LUCIANO

SOBRE LA DIOSA SIRIA


 



 

1. Hay en Siria una ciudad no muy lejos del Eufrates; se llama Hiera, la ciudad sagrada, y está, de hecho, dedicada al juno asirio. Creo que el nombre de esta ciudad no le fue dado en su fundación. Ella tenía otro anterior ( 02 ); pero, más tarde, cuando comenzaron los grandes misterios, tomó el nombre de sagrado en esta ocasión. Por lo tanto, hablaré de esta ciudad y de todo lo que contiene: diré los ritos observados en las ceremonias, las asambleas solemnes, los sacrificios que se realizan allí; Traeré de vuelta todo lo que se dice sobre los fundadores de este culto y lo que dio origen a la construcción del templo. Como asirio de nacimiento, relato los hechos que vi con mis propios ojos, o que me comunicaron los sacerdotes, cuando estos hechos eran anteriores a mi tiempo.

2. Los primeros hombres que, por lo que sabemos, han tenido alguna idea de los dioses son, se dice, los egipcios, que les han consagrado templos, recintos y asambleas solemnes. También son ellos los que primero hallaron expresiones exprimidas y fórmulas consagradas. Poco después, los asirios, enseñados por los egipcios acerca de sus creencias sobre los dioses, establecieron un culto y erigieron edificios donde erigieron estatuas y esculpieron figuras.

3. Originalmente, los templos de los egipcios no tenían ninguna de estas decoraciones. Ahora, todavía hay en los templos de Siria casi tan antiguos como los de Egipto; Los he visto en su mayor parte, especialmente el de Hércules en Tiro; no los Hércules de los griegos, sino otra de una antigüedad mucho más remota, los Hércules tirios ( 03 ).

4. En Fenicia también hay un gran templo propiedad de los sidonios, consagrados, dicen, a Astarte. Astarte, en mi opinión, es la luna. Pero, si nos referimos a lo que me dijo uno de los sacerdotes de este templo, está dedicado a Europa, hermana de Cadmus. Europa Como la hija del rey Agenor, habiendo desaparecido, los fenicios la honraron con un templo y le contaron esa leyenda sagrada que su belleza excitaba los deseos de Júpiter, quien se convirtió en toro, se la llevó y se la llevó a Creta. Otros fenicios me han contado esta misma tradición, y la moneda utilizada por los sidonios representa a Europa sentada sobre un toro, que es Júpiter. Pero no todos están de acuerdo en que este templo es el de Europa.

5. Los fenicios todavía tienen otro culto: no es asirio, sino egipcio: fue traído de Heliópolis a Fenicia. No lo he visto ; pero se dice solemne y viejo.
6. En Biblos he visto un gran templo de Venus Byblienne, en el que se celebran orgías en honor de Adonis. Me presentaron a estas orgías. Los habitantes de Biblos afirman que la historia de Adonis, herida por un jabalí, ocurrió en su país. En memoria de este evento, celebran, cada año, orgías, en las que golpean el cofre, lloran y lideran un gran duelo por todo el país ( 04 ). Cuando hay suficientes quejas y lágrimas, envían regalos de funeral a Adonis, en su calidad de muerte; Pero al día siguiente dicen que está vivo y lo colocan en el cielo. Además, se afeitan la cabeza, como los egipcios en la muerte del buey Apis.
Las mujeres que no quieren sacrificar su cabello pagan una multa por prostituir sus encantos por un día. Además,  solo tienen derecho a sus favores los extranjeros, y el precio del sacrificio se ofrece a Venus ( 5 ).

7. Algunos habitantes de Biblos afirman que el Osiris egipcio está enterrado en sus hogares y que el luto y las orgías no se celebran en honor de Adonis, sino que todo esto se lleva a cabo en memoria de Osiris. Diré cómo parecen tener razón. Cada año, desde Egipto hasta Biblos, una cabeza nada en las olas durante siete días: los vientos lo empujan por un poder misterioso; ella nunca se deja llevar por el otro lado, y nunca deja de llegar a Biblos. Es una maravilla, que sucede todos los años, y que presencié durante mi estancia en Biblos, donde vi esta cabeza hecha de papiro.

8. Hay otra maravilla en el territorio de esta ciudad: es un río que desciende del Monte Líbano y se adentra en el mar. Se le dio el nombre de Adonis. Cada año, su agua se convierte en sangre; y, habiendo perdido su color natural, se extiende al mar, del cual se ruboriza una parte considerable, lo que indica a los habitantes de Biblos el momento de tomar el luto. Ahora se dice que en esos mismos días Adonis es herido en el Líbano, que su sangre cambia el color del agua, y que de ahí viene el apodo del río. Esa es la tradición. Pero un residente de Biblos, que me pareció cierto, me dio otra razón para este fenómeno. Esto es lo que me dijo: "El río Adonis, un extraño, cruza el Líbano. El Líbano está compuesto por una tierra extremadamente roja. Los vientos violentos, que se elevan en un día fijo, llevan en el río esta tierra cargada de bermellón, y es ella quien le da al agua el color de la sangre: por lo tanto, no es la sangre la que es, Como decimos, la causa de este fenómeno; Es la naturaleza del terreno. Tal es la explicación del habitante de Biblos, si es verdad, el retorno periódico de este viento no me parece menos una intervención divina.

9. De Biblos, volví al Líbano para un viaje de un día. Supe que en esta montaña había un antiguo templo de Venus, fundado por Cinyre. Lo vi: es un edificio antiguo. Estos son los templos, grandes o viejos, extendidos en Siria.

10. Cualquiera que sea el número, no he encontrado ninguno mayor que el de Hierápolis, ni de un edificio más augusto, ni de una tierra más sagrada. Este templo contiene obras preciosas, ofrendas antiguas, una gran cantidad de objetos maravillosos, estatuas veneradas y dioses siempre presentes. En efecto, las estatuas sudan, se mueven y dan oráculos. A menudo se oye una voz en el santuario, el templo se cierra: muchos lo han oído. Con respecto a la riqueza, este templo es el primero de los que conozco. Continuos homenajes vienen de Arabia, Fenicia, Babilonia, Capadocia, Cilicia y Asiria. Vi el tesoro secreto del templo donde se depositan estas riquezas; Muchas telas, objetos de plata, objetos de oro dispuestos por separado. Las fiestas y las solemnidades son más frecuentes allí que en cualquier otra persona.

11. Me dijeron cuántos años podrían remontarse a la antigüedad de este templo y a qué diosa se cree que está dedicada. Las versiones son diferentes: algunas sagradas, otras precisas, otras completamente fabulosas. Otros son bárbaros, otros se ajustan a los griegos. Los expondré a todos, pero no lo admito.

12. La opinión común atribuye a Deucalión el escita la fundación de este templo. Este Deucalion es aquel bajo el cual llegó la gran inundación. Me contaron sobre Deucalion entre los griegos. Aquí es lo que dicen y la sustancia de su tradición; "La actual raza de hombres no fue la primera, pero la generación anterior pereció por completo. Los hombres de hoy provienen de la segunda raza, que se ha multiplicado por Deucalion. Se dice de estos primeros hombres que su brutalidad era excesiva, cometieron todo tipo de delitos, violaron sus juramentos, no practicaron la hospitalidad y rechazaron a los suplicantes. Fueron castigados por un acontecimiento terrible. De repente, la tierra deja escapar una enorme cantidad de agua; Cae fuertes lluvias, los ríos se desbordan, el mar pasa por sus costas, todo es más que un cuerpo de agua donde la raza humana perece. Deucalion solo está reservado para una segunda generación debido a su justicia y piedad. Así se salvó: tenía un gran cofre; Él hace que sus hijos y sus mujeres suban allí. Cuando él subía allí, los cerdos, caballos, leones, serpientes y otros animales que vivían en la tierra vienen a él, pareja por pareja. Él los recibe a todos. No le hacen daño; Por el contrario, una gran amistad reina entre ellos, gracias a una influencia divina. Todos juntos flotan en el tronco, siempre que el agua cubra la tierra. Esto es lo que dicen los griegos sobre Deucalion.

13. Por lo que sigue, los habitantes de Hierápolis informan un hecho que no puede ser más sorprendente; que en su país había una gran abertura a través de la cual se absorbía el agua. Deucalion, después de este evento, erigió altares y levantó, por encima de la abertura, un templo que él consagró a Juno. Vi la abertura debajo del templo: no es muy grande. Si fuera más ancho entonces, y ahora tan pequeño, no lo sé; pero ella es pequeña Como prueba de este hecho, todavía practicamos esta ceremonia ahora: dos veces al año llevamos agua al templo del mar. No son solo los sacerdotes quienes la traen; pero Siria, toda Arabia, así como varios pueblos que viven más allá del Éufrates, descienden a la orilla del mar y extraen agua de allí; luego lo vierten en el templo, de donde desciende por la abertura, y esto, a pesar de su pequeñez, recibe una gran cantidad de él. Al hacerlo, afirman seguir una ley instituida en este templo por Deucalion, para ser un recuerdo y una desgracia y un beneficio. Tal es la antigua tradición de su templo.

14. Otros creen que Semiramis, reina de Babilonia, de los cuales hay muchos edificios en Asia, fundó éste y lo consagró a Derceto, su madre. Ahora, en Fenicia he visto una imagen de Derceto: es singular. Ella es una media mujer; la parte inferior, que va desde los muslos hasta las extremidades de los pies, termina en una cola de pez, mientras que la que se ve en Hierápolis es completamente femenina. Las razones de su creencia no son muy claras. Miran al pez como sagrado; nunca lo tocan. Ellos comen todo tipo de aves, excepto la paloma: es sagrado para ellos. Parece que hacen esto para honrar a Derceto y Semiramis: Derceto, porque tiene la forma de un pez; Semiramis, porque ella, después de su muerte, se convirtió en una paloma. Para mí, me inclino a creer que el templo es obra de Semiramis, pero no estoy del todo convencido de que esté consagrado a Derceto; de hecho, hay personas en los egipcios que nunca comen pescado, y no lo hacen debido a Derceto.

15. Hay otra tradición sagrada, que me dio a conocer un hombre educado. Según él, la diosa es Rea y el templo es obra de Atis. Attis es Lidia; Primero enseñó las orgías de Rea. Attis les mostró lo que practican los frigios, los lidios y los samotracios. De hecho, después de haber sido castrado por Rhea, renunció a las vidas de los hombres, se convirtió en mujer, tomó la ropa del otro sexo y viajó por la tierra, celebrando orgías, relatando su aventura y cantando Rhea. Sus andanzas lo llevaron a Siria. Los pueblos que viven más allá del Éufrates no lo recibieron a él ni a sus misterios, él fundó un templo en este país. Una prueba de conformidad entre Rea y nuestra diosa es que es arrastrada por leones, con un tambor en la mano y la cabeza coronada por una torre, al igual que los lidios representan a Rea. Mi sabio me dice de nuevo, en relación con el País de Gales que sirve al templo, que este País de Gales no se castra en honor de Juno, sino en el de Rea e imita a Atis. Todo esto es muy especioso, pero no es cierto. Conozco una razón mucho más probable para la castración de estos sacerdotes.

16. Me gustan mucho lo que se dice de este templo por aquellos cuya opinión concuerda con la de los griegos, a saber, que la diosa es Juno y el edificio una obra de Baco, hijo de Semele. Baco, de hecho, llegó a Siria, en su famoso viaje a Etiopía, y uno ve en este templo una multitud de objetos que indican que Baco es su fundador, entre otros, ropas bárbaras, joyas de las Indias y cuernos. de elefantes que Baco trajo de Etiopía. Además, vemos en el vestíbulo dos falos enormes con esta inscripción: "Estos falos fueron criados por mí, Baco, en honor de Juno, mi suegra. Esta prueba me parece suficiente. Aquí, sin embargo, hay otro objeto en este templo dedicado a Baco. Los griegos dibujan falos en los que representan pequeños hombres de madera que tienen una extremidad grande: se les llama neuroespastes ( 06 ). En el recinto del templo, a la derecha, también hay un pequeño hombre de bronce sentado, que tiene una extremidad enorme.

17. Estas son las tradiciones que he reunido acerca de los fundadores de este templo. Ahora hablemos sobre el templo en sí y sus cimientos, cómo y por quién fue construido. Se dice que el edificio actual no es el construido originalmente. Fue derribado por el tiempo, y el edificio que existe hoy es obra de Stratonice, reina de los asirios. Ahora, esta Stratonice me parece que es la misma de la que su yerno se volvió amoroso, una pasión que fue descubierta por la dirección de su médico. Enfermo, y no sabiendo qué hacer con una enfermedad de la que se sonrojó, el joven permaneció en silencio. Él estaba mintiendo sin dolor aparente; sin embargo, su complexión fue cambiada, su cuerpo estaba visiblemente adelgazado. El médico, al ver que no se había declarado ninguna enfermedad, supuso que se trataba de amor. El amor secreto tiene muchos síntomas: ojos lánguidos, voz alterada, palidez y lágrimas. Iluminado por estos signos, esto es lo que hace: pone su mano derecha sobre el corazón del paciente y llama a todas las personas de la casa; Entran, y el joven permanece perfectamente tranquilo; pero cuando llega su suegra cambia de color, un sudor frío, un escalofrío se apodera de él, su corazón palpita. Estos movimientos revelan su pasión al médico. Así es como lo sana.

18. Envió por el padre del joven, atormentado por su hijo. "Esta enfermedad", dice, "no es una enfermedad, es un deseo culpable. Tu hijo no siente dolor, un loco amor lo ha agarrado. Quiere tener un objeto que no obtendrá: está enamorado de mi esposa y, ciertamente, nunca se lo daré. Estas palabras eran sólo un truco astuto. El padre le ruega: "Por tu sabiduría, por tu arte médico", exclamó, "¡no dejes que mi hijo muera! Es a pesar de él que esta pasión entró en su corazón. Su enfermedad es involuntaria; No, por tus celos, sumerjas a todo un reino de luto; Doctor, no permita que esta muerte sea atribuida a la medicina. Así que suplicó, ignorando la astucia. El otro responde: "Lo que me preguntas es injusto; Quieres alejarme de mi esposa y abusar de mí, tu médico. Oye ¿Qué harías si este joven estuviera enamorado de tu esposa, tú que me preguntas este sacrificio? El padre le asegura que nunca consentirá en mantener a su esposa; si su hijo se perdiera, amaría a su suegra. ¿Es la pérdida de una esposa comparable a la de un hijo? El médico apenas escuchó estas palabras: "¿Por qué tantos casos? dijo. Es tu esposa que este joven está enamorado. Lo que te dije fue un truco. El rey está convencido de este discurso. Entrega su esposa y su imperio a su hijo, y se retira a Babilonia, donde funda una ciudad de su nombre en el borde del Eufrates. El murió allí. Así es como el médico adivinó y curó el amor del joven príncipe ( 07 ).

19. Sin embargo, cuando vivía con su primer marido, Stratonice tuvo un sueño en el que Juno le ordenó erigir un templo en Hierápolis y la amenazó con las mayores desgracias en caso de desobediencia. La reina al principio no tiene en cuenta este sueño. Pero luego, habiendo caído gravemente enferma, le dice a su esposo, que alivia a Juno y le promete construir un templo para él. Tan pronto como regresó a la salud, el rey la envió a Hierápolis, con una gran suma de dinero y un gran ejército por el costo del edificio y por la seguridad de la reina. Al mismo tiempo, envió a buscar a uno de sus amigos, un joven de gran belleza, llamado Combabus: "Te amo, Combabus", dijo él, "más que cualquiera de mis amigos, y te alabo por tu sabiduría. Y el cariño que siempre me has mostrado. Necesito toda tu lealtad hoy. Te pido que acompañes a mi esposa, que pongas fin a mi negocio, ofrezcas sacrificios y comandes mi ejército. A tu regreso, te llenaré de honores. Ante estas palabras, Combabus le ruega al Rey que no le imponga este viaje y que no le confíe cosas que están demasiado por encima de sus méritos: tesoros, una reina, una empresa sagrada. Temía especialmente los celos del rey por Stratonice, a quien iba a tomar solo.

20. Como el Rey no desea rendirse, Combabus recurre a nuevos procedimientos y le pide que le conceda siete días de retraso, después de lo cual saldrá libre de asuntos urgentes que deberá resolver. Lo obtiene y, al regresar a casa, se tira al suelo, lamentando su desgracia: "Desafortunado", dijo él, "¡ese es el fruto de mi fidelidad! Viaje fatal, que preveo el final! ¡Tan joven, acompaña a una mujer tan guapa! Alguna desgracia terrible debe venir a mí si no elimino de mí ninguna causa de desgracia. Tomemos una resolución vigorosa que me librará de todo temor. Dicho esto, se convierte en un eunuco, deposita lo que ha atrincherado en un pequeño jarrón con mirra, miel y algunos aromáticos, sella todo con su anillo y cura su herida; luego, cuando se ve capaz de emprender el viaje, se acerca al rey, en presencia de toda la corte, le presenta el jarrón y le dice: "Señor, este jarrón fue de toda mi casa el tesoro más precioso". Estoy profundamente apegado a ello En el punto de emprender un largo viaje, le confío el depósito. Guárdelo en un lugar seguro, para mí es más caro que el oro, y lo considero igual a la vida. Asegúrate de que cuando regrese pueda encontrarlo intacto. El rey lo toma, lo sella con un nuevo anillo y se lo da a sus mayordomos.

21. Combabus, desde este momento, se embarca en su viaje a salvo. Llegados a Hierápolis, comenzaron a construir el templo, y tres años estaban desempleados en este trabajo. Durante este intervalo, lo que le sucedió a Combabus fue por temor. Stratonice, que vivía constantemente con él, se enamoró de ella, y su pasión se degeneró gradualmente en furia. Los habitantes de Hierápolis afirman que fue un efecto del poder de Juno, que quería hacer explotar la virtud de Combabus y castigar a Stratonice por haber sido tan difícil hacer que construyera su templo.

22. Primero, la reina pone algo de reserva en ella y oculta su amor. Pero el mal solo aumenta con el secreto, deja que su dolor estalle públicamente, llorando todo el día, llamando a Combabus, Combabus, que es todo para ella. Al final, sin saber qué hacer a continuación, está buscando una oportunidad decente para una admisión. Pero como no quiere confiar en nadie, o por modestia descubrir su propio amor, se imagina que se emborrachará para lograr sus fines. En efecto, con el vino penetra la audacia; un rechazo, en este estado, no tiene nada que humillar, y todo lo que uno hace desaparece en el olvido; Este plan adoptado, lo ejecuta. Después de la cena, ella va a la habitación donde dormía Combabus, le suplica, se arrodilla y le confiesa su pasión. Este último recibe esta confesión con dureza, rechaza la cosa y le reprocha su intoxicación. Stratonice amenaza con luchar contra ella misma en las últimas extremidades. Asustado, Combabus le dice qué es, le cuenta su aventura y le muestra toda la verdad. En este aspecto inesperado, Stratonice calma un poco su furia; sin embargo, no olvida por completo su amor y pasa todos sus momentos con Combabus, el único consuelo de una pasión insatisfecha. Tales amores todavía se ven hoy en Hierápolis. Las mujeres se enamoran de Gales, que, por su parte, se vuelven frenéticas con ellas; nadie es celoso Miramos este amor como sagrado.

23. Lo que está sucediendo en Hierápolis entre Combabus y Stratonice pronto llega a los oídos del rey. Muchos informantes, que regresan a Asiria, testifican contra los dos amantes y le cuentan al rey toda esta intriga. El monarca, lleno de rencor, no espera a que se termine el trabajo, lo llama Combabus. Otros afirman, pero no es probable, que Stratonice, al ver rechazadas sus oraciones, se escribiera a su marido para acusar a Combabus de haber intentado su honor; y lo que los griegos cuentan de Sthenobeus y Phaedrus de Crete, dicen los asirios de Stratonice. Para mí, no creo que Sthenobee o Phedre hayan hecho algo como esto, especialmente Phèdre, si ella amó a Hippolyte. Pero deja estas cosas por lo que son.

24. Tan pronto como la orden del rey llegó a Hierápolis, y cuando Combabus tuvo su causa para su retiro, partió en silencio, seguro de tener suficiente para justificarse. Tan pronto como llega, el rey lo tiene expulsado y encarcelado. Luego, ante sus amigos, que estaban con él cuando envió a Combabus, le reprocha su adulterio y su pasión criminal y, en su pasión, lo acusa, en nombre de la confianza y la amistad traicionadas. haber cometido tres delitos: adulterio, abuso de confianza, impiedad hacia la diosa que se escandaliza por él, en el preciso momento en que le estaba levantando un templo. Varios testigos testifican que vieron a los dos amantes en los brazos del otro, y todos concluyen que Combabus debe ser condenado a muerte, ya que ha cometido delitos dignos de la pena capital.

25. Hasta entonces permanece impasible, sin decir una palabra. Pero al ver que estaba a punto de ser llevado a la ejecución, rompió el silencio y pidió el depósito que dejó, agregando que no fue por insulto al rey ni por adulterio que fue condenado a muerte. pero con el fin de apropiarse del tesoro que confió al príncipe en su partida. Inmediatamente, el rey llama a su mayordomo y le ordena que le entregue lo que se le ha encomendado. Traemos el jarrón; Combabus quita el sello, muestra lo que contiene y, mostrando el estado en el que se redujo: "Rey", dijo, "temía lo que me estaba pasando; Cuando me querías en este viaje, me negué a ir allí. Sus órdenes me hicieron una necesidad, he hecho este acto útil a mi soberano, triste por mí mismo. Y, sin embargo, me acusan de un crimen del cual un hombre, verdaderamente un hombre, puede ser el único culpable. Ante estas palabras el rey guarda silencio con estupor; Luego, besándola con lágrimas: "¡Combabus! exclamó: "¿Por qué hiciste esta indignación? ¿Por qué, solo de todos los mortales, cometiste esta extraña acción contigo? No puedo aprobar, desafortunado, el castigo que te impusiste. Quisiera a los dioses que no hubieras sufrido, y que yo no hubiera visto! Pero, dado que la divinidad lo ha ordenado, te debo, por tu primera venganza, la muerte de tus calumniadores, los ricos regalos, el oro tanto como desees, el dinero en tus manos. Asiria, caballos reservados para los reyes. Irás a casa sin ser anunciado, y nadie se irá de mi presencia, aunque yo estaría durmiendo con mis esposas. Lo que el rey dice que hace. Los calumniadores son ejecutados; Combabus está lleno de ricos regalos, el rey redobla su amistad para él, y ninguno de los asirios parece haberlo igualado en sabiduría y felicidad.


26. Algún tiempo después, pidió permiso para ir y terminar lo que quedaba del templo que había dejado imperfecto. Siendo enviado allí por segunda vez, lo completa y pasa el resto de sus días allí. Para honrar su virtud y generosidad, el rey le permite tener una estatua de bronce levantada en el templo. De hecho, se levanta un Combabus de bronce, obra de Hermocles de Rodas. La forma es la de una mujer, y la ropa de un hombre. Se dice que sus amigos más íntimos, deseando consolarlo en su desgracia, vinieron a compartirlo; se hicieron eunucos, y convivieron con él. Otros involucran a los dioses en este asunto; se dice que Combabus fue amado por Juno, quien puso en la cabeza de varios hombres la idea de castrarse, para que no tuviera la pena de estar solo privado de su virilidad.

27. Una vez que se introdujo esta costumbre, se perpetúa, y cada año un gran número de hombres jóvenes se reducen al estatus de mujer, ya sea para consolar a Combabus o para complacer a Juno. Tan pronto como son eunucos, ya no usan ropa de hombre, sino ropa de mujer, y se aplican a las obras de este sexo. A Combabus se le atribuye la causa de este cambio de ropa, y esto es lo que. Una mujer extranjera, que había venido a asistir a un festín solemne, viéndolo con ropa de hombre y tan guapo, se enamoró locamente de ella, y cuando supo que él era un eunuco, se entregó a la muerte. Combabus, lamento ser tan infeliz en el amor, se vistió como una mujer para evitar que otra cayera en el mismo error. Es por eso que Gales se viste de mujer. Pero eso es suficiente en Combabus. Hablaré más a fondo de Gales, de su castración, es decir, de la manera en que se castran, de su modo de entierro y de por qué nunca entran al templo. Pero antes de eso tengo la intención de hablar de la posición y la grandeza de este templo, y esto es lo que digo al respecto.

28. El sitio donde se construyó es una colina; Está situado exactamente en el centro de la ciudad, y está rodeado por dos paredes. Una de estas dos paredes es antigua, la otra no es mucho antes de nuestro tiempo. Las propilasas están situadas en el lado del viento de Boreas, con alrededor de cien brazas de ancho, y debajo de ellas se colocan falos erigidos por Baco a una altura de treinta brazas. En uno de estos falos, un hombre monta dos veces al año, y permanece en la parte superior del falo durante siete días. La razón de este ascenso es la siguiente: la gente está convencida de que este hombre, desde este lugar elevado, conversa con los dioses, exige la prosperidad de toda Siria y que escuchan su oración más de cerca. Otros piensan que esto se hace en honor a Deucalion, y como un recuerdo de este triste evento, cuando los hombres huyeron de las montañas y treparon a los árboles por temor a las inundaciones. Pero eso no me parece creíble; Me parece que lo hacen en honor a Baco. Aquí es en lo que se basa esta conjetura: todos los que establecieron falos en Baco colocaron a los hombres de madera sobre estos falos. Por qué ? No lo se Entonces me parece que es imitar al hombre que sube.

29. Ahora, aquí está cómo lo hace. Pasa una gran cadena alrededor del falo y su cuerpo; luego se sube con pedazos de madera que sobresalen del falo, y lo suficientemente grande para que él ponga su pie sobre él. Mientras se levanta, levanta la cadena con él, mientras los conductores del tanque levantan las riendas. Si nunca hemos visto esto, no es lo que hemos visto. palmeras, ya sea en Arabia, Egipto o en otros lugares; entendemos lo que quiero decir. Al final de su viaje, nuestro hombre deja caer otra cadena que lleva sobre él, y mediante esta cadena que es muy larga, extrae de él todo lo que necesita: madera, ropa, utensilios; Él arregla con todo esto un hogar, una especie de nido, se sienta allí y se queda allí el tiempo del que hablé. La multitud que viene trae algo del oro, otros dinero, otros cobre; estas ofrendas se ponen ante él, y se retiran, cada una de las cuales dice su nombre. Otro sacerdote se queda allí, repitiendo sus nombres, y cuando los escucha, hace una oración para todos. Mientras ora, toca un instrumento de bronce, que hace un sonido fuerte y fuerte. El hombre no duerme. Si se dejaba dormir, se dice que un escorpión se le acercaría y lo despertaría con una picadura dolorosa. Tal es el castigo adjunto a su sueño. Lo que se dice del escorpión es santo y divino; pero es realmente cierto? No puedo decirlo. Me parece que hay suficiente para mantener a un hombre despierto, cuando uno tiene miedo de caer tan alto. Eso es suficiente sobre las personas que escalan el falo.

30. El templo mira al sol naciente. Por su forma y estructura, se asemeja a los templos construidos en Ionia. Una alta base de dos brazas se eleva desde el suelo; es sobre esta base que el templo está sentado. Se sube por una escalera de piedra de poco ancho. Al entrar, nos admiramos ante la vista de la corte: las puertas son de oro; En el interior, el oro brilla por todos lados, estalla en toda la bóveda. Hay un olor dulce como el de que se dice que Arabia está perfumada; desde lo más lejos que llegamos, respiramos este delicioso aroma, y ​​cuando salimos de él, no te deja, penetra profundamente en la ropa y siempre guardas el recuerdo.

31. Dentro, el templo no es simple; pero allí tenemos otro recinto: lo subimos unos pocos pasos; No tiene puerta, pero está abierta a todos los interesados. Todos pueden entrar al gran templo; pero solo los sacerdotes son admitidos en el santuario, y no todos los sacerdotes: la entrada está permitida solo para aquellos que se presume están más cerca de los dioses, y están encargados del servicio interior del templo. Se colocan las estatuas de Juno y Júpiter, a las que dan otro nombre. Estas dos estatuas son de oro y, sentadas, Juno sobre leones, Júpiter sobre toros, La estatua de Júpiter representa perfectamente a este dios: es su cabeza, su traje, su trono; Nos gustaría que no pudiéramos tomarlo por otro.

32. Juno ofrece a los ojos una mayor variedad de formas: en general, es Juno; pero hay en ella las características de Minerva, Venus, la Luna, Rhea, Diana, Némesis y los destinos. En una mano sostiene un cetro, en la otra una rueca. Su cabeza, coronada de rayos, lleva una torre y está ceñida con la diadema, de la que solo suele decorarse la frente uraniana. Sus prendas están cubiertas de oro, con piedras infinitamente preciosas, algunas blancas, otras de color agua, un fuego grande y multicolor: son sardoins-onix, jacintos, esmeraldas, que le traen a los egipcios. Los indios, los etíopes, los medos, los armenios y los babilonios. Pero el objeto que merece más atención es el que voy a decir. Esta estatua lleva en su cabeza un diamante que se llama la lámpara. Este nombre proviene de su efecto. Él arroja un brillo brillante durante la noche, que el templo está iluminado por antorchas; en el día, esta claridad es mucho más débil; La piedra aún conserva parte de su fuego. Todavía hay otra maravilla en esta estatua. Si miras su cara, ella te mira a ti; Si te vas, sus ojos te siguen. Si otra persona experimenta lo mismo por otro lado, la estatua hace lo mismo por ella.

33. Entre estas dos estatuas, vemos un tercio igualmente de oro; pero ella no tiene nada como los otros dos. Su forma no es propia de ella, sino de la de otros dioses. Los asirios lo llaman Semeion, sin ninguna otra designación particular. Dicen ni su origen ni lo que presenta. Algunos creen que es Baco, el otro Deucalion, otros Semiramis. De hecho, en su cabeza cuelga una paloma dorada, emblema, que la hace tomar por la estatua de Semiramis. Se baja dos veces al año al mar, para ir a buscar agua, como he dicho.

34. Cuando uno entra en el templo, a la izquierda, encuentra un trono reservado para el Sol, pero la figura de este dios no está allí. El Sol y la Luna son las únicas deidades cuyas imágenes no muestran. ¿Por qué actúan así? Esto es lo que yo sabía. Dicen que es permisible representar a los otros dioses, porque no se manifiestan a la vista de los hombres, mientras que el Sol y la Luna brillan en todos los ojos, y que todos pueden verlos. ¿Por qué entonces hacen las estatuas de divinidades que aparecen en el cielo?

>35. Luego viene un trono en el que vemos la estatua de Apolo, pero no como lo suele representar. >Todos los demás pueblos consideran a Apolo como un hombre joven y lo representan en el mejor momento de la vida. >Solamente los sirios representan en sus estatuas barbadas a Apolo; >aplauden gran parte de esta costumbre, y culpan a los griegos, así como a las otras naciones, que se creen un Apolo propicio bajo la apariencia de un niño. >Ahora, aquí está su razón: es, según ellos, una ignorancia extrema para dar a los dioses formas imperfectas y, en su opinión, la juventud es una edad imperfecta. >Hay otra singularidad en su Apolo: él está vestido; >Ellos son los únicos que lo representan así.

>36. Todavía podría decir mucho sobre estas diferentes obras, pero insisto en lo que me parece más maravilloso, y hablaré inmediatamente de oráculos. >Hay muchos oráculos en Grecia, Egipto, Libia; >también hay muchos en Asia; >pero las divinidades de estos países hablan solo a través de la boca de sus sacerdotes y sus profetas. >El Apolo sirio se mueve solo, y rinde sus oráculos. Aquí está cómo. Cuando quiere hablar, comienza a moverse en su trono. Inmediatamente los sacerdotes lo sacan. Si no lo eliminan, suda y se mueve más y más. Cuando lo llevan en sus hombros, los gira sobre sí mismos y se mueven de un lugar a otro. Finalmente, el sumo sacerdote se presenta ante él y le dirige todo tipo de preguntas: si el dios lo desaprueba, retrocede; si él lo aprueba, hace que los porteadores caminen hacia adelante y los guía como si fueran riendas. Así es como uno recoge sus oráculos, sin los cuales uno no emprende nada sagrado o particular. Él hace predicciones relacionadas con el año y todas las estaciones; indica el tiempo y el estado; él anuncia a qué hora debe hacer Semeion el viaje del que he hablado.

37. Voy a informar otro milagro que ha hecho en mi presencia: los sacerdotes, habiéndolos tomado sobre sus hombros, lo usaron como siempre, los dejó allí y se levantaron solos en el aire.

38. Siguiendo la estatua de Apolo, vienen las de Atlas, Mercurio e Ilithye.

39. Estas son las estatuas dispuestas en el interior del templo. Afuera hay un gran altar de bronce, alrededor del cual hay miles de estatuas de bronce, que representan a dioses y héroes. Hablaré de los más importantes. A la izquierda del templo se encuentra la estatua de Semiramis, que muestra el edificio de la mano derecha. Por eso hicimos esta estatua. Semiramis había prescrito por ley, a todos los pueblos que habitan en Siria, reverenciarla como una diosa y hacer caso omiso de otras deidades, ni siquiera de Juno. Los sirios obedecen; Pronto, el cielo se derrite sobre ellas enfermedades, desgracias, sufrimientos; Semiramis regresa de su locura, se confiesa mortal y ordena a sus súbditos que regresen a Juno. Por eso está representada en esta actitud: ella indica que uno debe rendirle homenaje a Juno, que es una diosa, y no a ella.

40. He visto en este recinto las estatuas de Helena, Hecuba, Andromache, Paris, Hector y Achilles. También vi la estatua de Nires, hijo de Aglae; Philomela, Procne, todavía mujeres; Terrible, ya transformado en ave; otra estatua de semiramis; el de Combabus, del cual he hablado; Una de Stratonice, perfectamente hermosa, y una de Alexander, muy similar. Al lado hay uno de Sardanapale, pero en otra forma y otra ropa.

41. En la corte pastan bueyes salvajes, caballos, águilas, osos y leones. No hacen daño a nadie; Todos son consagrados y privados.

42. Hay muchos sacerdotes; algunos matan a las víctimas, otros llevan libaciones, otros se llaman pirofares ( 08 ) y algunos asistentes. En mi presencia, había más de trescientos que acudieron a los sacrificios. Sus ropas son blancas, y tienen un sombrero de fieltro en la cabeza. Cada año, se nombra un pontífice; Él es el único que está vestido de púrpura, con una tiara dorada.

43. Luego hay una multitud de personas vinculadas al culto: flauta y antorchas, Gales, mujeres furiosas y fanáticas.

44. El sacrificio se celebra dos veces al día; todos están asistiendo Se sacrifica a Júpiter en silencio, sin canciones ni flautas; pero cuando se inmola en Juno, cantas, tocas la flauta, tocas serpientes de cascabel. No fue posible decirme exactamente por qué.

45. A una corta distancia del templo, hay un lago en el que se alimenta una gran cantidad de peces sagrados de todo tipo. Algunos se han vuelto enormes. Tienen nombres, y vienen cuando son llamados. Vi uno entre ellos que tenía un adorno de oro; era una joya unida a su aleta; Lo vi a menudo con su joya.

46. ​​La profundidad de este lago es muy considerable; No la probé, pero me dijeron que tenía al menos doscientas brazas. En el medio se alza un altar de mármol. A primera vista, parece que flota en el agua, y la multitud piensa que sí; pero creo, por mi parte, que el altar está apoyado en una columna alta. En todo momento está coronado de guirnaldas, y el incienso fuma incesantemente. Muchas personas, coronadas de flores, nadan allí todos los días para rezar.

47. Todavía hay grandes solemnidades en este templo. Se llaman descensos al lago, porque en estas festividades todas las estatuas de los dioses descienden a las orillas del lago, Juno llega primero para salvar a las ovejas, y no sea que Júpiter las vea primero; porque si sucediera, todos morirían. Júpiter, sin embargo, viene a verlos, pero Juno se para ante él, le impide mirarlos y, a fuerza de ruegos y ruegos, ella lo despide.

48. Las más grandes de estas solemnidades son las que se celebran a la orilla del mar. No puedo decir nada seguro, ya que no fui allí y no lo hice. Nunca probé este viaje; pero he visto lo que se hace en la declaración, y lo informaré. Cada persona lleva un jarrón lleno de agua, sellado con cera. Uno no rompe el sello por sí mismo para esparcir el agua, pero hay un gallo sagrado ( 09 ) que vive cerca del lago: recibe los jarrones, examina el sello, recibe un salario, levanta el enlace y rasguña la cera ; Esta oficina vale una gran cantidad de minas para este gallo. Luego llevaremos el jarrón en el templo donde hacemos la libación. La fiesta termina con un sacrificio, después del cual todos se retiran.

49. Pero de todas las fiestas que he visto, la más solemne es la que celebran a principios de primavera. Algunos lo llaman la pira, y los otros la lámpara. Aquí es lo que se practica allí. Cortamos árboles grandes; se erigen en el patio del templo; Traemos cabras, ovejas y otros animales vivos que están suspendidos de los árboles. El interior de la pira está lleno de aves, vestimenta, oro y plata. Una gran multitud está llegando a este festival, desde Siria y todos los países circundantes; Cada pueblo trae sus dioses y las estatuas que han hecho a su semejanza.

50. En los días marcados, la multitud se reúne en el templo. Un gran número de Gales, y los hombres consagrados mencionados, comienzan las ceremonias, cortando sus brazos y dándose la espalda unos a otros. Durante este tiempo, muchos músicos, con ellos, tocan la flauta, el tambor, cantan versos inspirados y canciones sagradas. Estas ceremonias tienen lugar fuera del templo: los que las practican no entran.

51. Es en estos mismos días que se hacen Gales. Mientras que el resto toca la flauta y celebra las orgías, algunos se enojan, y muchos, que habían venido solo para ver, se entregan a lo que voy a decir. El joven, decidido a hacer este sacrificio, tira su ropa, avanza en medio de la asamblea con fuertes gritos, se apodera de un machete reservado, creo que, para este uso durante muchos años, se está ahogando. y recorre toda la ciudad sosteniendo en su mano lo que cortó. La casa, sea lo que sea, donde tira lo que sostenía, le proporciona ropa y adornos de mujer. Esto es lo que sucede para la castración.

52. Cuando Gales está muriendo, sus funerales no son como los de otros hombres. Una vez muerto Galle, sus colegas se lo llevan y lo llevan a uno de los suburbios: allí lo depositan con la cerveza en la que lo han traído, lo cubren con piedras y se van. Solo después de siete días regresan al templo. Si vuelven antes, cometen sacrilegio.

53. Aquí están las reglas que observan al respecto. Quien haya visto a una persona muerta no viene al templo ese día; Al día siguiente regresa solo después de haberse purificado. En cuanto a los padres de los fallecidos, pueden acercarse a los misterios solo después de abstenerse durante treinta días y afeitarse la cabeza. Antes de eso, no se les permite entrar.

54. Las víctimas que sacrifican son toros, novillas, cabras y ovejas. El cerdo es el único animal con el que se ven impuros: no se sacrifican y nunca comen. Los otros animales, lejos de ser impuros, se consideran sagrados. De todas las aves, la paloma es la que les parece la cosa más sagrada: una defensa está hecha para tocarla, y los que la tocan involuntariamente son impuros durante todo ese día. Así que esta ave se queda con los hombres, entra en las casas y casi siempre come en el suelo.

55. Ahora diré lo que hacen los que asisten a estas ceremonias. Cuando un hombre quiere ir a Hierápolis, se afeita la cabeza y las cejas, luego sacrifica una oveja, corta la carne y se la come. Después de lo cual extiende la piel en el suelo, se arrodilla y levanta sobre su cabeza la cabeza y los pies del animal; al mismo tiempo, hace una oración, en la que pide a los dioses que reciban favorablemente su sacrificio y les promete uno más magnífico a partir de entonces. Una vez finalizada la ceremonia, se pone una corona en la cabeza y en todos aquellos que deben acompañarlo en su viaje, luego sale de su casa para comenzar el camino. Todo el tiempo que está en el camino, usa solo agua fría, ya sea para su bebida o para sus baños. Y duerme todas las noches en la tierra, ya que no se le permite subir a la cama hasta que haya completado su peregrinación y haya regresado a casa.

56. Cuando llega a Hierápolis, se aloja con un huésped que no lo conoce; De hecho, hay anfitriones públicos instituidos para cada ciudad, y cada uno recibe su propio país. Los asirios los llaman instructores porque dan todas las instrucciones necesarias.

57. Los que llegan no se sacrifican en el recinto sagrado; pero cuando presentan a la víctima al altar y derraman las libaciones, la devuelven a su morada, la inmolan en particular y hacen las oraciones necesarias.

58. Hay otra forma de sacrificar; aquí está. Coronamos a las víctimas vivas, luego las arrojamos desde lo alto de las propilareas y mueren por su caída. Hay algunos que, por lo tanto, apresuran a sus propios hijos, no como animales, pero encerrados en una bolsa. Los llevan al templo de la mano, y son invectivos contra ellos en el camino, diciéndoles que no son niños, sino bueyes.

59. Todos se divierten con picaduras, ya sea en las manos o en el cuello, y es por eso que todos los asirios tienen estigmas.

60. Tienen otra costumbre, que solo les es común a otras personas de Grecia, los habitantes de Trezene. Les contaré lo que está pasando en estos lugares. Los habitantes de Trezene han creado una ley que prohíbe a las niñas y los jóvenes casarse antes de cortarse el cabello en honor a Hippolyte. La misma ley también existe en Hierápolis. Los jóvenes también dedican los primeros frutos de sus barbas. Se ha permitido que el cabello de los niños crezca desde su nacimiento, para consagrarlo a los dioses; cuando han llegado al templo, se cortan, se ponen en vasijas de plata, y algunas veces en oro, que se atan con clavos; Ponemos el nombre de cada niño en el jarrón y nos vamos. Todavía hay en el templo mi cabello y mi nombre.

( 01 ) Belin de Ballu y varios intérpretes de Luciano dudan de la autenticidad de este diálogo, escrito en el dialecto jónico. Wieland y otros críticos autorizados consideran a Lucien como el autor. Hay muchas imitaciones del estilo de Heródoto, cuyo autor a veces parece burlarse.
( 02 ) Strabo nos dice que su primer nombre fue Edesse o Bambycé . Según Plinio el Viejo, libro V, cap. XXXIII, los sirios dieron a esta ciudad el nombre de Magog .
( 03 ) El nombre de Hercules tirio se deriva de la palabra fenicia haroket , que significa comerciante .
( 04 ) Voy. Teócrito, idilio XV; y la disertación del Abbe Banier en las Memorias de la Academia de Inscripciones y belles-Lettres , CIII., pág. 98.
( 05 ) Ver Herodoto, Clio , CXIX; Justin, libro XVIII, cap. Ateneo, libro XII, § 11; Elien, hist. div., libro IV; Pomponio Mela, libro I, cap. VIII.
( 06 ) Los nervios tensos.
( 07 ) Cf. Plutarco, Vida de Demetrio , traducción de A. Pierron, t. IV, p. 208 y siguientes; Aristéneto. libro I, letra XIII; Guizot. Estudios de Bellas Artes , p. 412. El autor aprecia la pintura de Gerard de Lairesse, cuyo tema es Antíoco, enfermo que recibió de su padre la mano de Stratonice. Esta pintura se encuentra actualmente en el museo de amsterdam.
( 08 ) Puertas cortafuego.
( 09 ) Pasaje polémico. Paulmnier de Grentemesnil y Belin de Ballu afirman que Γάλλος debe sustituirse por Αλεκτρυών, que es el error de un copista ignorante. Seguimos la lección ordinaria, adoptada por Wieland. Este eminente crítico ve en esta ave bien entrenada un instrumento del engaño de los sacerdotes de Juno.

Biblioteca de Anarkasis