hace unos pocos años en Roma, en La Fontana de Trevi, y que representa al Arquitecto que da los planos del acueducto a Marcus Agripa (#).
El escultor moderno, no contento con haberle dado una larga barba al ilustre romano, que es contrario a todos sus retratos y medallas en mármol, que nos ofrecen al antiguo arquitecto, con una rodilla en el suelo.
En general se puede establecer que en el arte, se habían prohibido todas las pasiones violentas en los monumentos públicos.
Este precepto recibido como podrá demostrarse, puede servir de regla para distinguir, la verdadera antigüedad de una obra supuesta; Y se puede luego aplicar, a una medalla donde el campo representa una palmera, en la que vemos un asirio, y una

(1) Plutarch. Pomp. p. 1163.



página 521
Y un asirio que está a punto de arrancar su pelo con esta inscripción: ASSYRIA. ET. PALAESTINA. IN. POTEST. P. R. REDAC. S. C.
La falsedad de esta medalla, se demostró por la palabra Palaestina, que no se encuentra en ninguna medalla romana, con una inscripción en latín; pero utilizando las observaciones, yo tendría que informar del mismo descubrimiento, sin recurrir a tan sabias búsquedas (1).
Yo no decidiría por ejemplo si mujer puede estar representada en una tabla, donde se arranca el cabello en su aflicción, pero sostendría siempre, que esta acción no es adecuada para una figura simbólica, ya sea una medalla, o en un monumento público, ella no sería, KATA ESCHEMA, como dicen los griegos.
El bajorrelieve de Grotta Ferrata que acabamos de mencionar, nos ofrece a Hécuba, tratada de acuerdo con esa máxima.
La cabeza inclinada hacia la tierra, ella lleva la mano derecha a la frente, para marcar el exceso de tristeza en lo que parece ya sea en un movimiento mecánico.
Prolongado en un dolor sordo ella está al lado del cuerpo desfigurado de su Hijo Héctor; no llora, porque las lágrimas cuando la aflicción toca la desesperación, ya no puede surgir.
Cuando Séneca hace decir a Andrómaca (Séneca Las troyanas 410):
"Levia perpessae sumus, Si slenda patimur."
(No es muy grande el dolor si podemos llorar)
La prudencia de los Artistas, informando de la expresión, brilla en un día muy hermoso aun, cuando nosotros

(1) Valois. Obs. sur les Médail. de Mezzabarba, p. 151,
(2) Seneca Troad. v.411.



página 522
comparamos sus obras con las de la mayoría de los artistas modernos.
Estos no parecen haberse esmerado ni mucho ni poco, mas bien hacen un poco con mucho.
Esto es lo que los antiguos habrían llamado PARENTHYRSOS (1)
Y eso es lo que sus intérpretes han rendido por: o PARA PREPON, o por PARA SCHIMA THYRSO KERGI, que luego hacen mal a propósito del tirso, o haciendo el desfile, es decir, sobre el teatro, porque no había nada más que figuras trágicas que lo portasen.
Por tanto, esta palabra significa, alguien que envanece cosas sin medida, que calza el coturno a la cosa, o para el caso "socco dignis cothurno incedit", (comedia digna desde el inicio) como dicen los latinos.
Yo informo aquí de la explicación porque creo que el verdadero significado de la palabra PARENTHYRSOS, no ha sido hecha por los comentaristas de Longino.
Es así que, que el modo parece caracterizar defectos, en la expresión de la mayoría de los artistas modernos.
Es cierto que, para informar la acción, sus rostros recuerdan a los cómicos de los teatros Antiguos, que para hacerse entender a la luz del día, en la plaza del pueblo, por las personas situadas en las filas de atrás, se vieron obligados a exagerar los gestos, y especialmente exagerar la verdad.
En los Modernos, la expresión facial recuerda las máscaras de los antiguos, que por esta razón eran deformes.
Esta exagerada expresión, se redujo en teoría, en el Tratado de las Pasiones de Charles le Brun, libro que ponemos en las manos de los jóvenes con destino al Arte.
Los dibujos que acompañan a este Tratado dan no solamente a la fisonomía que se enfrenta al último grado de las afecciones del alma, pero aun hay cabezas

(1) Longin, c. 3. p. 24.



página 523
donde las pasiones son empujadas hasta la rabia.
Nosotros creemos que enseña la expresión de la misma manera que Diógenes enseñaba vivir: Yo haré el Cínico como los Músicos, que suben el tono arriba, para parecer lo más verdadero.
Pero a medida que el joven ardiente, más inclinado a estar en el extremo que el centro, le será difícil, utilizando este método, de llegar al tono de verdad, y es difícil cuando está convulsionando luego hacer que se mantenga.
Es aquí como las pasiones mismas, virtud de la doctrina de Crisipo el estoico, se parecen a esas carreras que hacemos descendiendo hacia abajo una montaña: tan pronto estamos a toda velocidad, no podemos detenernos o retroceder.
La mayoría de los hombres tienen siempre más inclinación por el fracaso que que por el silencio.
Horacio nos dice, que en los Campos Elíseos, las mismas sombras están menos atentas a los versos tocados de Safo, que al acento beligerante de Alceo, que canta los combates y la expulsión de los tiranos, y es que desde nuestra juventud, estamos más que encantados de oír hablar de narraciones, y hazañas ruidosas de la ambición, que escuchar la historia aventuras pacíficas de la sabiduría.
Por lo tanto está el joven dibujante, más dispuesto a dejarse predicar por Marte en el campo de batalla, que por Minerva en compañía tranquila de Sabios.
En el dibujo de sus figuras con tan pocos preceptos de reposo y calma, y que los jóvenes, en general gusten de la sabiduría de los preceptos de la virtud que repugnan, pero son necesarios. Hipócrates quiere comenzar la curación del dolor en el pie por el descanso, y tenemos que empezar la curación de esta suerte de Artistas prescribiendo calma
página 524

En las figuras antiguas tranquilas, no encontramos esta gracia de las enseñas modernas de los Maestros de la danza, y que consiste, en no dejar reposar el pié echado hacia atrás sobre los dedos, posición que no es usada entre los antiguos, cuando las figuras están en marcha, o en curso, pero nunca cuando están en reposo.
Cuando Filoctetes, sobre el bajorrelieve que publiqué en mis Monumentos de la antigüedad, mantiene el pie derecho en esta posición, es porque el artista quiso expresar el dolor de los héroes causado por la mordedura de la serpiente, el dolor que le hace imposible caminar sobre este pie.

Después de la consideración general de la belleza en la expresión, terminamos este Capítulo con el examen de las proporciones, para tratar en el siguiente Capítulo de la belleza de las partes individuales del cuerpo humano.
La belleza no puede concebirse sin la proporción: la proporción es la base de la belleza.
Tal como las partes individuales del cuerpo humano pueden tener una forma hermosa, sin que toda esa figura tenga una hermosa proporción, por la deducción que podemos hacer observando las partes particulares sobre la proporción, considerada como una idea abstracta y su independencia, y esencia intelectual de la belleza.
Así como la salud, sin los demás bienes de la vida no parece dar gran felicidad, de la misma manera una figura pueden estar dibujada con todas sus justas proporciones, sin tener la figura un dibujo hermoso.
La Experiencia nos confirma todos los días, que el conocimiento está completamente reñido con el gusto; y que nos da fe sobre la proporción, fundando el conocimiento escondido, y que se puede ver perfectamente en la figura, si la
página 525

la figura es hermosa.
Muchos artistas son conocedores de la proporción, y bien pocos han producido lo bello.
Los Maestros de la antigüedad, habiendo examinado el ideal de la belleza como la parte más sublime de esta condición, han subordinado la proporción a ese ideal, y la han distribuido con una libertad que es excusable cuando tenían razones para tomar estas partes.
Por ejemplo, el pecho, tomado desde el cuello hasta el hoyuelo del corazón, debe tener un rostro de longitud, y la mayoría de las veces, para darle hermosa convexidad, supera esta medida una pulgada y aún más.
Es lo mismo desde la parte que comienza el hoyuelo del corazón y que termina en el ombligo.
Esta parte, para hacer la figura esbelta, se le da más de la longitud ordinaria que es una cara, y la inspección de las bien formadas, nos dice que el arte no se desvía por la naturaleza.
La estructura del cuerpo humano consiste en el número tres, que es el número impar primero, y el número proporcional primero: porque contiene el número par Primero, y otro número, que une a uno con el otro juntos.
Dos cosas, dice Platón (Platón Timeo 167), no se puede sobrevivir sin un tercero; el mejor enlace que es el que mejor se adapte a él también, y que haga la unidad con la parte relacionada, de manera que el Primero y el segundo sean, que el segundo está en el medio. De manera que contiene un principio, una mitad y un fin por el número de tres, y se ve como más perfecto (2), todos son cosas determinadas

(1) Timaeo, p. 477. lin.ult. ed.Baf.
(2) Plutarco. Tab. man.p.320 l.23


página 526
según la doctrina de los pitagóricos (1)
Yo digo además, que nuestra estatura se relaciona con estos números.
Se dieron cuenta de que el hombre alcanza la mitad de su tamaño en el tercer año su edad (Plinio El viejo libro 7 -73)
El cuerpo tiene tres partes, así como los miembros principales.
Las tres partes del cuerpo son, el tronco, los muslos y las piernas: la parte inferior del cuerpo son, los muslos, las piernas y pies.
Es lo mismo con los brazos, las manos y los pies, y algunas otras partes que no están tan claramente compuestas de tres divisiones.
La proporción de estas tres partes es al todo como a sus partes.
En un hombre bien hecho, el cuerpo junto con la cabeza, serán proporcionales a los muslos, y las piernas y a los pies, como los muslos serán proporcionales a las piernas y los pies, o como la parte superior del brazo es proporcional a la mano.
La cara tiene como tres partes, es decir, tres veces la longitud de la nariz, pero la cabeza no tiene cuatro veces la longitud de la nariz, como algunos autores han querido enseñar (3).
La parte superior de la cabeza, es decir, la altura tomada perpendicular al origen del cabello, a la parte superior, no alcanza las tres cuartas partes de la longitud de la nariz, es decir, que es parte de la nariz, como nueve es a doce.

(1) Aristot.de cael & mund.L.1.
(2) Plin. L. 7. c. 16.
(3) Watelet, l'art de peindre. Réflex. fur la Peint. Des Proport. N.



página 527
Vitruvio nos asegura, que la arquitectura tomó prestado las proporciones de las columnas, de las figuras humanas, y que el diámetro de las bases de las columnas y la altura, es proporcional, como el pie es todo el cuerpo humano.
Si adoptamos este sentimiento, debemos creer que no habríamos de hablar de figuras de la naturaleza, sino de las de arte.
Pero esta proporción no se encuentra en ningún lugar en las columnas antiguas, ni en Sicilia, ni en la Gran Grecia, ni en la Grecia misma
La mayoría de las columnas tienen de altura apenas cinco diámetros de sus bases.
como algunas obras etruscas de la antigüedad nos hace ver, que la cabeza no es tan proporcional a la figura que debería ser, de acuerdo a la naturaleza, como lo he demostrado en otro lugar (1)
Nosotros podemos concluir, que la proporción de las columnas, no se determinó de acuerdo a la naturaleza, o que la afirmación de Vitruvio es falsa, esa es mi opinión.
Si este arquitecto Romano puede recordar que las antiguas columnas dóricas, que no tiene indicadas, habrían tenido la misma comparación de las columnas con las figuras humanas, donde esto es arbitrario, y no está basado en la razón.
Para darle alguna credibilidad a de este escritor, pensé que podría estar basada en las proporciones de algunas figuras antiguas, cuya cabeza compuesta es mayor que en el natural.
Pero esta práctica no es ni mucho menos la general, y se encuentra aún menos, como son las medidas de las estatuas en tiempos muy remotos: las más antiguas pequeñas

(1) Descript. de Pier. gr.du. cab.de Stosch. p.344



página 528

sus figuras de bronce etrusco, nos muestran que la forma de la cabeza, apenas es la décima parte de su altura.
El inmortal Conde de Caylus, habla de cabezas de figuras antiguas, que en general, son muy gruesas, y muy fuertes; pero por lo que yo puedo juzgar, este remarca y reduce las pruebas, como hace alrededor de un juicio sobre Zeuxis, y sobre Eufranor por Plinio, que afirma que estos pintores, habían dado demasiada fuerza a las cabezas, y apego a sus figuras.
Un hombre tan iluminado como el Conde Caylus no habría tenido que parar en este juicio, demasiado frívolo para merecer una discusión seria, ya que cualquier observador inteligente de obras de la antigüedad, se da cuenta primero de lo contrario, a poco que ponga atención en el examen.
Donde hace el cuento ridículo, repetido por más de un escritor, que la cabeza de Hércules Farnese, se encontró a unas pocas millas de distancia del cuerpo ¿? Y esto viene de que la cabeza de esta estatua, de acuerdo con la idea común que se tiene de un Hércules, es singularmente pequeña.
Sin embargo, estos jueces del arte, de haber sido consecuentes, tendrían que haber criticado por la misma cosa más de un Hércules, especialmente si hubieran querido tener en cuenta sus figuras y sus cabezas en las piedras grabadas.
No me extiendo sobre el juicio que este escritor moderno tiene sobre los Autores Antiguos, particularmente porque artistas como Zeuxis conocían mejor que nosotros, la proporción de la cabeza y el cuello, y otras partes del cuerpo.
Para probar esta afirmación, me limitaré a citar un pasaje de Catulo, en su epitalamio de la boda de Peleo y Tetis.
página 529

La enfermera, dice el poeta, cuando venga a ver a Tetis en los albores del día, dejando por primera vez el lecho nupcial, no podrá podrá alentar más el cuello de su hijo por ser demasiado estrecho."
Ved a los comentaristas con este pasaje si lo han tomado completo.
Además, de este uso todavía se conoce en Italia, y puede servir como un comentario a este pasaje.
Se toma un alambre o cinta y medir el cuello de un hombre joven, o una joven, en su mejor momento de la pubertad.
Entonces tomamos esta medida el doble que tiene, por dos extremos, y hacemos apretar con los dientes con la mitad de la cinta en la persona que se experimenta.
Pretendemos que la cinta pueda hacer un círculo sin obstáculos de la boca por encima de la cabeza, lo que es una señal de que la persona tiene aun su virginidad.
Es probable que los artistas griegos, siguiendo el método de los artistas egipcios, han determinado con reglas fijas las más grandes y las más pequeñas proporciones; ya han establecido una medida positiva de longitud, anchos y circunferencias; Y que todas esas cosas que se encuentran discutidas en los escritos de los antiguos, que tratan de la simetría (1).
Esta determinación exacta da la razón de la conformidad del arte en las figuras más mediocres de los antiguos.
A pesar de la diferencia en los autores de la maniobra que ya habían notado en las obras de Myron, de Policleto y Lisipo, los monumentos de la antigüedad, sin embargo, parecen salir todos de la misma escuela.

(1) Philostr. jun. Procem. Icon.



página 530
así como los amantes de la música, reconocen la manera de jugar de un profesor de violín, en los diferentes tonos en que se entrenó, lo mismo se ve en el gusto del diseño de las estatuas antiguas, de la más grande a la más pequeña, con procesos uniformes y principios generales.
Si se encuentra algunas diferencias en las proporciones, como observamos en el torso de una hermosa pequeña figura de una mujer desnuda que posee el escultor Cavacepi en Roma, en la que el cuerpo desde el ombligo hasta a las partes naturales es de extraordinaria longitud, se presume que esta figura fue ejecutada del natural, y que el original, por lo tanto tenía esta forma.
Sin embargo por esta afirmación, yo no pretendo superar los defectos reales: Cuando el oído no se coloca a la altura de la nariz, como debe ser, y como aparece así de mal, en un busto de un Baco indio perteneciente al cardenal Albani, yo digo que es un defecto inexcusable.
Hay gran apariencia en las reglas de las proporciones, siendo que ellas están presas en el arte de las proporciones del cuerpo humano, y han estado fijadas antes por los escultores, y que luego fueron también adoptadas por los arquitectos, de ahí viene la palabra pie, en la lengua romana que también se utilizó para la medida de capacidad (Plinio libro 18 -94).
El pie servía de regla a los ancianos, en todas las grandes dimensiones; Como la longitud del pie es regla de la medida Estatuaria y de sus figuras, dándoles, según el testimonio de Vitruvio (Vitrubio L3-1) seis veces esta longitud, lo cierto es que el pie tiene una longitud mayor

(1) Plin. L,18,c.74. p.536.
(2) L. 3. c. 1,



página 531
más decidida que la cabeza o la cara, partes que antes los pintores y escultores modernos, tomaban ordinariamente sus dimensiones.
Es por esta razón que Pitágoras nos da la altura de Hércules por la medida del pie que se utilizó para medir el Estadio Olímpico de Elis (Aulo Gelio Noches Aticas Libro-1 1-2).
Pero no pudo inferir Lomazzo, que el pie de Hércules tenía la séptima parte de su altura. (2)
No debemos creer más de lo mismo de este escritor, donde nos asegura casi como testigo ocular, comparando las proporciones fijas de los artistas antiguos para diferentes deidades, a saber, que toman diez caras para la Venus, nueve caras para Juno, ocho para Neptuno, y siete para Hércules (3).
Todo esto está escrito con una confianza que puede imponerse en un lector de buena fe; pero es todo una ficción donde no se ha realizado ningún examen.
Esta proporción del pie respecto al cuerpo, que parece extraño e incomprensible para sabio (4), y que ha sido totalmente rechazado por Perrault (Hombre de Vitruvio), está, sin embargo, fundada en la experiencia en la naturaleza, y se encuentra incluso en las tallas esbeltas.
Después de ver medir, como hacen en una infinidad de figuras, esta proporción no solo se encuentra en las figuras egipcias, sino también en las griegas, como nos gustaría ver en la mayor parte de las estatuas, si los pies se mantuvieron conservados.
Podemos estar convencidos por la inspección de algunas figuras divinas, en el que la longitud de los Artistas tenían

(1) Aul. Gel. NoEt. Att L1.
(2) Tratt. della Pitt. L. 1. c. 10.
(3) Ibid. L. 6. c.3 p.287.
(4) Huet. in Huetian.
(5) Vitruve L. 3. c1.pag.57N3



página 532
han llevado en algunas partes, las dimensiones naturales.
En el Apolo de Belvedere, que supera un poco la altura de siete cabezas, el pie que porta tiene tres pulgadas de un palmo romano mas sobre la longitud de la cabeza.
La misma proporción fue dada por Alberto Durero a sus figuras de ocho cabezas, en las que el pie compuesto hace la sexta parte de la altura.
La talla de la La Venus Medici es extraordinariamente esbelta, y aunque su cabeza es muy pequeña, la figura, sin embargo, tiene siete cabezas y media.
Su pie tiene de largo una palmo y media pulgada, y la altura tiene seis palmos y medio.
Nada habría sido más fácil que ajustar en este artículo, concerniente al desnudo con los griegos, unas instrucciones detalladas de las proporciones del cuerpo humano; pero esta simple teoría como un método práctico, no habría sido instructivo, como no lo es en la mayoría de los tratados, dando entrada a los mayores que siguen y unen los detalles de las figuras.
Las pruebas que se ha hecho de someter a las proporciones del cuerpo, a las reglas de la armonía musical, no prometen grandes luces a los destinados, ni aquellos que buscan el conocimiento de la belleza.
Un examen aritmético de esta materia no sería más útil a los artistas, que la asistencia a una sala de armas, lo sería para los militares en un día de la batalla.
Yo añadiría a estas notas sobre la proporción, que la observaciones de la composición.
En esta parte del arte antiguo, habían adoptado dos reglas principales, que no se separan apenas: economía de las figuras y moderación en sus acciones.
página 533

En comparación con la primera regla, que aparece por numerosos monumentos antiguos con las leyes del teatro, introducidas por Sófocles (Aristóteles Poetica 2-3), de jamás hacer aparecer sobre la escena más de dos personajes (Horacio ars poetica 190) habiendo sido también adoptada por los artistas y observado.
Nosotros encontramos lo mismo que los Antiguos intentatan singularmente expresar mucho con poco, y hacer toda una acción con una sola figura.
Esta es la forma, con la que el pintor Theon había representado la figura de un guerrero, que resiste sólo a sus oponentes, sin haberlos introducido en su cuadro (3).
Además los antiguos artífices, toman todos de la misma fuente, en Homero, se atacaban un número fijo de personajes.
De hecho la antigüedad nos ofrece muchos eventos, que pasan entre dos o tres personas: tal es por ejemplo, el trueque de armas de Glauco y Diomedes, la compañía de Ulises y Diomedes en el campo de Troya, con la muerte de Dolón, y una infinidad de otros temas frecuentemente tratados por los antiguos.
Eso lo mismo de la historia heroica antes de la guerra Troya: la mayoría de los eventos, y como estos fueron llevados a su extremo por tres figuras.
Con respecto a la composición de los antiguos artistas, nunca ves aparecer en sus obras, como en la mayoría de estas modernas, estas compañías o empresas, donde todo el mundo se apresura a ser atendido, conjuntamente con los demás, ni la multitud de personas, donde uno parece desea montar sobre el otro.
Las figuras de la antigüedad se asemejan a las asambleas de personas

(1) Aristot. Poet. c.4. p.243.
(2) Ne quarta loqui perfona laboret. Hor. art. poet.
(3) Aelian,vari, hist. L2.c. ult.


página 534
que mandan y que exigen consideración.
Ellos comprendían muy bien lo que llamamos grupos; pero no buscaban esta suerte de composición en la mayor parte de los relieves, que forman todos los sarcófagos en cuenta, o en la duración limitada de la forma no permitía siempre la maniobra de los grupos.
Sin embargo, se encuentran algunos bajo-relieves donde la composición es rica, y las figuras están bien agrupadas: y entre otras, la muerte de Meleagro, que publiqué en mis Monumentos de la antigüedad (1).
Cuando el espacio permite la variedad en la composición de las figuras, los antiguos, lejos de descuidar esta parte, incluso pueden servirnos de modelo, poniendo la atención en varias tablas antiguas publicadas en mis Monumentos, y por una infinidad de pinturas ejecutadas de Herculano.
No voy a hablar de este otro truco que nuestros artistas llaman contraste o el equilibrio; cada uno conoce los viejos maestros que conocen también el artificio del contraste, como los poetas y oradores conocen su figura de la antítesis, lo que es para ellos como el contraste es para los otros.
De ello se deduce que el contraste, así como la antítesis, debe ser natural y nacer del sujeto, y que esta industria no debe considerarse como un gran esfuerzo de ingenio, como sucede con respecto a los artistas modernos, para quien el contraste es todo, como excusa de todo.
Es este apoyo de contrastes que Chambray se presenta sobre la escena para justificar a Raphael, relativamente en uno de

(1) Monum. ant. méd. N. 8p.



página 535
sus dibujos grabados por Marco Antonio, representando la Masacre de los Inocentes, cuando las figuras femeninas son fuertes de carnes, y los asesinos están demacrados.
Según este escritor, el Artista ha tomado esta parte para tomar contrastes, para dar a los asesinos un aspecto aún más horrible

(1) Idea de cambray de Pintura,



página 536

 


La belleza en las partes del cuerpo humano.

Justo aquí voy a proceder por la via analítica en la consideración de la belleza, es decir, yo he pasado por todas las partes; pero ahora podemos legalmente emplear el método sintético, y volver a traer la lectura de la búsqueda de las partes para el todo absoluto.
El estudio individual de la belleza debe ser sobre todo dirigido sobre los extremos, no solamente porque los extremos contienen vida, el movimiento, la expresión y la acción, pero también porque las forma de éstas partes, es la más difícil de entender, y establece principalmente la diferencia de lo bello y feo, de lo antiguo y moderno.
La cabeza, las manos y los pies, son los primeros objetos de estudio para el diseñador, y ellos
página 537
también deben ser los primeros en fijar las búsquedas para el conocimiento.
En todas las cosas la descripción de las partes es difícil de hacer, también es singularmente la numeración de las partes del cuerpo humano
En la configuración de la cara, el perfil griego es la principal característica de una alta belleza.
Este perfil es casi una línea recta, o marcado por una inflexión suave, esta línea describe la frente con la nariz, en las cabezas de jóvenes, especialmente las de las mujeres.
La naturaleza es muy avara y las forma hace un cielo después de un clima templado, así como nosotros decimos, porque en alguna parte ella lo forma, y a partir del conjunto del rostro nos ofrece la belleza.
Las formas rectas y plenas, constituyen lo grande, y los contornos fluidos y la luz delicada.
Esto demuestra que este perfil contiene la belleza, y el carácter del perfil opuesto, a más inflexión de la nariz resulta saliente, y mayor es la desviación del perfil de la forma hermosa.
Cuando se ve el rostro de lado, y advertimos un perfil equivocado, podemos ahorrarnos la molestia de buscar la belleza sobre la fisonomía.
Lo que demuestra en las obras antiguas, que el perfil no es una forma, que se mantuvo sin razón en las líneas rectas del viejo estilo de arte.
Es la profunda inflexión nariz de observa en las figuras egipcias, cuyos contornos son también rectos.
Es probablemente que la nariz cuadrada de los Antiguos (Filóstrato Héroes 33-39) no fuera esta nariz, que Junius explica, una nariz grande (4), lo que nos da idea, de que la palabra debe entenderse sin duda para nuestro perfil griego, débilmente interrumpido.
Tendríamos que poder explicar de otro modo la palabra cuadrado,

(1) Philost. Heroic. p.673.l 22 p.715.l.27.
(2) De Piét. vet. L.3.c.9.p.157.



página 538
y entender bajo ese nombre una nariz, que ofrece una amplia área de trabajo y ángulos prominentes, como son tratados en las estatuas de Palas, y la presunta Vestal del palacio Giustiniani
.
Pero esta forma no se encuentra absolutamente nada más que en las estatuas del estilo más antiguo, como esas dos.
Después de indicar la belleza del perfil, es decir, la hermosa forma de todo el rostro, voy a seguir con la descripción de la cabeza, a partir de la parte superior.
Reside en la naturaleza de una frente, uno de los principales caracteres, de una hermosa conformación.
La investigación que tenemos que hacer con este objeto, de lo que proviene de los escritores antiguos, nos enseñan que la frente, para que sea hermosa debe ser corta, (Luciano amores 40) de modo que una frente elevada, pasaba entre los antiguos por una deformidad (Luciano Diálogos de cortesanas 1).
Como en la flor de la juventud, suele ser la frente ordinariamente corta, y que tarda hasta que se elimina por la pérdida del cabello, el resultado que la naturaleza ha impreso incluso a la edad, con la belleza en el personaje, cuya pérdida sólo puede ser perjudicial para la belleza.
Para convencerse de la verdad de esta observación, uno sólo tiene que experimentar con una persona que tiene la frente pequeña delante, cubriendo con su pelo con los dedos, e imaginar la frente de otro más elevada desde ese momento vamos a notar una cierta inconveniencia en la proporción y sentirá también que una frente elevada puede ser perjudicial para la belleza.
Es a partir de esta máxima, que los circasianos, para hacer parecer su frente más pequeña, peinan el cabello con el tupé encima, de modo que éstos pelos cuelgan casi al frente.

(1) Lucian, amor. p. 902.
(2) Id. Dial. meretr. I. p.516.



página 539
En la frente, es donde el pelo más baja, numerosos cabellos que le coronan son cortados.
Las puntas de estos pelos se curvan por encima, el cabello que bordea la frente: es por tanto como Petronio describe el pelo de Circe, que no ha sido entendido ni por sus copistas ni por los comentaristas.
En el pasaje en el que se encuentra: "Frons mínima et quae radices capillorum retroflexerat" (Petronio Satiricón 126) y según todas la apariencias alterada, y sería necesario leer, en lugar de "radices apices" las puntas a saber de los cabellos, o alguna palabra similar, atendiendo a que "apex" significa la punta de cada cosa.
¿Cómo las raíces de los cabellos pueden estar enrollados hacia adelante?
El Traductor francés de Petronio, ha pretendido encontrar aquí, una peluca postiza, sobre la cual descubrimos las raíces del pelo natural: ¡qué tontería!
Para hacer la cara ovalada y el complemento de la belleza, es necesario que el pelo que corona la frente, haga ondas por todo con rizos: conformación que se encuentra en todas las personas hermosas.
Esta forma de la frente es totalmente apropiada a las cabezas ideales y para las figuras de jóvenes del arte Antiguo, donde no se encuentra los puntos con ángulos salientes y sin cabellos por encima de las sienes.
Entre la estatuaria moderna, pocos se encuentran que han hecho esta observación, en todas las restauraciones modernas, le han colocado cabezas de jóvenes sobre las estatuas antiguas, y han observado este mal razonamiento en relación al pelo, que avanza en muescas sobre la frente.
En este artículo, así como también en otros, Bernini buscó la belleza diametralmente opuesto a los Antiguos; de Baldinucci, su Panegirista, nos enteramos de que este artista, modeló la figura de Luis XIV en su juventud, cambiando
página 540

el cabello en la parte superior del joven Rey (1 , 2 , 3) en la frente.
Este vocero Florentino, que cree informarnos de una cosa maravillosa de la delicadeza del gusto de su Eros, que sólo revelan su falta de tacto, y su falta de conocimiento.
Esta forma de la frente, y sobre todo este pelo corto recorrido doblado sobre la frente, son los caracteres que se encuentran en todas las hermosas cabezas de Hércules de todas las edades.
Nos ofrecen, además del tamaño del cuello, como he mostrado anteriormente, marcas simbólicas de su fuerza, y parece aludir al cabello que está entre los cuernos del toro.
Estos cabellos son, por tanto, las características de Hércules, que nos hacen distinguir las cabezas del héroe, de las de Yolao su amante, cubierto parcialmente de una piel de león, y rematado con una cabellera que desciende en bucles sobre su frente, como se ha visto que lleva en una piedra grabada del Real Gabinete Farnese de Nápoles, que representa la bella cabeza de este joven, elaborada en gran relieve.
Estos mismos caracteres, son uno de los argumentos que una vez me ayudó a dar el nombre verdadero de una cabeza de Hércules, grabada en hueco, en el antiguo gabinete de Stosch, mientras que la cabeza no era conocida por los Anticuarios, se sabía con el equivocado nombre de Yolao.
Estas mismas características se encuentran en una cabeza juvenil coronada de laurel, y grabados en una cornalina por Allion, artista griego; se ve a sí mismo en la colección del Gran Duque en Florencia, y representa paralelamente un Hércules, y no un Apolo, por el que quieren hacerlo pasar (1).
Otra cabeza de Hércules en la misma colección, en una piedra grabada por Onesas, está igualmente coronado de laurel; pero

(1) Stosch, Pierres gr. pl. 8.



página 541
la parte superior de la cabeza,  es defectuosa, con la frente que fue restaurada sobre el grabado en cobre por personas que no han hecho todas estas observaciones.
Es cierto que si los medallistas hubieran querido hacer las mismas reflexiones nos encontraríamos hoy la imagen de Hércules en una infinidad de medallas que portarían otros nombres, tal que Alejandro o cualquier otro rey.
¿Cuántas medallas no hay, que representan una cabeza joven coronada de laurel y con el nombre de Alejandro Magno, mientras que deberían llevar el de Hércules?
Y es, en las mismas cabezas de Alejandro, los cabellos coronando la frente del conquistador del Asia, que son los caracteres constantes por los que le conocemos.
Pero los cabellos tienen parecido con los de Júpiter, el hijo por quien quería pasar, que se eleva por encima de la parte delantera, y caen en ondas en diferentes etapas a ambos lados.
Plutarco llama a estos fuertes cabellos levantados por encima de la cabeza, ANASTOLIN TIS KOMIS, y dijo, en la vida de Pompeyo, que este capitán llevaba el pelo como Alejandro (Plutarco, Vidas paralelas, Pompeyo 2): en el tercer volumen de esta historia, diré mis observaciones sobre este asunto.
La observación sobre el pelo corto y curvado sobre la frente de Hércules, puede ser aplicado en particular, a un busto o una cabeza de joven, grabado sobre una amatista en la colección del Rey de Francia (2).
Esta figura está velada de un tejido ligero y transparente que pasa desde el hombro por encima de la cabeza y cubre la corona de laurel, con la que ella está rodeada.
El mismo velo cubre la parte inferior de

(1) Plutarch. Pompej. p. 1132.l.4.
(2) Mariette, Pier.gr.T.I.p.379.



página 542
la cara a la mitad de la nariz, de suerte que las características de esta parte se distinguen a través de ese velo.
Un Sabio que escribió un ensayo especial sobre esta piedra (1), afirma demostrar que es Tolomeo, rey de Egipto, y padre de la famosa Cleopatra, el Príncipe apodado Auletes, es decir, el flautista, porque amaba a tocar el instrumento (Estrabón XVII-796); y Que la tela que cubre la cara inferior, (como nuestro sabio no se confunde con otras partes veladas, como la cabeza y hombro) y en la banda lleva el nombre, y PHORBEIAS y PHORBEION, los flautistas que competían grabados sobre la cara, y con la apertura de que se llevaban las flautas a su boca.
Esta conjetura podría adquirir la probabilidad, de que no tuviéramos una idea clara de esta diadema.
Sobre un altar triangular en el Capitolio se puede ver un fauno que interpreta a dos flautas y que tiene una diadema como adjunta a la boca.
Esta cabeza, se encuentra grabada en varios libros (3) debería ser conocida del autor de la tesis.
En una tabla de Herculano vemos también un flautista tocando, y en la boca la banda (4).
Estas dos figuras muestran que PHORBEION fue una banda estrecha que los flautistas tenían en la boca y sobre los oídos, y que ellos ataban en alto detrás de la cabeza, no tiene nada en común con el velo de la cabeza en cuestión.
Sin embargo, esta cabeza, única en su especie merece mayor discusión, para encontrar por conjeturas

(1) Raudelot Dairval, Diss.sur une Pierre gravée du cab.de Madame.Paris 1698 8.
(2) Strab. L. 17. p. 795. A.
(3) Mercurial, de Gymnast.
(4) Pitt. Erc. T. 4.



página 543
el verdadero significado de sus atributos.
Para lograr este objetivo, comparamos esta figura con las cabezas de un joven Hércules, y vamos a descubrir un parecido perfecto.
Su frente se levanta con la forma y la magnitud que caracteriza a este héroe.
Los cabellos de su frente están tratados como he dicho antes; una parte de su mejillas y los oídos comienzan a tomar más finura (1)
Cui prima jam nunc vernant lanugine malac.
para abajo, que según una antigua observación, es el precursor de la barba (2).
Las orejas de esta figura se asemejan a las orejas de Hércules que las tenía como los pancratistas.
Pero, ¿qué explicación darle a las cosas de la cabeza en cuestión?, y ¿qué relación puede tener con Hércules?
Me imagino que el artista quería figurar a Hércules al servicio de Omphale, Reina de Lydia.
Lo que me hizo nacer esta conjetura, fue una cabeza de Paris de la Villa Negroni, que está velada en esta forma hasta el borde del labio inferior: cosa que parece haber sido una forma común de frigios y los lidios, al igual que en las naciones vecinas.
Informaba Estrabón, que los poetas trágicos confundían estos dos pueblos (Estrabón L14-665), sobre todo cuando se habla de la época en que Tántalo era su Maestro común (4).
Además nos enseña Filóstrato, que los lidios hacían lo contrario de los griegos, y que estos cubrían con unas ropas ligeras las partes del cuerpo que ellos mostraban desnudas (5)
Teniendo en cuenta estos dos indicios, mi conjetura no parece desprovista de fundamento.

(1) Philoftr. c.II. p. 779.
(2) Autholico. L.6.c.22. p. 440.
(3) Strab. L. 14. P.665.C.
(4) Athen Deipn. L. 14.p.625.F.
(5) Philostr. L. I.c,30.p.808



página 544
Además Filóstrato no podría hacer la misma observación sobre la moda de los Lidios: en su tiempo este pueblo ya no existían sino como Frigios.
A partir de ese momento los habitantes de estas regiones del Asia Menor habían tomado otra forma.
Por lo tanto es necesario un escritor anterior, pero eso no nos es conocido, hay mención de esta manera de velarse los lidios.
Además, Eurípides habla de un uso similar de los frigios, cuando en su tragedia Hécuba, introduce a Agamenón, que demanda a la reina de Troya, la vista del cuerpo de su hijo Polidoro delante de su tienda de campaña: entendiendo que un Troyano muerto; no podría ser un griego, porque su cuerpo está cubierto con una prenda de vestir (Eurípides Hécuba 730)?
Ahora no se trata de la ropa con las que tenían costumbre de enterrar a los muertos, sino de un ajuste especial de los frigios, diferente de la de los griegos.
Del resto, se entiende en este pasaje, como referente la ropa de los Troyanos, en general, que habría que tener en cuenta antes de tomar mi observación como superflua.
Sin embargo yo no digo esto confiando en mi conjetura sujeta en el uso ordinario de los lidios de velar la cara.
De todos modos, creo que necesitamos dar un nuevo paso en mi explicación sobre esta piedra, por la descripción de un jarrón de terracota, que está grabado en la colección de jarrones del señor Hamilton.
La pintura de este jarrón es posiblemente Hércules vendido a Omphale que está sentada aquí con otras tres figuras femeninas.
Esta reina estaba envuelta en un paño

(1) Hecub. v. 732.


página 545
fino y transparente, pasado sobre la túnica, este velo no solamente toda mano derecha, ya que se remonta a la parte inferior de la cara hasta la parte superior de la nariz, como nosotros vemos en la cabeza de Hércules sobre la piedra en cuestión.
Si el Artista hubiera querido mostrar la totalidad de la estatura de este héroe en la piedra, le habría vestido de una manera similar.
Los hombres Lidios también llevaban una prenda que descendía hasta los pies, y que se llamaba BASARA (1).
Se les llama en general Lidios con la adición LEPTOS, delgado: por lo que dice al leer a Ateneo (Ateneo 256, al final) contra el sentimiento de Casaubon (3), pasaje que se encuentra esclarecido por mi explicación.
Hercules, que aparece delante de Omphale, deja descansar su mano derecha en su maza, y la mano izquierda sobre la rodilla, de acuerdo con el uso de los suplicantes.
Entre estos dos personajes está una figura de un hombre que parece ser un genio, y que podría ser un Mercurio, encargado de la venta de Hércules a la Reina Lydia (Sófocles las traquinias 248);
Sin embargo, sería el único monumento antiguo representando a este Dios, con largas alas en la espalda.
Este niño que tiene alas todo blancas, podría ser el alma de Ifito, muerto por Hércules, que para expiar el asesinato, es presentado a ser esclavo de Omphale, de acuerdo al oráculo de Apolo (Didoro Sículo Libro 4-31).
A menos que fuera el genio del amor, que viene de desviar a Omphale de su entretenimiento, para inducirla a recibir al joven héroe, que pronto será el objeto de su afecto.
Una mujer sentada a los pies de la reina, que llevaba el pelo corto a la manera de los hombres; esta manera de llevar el pelo,

(1) Poll. Onom. L.7. segm. 60.
(2) Athen.Deipn.L.6. p.256.l.ult.
(3) Causaub. in Athen. L. 6. c. p. 451.
(4) Sophocl. Trachin. v.280 ; Apollod. bibl. L2.p.73.B
(5) Diod. Sic. L.4. P. 237.



página 546
en contra de la costumbre de su sexo, deben tener un significado especial.
Eso me permite aventurar una conjetura.
¿Esta persona no representaría a un eunuco chica?.
¿Los lidios habrían sido los primeros que trataron de distorsionar el sexo de las mujeres?
Este descubrimiento se atribuye al rey Andramitus de Lydia; Este príncipe era el cuarto rey que había reinado a este pueblo antes de Omphale.
Había utilizado este la castración para servir como eunucos hembras en lugar de eunucos varones (1).
Por las marcas, podían designar este tipo de personas, ¿Si no por el pelo como lo llevan los jóvenes?
Los cabellos cortados como los eunucos, indicarían en su caso una suerte de cambio de sexo.
Y el sabio pintor del jarrón, ha introducido un personaje en la composición, y poniendo en la acción una reina de Lidia tan famosa, fijando el lugar de la escena.
No me extenderé más sobre este tema, y pasaré en silencio las ideas que nos vienen sobre las Tribades conforme a la excesiva lubricidad de las mujeres de Lidia.
Me temo que la discusión de esta notable piedra no le parece bien a los lectores una digresión innecesaria;
Así que debo reanudar el hilo de mi discurso, y señalar la belleza de otras partes de la cara.
Sin embargo, no puedo dejar de decir del conocimiento de dos cabezas de un joven héroe con la mejor configuración ideal, dos cabezas perfectamente similares, por el pelo de la frente, como Hércules, y que tienen puesta una diadema.
La singularidad de estas dos cabezas, se ve por encima de las sienes, con dos agujeros suficientemente grandes

(1) Athen. Deipn. L.II.p. 515.



página 547
para coger el pulgar allí; estos agujeros parecen tener el servicio de mantener allí cuernos.
En una de estas cabezas, los agujeros habían sido ocupados por un escultor moderno
La apariencia del personaje y el pelo no permite pensar en cuernos de cabra de un joven Fauno.
Es de creer, que se hicieron estos agujeros, para para adaptar pequeños cuernos de toro.
Este atributo se había dado a las cabezas de Seleuco I, rey de Siria (1); pero nuestras cabezas no son como retratos de este príncipe.
Así que a fin de cuentas, creo que representan Hilo, hijo de Hércules, de cuyas imágenes, informa Ptolomeo Hefestión, se coronaba con un cuerno en el lado izquierdo de la cabeza (2) y el artista le ha dado ahora el segundo.
Yo poseo una de estas cabezas y, la otra pertenece al Sr. Cavaceppi
Los ojos son una parte aún más esencial de la hermosura frontal.
En el arte hay que considerar la forma que va a dar la base de su color, porque en la forma se encuentra la hermosa conformación, aunque varía de color el iris no cambia.
En cuanto a la forma de los ojos generalmente, es innecesario decir que los grandes ojos son más hermosos que los pequeños
No voy a repetir lo que otros han observado (3), que la palabra Boôpis, con la que Homero caracteriza a la belleza de los ojos, no se refiere a los ojos de los bueyes, y que la sílaba Bo, considerada como un EPITATIKON, según los gramáticos, significa grandeza, tanto aquí como en numerosas otras palabras, compuestas de esta partícula.
La escuela de traducción de Homero BOOPIS, por MELANOPHTHALMOS,

(1) Liban, in Antioch. p. 351.
(2) Ap. Phot. Biblioth. p. 47$.
(3) Exc.de l´Ant.Conftant. p.127.A.



página 548
con ojos negros, y KALITO PROSÔPON, de una hermosa figura (1).
Podemos consultar este material con las búsquedas del sabio Martorelli en sus Antigüedades napolitanas (2).
En las cabezas ideales, los ojos están siempre más hundidos que lo son en general, en la naturaleza, dejando más quebrado el hueso de las cejas.
Es cierto que los ojos hundidos no son una característica de la belleza, y no dan un aire abierto a la fisonomía; pero en las grandes figuras, emplazadas a cierta distancia de la vista, los ojos tendrían poco efecto en esta depresión, ya que el globo ocular está casi siempre liso.
Así el Arte, se aparta aquí de la naturaleza, recurriendo a las cavidades con eminencias, para producir más luz y sombra, esquema a través del cual los ojos, que habría sido desprovisto de expresión, como muertos, ganan animación y más actividad.
El Arte, mediante la adopción de esta forma de los ojos, ha hecho casi por regla general, incluso para las pequeñas figuras, en las cabezas de medallas que vemos con los ojos con las mismas depresiones.
Es sobre las medallas que comenzaron a indicar la luz del ojo, como se conoce entre los artistas, con un punto elevado sobre la niña, y que avanza en los tiempos de Fidias, como vemos por las medallas de Gelón y Hierón, reyes de Siracusa.
Parece que están de acuerdo a estos principios dentro de los mismos puntos de vista, y que tiene ojos de otro material, como las cabezas esculpidas, que había sido la práctica en los tiempos más remotos por los escultores egipcios.
Con respecto a estos ojos incrustados, volveré más adelante.
(1) Scholl il v.50. (2) Martorelli Antich.Napol. Voll.II. degli. Euboici, p. 107.



página 549
Es así como se determinó la belleza de los ojos en general.
Sin descartar esta forma no lo hacen para diferenciar estas cabezas de dioses, de suerte que los ojos son los rasgos característicos, en la cabeza de Júpiter, Apolo y Juno donde el corte del ojo es grande y redondeado; es más estrecho de lo habitual en su longitud, para dar más majestuosidad al arco que le corona.
Palas tiene igualmente ojos grandes, pero tiene los párpados bajos, para dar a su mirada un aire virginal.
Venus al contrario tiene ojos pequeños; el párpado inferior levantado, que caracteriza la gracia y esta languidez, que los griegos llaman YGRON en este personaje, que son los ojos con esta naturaleza, que distinguen a Venus Urania de Juno.
Por lo tanto, quienes no han hecho esta observación, tomaron a la Venus celestial por una Juno, especialmente ya que ambas tienen una diadema.
Muchos artistas modernos que, deseando sin duda superan a los antiguos en esta parte, han ideado para hacer la BOOPIS de Homero, de la que hemos hablado, dando a ambos la proyección a ambos globos oculares, que desbordan su órbita.
Es con esos ojos que se ofrece la cabeza moderna de la supuesta Cleopatra de la la Villa Medici con los ojos de esta cabeza mirando que parece bastante a las del ahorcado.
Sin embargo, un escultor de nuestros días parece haber tomado por modelo estos mismos ojos en la estatua de la Virgen María expuesta en la iglesia de San Carlo al Corso en Roma.
Los antiguos parecen haber revelado todos los misterios de la belleza, configurando los párpados, para expresar ELIKOBLEPHAROS, Hesíodo designa una forma particular de párpados.
La multitud posterior de gramáticos interpretan esta palabra de una manera vaga y difusa por KALLIEPHAROS, es decir,
página 550

con hermosos párpados.
Mientras que en el escoliastas de Hesíodo que penetra el significado oculto de esta expresión, nos dice ELIKOBLEPHAROS caracteristico de los ojos cuyos párpados tienen un movimiento ondulante, que el poeta compara a las jóvenes cepas de la viña (1)
En efecto, encontramos ajustada esta comparación, cuando consideramos la dulce flexión de los hermosos párpados, que singularmente se manifiestan en las cabezas ideales de primer rango, como los de Apolo, Niobe, y especialmente de Venus.
Las cabezas colosales, como la Juno de Villa Ludovisi, este paseo circular es aún más distinguido y más sensible.
En las cabezas de bronce de Herculano, el borde de las cejas nos indican los pelos que las componen, BLEPHARIDES, que no se han realizado con la herramienta.
La belleza es los mismos ojos se encuentra realzada o por así decirlo, coronada por las cejas.
En cuanto a las bellas pestañas, consisten singularmente en finura de los pelos, que las forman, lo que indica el Arte el corte del hueso que cubre los ojos.
El buen carácter de la ceja, o el OPHRYÔN TE TO EUGRAMMON de Lucien, quien encontró estas partes de un gran belleza en las cabezas de Praxíteles (2).
Cuando Petronio nos traza las características de las cejas hermosas diciendo: Supercilia usque ad malarum fcripturam currentm, y rurfus confinio lumininum pene permixta, creo que podemos poner en lugar scripturam, que no significa nada, stricturam, aunque soy consciente de que este término, como lo entienden los autores, no es aplicable en este caso.
Pero es lo que vamos a dar,

(1) Stniys, Voyages. T. ». p. 7J.
(2) Imag. p.5.



página 551
el significado del verbo ftringere de ftrictura, es su derivado, entonces Petronio habría querido decir, justo al limite de las mejillas porque ftringere tiene el mismo significado, que radere, es decir, deslizarlas al lado. (1)
Me sorprende, lo confieso, que Teócrito, este Poeta pleno de delicadeza, pudiera encontrar la belleza en las cejas que se unen.
Estoy menos de acuerdo, que fue seguido por otros escritores, entre otros por Isaac Porphyrogenete, dando las cejas fruncidas a Ulises SYNOPHRYS (2), y de manera similar al pretendido Dares el frigio, que quiere caracterizar la belleza rompedora de las cejas que se unen.
Bayle seguidor, se jacta de conocer de las obras arte, lo encuentra bastante extraño, y piensa que las cejas juntas de Briseis no pasarían hoy en día como surtido de belleza (3).
Pero pudiera ser asegurar, que los ancianos conocedores de la belleza, pensasen lo mismo: Ateneo, al alabar una persona hermosa, destaca especialmente la separación de sus cejas (Ateneo L-13, 19).
Y es verdad que la cabeza de Julia, la hija de Tito, una y otra cabeza del Palacio Giustiniani (¿#?), nos ofrecen las cejas que se unen; pero no creamos que el artista ha recurrido a este artificio para conocer la belleza de estas personas, sino de hacer retratos semejantes.
Suetonio, nos dice que Augusto tenía cejas que se juntaban; sin embargo todas las cabezas del emperador ninguna lo representa así.
Las cejas que se unen, dijo un epigrama griego, son marcas de orgullo y amargura (4).

(1) Virg. Aen. 8. v. 63.
(2) Ap Rutgers. var. lcet. L. 5.c.20. p. 511.
(3) Bayle, Diet. v. Briféis.
(4) Anthol. L. 7. P. 459.l.18



página 552
La boca es, conjuntamente con los ojos, la más bella parte de la cara; la belleza de su forma es tan conocida, que no hay necesidad de hacer la descripción.
Todo el mundo hace que el labio inferior debe ser más pleno que el labio superior, que da lugar por debajo a esta inflexión sensible que da una barbilla redondeada más completa.
En una de las bellas estatuas Palas, conservada en la Villa Albani, el labio inferior avanza gradualmente, para dar mejor el aire de gravedad que conviene a esta diosa.
En las figuras humanas del viejo estilo, los labios tienen la costumbre de estar cerrados; pero en las figuras divinas de uno y otro sexo, ellas no los tienen del todo.
En las estatuas de Venus, los labios están medio cerrados, para expresar esa languidez, el deseo y el amor: lo mismo es aplicable a las figuras heroicas.
Es en esta apertura de la boca de una estatua de Apolo, colocada en su templo en la colina del Palatino en Roma, que alude Propercio el término hiare:
Hic Equidem Phœbo vifus mihi pulcrior ipso Marmoreus tacita carmen hiare Lyra
(Aprox. Esta es la belleza del rostro de Febo, en el mármol silenciosa canción de su boca abierta acompaña la Lira) (1).
Y en todas otras de las figuras hechas para parecerse al natural; las cabezas de los emperadores han sido la excepción los labios cerrados.
En algunas cabezas de estilo antiguo, el borde de los labios es trazado con una línea fuerte, y en el otro borde tiene una muy insensible elevación y parece picada con el instrumento, que la industria emplea sin duda para indicar mejor el rasgo de éstas partes, en las figuras colocadas a una cierta distancia.
Muy pocas figuras, expresan la risa, como los Sátiros y faunos, con los dientes visibles; y Sobre

(1) L.2. EL 23. v.5.



página 553
las figuras de divinidades representadas con esta expresión de la boca, yo no conozco nada más que una estatua de Apolo de estilo antiguo , conservada en el palacio Conti
Los artistas griegos en las figuras de la alta belleza no interrumpen el mentón con un hueco que llaman hoyuelo.
La belleza del mentón, consiste en la plenitud de la forma redondeada, y el hoyuelo llamado NYPHI (1) es individual y accesorio en la naturaleza, no viéndose como una cualidad de la hermosura universal por los artistas antiguos, así que esto a sido por los escritores modernos (2)
Por esto el hoyuelo no es visible ni en Niobé, ni en las hijas, ni en la Pallas de  Albani, ni en Ceres sobre las medallas de Metaponte, ni en Proserina sobre las de Siracusa, que son las figuras femeninas de más alta belleza.
Y es lo mismo en las más bellas estatuas de hombres, el hoyuelo no está en el Apolo del Vaticano, ni en el Meleagro del Belvedere, ni en el Baco de la Viña Médicis, ni en otras bellas cabezas ideales que nos han llegado hasta nosotros.
La sola cabeza de un Apolo de bronce de grandeza natural, conservada en la colección del colegio Romano, y la venus de florencia tiene este hoyuelo, sobre todo como un agregado particular que como una marca aparente de hermosa conformación, y no es lo contrario de lo que digo, cuando Varron dice de este hoyuelo, como un agregado imprimido con el dedo de Amor.
Como la gran terminación del mentón es una característica de belleza reconocida generalmente e imprimida en todas las figuras antiguas de primer rango, y podemos concluir asegurando que el diseño de una figura

(1) Poll. Onom L.2. segm. 90
(2) Franco Dial. della belex P. 1. P. 24. Rolli Rime p. 13.



página 554
que nos ofrece la barbilla ahondada por abajo, que sea un hueco es prueba de la ignorancia del diseñador.
Por lo tanto siempre que encontramos las cabezas ideales antiguas con un mentón interrumpido, podemos conjeturar con razón, que es un refinamiento de una mano ignorantes moderna.
A partir de ahí, dudo del hermoso Mercurio de bronce del gabinete Herculano, hubiera tenido originalmente una barbilla con hoyuelo; especialmente ya que aseguran que la cabeza de esta figura se había encontrado rota en varios pedazos.
Ninguna parte de la cabeza en la antigüedad se acostumbraba a ser ejecutada con más cuidado que las orejas
La hermosura de la ejecución sobre este objeto tiene un carácter infalible para discernir un trabajo antiguo, de la restauración moderna.
Este carácter es tal, que aunque ello está suspendido sobre la antigüedad de una piedra de grabada, y que vemos que la oreja, en lugar de estar terminada con cuidado, no está por así decirlo, indicada y podemos avanzar con toda seguridad, que el trabajo es moderno.
Las figuras de caracteres o retratos específicos, a veces ocurre que la forma de las orejas cuando la cara ha sido mutilada, dejada irreconocible, nos hace adivinar la persona misma: así una oreja de un gran abertura interna, nos dice que ella es parte de la figura de Marco Aurelio.
En las suertes de figuras de artistas antiguos, han sido tan cuidadosos para hacer bien este órgano, que incluso han indicado que la oreja la tenía deforme, como vemos en un hermoso busto del marqués de Rondinini y en otra cabeza de la Villa Altieri.
Independientemente de todas las diferentes formas de orejas en las cabezas antiguas, ejecutadas del natural, o copiado de otras antiguas, remarcan una oreja
página 555

muy particular en las figuras ideales, en aquellos personajes específicos.
Las características de estas orejas consisten en que estas, están aplanados y que el dobladillos parecen los cartílagos hinchados, que hace el paso interior más estrecho y se contrae cualquier forma externa.
Es algunas cabezas de Hércules me di cuenta por primera vez de los oídos similares en ese momento supuse que era necesario que esta forma nos indicase un significado oculto, que creo haber encontrado, utilizando la tabla de Filóstrato sabemos de Héctor.
Este famoso retórico presentó a Palamedes como interlocutor, y le hace describir la talla y las cualidades de los Héroes griegos y troyanos, señalados en la guerra de Troya: el capitán griego remarca en particular los oídos del hijo de Príamo y le dijo que tenía las orejas, ÔTAKATEAGOS, es decir que tenía las orejas rotas y aplastadas (Filóstrato Héroes 37-4).
Se le habían quedado las orejas así no por la lucha, como indica explícitamente Filóstrato, ya que este tipo de ejercicios no estaban introducidos en los países asiáticos, sino combatiendo los toros de lidia.
Lo que se llama aquí OTA KATEAGOS, se borra, de acuerdo con el mismo autor, a través de esta manera de hablar, AMPHI PALAISTRON PEPONIMENA TA OTA, es decir, las orejas trabajaron sobre la arena, tal como se expresa en las de Nestor (Filóstrato Heroes 26-13).
Es cierto, que no puedo concebir cómo es posible que dijese que Héctor había tratado de este modo los oídos combatiendo toros.
Vigenére en la Traducción Francesa tiene la misma duda. Desde entonces creo que la última traducción de este retórico, en la edición de Leipzig, ha decidido saltar la dificultad, recurriendo a una expresión general: y ha dado OTA KATEAGOS por "Athletico erat habitu".
página 556
Es probable que Filóstrato hablara por la boca de Platón, que hace decir a Sócrates la siguiente pregunta a Caricles:
"Dinos, si Pericles ha servido mejor a los atenienses, o si se los ha hecho balbucear y más viciosos?" Sobre la cual Caricles responde:
"No hay más que gente que han roto sus orejas" "Eso puede mantener este idioma." TOU TA OTA KATEAGOTÔU AKOUIS TAUTA, es decir, los que no saben mas que luchar en la arena.
Platón duda refiriéndose a los espartanos, que eran todos aquellos griegos que cultivaban menos las artes más elevadas en el período de Pericles, y que generalmente hacían ejercicios del cuerpo, en vez de producciones de la mente.
Soy consciente de que Serranus desvía por completo mi opinión lo que este pasaje de la siguiente manera: Haec Audis ab iis, qui fractus obtusasque islis rumoribus aures habent. Es decir:
"Esto es lo que queremos decir de aquellos que tienen los oídos "Llenos de charla." Para mi conjetura, relativamente a los espartanos. Está apoyando en otro pasaje de Platón en su Protágoras, donde entre las cualidades que distinguen a los orgullosos republicanos de otros griegos, Él dijo de ellos: OI MEN OTA TA KATAGNON, para los que tienen los oídos rotos (Platón Protagoras 324a).
Además, esta forma de hablar no ha sido mejor comentada que la anterior;
Meursius, creía que los propios espartanos despedazaban los oídos, por el pasaje Aures sibi coicidunt. A partir de ahí, los mismos comentaristas no mejoran el sentido de las siguientes palabras: Imantas PERIELITLON, en la idea de que los espartanos, después de haberse rallado las orejas, las apretaban con correas.
Pero es fácil de ver que estamos hablando de estos cinturones de luchar, los atletas cuyas manos se rodeaban, como otro estudioso ha remarcado antes que yo
página 557

Lucien llamó a un luchador con orejas de esta Naturaleza OTOKATAXIS.
Diógenes Laercio hablando del Filósofo Lycon, famoso luchador, lo designa "por OTOTHLADIAS término sinónimo (Diógenes Laercio , vida filósofos, Licon 2).
Y Suidas explica esta palabra por TA OTA TETHLASMENAS, orejas rotas que no sería entendido por Heinsius, que dice orejas mutiladas.
Saumaise, que relacionó este pasaje con Laercio, se detiene largamente en una palabra fácil, EMPINITIS pasando en silencio en el tema difícil de OTOTHLADIAS.
Entre los héroes de la antigüedad, destacan las orejas de esta naturaleza de Hércules, porque en los juegos que estableció en Elis, en honor de Pelops, el hijo de Tántalo, ganó el premio del Pancracio: siguió ganando en los juegos que Acaste, el hijo de Peleo, celebra en Argos.
Además Pollux figura con las orejas similares, porque obtuvo la victoria en el Pancracio en los primeros juegos Píticos de Delfos.
Esta forma de orejas dadas a un joven héroe en un gran bajorrelieve de Villa Albani, me hizo creer que esta figura representa a Pollux como he mostrado en mis Monumentos de la antigüedad.
Todavía notamos similar en los oídos la estatua en el Capitolio Pollux y una figura pequeña del mismo héroe en el palacio Farnese.
Cabe señalar siempre, que en todas las figuras, Hércules no aparece con las orejas bien formadas: es así que lo representan como pancratista y en consecuencia con sus caracteres están hechas las estatuas, el Hércules de bronce en el Capitolio (#), y otros seis de mármol que vemos, el primero en el Belvedere (¿#?), el segundo a la Villa Medici " tercero en palacio Mattei, el cuarto de la Villa Borghese, el quinto en Villa Ludovisì, y el sexto en el jardín
página 558
del palacio Borghese.
Entre las cabezas de Hércules con las orejas con esos caracteres, puedo citar las siguientes: las del Capitolio, Palacio Barberini, Villa Albani, pero la más hermosa de todas estas cabezas, es la de un Hermes del Conde Fede, antigua encontrada en Tivoli, en las ruinas de Villa Adriana (dice cabeza ¿#?,¿#? El Abate, anota en Pio Clementino ¿#?).
Los sabios, que han llevado la publicación del gabinete de Antigüedades de Herculano, habría sido capaces de confirmar la verdadera representación de las orejas de los luchadores, si hubieran querido hacer atención en los dos bustos de Hércules de bronce de tamaño natural, ya que estas cabezas reconocibles, tienen bastante de su configuración y por su cabello.
Hace falta comentar sobre sus caracteres en cuestión, pues nos dieron falsas nociones de tales Antigüedades, pasando el primero en la adolescencia, por un Marcellus, pequeño hijo de Augusto (¿#?), y el segundo está en la edad adulta, por un Tolomeo Philadelfos (¿#?).
Al parecer, hay algunas de las más bellas estatuas de la antigüedad que representan pancratistas de las cuales eran las obras de Myron, de Pitágoras y de Leocares y el hermoso Autolico etaban caracterizadas por oídos similares.
Vemos también que la oreja derecha del supuesto Gladiador de Villa Borghese, en esta forma, no se habían dado cuenta todavía, porque la oreja izquierda fue restaurada.
En Villa Albani se ve una estatua que representa a un joven héroe que tiene las orejas de esta forma.
Lo mismo puede decirse de otra estatua heroica, que antes estaba en el palacio Verospi y que ahora está en la colección del señor Jennings en Londres.
Devemos revisar la

(1) Bronzi, Ercol. t.v. 49.50.
(2) Ibid, tav. 61. 61.



página 559
similitud de los oídos de un Hermes de las termas con la cabeza del Filósofo en la Villa Albani, el sabio Licon, sucesor de Straton en la secta peripatética.
De Licón, ya habíamos visto que había sido de joven un pancratista famoso, y es el único filósofo que se distinguió en este tipo de ejercicio.
El es según creo, el único filósofo del que nos informa Diógenes Laercio, que tenía las orejas rotas, y según nos informa aún, después de renunciar a los combates, tenía toda la talla de un luchador, PASAN SCHESIN ATHLITIKIU EPIPHAINON, yo lo creo muy probable por el nombre de este Hermes.
Concluyo, además, que el hermoso busto de bronce de la colección de Herculano, que representa a un hombre joven con las orejas similares a un Hermes, y con la inscripción del nombre del Artista, Apolonio, hijo de Archias de Atenas (#), nos ofrece la figura de un joven luchador, y no la del emperador Augusto en su juventud, con la que el busto no tiene semejanza (1)
Para concluir, todavía comento una estatua del Capitolio, conocido como el Pancatrista (¿#?), no tenemos un personaje parecido, no tiene las orejas de la forma que acabo de asignar (2)

No menos que las orejas, el pelo blanco está en el arte estatuario de los Antiguos, donde trataron de mostrar su industria.
Estas piezas son características de los rasgos que distinguen lo moderno de la antigüedad, en la que los artistas modernos son muy diferentes de los antiguos, el pelo tirado hecho ya sea por la ejecución en general de estos detalles.
Yo ya hablado del cabello doblado hacia atrás sobre la frente

(1) Bronzi, Ercol. tav. 45.45
(2) Mus.Capit. T.3.. tav.61


página 560

y he hecho ver que esta forma de tratar los cabellos, su corte particular distinguía a Júpiter y Hércules de otros dioses.
La manera de tratar el cabello era diferente dependiendo de la naturaleza de la piedra. El cabello, ejecutado sobre la más dura, tiene el aire del pelo corto, luego de peinarse con un peine fino, porque este tipo de piedra es demasiado difícil de manejar para poder dibujar un pelo flotante y rizado. Mientras que en las figuras de hombres, ejecutados en mármol y en tan buenos tiempos en el arte, el pelo está rizado y se mantiene flotante, excepto cuando las cabezas eran retratos; entonces al artista se le requiere para hacer el pelo corto, o la manera del personaje.
En cuanto a las cabezas de mujeres y particularmente en las figuras virginales donde el pelo está elevado y anudado detrás de la cabeza, se ve todo el cabello tratado con ondas y cavidades considerables, que por tanto difunden la variedad, ya que tiran del claroscuro.
Así están trabajado el pelo de todas las Amazonas, que pudieron servir de modelo a nuestros artistas estatuas de Vírgenes y Mártires.
Difieren de la Estatuaria antigua, los escultores modernos, que han adoptado para sus figuras de hombres un cierta forma en el pelo, que es específica para los sátiros y faunos, como mostraré más adelante, sin duda parece que la ejecución de este pelo da menos problemas; mientras que en sus figuras, a las mujeres les hicieron el cabello con pocas o ninguna cavidad, lo que les priva de la variedad, y privándolas del claroscuro.
Los cabellos de sátiros y faunos están erizados y un poco rizados en las puntas, porque querían darle
página 561

el carácter de pelo de cabra, al igual que les han dado pies de cabras a los viejos sátiros y algunas figuras de Pan: esto es lo que hizo dar al Dios Pan el epíteto PHRIXOKOMIS, pelo de punta (Antología Palatina 12-291).
Este tipo de cabello se llama generalmente EUTHYTHRIX, y Suetonio los llama capillus leniter inflexus (2).
Si en el Cantos Sacros (3) el pelo de la mujer se comparan con los pelos de las cabras, significa sin duda cabras de Oriente, que están acostumbrados a cortarles el pelo debido a la longitud de sus pelos (4).
Apolo y Baco llevan el pelo que les baja por los hombros. Sólo estas dos deidades tienen esta forma; que vale la pena señalar, porque esta característica del cabello les hace reconocerse en las figuras mutiladas.
Los niños llevaban el pelo largo hasta la adolescencia, como vemos que cuenta Suetonio, quien nos dice que Nerón, durante su estancia en Nápoles, había recogido cinco mil niños que llevaba el pelo largo (Suetonio - Neron 20). Pero los hombres jóvenes tenían costumbre de llevar el pelo más corto, especialmente por detrás, excepto los de la isla de Eubea, que Homero (Iliada 2-536) llama A causa de ella OPITHON KOMOON.
En esta ocasión no pasaré en silencio en el color del pelo, sobre todo porque muchos pasajes de los autores antiguos, han dado lugar a malentendidos con este singular objeto.
El color rubio, XAUTHÎ, siempre ha sido considerada como el más bello, y el rubio cabello

(1) Anthol. L. 4. c. 36. p.364 L.15.
(2) Suet. Aug. c. 79.
(3) C. 4. v. 1.
(4) Bochart, Hieroz. T. l.2. c.51. p.625.
(5) Suet. Nero. c.2.


página 562
también fue dado a los más bellos de los dioses, a Apolo, a Baco, y a los más ilustres de los Héroes.
Aeliano nos dice, que Alejandro tenía el pelo rubio (Claudio Aeliano , Historias L-12-14) Como resultado de este concepto que he restaurado en otra parte (2) el significado de este pasaje del Ateneo (Ateneo Banquete 604) OUD´O POIITÎS (SIMONIDÎS) OPHILOGON CHRYSOKOMAN APOLLONA? pasaje que voy a aplicar justo aquí, con los cabellos negros de Apolo, y que habían sido oídos incluso por Francis Junius (4).
Gracias a un signo de interrogación, hace que el pasaje en cuestión tome una dirección opuesta. Este color del cabello también nombrado, MELICHRÔOS (5), y cuando Lucrecio dijo Nigra MELICHRÔOS es(6)
Él confirma el sentido de nuestro pasaje.
El poeta hablando con adulación impertinente prodiga el bello sexo, también cita y nombra a una joven que tiene el pelo negro, MELICHRÔOS (rubia), para darle una belleza que no tiene.
De la manera que hemos interpretado justo a Simónides, que resultará que el Poeta contradice al cantor de Aquiles, que no caracteriza a cualquiera de sus personajes por los cabellos negros.
La belleza de la forma de las partes del cuerpo, tales como las extremidades, manos y pies, está así universalmente determinada como sobredimensionadas.
Plutarco muestra en general sobre este objeto, como sobre muchos otros, poco conocimiento del arte, cuando avanza que los artistas no ponían su atención nada más que en terminar la cara, sin también tratar otras partes de la figura. Los extremos no eran lo más difícil

(1) Aelian. var. hist. L.12. c.14.
(2) Monum. Ant. V.2.p.46.
(3) Athen. Deipn.L. 13. p. 604. A.
(4) Juni. de Pict. vet. L. 3. c.9.p.232
(5) Philost. L. 1. Icon. 4. p.768
(6) Lucret. L. 4, v. 1154.



página 563
en la moral, o el extremo vertido consintiendo en el vicio, como en el arte, donde los detalles de las figuras dan fe de la inteligencia del Artista para conseguir lo bello.
El tiempo y la furia de los hombres nos han dejado pocos hermoso pies, e incluso menos hermosas manos.
Sabemos que las manos de la Venus Médici son modernas; Se pueden hacer una idea del juicio de los que encontraron defectos en estas manos que creían antiguas.
La belleza de la mano de una joven está en una redondez moderada, con trazos apenas perceptibles, sombras suavizadas en las articulaciones de los dedos que están marcadas una mano regordeta a través de pequeños agujeros.
Los dedos se dibujan con un bonito descenso, como columnas de una hermosa proporción, y parecen indicarnos las articulaciones.
En la antigua estatuaria, la última articulación de los dedos no es tan curvada hacia adelante como en la moderna; ellos no las sostenían con clavos si la longitud les obliga a ponerlos.
Los poetas llaman hermosas manos de manos de Palas (1), y todavía dicen de manos de Policleto (Antología Palatina 12-150), porque el artista tenía reputación de hacer una forma hermosa.
En cuanto a las hermosas manos antiguas que se conservan, primero voy a citar los hombres, una mano del hijo de Niobé que está tendido en el suelo, y una y otra mano de Mercurio abrazando a Herse, en el jardín del palacio Farnese.
En cuanto a las bellas manos en mujeres, tenemos una de el Hermafrodita del Villa Borghese, y las dos manos, que es muy raro, y la figura en cuestión de Herse.
Las mas hermosas rodillas y las más bellas piernas en figuras de hombres son, sin duda, las del

(1) Anthol. L. 7, p. 476. 1. 5.
(2) Ibid. p. 47. L.16



página 564
Apolo Sauroctono de Villa Borghese, así como las de un Apolo, con un cisne a sus pies, y un Baco, dos estatuas de la Villa Medici: estas figuras hechas de la edad, y de hermosa naturaleza en sus rodillas y envergadura, así como sus articulaciones, débilmente indicadas, de suerte que desde el muslo hasta la rodilla de la pierna, formar una eminencia suave y lisa, que no se interrumpe por cavidades y convexidades.
Para mostrar que esta indicación forma imperfecta de un joven en las rodillas no es superflua, habría de traer la atención de los conocedores de las figuras de la edad de los artistas modernos, que produjo un muy pequeño nombre, o parte de la hermosa naturaleza que se encuentre observada.
Hablo principalmente de figuras de nuestro sexo: porque nada es más raro que encontrar hermosas rodillas de jóvenes en la naturaleza, si no encontrar tal en las obras de arte o pinturas, o estatuas.
De suerte que en este artículo yo no podría informar como modelo alguna figura de Rafael, menos aún de Carracci y de sus sucesores. En este sentido, el hermoso Apolo, ejecutados en la Villa Albani por Raphael Mengs, puede servir de modelo a nuestros pintores.
En cuanto a las figuras de mujeres que se encuentran en Roma, la que tiene las más bellas piernas es la Thetis de Villa Albani.
En el volumen siguiente, hay una descripción de esta estatua.
Un bello pie, así como hermosas rodillas, era lo más visible entre los antiguos, que no es de esta manera entre los modernos.
Como los antiguos no usaban como nosotros en los pies zapatos estrechos, tenían ésta parte del cuerpo con el más bello torneado.
Vemos por las observaciones de los filósofos, y por lo que se deduce de allí, que tenían inclinada el alma, ya que los antiguos consideraban la forma de los pies con
página 565

una escrupulosa atención (1). Por eso, en las descripciones de las bellas personas, como Polixena (Dares de Frigia XII) y Aspasia y (Claudio Aeliano libro 12-1), se mencionan sus hermosos pies, y la historia no ha desdeñado mencionar la deformidad de los pies del emperador Domiciano (Suetonio Domiciano, 18).
Las uñas de los pies están más aplastadas en las estatuas de los Antiguos que en los Modernos.
Después de considerar la belleza, en relación con las extremidades de la figura, vamos a hablar de la superficies del cuerpo, en comparación con las áreas, a saber del pecho y las partes inferiores del cuerpo.
La belleza del pecho de las figuras de los hombres consiste en un hermoso pronunciamiento de su elevación.
Esto es un pecho similar al que el padre de los Poetas da a Neptuno, y después de él a Agamenón.
Anacreonte decide ver en él a quien quería, un pecho de una forma similar (5).
Los senos y el cuello de las figuras femeninas jamás se hicieron muy anchos. El abad Banier está mal informado, cuando el avanza, que Ceres aparece generalmente en los monumentos antiguos, como una mujer que tiene los senos muy gruesos (6).
Debe el sabio, haber tomado una Ceres moderna por una vieja Ceres.
En las figuras divinas los senos tienen siempre una forma virginal, por lo que los Ancianos incluyen en la belleza de esta parte, una elevación moderada: para prevenir de engordarla se sirven de piedra de la isla de Naxos, que pulverizada y aplicaban sobre la garganta (Dioscórides 5-168).
Los poetas comparan un seno

(1) Ariftot. L.i. p. 147, J. 8. L. 2. p. 1S7. 1. 26. ed. Sylb.
(2) Dares Phryg. c. 13.
(3) Aelin. Var. hist. L.I2. c.I..
(4) Suet. Domit.
(5) Conf. Cafaub. animadv. in, Athen. L.15. p. 972- I.40- edit. Lugd. 1621.
(6) Banier, Mythol. T.5. p.115
(7) Dioscor. L.5.c.168.


página 566
virginal, a las uvas que aún no están maduras (1).
Apolonio hace que esta elevación moderada del seno de las Ninfas con el término obscura, cuando el dice Crinis ad obscurae decurrens cingula mammae (2).
En algunas Venus debajo del natural, los pechos están apretados, y las eminencias terminan en picos, esta es la forma del seno que ha sido considerada como la más hermosa.
Yo extraería de esta máxima, la figura de Diana de Éfeso, que no sólo tiene grandes pechos y plenos, sino que también tiene un gran número: además, esta forma de ser, tiene un propósito simbólico no la belleza como objeto.
Entre las figuras ideales vemos que las Amazonas tienen grandes y amplios pechos; también con ello representan a las mujeres, y no a las niñas, donde la punta de su pecho es visible.
En la antigüedad el seno de las ninfas, así como el de Diosas no está coronada por un final visible, al menos no sobresalen en las figuras de mármol, y no lo hacen tampoco en las pinturas, porque tal es la forma de esta parte en la inocencia de la edad.
Como el pezón está completamente desarrollado diversos en el presunta Venus, pintada de tamaño natural en una tabla antigua, conservada en el Palazzo Barberini. Yo llego a la conclusión, de que esta figura no puede representar a una diosa.
Entre los modernos algunos de los más grandes artistas son reprobables sobre este artículo. Domenichino entre otros, haya pintado al fresco en el techo de la casa de Costaguti en Roma, representando la Verdad, que se arranca de los brazos del tiempo, con los pechos cubiertos con los pezones de un tamaño tal, como una mujer que hubiera amamantado a varios niños (#), no podría haberlas hecho más grandes y peor

(1) Theoçrit. Idyl.n. v. i. Nonn.Dionys. L. 1. p. 4.1.p.15.l.9.
(2) Argon. L. 3. v. 526.



página 567
Ningún pintor moderno ha expresado mejor un seno virginal, como Andrea del Sarto. Entre otras, una figura pintada de medio cuerpo, coronada con una guirnalda y con flores en la mano. Esta tabla se encuentra, en la colección del Sr. Cavaceppi.
En las figuras masculinas, la parte inferior del cuerpo es, como la de un hombre que ha disfrutado de un sueño tranquilo, y ha hecho una buena digestión.
El vientre, sin estar inflado, es tal que los físicos quieren que sea la marca de una larga vida (1).
El ombligo se ha reducido considerablemente, especialmente en algunas figuras femeninas. Y a veces se forma un pequeño semicírculo dirigido tanto arriba como abajo.
Es de las figuras con esta parte más bella la obra de la Venus Médici, con el ombligo singularmente grande y profundo.
Las partes naturales tienen también su belleza particular en las figuras antiguas.
Entre los testículos el izquierdo es siempre más grande que el derecho, remarcando la naturaleza, han observado que el ojo izquierdo se ve más claro que el derecho (3)
Del resto no hace falta creer que es una mutilación violenta cuando vemos algunas figuras de Apolo y Baco privadas como en los dibujos de sus testículos, y nos ofrecen a nuestros ojos como cáscaras vacías de dichas partes.
A la vista de Baco, esta supresión puede tener su significado secreto, porque el Dios era a menudo confundido con Athys, por los escritores, y que fue privado de su sexo ya por último (Eusebio Cesarea - Pr.Evangelios libro3- 11). Como era Apolo

(1) Bacco, Verul. Hist. Vit. & Mort. p. 174.
(2) Couf. Achil. Tat. Erot. L. I.P.9. 1. 7.
(3) Philosoph. Transaet.v.3.p. P730. Denis, Mémoires, p.213
(4) Euseb.praep. evang. L-2.p. 4t. L 39.


página 568
tan venerado lo fue Baco, por lo que puede ser que la mutilación de estas partes tenga el mismo significado (Eusebio Cesarea - Pr.Evangelios libro2- 1).
Dejo que los escrutadores de la belleza tornar a la medalla, y hacer las observaciones particulares sobre las partes que el pintor Anacréon no podía representar la maestría del Poeta.
Yo añadiría a estas consideraciones sobre la belleza, algunos consejos, que podrían servir como primeras lecciones a los viajeros y jóvenes gentes, en la contemplación de las figuras griegas.
En primer lugar, no buscar puntos con defectos de cobertura en las obras de arte, antes que haya aprendido a conocer, y captar la belleza.
Esta máxima se basa en la experiencia diaria.
La mayoría de aquellos que pueden ver la forma por sí mismos, y que se ven obligados a ver la esencia por otros, fracasan en el conocimiento de la hermosura, porque ellos quieren ser censores antes de haber sido discípulos,
Ellos hacen como los escolares, que tienen suficiente con ver el débil fallo de su Maestro.
Nuestra vanidad no se contenta en una contemplación ociosa, y nuestro amor propio quiere ser halagado y para satisfacer el uno y el otro queremos juzgar.
Pero es más fácil encontrar una proposición negativa que una propuesta favorable y es aún más fácil de descubrir los defectos de una obra, que captar la belleza.
Cuesta menos problemas juzgar que enseñar.
Los que se dicen conocedores, se acercan a una hermosa estatua, exaltan su belleza en términos generales, no cuesta nada, y cuando están mucho tiempo se ven inciertos sobre la obra, los seguidores no entran en la bondad de sus partes sin haber entrado en el principio de la perfección, donde ellos se fijan sobre lo pretendido

(1) Eufeb. pracp. evang. L. I. p. 18, l.25.


página 569
en las imperfecciones debidas. En el Apolo se dará cuenta de que la rodilla está girada hacia adentro, es más por el restaurador que del Maestro.
En el pretendido Antinoo del Belvedere, ellos critican las piernas echadas hacia fuera del Hércules Farnese Ellos Recuerdan haber visto cualquier parte, que la cabeza no es proporcional al cuerpo, y dirán que es un poco pequeña.
Para los que quieran un aprendizaje más profundo, en esta ocasión se encontró la cabeza del Hércules en un pozo en una legua de la estatua, y que las piernas fueron descubiertas a diez millas de distancia del tronco, cuento que se informó en serio en más de un libro: más allá sólo nos dimos cuenta de que son adiciones modernas.
Con en este tipo de observaciones son guías ciegos de los que viajen a Roma.
Otro se equivocaba por excesiva precaución: con el motivo de desprenderse de cualquier sesgo a favor de los monumentos de la antigüedad, parecen haber hecho firme resolución de no admirar nada.
Frio a la vista de una hermosa antigüedad, tienen guardia alerta, porque creen detectar la ignorancia ante la participación en un arrebato de admiración.
Sin embargo Platón afirma, que la admiración es la sensación de un alma filosófica y el principio de la sabiduría (Platón Teetetos).
Si va usted a iniciarse en los misterios del arte, hechos de otro modo, aproveche un espíritu prevenido a favor de la antigüedad. Persuádase de que haciéndolo va a encontrar la belleza, y si usted la busca y se esfuerza en buscarla, ella se revelará a los ojos.
Retorne justo cuando la haya encontrado, ya que existe.
En segundo lugar, evitar repetir decisiones de la gente del oficio: casi siempre prefieren la dificultad

(1) Plat.Theaet. p.7.l.13

página 570

al culto a la belleza.
Esta advertencia no es menos útil que la anterior, porque eso es por lo general la rutina de artistas ordinarios, que consideran que el trabajo proporciona favores.
Porque es un hecho que esto es falso y esta precaución es muy perjudicial para el Arte, y esto ha llegado en los tiempos modernos en que parece que lo hermoso hubiera sido prohibido.
Estos son artistas pedantes, y pintores fríos, incapaces de sentir la belleza, o hacerla, que se han introducido en las composiciones de los techos, y bóvedas con multitud de otros recursos.
El artista de estos recursos se ha convencido en que podrá compartir los techos, que gravan la pintura de ignorancia, porque las figuras de su composición, no aparecen desde todos los puntos de vista desde abajo.
Es después de este gusto corrupto, que hemos juzgado ordinarios los dos techos ovalados de la galería en Villa Albani, pintados por Raphael Mengs, y que le hemos dado preferencia sobre el panel capital central, ejecutada por el mismo maestro
Este gran hombre, que tenía condicionado el juicio, había dicho, que pretendía trabajar para dar de comer a las groserías de sus jueces, con gusto por el artificio y cortinas en el nuevo estilo de las cúpulas de la iglesia.
El amateur no querrá conformar su juicio, a poco que tema ser acusado de singularidad, o ser expuesto a contradicción.
El artista que busca los votos del gran nombre, camina con confianza sobre el camino trillado, y tal vez cree mostrar más talento, cuando produce sobre el mármol una referencia del trabajo del día que cuando dibuja una figura ejecutada en un diseño puro.
En tercer lugar, en la imitación de los antiguos artistas, hay una diferencia entre el diseño esencial y los accesorios que hacen que vuestro juicio no se caiga elevando las cosas falsas que no merecen ningún examen,
página 571

o también para que vuestra atención, se pueda dirigir y fijar, sobre lo verdaderamente bueno del arte del dibujo.
Nada demuestra poco cuidado en lo que aportan los antiguos artistas, haciendo cosas que eran por así decir, fuera de su ámbito, como, por ejemplo, los jarrones pintados, donde a veces vemos la silla y una figura, indicada por un simple palo, colocado horizontalmente, sin importar cómo, nos imaginamos la figura sentada, pero por otra parte esta misma figura, nos dará a conocer toda la habilidad del Maestro.
Sin Embargo, yo no pretendo a favor de estos consejos alquilarle lo mediocre, ni corregir los defectos reales que se encuentran algunas veces en lo antiguo; pero cuando yo veo en la misma figura principal, de una belleza superior, los detalles, o los atributos de un trabajo totalmente inferior, creo que puede redactarse por inducción, que los antiguos consideraban la negligencia de la forma, y la ejecución de los accesorios, o, como los griegos llamaban Artistas decoradores.
No es necesario consideran estos decorados como episodios de un poema, o como los discursos en la historia, expedientes con los cuales el poeta y el Historiador, buscan dar cuenta de su arte.
El cisne que está al pie de la hermosa figura de Apolo de la Villa Medici, tiene que ser juzgado con esta indulgencia: que sin duda se ve más como un ganso que un cisne.
De todos modos, yo no voy a establecer una regla en favor de todos los decorados, porque yo no puedo ir contra informes de los escritores, ni contra la inspección de los ojos
Una infinidad de figuras recubiertas de armadura, se pueden ver en las franjas más bajas de los escudos de armas, donde son apropiados
Y En algunas estatuas se encuentran a los pies, donde varios pequeños accesorios como el calzado, se trabaja con la mayor delicadeza.
Aprendemos de los antiguos,
página 572

artistas, que todas la obras del Júpiter de Fidias, eran de extrema terminado, y sabemos lo que Protogenes había empleado en su tabla del cazador Jalysus para hacer perfectamente una perdiz, sin hablar de una infinidad de otras obras.
En cuarto lugar, hay que tener cuidado de romper vuestra crítica sobre los antiguos artistas, cuando te encuentras partes manifiestamente defectuosas en los grabados, que está obligado a recurrir, a falta de contemplar los mismos monumentos; estar seguro de que los defectos, o son del diseñador, o del restaurador.
A veces comparten la culpa: lo que sucede especialmente en los grabados de la galería Giustiniani, en la que todas las estatuas fueron restauradas por trabajadores poco cualificados, y en las que todo lo que es verdaderamente antiguo, ha sido diseñado por personas poco hechas en lo antiguo.
Apoyado en esta experiencia yo digo sobre las piernas mediocres de un hermoso Baco, apoyado en un sátiro, una estatua conservada en la Biblioteca de San Marcos en Venecia (1), y yo decido que la mediocridad es una adición moderna.
Después de discutir en este capítulo al diseño de las partes de la figura humana, nosotros pasamos a la forma de los animales.
Con el estudio griego de la naturaleza de los animales, no fue menos el objeto de sus artífices que de sus filósofos.
Sabemos que muchas estatuas tuvieron una gran reputación por la manera superior con la que representaron los animales.
Calamis se distinguió en el arte de la representación de los caballos y Nicias por hacer perros.
La vaca de Mirón es más famosa que otras
(1) Zanetti, stat. di Venez. P. 2. tav. 26.


página 573
obras, y fue cantado por muchos poetas en los versos que nos han alcanzado.
Todavía contaba con una perro de este artista y un becerro de Menechmus (Plinio el Viejo Libro34-80)
Leemos que las antiguos artífices, hacían bestias feroces de natural, y que Pasitels había tenido ante él, un león vivo, cuando hizo al rey de las bestias.(Plinio el viejo libro36-40)
Se han conservado leones y caballos de una gran belleza, tanto de grabado y medio grabado, en medallas y sobre piedras grabadas.
El león sentado de mármol blanco, más grande que de natural, el mismo que estaba colocado una vez en la puerta del Pireo en Atenas, y que decora la entrada del Arsenal de Venecia, y de este género para mi, es el monumento más hermoso de este tipo.
El león a los pies el Palazzo Barberini, también más grande que de natural y quitado de una tumba, muestra al rey de los animales en su terrible majestad.
De la belleza del dibujo en las monedas no hay como las de la ciudad de Velia (#), parece que han observado más de un león en la naturaleza, nos aseguran de que las figuras antiguas, de estos animales, contienen algo ideal que los distingue de los leones que vivos.
Tal vez los artistas modernos, no han superado los antiguos en el arte de hacer los caballos como, adelanto Abbé du Bos, quien sostiene, que los caballos ingleses superan en belleza a los de Grecia, e Italia.
Ciertamente las yeguas inglesas y napolitanas, cruzadas con sementales andaluces, produjeron una raza de caballos muy nobles, y que se utiliza para perfeccionar esta industria ganadera en estos países. También se practica en otros climas, y no tiene siempre

(1) Plin. L. 34. c. 19.
(2) Id. L. 36. c. 5.



página 574
el mismo éxito, y el resultado a menudo es contrario.
Los caballos alemanes que Cesar se encontró eran muy malos, ahora son muy buenos; Los caballos galos, estimados en su tiempo, actualmente son los más pequeños en Europa.
Los ancianos no conocían la hermosa raza de caballos daneses, y los caballos ingleses les eran igualmente desconocidos; pero tenían los caballos de Capadocia y de Epiro, y los más hermosos sobre todo, los de Persia, de Acaya, Tesalia, de Sicilia, de Tirrene, Celtas o España.
Platón hace decir a Hipias: "Nuestro clima produce la mejor Raza de caballos" (Platón Hipias).
Es un juicio un poco azaroso, y del mismo, Abbe busca apoyar su opinión de algunos defectos en el caballo de Marco Aurelio: caída la estatua y enterrada, naturalmente sufrió algunos accidentes.
En cuanto a los caballos de Monte Cavallo (#,#) que él dice defectuosos, yo rotundamente niego la cosa y yo sostengo que si antiguo es muy bueno.
Cuando nosotros no tenemos otros caballos antiguos, que los que acabamos de mencionar, nos podemos preguntar, de hecho, que la estatuaria de la antigüedad, que tenía oportunidad de hacer mil estatuas ecuestres, contra un figura que se erige conocida hoy, con las cualidades de un buen caballo como sus escritores y sus poetas, no podemos dudar, que Calamis no ha tenido la sagacidad de Horacio y Virgilio, para comprender las cualidades y la belleza de un caballo.
Parece que los dos caballos en cuestión en el Quirinal en Roma, los cuatro caballos de bronce puestos sobre el portal de la Iglesia de San Marcos en Venecia, es todo lo que podemos ver como más hermoso en este tipo, la cabeza del caballo del emperador Marco-Aurelio no pude ser mejor torneada, ni más

(1) Hipp maj.p.348.ed.Basl.


página 575
espiritual en su naturaleza.
Los seis caballos de bronce, que decoraban el frontispicio del teatro de Herculano, eran de la mayor belleza, pero de una raza ligera como los cabellos de las barbas: con los restos de estos caballos se compuso uno, que vemos hoy en el patio de la colección de Antigüedades de Portici.
Otros dos caballos pequeños de bronce (#,#), se conservan de manera similar entre las Antigüedades de este gabinete, y merecen un lugar entre los monumentos más valiosos de su tipo.
El primero, montado por su jinete, fue descubierto en el mes de mayo 1761 en las excavaciones de Herculano; pero las patas del caballo y el jinete faltaban, y el brazo derecho de la misma. Encontramos la base guarnecida de plata de esta última pieza.
El caballo representado al galope apoyado en un timón, tiene la longitud de dos palmos de Nápoles; y tiene los ojos de plata, una rosa del mismo metal sobre la frente, y unido a la brida y así como una cabeza de medusa en el pecho. La brida es de cobre. La figura del caballero parece de Alejandro Magno, tiene igualmente los ojos de plata: la capa está atada sobre el hombro derecho, con una grapa de plata. Sostiene en su mano izquierda la vaina de su espada, presumiendo de ser zurdo.
Esta figura de un palmo romano y diez pulgadas de alto. El otro caballo ha sido encontrado igualmente mutilado y sin caballero.
Pasado el tiempo, fue encontrado en el mismo sitio otro caballo, del mismo tamaño montado por una amazona, en el momento de la acción de saltar reposa el pecho sobre una Herma.
Tenemos medallas de Siracusa (#) y otros lugares donde hay caballos de gran belleza de dibujo.
El artista que talló las tres letras iniciales de su nombre, MT0 bajo la cabeza de un caballo, sobre una hermosa cornalina de la colección de Stosch, estaba seguro del
página
éxito de su trabajo y la aprobación de los entendidos (1)
Voy a repetir en esta ocasión la observación hecha en otro lugar (2), saber que los ancianos artistas no estaban de acuerdo en el movimiento secuencial de los caballos, es decir, sobre la forma de poner los pies de delante, que son pocos los autores modernos que han tratado este tema.
Algunos afirman (3) que los caballos levantan ambas piernas a cada lado, al mismo tiempo, y tal es el ritmo de los cuatro caballos antiguos de Venecia, los caballos de Castor y Pollux en el Capitolio, y los de Nonius Balbus y su hijo en Portici.
Otros están convencidos de que los caballos se mueven en diagonal, o en forma de cruz (4), y después de haber levantado el pie derecho antes de levantar la pata trasera izquierda, lo que se funda en la experiencia y sobre las leyes de la mecánica. Pies así, levantan el caballo Marco Aurelio, los cuatro caballos de su carro en el bajorrelieve del Capitolio, así como los del arco de Tito llamado con el nombre del emperador.
Todavía vemos en Roma otros animales de fabricación Griega, ejecutado en piedras preciosas y mármol.
En la Villa Negroni hay un tigre de basalto muy fino, montado por un hermoso niño de mármol.
Se veía aun en Roma un gran y hermoso perro de mármol, que pasó a Inglaterra en los últimos años. Tal vez este perro es de la mano de Leucon, reconocido en tales trabajos (Antología Palatina 4-175 ).
La cabeza del conocido macho cabrío del palacio Giustiniani, no es antigua.

(1) Des. desPier, gr.du cab. deStosch,P.543- Monum. Ant. ined. p. 238.
(2) Deser. desPier. gr. du cab. deStosch, p. 570.
(3) Borel. de motu Animal. P.I. Baldinuc. Vite de Pitt. T.2.p.59
(4) Magalotti Letteri.
(5) Anthol. L. 6. c. 1. ep.2. p. 411.


página 577
El material no se agota en estas observaciones, sobre el dibujo del desnudo de los artistas griegos, lo siento; pero yo creo que el hilo se puede rastrear con seguridad, para salir de este laberinto.
Roma es el lugar más adecuado para revisar y aplicar estas observaciones, pero no es común que se logre disfrutar de ello, y que se desprenda de la utilidad.
Las cosas que pueden parecer primero algo más consistente con las nociones, prevalecen en este tratado, y se acercará al significado donde el Autor pone atención para traerlo a examen de los artículos, y, finalmente, confirmar que los principios que pretende establecer, que son el resultado de muchos años de experiencia.


página 578


Capítulo V.

El diseño de las figuras vestidas.

Después de haber tratado en el anterior capítulo, el diseño del desnudo de los artistas griegos, me propongo en este, revisar el dibujo de las figuras vestidas.
La discusión de las ropas, es particularmente necesaria en una historia sistemática de arte, que la mayor parte de los tratados, que nos han dado hasta ahora, justamente en la ropa, los ancianos son más sabios que instructivos, con vaguedades que un artífice podría haberlos leído todos sin haberse avergonzado.
Estos tratados han sido recopilados por personas que sólo tenían ciencia en los libros, aficionados con un conocimiento intuitivo de las obras de arte.
Debemos admitir que también es muy difícil determinar con exactitud todos los puntos relacionados con este objeto, y mi deseo no es no dar búsquedas
página 579

detalladas de esta parte.
Basta la Inspección visual, para sentir la verdad de las palabras de Plinio, cuando dijo que los griegos tenían la costumbre de no ocultar nada, al revés que los romanos, siguiendo un uso contrario en los vestidos de sus figuras, y revestidos, especialmente las armaduras de sus héroes (Plinio el Viejo libro34 18).
En consecuencia de este principio, empiezo esta discusión con la ropa de las mujeres, y voy a terminar indicando la ropa de los hombres.
Voy a empezar con telas y las diferentes partes y formas de ropa de las mujeres, y finalmente del adorno y la elegancia o incluso sus hábitos mismos, en el resto de sus ajustes.
En relación con el punto primero, los vestidos de las mujeres en parte de tela u otras cosas que dan un cuerpo ligero, e incluso en épocas posteriores, en parte también de tela.
Había asimismo ropa con tejidos de oro.
En las obras de escultura, como en las de pintura, percibimos el lienzo y la transparencia con sus pequeños pliegues unidos.
Los Artistas dieron esta suerte de vestidos a sus figuras, no tanto porque imitaban con el paño húmedo, con que cubrían sus modelos, porque según informa Tucídides (Libro 1 1-6), los antiguos habitantes de Atenas, y otras personas de Grecia, se vestían de tela (Esquilo 7 contra Tebas 1045)(Teócrito Idilios 2-70), sería necesario escuchar a Herodoto, según él, las mujeres vestían una túnica (Herodoto 5-87y88) Los atenienses todavía llevaban la ropa de lino poco

(1) Gracca res est, nihil velare; at contra Romana ac militaris, thoraces addere. Plin.
(2) L.1.p.3.I.1
(3) Aeschil. Sept, contr. Theb.v.1047. Theocrit. Idyi. 2.v.72
(4) L.5. p.201.l.16.



página 580
antes de un siglo de los escritores que venimos de citar (Eurípides las Bacantes 819), y Tucídides, en su descripción de la plaga de Atenas, habla de las camisas de lienzo muy bien (Tucídides Libro 2 -46)
El resto prefieren ligeras ropas para las figuras femeninas que parecen lienzos, eso no cambia mi tesis.
Se debe, sin embargo, a que la ropa lienzo era de uso frecuente entre los griegos, como lo fue en Elis cultivar el lino, que labraban y tejían como lo más hermoso, y el más fino más (Pausanias libro5 ,5-2), (Plinio el viejo libro19, 20), tenía fama entre los romanos.
También los samnitas vestían ropa de lienzo en sus expediciones, y los íberos del ejército de Aníbal, vestían chaquetas de lino color púrpura (Polibio libro 3 -32).
Desde allí podemos creer confiadamente que las telas de lino no serian raras en Roma, aunque algunos escritores lo afirman tras un pasaje mal entendido en Plinio, donde el Autor citando a Varrón, dice que las mujeres de la casa de Seranus en Roma, no habían usado vestiduras de lino (Plinio el viejo libro19, 8)
.

Las telas ligeras fueron principalmente de algodón, cultivado y trabajado en la isla de Cos (6); Esta era una ropa de la mujer, tanto en los griegos como entre los romanos.
Cuando los hombres se servían de ropa de algodón, pasaban por afeminados (Plinio el viejo libro11, 78)
..
Estas telas tenían a veces rayas (8). Así, vemos vestido travestido a Chareas en el eunuco de Terencio del Vaticano.
A menudo la misma tela

(1) Eurip. Bacch.v.819.
(2) L2.p.64l.4.
(3) Paus. L.5- P- 384- 1 31., Plinio L.19,c.4
(4) Polyb. L. 3 p. 164. A. Liv
(5) Plin. L. 19. c2,1.
(6) Salmas. Exerc.in solin. p296A.
(7) Plin. L. 11. c.27
(8) Ruben. de re vesft.L.I.c.2 p. 15.



página 581
está decorada con todo tipo de flores (Platón político).
Tejidos ligeros, también fueron fabricados para el uso de las mujeres, con pelusa que crece en algunas conchas (2), y con lo que se tiñe hoy en día, especialmente en Tarento, guantes y los bajos muy finos, y muy cálidos en invierno.
Los antiguos tenían telas transparentes que llamaban las nieblas, y en la descripción de Eurípides del manto de Ifigenia con el que cubría su rostro, por lo que dice tendría que ser tan claro que se podría ver a través de él.(Eurípides Ifigenia 1120)
Creen reconocer en algunas pinturas antiguas diversidad de color que parece sobre la misma ropa y que llaman color cambiante, "colore cangiante", como se ve claramente en la tabla, comúnmente llamada "Nozze Aldobrandini", y en copias de otras pinturas descubiertas Roma y destruidas, algunos trozos están en la Biblioteca del Vaticano y la colección del cardenal Alexander Albani.
La ropa matizada se da con mayor frecuencia en varias pinturas de Herculano, como se observó en el catálogo y en la descripción de algunas piezas (4).
El cambio de color de los tejidos viene de la superficie pulida y de la reflexión de la seda; efecto que no se sabe producir, ni en los paños, ni en el algodón, a causa de su área peluda y acolchada de su hilo.
Con ello pretende indicar que Filóstrato, al hablar de la capa de Anfión, dijo que no es que no fuera de un solo color, pero cambiaba según los diferentes puntos de vista (Filóstrato Heroes 10-5)
Los autores

(1) ἱμάτιον ποικίλον πᾶσιν ἄνθεσι πεποικιλμένον Plat. Polit. L.8.p. 45o. 1. 16.
(2) Salmaf. Not. in Tertul.de Pallio,p.172,175
(3) Turneb. adverf L.1.c15.p.15
(4) Bayardi,CataI.Ercol.p.47.D.244. p. 117. N.593. Pi". Pitt.Ercol.T.2.tav.5.p.27.
(5) Icon. L. 1. N.10. p- 779.



página 582
nos dejan de lado en los mejores tiempos de Grecia, las Damas griegas vestía ropa de seda; pero vemos, que es necesario, que los Artistas hubieran experimentado este tipo de concreto de vestido, en sus modelos.
La moda de llevar seda era desconocido en Roma hasta la época de los emperadores; pero tan pronto como tomaron el lujo, no se encontraba freno, se trajeron telas de seda de las Indias, y los mismos hombres se vistieron (Tácito anales 2-33)
Esta furia de llevar seda fue la causa de que fuera prohibida por una ley de Tiberio.
Sobre varias telas en las pinturas antiguas, se ve el color cambiante particular, vemos un rojo y un púrpura con un azul celeste, o un rojo en los pliegues hundidos y un verde en los salientes, o púrpura en los hundidos y amarillo en los salientes.
Estos tonos indican telas de seda, pero de manera que se mete en los tejidos el hilo de la cadena y el de la trama, que habían sido teñidos aparte, de cada uno de estos dos colores.
Gracias a este artificio, los colores se iluminan mutuamente en la caida de los vestidos, según la dirección de los pliegues.
El material que más comúnmente tomaba el color púrpura, era la lana; pero no daba esa apariencia.
Había dos tipos de púrpura: la primera era violeta (2), VANTHINOS (Plinio el viejo Libro21 27), con la que los griegos designan el color con una palabra que significa el color del mar (Polibio libro31 3), y que nos indica la púrpura de Tarento (Horacio Ars poetica 228): la segunda que lleva este precioso color, llamado el púrpura Tiro, se parecía a nuestra laca.

(1) Tacit. Annal. L.2 c. 33.
(2) Corn. Nep. Fragn. p.158.Ed. in us. Delph. Colomn. de furp. p. 6.
(3) Plinio L. 21. c. 14,
(4) Excerpt. Polyb. L. 31. p. 177.1.5. Cons. Hadr. Jun. Animadv.L. 2. c. 2. Bochart, Hieroz. T.I.p. 73o.
(5) Horat, L. 2. ep. 1, v207.

página 583

La tela como ropa en las figuras se distingue fácilmente de la de tela y otros tejidos ligeros.
Artista Francés, quien no ha remarcado sobre el mármol, las telas finas transparentes (l), que hace recordar a la Flora Farnese otras figuras vestidas de la misma manera.
Podemos avanzar con audacia, que se han conservado muchas estatuas de mujeres vestidas con ropa de lana, estatuas ajustadas con telas ligeras.
Los paños están recogidos por la amplitud de sus pliegues, así como las pausas contra las que se pliegan: nosotros hablamos luego de estas rupturas.
Voy a añadir a los diferentes tejidos que van ajustados en las mujeres, la tela de oro, aunque no están estrictamente dentro de estas: es por dar cuenta de todo tipo de ropa, porque de hecho hay figuras con puntos pintados en tela de oro.
Las ricas telas de los ancianos no fueron fabricadas como las modernas, con un hilo de oro o de plata de hilo muy delgado, hiladas sobre una trama de seda, pero eran unas telas de oro sin ninguna aleación.
Esto es lo que aprendemos de Plinio, cuando, hablando de Agripina, la esposa de Claudio, dice la princesa asistió a una Naumachia, o el espectáculo de una batalla naval, vestida de un Paludamentum, tela de oro puro.
"Nos vidimus Agrippinam Claudii princips, edente eo navalis proelii spectaculum, indutam paludamento auro textili, sine alia materia
(Plinio el viejo libro 33 , 63).
El mismo autor informa, que Tarquinio Priscus o Tarquino el viejo el primero que se había puesto un vestido de oro Tunicam auream.
Luego de mi estancia en Roma descubrimos dos urnas fúnebres, donde había ropa

(1) Falconet, Résl. fur la Sculpt P- 52. 58.
(2) Plin. L- 33- c.19 p-39. y Dio Casio L. 6o. p. 687-


página 584
hechos de oro puro, que los propietarios hacían poner sobre el campo.
Los Padres del Colegio Clementino, en la viña, donde encontraron por último una urna de basalto verde, confesaron haber echado en sus hábitos cuatro libras de oro; pero es probable que no estuviera ajustado.
Algunas piezas de galones de oro en el gabinete de Herculano, pueden darnos una idea de esta suerte de tejido; donde estas piezas están igualmente hechas de oro puro.
En cuanto al segundo punto de la ropa de las mujeres, es decir, en cuanto a su especie y formas, es necesario remarcar tres piezas, la túnica, el vestido y el abrigo, cuya forma es la más natural que pueden imaginarse.
En los tiempos más remotos de Grecia, las mujeres seguían la moda Doria con respecto a sus vestimenta (Herodoto 5-87).
En la época posterior, los jonios se distinguen de los demás. Pero parece que en la representación de divinas y heroicas figuras, los artistas se han aferrado a la manera antigua.
La túnica que tenían en lugar de la camisa, se ve varias figuras desnudas o durmiendo, como en la Flora Farnese, las estatuas de las amazonas del Capitolio (#, #),y la supuesta Cleopatra de Villa Mattei, y un hermoso Hermafrodita en el palacio Farnese. La hija menor de Niobe que se arroja en el seno de su madre (#), no está vestida con una túnica.
Los griegos llaman a este vestido CHITON (2); las mujeres que no estaban vestidas con la túnica, con la que se acuestan se llamaba MONOPEPLOI (Eurípides Hecuba 933) o MONOCHITONES (Plutarco Sila 25).
Es lo que se ve por las figuras que vemos

(1) Herodot. L. 5. p.201. I. 18.
(2) Achil. Tat. Erot. L. t. p.9.l.3
(3) Eurip. Hecub. v. 933.
(4) Plutarch. Syll. p. 855.l.21.



página 585
y que acabamos de citar, la túnica era de lino o tela ligera, sin mangas y sujetados con un botón sobre los hombros, de suerte que cubre todo el pecho, a menos que la desatemos debajo de los hombros.
Esta era una prenda que llevaban las muchachas espartanas, atada a la cintura (1).
En la parte superior del cuello a veces se nota algunas bandas plegadas de la tela más fina, que está mejor explicado en la descripción que nos da Lycophron de la túnica hombre, y la camisa en que Clitemnestra pone en un aprieto a Agamenón, cuando le va a asesinar (Licofron 1099), con el vestido de las mujeres.
Un escritor moderno afirma que no estaba permitido a las damas romanas, llevar camisas de hombre con mangas, pero tal vez él quería decir, túnicas.
De todos modos quiero ver la prueba de esta afirmación (3).
Yo no recuerdo haber visto, túnicas con mangas largas y estrechas, en las figuras de hombres o griegos o romanos, excepto figuras teatrales.
Pero sobre algunas pinturas de Herculano, se ven vestidos con mangas cortas, que descienden únicamente hasta el centro de la parte superior del brazo, vestidos que llamaban Colobia.
Las únicas figuras que representan personajes cómicos o trágicos, se ajustan ropas de hombres con mangas largas y estrechas, así vemos dos pequeñas estatuas de Comedia en la Villa Mattei, otra similar en Villa Albani, así como una figura trágica en una tabla de Herculano (¿#? , ¿#?).
Sin embargo, esto representa

(1) Schol. ad Eurip. Hec. L. c.
(2) Alex. v. 1100. Cons. Casaub. Anim.in Suet. p. 28. D.
(3) Nadal, Diss. fur l´ habil.des Dam. Rom.
(4) Pitt. Erc. T. 4. tav. 41


página 586
La tentación es aún más evidente, y se ve y en muchas figuras de renombre, como un bajorrelieve de la Villa Pamfili, que he dado a conocer, en mis Monumentos de la Antigüedad (1).
Las actrices de comedia llevan sobre el vestido largas mangas estrechas, o una chaqueta, corta con media manga (2).
Volveré aún sobre esta cuestión más adelante en la sección de la túnica de los hombres.
Yo he dicho exclusivamente, que las mangas largas y estrechas, no se encuentran en figuras de hombres griegos y romanos, excepto en figuras teatrales; Y Voy a añadir aquí, que estas mismas mangas son apropiadas a todas las figuras de los frigios, y que se pueden ver en hermosas estatuas de Paris en el palacio Lancellotti (#) y Altemps, y otras figuras del mismo carácter, como en relieve de las piedras grabadas.
Por lo tanto es como Cibeles (3)  deidad frigia, que siempre figura con las mangas en la forma en cuestión, y que remarcamos a la figura de "bulto redondo" de esta Diosa, conservada en la colección del Capitolio (¿Archigallus?).
Es el resultado del mismo principio que Isis, visto como una deidad extranjera, es la sola diosa junto con Cibeles, que tiene mangas largas y estrechas.
Las figuras, que deben designar naciones bárbaras, tienen costumbre de ajustarlos a la frigia, con los brazos revestidos de mangas.
Cuando Suetonio habla de una toga Germánica, parece ir más allá de un vestido con las mangas realizadas en esta forma (4).
El Vestido de las mujeres por lo general consistía, en sólo dos largas piezas de tela, sin corte y sin forma

(1) Momun. Ant. ined. No. igj».
(2) Pitt. Erc. T. . tav. 33.
(3) Monum, Ant. ined. N8.
(4) Sueton. Domit. c. 4.


página 587
cosidas a lo largo, y atadas a los hombros por uno o más botones: por lo tanto Josefo describe los vestidos ordinarios (1).
Sustituían a veces un botón por un broche puntiagudo.
Las mujeres de Argos y Egina, llevaban estos broches más grandes que las de Atenas (Herodoto 5-88).
Por entonces llamaron al vestido cuadrado, y Saumaise se equivoca, cuando sostiene que fue tallado en redondo (3); El da la forma del abrigo, al vestido. Este vestido, que también pasaba por la cabeza, es justo el más común, en las figuras divinas en aquellos tiempos heroicos.
Los vestidos de las jóvenes lacedemonias, estaban abiertos abajo por los lados, (4) y flotan libremente como se ve en las figuras de bailarines.
Las mujeres todavía usaban vestidos con mangas estrechas, y cosidas, que llegaban hasta los puños, y que llamaban KARPOTOI, de KARPOS, puño (5).
Así estaban vestidas las dos hijas más bellas de Niobe (#,#), y del mismo modo la supuesta Dido entre las pinturas de Herculano. En los jarrones pintados hay un mayor número de figuras ajustadas de esta manera.
Cuando las mangas son muy largas, como en dos hermosas estatuas de Pallas de la Villa Albani, estas no son las mangas del vestido lo que vemos, sino los de la túnica.
Porque cuando no se cortan por separado, la parte del vestido cuadrado cae del hombro sobre su brazo, está dispuesta en forma de mangas por medio de la cintura

(1) Ant. Jud. L. 3. c. 8. $. 4.
(2) Herodoí. L. 5. p.201. 1. 24.
(3) Not. in Script. Hist. Aug. p. 389. D.
(4) Plutarch. in Numa, p.140. l.19
(5) Salmaf. in Tertul. de pal. p.44.


página 588
Cuando estos vestidos, en lugar de estar cosido por los hombros, están sujetos con botones, entonces, los botones caen sobre el brazo.
Los días solemnes, las mujeres llevaban vestidos con esta amplitud (Tito Livio 27-51).
Pero sobre todo, en la antigüedad, no encontramos mangas largas plegadas y enrolladas, como las de las camisas modernas y, como Bernini le dio a una Santa Verónica en la iglesia de San Pedro en Roma (Es de Francesco Mochi).
Otros escultores modernos han dado a sus figuras femeninas cosas similares.
El vestido no está jamás equipado de flequillos, ni en el borde del bajo, ni en otro lugar, que yo observe aquí para servir a la explicación que Calímaco, hablando del vestido de Diana, llamada LEGNÓTON.
Los Intérpretes antiguos y modernos también se han equivocado dando este término por los flecos.
El único Spanheim, dio justamente con la explicación de bandas abrochadas a lo largo.
Calímaco introdujo a esta diosa suplicando a Júpiter, entre otras cosas, pidiendo permiso para llevar el vestido hasta las rodillas (Calimaco Himnos-Diana).
Pero tampoco ni las esculturas antiguas, ni pinturas, nos ofrecen en ninguna parte a Diana vestida con tiras o flecos, dirigidas de arriba a abajo: todo lo que hay y vemos, es que el borde, indicado mediante una larga guarnición con broches, que nada mejor para distinguirlo más claramente que en la estatua de la Diosa, (Diana) conservada en el gabinete de Herculano y que se describe en el segundo capítulo

(1) Liv. L. 27.c. ult. amplissima vestis.
(2) Hymn. Dian. v. ir.

página 589
en el Arte de los etruscos.
Así que yo soy de la opinión de que la palabra LEGNÔTON, designa el borde adornado u ornamento del vestido.
Las niñas así como las mujeres, ataban el vestido bajo el seno (Valerio Flaco, Argonautas 7-349) como una práctica, en algunas partes de Grecia (2), y de la misma manera que portaban los Sumos Sacerdotes Judíos
Es así que se llamaba ceñir en alto, BATHYZÔNOS, epíteto que Homero (Iliada 9-595 , Odisea 3-154) y otros muchos poetas dan, comúnmente a las mujeres griegas.
La expresión de BATHYZONOUS GYNAIKAS. que más se usa, fue dictada por Barnes, en lugar de profunde succinctae y en otras partes por demissas zonas habentes: versiones también en culpa.
Los escoliastas no han comprendido mejor el significado de este epíteto, y cuando se dice en Etymolog. magno, que es un apodo dado a las mujeres bárbaras, y se basa aparentemente en una pasaje de Esquilo (Esquilo los Persas 155), donde el poeta llama así a las mujeres persas. Stanley atrapa el verdaderos sentido de la palabra, y la da por alte cinctarum, las mujeres ceñidas en alto.
El escoliasta Stace (5) no nos da una idea elevada de la figura de la virtud, cuando dice, que ella estuvo representada ceñida en alto.
La cinta o correa, que sostiene el vestido, y que los griegos llaman TAINIA, Strophium (Esquilo 7 Tebas, 872)(Catulo 2a)(Catulo 67) a veces Mitra (7), es visible en la mayoría de las figuras

(1) Val. Flac. Argon. L. 7. v. 355.
(2) Pocock's, Defer. of the East. T.2. P. 1. p.266.
(3) Reland. Antiq. Hebr. p. I45.
(4) Il. c, 590. Od. y 154
(5) Lutat. in Lib. 10. Theb. Stat,
(6) Aeschyl. Sept, contr. Thcb.v.877.Catul. Epithal. v,65 «Je crois que luttantes conviendroit mieux ici que lactantes.
(7) Non. Dionys. L.I.p.15.v.5.p.22. v.12.

página 590
A la pequeña Palas de bronce de Villa Albani (1) así como figuras femeninas, de los más hermosos jarrones de la colección de Hamiìton, vemos tres cuerdas salir con un nudo en ambos extremos de la que se adjunta como correa pectoral.
Este cinturón forma sobre el seno un lazo y a veces un nudo en forma de rosa, que se señala en las dos más hermosas hijas de Niobe.
En la menor de las niñas, vemos los extremos de la cinta pasar por los hombros la parte de atrás; vemos lo mismos en las cuatro cariátides de tamaño natural, que se encontraron en abril 1761 en Monte Portio cerca de Frafcatti.
Esta forma de ceñir fue llamado por los antiguos, al menos en tiempos posteriores, fuccinctorium o bracile (2).
Las figuras de Terentius del Vaticano, nos muestran que el vestido tenía de esta manera dos cintas, que iban a unirse en los hombros superiores: porque en estas figuras las bandas descendían por los dos costados.
Por otra parte, cuando estaban unidos, sostenían y realzaban la cintura ajustando encima los senos.
Es necesario representar bien largo el cinturón llamado TAINIA, como Cloe en la Novela de Longo (Dafnis y Cloe), usa por defecto de una cuerda para sacar a su querido Dafnis, de la fosa de los lobos.
Este enlace no parece ser un ajuste de cabeza como se muestra en los grabados.
En algunas figuras este cinturón es tan ancho como una correa: Es así como vemos la colosal musa de la Cancillería, La Aurora del Arco de Constantino, En una Bacante de la Villa Madama. La musa trágica Melpómene, lleva comúnmente un cinturón ancho;

(1) La Chausse Mus. Rom. Sect.2.tav.9.
(2) Ifidor.


página 591
sobre una gran urna de la Villa Mattei, se ve la misma Musa con un cinturón bordado (1)
Urania está a veces decorada también con parecido cinturón.
En un fragmento del poeta Turpilius, una chica dijo: "Infeliz que soy, he perdido una carta, que se escapó de mi pecho." Un hombre sabio pretende deducir de estas palabras, que con el tiempo, se le dieron a esta banda, o este cinturón de un forma particular (2).
Esto es lo que se le escapa: la hermosa angustiada, habla de una carta que había guardado entre la túnica y su vestido, bajo el cinturón(3).
Las amazonas son las únicas que no llevan la correa inmediatamente debajo del seno.
Ellas las llevan como los hombres, sobre los riñones, para caracterizar su estado de ánimo belicoso, y para mantener o elevar su vestido.
Según Homero, significa estar preparado para la batalla.
El ajuste de las amazonas es estrictamente hablando un cinturón.
La sola Amazona del palacio Farnese está por debajo de natural, herida y cae de su caballo, tiene la cinta puesta por debajo del seno.
Vemos, por lo que acabamos de decir, y lo que nos hace entender Filóstrato, cuando dice, que en la tabla del Dios Comus de la alegría fue pintado, rodeado de mujeres y hombres, estos estaban representados con los zapatos, las mujeres, con el cuerpo y ceñido, y el vestido remangado contra el uso, XAIZÔNNONTAS PARA OIKEION: es decir

(1) Spon. Miseel. Antiq. p. 44. Montfaucon, Ant. expl.T.r.P.pl.66.
(2) Nadal. Diss. fur l´habil. des Dames Rom. p. 251.
(3) Me mifesam, quod inte vias apisftola excidit mihi, inter tuniculam ftrophium collocata.



página 592
es decir, los hombres llevaban el cinturón por debajo del seno, como las mujeres (Filóstrato Cuadros libro I-2).
Con respecto a los zapatos de las Mujeres, los flautistas parroquianos sobre la escena con unos parecidos zapatos, y el primero que presentó con los pies tan ajustados, era Battulus de Éfeso (2).
Venus completamente vestida figura siempre con dos cinturones, colocado el segundo por debajo de cuerpo inferior.
Así vemos el segundo cinturón en la Venus Capitolina, que tiene una cabeza de
l natural Y que está colocada al lado de Marte (3): Se ve incluso en la hermosa Venus vestida que está en el palacio Spada, y que ahora pertenece al Señor Egremont.
Este cinturón inferior común a esta Diosa es lo que los poetas llaman, la cestus de Venus (cintura de Venus, cinturón de Venus). No conozco ninguno que hiciera esta aclaración.
Cuando Juno quiso inflamar el corazón de Júpiter, le rogó a Venus que le prestara este misterioso cinturón: habiéndolo obtenido se lo puso en su regazo, en las palabras de Homero (Iliada 14-214), es decir, en torno y por debajo de la parte inferior del cuerpo, que es su lugar que ocupa las figuras en cuestión.
Si lo comparamos con la explicación de lo que otros han dicho, sobre el cinturón de Venus (5), verán que su opinión no es sostenible.
Los antiguos comentaristas de Homero no han comprendido mejor el significado del Poeta en este lugar.
Es cierto que EGKATHEO KOLPO, puso el cinturón en el regazo, no significa, como EL escoliasta

(1) Philostr. L. I. Icon.2. p. 766
(2) Liban, vit. Demosth.
(3) Mus. Capit. T. 3. tav.20
(4) il. £ v. 219.223. Cons.Non. Dionys. L.2. p.95.l, 17,
(5) Rigalt. Not. in Onosandti Stratag. p. 37. feq. Prideaux, Not. ad Marin. Arundel. p.24. Ces dos Savans prenent la ceinture pour une robe.


página 593
afirmó, igual que KATAKRYPSON IDIOKOLPO, oculta en el pliegue.
Eustathe en su derivación de la palabra Kestos no logra una mejor n
i el verdadero significado.
Aristide cuando habla de este cinturón, añadió: cualquiera que sea la forma, OSTIS POTE OUTOS O KESTOS ESTIN (1).
Sr. Martorelli, profesor'de lengua griega en Nápoles, comenta sabiamente (2) que esta palabra no es un sustantivo, sino un adjetivo, que los poetas griegos de más tarde, han utilizado sustantivamente.
También parece que el autor de un epigrama griego en Venus (Antología Palatina pero + 1 y 2 si lo distingue) no tiene entiende lo que significa la palabra cinturón KESTOS, para confundirse con EL cinturón regular que introducen por debajo de la mama, AMPHI MAZOIS KESTOS ELIX.
la explicación que acabamos de dar del cinturón de Venus, se respalda con un pasaje de Plinio, donde el escritor habla de la estatua de un Sátiro que tenía la figura de Baco, Palla velatum veneris,(#) ceñido al cuerpo como Venus, al menos es así es como yo lo entiendo.
Este pasaje siempre me ha parecido oscuro; en el que los sabios dicen que se debe leer veneri en vez de veneris, como si el sátiro llevara a Baco a Venus. Pero Plinio no habla de grupo (Plinio el viejo Libro36 29)
El cestus o el cinturón prestado a Juno por Venus, se debió, sin duda, que los sirios dieron este ajuste a la esposa de Júpiter.
Gori cree (5) que dos de las tres Gracias, que están en una urna funeraria, tienen ese cinturón en sus manos, pero no es posible probarlo

(1) Ariftid. ifthm. in Nept. p.42.C.
(2) Comment, de Regia Theca Calamar, p. 153.
(3) Anthol. Epigr. Graec. L. 5p. 231. a.
(4) Plin- L.36. c. 4. §- 8
(5) Muf. Etr. T.1 P.217.


página 594
Algunas figuras vestidas con la sencilla túnica, sujeta sobre uno de los hombros cae descuidadamente, hasta un punto de la cintura.
La pretendida Flora Farnese o más bien una de las Horas nos ofrece este cinturón, que cae lo largo de la parte inferior del cuerpo.
Antíope, madre de Anfión Y Zeto del mismo palacio Farnese, y una estatua de la Villa Medici, llevan este cinturón sobre las caderas: es así como Longo describió sus ninfas (Longo Dagnis & Cloe).
Las pinturas (2) Mármoles, y piedras grabadas (3), nos ofrecen a bailarines y Bacantes con el cinturón, o llevándolo en la mano, ya sea para designar su suavidad voluptuosa, así como nosotros vemos a Baco que no lo porta mucho, ya que no permite que el cuerpo sea obstruido o comprimido por cualquier cuerda.
Las tablas de Herculano, nos ofrecen dos jóvenes muchachas con el cinturón (4); una sostiene en su mano derecha, un plato de higos, y en su mano izquierda un jarron inclinándose; la otra lleva un plato y una cesta. Estas chicas pudieron bien representar, personas que servían en el templo de Palas, y que eran llamadas DEIPNOPHOROI, las camareras (5).
Los autores de la explicación de estas pinturas, no nos dan puntos en estas figuras, que no significan nada si no representan lo que acabo de decir.
Sin embargo, un epigrama griego nos dice que era conocida una antigua estatua de una bailarina con un cinturón (Ant.Palat.Planudo 288).
Además, los antiguos figuraron a mujeres inmersas en el dolor, sobre todo por la pérdida de sus familiares, y de sus próximos, es así

(1) Long. Paft. L. 1. p. 10.
(2) Pitt. Erc. T.I. tav. 31.
(3) Defcr. des Pier. gr. du cab. de Stosch, p. 255. No. 1577.
(4) Pitt. Ere. T. 1. tav. 22. 23.
(5) Suidas in Atnrre^sfof.
(6) Anthol. L. 4. c. 35. p.368, I.13.

página 595

que Séneca introduce las troyanas, llorando la muerte de Héctor, Veste remissa (Séneca-Troyanas 85).
Un bajorrelieve de Villa Borghese nos ofrece a Andrómaca acompañada de las mujeres troyanas, vestidas con una túnica que fluye sin cinturón, recibiendo el cuerpo de su marido en las puertas de la ciudad de Troya (2).
En estos casos, el mismo uso también estaba introdujo entre los romanos.
La orden de los Caballeros acompañaba el cuerpo de Augusto hasta la tumba, llevando los vestidos arrastrados (Suetonio-Augusto 100).
La tercera pieza de la ropa de las mujeres, es el mantón llamado por los griegos PEPLON , término que significa propiamente el manto de Palas, y que entonces era adecuado también para las otras deidades (4), así como los de los hombres. (Esquilo los Persas) , (Sófocles Traquinias 602)
No es tan cuadrado, como Saumaise se lo ha imaginado: era un trapo cortado en redondo, de la misma manera como lo son nuestros abrigos.
Hay una gran apariencia de que el abrigo de los hombres tenía la misma forma.
Este sentimiento es en verdad opuesto a lo que los sabios han escrito como la vestimenta de los antiguos, pero que no han enjuiciado a partir de la mayor parte, de pocos fieles Libros y grabados.
No puedo entrar en detalles para explicar los autores antiguos, ni conciliar o refutar sus comentarios, yo me contento con atender relativamente a la forma en cuestión.
Los antiguos hablan de abrigos cuadrados en general: no hay alguna dificultad, cuando no entendemos que la tela está cortada en varios ángulos, derechos, pero un abrigo a cuatro esquinas

(1) Troad. v. 83.
(2) Monum. Ant. ined. No.135.
(3) Suet. Aug. c. 100.
(4) Non. Dionys. L. 2. p. 45.l. 17.
(5) Aeschyl. Pers.199. 486 ; Sophocl. Trachin. v. 609. 684 ; Eurip. Heracl. v.49, 131, 604. Helen. v.430.573,1556,1645 ; Ion v. 326. Herc. Fur. v. 333.

página 596
que pronuncian la forma cuadrada después de cuatro pequeñas borlas , cuando las introducen en esta ropa.
A la mayoría de los abrigos, hechos a los personajes de estatuas, y hechas en cualquiera de las figuras de piedras grabadas, de uno y otro sexo, sólo hay dos borlas visibles, y las otras dos están ocultas por la caída del manto.
A veces vemos tres, como en una Isis de estilo etrusco, una de tamaño natural de Esculapio así como la figura anterior, y un Mercurio sobre uno de los dos hermosos candelabros de mármol, en el Palazzo Barberini, así como la de Isis y el Esculapio.
Vemos cuatro borlas alrededor de la capa de una y dos figuras que se asemejan etruscas y de tamaño natural, se mantienen en el mismo palacio, y la Musa de la tragedia de la urna en que hemos hablado antes.
Obviamente estas borlas no están pegadas por los ángulos, y en el capa no puede tenerlas en las esquinas, porque si se cortan en cuadrado, los pliegues que caen desde todas las direcciones podrían, no quedar ondulantes.
Los abrigos en las figuras etruscas arrojan los mismos pliegues, por lo que tenían la misma forma por lo que vemos en el bajorrelieve de la Villa Albani, que se encuentra grabado en el tercer volumen esta historia.
Cualquier persona puede convencerse de lo que digo: podemos hacer las pruebas con un abrigo cosido sólo por unos pocos puntos, y conseguir cubrirlo como paño alrededor, a la manera de los antiguos.
La forma de nuestras casullas, cortadas casi en redondo en el frente y la parte trasera, indica suficientemente que eran antiguamente todo redondas y tomaron la forma de abrigos, que tienen todavía hoy las casullas griegas.
Este ornamento se introduce por medio
página 597
de una abertura (1) para que al sacerdote le molestase menos oficiando en el altar, está puesto por encima del brazo, de suerte que el manto desciende arqueado por delante y por atrás.
Las casullas se hicieron de ricas telas, que entonces le dieron también como Ahorros convenientes, y la forma que tenían cuando la ponían sobre los brazos, es decir, la forma que tienen hoy.
En cuanto a los abrigos, tanto en figuras de hombres como de las mujeres, es conveniente observar, que no las encontramos puestas arregladas, a la forma ordinaria de otras prendas de vestir, como puede verse por la inspección de los ojos, pero se ajustan de acuerdo con la idea, o la conveniencia de la artista.
Esto es así en una estatua Imperial sedente conservada en Villa Albani coronada por la cabeza de Claudio (¿#?), vestido con el paludamentum, o la clámide, especie de capa capa corta, por lo que arrastraría hasta el suelo los vestidos de la figura si estuviera de pie.
La estatua está hecha pensado adecuadamente la caída de la capa sobre los muslos, de allí la figura para ofrecernos unos hermosos pliegues finos y no dejar descubiertas las piernas, que luego causa la monotonía.
Los antiguos tenían varias formas de lanzar el manto, EPIBALLESTHAI: el más común era de cruzar un tercio o un cuarto que, donde el mantón mismo, podía ser utilizado para cubrir la cabeza.
Así Escipión Nasica, siguiendo a Apiano (Apiano guerras L1,16), enseñaba por encima de la cabeza el borde de su toga, KRASPEDON
Algunos autores (3), nos enseñan y nos dirigen también

(1) Ciampini, Vet.Monum. T.I.c.26.p.239;,
(2) Bel. Civ. L. i. p-168.l-6
(3) Cuper. Apoth. Hom. p.144


página 598
al manto doble plegado, que entonces forma un mayor volumen, como podemos ver en algunas estatuas.
Los mantos de las dos hermosas estatuas de Palas de la Villa Albani (#, #) están dispuestas de esta manera: luego de estar arregladas sobre las figuras ellos pasan sobre el brazo izquierdo, se levanta de delante y de detrás a lo largo del pecho mientras se acopla por encima del hombro derecho.
Cuando se trata de un mantón plegado al doble, es necesario entender sin duda, la tela doble de Los Cínicos (
Horacio epist 17).
Es cierto por tanto, que la estatua de un Filósofo de esta secta de natural, de la misma Villa Albani, no tiene el mantón doblado de esta manera.
Esta estatua se distingue por una gran cartera, hecha como un capote de conductor la bolsa desciende del hombro derecho por el lado izquierdo con un palo nudoso con rollos de escrituras a sus pies.(¿#?)
Sin embargo, como los cínicos no portan túnicas, tenían más necesidad de doblar su manto, que me parece también más concebible que todo lo que se ha escrito sobre Saumaises y otros comentaristas.
La palabra matrimonio puede no estar de acuerdo sobre la forma de tirar la capa, como afirman los sabios: la estatua de nuestro Cínico, el como arroja la capa no difiere de la de la mayoría de las figuras ajustadas a esta prenda.
La forma más común para lanzar el manto, es sobre el brazo derecho por debajo del hombro izquierdo.
Pero a veces no van los mantos cruzados, y están sujetos a la parte superior de los hombros por dos botones,

(1) Horat. L. i, ep, 17. v. 25,


página 599

como vemos en la hermosa y única estatua de Leucotea de la Villa Albani, y en dos cariátides de la Villa Negroni, las tres de tamaño natural.

Al ver estas capas debemos suponer que al menos un tercio se cruzaba, como se observa significativa en una capa de una figura femenina más grande que del natural en el patio del palacio Farnese (¿#?): la parte doblada de este tipo de vestido, es retenido y atado por la cintura.
La figura una musa (#) por encima del natural en el patio de la Cancillería, y la Antíope del grupo designado vulgarmente el toro Farnese, nos ofrecen un parecido manto arrastrado, donde la cola se eleva pasando por debajo de la cintura.
El vestido se ata a veces con un nudo debajo del pecho, como los mantos están asociados a algunas figuras egipcias. Y en de Isis, en particular, lo que ya he dicho en el segundo LIBRO de esta historia.
Una vez más, en lugar de un nudo, se ata por ambos extremos del manto debajo el pecho con un broche, PERONIS (Sófocles Traquínias 942), por lo que es de suponer que un extremo descendió a lo largo del hombro, y el otro estaba pasando desde abajo del brazo.
Observo como una peculiaridad, de que el Torso (#) de una estatua de la Villa del Conde Fede, donde estaba la famosa Villa Adriana de Tibur tiene sobre su sujeción del manto en medio del pecho como la de Isis, con una especie de velo de tela como una red. Esta red es, al parecer, una especie de velo que se llama AGRÔNON. Al modo que los seguidores y personas que celebraban orgías de Baco
(2), y era también una vestimenta de las figuras de Tiresias y otros adivinos (3)

(1) Sophocl. Trachin. v. 942.
(2) Hesych. v. foyW.
(3) Poll. Onon. L. 4. Seg. 116.


página 600

En lugar de éste gran mantón, era también de uso llevar más pequeños, hechas de dos piezas cosidas por abajo, y sujetas por encima del hombro con un botón, así que había dos aberturas para dejar pasar los brazos.
Los romanos llamaban a este manto Ricinium (1). A veces desciende apenas las mangas, y que a menudo es poco más largo que los chaquetones de nuestros días.
De hecho vemos en algunas pinturas de Herculano, que esta prenda es tan la que usan las damas de hoy: es una chaquetilla ligera que cubre los brazos y cortada en círculos altos que debe pasar sobre la cabeza.
Es probablemente, la pieza de ropa de las mujeres, que los griegos llaman ESCYCLION, o CYCLAS, es decir, una capa redonda, de modo que KYKLOS así como los NABOLADION y AMPECHONION (Cludio Eliano L7-9).
La Flora del Capitolio nos ofrece una singularidad: tiene una capa más larga, compuesta paralelamente de dos piezas, la de adelante y la de atrás.
Esta prenda está cosida a ambos lados hacia arriba y abotonado por encima del hombro, con ranuras para pasar los brazos; De hecho, el brazo izquierdo ha pasado a través de una de estas aberturas, mientras que el derecho está cubierto por el mantón, pero que revela la apertura en cuestión.
Los sabios, han encontrado diferentes figuras con la cabeza cubierta de un manto, han tomado en general, estos vestidos con adornos de las Vestales, si bien es propia de las mujeres.
Todos los Anticuarios se acuerdan de llamar Vestal a una cabeza de la colección

(1) Varro de L. L. L. 4. c. 30.Non. Marcel, c, 14. n. 33.
(2) Aelian. Var. hist. L. 7. c. 9. Non.


página 601

Farnese, sin pensar que le falta la principal característica, a saber, la mitra, o tener la cabeza rodeada por una banda ancha que desciende sobre los hombros (1).
Así son las dos cabezas informadas por Fabretti (2), la una ejecutada cobre una placa metálica, la otra grabada sobre un ónice.
Vemos en esta placa, el nombre de la persona con la leyenda: BELICIAE MODESTE, y en sobre el campo, antes del busto, se lee V.V. significado VV según el escritor en cuestión significa VIRGO VESTALIS.
Sobre la piedra por debajo de la figura se encuentra: NERVI V, que el mismo anticuario explica: NERATIA VIRGO VESTALIS.
Una Vestal sería así reconocible por un trapo o velo singular llamado sussibulum que ponían por encima de la cabeza y que tenía forma cuadrada oblonga.
Los dos extremos de tales mitras descienden sobre el pecho en una figura más pequeña que del natural, que se conserva en el palacio Barberini. La cabeza antigüa le falta a esta figura, el restaurador moderno le dio una cabeza de Isis.
En su casa los antiguos plegaban los Vestidos y los ponían en la prensa, cuando llegaban de ser lavados; Así como desde los más remotos tiempos los vestidos que cubrían el sexo en Grecia eran blancos, a menudo era necesario decolorarlos (Homero Iliada 3-418) (Hesíodo trabajos y dias).
Las prensas que los escritores mencionan (4) aprovechadas por los Antiguos para planchar sus ropas: es así lo que vemos, en especial las eminencias, y las cavidades de las líneas predominantes sobre el vestido, y que presentan las rupturas de las telas. Los escultores

(1) Prudent, contra Sym. L. 2.v. 1085.
(2) De Col. Traj. c. 6. p. 167.
(3) Homer. Il.v.419 Hesiod.Op. v. 198. Anthol. I. 6. ep. 4
(4) Turneb. Adverf. L. 23.c 19 p. 768.



página 602
de estatuas de la antigüedad, indica a menudo estas rupturas en sus telas.
Para mí, creo que las líneas de los vestidos los romanos llaman Rugas, arrugas, eran este tipo de rupturas, y no pliegues planchados, como los creía Saumaise (1), que no podría apenas darse cuenta de lo que no había visto.


Después de hablar de la forma de los hábitos, no estaría fuera de lugar el discutir brevemente de sus colores, atendiendo a los escritos que tratan de las ropas de los Antiguos, y de las que no hacen casi ninguna mención.
A partir de las figuras divinas, Júpiter se encuentra con ropa roja (2), y Neptuno, figura según recibimos de las tablas, tendría una prenda verde mar o celadón, con la que acostumbran a pintar a las Nereidas (Ovidio arte de amar).
Finalmente todo lo que tenía relación con los dioses marinos, y los animales que se sacrificaban, llevaba tiras de verde mar (Valerio Flaco, Argonautas L1-184).
Está de acuerdo con la máxima de que los poetas dan Ríos con el pelo del mismo color (Ovidio arte de amar).
En general las Ninfas, que toman su nombre de la agua, NYMPHI, LYMPHA, y están así vestidas en las pinturas antiguas (Ovidio arte de amar) El Manto de Apolo, cuando lo lleva es azul o violeta (7) y Baco, cuyo ropaje debería ser púrpura, está vestido de blanco.
Marciano Martianus Capella, le da el color verde a Cibeles, como la Diosa de la tierra y la madre de los seres (8). Juno, en comparación al aire con el que la designa puede estar vestida de azul celeste;

(1) In Tertul. de Pal. p. 334.
(2) Martian. Capel. de nupt. Phil. L. 1. p.17.
(3) Ovid. Art. L. 3. v. 178.
(4) Valer. Flac. Argon. L.I v. 189.
(5) Ovid. Art. L. 1. v. 224.
(6) Ovid. Art. L. 3. v. 178.
(7) Bartol. Pitt. Ant. tav. 2,
(8) L,I.p.19.



página 603
pero el escribano que he citado, la ha introducido con velo blanco.
Ceres debería tener ropa amarilla porque: este color es el de la cosecha, y estaba aludiendo al epíteto de Homero, que la llama la rubia Ceres.
El dibujo coloreado, conservado de una pintura antigua en la Biblioteca del Vaticano, y publicado en mis Monumentos de la antigüedad (1), nos ofrece a Palas, con el manto en vez de un azul celeste, como es comúnmente visto en las figuras de la diosa, en el color del fuego, para referirse, sin duda, a su espíritu de lucha: también en ese color, era la ropa de guerra de Esparta.
En una pintura en Herculano vemos a Venus con una ropa flotante de un amarillo dorado, y que va al color verde oscuro. (2), refiriéndose tal vez al epíteto de Venus de oro.
Una de las Náyades, sobre un dibujo del Vaticano, de donde venimos de hablar tiene una capa fina de color de acero, como Virgilio describe la figura del Tíber:
- Eum tenuis glauco velabat amicta Carbafus.
Pero además de verde su ropaje, es como los Ríos en otros poetas (3).
De el resto de los dos colores tan simbólicos, designan el agua; verde, que se refiere principalmente a las riberas bordeadas de arbustos.
Yo espero también, que una corta noticia sobre el color de los vestidos de los Héroes y reyes, no será considerada superflua, sobre todo por los artistas.
Néstor estaba vestido de rojo (4).
Toda la ropa de los tres reyes cautivos de la Villa Médicis, y otros dos de la Villa Borghese
(¿#?), parecen indicar que están ejecutados sobre el pórfido como, si fuera un paño púrpura


(1) Monum. Ant. ined. No. 18.
(2) Pitt. Erc. T. 4. tav, 8.
(3) Stat. Theb. L. 9. p. 354
(4) Philostr. L.2.

página 604
y designar la dignidad real de los presos.
En una tabla antigua, Aquiles tiene un vestido celadón (1), haciendo alusión a Tetis, él era el hijo: disfrazado, Baldasarre Peruzzi también observó la figura del héroe en el techo de una habitación de la Farnesina.
Sexto Pompeyo, después de obtener una victoria contra Augusto, tuvo un hábito similar imaginándose, según informa Dión Casio, ser un hijo de Neptuno (Dión Casio Libro 48 .19).
Marco Agripa, habiendo ganando a su vez en una batalla naval contra el hijo de Pompeyo, fue gratificado por Augusto con la bandera de color verde mar (Suetonio Augusto-25).
Los sacerdotes de todas las naciones tenían vestidos blancos (Valerio Flaco Argonautas 383).
Las mujeres, en la antigüedad llevaba luto de color negro, y los romanos como los Griegos (Dionisio Halicarnaso Antiguedades Libro-8 , 8-7). (Ovidio Metamorfosis 6-287)
Este modo existía en los tiempos de Homero, que nos enseña, que Tetis se sumió en la tristeza por la muerte de Patroclo, y tomó la mayor parte de sus ropas negras (Iliada 24-93).
Pero el uso que hacían los emperadores romanos, es un cambio total, y las mujeres lloraban en ropa blanca (7).
Así que cuando Plutarco nos habla en general de ropas blancas, sin fijar la época, no hay otra cuestión que ser el uso de su tiempo (8)
Herodiano, hace mención del luto Blanco en relación al funeral del Emperador Séptimo-Severo. Nos dice, que la imagen de este emperador hecha en cera, estaba rodeado por un lado, de un grupo de mujeres vestidas de blanco, y en el otro un cuerpo


(1) Icon. 2. p. 812. 1. 24.
(2) Dio Cass. L. 48. p. 389. B.
(3) Suet. Aug. c. 2;.
(4) Valer. Flac. Argon. L. i. v. 385- Braun, de Vest.Hebr. L.I. c.6.
(5) Dionys. Halic. A. R. L. 8. c. 39. P.492. Ovid. Met. L. 6 v. 289.
(6) Hom. II. ». v. 94.
(7) Cons. Noris Cenot. Pisan. p.357.
(8) Kip. KttT«yg.?i»jn, p. 482.l.20.


página 605
de senadores y hombres Romanos todos vestidos de negro (Herodiano Hª de Roma Li.4 2-3)
Los hombres romanos vestían constantemente de negro, en señal de duelo, como sabemos, entre otros por una traición de Trajano que, habiendo perdido a su esposa Plotina, llevó ropa negra durante nueve días (2)
Después de observar las partes más esenciales de la ropa de las mujeres, en general, voy a discutir la manera de cubrir, y vestir las extremidades de los cuerpos.
y voy a empezar con la parte principal, diciendo, que comúnmente las mujeres llevaban la cabeza descubierta. Voy a repetir solamente aquí lo que dije antes: que se servían algunas veces de su ropa, ya fuera para cubrir la cabeza, ya sea para cubrir sus rostros, ya como nos representa a Juno, illa fedet deyecta in lumina palla (Valerio Flaco Argonautas L1-132)
Se encuentran también, velos particulares o de pequeñas piezas, que servían para este propósito.
Es lo que parece ser el trozo de tela, el velo que los ancianos llaman THERISTRON, Flammeum y Rica, denominaciones romanas que servían sobre todo para designar, el velo de las vírgenes (4).
Pero el término más conocido leyendo en los poetas, es KALYPTRÎ (Esquilo, Las suplicantes 118).
Estos fuertes velos son transparentes y delgados, y los compararon con las telarañas (Eurípides Andrómaca 830)
Estas telas, separadas de la ropa y hechas para cubrir las cabezas de las mujeres, han sido remarcados por los escritores; así


(1) Herod.Hift. L4.c3.p128
(2) Xiphil. Hadr. p. 247.L. 27.
(3) Valer.Flac.Arg.LI.v.132
(4) Scalig. conject. in Varr.p.197
(5) Aefchyl.Suppl.v.128. R.Calab. L14.v.45
(6) Eurip.Androm.v.830 Epigr.gr.in Duft.not.ad Suid v.


página 606
el velo blanco que Apolonio da a Medea para cubrirse la cabeza (Apolonio de Rodas Argonáuticas, 3-830 y 4-110): esto sigue siendo tal como menciona un epigrama griego (2). Sin embargo, ignoro si Helena ARGENISI KALYPSAMENÎ OTHONISI, estaba velada con piezas de tela blanca, o si ella se velaba con piezas de tela blanca EANO ARGITI, o, se cubría de este velo.
Esta dificultad es aún más difícil de resolver con los griegos de tiempos posteriores, ya que ellos mismos, no comprendían el verdadero significado de las palabras EANOS y PEPLOS, que se encuentran en Homero y en otros poetas antiguos, como vemos claramente por L´Onomafticon de Julius Pólux (3).
El único velo de esta naturaleza, que se encuentra en los Monumentos antiguos de Roma, es la pieza de velo blanco, con el que Hesione se cubre la cabeza, ejecutado en mosaico en la Villa Albani (4) (
Lo supongo parecido #).
Esta suerte de ajuste, a la que las mujeres asiáticas estaban acostumbrados llevar, parece ser que lo llamaban CHEIROMAKTRON, una toalla de manos, por la forma y el color (Ateneo Banquete,410).
Las mujeres de edad, llevaba una especie de gorro, la estatua de la colección del Capitolio, conocida erróneamente como una Praefica, preocupándonos por la estatua en cuestión, creo que ésta es Hécube, que levanta la cabeza, como si ella viera precipitarse de las murallas de Troya a su pequeño hijo Astyanax.
Sin embargo nos dieron un parecido en el vestido, a la figura de una joven Bacante, ejecutada sobre un gran cuenco


(1) Argon. L. 3. v. 833.
(2) Anthol. L. 7. p. 457. l.9.
(3) Poll.Onom. L. 7. Segm. 51.
(4) Cons. Monum. Ant. ined. No. 66.
(5) Athen. Deipn. L. 9. p.410


página 607
lavabo de mármol, troceado que aparecerá en el tercero volumen de mis Monumentos de la antigüedad.
También encontramos ajustado de la misma manera, una joven y bella trágica máscara en el palacio Albani, luego otro máscara similar en el palacio Lancellotti, y de manera similar la Ninfa Oenone, la primera matrona de Paris, sobre un bajorrelieve de la Villa Ludovifi.
Cuando se viaja o se exponían al sol, las mujeres llevaban un sombrero en Tesalia, bastante similar al sombrero de paja de las Mujeres de la Toscana, es decir, no tenían casi fondo.
Los sombreros de los Antiguos eran comúnmente blancos, como vemos en numerosos jarrones pintados (1).
Sófocles hace aparecer a Ismene, la hija menor de Edipo, llevando un sombrero como este, cuando, habiendo huido de Tebas, ella vino a reunirse con su padre a Atenas (Edipo en Colono 306).
En un jarrón en el Gabinete de Mengs, una Amazona montada está luchando contra dos guerreros, y lleva un sombrero con esta forma, pero echado en los hombros. Además, el bonete fue un ajuste adecuado a las sacerdotisas de Ceres (3).
En un gran jarrón de mármol de la Villa Albani (4), se encuentra Palas calzada, llevando un sombrero: que hace que esta diosa ame la caza (5).
Así parece una cesta en la cabeza de las Cariátides, bien puede haber sido una forma o estilo en algunas partes de Grecia: Los egipcios de hoy en día sobre la cabeza algo similar a éstas cestas (6).

(1) Dempst. Etrur. tab.
(2) Sophocl. Oed. Colon, v.306
(3) Tertull. de pallio, c.4. p.25.
(4) Monum. Ant. ined. No.65.
(5) Callim. Hymm. Ballad. v.91. Cons. Stat. Theb. L.2. v.243- Aristid. Orat. Minero. p.25- B
(6) Belon, Obs. L 2. ch.35.

página 608
lOS zapatos en cuanto al sexo, consisten en zapatos enteros o sandalias sencillas.
En cuanto a los zapatos, vemos numerosas figuras en pinturas de Herculano (1); Ellos son a veces de color amarillo, como las de Venus a una tabla de los baños de Tito (#), y al igual que los que llevaban la Persas (Esquilo - Los persas 662).
Las estatuas de mujeres también nos ofrecen Zapatos enteros, como el grupo Niobe. Del resto de zapatos de las últimas figuras no se redondean por el extremo como las de la primera, que tiene una forma más larga.
Las sandalias estaban unidas comúnmente al dedo dedo gordo, y se componían de más de una suela.
Estos zapatos se formaban con cinco suelas cosidas juntas, lo que se ve por el mayor número de incisiones, en una de las sandalias de la hermosa Palas de Villa Albani, que son más gruesos que dos dedos.
Las sandalias compuestas de cuatro suelas, que llamaban quadrisole (4).
Las ataduras parecen haber servido a la composición de estas sandalias, la madera es la base, y protege de la humedad: igual servicio, y mismo uso que en los tiempos modernos, que llamamos en nuestro lenguaje zapatillas de madera (Pantoffelholz).
Al respecto de la suela se recorta por encima y por debajo de un corcho rebordeado de cuero, como está en la Palas, un pequeño bronce similar conservado en la Villa Albani. Incluso hoy en día, hay monjas en Italia que usan tales zapatos.
En la Villa Ludovisi nos ofrece una gran Palas mayor que de natural, cuyo calzado tiene la misma forma, del Maestro llamado Antíoco de Atenas: este zapato rodeado por tres filas de diferentes adornos acolchados, tiene tres dedos de altura.
Los zapatos, que consisten

(1) Pitt.Ercol. T. L Tab.7.21.23
(2) Bartoli, Pitt. an t. tav. 6
(3) Aeschil. Pers. v. 662.
(4) Archel. disput. p. 23.



página 609
en un simple cuero, atado por encima del pie, y se asemeja a los usados por la gente del campo, entre Roma y Nápoles, se llaman en griego APLAI y MONOPELMA YPODÎMATA (1). Tal son los zapatos de las dos estatuas de mármol negro, que representan a los Reyes Tracios cautivos (#,#) que están en el Capitolio.
Los antiguos de uno otro sexo, todavía llevaban sandalias de cuerdas, tejidas en forma de redes, se ve en las figuras de deidades como en
un altar de Villa Albani (2).
Existe una gran probabilidad, de que estos sean los zapatos que los griegos llamaban RAIDIA aunque Julius Pollux explica este nombre por POLYELIKTON YPODIMA, zapatos tejidos de numerosas cuerdas (3).
En Herculano se encontró otra especie de sandalias, en la que las cuerdas están dispuestas en círculos ovales; la parte que cubre el talón, está también con cuerdas unido a la suela.
El coturno era más o menos un zapato alto, pero la mayor parte de su tiempo su altura iba al lado, y y estaba asignado a la musa trágica. El coturno de la estatua de Melpómene en Villa Borghese tiene cinco pulgadas de altura de un palmo romano.
Es necesario distinguir los coturnos del teatro de las botas de cazadores y guerreros: los últimos a menudo confundidos por los escritores, era un especie con botas (5).
La correa que sujetaba la zapatilla que estaba colocado en el empeine, rara vez se encuentran en las figuras de Deidades, y cuando está allí, se coloca sobre el pie. Plinio hizo una observación singular: se da cuenta

(1) Casaub. Not. in Aen. Tas.c21p . 84.
(2) Monum. Ant. ined. No. 6.
(3) Poli. Onom. L. 7. fegm. 93.
(4) Monum. Anr. ined. p. 48
(5) Scalig. Poet. L. 1. c. 13- p.21. C. Pitt. Erc. T.I.P.18-tav.10p. 186.tav. 23.



página 610
que las sandalias de la estatua de Cornelia, madre de Gracos, no tenía esta correa (Plinio el viejo L34-31)
Voy a observar aquí que entre los diferentes zapatos, no se ve sujeción detrás de los talones del pie, si no solamente en los zapatos de una mujer, en una tabla de Herculano: el zapato es de color rojo, pero en el talón son amarillas (2).
Los tacones de los zapatos son llaman KATTYMATA entre los griegos, y se componen de pequeñas piezas de cuero (3).
Después de indicar las diferentes partes de la ropa de las mujeres, voy a ir al examen del adorno y la elegancia de su ajuste, que forma el segundo artículo, de estas observaciones de figuras vestidas.
En comparación con la ropa distingo el adorno elegante: el término elegancia es la manera de ajustar las ropas, así como la forma de organizar los pliegues de la tela en general con el de adorno, Yo podría también decir del adorno, entiendo todo lo que está brocado, bordado y añadido a la prenda.
Los vestidos y ropas en los antiguos en general, tienen los bordes ornados en todo el contorno.
Entre los griegos los bordes se llamaban tanto PEZAS KYKLAS, como PERIPODION, y entre los Romanos limbus.
El ornamento más común fue un ribete púrpura, también en la ropa de hombres entre los romanos y etruscos (4).
En cuanto a la ropa del sexo estaba decorada en la parte inferior de una o más rayas de diferentes colores.
Vemos un vestido con la raya en una figura pintada de la tumba de Cestius

(1) Plin. L. 34. c. 14.
(2) Pitt. Ere. T. 4. tav.23
(3) Schol. Arist. Equit. v. 317.
(4) Buonar. explic. ad Demst, Etr. p. 60,



página 611 observamos que dos de las musas de la pintura comúnmente llamada la Noce Aldobrandini El vestido de la figura de Roma en el palacio Barberini está decorada con tres rayas rojas cosidas con flores blancas y algunas figuras como las pinturas de Herculano, que llevaban decoradas en las ropas cuatro rayas.
Una estatua de Diana en el estilo más antiguo, conservado en la colección de Herculano tiene en la pañería estas rayas pintadas, como ya tenemos observado.
El resto del ornamento ordinario, que se encuentra sobre el borde de la ropa de mujer, se trata de forma fácil y rápida. Sin embargo, algunos jarrones de terracota nos ofrecen vestidos con adornos que están pintados, con un trabajo muy acabado y un gusto muy delicado.
El ornamento más agradable parece tener un bordado sinuosa o Meandro, que está hecho mencionado en un epigrama griego (Antología epig-votivos 287)
El hermoso jarrón de Hamilton que ya hemos mencionado varias veces, ofrece ejemplos de bordillos similares, tanto en la mujer como en el hombre; Y también se ve en un rey sentado semi desnudo que lleva un cetro, que tiene un meandro adornando todo alrededor.
El mismo meandro parece estar en la ropa de una figura de bronce etrusco (2)
Independientemente del borde inferior de la prenda, visto en el jarrón en en cuestión, los vestidos están adornados con una rara obra, con una línea tallada, compuesta en parte por pequeños azulejos como un tablero de ajedrez, y en parte enrollado como los pámpanos de las viñas.
Sobre un jarrón perteneciente al Cónsul Inglés en Nápoles, está representado Teseo y Ariadna (3). Vemos a la joven princesa

(1) Anthol. L. 6. c. 8. ep. 17. 18.
(2) Buonar. Off sop. alc. Medagl p.98
(3) Monum. Ant. ined. No. 99.



página 612
ajustada con ropas, el borde desde el seno hasta abajo con una raya oscura, que se interrumpe a lo largo de la transversal, similar a los ojales.
Además de los vestido de las mujeres, espolvoreados de estrellas tal era también el hábito de la divina Sosopolis, Héroe de los eleos, sobre una pintura antigua. Demetrio Poliorcetes, también llevaba un traje similar (Pausanias Libro 6 25-4).
El ornamento es a la elegancia, como la belleza es a la gracia.
La elegancia no está en la misma ropa; y el vestido no se convierte en elegante sino cuando o estaba a acompañado de las manos del buen gusto.
La elegancia podría ser dicho, la buena gracia del ajuste, que no se puede decir, sin embargo, que la pañería, o capa, porque esta parte de la ropa podría ponerse a voluntad, mientras que la túnica o vestido de debajo, deben seguir la dirección del manto y el cinturón, para ayudar en la disposición de los pliegues.
El resultados está ahí, y esta marcha razonada de pliegues pueden ser asignado más correctamente en el ropaje de los antiguos que en los modernos: porque la ropa de estos, en el uno y el otro sexo, estando adheridos a la carne, no son capaces de des esas torres pintorescas de los primeros.
O como los pliegues al caminar varían en función de la diversidad de los tiempos y el arte, se deduce que la disposición de las ropas y la elegancia del ajuste, son parte del conocimiento del estilo y de las épocas.
Caminando por los pliegues, las figuras de los tiempos más remotos suele ser recta o formando pequeñas inflexiones: lo que un moderno escritor inculto, dice que todos los pliegues de los antiguos, sin saber de más allá de los pliegues de figuras que cita, que se encuentra en la túnica que debe caer

(1) Pausanias. L. 6. p. 517. 1. 8.
(2) Athen. Deipn. L.12.p.535.F4
página 613


perpendiculares (1) .
En los tiempos más esclarecedores del Arte, buscan poner la mayor variedad en los pliegues, tanto en el vestido como en la capa, y se imita los que forman los vestidos efectistas.
Y en apariencia, en los Primeros tiempos la manera de ponerse la ropa era la misma, pero  el Arte todavía en la infancia, no podía alcanzar los variados pliegues.
No podemos considerar la admiración en esta variedad singular, con un gusto exquisito en las ropas, desde los vasos pintados, visto como dibujos, incluso en las piedras más duras, tales como pórfido.
La escultura antigua nos dejó los modelos así: nada más elegante, ni más noble el ropaje Niobe. Pero cuando el artista se propone y pretende  dejar entrever la belleza del desnudo, al que sacrifican el ruido de la pañería, por la industria de la carne, y vemos a las hijas de Niobe; con sus ropas que están totalmente adheridas a la carne y no forma pliegues como cavidades, mientras que son ligeros y casi pegados a las eminencias, sólo para indicar una prenda.
Es la experiencia de que cualquier ropaje, se realza por miembro y que cae libremente por ambos lados, no formando punto de pliege, ni se interrumpe con las cavidades.
Estos pliegues multiplicados e interrumpidos, se buscan por la mayor parte de los escultores y particularmente por los pintores modernos, que no miran por la belleza como los ancianos.
Pero ven por las ropas arrojadas negligentemente como en el Laocoonte, y otro puesto sobre un jarrón, con el nombre del artista EPATUW y que se encuentra en la Villa Albani (2) con aquella elegancia

(1) Perrault.Parai.T.I.p.179.seq
(2) Defer. des Pier. gr. du cab. de Stosch, p.167


página 614
que los antiguos sabían entonces interrumpir y contrastar las ropas.
Después de hablar sobre el ajuste del sexo. examinaremos el resto de su atuendo, tales como la de la cabeza, brazos y pies.
Tengo poco que decir acerca de los adornos de la cabeza de las figuras griegas del viejo estilo, raramente se encuentran en el pelo rizado, y son siempre más descuidadas en las cabezas de las mujeres que de los los hombres.
Las figuras del alto Estilo tienen el pelo peinado justo sobre la cabeza, formando surcos ondulantes, Las jóvenes están realzadas con moños en la parte superior de la cabeza o atado en nudo sujeto y por una aguja por la parte posterior de la cabeza (Pausanias libro8 31-2). (Pausanias Libro10 35-10)
Una medalla de plata muy - poco frecuente de la ciudad de Tarento, nos ofrece a Taras, hijo de Neptuno, a caballo, como en la la mayoría de las medallas, pero con la particularidad de que tiene el pelo atado de la cabeza, como las jóvenes, de suerte que hace dudar de su sexo, si el artista no hubiera tenido la precaución de indicar claramente el lugar. Se ve un caballo con una máscara trágica,
Es con este sencillo peinado, que siempre apareció en el teatro la esposa del personaje principal en las Tragedias griegas (2).
En cuanto a la aguja de la cabeza, sujeta el pelo limpio de las jóvenes, ella es raramente visible en las figuras que nos quedan.
Montfaucon reporta una sola figura romana sobre la cabeza con la aguja en cuestión; pero esta aguja, no es para arreglar el Acus discriminalis, para arreglar los cabellos rizados, como cree el sabio

(1) Pausanias. L.8. p. 638. I.22., L.10 p.862 I. 4. L, 1. p.L. 26.
(2) Scalig.Post.L.t.c.14. p. 23, D.
(3) Montfaucon, Ant.expliq. Suppl. T. 3.P.4


página 615
El pelo de las mujeres a veces se recoge por detrás a una cierta distancia de la cabeza, y cae hacia abajo en una gran trenza, como ve en las figuras etruscas de uno y otro sexo.
De esta manera rinde el cabello de Palas de Villa Albani, así como los de una pequeña Palas que ha pasado a Inglaterra, así como las de las cariátides de Villa Negroni, la Diana de la colección Herculano, y varias otras figuras.
Se desprende de estos hechos lo que Gori mal avanzar que el cabello tratado de esta manera es característico del estilo etrusco (1).
Como las trenzas atadas alrededor de la cabeza, que Miguel Ángel dió a las dos (#) estatuas femeninas de la tumba del Papa Julio II, no lo vemos ninguna estatua antigua.
Sobre algunas cabezas de damas romanas, se marcan peinados de pelo postizo: Lucilla, la mujer emperador Lucius Verus estatua conservada en el Capitolio, tiene el pelo de mármol negro, que adaptaron para que lo podamos quitar.
Varias estatuas nos ofrecen el pelo de color rojo, como se ve en Diana de la colección de Herculano, así como una pequeña Venus en la misma colección, que presiona con las dos manos su pelo mojado, de manera similar, a una estatua femenina vestida con una cabeza ideal, colocada en el patio de castillo de Portici.
Los cabellos de la Venus Medici estaban dorados, así como las de la cabeza de Apolo de la colección del Capitolio.
Para mi, entre las estatuas de Herculano conservadas de Portici, ninguna indican más claramente el dorado, que la Palas de mármol de grandeza natural y de oro que está aplicado en hojas gruesas que se podrían eliminar.

(1) Mus.Etr.T.1. p.IOI.


página 616
Todavía era habitual cortarse el pelo. Se puede ver en la cabeza rasurada de Etra, la madre Teseo (Pausanias LibroX 25-7), Y una anciana en una pintura de Polígnoto, conservada en Delfos (Pausanias libroX 26-9).
Este uso designa sin duda, el duelo constante de las viudas, como el de Clitenmestra y Hécuba (Eurípides Ifigenia 1438)(Eurípides Helena 1093).
Los niños también se cortan los cabellos a la muerte de su padre (Eurípides Electra 108), que sabemos por el ejemplo de Electra y Orestes, y lo que vemos por sus estatuas en Villa Ludovisi, de las que hablaré con más detalle en el volumen siguiente.
Nos encontramos aun, que los maridos celosos cortaban el pelo a sus esposas para castigarlas por sus galanterías, o para obligarlos a quedarse en casa (Antología Palatina epi.erot 218)
En las medallas y en tablas se encuentran las cabezas de las mujeres y diosas, que llevaba un red, como las mujeres en Italia todavía hoy la llevan en su casa.
Esta especie de bonete se llama KEKRYPHALOS Hablé en otro lugar (6). A veces, las diademas fueron recortados con piedras preciosas (Antología Palatina epig.erot 276).
Varias estatuas tenían pendientes, como la Venus de Praxiteles, y como podemos juzgar por las orejas perforadas de las hijas de Niobe, de la Venus Medici, así como una Leucotea y una hermosa cabeza ideal de basalto verde, estas dos en la Villa Albani.
Pero hoy se conoce dos estatuas que tienen pendientes; estos son redondos, trabajados en el mismo mármol, y aproximadamente de la misma forma que una figura egipcia (8).
Una de estas

(1) Pausanias. L. 10. p.861. 1.11.
(2) Ib. p.864. 1.27. Cons.; Eurip. Phainss. v. 375.
(3) Eurip. Iphig. Aul. v. 1438. Troad. v. 279. 4S0. Helen. v. 1093. 1134- 1240.
(4) Eurip. Elect. v. 108. 148. 241.. 335. Epigr. gr. ap. Orvil. Anim. in Charit. p.365
(5) Anthol. L. 7. p. 453. 1. 17.
(6) Descrip. des Pier. gr. du cab. de Stofch. p. 417.
(7) Anthol. L. 7. p. 458. l- 3
(8) Pocockï's, Descr. of the East. T. 1. p.211.



página 617
estatuas es, una de las Cariátides de Villa Negroni la otra es una Palas (
aprox: #), que estaba en la ermita del Cardenal Passionei en Camaldoli cerca de Frascati, y que ha pasado recientemente a Inglaterra.
Vemos en la casa de Campo, del conde Fede, en la Villa Adriana, dos Bustos de terracota con pendientes similares.
Apuleyo menciona pendientes de oídos desgastados por los hombres jóvenes (1); Y vemos como Aquiles en un jarrón de terracota en la biblioteca del Vaticano.
Platón en su testamento menciona pendientes de oro (Diógenes Laercio libro3 21);
Sin embargo Jenofonte reprocha a un cierto Apolónides haberse perforado las orejas (Diógenes Laercio, Jenofonte).
Con esta indicación de cabezas con orejas perforadas, y con pendientes en los oídos, yo no he mencionado figuras divinas y bellezas ideales. Pero por no hacer creer que adopto el sentimiento de Buonarroti, que sostiene que no se ven las figuras de divinidades con pendientes en las orejas o con orejas perforadas (4) citaré dos retratos y de damas conocidas, como Antonia esposa de Druso, el busto de una mujer mayor en la colección del Capitolio, un Matidia en la Villa Ludovisi, todas las figuras con las orejas perforadas.
Independiente del adorno de las orejas, las damas romanas llevaban encima de la frente, un alto ornamento, al gusto de nuestras damas, compuesto de piedras preciosas.
En el jardín del Palazzo Farnese, un retrato de la cabeza que se ve en Venus, representada por Marciana, sobrina del emperador Trajano, y que tiene la parte superior de la frente adornada con una garceta.
En la Villa Pamfili hay un busto de la misma persona, y en lo alto de la frente esta ornada

(1) Monum. Ant. ined.nº. 131.
(2) Diog. Laert. L. 3. fegm. 42.
(3) Ibid. L.2; fegm.50.
(4) Buonar.Oss. sop.ale.Vetri,p.154.


página 618
con forma de media luna, y puede ser utilizado para clarificarnos al Poeta Estacio, que describe a Alcmena, madre de Hércules, con el pelo adornado con tres lunas: -
Tergemina crinem circundata luna, Theb. L. 6. v. 288(Estacio Tebaida L-6, 288)pasaje sin duda aludiendo a Hércules porque la noche en que fue concebido, duró por espacio de tres noches.
Los ornamentos con los que se tiene costumbre de poner en los brazos son los brazaletes.
Estas pulseras tienen la figura habitual de una serpiente, algunos tienen la forma de un cordón redondo, que termina en dos cabezas de este reptil.
Así terminan los cinturones los guerreros: Balteus y Géminis committunt ora dracones (Valerio flaco 3-186).
La colección de Herculano y del Colegio Romano, contienen numerosas suertes de brazaletes en oro.
A veces rodean la parte superior de los brazos, como se ven en las ninfas dormidas del Vaticano (#) y la Villa Medici (#), figuras que por la forma de este adorno, le dieron el nombre de Cleopatra, aunque son propiamente brazaletes.
Otras veces colocados sobre la muñeca, como se observa en una Cariátide de la Villa Negroni; que da cuatro veces la vuelta, y son llamados PERIKARPIA de KARPOS, al brazalete también se les llama EPIKARPIOI OPHEIS (2), para distinguirlos de otras pulseras que se ponen alrededor de los brazos y que se llaman PERI BRACHIONI OPHEIS. En lugar de estas pulseras en forma de serpientes, los artistas a veces dieron a las Bacantes serpientes reales (3). II
Todavía se encuentran, pulseras, hechas en forma de trenza, y llamadas STREPTOI.
También observo que los generales romanos en sus


(1) Apollon. Argon. L. 3. v. 190.
(2) Philostr. ep. 4.
(3) Monum. Ant. ined. T. 2. p. 213,


página 619
entradas triunfales en Roma estaban acostumbrados a portar brazaletes.
Sin embargo no se puede percibir este ornamento, ni en Tito, ni en Marco Aurelio, como representados en sus carros triunfales, o porque esta manera no existía entre los emperadores, ya sea porque no fuera vista esta gala como apropiada a la majestad de la persona, en un monumento público.
Las piernas tenían también su adorno que consistía en un anillo, o una banda puesta en los tobillos, y apropiada a las figuras de las bacantes (2)
Este anillo. es mas o menos circular. En dos Victorias sobre un vaso de terracota de la colección de M. Mengs la misma banda tiene tiene cinco o seis vueltas. En los países orientales, las mujeres portan aun hoy, los anillos en torno a las piernas (3)
Después de indicar la indumentaria de las figuras de mujeres, paso a un examen de la ropa de las figuras en los hombres.
Además el examen concierne a menos estatuas, porque la mayoría son heroicas y, en consecuencia, sin ropas, por las costumbres en la vida civil.
A medida que la ropa de los romanos apenas difiere de los griegos, diré lo esencial del uno y del otro.
Voy a hablar en primer lugar del vestido del cuerpo, luego las extremidades, la cabeza, los pies y las manos.
En cuanto a la ropa del cuerpo, parece que la túnica ha sido la más necesaria, por lo tanto la ropa no está generalmente recibida, y algunos pueblos de la antigüedad lo miran como una moda afeminada (Herodoto 1-135).
Los romanos


(1) Zonar. Annal. L. 7. p. 352. D. ed.Reg.
(2) Anthol. L. 6. c.5. ep.5. Suid. V. Aisvvaos.
(3) HunT, Diss. on the proverb. of Salom. p. 13.
(4) Herodot. L. I. P. 40-l-33


página 620
de los Primeros tiempos solamente llevaban sobre la piel la toga (1): es así como están ajustadas las estatuas de Rómulo y Camilo (Plinio el viejo L-34 23).
Sin embargo, en los tiempos posteriores estos que se encuentran en los campos de Marte para recomendar al pueblo y poder obtener dignidad aparecen con túnica (3), para mostrar las cicatrices que llevaban sobre su cuerpo como marcas de su coraje. Pero en general, la túnica se convirtió en la ropa de los romanos, al igual que los griegos, a excepción de los filósofos cínicos.
Sabemos que Augusto se ponía hasta cuatro túnicas en invierno.
En la mayor parte de las estatuas, bustos y bajorrelieves, nosotros no vemos la túnica en el cuello y en el pecho, porque las figuras están representados con abrigos, o con la toga; es raro encontrar las figuras ajustadas con la simple túnica, como las de Terencio y Virgilio en el Vaticano.
Castigaban a los soldados por delitos menores, obligándolos a hacer su trabajo vestido con una sencilla túnica, como aparecen a continuación sin cinturón y sin armas, Plutarco los llama, EN CHITÔSIN AZOSTI (Plutarco -Luculo 15).
La túnica propiamente dicha, está compuesta de dos piezas de tela largas y cuadradas.
Ellas están cosidas por ambos lados, como se ve en la estatua de un Sacerdote de Cibeles, en la colección del señor Browne en Londres, donde se señala la costura.
Esta túnica tiene una abertura para pasar el brazo, en la parte que desciende hasta la mitad del brazo superior, forma una especie de manga corta. Sin embargo también llevaba una especies túnica con mangas que no excede en mucho los hombros, como se ve en una hermosa estatua de Senador


(1) Gell. Noct. atr. L. 7. c. 12.
(2) Cic. orat. p. M. Scauro.
(3) Plutarch. P«U«IXK. p.402.L.31.
(4) Plutarch. Lucull. p. 916.L.19.


página 621
en la Villa Negroni, con mangas que llaman KOLOBIA, recortadas (1).
En una pintura de Herculano se notan las mangas similares en un figura femenina (2).
Jusste-Lipfe afirma que no había nada más que Cinaedi y los Pueri meritorii que y que portaban túnicas con mangas largas y estrechas lo mismo que los vestidos de las mujeres, que llegaban hasta la muñeca (3).
Pero sin duda, este sabio ha ignorado que los personajes teatrales estaban así vestidos, y nosotros los podemos ver entre otros, como en dos pequeñas estatuas de Cómicos en la Villa Mattei, y una figura similar en la Villa Albani, así como una figura trágica en un tablero de Herculano.
No repetiré aquí lo que he dicho anteriormente en la sección Túnicas de las mujeres, que después de mucho tiempo tienen las ropas comunes con los hombres.
Eso tiene que ser cierto en los tiempos antiguos, cuando la túnica de los romanos no tenía mangas (Aulio Gelio, Noches L7-14).
Con respecto a los calzones, vamos a clasificar la ropa interior, en los personajes cómicos, además de las figuras de los pueblos extranjeros donde están acostumbrados a ser ajustados.
Los calzones parecen haber sido introducidos como el teatro para bienestar: las figuras de mármol cómicas que acabamos de mencionar, las vemos con los calzones, y bajados, y entre las naciones bárbaras, los hacen de una sola pieza.
Por otra parte, nos damos cuenta de calzones que van desde la cintura hasta las rodillas, como Fabretti nos indica la figura de Trajano (5)
Herodías nos dice que Caracalla había doblado los calzones sobre sus muslos para hacer sus necesidades, cuando fue asesinado


(1) Salmas. ad Tertull. de Pall. p.85.
(2) Pitt; Erc. T. 4. tav. 16.
(3) Pitt. Erc. T. 4. tav. 16.
(4) A. Gell. Noct. att. L. 7.c12. S. August. de Doct.Christ. L-3-cI2
(5) Herod. L. 4- c24 p.153


página 622
por Marcial (Hª de Roma 24)
En lugar de calzones los Romanos usaban bandas, con las que envolvían los muslos; pero los que las llevaba pasaban por afeminados, y Cicerón señaló la ropa en Pompeyo como un destello de blandura (Cicerón Atico-2-3).
Los griegos usaban sus abrigos y los romanos su toga sobre su túnica.
En cuanto a los abrigos, los tenían de dos especies: el manto corto, conocido con tres denominaciones, CHLAMYDE, la CHLAINA, y el Paludamentum de los romanos, además de la capa Larga ordinaria.
Informa Estrabón, que la clámide es más ovalada que redonda, y era en general ropa de guerreros (3).
Con ella cubren el hombro izquierdo, para no tener ninguna dificultad en el caminar, ella cortar y puesta a la medida del hombro izquierdo.
Más de una estatua nos prueba que este abrigo era de forma ovalada o redonda; pero la que nos lo muestra más claramente es una figura por encima de natural en el jardín del Quirinal del Papa.
Este abrigo se le dio a figuras heroicas; está singularmente asignado a Castor y Pollux, así lo llevaban desplegado sobre los hombros y cayendo sobre el pecho desnudo, manera que los Elios en las Suidas dicen ser un rasgo característico de los Dioscuros: CHLAMYDAS ECHONTES EPI TON ôMÔN EPHÎMMENÎN EKATERON, como he explicado en mis Monumentos de la Antigüedad.
Es en este punto de vista, que Platón dijo A Aristipo (Diógenes Laercio, Aristipo 2), "No hacen más que llevar la clámide y los harapos"; para denotar la indiferencia en la elevación y la degradación.
Entre los atenienses la clámide era como una prenda de vestir de gente joven (Luciano Amores 44), es decir, en desnudo


(1) Ibid.
(2) Cic. ad. Attic. L.2. ep. 3.
(3) Strab. L.2. p.119, C.
(4) Lucian. Amor.p.904.


página 623
aquellos que, de dieciocho a veinte años, eran propuestos para la protección de la ciudad, y que, por tanto, se preparaban consecuentemente para la guerra (1).
El abrigo que estos jóvenes portaban, era en la antigüedad negro, y permaneció así hasta el siglo de Adriano, donde el famoso Herodes Atticus, les dio un clámide blanco (2).
También observo, que en las pinturas de Terencio del Vaticano, la clámide es dado como una prenda generalmente, a casi todos los hombres jóvenes nacidos libres.
Los abrigos de los guerreros tenían por costumbre rellenarlos y con franjas por dentro, KROSSOTOI para mantener el calor (3).
Voy a distinguir esta prenda de otra capa corta llamada Chlaina, que se lleva sobre el hombro como la clámide; que se lleva sobre los hombros, casi como la gente en los países cálidos usan habitualmente la camisola después de haberla retirado de encima del cuerpo.
Es este tipo de manto corto, que Aristófanes da Orestes. Y este joven héroe la porta, como ya he dicho, plegada sobre el hombro Izquierdo: así se le representa en vaso de plata del Cardenal Corsini Nerini, donde parece estar en el Areópago, con un estado de tristeza y abandono (coppa corsini).
Esta forma de llevar el manto lo llama Plauto: conjicere in collum pallium, (Plauto, Los cautivos 4-1) collecto pallio.
El paludamentum era para los romanos, lo que la clámide era para los griegos. Su color era púrpura, IPPAS STOLI; y era la prenda de la orden ecuestre, vestitus equestris (5), y el abrigo que llevaba los generales y luego los emperadores romanos. Sin embargo, nos enteramos de que los emperadores hasta Galieno no portaban en Roma paludamentum, pero


(1) Artemidor.Onirocrit. L.I.c.56.
(2) Philostra, vit.Sophist. L.2.p,550.
(3) Plutareh. Lucul. p. 932.l.24
(4) Monum. Ant. ined. No. M
(5) Xiphil.Aug. p. 94. L 3.


página 624
pero que ellos se muestran con la toga.
Descubrimos la razón de las protestas que se hicieron a Vitelio por sus amigos, cuando quiso hacer su entrada en Roma con el manto sobre sus hombros: este ajuste, dijeron, hacía creer, que no estaba en la capital del Imperio Romano sino en una ciudad apresada al asalto, y en las celebraciones se puso la toga consular.
Septimio Severo observó la misma ceremonia antes de su magnífica entrada en Roma como Imperator, avanzó a caballo incluso hasta las puertas de la ciudad, donde se bajó tomó la toga e hizo el resto del camino a pie (1).
Estoy sorprendido cómo un académico francés, podría dejar la cuestión indecisa, a saber, si el paludamentum romano era un peto o un mantón (2).
Tal era el tejido de oro que llevaba Agripina, esposa de Claudio, cuando fue testigo, así que lo informamos bien alto, del espectáculo de una batalla naval.
El manto largo de los griegos lo conocemos por muchas figuras, que a veces se duplican, como el que Néstor llevaba por su gran edad, y el revestimiento se designa con la palabra DIPLI d?p??.
El manto de los cínicos se duplicó de manera similar, duplex pallium, porque llevaban túnicas.
Otras veces estos mantos no están doblados, y Homero (Iliada 24-228) los llama, APLOIDAs CHLAINAS ?p???da? ??a??a?.
No me puedo resistir de revelar aquí unos cuantos malentendidos de los traductores de los autores de antiguos, especialmente cuando ellos creían que era cuestión de manto.
El primero que me llamó la atención sobre este punto fue Casaubon, que toma el modo IMATION ?µ?t???, para el mantón, cuando Polibio (Hª Universal L9 6-1) dice que Arato está de acuerdo en querer librar la ciudad de Cineta,


(1) Siphil. Sever. p. 294.l.3.
(2) Mem. de l´A.cad. des Jnscr. T.21.p. 299


página 625
que uno de los conspiradores le daría la señal para la ejecución por mostrarse sobre una colina antes de la ciudad, y EN IMATIÔ, que es lo que nuestro sabio interpreta en vez de por palliatus como hubiera tenido que decir, aunque yo pienso tunicatus.
Según todas las apariencias era lo menos común salir de la ciudad sin una capa; es con un mantón y la señal en cuestión exige que sea algo extraordinario.
El IMATIO de los griegos es siempre sinónimo de la túnica de los romanos.
La fina túnica de Plinio con las que caracteriza las estatuas de Rómulo y Camilo (Plinio L34-23), haría fe en griego del IMATIO.
Y sobre todo la palabra CHITON, que se encuentra en los Escritores de la antigüedad, ha sido mal entendida por los eruditos.
Esa palabra significa no solamente la capa de abajo, como vemos en Diodoro de Sicilia, (Libro XIV-2) que nos lo enseña de Dionisio, el tirano de Siracusa, los seguidores constantemente llevaba una coraza por debajo de su ropa INAGKAZONTO PHEREIN EPI TON CHITÔNA SIDIROUN THORAKA; pero también significa cualquier coraza, y en Homero (Iliada L3-355) constantemente significa una armadura, que se demuestra por el epíteto KALKOCHITONES, sinónimo de KALKOTHORAKES, armados con bronce.
Esta observación se refiere principalmente a un pasaje del mismo Diodoro (libro11-26), quien informa que Gelón, rey de Siracusa, después de la famosa victoria sobre los cartagineses, se presentó ante el pueblo para dar cuenta de las acciones sólo sin ningún arma, sin ACHITÓN EN IMATIO, sin coraza sobre la túnica: pasaje que los traductores no han entendido.
Aunque pudiera ser, MONOCHITÔN, refiere también a un guerrero que ha abandonando las armas y manto, excepto la túnica (Vidas paralelas, Emilio Paulo 15).
Se ha escrito suficiente sobre el vestido de los romanos, llamado toga, que la amplia investigación que se ha hecho lejos de


(1) Plutarch. Aemil, p. 480.


página 626
aclarar la materia, son culpables de aumentar aún la incertidumbre del lector. Sin embargo, es un hecho que nadie ha mostrado la verdadera forma de esta prenda.
Yo creo que cuando Dionisio de Halicarnaso dijo, la toga proporciona la forma de un semicírculo, ÎMÎKYÍCLION, no había querido hablar sobre el corte, sino de la forma que toma sobre el cuerpo.
Como los griegos a menudo tenían su doble capa, es posible que los Romanos emplearan incluso su manto doblado, y es posible que emplearan la misma toga, sin que tuvieran una gran dificultad en la forma.
Mirando por los artistas para quien escribo sobre todo, sólo necesitan saber que esta tela era blanca; como la tienen figuras romanas vestidas, y lo pueden ver en las estatuas que permanecen.
Observamos aquí la caída de la toga, que llaman Cinctus Gabinus, que ya dijimos esta prenda se usaba en las ceremonias sagradas, y sobre todo en los sacrificios.
Esta forma consistía en que el toga estaba levantada sobre la cabeza, de suerte del lado izquierdo, dejando el hombro derecho libre, y descendía desde el hombro izquierdo hasta el pecho, donde los extremos se encuentran pasados uno dentro del otro, de modo que todavía descendía el vestido hasta los pies.
Esto es lo que vemos en la figura del bajorrelieve del arco de Marco Aurelio, donde el emperador hizo un sacrificio. Varias otras Antigüedades que nos ofrecen la misma disposición de la toga.
Cuando los emperadores se representan con una parte de la toga levantada sobre la cabeza, quieren decir, con el ajuste de la dignidad sacerdotal.
Entre los dioses, Saturno por lo general, tiene la cabeza cubierta con su atuendo (1).
De hecho entre las figuras divinas no se encuentra, si no me equivoco, se cumple una excepción y que remarco,

(1) Descr. des Picr. gr. du cab. de Stosch , p. 33-


página 627
La primera concierne a un Júpiter, llamado el Cazador, ejecutada en un altar de Villa Borghese, y montado sobre un centauro, Tiene la cabeza cubierta de la manera en cuestión.
Júpiter, con este aspecto, se llama Riciniatus, por Arnobe (1) a modo de Ricinium de la palabra, que significa la parte de la capa que cubre la cabeza, y es así que Marciano representa al Dios (2). Plutón, en una pintura de la tumba de Nasons, nos ofrece la segunda excepción (3). En cuanto a los otros dioses por lo general son representados con la cabeza descubierta.
Por lo que concierne a los vestidos de las extremidades del cuerpo, voy a pasar por todas las partes y voy a empezar por la cabeza.
La costumbre de llevar un sombrero, tanto para adornar, como para cubrir la cabeza, se remonta a la época más antigua.
Los atenienses se servían no solamente en el campo, sino también en la ciudad. En
En la isla de Egina se llevaba este mismo ajuste de cabeza para los espectáculos, y desde el siglo del anciano legislador Draco.
También llevaron sombreros de fieltro, como sabemos que llevaban los espartanos, o los yelmos que aprendemos de Tucídides, no estaban a prueba de flechas.
Entre los griegos, la gente de todas las edades llevaban sombreros. A medida que los atenienses iban dejando la moda en la ciudad, los romanos comenzaron la moda, a su vez, y nada más común entre ellos, al menos en la casa.
Suetonio (Augusto 82) nos informa que Augusto no llevaba otra cosa en la cabeza que un sombrero de piel, incluso en su palacio, sin que fuera a exponerse al sol.
Sin embargo la mayoría lo usaba para llevarlo al campo, para protegerse del sol y la lluvia: para este propósito cuidaban

(1) Adv. Gent. I. 6. p.209,
(2) De nupt. Philol. L. I p-17
(3) Tav. 8.


página 628
de plegar los bordes. Usando cintas pasadas, podían atarlo a la barbilla, como vemos en la figura de Teseo en una vasija de barro en la Biblioteca del Vaticano; cuando querían ir con la cabeza atada o echado hacia atrás caído en los hombros y permaneciendo allí suspendido de cintas en la barbilla.
El sombrero era todavía el tocado ordinario de las personas del campo y los pastores: es así que se llama el sombrero arcadio (1).
Este tocado, está en unos pocos, Apolo figurando en medallas, es una marca de estado pastoral distintivo de este Dios en casa del Rey Admete en Tesalia.
Diferentes piedras grabadas, nos ofrecen a Meleagro cazador con un sombrero, y en dos bajorrelieves tenemos a Zeto con con el mismo tocado, para designar la vida pastoril que había elegido.
Los que montan los carros de carreras de circo en Roma, llevan los sombreros de una singular especie, terminado en pan Azúcar, parecidos a los sombreros chinos. Un par de mosaicos que estuvieron en la casa Massini, y que están hoy en Madrid (#,#,#) así como un libro que ya no existe, y que nos informó Montsaucon, nos ofrecen personajes con esos sombreros.
Nada fuera de ordinario en cubrirse la cabeza con el borde del vestido, y el paño de la toga de los romanos.
Además, estaba en el uso, de aparecer con la cabeza al descubierto en la presencia de las personas a las que querían marcar respeto (Suetonio, Pompeyo 8).
A partir de entonces fue una descortesía mantener cubierta con algún vestido la cabeza: DI OTON KATA TIS KEPHALÎS ECHEI A IMATION (3).
El calzado de la antigüedad y consta de zapatos y sandalias. La forma de los diversos zapatos y las diferentes y maneras

(1) Dio Chrysost. Or 35. P.433 a.
(2) Plucarch. Pomp. p. 1137.l. 17.
(3) ibid. p. 1169. l.ult.

página 629
de atarlos y elevarlos, son tan variados que si yo quisiera informar de todo, necesitaría un libro bastante grande.
Hablando de los zapatos yo comenzaré remarcando la opinión ridícula de un sabio sobre la sujeción de una cruz, que se encuentra sobre un pie antiguo de la colección del Vaticano.
Esta cruz está adjunta a la correa entre el dedo gordo y dedo siguiente, donde normalmente se coloca una grapa en forma de trenza o corazón.
La grapa reúne dos tiras de cuero que están unidas a ambos lados por encima de pie, y que resultan de la correa colocada entre los dos dedos en cuestión.
Este pie, está adornado con esta cruz y luego de haberse descubierto en las catacumbas llegaron a concluir que formaba parte de la estatua de un mártir, circunstancia que se presenta informada con una amplia inscripción.
Pero es obvio que el pie de la estatua viene de una joven, y también que es mas hermosa que en el momento en el que se erigían estatuas erguidas a los Mártires, donde no habrían sido capaz de producir una similar ni por todo el oro del mundo.
Por otra parte, se hizo en la antigüedad, no tiene nada en común con la religión cristiana, aunque fuera encontrado en las catacumbas.
En el vuelo de tiempo descubrimos un hermoso pie humano de una estatua mucho mayor que de natural, y sobre él hay una grapa en el pie cruzándolo, todo similar al anterior colocado en el mismo lugar: el pie está ahora en la colección del Escultor Cavaceppi.
Una hermosa estatua de Baco tiene la correa de las sandalias que está colocada de manera similar entre el dedo gordo y el siguiente dedo del pie, decorado de la cabeza de un ángel con alas.
Las zapatillas de los Romanos diferían de las de los griegos, según informa Apiano (1): pero no podemos saber con lo que indica en que consiste esta diferencia.
Los Romanos

(1) Appian. Mithrid. p. 114. 1. 17.


página 630
se distinguían llevando zapatos de cuero rojo que venían del reino del Ponto (1).
Estos zapatos llamados Mullei, estaban a veces bordados en oro o plata, como vemos unos pocos pies con calzado; pero por lo común, eran de cuero negro, y llegaban a media pierna (Horacio sátiras libroI 6-27) formando una especies de botas, como uno ve en las figuras de Castor y Pollux, que me propongo hacer grabar después en mis monumentos de la antigüedad.
El Jasón de Versalles, estatua mal llamada Quinto Cincinato, ofrece unos zapatos que los artistas podrían dar a las figuras heroicas.
Este zapato tiene suelas con bordes alrededor, de un dedo de anchura, y un cuero que soporta el talón; que atan sobre el empeine por bandas de cuero que parten de las suelas, y se unen por encima de los tobillos.
El pasaje de Plinio, donde dice, hablando de los Monos: Laqueis calceari imitatione venantium tradunt (Plinio el Viejo L8-215) podríamos aplicarlo a las suelas - tejido de cuerdas, como se ven en la colección de Herculano.
Los comentaristas generalmente están de acuerdo en tomar por las redes en las que atrapan a los monos, mientras que el autor latino quiere decir que estos animales se ponen cadenas en los zapatos como los cazadores.
Un hecho es, que la nobleza ateniense llevaba sandalias adornadas con una media luna de plata o marfil, como la Nobleza romana llevaba una luna, pero esta característica aún no se ha encontrado en ninguna estatua romana.
Hago notar aquí en suplemento que los pañuelos no estaban en uso entre los antiguos, al menos no en los griegos.
Vemos que las personas distinguidas se servían de su capa para secarse los ojos, como decía

(1) Henri Valois. not. in Ammian. Marcelo L. 22c. 4. p. 390.
(2) Horat. L. 1. Sat. 6. v. 27.
(3) Plin., L. 8. c. 80.


página 631
Agatocles que había conocido, el hermano de la reina de Egipto, en una asamblea del pueblo en Alejandría (1).
Es lo mismo con las toallas incluso entre los romanos: que se introdujeron muy tarde, y sin embargo cada Invitado traía su ropa.
En cuanto al diseño de las figuras vestidas, la finura de tacto y la delicadeza del sentimiento, tienen menor proporción que el dibujo con exactitud y el justo discernimiento y el conocimientos, para observar y enseñan a imitar, y la práctica.
Esto no impide que esta rama del arte todavía no ofrezca ningún objeto de investigación, ni menos interesante para el conocimiento de los artistas.
La ropa es al desnudo, como la expresión es al pensamiento; y nosotros tenemos a menudo, menos dificultad en encontrar el pensamiento que la expresión, o la verdadera torsión del pensamiento.
Como en los primeros tiempos del arte, se hacían más figuras vestidas que desnudas, y esta máxima está totalmente adoptada en los más bellos siglos de Grecia para información de las figuras de mujeres, de las que podemos contar cincuenta figuras vestidas contra una desnuda.
Y es natural que los artistas de todos los tiempos no se comprometieran bien entendido, de la elegancia en la ropa, que por la belleza del desnudo.
Buscaron la gracia no sólo en las actitudes y acciones, sino también en la ropa y su ajustes: de hecho las Gracias más ancianas, estaban figurando vestidas.
Siendo suficiente a los artistas en la actualidad, estudiar cuatro o cinco de las mas hermosas estatuas sin ropa, para bien hacer el desnudo, es necesario buscar la elegancia no solamente en las actitudes y las acciones, sino también en la ropa y su ajuste en cien figuras vestidas.
Es raro encontrar una estatua arropada que se asemeje a otra en forma, mientras que no hay nada más común que encontrar estatuas desnudas con una semejanza perfecta, tales son en gran medida las

(1) Polyb. L. 15, p. 712. D.


página 632
Estatuas de Venus. Y es lo mismo en las estatuas de Apolo: La mayoría parecen haber sido ejecutadas después de un solo modelado como se evidencia en tres estatuas similares de este Dios en la Villa Medici, y otra en el Capitolio.
Lo mismo es aplicable así, a la mayor parte de los sátiros jóvenes.
Me gustaría decir entonces, que el dibujo de las figuras con ropa, puede ser llamado con razón, una parte esencial del arte.
Pocos artistas modernos están exentos de la crítica en relación a la ropa; los del siglo pasado, todos han pecado contra esta parte, con la única excepción de Poussin.
Bernini apretó el abrigo arrojado sobre el manto de (Santa Bibiana) con un largo cinturón, una práctica que es no solamente contraria a cualquier tipo de ropa antigua, sino que también contradice la naturaleza de la capa, atendiendo que un abrigo apretado con un cinturón que ya no es un abrigo.
El artista que hizo los dibujos para las planchas propiamente grabados de la obra de Roland de cambray, titulado : paralelismos de la arquitectura antigua con la moderna, ha dado a Calímaco, el inventor de capiteles corintios, una ropa de mujer.
Estoy sorprendido de cómo a Pascoli, en el prólogo, puso a la cabeza de sus Vidas de los Pintores, nos avanza que los Escultores de antigüedad, no tenían un gusto noble, y gracias a la práctica con la ropa, queda claro que constituye una de las partes donde los Modernos han superado a los Antiguos.
Del resto de escritores tiene poco o ningún conocimiento del arte, como está suficientemente demostrado por el contenido de su libro, y el testimonio de los que le han conocido personalmente.
Forzado a recurrir a otros, para saber de los detalles que él ignoraba, no se instruía sino a fuerza de preguntas a gente imbuidos de prejuicios por lo que solo puede concluir en una opinión errónea sobre el ropaje de los antiguos, dando un un juicio bastante universal entre las personas de Arte.
¿Qué pueden prometer de bueno los artistas que,

página 633

no se preocupan, sin estar prevenidos, y que cierran los ojos a los hermosos detalles, que a menudo imprimen sobre las figuras mediocres de los ancianos?
Es en todo las otras buenas figuras modernas: no se puede decir de la producción que Corneille dice de Bajazet Racine, un habitante turco tan loco que tenía un corazón Francés, que es una locura que diga de una prenda griega, estando una figura a la moda al menos: mientras el diseño del desnudo fuera incorrecto, el artista entonces querría este defecto en el ropaje bien claro.


página 634

imagen-34-historia de la antiguedad Winckelmann

Capítulo VI.
Del Progreso y la decadencia del arte de los griegos, donde nos ofrecen cuatro épocas y cuatro diferentes estilos.

Capítulo, que trata del progreso y la decadencia del arte de los griegos, el objetivo en los nuevos detalles sobre la esencia misma del Arte.
Encontramos algunas observaciones generales, que se dijeron en los Capítulos precedentes, determinamos dar mayor precisión en su aplicación a los monumentos notables de la antigüedad.
Scaliger asigna cuatro períodos principales en el Arte de los Griegos, así como en su poesía, como da Floro cuatro puntos fijos de la historia romana, y
nosotros podemos establecer cinco. Para cada acción o cada evento con cinco grados, o cinco partes, el comienzo,


página 635
el crecimiento, la perfección, la decadencia, y las cinco partes recuerdan el principio de cinco actos de una obra de teatro.
Es lo mismo con los avances sucesivos de las Artes de imitación.
Pero como las cinco cosas van en sus terminaciones, nosotros sólo vamos a considerar el arte en cuatro puntos fijos.
El viejo estilo duró hasta Fidias.
Este genio superior y los artistas contemporáneos imprimieron al arte, esta imponente grandeza que caracteriza a los monumentos de la época.
Yo llamaré el estilo del siglo de Fidias el grande, el sublime.
Desde Praxíteles hasta Lisipo y Apeles, el arte adquirió más gracia, más amenidad, que voy a llamar el estilo hermoso, elegante.
Algún tiempo después de estos artistas, con los discípulos y sus escuelas, el arte comenzó a declinar con sus imitadores, y nosotros nos referiremos a este estilo, con la imitación, hasta que finalmente, llega a su declive, poco a poco llegó a su decadencia absoluta.
En cuanto al estilo antiguo, primero observamos los monumentos que están más golpeados que nos quedan, y las características que los distinguen, y finalmente la transición de este estilo, al siguiente estilo que llamamos grandioso.
Sobre este tema es necesario alcanzar los monumentos más antiguos y más auténticos, que las pocas medallas y monedas con registros, que atestiguan la antigüedad: porque estas medallas han sido acuñadas en las ciudades en las que portan el nombre, y nos proporciona alguna indicación del arte que prevaleció, en el momento de su composición.
Las inscripciones de estas antiguas medallas bajando, es decir, de derecha a izquierda: manera de escribir que debieron dejar de usar largo tiempo antes de Heródoto.
página 636

En efecto, este historiador, hablando del contraste que hacen los modales y costumbres de los egipcios con las de los griegos, cita esta característica, como que los primeros diferían por completo, con respecto a los últimos en la escritura, y que escriben de derecha a izquierda (Herodoto 2-36).
Yo no recuerdo cuando nosotros hemos notado esta circunstancia que es tan específica, que nos permite determinar el momento en que la escritura de los griegos cambió de marcha, y podemos concluir que desde el siglo de Herodoto, es decir decir, desde la 86ª Olimpiada (432 adc.) el uso de la escritura en el sentido primitivo, había estado desde hace mucho tiempo.
Pausanias nos dice (Pausanias L5-25-9) que la inscripción en la basa de la estatua de Agamenón en Elis, una de las ocho figuras que Onatas había hecho, de tantos guerreros que estaban ofrecidos a suertes para combatir contra Héctor, fue dirigida de derecha a izquierda.
Como Onatas floreció poco antes de la expedición de Jerjes contra los griegos, es decir, antes de la 72ª Olimpiada (490 adc.) y, por tanto, poco antes de Fidias, podemos fijar un poco la época en que los griegos cesaron de escribir en sentido contrario.
Entre las antiguas medallas, las más notables son las de algunas ciudades de la Magna Grecia y principalmente las de Sybaris, Caulonia y Posidonia o Paestum en Lucania.
Las medallas de Sybaris, no pueden haber sido acuñadas después de la 72ª Olimpiada Olimpiada, cuando esta ciudad fue destruida por los Crotonios (Herodoto 6-21)
Por la forma de las letras que componen su nombre indica un tiempo mucho más atrás.
El nombre se forma a partir de Sybaris VM en lugar de EY, Ee 3 y la

(1) Herodot. L.2 p. 65, I. 33.
(2) Pausanias. L.5. p. 444. l.24.
(3) Herodot. L.6. p.215.1.3.


página 637
Sigma en las medallas de Posidonia figura como una M.
La Rho (P) tiene una pequeña cola F. Caulonia está escrito AV> El buey sobre las medallas de Sibaris y ciervos como los de Caulonia son son así lo que informan.
En medallas muy antiguas de esta última ciudad, encontramos a Jupiter, así como en las de Posidonia, está Neptuno, donde se ve una fábrica mucho más hermosa, pero en un estilo que comúnmente se llama etrusco. Neptuno sosteniendo el tridente como una lanza a punto de arrojarse.
Este Dios está desnudo como Júpiter, excepto que tiene dos brazos envueltos en paño recogido como si fuera a ser utilizada en lugar de un escudo.
Así, una pasta de vidrio de la colección de Stosch nos ofrece a Júpiter rodeado de su brazo izquierdo de su égida, es decir, la piel de la cabra de Amaltea (1).
Como los ancianos usaban de escudo a veces combatiendo de esta manera, como (Plutarco nos dice de Alcibíades )y Tito Livio en Tiberio Graco.
La esquina de estas medallas se encuentra hueco en un lado, y en relieve el otro: no como algunas de las medallas de los emperadores, y las familias romanas, que la parte hueca es inadvertida de los medallistas.
Las medallas en cuestión nos muestran claramente dos diferentes cuños, lo puedo demostrar con las que portan la imagen de Neptuno.
Este Dios, en el lado donde parece de relieve, tiene barba y el pelo rizado, y de otro donde es hueco, no lleva lleva barba y el pelo es liso. Le vemos con la ropa arrojada sobre el brazo, y descendiento por atrás.
En un lado del borde está rodeado por un adorno, como dos cordones
(1) defer. de Pier. gr.du cab. de Stosch. p. 40. Monum Ant. ined.No.9
(2) Plutarch. Alcib. p. 388-1- 4
(3) Liv. L.25,c. 16. Conf.Scalig. conject. in Varron, p. 10.


página 638
de una tela suelta; del otro, este ornamento parece un corona de espigas.
En relación con el cetro, se tienen dos lados.
El resto es difícil de demostrar, como un escritor lo avanza sin probarlo (1), que fue poco después de la 50ª Olimpiada (580 adc.), la Gamma de los griegos se estaba escribiendo C, y no F, que confunde todas nuestras ideas del estilo antiguo de las medallas.
Porque si se trata de una antigua acuñación griega, bien es un hermoso trabajo, y nos ofrecen la letra en cuestión en su forma antigua; entre las diferentes piezas de esta naturaleza, cito una medalla de la ciudad de Gela en Sicilia, que lleva la inscripción: CEAAE, con una biga o carro tirado por dos caballos, y en la parte posterior un Minotauro.
Aprovecho esta oportunidad para hablar de cuatro copas de oro puro, forma y tamaño de un platillo de café; que fueron encontrados en las antiguas tumbas cerca de Agrigento, y pueden verse en la colección de señor Lucchesi, obispo de esa ciudad.
Pensé de informar de estas piezas valiosas, porque los adornos que los rodea aparecen como a las manufacturas de las medallas en cuestión y parecen de la misma edad.
Dos de estas copas tienen en el exterior ornamentos que consisten en bueyes, trabajo que se puede llamar de estampación.
Vemos que este borde se ha visto afectado con un punzón de relieve, aplicado dentro del borde, para empujar y sacar la abolladura en el otro lado .
Las otros dos copas tienen el ornamento en el borde hechas con punzon a mano.
En comparación con la explicación de los bueyes, que decoran las dos primeras copas
(1) Reinold. Hist. Litter. Grâce. y Lat. p. 57.


página 639
No creo que haya que remontar al propietario de las antigüedades, hasta el buey Apis de los egipcios; porque los griegos los bueyes los tenían consagrados al sol y tiraban del carro de Diana.
Los bueyes también se puede considerar como el emblema de la agricultura, es lo que parece indicar algunas medallas de la Gran Grecia, debido a que estos animales tiran del arado, y servian a toda la economía rural.
El mismo animal era el emblema más antiguas de las medallas de Atenas (1) y romanas (2)(Plinio en 33-43, dice ovejas).
Las medallas del primer estilo siciliano, proporcionan una prueba irrefutable de la idea de belleza, o la correcta ejecución de la hermosura, no era una cualidad innata, sino dada con arte por los artistas griegos:
Lo cierto es que en el siguientes tiempo, son infinitamente superiores a el primero.
Juzgo de antes las medallas de Leontium, de Messina, Siracusa y Segesta, piezas de la antigüedad y la mayor rareza.
He revisado cuidadosamente el trabajo en el Gabinete Stosch, e hice hacer grabar dos de estas medallas, de la última ciudad que encontramos al final de este capítulo.
La cabeza es un Proserpina. Esta cabeza y otros cabezas en medallas de las que hemos hablado, se dibujan como Palas en las medallas de Atenas de los Primeros tiempos, y al igual que el de una estatua de la misma Diosa en la Villa Albani.
Alguna parte no brilla a desde la belleza de su forma: por lo tanto, en consecuencia el conjunto no es mejor.
El dibujo de los Ojos es alargado y aplanado; la sección de la boca está subiendo; la forma de la barbilla es apuntada, y sin ninguna redondez elegante; los rizos del cabello están dispuestas en pequeños anillos y

(1) Schol. Aristoph, Av. v. UCI.

(2) Plin. L. 18. c.3. P.436-


página 640
parecen granos prietos de un racimo de uvas: desde donde los poetas griegos más antiguos dan al pelo el nombre de uva (1).
Para completar esta caracterización así, basta decir que el sexo de las cabezas de las mujeres, es muy incierto.
Así sucedió que una de estas cabezas de bronce, un poco más grandes que de natural, coservada en la colección de Herculano, ha sido vista y descrita como la cabeza de un hombre.
Sin embargo el reverso de las medallas puede pasar por elegante, así como el área del dibujo de la figura.
Pero ya hay una gran diferencia entre un dibujo en pequeño, y un dibujo en grande, no podemos inferir nada de uno en el otro, que era infinitamente más fácil, dibujar una pequeña figura de un pulgada de altura, que la misma cabeza en grande.
Así, desde la forma recibida de la configuración de estas cabezas, que lleva el carácter y estilo egipcio, y del estilo etrusco, constato de nuevo lo que ya he tratado de asentar en los libros anteriores, sobre el parecido entre las figuras, de estas tres naciones en los primeros tiempo del arte.
En la época de las obras de escultura ejecutadas en este viejo estilo, yo no reportaré, nada más que los que pude ver, y examinar por mí mismo, y que casi siempre se trata de otras producciones de arte.
Tengo que remarcar que es ordinariamente el dibujo de un antiguo, como se podría decir: a medida que pasa por diferentes bocas, recibió diferentes adiciones.
La Palas de Villa Albani, que publiqué antes de la restauración en mis Monumentos de la Antigüedad (2)

(1) Plutarch. confol Apoll. p. 196,
(2) Monum. Ant. ined. No. 17.


página 641
me parece ser la estatua más antigua del estilo.
La cara redonda y la forma de las partes como son tratados allí, de manera como si la figura fuera de basalto, que uno la podría creer de manufactura egipcia.
la cabeza de esta antiguedad, es perfectamente similar a las cabezas de mujeres, que están en antiguas medallas griegas, que acabamos de hablar: en el resto, encontramos también el estilo etrusco.
La razón de que los romanos se la llevara de Grecia, ésta y otras estatuas de la misma edad, fue probablemente la misma que hago mención, es decir, para ofrecer producciones de arte de la época más remota de Grecia, para poder tener seguido y completo, desde su origen hasta su perfección.
Los estudiosos en la antiguedad, creen descubrir este estilo antiguo, en un bajorrelieve de la colección del Capitolio, pieza que he hecho grabar en la portada, en el Tratado preliminar del Diseño de los antiguos artistas en mis mis Monumentos de la antigüedad.
Esta pieza representa tres Bacantes vestidas y un fauno desnudo portando la inscripción: KAAAlMAX0 Er0JEI (1) Se dice que este Calímaco era uno que no estaba contento con lo que él hacía (2). Como había realizado una danza a los Lacedaemonios (Plinio el viejo 34-92), se cree reconocer en esta danza a nuestro bajorrelieve.
La inscricción colocada en la base me parece sospechosa.
Es cierto, que no se puede tomar por moderna; pero tendríamos pero podría haber sido imitada y sustituido por Antiguos.
Es así que el nombre de Lisipo esta en el Hércules de Florencia, que es antigua; pero ni el nombre ni la estatua parecen ser

(1) Fontanin. Antiq. Hort. L.1 c.6.p.166. Montfauc. Ant.expl. T. 1. P. 11. pl. ,174.
(2) Fontan. loco cit. Lucatel-Muf.Capit. p. 36.
(3) plin. L.34. c.19


página 642
la mano de la estatua, como demostraré en el tercer volumen de esta historia.
Una obra griega del estilo de nuestro bajorrelieve, debería ser mucho más antigua, de acuerdo con las ideas que tenemos del tiempo, cuando el arte estaba floreciendo en Grecia, Callímaco no puede haber vivido antes que Fidias y los que lo colocan en la 60ª Olimpiada (540 adc.)(1), estos seguidores sin ninguna razón, se equivocan lerdamente.
Además, cuando le dan esta antiguedad, sobre el fundamento de encontrar la X en la composición de su nombre, esta carta había sido inventada mucho después por Simónides (2)
El nombre es Callímaco se escribía de esta manera: K4/VIM4RHO€, o lo mismo: KA^I/VXAFo€ (3) así este nombre se escribe en una antigua inscripción de Amyeleo (4).
Pausanias dijo que no tenía la fuerza de los grandes artistas, de Grecia; Es necesario por lo tanto, que no viviese en una época en la que tendría la capacidad para hacerles frente.
Una estatua con ese nombre, Pausanias dice que era del mismo, que es el Primero trabajar con la broca para perforar el mármol (Pausanias libro I 26-7).
Sin embargo, es necesario que el Maestro del Laoconte, que vamos a colocar en el siglo más hermoso de Arte, se sirviera de este instrumento, para el tratamiento del cabello, y para socavar el ropaje.
Pretenden además, que Callímaco, el escultor, es el inventor del capitel corintio (Vitrubio li.4-1); y nosotros que Scopas, el famoso escultor, que construyó un templo decorado de columnas de orden corintio, en la 86ª Olimpiada (436 adc.) (Pausanias L8, 45-5): resultaría entonces, que Callímaco habría vivido en la época de los grandes artífices

(1) Felibien. Hist. des Archit. p.22.
(2) Mar. Victorin. art. Gram. L.I. p. 1459.
(3) Cons. Reinold. Hist. Litt. Graec. A Lat. p. 9.
(4) Nouv. Traité de Diplomat, T. 1. p. 616.
(5) Pausanias. L, I. p. 68. L 25.
(6) Vitruv. L. 4. c. r.
(7) Pausanias. L. 8. p. 693. l. 19.


página 643
de Grecia, y antes de que el Maestro de la famosa Niobé, que probablemente es Scopas, como se discute en el siguiente volumen, y que floreció antes de que el Maestro del Laocoonte.
Pero esta época tiene un lado negativo, no está de acuerdo con lo que resulta, del orden en que Plinio clasifica a los Artistas.
Voy a añadir además, que este bajorrelieve fue encontrado en Horta, cantón una vez habitado por el etruscos; esta circunstancia también nos autoriza a creer, que esta pieza es de fábrica etrusca por todas las características.
Al tomar esta antiguedad por una obra griega, también tomaremos como etruscos, algunos jarrones pintados, informados en el tercer LIBRO de esta historia, si su inscripción griega no indicara lo contrario.
Podríamos dar las características más decididas de este viejo estilo, si se hubiera conservado un número mayor de obras de mármol. y sobre todo, un mayor número de bajo-relieves.
Ëntonces, estas producciones de arte, nos harían conocer lo máximo de los primeros artistas, acerca de la distribución de las figuras, y nos daría la capaz de juzgar su habilidad para realizar movimientos con el cuerpo, y las emociones del alma.
Si nos fuera posible evaluar la expresión, en relación con la economía de las partes, en las pequeñas figuras de las medallas, y concluir de lo pequeño a lo grande, o si nos atrevimos a atribuir a figuras del arte de este tiempo, la energía de de acción, de las figuras de la naturaleza del mismo tiempo, nos encontraríamos que los artistas de este estilo, dieron a las figuras acciones violentas, y actitudes forzadas.
Los hombres de los tiempos heroicos, que sirven de modelos a los artistas, estaban siguiendo siguiendo el impulso de la naturaleza; ellos ignoran el arte de restringir los movimientos de sus almas;
Esto es lo que nos encontramos confirmado, cuando

página 644
comparamos estas obras primeras de los griegos, con las de los etruscos, a los que se asemejan.
En cuanto a la ejecución, nosotros remarcaremos, que los antiguos eran capaces de dar a sus obras la finura del detalles, antes de que supieran imprimir la belleza al conjunto: esto es lo que vemos desde la otra Palas de la Villa, que ya tenemos citada más de una vez, donde unieron a la forma, la más mezquina de las caras, la maniobra más ordenada, y las más finas ropas.
Es lo que Cicerón da a entender, cuando dice que en la isla de Malta, tenían algunas figuras muy antiguas, representando las Victorias, figuras desprovistas de toda gracia, pero ejecutados con gran finura (Cicerón Discursos contra Verres 46).
Es así como dice Aristóteles de la tragedia: que tiene que encontrar lo justo de la expresión, a pesar de un largo tiempo, antes de lograr formar el plano del sujeto: para arreglar las frases, y el orden de los pensamientos, en el Arte poética, y se encuentran en la misma razón, en la economía de maniobra, en la práctica de mármol.
En el renacimiento del arte Moderno, los cuadros precursores de los grandes Maestros, que a continuación ilustran, Ofrecen un amplio material para hacer las mismas observaciones.
Las obras de estos primeros artistas, distantes de la verdadera hermosura, están acabadas con paciencia increíble.
Mientras sus sucesores, Miguel Ángel y Rafael, han operado, según el precepto que Roscomon prescribe para los Poetas: Tienen que componer con fuego, y ejecutar con flema (1).
La gran monotonía de ejecución que precedió al conocimiento de la belleza, aparece singularmente en la fabricación de diferentes tumbas elevadas (1) Cic. Verr. 4. c. 46. (2) Roscomon's Essay on Poet.


página 645
planteada por Sansovino, y por otros escultores de principios del siglo XVI: las figuras de estos monumentos son muy mediocres, pero los adornos, con los que están decoradas, tienen una obra fina, que pueden servir a nuestros de modelo a nuestros Artistas, y poder juzgar y comparar la labor de los Antiguos en este género.
Podemos reducir los personajes de este antiguo estilo, a estas cortas proposiciones: el dibujo era enérgico, pero duro; estaban orgullosos, pero sin gracia; la fuerza de la expresión altera la belleza del conjunto.
Todo lo hecho en el arte en estos tiempos remotos, está consagrado a los dioses y los héroes, donde el elogio y la pompa, como Horacio dijo, no está de acuerdo con la dulzura de la lira, que es creer que esta misma dureza cooperó a dar grandiosidad a las imágenes.
El arte era tan austero como la Justicia, que imponía la muerte por cualquier delito (1).
Bien entendido que hay gradaciones, ya que entendemos por el viejo estilo, la época más larga del Arte Griego, y que las últimas obras de este estilo, han sido muy difïérentes de las primeras.
Podemos creer que este estilo, se conservó hasta el momento en el que el arte floreció en Grecia, es asi que dice Ateneo de Stesichorus (2), que no admitía contradicción.
Nos enseña que fue primero el poeta, el que representa en sus versos a Hércules, armado con un arco y una maza.
Es así, que en numerosas piedras grabadas, que llevan los caracteres de este estilo Primero, nos ofrecen a Hércules con las mismas armas.
Stesichorus era contemporáneo de Simónides y vivió en la 72ª Olimpiada
(1) Thucyd. L. 3. p. 98. 1. 34.
(2) Deipn: L.12. p.512 E. Cons. Descr. des Pier.gr.du cab.de Stofch, p. 275.


página 646
cuando Jerjes marchó contra los griegos; Y Fidias llevó el arte a su más altos período que florece en la 78 ª Olimpiada.
Pero Estrabón pone mucho más atrás en el tiempo estos atributos dados a Hercules (Estrabón libro XV 688). Él atribuye la invención de hacer unos cuantos Pisandro contemporánea Eumolpus, y otros ponen en el trigésimo tercer Olimpiada. En el mismo informe Estrabón las antiguas figuras de Hércules tenían ni el club ni el arco. c Voy a declarar aquí que hacemos precaución demasiado puede juzgar la edad de las obras de la antigüedad, sin embargo ,, "™ "™" " Una figura que parece ser el estilo etrusco o Primero tionsdel" ande el arte griego, no es siempre. Puede ser un "estilo, imitación de obras anteriores, que son el modo sirvieron en muchos artistas griegos (3)> o cuando están figuras de deidades, tratados con atributos y los principios antiguos que no deberían estar allí entonces podemos inferir que el viejo estilo es algo adoptado, para inspirar más respeto. A medida que la dureza de la conformación y rudeffe la voz, el juicio de un ex de energía (4), obteniéndose el dilcours magnitud y la dureza y 1 austeridad, impresa con obras de arte antiguas, producir un efecto similar. Lo que decimos aquí está el carácter la vieja manera, se refiere no sólo al desnudo figuras pero auslì su ajuste, y la forma en que llevan el pelo y la barba.
(1) Bentley´s, Diff.upon. Phalar.p36.
(2) Geogr. L.15.p. 688.C.
(3) Except. ex. Nie. Damasc. p.514. V.
(4) Demetr.Phal. de elocut.p.26. l.19


página 647
Para servir aclaraciones sobre estas alegaciones, que citar el bajorrelieve de Villa Albani, que veremos la placa grabada en el siguiente volumen. Encontramos todas las figuras de deidades vestidas y ajustados en el gusto de figuras etruscas. Sin embargo, como orden corintio del templo y las razas de carros representados como frisos, indican una obra griega, nos tendríamos tomar este libro como un resultado de los ropajes de las figuras, para una producción griega Y viejo estilo. Pero nos encontramos con todo lo contrario es el mismo orden de las columnas del templo inventado en el informe Vitruvio, mucho más tarde: por lo tanto, esta pieza nos ofrece una imitación del antiguo estilo griego. Hacemos puede buscar una obra etrusca, una vez que saben que los templos etruscos diferían de las de los griegos en general. Ha quedado acreditado que sus templos, n 'había desarrollado frisos, cornisas 6k como techo, o Muiuli, tenía una gran proyección tanto como las columnas de la puerta, que tras los muros de la nave, que fo este ménsulas de proyección dimensión del agujero la cuarta parte de la altura de las columnas: Este método Fe practicaba en el momento en que la nave no tenía ninguno galería alrededor de ella para asegurar a la gente de la lluvia. Por esta observación le explico a la vez un pasaje Nadie había oído hablar todavía de Vitruvio (') ¦ Esta imitación fue aún más marcada como una mitra bajorrelieve representan Júpiter, con una barba más de lo habitual y el pelo que tomboient IUR hombros delanteros. Esta Júpiter tiene quoiqu'ajuste la (i) Vitruv. L. 4. c. 7. p. iêo. Supra trabes y supra parietes trcij;?ïurat mutulorum, quarta parte altitudinis coluninae projtciautur.
página 648 la forma de las figuras más antiguas, fue un libro de los emperadores romanos del siglo, teniendo para la inclusión: IOVI EXSVPERANTISSIMO. Este artículo fue publicado por la figura Spon IANS ('). Parece que se propone un objetivo, lo que representa Júpiter IBus esta antigua forma, para excitar más respeto por Dios y darle un poco fuerte cn una existencia anterior. Vemos la Diosa de la Esperanza ajustado de acuerdo a la más antigua de estilo en una figura pequeña la Villa Ludovisi, que puede datar del siglo II de Emperadores, a juzgar por la inscripción que romano cama en la base de la figura, y que está diseñada diciendo: P. ¿AQVILIVS. DIONYSIVS. Y. NO NI A. FAVSTINA. SPEM. R ES. TITVERVNT. Además de esta estatua no se conocía a mí antes lo que es, porque la inscripción fue cubierto por gruesa costra de tierra y musgo (2). Esto es y me encontré con la esperanza figuraba como las medallas imperiales que he visto, ya sea en original o una copia; Y Para citar un ejemplo, yo diría que mismo reinado gusto en cualquier ajuste de la Diosa Como una medalla del emperador Filipo el Árabe. Nosotros puede explicar este uso por los hechos de nuestros retratos Días y ajustados en el gusto de los Van Dyk ajuste todavía muy atractivo para el Inglés, y que es también (1) Mise. ant. p. 71. Cons. Descr. des Pier. gr. du cab. de Stosch. P- 4«. Bft.it t Art. T. II. (2) Descr. des Pier. gr. du cab. de Stosch. p. 302.
página 649 también infinitamente más beneficiosa, tanto en el Pintor Pintado persona que se pliega cercanos ropa aficionados 6k hoy. También recuerdo que hemos colocado en el los tiempos más remotos de dos victorias de tamaño natural almacenados en Sans Souci, ya que se hacen pasar por el dedos de los pies que hacen que las articulaciones; se les asignó este antigüedad con respecto a la posición que apareció forzado a aquellos que no han entrado en servicio. Pero que demostramos lo contrario, es el nombre que romano grabado ve como una banda, que pasa como el pecho la cruz y en la espalda. Se afirma que estas bandas sirven para unir las alas que tenían que ser colocado de bronce y en las figuras. Lo mismo puede decirse de los presuntos cabezas de Platón, que hacer algo más que palabras referidas como Hermes, que se les dio una forma algo parecida AR como la de la piedra que es la primera plaçoit cabezas. Pero estos Hermes, de acuerdo a la diferencia de edades, son prestados con diferentes grados de arte. Durante mi estancia en Roma, la más bella de todas esas Hermes pasó en Sicilia Y ahora es la colección del Colegio de Jesuitas cidevans de Palermo: entre los que se encuentran incluso en Roma, el que tiene el rango es el Primero Platón afirmó el palacio Farnese. Además de la cabeza de esta Antiguo asemeja perfectamente la de un hombre estatua cubierta, altura de nueve palmas, descubrimiento 6k alrededor Frafcati primavera en 1761, con cuatro cariátides que ya he citado. La túnica que esta estatua se viste es un tejido ligero, como se indica por la cantidad de pequeños pliegues; durante este ropa allí manto que pasa por debajo del brazo derecho cuando parte del hombro izquierdo, por lo que el brazo izquierdo apoyado sobre el lado permanece cubierto. En los terminales página 650
ARTE Los griegos. la parte dura de la capa arrojado sobre el hombro han leído el siguiente nombre: CÀPXANÀITÀXXOC. Los X es aquí dos veces, como en la palabra IOI Una IA S, en lugar de ITOAIS, como una medalla de bronce la ciudad de Magnesia. El nombre de la diosa Cibeles es También está escrito en estas diferentes maneras, y KYBELLA como la ciudad Petilia de Lucania, es KYBELIS, Petilia escrito de manera similar. En cuanto a esta figura singular, expliqué en mi publicada y Monumentos Antigüedad (1), me limitaré a hacer todavía siguientes observaciones. Esta estatua, aunque la inscripción lleva el nombre de Sardanápalo, no puede entender el famoso rey de Asiria, que no tenía barba, ya que FE faifòit afeitarse todos los días. Después de eso tuvimos mucho tiempo ha estado indeciso en Roma sobre el carácter, representado en esta figura, finalmente encontré que la Historia habla de dos reyes de Asiria que llevaban ese nombre, Y eso era príncipe Primero sabio: y allí me di como una conjetura probable que esta estatua que prefented la imagen de Primero Rey del nombre. Además figura de un hombre con ropa de mujer no autoriíèroit nos apoyamos representa la voluptuosa Sardanápalo, ya que sabemos que el Filósofo Aristipo ponía ropa de mujer, o al menos habilloit con indiferencia de un modo u otro (a). La misma configuración se le dio a las cabezas de BacoIndien o deBaco Liberpatci \ tan sin embargo que el tamaño de las formas distingue claramente Divinity cabezas ordinarios de Hermes. Uno de estos Figuras Gg 2 (0 Monum. Ant. ined. p. ii). izo.No 1S3. (2) Sext.L. f. p. 31. Empyr.B.Pyrrh.hyp.
página 651 figuras Baco ve el palacio Farnese, el maíz que fe encuentra en la Escultor Cavaceppi es íùpérieure. La estatua femenina en mármol negro Gabinete del Capitolio, el doble de grande que la naturaleza y descubierto en la casa de campaña de Adriano nos muestra que se propone imitar un estilo más vieja por la actitud que se le dio a él; porque esta figura tiene los pies juntos y los brazos, que son adherentes a los lados, hasta que los muslos, como Pausanias nosotros describe la estatua del ganador Arrachion en los Juegos Olímpicos en el quincuagésimo séptimo Olimpiada. Pero el trabajo de esta estatua nos da testimonio de que no vuelve gran fi antigüedad; sería fácil sentirse de lo contrario, si la cabeza era antigua, como adelanto Bottari falsamente en su Museo CapitoUnum, que paradas de mucho tiempo para formar la cabeza. El hecho es el partido es moderno y está dirigido por una idea arbitraria, de modo que el restaurador tiene tratado de imitar a los grandes bucles que se conservan sobre los hombros. Después de la restauración de este verdadera estatua fa se encontró en la misma cabeza casa país. Es, sin duda en la colección de Antigüedades del cardenal de Polignac, que adquirido cuando se descubrió. atJo es decir, st. Ya está Pero las cualidades del viejo estilo eran los preparados en la parte superior el estilo y maniobra ramenoient la exactitud austera y la expresión sublime, porque dureza de estilo Primero contiene corrección de contorno, y esta industria mediante el cual toda fe pinturas y muestra los ojos. Siguiendo el mismo camino, el arte en la época moderna, sería administrado a la perfección, si escultores no habían dejado camino demasiado pronto que los había dibujado Michelangelo " por
página 652 por experimentados y contornos de una indicación energética de todas las partes. Como en el estudio de la 6k lenguajes musicales, es esencial para articular con fuerza, tonos 6k, palabras 6k, para lograr la pureza de la armonía y la claridad de la pronunciación; Del mismo modo, en la práctica del dibujo, no es por rayitas rasgos rastros 6k ligeramente, pero por masculina y contornos decidieron, aunque algo duro, que puede llegar a la verdad de la configuración 6k belleza formas. Mientras Arte marchó pasos a la perfección, la tragedia es el mismo eleva altura por la fuerza de dicción 6k por el gran sentido expresión. Es a través de esto que Eurípides dio estilo sus personajes esta sublimidad de expresión a 6k probabilidad de que la plenitud de la convicción. Todos las producciones de la Poesía y la mente reípiroient que dan fe de las obras de Gorgias, Inventor Elocuencia (r). Al concluir mis comentarios esta PRIMERO estilo mediante sentencia hazardé pintor François. Desde Fresnoy asegura nosotros llamamos Antiguo cuál era hecho desde Alejandro Magno, hasta que el emperador Focas (2). Pero nada es justo en estas fechas ni el comienzo ni el final. Podemos juzgar por lo que dijimos 6k por lo que decimos de nuevo, son obras anteriores a Alejandro, 6k como la edad Arte termina antes de Constantino. De manera similar a los que creer con el Padre Montfaucon (3) no lo hizo mantenido otras obras de los griegos que los escultores Gg 3 ceux (1) Aristot. Rhet. L. 3. c. 1. (1) De Piles, Remarques fur l'arte de Peinture de du Fresnoy. p. 105. (3) Anr. expl. T. 3. P. • p. 6, §. S.
página 653 los de la época en que Roma fue enriquecido con los despojos de Grecia, necesita una gran cantidad de instrucción. H. El alto estilo. A. La antorcha de la libertad que iluminó Grecia p la facilidad y más sublime: de A popa adquirió más allí el viejo estilo se basaba en un sistema que confistoit en las reglas prestados de la naturaleza. Entonces la Artistas, dando a los seguidores sin rodeos en perfecto Y parted formas de la verdad y trabajado más de acuerdo con el sistema adoptado, que de acuerdo a su naturaleza auroieut nunca se pierde de vista. Arte se formó era un carácter especial. Los reformadores de Arte, habiendo aparecieron, aumentaron íyftême ck arbitraria acercó a la verdad natural. Naturaleza les enseñó a cambiar la flexibilidad dureza pasar partes demasiado pronunciadas Y una figura demasiado fuerte, los contornos más gratis y más COULANS, suavizar y moderar las actitudes forzadas y acciones violentas por último difusión menos fuerza y ??la ciencia y repartidas en la belleza y grandiosidad. Fidias, Polycletc, Scopas Alcamenes Myron y otros Maestros Fè se hizo famoso por la reforma del arte. Su estilo puede ser llamado el grande, porque el propósito principal de estos Artistas parece haber sido combinar la belleza con grandeza. Es necesario distinguir la dureza de la austeridad no confundir dos cosas todos diferentes 5 por ejemplo, no nc tomar para el descanso íccheresse y dureza del viejo estilo, esta indicación marcadas cejas afiladas y encontraron constantemente en las figuras altas de belleza. Diseño de personajes Se sentía se basa en las ideas de Belleza, como estamos allanando ya observamos, S coníre este el ^ pocilga auf I < II página 654
DE ARTE Los griegos. 239 "Es probable, sin embargo, y podemos inferir algunos pasajes de autores antiguos, el Estilo superior Destino retenido algún personaje la manera antigua, tales como líneas rectas, y que fue atendido por los pisos contornos, que aparece indicado por el cuadrado plazo o ángulo () Para ya que estos Maestros como Polycletc, los legisladores eran las proporciones y en consecuencia, las medidas y dimensiones .distributeurs todos partes del cuerpo, probablemente sacrificado un grado de belleza de la forma, esta gran corrección de dibujo. Por lo que sus figuras de dénotoient grandeza, pero al parecer este tamaño manifestoií una cierta dureza en comparación contornos ondulantes y Formas moeleuses sucesores de éstos grandes Maestros. Parece que esta es la dureza que reprocharon a Callon y Hégias en Canachus y a Calamis (2>, y el mismo que Myron Sin embargo Entre ellos estaba Estatuaria Canachus post-Fidias: Este discípulo del artista floraciones Policleto en noventa y cinco Olimpiada (+). En el tercer volumen de esta historia, me propongo vender una conjetura sobre dos canephorae arcilla cocinado, y pasarlos por las copias de dos Policleto famosos canephorae. Si sólo hay una es la base de mi conjetura ya que estos relieves, que podrá formar una idea mucho más clara de personajes de este estilo, y sigue siendo una dureza de Anterior manera que todos nuestros razonamientos y todas las otras indicaciones. Quant 0) Plin. L. 34. c. 19. (0 Quint. Inst. Orat. L. 12. c. (3) Pli". L. 34. c. 19. (4) Pausanias. L. 6. p. 483. I. 24.
página 655 En cuanto a la dureza de los reproches de dibujo Estatuaria hizo a este tiempo, no lo haría difícil probar que los autores antiguos tienen muy Arte a menudo visto como moderna. La audacia de la mano, la corrección del dibujo dignidad 6k imponiendo figuras de Rafael, apareció con fuerza y Escritores simplemente rígidos, en comparación con la carne moilesse, gracia 6k contornos de la redondez de las formas de Correggio. Ese es el juicio de Malvalìa, escritor insípida, aunque sesgada, que escribió las Vidas de pintores Bolonois. Así los espíritus salados encontraron la dureza 6k de negligencia en el número 6k simplicidad de Homero en la antigua majestuosidad de la noble aliviar 6k 6k de Lucrecia Catule, en comparación con el brillo de la 6k delicadeza Virgilio, los 6k 6k gracias suaves de Ovidio. Sin embargo, si se quiere llevar a juicio Lucien como el arte, la estatua de la Amazonía Sofandra de Calamis parte, fue uno de los cuatro principales figuras femeninas, en cuanto a la expresión de la belleza. Para dar una idea de esta hermosa estatua, que Le no se contenta con describir su ajuste, también elevó su aire modesto 6k su sonrisa furtiva agradable 6k ('). Sin embargo, ni el estilo de artistas, escritores, ni nunca podrían ser generalmente los mismos en al mismo tiempo. Si se reduce a nosotros era que la única Tucídides todos los autores de la época, que es creer que su empuje a la obicurité brevedad en los discursos que inserta en su historia, que se elaborará el resultado distorsionado, que era tan dicción Platón, Jenofonte Lisias 6k cuyas palabras fluir como una corriente que poco a poco se escapa pendiente fa. Los (1) Lucìan, Imag, p. 464.
página 656 Los monumentos más importantes, y pueden ser se limitó a decir que hay en Roma en la época de alta estilo de la marca, por lo que yo puedo juzgar, la Palas Villa Albani que ya he mencionado muchas veces, esa estatua que no debe confundirse con el estilo Primero Palas Similar cité, y luego Niobe con IES hijas de la Villa Médicis. Palas es digno de Importante estatuaria de la época, y el que el juicio en el desgaste puede ser particularmente justo que ver la cabeza de la belleza prístina de todos modos: es una hermosa conservación que no ha experimentado Manipulación, y es ausli pura, brillante ausli si fortoit las manos del trabajador. La cabeza esta figura, independientemente del alto belleza que lleva la marca, un personaje que asignado a este estilo y alta dureza más identificado fácil de sentir que de describir. Nos désireroit en su fisonomía cierta gracia, que podría tener que darle una línea moëleux más redondeada y más; y Esto es aficionados dudan de esta gracia que Praxíteles, en la próxima era de Arte, fue capaz de imprimir sus figuras, como decir lo siguiente. Niobe y sus hijas deben ser consideradas como monumentos indiscutibles top estilo. Pero las figuras del famoso grupo no llevan el sello distintivo de este estilo, esta duretxí evidente que caracteriza antigua y Palas, que establece su edad. Las principales características que se asignan a ellos Y que denotan el alto estilo, primero hacer esta noción como lo increado belleza, entonces este noble simplicidad, ya sea en la cabeza de aire, ya sea en contornos, ya sea en el ropaje o en ejecución. Este La belleza es como una idea que los seguidores naitroit la ayuda de sentido en un excelente espíritu de una imaginación feliz que tendría la fuerza para saltar intuiHift. arte. T. II. Hh tive- B. c ^ ™ " dl Ya está conservas Roiac ' a página 657
242 LIBRO IV. Capítulo VI. tivamente incluso a la belleza divina: que brilla a través de si la simplicidad de formas y contornos, en la medida que parece haber sido sacado con esfuerzo, parece haber sido concebido como un pensamiento producido por 6k un ratón. Así, la parte fácil de la gran Raphael, rápido para ejecutar sus diseños espíritu, formado a la vez el más bello contorno de una Cabeza Virgen, la fixoit 6k de modo que no había nada para corregir para su ejecución. Apenas es posible lograr una más "estilo superior conozcoíànce exacta o una determinación más precisa de su carácter después de la pérdida obras de los grandes reformadores de Arte. Este Artículo nos parecemos a los que, al ver una Cabeza Ancient todo roído por el tiempo, la reconocen personaje que representa, sin ser capaz de desentrañar el trabajo, como esas personas que confesara desde lejos, sin poder distinguir las características. Casa puede hablar con más confianza al estilo de los sucesores de estos grandes hombres, que yo llamo el estilo hermosa. Ciertamente, algunos de los más bellos figuras de la antigüedad se hicieron en el tiempo o florece este estilo; 6k varios otros que hacemos no puede asignar la misma fecha son por lo menos imitaciones. Comenzó el hermoso estilo de Arte Praxíteles, 6k adquirió su mayor araña bajo Lisipo 6k Apeles: vamos a reportar la evidencia amarga arriba. Por lo tanto la fecha estilo hermoso un poco antes de la 6k época de Alejandro y sus sucesores Primeros. La característica principal que distingue el estilo hermoso del precedente, es la gracia. Con respecto a esta calidad, Praxíteles, Lisipo 6k Apeles haber sido a Fidias, Policleto 6k Myron, lo que entre los modernos Guía página 658
ARTE DE GRIEGO. 243 Guía era Rafael. Eso nos sentimos con más claridad observando el dibujo de este estilo y la Parte distingue, es decir, la gracia. En cuanto a la suerte en general, supB ella. 0 prima todos los ángulos salientes que se encuentran en encontraban {^ j ^ ^ " e estatuas de grandes maestros anteriores como Policleto: CUU calidad que la escultura debe principalmente Lisipo, que une más que sus predecesores de imitar la naturaleza ('). Esta Estatuaria, evitando partes demasiado cuadrados de la manera anterior, los trató con sus figuras ondulantes contornos. Por lo tanto, significa ventiladores Qué duda de que Plinio llama estatuas cuadrados como la forma de destinar por completo todavía se llama la forma cuadrada o pisos (2). Pero la forma de la belleza del estilo todavía sirve regla anterior fue porque la hermosa naturaleza había sido el maestro. A partir de entonces Lucien, en la descripción de lo que su belleza ideales, prestadas todas las capitales de todos-y piezas Artistas de la tapa del estilo, la elegante y agraciada de su sucesores. Deseó que la forma de su cara hermosa se parecía a la Venus de Lemnos, obra maestra de Fidias; el pelo, las cejas y la frente muft ser como los de la Venus de Praxíteles; en sus ojos que deseosos de que la atractiva ternura que la gracia molesto la misma figura. Las manos que deseaban hacer después la Venus de Alcamenes, discípulo de Fidias. Se presume que, cuando mención de Palas manos en las descripciones de bellezas antiguas (3), significa que los de la Palas de Fidias, como el más famoso. Ya hemos dicho que las manos de Policleto indicar que no tiene, de hecho, las manos más exquisitos (4).Hh 2 Repré(3) Anthol. L. 7. p. 474. 1. iz. (0 Plin. L. 34. c. 19. (.1) Lomaz. Idca délia Pitt. p. ij. p. 416, !• 5(4) Ibid. fol. »78. a.
página 659 Por lo general, representamos a las figuras superiores estilo, en comparación con los de la estilo hermoso, como hombres de los tiempos heroicos, o como héroes Homero en comparación con los atenienses corteses en período de florecimiento de la República. O a la paralelo de lo eficaz; comparar los libros top estilo a la elocuencia de Demóstenes, y los de 1 "era posterior a la de Cicerón. El Primero nos lleva impetuosamente; el íècond nos lleva donde quiere de buen grado: uno no nos deja tiempo para pensar las bellezas de dicción; las otras ofertas que ingenuamente las gracias de la elocución, la difusión de un nuevo día A medida que los razonamientos del orador. c. Gracias. s entrar en una discusión específica sobre la gracia - ^ J cj dad distintivo del estilo hermoso. La gracia e qm a ua Y forma radica en el mantenimiento y actitudes, ella Fe manifestada en acciones y los movimientos del cuerpo: extendida como todos los objetos en que incluso los shows el chorro de los ropajes y el sabor de ajuste. Los Los artistas, que aparecieron después de Fidias, Policleto y su contemporáneos, los más buscados de estas, y También se encuentra la mayor parte: la elevación de las ideas, según la cual los Maestros de alto estilo operados, y corregir el dibujo básico sirven ellos parecen contener el principio de que la calidad. Además de este artículo merece una atención especial. Los grandes maestros de alto estilo han buscado belleza en el perfecto acuerdo de las partes y P en la sublimidad de expresión, que propuso al hermoso gol más que elegante. Pero como uno no puede concebir que una idea de la belleza, que es el bien soberano, y que estaba constantemente presente en los ojos de Artistas ed, necesitamos sus bellezas son siempre Fè suministro página 660
DE ARTE DE GRIEGO. 245 acercado así, y que han tenido el parecido. Esta es la causa de la semejanza es entre las cabezas de Niobe y sus hijas, la similitud insensibles sólo difiere de acuerdo a los grados de edad y belleza. - No ómnibus Una facies NEC Versa di tamen, quaiem decet esse sororum. Ovidio. Reunió. 2. v. 14. Si entonces, como es probable, el alto estilo era principio para representar los rostros y actitudes Dioses y Héroes, afectos tumultuosos gratuitos y revoluciones internas remotas, la Siempre mantener un equilibrio en la sensibilidad y una ecuanimidad constante, uno difícilmente podría verse o practicar alguna gracia complicado. Los sigue siendo la expresión de esta elocuente silencio de la famosa requiere inteligencia de alto. Para Platón, era diferentes maneras de imitar una acción forzada y violenta. Ni siquiera es un aire suave y Poie: es tan difícil de imitar que sentir la cosa imitado ('). Por lo tanto el arte comenzó con las ideas austeras de belleza, como comienza una incipiente leyes severas, y subieron a lo grande y lo sublime: la Las figuras de este período se parecían a los modales a los hombres de la época. Los sucesores de estos Primeros Legislador de Arte, para proceder en cuanto a Solon las leyes de Draco, no se separaron desarrollar grandes máximas de sus amos. Educado que la mayoría de las leyes exacta, templado por gravedad inHh une.sage 3 terpréPlato, Polit. L. ic. 466%, 1. 33. página 661
246 LIBRO IV. Capítulo VI. interpretación, adquirir un nuevo nivel de utilidad y equipamiento, buscaron traer la naturaleza bellezas de altura que fueron impresas con imágenes de su predecesores ilustres como ideas abstractas de la naturaleza y como formas derivadas de un sistema. Para esto fuegos artificiales se introdujeron en el arte más variedad. Es en este sentido que debemos tomar las gracias que dan nuevo lustre a las obras de Maestros estilo hermosas. Pero la Gracia, que, como las musas ('), no era reverenciado entre los antiguos griegos que IBus dos nombres (2) que parece ser de una naturaleza diferente, como la madre Ama, ella es la compañera. Similar a Celestial Venus, el primer resultado es una más originales ilustra. Hija de la armonía, es permanante y inmutable como las leyes eternas de su madre. Está dentro Horace esta consideración no parece que un nombre Grace y appcller las otras dos hermanas de la primera A través de la fructífera y terrestre de Venus nacido de Dione, tiene sobre la materia: la hija del tiempo, Sólo el socio de la primera, y ella Tannonce a los que no están iniciados en el íècret al gusto La gracia celestial. Sin obligando baffeíTe ella se comunica con mansedumbre a los que están en el amor: no es no con ganas de agradar, ella desearía no quedarse solamente desconocido. Con el primero, compañero de los Dioses (4) parece ser suficiente en sí mismo: hay que buscarla, Y ¿Tiene puntos de ventaja. Es decir, demasiado alto para muchos para comunicar significado, ellos no quieren hablar tiene mente:
(0 Cons Líceti Rcsp. de quacfit. per epist. p. 66.
(2) Pausanias. L. 9. p. 780. 1. 13.L.
p. 254. 1. 2g. Cons. Eurip.
Iphig. Aul. v. 548.
(3) Hcr. L. 4. 04, 7. v. J. Od.19. v. 16.
(4) líctn. Hymn. in Vcn. v95. #
página 662
mente: El Supremo dice Platón, tiene punto de imagen (') No mantiene con el Sabio; con el vulgo que muestra y altiva repulsivo. Siempre iguales, reprime los movimientos del alma Y, contiene el deliciosa tranquilidad de esta naturaleza divina, incluyendo las principales Maestros del Arte, el informe de los Ancestros, han intentado entrar tipo (2). En cuanto al aire empujándolo se puede comparar con las frutas, los dulces, la observación delincuente Teofrasto (3), tienen menos adorada que amarga, porque quien debe tocar y irritante, molesto debe ser sensible y Los griegos habrían comparación con el primer modo Dórico en Música (4); Y podemos aplicar por supuesto esta comparación de modos de orden dórico jónico en Arquitectura. El campeón divino Aquiles parece ya han conocido Gracia en las obras de arte, y que representaba bajo la figura de Aglaia, Thalia o (>), joven de la belleza ligeramente vestida y casada con Vulcano. A partir de entonces Platón llama el compañero de este Dios Trabajando juntos con él en la creación de lo divino Pandora (7). Este Palas fue gracia que dio Ulises (8), y que cantó el gran Píndaro (). Es esta gracia que sacrificaba los Artistas estilo superiores. Ella ópera con Fidias cuando diseñó su Zeus del Olimpo: como el artista en til se muestra caminando estatua de pie ese mismo íà Gracias colocado en el carro del sol junto a Júpiter (IO). Ella incluso se complacía en el embellecimiento de la obra de su favorito: (l) fKTOÍÍ TOÍS /ur/ifois Ot/X ÍTIV llìukov
ovat, ITfOS ny) rif/umT$-ÙiSfUl-
Plat. Politio , p. 127. L 43.
(a) Ibid. p. 455. L 34.
(3) Hist. Plant. L. 6. c. 11. p. 377
(4) Cons. Aristot. Polit. L. 8. C 7« p. î3o. L 7.
(5) Hom. II. s. v. 381. y Pairfan, loco cit. p. 781. 1. 4.
(‹S) Plato Politico, p. 123.
(7) Hesiod. Cen. Deor. v. 583-.
(8) Hom. If. S. v. ig.
(SO Olymp. I. v. 9.
(10) Pausanias. L. 5, p. 403. 1, 4.
página 663 Vori Trazó el arco imponer cejas Maestro Dioses, ella extendió la bondad y la misericordia como sus majestuosos miradas. Junto con hermanas IES, así los dekes Seasons y Bellezas, que coronaron la cabeza de Juno Argiva (l), Diosa nutre de C1 Horas): Esta cabecera era su trabajo, ella lo sabía, ella había llevado la mano de Policleto. Ella inocentemente íòurioit y se coló en el Sofándra de Calamis; se escondió con una modestia ingenua en la frente y en Ojos lis de la joven amazona, y se juega sobre con elegante sencillez en el chorro de su manto. Secundada por la misma gracia, el Autor de Niobe atrevió salto en el ámbito de las ideas intangibles, que fue encontrar el secreto de la combinación de la ansiedad de la muerte, al más alto belleza creador de los espíritus puros, produjo formas celestial que, lejos de excitar los deseos de los sentidos, hacer nació una profunda contemplación de la belleza suprema. Sus figuras no entrenados para parecent solamente pasiones que parecen haber adoptado. b.Lasccorule Los artistas de este estilo hermosa se asociaron con la primera Gracia, o Q f ola j. Así como Juno de Homero carrera CC Yante. prestado celtas Venus se vea más atractivo Ojos de Júpiter, y estos Maestros se esforzaron para combinar este alto belleza encanto más molesto de Y para disfrutar mejor la grandeza de un equipamiento capaz prevenir a su favor. La pintura dio a luz Con esta fuerte y picante, y comunicada a la escultura. Es a través de ella que se hizo inmortal Parrhaíìus: se Primero, que era el pintor fue comunicada a la misma. Algún tiempo después de que el mármol y bronce respiró su torre. Porque desde Parrhaíìus contemporáneo de Fidias, jus (1) Pausanias. L. 2. p. 248. 1.15. (2) Ibid. L. 2. p. S40. I. 3-
página 664
Praxíteles arriba, cuyas obras, como lo hacemos nosotros, IE que se distingue por una gracia particular de los de su Predecesores (1), hay un intervalo de cincuenta años.
Se verá como una circunstancia notable, Parrhaíìus que el padre de esta gracia, y Apeles (a) a los que se comunica sin reservas ¿Qué llamadas fue nombrado pintor de la gracia por excelencia, teniendo pintado solo, sin sus dos compañeros (4), son todos nacidos dos cielo voluptuosa con de Jonia, de la misma países en los que hace unos siglos, el padre de los Poetas había sido promovido por la gracia sublime. Éfeso no era única patria Parrasio, sino también el de Apeles, cuya carrera tendríamos así que descendió un Apeles llegó a Smyrna con las amazonas, y tienen a Homer Ancestro: porque el viejo Apeles fue uno de los antepasados ??de este gran poeta (5). Dotado con esa delicadeza de sentimientos, fruto de la feliz influencia de un clima templado, y educado por un padre que fue mostrado en el arte, Parrasio Atenea vino a lia y amistad con el más sabio de todos Griegos, con el maestro de la Gracia, que reveló a la Ojos y Platón Jenofonte. La variedad y diversidad de la expresión, no hizo nada No opriman a la armonía y al otro lado el estilo hermoso: el alma no sólo como se manifiesta en la superficie tranquila Ponde, no estalla impetuosamente. En la representación de la naturaleza que más sufren gran dolor permanece concentrada, como en la figura de Laocoonte, y la alegría más dulce circula como Zephyr que apenas toca las hojas, como la fisonomía la
(1) Lucian. Iniag. p. 463. scq.
(1) Plin. L. 35- C 6, N. 10.
Cous. Aelian. var. hist. L. n.c. 41.(0
(4) Pausanias. L. 9. p. 781. I. ult.
(5) Suid. v. Oy^s.
página 665 Leucotea del Capitolio, y las cabezas de las medallas de la isla de Naxos. Arte con philosophoit pasiones, como dice Aristóteles de la razón SYMPHILÓSOPHEI TOIS c El troîsie- ìaGwe'enfantiiie y Co mvpie. PATHESI. Qn siente que esta gracia, tanto la primera como la segunda se le dio a la belleza ideal cuya Esta configuración requiere alta expresión de caracteres. Sin embargo, los efectos de la gracia son más universal, y ella IE es tan extendida como formas que no son no la idea perfecta de la belleza, con el fin de reparar la falta de belleza por la influencia de la carga. Esta calidad es el agradecimiento inferiores, destinados principalmente a los niños, en el que las formas que constituyen la belleza no lo hacen desarrollarse más, y que por tanto no son capaz de gracia sublime. Nos tendríamos nombre el tercero, la gracia cómica, ya que el primero la trágica epopeya y gracias. La gracia con la que me dio el nombre de la comedia, visitó algunas cabezas de faunos y bacantes por la alegría sonrisa disparó las comisuras de la boca hacia arriba. En todas las figuras, donde se trata de la alegría marcado por tales características, siempre vemos la cara, que se caracteriza por un perfil común y aplanado o presionado por una nariz en la cara. Esta gracia es la misma que la que es propia de cabeza melodías Correge, y que desde entonces se llama Corregesque través de: la La mayoría de las cabezas de este Máster son ese personaje. De acuerdo con este concepto, podemos hacer las cosas bien, creo, cómo la expresión de Platón, EPICHARES, dotado de la gracia, es sinónimo de SIMOS ('). Los pasaje (pxrt itvui. Plat. Polit. L. Sp, 422. 1. 4p.
página 666 • colapsos de Platón informo notas, parece apoyar mi conjetura, y la de Aristéneto según el mismo autor parece confirmar el término 0% EPAINETHÎSETAI, utilizado en el uno y el otro pasaje, significa una nariz plana y sorprendido; que es lo contrario de Grifo que caracteriza a una nariz aguileña y contraste sobresaliente Sin embargo, eso no parece a primera contiene la frase, de la gracia. Pero Lucrecio nos da la explicación, Autor y en esta palabra latina Jìmus (Simulus) tomó Palabra griega, SIMOS, es sinónimo de Silenos, Sileno. Aquí encontramos la solución al mismo tiempo el argumento de Platón, y podemos concluir de esto propuesta si se conoce, cuando dos cosas son similares a un tercero, que todos se parecen entre IE ellos. Como SIMOS es sinónimo de Silenos de incluso EPICHARES, es sinónimo de Silenos, y como el nombre de los griegos Sileni, sátiros contiene o faunos, se deduce que esta gracia También se puede dar a este último. O como la gracia estamos hablando es de la simple gracia y niño, nosotros encontrar equipos explicado en un epigrama griego (2) cómo Sima Gelón, hablando de amor, debe ser entendido en esta mañana y graciosa sonrisa de Dios del Amor: y hay otro epigrama llamado Love SIMOS, los seguidores no hay cambios (3), Para m "explicar con mayor claridad en este gracia especial, voy a citar a la cabeza de la estatua de "un Bacante, que fc en la Villa Albani y que es en perfecta conservación. U es cierto que este li 2 cabeza, Aristen. £p. iS, p. 74. (%) Anthol.L. 7. p. 453. 471.!. 8. (a) Aníhos L. 7. p. 451. 1. G,
página 667 cabeza, que no puede ser tomada para un retrato, debe su clasificación en la clase de la belleza ideal. Sin embargo mientras se aplana el perfil, las altas ojos, al igual que algunos Fauna y comisuras de la boca elaborado por igual desde arriba, vemos que los antiguos artistas tratado de imprimir las figuras del Bacantes es es decir, las figuras ideales, que se llama la gracia de Sileni o faunos. A este respecto recuerdo que los romanos llaman burlonamente viejo Galba, Simus (), aunque tenía la nariz aguileña. El Autor del Museo Capitolinum contiene todo lo que en cierto sentido nos dice que Galba y tenía la nariz aguileña, pero que estaba en el mismo desaire tiempo, lo hace Solamente avea naso Aquilino mi pan schiacciato (2), que es una contradicción evidente. Los comentaristas Suetonio no tocan en absoluto esta dificultad, y no veo otra forma de hasta, al admitir jinms que se usa la palabra "Irónicamente aquí, y eso quería decir lo contrario de lo que se dice. Me imagino que al tirar el ridículo en Galba debido a la gran bache que tenía en la nariz, que se llamaba nariz chata. Indicación J. dos sta. silenciosas, modelos alto Gracias y de tracción Después de esto diggressìon y esta discusión sobre des faunos gracia, me recordó al jugador "Auíe gracia, lommes propoíes a considerar, para indicar de alguna antigua tiempo para escapar. Todo esto es f ° observación es principalmente para aquellos que llegan a ver Roma. Puesto que es difícil distinguir alta gracia de atractivos gracias, queda contemplar el primero de una musa, más grande (i) Sueton. Galba, c. 3. (2) Bottari, Mus. Capit. T. -.■
página 668 más que natural y se mantiene en el Palazzo Barberini, sosteniendo en sus manos una gran BARBYTOX llamado lira. En el siguiente volumen doy las razones me hacen creer que esta estatua es de la mano de Agela-das, Maestro de Polycìete, y por lo tanto hace antes Fidias. Mientras que usted todavía tiene el espíritu lleno de esta figura, transportando - que en el jardín como Papa el Quirinaî, y contemplar de otra musa, que llevaba un lira y tener cualquier ajuste similar En primer lugar. Después de comparar uno con el otro, se encontrar atractivos gracias a la hermosa cabeza impresa esta última figura. Incluso hasta el estilo no se reduciría a la conformación imperfecta de los niños, incluso los Maestros de este estilo, los principales pensamientos tendoient para hacer el cuerpo de un desarrollo perfecto, haría nunca han tratado de representar formas cargadas de carne superflua, sobre los cuales no tenemos certeza; siempre es seguro que agradable de Artistas estilo, buscando la tierna y graciosa, también propuesta para el propósito de expresar la naturaleza ingenua de los niños. Aristide, quien pintó una madre moribunda con su bebé unido a la mama ('), la voluntad sin duda representó un leche para lactantes alimentados. Grabado en las piedras la más antigua, El amor no se muestra como un niño pequeño, pero cuando era un niño: se trata de la forma en que aparece como una hermosa cornalina perteneciente a Comandante Vettori Roma (2). A juzgar por la forma de las letras en el nombre del grabador, OPTTIAA0 , este es uno de los más antiguos de piedra con el nombre del artista. Amor Plin. L. 35. e. 36. N. 19. (2) Descr. desPier. gr. du cab. de Ftosch, p. 137.
página 669 254 Figuras de los niños. está representado acostado, con el cuerpo levantado como a jpuer: tiene grandes alas de águila, como la más alta Antigüedad dio casi todos los dioses, y el próximo él un shell de bivalvos. Artistas, sucesores Phrygillus como Solón y Trifón, dieron amor Carácter y alas Niño más corto: es en esta forma y de la manera los hijos de Fiamingo, que vemos esto como un Dios de piedras grabadas infinitas. Así también lo están haciendo representado los hijos de pinturas de Herculano, especialmente aquellos -que están pintados como grietas negras en pinturas de la misma magnitud que las que representan las hermosas bailarinas. Mencionaremos, como el más hermosos hijos de mármol que están en Roma, Villa Albani A A Cupido durmiendo, el Capitolio un niño jugando con un cisne ('), y en la Villa Negroni otra niño montando un tigre, dos de los cuales Amours tratando de asustar a la otra por una máscara: estas piezas suficiente para demostrar la edad que el miedo Artistas réufíìssoient a imitación de la naturaleza infantil. Pero el más hermoso niño que ha transmitido la antigua neus, aunque algo mutilado, es un poco sátiro alrededor de un año, de tamaño natural, y se conserva en la Villa Albani: es un bajorrelieve, sino una que sobresale Mark II, casi toda la figura es redonda. Este niño coronado Bebidas Hiedra, probablemente un faltante Por otra parte, tan ávidamente y voluptuosidad los dados ojos los ojos son totalmente fabricados había aparecido, y no vemos un rastro desde el punto de ojo f. Esta pieza., Junto con otro bajorrelieve, también boise semi, Ícaro representante Dédalo que viene a unir alas (), fue descubierto al pie del Palatino costa 40 Mus. Capït. T. 3. ta.v. 64. (2) Moiwni. Ant. ined.No.- 95-
página 670 Lado Circtts de Maximus. Estos pueden monumests usado para destruir un viejo prejuicio, que se convirtió, lo hago por eso en silencio, una verdad que hay disputas más largas, a saber, que los antiguos artistas son muy inferiores a lo moderno en la configuración de los niños El hermoso estilo de arte griego todavía floreció la vez considerablemente después de Alejandro Magno en diferentes artistas conocidos: es fácil de demostrar por estatuas Y por las medallas, que será discutido en el tercer volumen. Los antiguos artistas han llevado T estudio IV "" proporciones y formas a un alto punto tal de perfección ^^ j ^ f "^ ción, y habiendo determinado los contornos de Ures higueras con opor Share tal precisión que no podía apartarse tan poco Sioned por El mundo de estos rasgos aficionados pecar contra los principios, ^ fc "NTC Se réfultoit que las nociones de belleza subirán podían a un grado superior. Así como arte, que fauroit recibirá punto fijo, o bien todas las operaciones de estatura, ya no podía moverse, se debe necesariamente reducir la marcha. Dioses y héroes han sido representados en todas las actitudes imaginables, artistas dificultades invencibles de inventar nueva circunstancia que trajo el reinado de imitadores. El espíritu Imitación estrecha genio. Tan pronto como él no apareció superar un Praxíteles, un Apeles, también la era alcanzan, y desde ese momento se contentaron con imitarlos. Esto es y los imitadores, aún por debajo de su original, llevaron a los tiros Primeros en el arte. Será fue sin duda de Arte como la filosofía. Él se ^ será alta entre los artistas Ecléctica, o compiladores que la ingeniería compiloieat culpa hermosas dispersa
página 671 ¦ Y Pérsico para formar una asamblea para su eherchoient forma. Como Eclectiques puede gastar sólo copistas para filósofos de diferentes escuelas, .¿Qué Haber tenido poco o nada de las ideas de ellos, de los mismos Artistas, siguiendo la misma ruta, hacer podían Apenas producir obras originales, como todos partes conozcan en las relaciones armoniosas. Los extractos que Eclectiques hecho grandes obras Antiguos eran causas que se perdieron; estaba aún sin duda imitadores de Arte, que hicieron las copias meticulosas de grandes obras, negligencia han hecho los originales; ¦ B. ^ i ^ danTlcs eflbires. El espíritu de imitación favoreció la falta de conocimiento. mam D ' indecisos, artista trató de reparar el El incumplimiento de la ciencia por la extrema terminó en ejecución. Este gusto por el acabado, en un primer momento mostró en .accessories, Considerados como esenciales en algunos de la hermosa iìecle Arte, y considera perjudicial para el mismo gran • estilo. Quintiliano hizo una observación sabia cuando dijo ('), varios artistas habrían funcionado mejor los adornos del Júpiter de Fidias, Fidias sí mismo. Al tratar de evitar la supuesta dureza de gran estilo, y darle suavidad a las partes, caímos en una sosa y la amanerada: los que los artistas precedentes fuertemente habían indicado, se hicieron con más redondez, pero con menos energía, con más placer, pero con menos expresión, procedimiento de la técnica romo sí mismo, Comine hacha embota en lugar de gradualmente a medida que linden la Encina. De toda la depravación del gusto tiene tiempo introducido por la misma ruta en el estilo y en dicción la (1)Iustit. Orat. L. 2. c.
página 672 dicción de las Artes y las Letras. Music dio el carácter masculino Y cayó, como arte, el tono afeminado. El refinamiento menudo pierden bueno, porque uno sigue persiguiendo el mejor: así es como a menudo es perjudicial para la salud, le irá mejor, cuando una puerta bien. Como es habitual que la pequeñez de mente es despreciado, y que la altura del alma es admirar, es de creer que los verdaderos conocedores de la voluntad capaces de apreciar las obras de estas diferentes formas y que la colocación de los de la última fila en el camino menor, tendrán sus producciones favoritas de Gran estilo e incluso los de la primera forma. Bajo los reinados de los emperadores y poco hacia adelante, Los artistas comenzaron a poner una aplicación singular a la práctica de mármol limpio, y sobre todo destacar el trabajo de los rizos del pelo; que atribuían a sí mismos para hacer cada detalle, a la ceja del pelo, pero sólo los retratos de cabezas, que hasta entonces se había practicado en bronce, y no en mármol. En una de las mejores cabeceras juveniles bronce, de tamaño natural y guardado en la colección Royal Portici, vemos las cejas grabadas con una herramienta Como los huesos blandos del ojo marcaron un diseño de fieltro. Se trata de un busto que parece representar a un héroe, ejecutado por el artista ateniense llamado Apolonio, hijo de Arquias. Esta puerta morteau de inscripción AFOAAÍ2NIOS APXIOT A0HNAIOS EPOHSE; y No APXHOT como leer Bayardi () ni EPOIHEE, como cama Martorelli (3). El Primero toma E F H O S E, (0 Wutorcï. de Mus. p. acSt. 1.«. (i)Cataf. deMonum.c ErcoJ. P..179. Hift.deí'Art. T. II. (?") De Regia Theca Calamar, L. 2. c. 5. p. $16.
página 673 que debería EIIOIHSE a una muy antigua la forma de escribir, que no es cierto, sin embargo, que con respecto a su forma, y ??que lo que hacemos a la deriva Eoien la FIE verbo ('). Sin embargo este verbo IE Los poetas se reúnen en unos pocos (2); que recae Ia misma forma en el registro de los Medici Venus, y en otra inscripción que dice en la capilla de Pontanus Nápoles (3), que las fechas y sin duda de un momento posterior. Por otra parte, en navegar por las manufcripts Fulvio Ursinus en Biblioteca Vaticana, encontré esta palabra en la inscripción: COAOJN AIATMOT TTXHTI çnoHce MNHMHC XAPIN. 11 sè todavía en otra entrada a la Villa Altieri, y en la Colección del conde de Caylus (4). Por lo tanto esta palabra no es tan inusual afirma que el Gori (s), y su trabajo no es una fufficiently gran error para el señor Marriott authorifer viendo la grabación de los Medici Venus como fupofée No hay duda de que este busto, y el de una mujer del mismo tamaño, se ha ejecutado en el arte del siglo derecha Pero como es que . (i) Cons.3Chishull, ad Inscr. sig. (3)Sarno Vit. Pontan. p. 97d'Antiq. T. 2. p (2) Aristoph. Equit. Act. 1. Sc. 3. 75. 1. 8Theocnt. idyi. 10. v. 3g. (5) Mus. Flor. T. 3- P- 3í(6) Pier. Grav. T. Û p. ioz.P- (4) Rec eil
página 674 que desde el primer momento, e incluso antes de Fidias, uno los globos oculares imprimoit en el ojo del IUR medallas, una de bronce rafinoit también más de mármol. En su lugar, comenzó a practicar estos detalles a las cabezas hombre ideal que los de las mujeres. Sin embargo, cabeza de bronce, que parece ser de la misma mano que Anteriores, las cejas también ha dibujado por el corte de arco, en el gusto del todo hecha antiguo. La decadencia del arte tuvo que golpear a los ojos de aquellos c. Intro l, lo que hizo que la comparación del tiempo con esos libros. <& J CDU grande del estilo hermoso. Es de creer que algunos egipcia / C Artistas, hicieron esfuerzos para llevar el arte al gran manera de sus predecesores. Como están las cosas IANS circule continuamente este mundo, y que a menudo regresan al punto en que son partes, podría suceder que Artistas de la época se esforzaron por imitar a la antigua estilo, los contornos de los pequeños ondulantes acercarse Manera egipcia. C era el de mi primera conjetura en comparación con un oscuro pasaje de Petronio como pintura, Yo appliqudis al arte en general. Este escritor, en Hablando de la decadencia del arte, entre otros atributos Y causas, de alguna manera egipcios, introducidas en Pintura, diciendo Pictura quoque no alium exitum fecit, pojlquam Aegijptiorum NLD audacia magnae Artis venit compendiariam ('). Algunos Los comentaristas creían evadir la oscuridad del pasaje, contenida en compendiaria palabra, citando Torres Latina que se cumple plazo: es a través de este diccionario beca queBurmann, como de costumbre, la contención de tareas, sus lectores. Otros sabios confesado de buena fe que comprendían nada que Kk 2 pasaje, (0 Satyr. c, a. p,, 13. ed. Burmanni,
página 675 Transición y que ellos no 'ni siquiera importa encontraban conjeturas, como dice ingenuamente Francis] unius. Pero estos intérpretes, no sea porque tuvieron la P Arte conocidos suficientes, ya sea porque fueron privados de la oportunidad de examinar los restos de pinturas antiguas, raras veces la mente siiíissent cuando un autor cuestión de los monumentos antiguos. Confío en que ayuda a P más de mil pinturas que hemos aprendido de las excavaciones de Herculano y otras ciudades sepultadas por el Vesubio, me podrái quizás más probable que aventurar una conjetura en el pasaje en cuestión. Este que da más autoridad para hacer esto mi conjetura algunas de estas pinturas, compuesto de tiras de largo y estrechar un poco más de una anchura de la palma; estas bandas tienen diferentes separaciones, entre las cuales está representada por pequeñas figuras en el camino Egipcia. Entre estas particiones llenas de figuras & Como el borde de las tablas, hemos practicado formas Adornos y de un sabor muy barroco. Esta fuerte Pintura egipcia, decorado con figuras de ideas y el más extraño, parece que lo que Petronio llamado Ars comjJendiariaAegyptioriim. Es, sin duda, ha dado este nombrar, porque este tipo era una imitación de los egipcios, decorando que sus edificios como adornos. Alto Egipto sigue ofreciendo palacios y templos de hoy que descansan sobre columnas de un tamaño enorme. Las columnas y paredes y techos estos edificios están completamente incrustados con jeroglíficos, y luego se cubre con capas de pintura, ya que los .avons ya se ha dicho en el segundo LIBRO de esta historia. C es para aplastar a los signos e imágenes Petronio compara adornos llenos de una multitud de pequeñas figuras insípida, que entonces eran el tema principal de la cuadro. Se ha dado el nombre de este compendìariae género, página 676
DE ARTE Los griegos. 261 clase, debido a la multiplicidad de cosas y divèríìté exprimido en un espacio y estira la reducen para abreviada o compendkim m. Por otra parte, si queremos tener cuidado Quejas Vitruvian como el arte de la pintura en arte que, como se dijo, ya no tenía ningún principio de la verdad. A juzgar por su conclusión Nunc pinguntur tectoriis monjìra chisme, quam ex rebus Final certae SIIT imagino que tendríamos creen que quería designar lo que dijo Petronio en la audacia de los egipcios, tain que magnae compendiariam artis invierte. Oro como sabemos por el testimonio de Vitruvio, que los antiguos estaban en uso Y para decorar sus edificios con su mitología Gods y Heroes su historia, a través de una perfecta imitación de En efecto, se deduce necesariamente, que los abusos, la fruta corrupción de los siglos, tuvo que introducir en un arte multitud de absurdos y trivia. Las producciones monstruosa, engendrada por el mal sabor que cortar las alas de forma natural al arte que, incapaz salto en las regiones heroicos, se hizo pequeño como todas las obras del siglo. A medida que la cantidad de figuras en una tabla es la mayor parte del tiempo, como superfluos mil otras cosas, la evidenc